Estamos asistiendo a un hecho relevante para la Salud Pública de nuestro país. El Proyecto de ley sobre Medicamentos que m...
borrando con el codo lo escrito hace décadas y más bien castigándolas al permitir la instalación de Almacenes Farmacéutico...
Se vincula a lo anterior, la falta de gestión del sistema público con todo lo relativo a medicamentos donde se han "perdid...
5.- CALIDAD EN SALUD Y POLÍTICA DE MEDICAMENTOSEn el año 2005, se elaboró con amplia participación una Política de Medicam...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Declaracion Colegio de Químicos Farmacéuticos de Chile

310 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
310
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
13
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Declaracion Colegio de Químicos Farmacéuticos de Chile

  1. 1. Estamos asistiendo a un hecho relevante para la Salud Pública de nuestro país. El Proyecto de ley sobre Medicamentos que modificael Código Sanitario, lejos de producir algunos ajustes o modernizar la Gestión de Salud creemos contiene medidas sin coherenciareal con la Salud Pública actual, he incluso su plena aprobación podría engendrar mayores problemas, siendo estos los másrelevantes.DEL FUNCIONAMIENTO DE LAS FARMACIAS1.- En el artículo 129B Se plantea que la Farmacia podría colocar los medicamentos de venta directa en góndolas, anaqueles,dispensadores, etc. La finalidad de las góndolas es exhibir productos "para elegir", pero ¿qué productos irán en góndolas?, ¿decuántos estamos hablando?, ¿será obligatorio para las farmacias contar con todos ellos? Es decir, si el mercado ofrece más de 20marcas de paracetamol comprimidos 500 mg, ¿la farmacia deberá colocar los 20?, ¿y así con cada otra especialidad farmacéutica?Si a la farmacia no se le puede obligar a tenerlos todos, entonces es tan simple como que la farmacia coloque solo un producto, demodo que la elección se torna imposible. Si la autoridad quisiera exigir a lo menos uno o dos del mismo tipo, resulta inoficiosoporque la venta se dirige según el precio del producto obviamente hacia aquellos que tengan el menor precio. Si a una empresa leinteresa vender A pero la obligan a tener B y C, entonces el precio de B y C será superior al de A.Cada farmacia intentará exhibir lasmarcas propias, acentuándose la integración vertical en desmedro de la libre competencia. ¿O acaso se va dictar una ley de fijaciónde precios?2. Se agrega al Artículo 3 respecto a la transparencia de precios, que ya es exigible: todo producto farmacéutico que se expenda alpúblico deberá indicar en su envase su precio de venta. Ponerle precio a cada caja es un retroceso, ya que hoy por la ley delconsumidor tenemos precios en listados impresos o en un computador para que la gente pueda acceder. Ni los supermercadostienen marcado cada producto.¿Este problema solo afecta a los medicamentos? Entonces, ¿por qué no la hacen obligatoria paratodos los productos que existen en el mercado?Con esta iniciativa, el problema se reduce solo a fiscalizar un tema de orden económico y no de salud, ¿deberán los fiscalizadores delas SEREMIS de Salud o del ISP asumir una función que corresponde a economía?Además, queremos recordarles que en todas las negociaciones con USA respecto al TLC siempre se argumentó que a Salud no lecorrespondía asuntos económicos, ¿cómo se explicaría este viraje?DEL ACCESO A MEDICAMENTOS1.- Se propone en el artículo 129 autorizar Almacenes Farmacéuticos sin restricción geográfica.Los Almacenes Farmacéuticos fueron concebidos para dar un servicio en aquellos lugares con menos de 10.000 habitantes dondefuera difícil contar con una farmacia, buscando facilitar el acceso a los lugares geográficamente alejados o aislados.Por no haberprofesionales, se le permite ser dirigido por un Práctico de Farmacia. Su listado de medicamentos obligatorios consiste enmedicamentos de venta directa más un listado básico de urgencia para ser expendido contra receta. Con menos productos y sinobligaciones como los turnos que significan mayor gasto en infraestructura y personal, su inversión es menor. Posteriormente lagran dificultad que surgió para su instalación, era contar con prácticos de Farmacia que pudieran ser responsables del local ya que seles exigía que tuvieran 10 años de experiencia. El Colegio Farmacéutico para resolver este problema cuando se discutió hace 4 añosestuvo de acuerdo en reducir los años a la mitad para que se pudieran instalar los Almacenes Farmacéuticos que faltan en los puntossin atención.El permitir la instalación de Almacenes Farmacéuticos en cualquier lugar ¿de qué forma soluciona el problema de la personas delocalidades aisladas que no representan interés económico para los inversionistas?Esta medida provocara la inminente migración de los Almacenes Farmacéuticos hacia las grandes urbes, resultando ser una iniciativacontraria al espíritu que inspiro la creación de éstos. Con esta propuesta queda al descubierto un desconocimiento irresponsable denuestra historia en Salud Pública, siempre en búsqueda de soluciones para los habitantes de las localidades más abandonadas,
  2. 2. borrando con el codo lo escrito hace décadas y más bien castigándolas al permitir la instalación de Almacenes Farmacéuticos, ensectores en donde no existe un problema de acceso a medicamentos. Es más estos Almacenes Farmacéuticos, se concentraríandonde ya existen cadenas, las cuales ya están preparadas, para eso compraron Pre Unic o Maicao y además estarían dispuestas atrasformar algunas farmacias en almacenes por sus menores costos. Con ello estaríamos entregando en Chile serviciosfarmacéuticos de menor nivel, afectando a muchos enfermos crónicos cuyos medicamentos no están en petitorios de AlmacenesFarmacéuticos y que tendrían más dificultad para encontrar farmacias.2.- Además el ejecutivo buscar autorizar a otros locales (art. 129C) para expender medicamentos de venta directa, indicando quepodrían ser una solución para estos lugares alejados.Dado que los productos de venta directa representan solo el 16% del arsenalterapéutico, esta medida no es ninguna solución y lo demuestran las estadísticas de las farmacias móviles que actualmentefuncionan en algunos de estos lugares, donde el 90% de lo que venden son medicamentos sujetos a prescripción médica (conreceta), lo que demuestra que la mayor necesidad de la gente corresponde a medicamentos para tratamiento o prevención deenfermedades crónicas.La autorización de otros locales, para vender medicamentos de venta directa, busca romper la concentración del mercadofarmacéutico que está en poder de 3 grandes cadenas de farmacias, así el ejecutivo está haciéndose parte de crear a lo sumo 3nuevos competidores (CENCOSUD, UNIMARC- WALLMART) que tendrán como efecto final un reordenamiento en las ventas y en lasutilidades de las empresas, sin beneficios para los consumidores ni en precio ni en acceso.Es además totalmente previsible que si las farmacias pierden mercado en los productos que se incorporen a un nuevo grupoeconómico, se verán obligadas a compensar dicha merma aumentando el precio de productos en los que tengan la exclusividad delmercado. Lo cual sumado a la incorporación de góndolas, precios marcados etc, medidas sin un claro beneficio de Salud Pública,finalmente colocarían a las Farmacias en un grave problema de subsistencia, en especial a las independientes de las cadenas (pyme).Consideramos que lo que necesita la Salud Pública son Farmacias, y en los lugares de difícil acceso Almacenes Farmacéuticos oFarmacias móviles.Ponemos la señal de alerta en que la falta de iniciativas concretas que se cimenten en un conocimiento de salud pública, seránconstruidas con una mirada simplista y utilitaria en beneficio de intereses económicos. Hemos planteado insistentemente que losproblemas de salud no pueden quedar supeditados a intereses mercantilistas, pero vemos que se pretenden instalar veladamentepor el sector económico bajo el aval del Ministro de Salud.FISCALIZACION Y FARMACOVIGILANCIA1- Creemos que el sistema hoy ya estásobrepasado y no puede ser fiscalizado en forma adecuada. Los fiscalizadores no alcanzan acubrir más de una visita anual por Farmacia. Hay denuncias de ventas clandestinas de establecimientos que venden productoscontrolados de forma ilegal, sin contar con la nula o baja fiscalización al sector público. ¿Cómo podrán autorizar y fiscalizar el triplede locales si no se ha contemplado en la ley el aumento de fiscalizadores yque ni siquiera están incluidos en su presupuestopróximo?. Además asuntos como la verificación de precios, las góndolas, etc., la Contraloría ya estableció que no son competenciade Salud, sino que de Economía.2.-El gobierno ha declarado, que con esta medida va a legalizar varios locales que funcionan ilegalmente, a lo cual le vemos bajaposibilidad ya que 90% de estos locales no cumple ni con el mínimo de las exigencias sanitarias de los locales que expendenmedicamentos como aire acondicionado para temperatura máxima, pisos lavables, no elaborar comidas, baños… por nombraralgunas, sin posibilidad de fiscalización, cierre o castigo porque nunca han sido autorizados.3.- La masificación de INTERNET ha favorecido las vías circulación ilegal, en el país, con productos que han sido restringidos oprohibidos por su potencial daño a la salud, ejemplo de ello son los medicamentos potencialmente abortivos y las cápsulas paraadelgazar. También tenemos preocupación por la venta de tranquilizantes, de hecho el año pasado hicimos gestiones ante laautoridad para bajar un sitio que las promovía y esta es una preocupación de todo el sistema internacional de control deestupefacientes.
  3. 3. Se vincula a lo anterior, la falta de gestión del sistema público con todo lo relativo a medicamentos donde se han "perdido " sin máspor ej.10.000 unidades de productos controlados en dos regiones y no vemos que se adopten medidas globales en los problemas defugas de los medicamentos, qué podrían potencialmente alimentar el comercio informal, de hecho el 80% de los que encontramosen ferias son envases clínicos que le roban al sistema público.4.-Se suma a lo anterior, según se lee en el proyecto en el art 129C, que se le otorga al ISP la fiscalización de los nuevosestablecimientos.¿Cómo es posible una fiscalización adecuada si el ISP no tiene presencia territorial?, ¿Cómo enfrentar esto con una autoridadsanitaria ya sobrepasada, cuya materia técnica hasta el momento ha sido más bien la fiscalización de la producción deMedicamentos? Además si observamos los datos de la página del ISP en cuanto acciones de fiscalización prioritarias para defender lasalud pública por ej. la fiscalización y retiro de los medicamentos con fallas de calidad, nos surge la duda de ¿Cuál es la capacidadreal para fiscalizar y ordenar el retiro antes de que los productos sean consumidos por la comunidad, como se mejora esto connuevas responsabilidades?Finalmente nos preocupa que la incorporación de estos nuevos canales de distribución haga crecer la demanda no en base a lasnecesidades de salud, sino a la inducción al consumo, mediante la publicidad, con indicaciones explícitas o veladas que no sonsiempre las aprobadas. Además en nuestro país, a las empresas farmacéuticas les es más rentable pagar las multas, si es que se llegaa fiscalizar a tiempo, incorporándose como parte del costo.En resumen, los ministerios de Hacienda, Economía y Salud no han presentado ningún plan o presupuesto para ver cómo van aafrontar las fiscalizaciones inherentes a este proceso que permita no incurrir en un mayor deterioro de la Salud Pública.4.- IMPACTO EN LA SALUD PÚBLICA1.-Tenemos antecedentes de que de Argentina en 10 años de liberalización de medicamentos se estiman 7.000 muertes y más de30.000 hospitalizaciones cada año por implementación de esta medida y aumento del precio de los medicamentos en un 140%. EnEstados Unidos en el año 2000, la morbilidad y mortalidad asociada a medicamentos superó los US$ 177 mil millones de dólaresmientras que el costo de las hospitalizaciones por este motivo alcanzó el 70% del costo total.2.-El Ministerio de Salud posee desde Junio del 2010 un estudio realizado por el doctor y economista, Don Carlos Vasallo llamado"El mercado de los medicamentos en Chile: caracterización y recomendaciones para la regulación económica" donde plantea en lapágina 70 del estudio que: "los Chilenos tenemos una alta tendencia a la automedicación y auto prescripción y no se recomiendala liberalización de los medicamentos ya que sería contraproducente para preservar la Salud Pública".3.-Finalmente el medicamento herramienta irremplazable de la terapéutica actual nunca es inocuo. Dada las medidas que se estántomando es fácil vislumbrar un aumento de intoxicaciones por mal uso, sobremedicación, etc., llevando a un mayor deterioro de lasalud de las personas, sin contar con que las personas al consumir medicamentos de venta directa, pueden enmascarar síntomas osignos de enfermedades, agravando estas. Argumentar que no hay data de intoxicaciones y problemas asociados a ello es tomar eltema a la ligera, ya que al no ser un problema de salud de notificación epidemiológica obligatoria, no es posible medirla y sólo cabeinferirla de la data internacional.4.-Si nos referimos a los datos publicados en la página del CITUC (Centro de Información Toxicológica de la UC) podemos comprobarque las estadísticas de llamadas corresponden a intoxicaciones por Medicamentos en menores de edad.5.-Cabe recalcar además que la aún incipiente Farmacovigilancia liderada por el ISP, es sólo obligatoria para laboratorios, estaademás no reporta el mal uso, sino sólo reacciones adversas.
  4. 4. 5.- CALIDAD EN SALUD Y POLÍTICA DE MEDICAMENTOSEn el año 2005, se elaboró con amplia participación una Política de Medicamentos, que debía ser la guía y complemento no sólo dela calidad de los medicamentos y su gestión, sino que de la calidad de la dispensación ampliada a la Atención Farmaceútica (actoprofesional complementario a la prescripción), todo en vías de asegurar la calidad comprometida en el GES a través de unaadecuada Gestión de la Farmacoterapia (de acuerdo a las recomendaciones OMS), calidad del medicamento, reacciones entre estoscon factores ambientales y alimentos, seguimiento de reacciones adversas, apoyo en la medicación para conseguir adherencia altratamiento, ajuste de dosis, etc. Todas acciones encaminadas a la calidad del tratamiento y a la seguridad del paciente.Si bien es cierto la propuesta del ejecutivo realiza un real avance al respecto incorporando la dispensación y declarando a laFarmacia como un centro de Salud, con lo cual se podría avanzar en la gestión de la Farmacoterapia con gran beneficio para lapoblación,esto contrasta con la liberalización de los lugares de venta sin un soporte farmacoterapéutico real externo, ya que aunqueeste se menciona en el art 129 B, al obligar a las góndolas a referir consulta, los centros de referencia a los que se podría acudir hoy,el ISP, no tienen ese servicio suficientemente instalado.Asimismo en lo referente a la Salud Asistencial, se ve más empeño en legalizar el caos reinante (p.e. "botiquines"), en vez de diseñaruna gestión del Medicamento que nos permita avanzar en la seguridad del paciente, vulnerando sus derechos al no integrar a sutratamiento, lo que hoy la ciencia farmacéutica le puede ofrecer en términos de Gestión Farmacoterapéutica.El tradicional "ahorro" que se ha hecho al no implementar la Gestión Farmacoterapeútica Profesional en los Servicios Asistencialescontrasta con el llamado de la OMS a reforzar estos aspectos, junto al éxito que han obtenido en términos de seguridad e inclusogasto, no sólo experiencias internacionales, sino que en forma local los centros asistenciales nacionales que se han atrevido aprofesionalizar su servicio, avalados por mediciones y estudios, implementando distintos aspectos de ella.Finalmente, el centro de la Política Nacional de Medicamentos debe estar en el destinatario final del medicamento, siendopreocupante que el ejecutivo esté ajeno y confundido respecto de esta realidad, construyendo propuestas que más bien parecen serun engendro concebido con ideas del sector económico, en vez de avanzar hacia una mejor gestión de los recursos y seguridad delpaciente. Sin embargo, el ejecutivo deberá responsabilizarse por este nuevo "Frankenstein" cuyo destino será el de aterrar a losindefensos pacientes que verán cómo sus derechos son vapuleados, entregándoseles a un populista "libre albedrío" para que elijan,no siempre bien informados por la publicidad, entre mercados altamente regulados con una clara orientación en salud o entre elfacilismo e inmediatez que ofrecerán los desregulados mercados que pretende impulsar el ministro Mañalich.DIRECTIVA COLEGIO DE QUIMICOS FARMACEUTICOS DE CHILESantiago, 13 de Mayo 2013

×