   Hace una década la vida de los jóvenes era    muy diferente: las tareas se hacían con base en    libros y se investiga...
   Los datos descubiertos durante esta investigación    sugieren que la Internet lleva a que los niños y    adolescentes ...
   El estudio aviva aún más el debate sobre si la    Internet es una herramienta que puede facilitar el    acceso y enriq...
   internet daña nuestras mentes. Sin    embargo, ante la falta de evidencia y estudios    concretos que nos permitan afi...
   nuestro cerebro es plástico, por lo tanto puede    adaptarse a las circunstancias, las tecnologías y    las formas de ...
   Carr argumenta que esto es resultado de un    proceso mental donde debe evaluar cada uno    de los links de búsqueda y...
La influencia de internet en nuestros cerebros
La influencia de internet en nuestros cerebros
La influencia de internet en nuestros cerebros
La influencia de internet en nuestros cerebros
La influencia de internet en nuestros cerebros
La influencia de internet en nuestros cerebros
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La influencia de internet en nuestros cerebros

166 visualizaciones

Publicado el

he hablado un poco sobre lo que hace el Internet a los jóvenes

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
166
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La influencia de internet en nuestros cerebros

  1. 1.  Hace una década la vida de los jóvenes era muy diferente: las tareas se hacían con base en libros y se investigaban en la biblioteca; el tiempo libre se pasaba en reuniones con amigos o afuera en los parques; y las relaciones con la familia, las amistades y los conocidos se alimentaban del contacto directo, telefónico o, en su defecto, de las cartas… Hoy todo ha cambiado; la Internet ha transformado la mayor parte de las costumbres de los seres humanos y ha creado no solamente soluciones y herramientas, sino también necesidades y dependencia.
  2. 2.  Los datos descubiertos durante esta investigación sugieren que la Internet lleva a que los niños y adolescentes puedan realizar varias tareas diferentes de manera simultánea, pero que, al mismo tiempo, hace que éstos pierdan su capacidad de concentración y de poner atención, así como la de leer y escribir textos largos. Por ejemplo, al analizar el comportamiento de los jóvenes voluntarios de entre 12 y 18 años, el Profesor Nicholas encontró que éstos que han crecido con Internet son mucho mejores a la hora de hacer varias tareas y de llevar varios procesos mentales a la vez, pero, también, que gastan mucho menos tiempo buscando información para dar respuesta a una pregunta. En promedio, descubrió el estudio, los jóvenes visitan la mitad de los sitios web y se gastan una sexta parte del tiempo observando la información que encuentran, en comparación con personas mayores que ellos.
  3. 3.  El estudio aviva aún más el debate sobre si la Internet es una herramienta que puede facilitar el acceso y enriquecer el conocimiento de los jóvenes o si, por el contrario, ésta hace que ellos dejen de lado los libros y no busquen información bien seleccionada y confiable, sino que se queden con lo primero y lo más superficial. Mientras que algunos expertos opinan que no existen evidencias de que la red modifique el cerebro y que, además, los jóvenes siempre han tenido problemas para concentrarse, hay otros que sí creen que el modelo que plantea Internet de saltar de una página a otra está impidiendo que los niños y adolescentes sean capaces de aprender a través de métodos tradicionales más lineales, como leer un libro completo sobre un tema.
  4. 4.  internet daña nuestras mentes. Sin embargo, ante la falta de evidencia y estudios concretos que nos permitan afirmar con certeza sobre el grado e impacto del daño que nos puede causar el uso de esta tecnología lo hemos olvidado. La velocidad con que la tecnología llega a nuestras vidas es apabullante. Nuevos teléfonos inteligentes, mejores y más veloces computadoras, acceso a bases de datos, mejores sistemas para organizarnos y trabajar. Conexiones con nuestros familiares y amigos a la velocidad de un clic. Ante tal avalancha de datos, de cambio de hábitos, se nos olvida dónde ha quedado internet.
  5. 5.  nuestro cerebro es plástico, por lo tanto puede adaptarse a las circunstancias, las tecnologías y las formas de aprendizaje. Según los estudios presentados por el autor, esto rompe el mito de que el cerebro no cambia. A partir de este razonamiento, el autor explora las distintas “tecnologías“ que han cambiado a la humanidad. Comienza con los mapas. Este invento de hace varios siglos permitió a los navegantes descubrir nuevas tierras, llegar en menos tiempo a territorios donde hacer la guerra o comerciar. Pero nos quitó la posibilidad de ubicarnos con la naturaleza, las estrellas u otros mecanismos que tenía nuestro cerebro.
  6. 6.  Carr argumenta que esto es resultado de un proceso mental donde debe evaluar cada uno de los links de búsqueda y decidir cuál de ellos abrir, lo que genera más actividad neuronal. En este sentido, el internet le ofrece más distracciones al cerebro en lugar de concentración. Otro ejemplo que ofrece el autor es con la lectura en línea y la lectura tradicional. Se puso a dos grupos de estudiantes en una universidad a leer el mismo texto, pero en estas dos versiones. Al final, se les hicieron preguntas de comprensión de texto, aquellos que comprendieron más fueron los que leyeron el texto en papel, pero no sólo eso, sino que lo hicieron más rápido que los del texto digital.

×