LA GRAN FINALEl lunes 28 de Mayo amaneció en la casa como un día mas, con la músicade siempre, con los cuatro finalistas s...
Y llegado ya el momento de la gala, los cuatro finalistas acuden al salón a laespera de que Mercedes Mila conecte con la c...
Llegó el momento, tras ver en la gala momentos de estas 12+1 ediciones deGran Hermano, conectan con la casa para conocer d...
Y en un momento, casi sin darnos cuenta que se estaba acabando nuestrosueño, conectaron y nos encontramos a Pepe y a Maria...
Maria, con un 27,1% de los votos, se convirtió en la segunda finalista, quedescendió en la plataforma, mientras Pepe volab...
Poco antes de salir de la casa definitivamente, aun tuvo tiempo para un im-provisado zapateado, con arnés incluido.Se recu...
Y llega el momento, el que llevábamos esperando desde hacia mas de cuatromeses..: “la puerta de Gran Hermano se abre por u...
Ambas perdieron el premio económico, pero prefirieron sin lugar a dudas eltriunfo de su amigo.                            ...
Durante los días que los finalistas estuvieron en la casa, los diversos por-tales de internet donde habían encuestas mas o...
Emocionado, muy emocionado al ver su primer casting, las imágenes desu paso por la casa y de sus sentimientos reflejados e...
Durante 130 díasme he encontrado después de cada gala y de cada debate tratando de ex-plicar y justificar determinadas act...
Y así fue al principio. Era él el que, antes de irse a dormir, organizaba algúnjuego en el salón o sacaba algún que otro t...
Las broncas de Pepe y Sindia al parecer eran unidireccionales. Solo seapreciaba a un Pepe bronco que le recriminaba a Sind...
Poco a poco nos enterábamos que ni sus familiares ni amigos eran invita-dos a los diversos programas para defender a Pepe ...
Pepe ha sido, sin lugar a dudas, el concursante peor tratado por Telecinco entodas y cada una de las ediciones de Gran Her...
UN SUEÑO REAL          DE UNA SUPERPEPISTA                                                           Por Sonia LaraAntes d...
Ya quedaba muy poco para que comenzará la gala. Estábamos todos connuestras camisetas de Pepe, las pancartas y las cartuli...
Ahí estaba el coche donde traían a Pepe. Nada más bajarse, su grupode Granada se abalanzó hacia él para recibirlo con abra...
De camino a Jaén iba visualizando todo lo que me había sucedido du-rante el día y, por muchas vueltas que le diera, no me ...
CRÓNICA DE UNA PEPISTA       EN PLATJA D’ARO (GIRONA)                                                    Por Olga de la Pe...
Una vez dentro, nos repartimos en los reservados y estuvimos haciéndonosfotos, bailando y charlando entre todas (todas soi...
Los de seguridad seguían diciendo: “Venga, venga, que tenemos que seguir”. YPepe me dijo: “Luego hablamos”. Pero yo añadí:...
Me hice la foto y me bajé del escenario. Luego estuve hablando con Javi,el hermano de Pepe, y con David (que es amable, en...
El pasado 4 de Agosto, Inmaculada Rivera, Jefa de Edición, Diseño y Cierre deEl Correo de Andalucía, publicaba una entrevi...
–De todos modos eres consciente de que te van a mirar con lupa. La ventade entradas las tienes aseguradas, pero te va a ex...
–¿Hasta qué punto te sientes responsable del éxito de este GH?–GH ha sido un éxito no sólo por nosotros, sino también por ...
–Sin embargo, tus enfrentamientos con ella eran muchos…–Sí, lo que he tenido que decirle se lo he dicho, pero siempre fue ...
Gracias Sandra por tus videos, Soraya por tus capturas y foto-grafías editadas; gracias Isabel por tus consejos y por tu a...
Pepe Flores nº5
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Pepe Flores nº5

687 visualizaciones

Publicado el

Quinta revista sobre Pepe Flores.
Su estancia en la casa (Parte final)

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
687
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
22
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Pepe Flores nº5

  1. 1. LA GRAN FINALEl lunes 28 de Mayo amaneció en la casa como un día mas, con la músicade siempre, con los cuatro finalistas sin ganas de levantarse, pero con unaemoción y unos nervios que traspasaban la pantalla.La mañana trascurrió sin mayor novedad que los nervios propios de cadaconcursante. Nervios que se veían reflejados en sus conversaciones y ensus idas y venidas a ninguna parte.Es ya por la tarde, cuando comienzan a preparar el vestuario de la noche ya preparar la maleta, cuando se empieza a apreciar realmente la tensiónque estaban viviendo.Los familiares habían proporcionado a los finalistas los trajes que debíanllevar en la gala y a Pepe le habían hecho llegar un traje claro con una ca-misa negra, que según él, estaba gastado, ya que lo había utilizado paramuchos de sus espectáculos.Además, se les había dicho por el super que no usaran nada negro y su ca-misa era de ese color, por lo que después de varias horas y comentarios,decidió cambiar de vestuario, con unos pantalones negros y una camisaturquesa.
  2. 2. Y llegado ya el momento de la gala, los cuatro finalistas acuden al salón a laespera de que Mercedes Mila conecte con la casa y empiece la verdadera fiestade la noche. Todos muy nerviosos se desearon suerte en- tre ellos, con gestos de verdadero cariño y complicidad.Por nuestra parte, somos conocedores que Noemi no estaba en el plató puestoque no había sido invitada por parte del programa, no solo por su reacción delos días anteriores, sino también por considerar que no se encontraba psicoló-gicamente bien como para acudir. Sin embargo dejaron claro, que seguía sien-do la +1 de Pepe y que el triunfo de éste seguiría dándole los 20.000€.Noemi, no conforme con esa decisión, acudió a un bar cercano a T5 a esperarla resolución de la final.La gala empezó tranquila, con emotivos recuerdos y con un resumen de lasnoticias sociales, deportivas y políticas que habían transcurrido durante todoel tiempo que habían permanecido en la casa.
  3. 3. Llegó el momento, tras ver en la gala momentos de estas 12+1 ediciones deGran Hermano, conectan con la casa para conocer de “una manera diferen-te” quien es el cuarto finalista.Alessandro, con un 13,6% de losvotos, es el que debe abandonaren primer lugar la casa, al ser elmenos votado por la audiencia.El siguiente finalista, el que ocupa el tercer puesto fue descubierto en el lu-gar de pruebas, convertido en un precioso escenario espacial.Dani, con un 15’2% de los votos de la audiencia debía abandonar la casa,dejando a Pepe y a Maria como los dos últimos finalistas y posibles ganado-res de Gran Hermano 12+1
  4. 4. Y en un momento, casi sin darnos cuenta que se estaba acabando nuestrosueño, conectaron y nos encontramos a Pepe y a Maria, subidos en unaplataforma sujetos con unos arneses.Mientras Mercedes Mila decía la tan esperada frase de “La audiencia, ha de-cidido, que el ganador de Gran Hermano 12+1 sea…..”, mientras nosotrosconteníamos nuestra respiración, mientras Pepe besaba una y otra vez lapulsera de su madre… mientras dos minutos se convirtieron en horas, laplataforma subió a lo mas alto del pruebodromo, esperando también a queMercedes Mila, diera el nombre del ganador.Ese nombre que no podía ser otro que el de Pepe.
  5. 5. Maria, con un 27,1% de los votos, se convirtió en la segunda finalista, quedescendió en la plataforma, mientras Pepe volaba por ese universo creado,y mientras desde el plató y desde nuestras casas dábamos saltos de alegríaviendo que había ganado el mejor, que a pesar de todo, se había hecho jus-ticia y lo habíamos conseguido.Sus primeras palabras, cargadas de emoción y alegría, no nos dejaron tam-poco impasibles, como no lo había hecho durante todo el tiempo que estuvoen la casa.Ganar Gran Hermano me hace superfeliz, me siento lleno de alegría por-que simplemente he intentado sersiempre yo y he ganado este premiopor ser como soy. Entonces.. quepuedo decir, que estoy feliz, muy fe-liz.Y llegó el momento de “la soledad del ganador”. Tras marcharse Maria haciael plató, Pepe se queda solo en la casa y aunque muchos echamos de me-nos el momento homenaje del apagado de luces, que como gran ganador semerecía, tiene su momento de gloria, recorriendo la casa y sintiéndose feliz.
  6. 6. Poco antes de salir de la casa definitivamente, aun tuvo tiempo para un im-provisado zapateado, con arnés incluido.Se recuperó una bonita y emocionante tradición que otros ganadores de GranHermano tuvieron el placer de poder tener, y es el viaje en helicóptero hastalos estudios de T5.Momentos sin duda emocionantes que aun no habían terminado.Su llegada a los estudios, coincidió con la puesta en escena de la canción “Nohay dos sin tres”, himno oficial de la Eurocopa de Bisbal y Cali & El Dandee.Apoteósico el recibimiento que Pepe tubo de todos los seguidores que se en-contraban en la puerta de los estudios esperando su llegada.
  7. 7. Y llega el momento, el que llevábamos esperando desde hacia mas de cuatromeses..: “la puerta de Gran Hermano se abre por ultima vez, para recibir alganador de Gran Hermano 12+1, Pepe Flores”.Pero antes de comenzar a hablar de la entrevista, analizaremos un par decosas.En primer lugar la gran alegría que tanto Marta como Sindia se llevan cuan-do nombran a Pepe ganador, a pesar de que siendo María finalista, estaúltima optaba a 20.000€.
  8. 8. Ambas perdieron el premio económico, pero prefirieron sin lugar a dudas eltriunfo de su amigo. Otro tema también a destacar; Alessan- dro acude a felicitar a Pepe junto con su familia. A pesar de no haber ganado, de- muestra claramente como se alegra por el triunfo de su amigo.Importante también, que a pesar de los grandes frentes que Pepe tenia abier-to con muchos de sus compañeros, absolutamente todos se levantaron parasaludarle y felicitarle.No siempre ha sido así y en alguna edición, no ha sido felicitado el ganadorpor todos sus compañeros.Pepe se lo merecía y por eso tuvo ese grandioso recibimiento.
  9. 9. Durante los días que los finalistas estuvieron en la casa, los diversos por-tales de internet donde habían encuestas mas o menos fiables, daban ga-nador a Pepe, pero con una distancia de tan solo unos puntos de María, lasegunda finalista.Sin embargo, Pepe ganó con un 44,1% de los votos. Este porcentaje, sien-do una final de cuatro opciones, es muy amplio y desde luego impresio-nante.Y llegó la entrevista al ganador. Pepe estaba como dijo El Gato, “humilde yalgo impresionado”.Podéis ver la entrevista completa en el canal de Sandra, en este enlace:http://www.dailymotion.com/video/xr6l44_gala-pepe-flores-ganador-gh-12-1_lifestyleAlgunos apuntes interesantes de esta entrevista.Increíble su cara cuando MercedesMila le dijo “¿Sabes lo que es dar, ydar y dar y dar alegría a la gente?Eso es lo que has hecho”Me decían todos “Nos ha dado no-ches de alegría, nos ha dado losamaneceres”Emotiva respuesta cuando Mercedes le dice “Tú sabes lo que son losaplausos del público”.Humilde, sincero y emocionado responde: “Pero no de esta manera ¿no?.Porque quizá yo sé lo que son los aplausos del publico por mi profesión yporque hago algo, que es un arte, que es bailar, que es a lo que yo me dedico¿no?.Pero quizá esto no me lo esperaba porque es como mas especial todavía, por-que esto, como te he dicho antes, simplemente es por ser uno mismo, por lapersona ¿no? Simplemente, no por hacer nada mas ¿no?Habló de su proyecto, del espectáculo que tan ansiosos estamos todos porver y sobre todo dijo un frase que me encantó y que creo que refleja el PepeFlores que nos ha mostrado el alma y al que hemos conocido unos cuan-tos, “quizás Gran Hermano me haya ayudado a confiar mas en mi mismo”.
  10. 10. Emocionado, muy emocionado al ver su primer casting, las imágenes desu paso por la casa y de sus sentimientos reflejados en un confesionario,tuvo su momento de relax, bailando junto a MartaY se acabó, ya no daba para mas Gran Hermano 12+1.Laura, la ganadora de la edición anterior, bajaba hasta el centro del platópara hacerle entrega del simbólico maletín de los 300.000€.
  11. 11. Durante 130 díasme he encontrado después de cada gala y de cada debate tratando de ex-plicar y justificar determinadas actitudes o hechos de Pepe en la casa que,por causas que todavía desconozco, salían en los programas totalmentedistintas a la realidad.Aún ahora, casi tres meses después, me encuentro contando cosas y rela-tando momentos que ocurrieron y no se vieron o, simplemente, que fue-ron emitidos de forma que perjudicaban claramente a Pepe.No sé cuáles han sido los motivos por los que la estancia de Pepe y elhecho de haber sido ganador ha sido tan mal tratada por el programa, pe-ro los que hemos seguido los cuatro meses de su vida en directo, los quehemos seguido las 24 horas en la pantalla de un ordenador, sabemos queha sido así.El día a día de Pepe en la casa comenzó lento, eso es cierto; sabíamos losque le escuchábamos que su horario normal no es el de todo el mundo…Es un ave nocturna y le costó acostumbrarse al ritmo de sus compañeros.Es cierto también, que en muchas ocasiones, estaba durmiendo en elsofá, pero esa circunstancia era siempre más motivo de risa que de situa-ciones tensas entre sus compañeros, ya que, aunque la primera semanafuera nominado por ese motivo, las cosas poco a poco fueron normalizán-dose…, hasta que comenzó el ataque y derribo de Juan contra Pepe. Yo tengo mi propia opinión sobre Juan, su situación en la casa y su evolución (o, para mí, descenso en picado) duran- te el tiempo que estuvo en ella. Juan se rodea de jóvenes a los que, además de darles clase, les entretiene con las excursiones o acampadas pro- pias de colegios privados religiosos.Juan está acostumbrado a aglutinar a gente a su alrededor, a ser unlíder. Pensó que, siendo “mayor”, con experiencia y acostumbrado a reu-niones con gente tan diferente, iba a ser el cabecilla y que eso le llevaría altriunfo final.
  12. 12. Y así fue al principio. Era él el que, antes de irse a dormir, organizaba algúnjuego en el salón o sacaba algún que otro tema de conversación…. Pero seencontró con alguien con más carisma, con más alma y, especialmente, conmenos soberbia.Pepe era más divertido, más crítico, más sincero y, sobre todo, más autenti-co. Juan decidió que sus “seguidores” debían rechazar a ese individuo quele hacía sombra. Y no sé tampoco por qué el programa se lo permitió.Vimos por parte de Juan gestos de desprecio hacia Pepe, insultos y menti-ras… Observamos cómo se dedicaba a buscar a gente débil para que lo ata-cara e, incluso, para que lo nominara. Lo vimos, pero porque vimos el 24horas; ni en las galas ni en los resúmenes y, desde luego, tampoco en losdebates se apreció al Juan manipulador, envidioso, soberbio, celoso y men-tiroso.Solo veíamos las imágenes de Pepe hablando mal de él o burlándose de uncura que realmente no era la imagen que esperábamos ver. Pero claro, elespectador de las galas, solo veía eso; el espectador de los resúmenes aluci-naba viendo cómo Pepe se salvaba de las expulsiones y los espectadores delos debates ponían el grito en el cielo porque se permitía a Pepe ese tipo deactuaciones.David, Michael, Arístides, Berta y Ariadna fueron los ejecutores de un planconcebido por Juan para echar a Pepe de la casa, únicamente por“manipulador”. La cosa tiene su gracia.Pero hay más… Se acusó a Pepe de hechos que solo se vieron en los espa-cios televisivos y que, por motivos “desconocidos”, fueron totalmente mani-pulados de una forma evidente: cortes donde no se debía, imágenes mezcla-das, conversaciones fuera de lugar….Siempre se ofreció la imagen de un Pepe machista y autoritario con las mu-jeres, a las que manipulaba a su antojo y a las que utilizaba no solo paralas nominaciones, sino también para su propio beneficio. Se ofrecía la ima-gen de Pepe hablando con Marta, Mari Joy o Sindia sobre las nominacionesy se hacía ver que estaba diciendo a quien y cómo votar, cuando, en mu-chas ocasiones, ni tan siquiera Pepe llegaba a conocer a quienes nomina-ban. Pero, ¿no era eso lo mismo que hacía Juan o las chicas uniéndose encontra de Noe?
  13. 13. Las broncas de Pepe y Sindia al parecer eran unidireccionales. Solo seapreciaba a un Pepe bronco que le recriminaba a Sindia cualquier cosa,mientras ella, sumisa y arrepentida, era la que siempre iba a pedirleperdón. Menos mal que con el 24 horas nos dieron la posibilidad de cono-cer a ese Pepe triste y dolido por la situación que iba a la cama de Sindiao a la lavandería a tratar de arreglar las cosas y de conocer el por qué demuchas de las situaciones que, sin quererlo ni beberlo, estaba teniendoque soportar.Vimos, como Pepe declaró posteriormente y Sergio tuvo que aceptar antela evidencia, videos manipulados donde se apreciaba a Pepe provocando aSergio en los momentos de mayor tensión en la casa… Pero tuvo que sercuando pudo defenderse, una vez fuera del programa, cuando estos temaspudieron aclararse.Tampoco vimos nunca cómo Dani machacaba a Pepe constantemente pa-ra sacarlo de sus casillas una vez fueron finalistas, pero sí cómo Pepe semetía con Dani. Del concursante burgalés solo aparecían vídeos graciososy se ocultaban mensajes y chistes racistas y de mal gusto que podíanofender al telespectador.Han sido muchos momentos en los que Pepe fue tratado injustamente porel programa, pero, tal vez, el que más impacto nos causó fue cuando losfamiliares fueron a verles y él solo pudo hacerlo mientras bailaba y sin po-der ni tan siquiera conversar con ellos. Daba pena ver su cara cuando lepreguntaba a sus compañeros: ”¿Pero vosotros habéis podido hablar conellos y tocarlos?”. Sí, los demás sí, pero tú no Pepe. El por qué es algo queaún desconocemos, cuando hubo gente que incluso recibió dibujos, pudoconversar largo y tendido, pudo abrazarlos…En su entrevista como finalista, fue tratado injustamente al recibir en lapecera, sin saber nada del exterior, a un Sergio que no fue capaz ni de to-serle; a un Cristian que, además de repetir siempre su papel aprendido,solo supo insultarlo; y a un Juan que, haciendo caso omiso de sus creen-cias, había sido incapaz de perdonar, comprender y dialogar.
  14. 14. Poco a poco nos enterábamos que ni sus familiares ni amigos eran invita-dos a los diversos programas para defender a Pepe antes de sus “posiblesexpulsiones” y, en ocasiones, pudimos comprobar cómo David era tratadoinjustamente y sin tener siquiera la posibilidad de defenderse o aclarar te-mas controvertidos.El tema de la elección de Noe por parte de Pepe a instancias de David yotros familiares fue tratado como una traición y una injusticia, cuando elanterior finalista ya había sido también inducido a realizar la elección porparte de su madre (y de Michael).Sin embargo, a Pepe había que tratarlo como un traidor a sus propios prin-cipios y a su lealtad por elegir a Noe en lugar de a Mary Jo. Los resúmenesy debates trataban este tema como si con ello se les fuera a ir la vida. Y unpoco así fue, porque cada vez veían más ganador a Pepe y eso era inadmisi-ble.Por otra parte, y aunque no fue elúnico perjudicado, la elección delos finalistas fue totalmente per-judicial para Pepe y sus seguido-res, ya que no podía optar a la fi-nal, dado que durante dos sema-nas no fue (y gracias) nominadopor sus compañeros y no podíaser votado por los seguidores delprograma. No me cabe la menor duda que, si nohubiera sido así la forma de elegirlos, el resultado de los cuatro finalistashubiera sido muy distinto.Me dolió también pensar que no sería Pepe el que fuera cerrando la casa.Siempre hemos visto a los ganadores dando por finalizado el concurso, peroesta vez no se le permitió, por el inicio tan inmediato de “La Revuelta”, algoque nunca llegué a comprender.La falta de porcentaje de su elección como finalista que solo supimos cuan-do las redes sociales se movilizaron tras el “bombardeo” vía Twitter al pro-ductor del programa Jaime Guerra, comentarios de Mercedes Mila total-mente desafortunados sobre su presencia o no en las galas o los ataquespermitidos de los compañeros en una supuesta gala final y de homenaje,son algunos ejemplos más del trato injusto al ganador de GH 12+1.
  15. 15. Pepe ha sido, sin lugar a dudas, el concursante peor tratado por Telecinco entodas y cada una de las ediciones de Gran Hermano, como ya criticó en sublog El Gato en una ocasión, y, sin embargo, ha sido la edición con más au-diencia y participación de todas.Han sido 130 días intentando hacer ver a la gente que Pepe no era el ogro quenos hacían ver, que Pepe sí había mostrado su alma, que Pepe era sencillo, di-vertido, compañero, cariñoso…Podríamos analizar decenas de ocasiones en las que no solo los presentadoresy colaboradores de las galas y el debate, sino las propias imágenes de los resú-menes trataban de forma injusta y perjudicial a Pepe, pero no es ya el momen-to.Sus seguidores, los que veíamos el 24 horas, los que hemos pasado con él suestancia en la casa, no nos dejábamos manipular y lo hicimos campeón. Pepe ha ganado, no solo Gran Hermano, sino la lucha que, sin saberlo, tenía con ellos.
  16. 16. UN SUEÑO REAL DE UNA SUPERPEPISTA Por Sonia LaraAntes de contar cómo conocí a Pepe Flores, quería dar las gracias primeroa su padre, Don Pepe Flores Dorado, ya que, si no hubiera sido por él, nohubiera conocido a su hijo Pepe y, cómo no, a toda su familia y amigos. Laverdad es que me trataron como una más de la familia.Todos fueron muy atentos y simpáticos; me llevo muy buenos momentos ymuchos amigos de aquel victorioso 28 de mayo. ¡Besos y abrazos para lafamilia Flores y para toda su gente!Todo comenzó cuando el padre de Pepe me aceptó en una conocida red so-cial. Desde entonces, de vez en cuando, hablábamos sobre su hijo, sobrecómo lo estaba viendo y muchas cosas más. Un día me dijo que para la fi-nal de Gran Hermano iban a poner un autobús para ir a Madrid y ver lafinal en directo desde Telecinco, que si quería ir que se lo dijera para apun-tarme.Acepté y nos apuntamos mi hermana y yo. Pensaba que iríamos las doscon gente de Loja y poco más, pero cúal fue mi sorpresa que, cuando cogi-mos el bus, el que nos recibía era el padre de Pepe. Nos dio dos besos y ledijo a mi madre que no se preocupara que iba con toda la familia Flores yque cuidaría de nosotras. Yo estaba alucinando. No me lo creía. Mi herma-na y yo tuvimos un recibimiento espectacular por parte de toda la familia.Nunca lo olvidaréDurante el trayecto fuimos conociendo a sus familiares. Son de lo mássencillo y buena gente que te puedes echar a la cara. Sus primas encanta-doras. Y qué decir de Abel Flores y su novia Virginia. Íbamos cantando,contando chistes, ensayando cómo Mercedes Milá diría el nombre del ga-nador (Pepe Flores) y cómo serían nuestras reacciones. Nos lo pasamosmuy bien y el viaje se nos hizo corto.Sobre las ocho de las tarde llegamos a Madrid. Ya estábamos en las puer-tas de Telecinco. ¡Madre mía, qué nervios! Estábamos todos muy emocio-nados por cómo íbamos a vivir ese momento, sobre cómo reaccionaríamossi Pepe se proclamaba ganador o no. Muchas cosas se nos pasaban por lacabeza en esos momentos.
  17. 17. Ya quedaba muy poco para que comenzará la gala. Estábamos todos connuestras camisetas de Pepe, las pancartas y las cartulinas para animar anuestro campeón.A las 10 comenzó la gala. Todo fue transcurriendo muy bien hasta quetocó saber quién era el cuarto finalista. Estábamos todos cogidos de lamano y muy nerviosos. Cuando dijeron Aless, respiramos tranquilos yaque, por lo menos, Pepe estaba entre los tres primeros puestos.Seguíamos nerviosísimos cuando se iba a anunciar el tercer puesto. Otravez cogidos de la mano, sucedió lo mismo al escuchar que Dani era el ter-cero. Estábamos que nos subíamos por las paredes, ya que nos la jugába-mos con una María muy fuerte (o eso nos hicieron creer). Pensábamosque, como María se había colado en la final (tongazo), que podía pasar lomismo y que incluso podría hasta ganar.Llegó el momento que más estábamos esperando. La suerte ya estabaechada: unos llorábamos, otros se abrazaban y se cogían de las manos…En fin, cuando Mercedes Milá dijo el GANADOR DE GH 12+ 1 ES …...PEPE, la que se lió allí. ¡Qué pasada! Yo estaba en una nube; no me lopodía creer. Todos a una, llorábamos, reíamos, nos abrazábamos comohermanos… Ese momento fue muy bonito y emotivo, ya que se vio la cali-dad humana de todos los que estábamos allí. Estábamos en familia y to-dos unidos por nuestro Pepe. Fue un momento de éxtasis y de locura.Por fin veíamos que España había hecho justicia haciendo que nuestroPEPE FLORES se proclamara ganador por derecho y, cómo no, gracias ala gran familia PEPISTA que nos hemos juntado y que, a día de hoy, se-guimos dándolo todo por nuestro Pepe.Yo ya no podía pedir más. Todo había sido mágico y me sentía satisfechay la mujer más feliz del mundo por poder vivir todos esos momentos en vi-vo y en directo, pero aún me esperaban más sorpresas que yo misma aúndesconocía.Una vez terminada la gala y con nuestro Pepe ya proclamado campeón,los familiares y yo nos fuimos al hotel para dar la bienvenida y la enhora-buena a Pepe por su victoria. ¡Qué ganas de verle y abrazarle! La esperase me estaba haciendo eterna. Mientras venía Pepe, nos estuvimoshaciendo fotos con todos los ex concursantes de GH. Llegó Noemí y estu-vimos hablando con ella y sobre cómo había vivido la final, ya que ella erala más 1 de Pepe y la ganadora de 20.000 euros. Fue muy simpática y es-taba guapísima a rabiar.
  18. 18. Ahí estaba el coche donde traían a Pepe. Nada más bajarse, su grupode Granada se abalanzó hacia él para recibirlo con abrazos y besos. To-do el mundo queríamos abrazar y besar a Pepe Flores. Fue lo más.Cuando lo abrasé quería que se parara el tiempo. ¡Qué fuerte! Meabrazó, me besó y me sonrió, y con eso me quedé sin palabras; no sabíani qué decir. Esto no se me olvidará mientras viva.Que un chico que no conoces de nada, solamente a través de la panta-lla, te dé tantas alegrías y emociones no tiene precio. Y si encima tienesesa suerte de poder conocerlo, ya ni te cuento. ¡Qué grande eres Pepe!Entre tanto barullo y gentío, Pepe pudo escaparse un poco y subir a lahabitación del hotel para charlar un rato con su familia y, así, poderarreglarse para la fiesta en La Posada.En cuanto Pepe estuvo listo para la fiesta y nosotros también, cogimostaxis y nos plantamos en la puerta de La Posada. Allí nos reunimos to-dos y, una vez dentro, subimos a la planta donde estaban Pepe y lossuyos. Yo no daba crédito a todo lo que me estaba pasando. Qué me ibaa pensar yo que lo iba a tener tan cerca y encima hablar con él. Estuvi-mos un rato charlando y él en todo momento fue muy cariñoso y atentoconmigo. Me dijo que cómo es que había ido a verle gente de Jaén.Le expliqué por encima todo y se quedó sorprendido. Me cogió y me vol-vió a abrazar y a darme dos besos, diciéndome que muchísimas graciaspor todo. Me agradeció todo lo que había hecho por él en los cuatro me-ses de programa, por apoyarlo en todo, que no tenía palabras paraagradecérmelo. Es tan fácil quererlo. Yo sí que no tenía palabras paraexplicar lo que me estaba sucediendo.Pasaba la noche y yo era más feliz que nadie. Reíamos y bailábamos to-dos allí juntos como una gran familia, hasta que llegó el momento de ladespedida. Yo no quería que acabara la noche ya que, una vez subidaal bus, volvería a mi cruda realidad. Fue como si de la Cenicienta setratase: una vez pasada la media noche, el hechizo se acababa.Pepe se portó muy bien; se esperó hasta que el autobús llegó, se mesaltaron las lágrimas de ver que ya me iba y que todo se acababa. Medespedí de él y me volvió a abrazar, pero esta vez fue más sentido elabrazo, ya que a saber cuándo volvería a verlo, si es que lo volvía a ver.
  19. 19. De camino a Jaén iba visualizando todo lo que me había sucedido du-rante el día y, por muchas vueltas que le diera, no me explicaba cómohabía pasado todo. De no conocerlo de nada a ver que toda su familia,incluido él, me trató así, me hacía estar como en un sueño del cual noquería despertar. Hubo un momento en que, ya rendida, cerré los ojos,pero era imposible descansar, ya que la emoción que tenía en mi cuer-po me lo impedía y con el solo hecho de revivir esos momentos se mevolvían a saltar las lágrimas.Ahora ya tocaba la despedida, pero esta vez de los familiares de Pepe,ya que había llegado a casa. También me costó mucho despedirme deellos, ya que les había pillado mucho cariño por su forma de ser y lobuena gente que eran todos. Les dije que en Jaén tenían a una granamiga y que las puertas de mi casa estarían abiertas para ellos.
  20. 20. CRÓNICA DE UNA PEPISTA EN PLATJA D’ARO (GIRONA) Por Olga de la PeñaLlegué el viernes sobre las ocho de la tarde supercansada tras ocho horasde viaje. En el hotel había un espectáculo de flamenco (jajaja); nada compa-rable a como baila el Príncipe, pero no estuvo mal.El sábado nos fuimos a dar una vuelta para localizar la disco y la plaza delayuntamiento. Después nos escapamos a la playa un rato y a comer por elpaseo marítimo. Más tarde, regresamos al hotel a descansar. Luego, piscinay a cenar. Sobre las diez nos subimos a arreglarnos un poquito y, comosiempre, se nos hizo tarde para salir.Fuimos andando durante 25 minutos hasta la plaza del ayuntamiento. Lle-gamos sobre las doce y cuarto más o menos, y allí ya estaban casi todas laspepistas. Nosotras con piruleta en mano, por supuesto.Una de las pepistas con una flor en la cabeza se me quedó mirando y le co-menté: “Tú eres Esther”. Me contestó: “¿Y cómo lo sabes?”. Nos fundimos enun abrazo como si fuéramos amigas de toda la vida que hacían mucho tiem-po que no se veían. Nos presentó al resto de las pepistas (un encanto todas;me las llevo en el corazón) y nos dirigimos a la puerta de la disco.Allí nos hicimos la foto de grupo parasubirla a la página del mejor club defans de la historia, donde estaban espe-rando ansiosas nuestras guardianas dela noche, de las cuales nos acordamosmucho durante toda la noche.Como era un poco pronto para entrar a la disco, decidimos ir a tomar algoantes. Nos metimos en un local de la zona y nos bebimos una copa. A launa salimos dirección a Yamora, que ya tenía una cola para entrar un pocolarga pero, como teníamos reservada la zona VIP, no tuvimos que esperarpara entrar. Nos pusieron una pulserita y todas para dentro (los de la puer-ta se nos quedaron mirando, jeje).
  21. 21. Una vez dentro, nos repartimos en los reservados y estuvimos haciéndonosfotos, bailando y charlando entre todas (todas sois increíbles). A las tres y pi-co llegó el Príncipe y todo el mundo se puso como loco.La pista se llenó de gente y se formó un gran jaleo en las escaleras para subiral escenario de mucho cuidado. Yo me puse en la salida del escenario, dondeestaban David y Javi Jurado. Estuve hablando con ellos y les dije que las delclub de fans estábamos en los reservados, que se acercaran a saludarnos,que teníamos unos regalitos para darle (esa fue la primera vez de cien que selo dije tanto a David como a Pepe). Me comentó que lo iba a intentar.Después, me puse detrás de la cuerda para poder subir al escenario, perohabía tanta gente que no avanzaba nada. Evidentemente, con la piruleta enla mano y, cada vez que subía alguna del grupo, gritábamos y subíamos laspiruletas, hasta que subió Esther y le dio su regalo. Todas las que estábamosabajo nos volvimos locas al ver cómo se lo daba. La cara del Príncipe era paraverla. “¡Qué bonito! ¿Qué es?”. Se le iluminó de la emoción. Al rato, los de se-guridad de la disco se llevaron al Príncipe a descansar después del primerpase de fotos. Yo seguía con mi regalo en la mano y me fui corriendo al reser-vado para ver si se acercaba por allí. Pero no le dejaron y le metieron por unpasillo cerca de los baños del local.A los cinco minutos yo ya pensaba que me quedaba sin darle mi regalo, perode repente apareció David por detrás del reservado y le llamé. Se acercó y medijo: “¿Dónde te metes? Llevo un montón de rato buscándote”. Me agarré a él yme llevó a la zona donde estaba Pepe descansando entre pase y pase de fotos.En la puerta había dos tíos que parecían armarios de grandes para que noentrara nadie. David entró y yo con él detrás.Allí estaba el Príncipe, que me miró y me dijo: “Hola. ¿Qué haces tú aquí chi-quilla?”. Me dio un abrazo interminable y un beso. A mí me temblaba todo;no podía articular palabra. Y me soltó: “Bueno, ¿qué me has traído?”. “Un re-galito”, le comenté. Le di la bolsa. Me dijo: “Venga, prepara la cámara que voyabrirlo”. Jeje, un encanto de persona. Los de seguridad metían prisa: “Venga,que tenemos que salir”. Y claro Pepe me dijo: “Voy un momentito al baño yahora vengo. Espérame aquí”. Pero los de seguridad le comentaron: “No pue-des volver. Tienes que seguir con las fotos”.Entonces, Pepe les dijo: “Bueno, pues esperad un minuto”. Y se dirigió a mi:“Venga, vamos a hacernos una foto con el regalo”. Le pasé la cámara a David ynos hicimos una foto. Le sugerí que se pasara por los reservados, que estába-mos todas las del club de fans esperando, y me dijo que cuando terminara dehacerse las fotos lo intentaría
  22. 22. Los de seguridad seguían diciendo: “Venga, venga, que tenemos que seguir”. YPepe me dijo: “Luego hablamos”. Pero yo añadí: “Pepe espera. Un saludo para elclub de fans”. Y me comentó: “Venga graba”. Justo cuando le fui a dar al recpara grabar apagaron las luces y no se veía nada, pero el saludo se escuchabastante bien. Menos es nada. Nos despedimos; otro abrazo y más besos. Fueincreíble, una experiencia inolvidable. Según lo estoy escribiendo se me estánponiendo los pelos de punta al recordarlo todo.Una vez fuera de allí, me fui a los reservados otra vez y, claro, como Pepe esta-ba en el escenario haciéndose fotos, me puse en la fila para subir a hacerme lafoto arriba. Y pa´lla que me fui. Había tanta gente que pasé un calor insoporta-ble. Cuando ya estaba a punto de subir (solo había dos personas delante mío),pensaba que se lo llevaban otra vez y me quedaba sin foto. Subieron las dospersonas que tenía delante y ya me tocaba.El de seguridad se me quedó mirando y le puse cara de chumi. Me soltó:“Venga, pasa y quédate aquí en este lado”. Bueno, ya estaba allí y me tocabahacerme la foto. Otra vez las piernas me fallaban y no podía ni andar por el es-cenario. Y Pepe: “Hola otra vez”. Me dio otra vez las gracias por el regalo. Le di-je que las chicas estaban allí detrás esperando a que fuera y le comenté lo delbolo que iba a hacer en Sevilla (San José), que a lo mejor me acercaba tambiénpara verle otra vez. Se partía de risa. Y me dijo: “Pero si eso todavía no estáconfirmado. Habla con David y que te diga. No planees el viaje aún por favor. Novaya a ser que no vayamos”.
  23. 23. Me hice la foto y me bajé del escenario. Luego estuve hablando con Javi,el hermano de Pepe, y con David (que es amable, encantador y cariñoso, yla persona que nos atendió todo el rato). Cuando me quise dar cuenta yaeran las seis de la mañana y me tenía que marchar al hotel para recogerlas maletas y, sin dormir, irnos a la estación de autobuses. Me despedí delas chicas que quedaban y me fui de la disco con los pies destrozados, pe-ro con el corazón lleno de sentimientos superbuenos.Y este ha sido mi viaje a Patja d’Aro.INOLVIDABLE
  24. 24. El pasado 4 de Agosto, Inmaculada Rivera, Jefa de Edición, Diseño y Cierre deEl Correo de Andalucía, publicaba una entrevista a Pepe, en el blog digitalMaldita Tedeté.Pepe Flores: “He sido yo y me hemostrado”Una media de cuatro millones de personas han seguido este año Gran Her-mano 12+1. Cuatro millones que coincidieron en su inmensa mayoría enhacer ganador a un catalán-granaíno de 34 años, bailaor de profesión, quea base de corazón se metió en el de casi toda España. Pepe Flores lo tienemuy claro, basa en la transparencia y en ser “auténtico” el que el maletínahora sea suyo. Pepe se llevó el dinero pero, a cambio, nos dio unas ma-drugadas inolvidables, una nueva jerga, el valor de la amistad, horas yhoras de compañía y de buen humor, y la posibilidad, gracias al premio, deque su arte se traduzca en un espectáculo que verá la luz a finales de año.Y esto, como diría él, no es paripé.–Más tranquilo, Pepe, después de la vorágine…–Soy una persona muy nerviosa. Ahora estoy con mi nuevo proyecto, que eshacer un espectáculo como yo creo que lo podría hacer, y eso lo consigo tra-bajando. La idea es que salga a mediados de octubre, pero no está todo ce-rrado, así que si por hacerlo antes me va a perjudicar, esperaré a noviem-bre o diciembre. Voy a dar el cien por cien, por mí y para agradecer a tantagente todo el cariño que me ha dado.–Supongo que prefieres que se te recuerde como el bailaor que ganóGH, que como el ganador de GH que era bailaor…–Sí, pero soy bastante realista. Llevo toda mi vida dedicándome al espectá-culo y al flamenco. Está claro que si no hubiera estado en GH tú y yo notendríamos esta conversación, pero eso no quita que profesionalmente an-tes valiese más o menos que ahora. Valía antes igual, sólo que ahora,quizás, tenga la oportunidad de exhibirme en sitios donde antes no hubierapodido.
  25. 25. –De todos modos eres consciente de que te van a mirar con lupa. La ventade entradas las tienes aseguradas, pero te va a exigir mucho tu mundillo.–Exactamente. Como es lo mío sé cuando una cosa tiene la calidad que tieneque tener para estar cómo tiene que estar. Ya sé que la crítica puede especularo infravalorarme por haber estado en GH, pero yo estando confiado y tranquilode que el trabajo que he hecho es de la calidad que tiene que ser, a mí no mepreocupa tanto esa crítica.–Y hay que mantenerse…–Precisamente por este motivo no he participado en cosas que se me han pro-puesto en donde tenía que hablar de mi vida o excusarme de lo dicho. Quieroparticipar de algo que me guste, y no quiero decir que no me guste la televi-sión. Si me ofrecen algo que sea productivo, que considere artístico e intere-sante, me agradaría hacerlo, ¿por qué no? Pero me agarro a lo que controlo y alo que sé. Y yo sé bailar flamenco.–¿Qué clase de bailaor eres?–No sabría clasificar mi forma de bailar o de expresar el flamenco. Lo que megusta lo cojo y lo expreso a mi manera, con mis registros. Bailar es lo quesiempre he querido hacer. Me siento un privilegiado.–¿Te sientes diferente del Pepe que entró en la casa?–Diferente no. Tengo las mismas inquietudes, pero hay cosas que han cambia-do. El que todo el mundo te pare por la calle cuesta. A veces no puedo ni ir acomprar el pan, porque me voy a tener que hacer ocho fotos antes. También escierto que me pasan cosas emocionantes, como un día que acompañé a mi ma-dre al hospital y una señora con oxígeno puesto, cuando me vio, pegó un saltoy me llamó. Se me puso la carne de gallina, porque yo no sé qué le pude trans-mitir para que se pusiera tan contenta de verme.–¿Por qué te presentaste?–Necesitaba hacer cosas nuevas, subir otro escalón y vi en GH la oportunidadde arriesgarme. Yo estaba trabajando en los mejores tablaos de España como- El corral de la Pacheca, Casa Paca o en El Palacio del Flamenco de Barcelona,si esto hubiese salido mal a lo mejor me podrían haber dicho que querían a al-guien serio que no viniera de la televisión. Pero, como el que no arriesga no ga-na…
  26. 26. –¿Hasta qué punto te sientes responsable del éxito de este GH?–GH ha sido un éxito no sólo por nosotros, sino también por la gente que lo hamontado todo. Zeppelin y el equipo fueron los responsables de que estuviése-mos ahí. Luego si ha salido todo bien, es porque han sabido seleccionar bien.–¿No te pega ser tan políticamente correcto?–Es que en realidad lo pienso así. Si este año ha sido importante el bizcocho olo de papafrita, otro fue el delfín de Arturo o la pelea del Yoyas.–¿Por qué es tuyo el maletín?–He sido yo y me he mostrado. Es verdad que muchas veces no he sido políti-camente correcto, tengo cosas buenas y malas, pero por lo menos me he mos-trado. De ahí la transparencia de la que hablo siempre. La gente puede no es-tar deacuerdo conmigo, pero lo que no dirán es que no contaba lo que pasaba.Decía lo pensaba la mayoría.–¿Te consideras jugador?–Muchas veces me dicen: “Pepe, ¡qué bien lo has hecho! ¡Cómo has jugado!”.Pero no creo que haya jugado. He sido como soy, aunque tampoco soy tonto. Sitenía que decir algo que pudiera malinterpretarse fuera, lo decía de otra forma,pero cuando lo hacía era porque lo podía defender ante quien fuera.–¿Qué me dices de vuestras madrugadas míticas en la casa?–Me lo dice mucha gente. Yo es que no me voy a dormir, me quedo dormido.Por las noches estoy muy activo por mi trabajo, en mi vida diaria soy así denoctámbulo.–¿Y de la jerga que has creado: papafrita, playmaleting…?–Se me ocurrían y han agradado. No considero ni que me exprese bien ni cul-tamente, pero voy directo al grano. Que no quepa duda.–De no ser tú, ¿quién te hubiera gustado que ganara?–Sindia, por supuesto. Y si no ella, Alessander. Mi gente.
  27. 27. –Sin embargo, tus enfrentamientos con ella eran muchos…–Sí, lo que he tenido que decirle se lo he dicho, pero siempre fue mi preferi-da para todo. Estuvo conmigo desde el principio y está claro que la hubierapreferido en la final.–Tu elección de Noemí como +1 (le acompañó a la final y se llevó20.000 euros) fue cuestionada.–Yo no tuve ningún problema con ella y, como no me salpicó a mí, sus co-sas me daban igual.–¿Y qué me dices de la actuación de Telecinco en la edición con Noemíy con todo en general?–Hablé con ella y defendía que se daba mucha importancia a todo lo de ellay a lo de los demás no. Yo, en parte, la entiendo, pero también lo que dicela productora. Ellos no son los que han hecho las cosas que hizo ella delan-te de las cámaras. Sabía donde se metía, pero también es cierto que a lo deella se le dio mil de importancia. Pero lo que está claro es que todo fue unacuestión moral, ahora es de las que más ofertas tiene. Eso es positivo y,quizás, es lo que quería. No sé.–A David Shabani, la persona que te defendió eficazmente en plató, sele acusó de coger votos desde Brasil, algo que se demostró que no eraverdad…–La gente de mi alrededor estaba seleccionada a propósito. A quien buenárbol se arrima, buena sombra le cobija. No le hemos querido dar más im-portancia al tema, nosotros tenemos la cartilla sólo con el euro que metióKiko Hernández.–¿Qué habrías cambiado de tu actuación dentro de la casa?–Si de algo me enorgullezco es de haber dicho lo que sentía. A mí se me vala boca. Ahora, visto desde fuera, es muy fácil valorar. Pero si volviera a pa-sar, haría igual.http://blogs.elcorreoweb.es/inmarivera/2012/08/04/pepe-flores-he-sido-yo-y-me-he-mostrado/
  28. 28. Gracias Sandra por tus videos, Soraya por tus capturas y foto-grafías editadas; gracias Isabel por tus consejos y por tu ayuda.Gracias Olga por contarnos tu experiencia y gracias Sonia porcompartir tus vivencias y sobre todo gracias por tu paciencia.Gracias de nuevo Pepe… por ser como eres y por compartir connosotros un poco de tu vida.Gracias a tod@s los que habéis leído las revistas y por vuestroscomentarios.

×