BASES PARA UN NUEVO SISTEMA DE EDUCACIÓN PÚBLICA 
NACIONAL: 
Propuestas desde la CONFECH 
I. La necesidad de superar el mo...
instrumentalización y homologación cultural. Es, en definitiva, la crisis de un sistema 
educativo surgido en dictadura, b...
comunidades y en la provisión universal del derecho a una buena educación para todas y 
todos. 
Apostamos por un sistema e...
 Las diversas instituciones educativas que componen el Sistema Nacional de Educación 
Pública, deben situarse a partir de...
 Instituciones privadas : Serán las Instituciones no adscritas al SNEP, que no poseen 
propiedad estatal y que, por lo ta...
Nuestro país requiere construir una ciudadanía empoderada con vocación democrática, 
orientada a la construcción de una so...
a) La no selección, ya sea por condiciones sociales, étnicas, de género, 
religiosas, culturales y, sobre todo, socioeconó...
desarrollo basadas en el clientelismo, el lucro, el autoritarismo y la estandarización. Con 
ello se consolidó la desigual...
activa; un sujeto en comunidad, con prácticas de solidaridad y cooperación. Desde allí, la 
buena educación provee un curr...
● Fortalecer la gestión directiva y pedagógica – curricular. Creación de un sistema 
especializado de selección de los dir...
garantizar efectivamente una formación complementaria, amplia y centrada en las artes, 
la cultura, el deporte, etc. 
· Ge...
La educación técnico profesional, tanto en el nivel medio como en el superior, recibe a las 
y los estudiantes más precari...
 Incorporar en los contenido curriculares, tanto de los liceos técnico profesionales como de 
los CFT e IP, asignaturas a...
Por ello proponemos una Reforma estructural al Sistema de Educación Superior, que 
apunte a configurar y fortalecer un Sis...
con la Estrategia de Desarrollo Nacional, entregar educación de calidad, ser totalmente 
gratuitas, contar con un sistema ...
rentabilidad social de la educación superior, por lo que se debe desarrollar una visión 
estratégica de desarrollo. 
 Se ...
Un nuevo sistema de educación debe contemplar como eje transversal la democratización 
de los planteles. La falta de democ...
La trascendencia de desarrollar políticas de acceso igualitarias e inclusivas, se expresa en 
la necesidad de establecer e...
c) La Extensión como la manera en que el sistema educativo interactúa y se 
relaciona con otras instituciones (empresa pri...
- Generación de un fondo de investigación regional para ser ejecutado por las 
Universidades Públicas que ejecute proyecto...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Bases nuevo sistema educación pública propuesta

271 visualizaciones

Publicado el

Documento Resumido sobre propuesta del Sistema Nacional de Educacion Publica

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
271
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Bases nuevo sistema educación pública propuesta

  1. 1. BASES PARA UN NUEVO SISTEMA DE EDUCACIÓN PÚBLICA NACIONAL: Propuestas desde la CONFECH I. La necesidad de superar el modelo actual de mercado por un Sistema Nacional de Educación Pública El sistema educativo actual responde a las características de un modelo de mercado y por tanto se basa en el predominio de la libertad de enseñanza por sobre el derecho a la educación, quedando ésta reducida a un bien de consumo que se puede transar en el mercado bajo la ley de la oferta y la demanda. De este modo, la noción de derecho se reduce a la provisión de un servicio cuyas características dependen del poder adquisitivo de cada consumidor. Así, la educación de calidad ha dejado de ser un derecho social, para terminar siendo un bien particular cuya disponibilidad está condicionada a la capacidad económica de los individuos y que, en una sociedad profundamente desigual como la nuestra, depende finalmente de las diferencias de clase y de capital cultural asociadas. En el marco de esta concepción de mercado, ha tomado forma un modelo que se rige por principios de competencia, selección, lucro y rentabilidad económica. En donde, por un lado, el financiamiento descansa en gran medida en el esfuerzo de las familias y, por el otro, el Estado se hace cargo del problema desde una lógica subsidiaria, es decir, a través de aportes focalizados, orientados a subsidiar a la demanda allí donde ésta no puede autofinanciarse, vía subvención o becas, o incluso peor, avalando formas de endeudamiento. Con esto se profundizan los criterios de mercado y se debilita por tanto la noción de lo público en el desarrollo de las instituciones que debieran garantizar el derecho educativo. Se trata, al mismo tiempo, de un modelo que no posee las características de sistema, en términos de una estructura con propósitos comunes, articulado y con fines sociales que se vinculen al proyecto país. Ha predominado, por el contrario, la fragmentación institucional, la paulatina externalización de sus funciones esenciales, la focalización subsidiaria, la total desregulación de la oferta académica y, en el caso de la educación escolar, la estandarización instrumental de los procesos formativos. Por tanto, ha habido un sistemático debilitamiento estructural de lo público. Todo ello se expresa en el vaciamiento de contenido y de fundamentos del sistema educativo. Las consecuencias del andamiaje mercantil descrito han sido la generación de un patrón de desarrollo social excluyente y segregador, que precariza la vida a través del endeudamiento; que debilita las comunidades educativas y desequilibra la relación entre oferta académica y estructura ocupacional; que subordina las finalidades educativas a intereses particulares y que produce la carencia total de sentido estratégico. Un patrón educativo que genera la subordinación economicista de la sociedad, la
  2. 2. instrumentalización y homologación cultural. Es, en definitiva, la crisis de un sistema educativo surgido en dictadura, bajo las recetas más extremas del neoliberalismo, que no contó con ningún tipo de deliberación ciudadana y que posteriormente adquirió patente democrática con la mantención de las mismas políticas durante los años de la transición. En el marco de una situación de crisis es que se hace indispensable la transformación completa del modelo educativo que se construyó en dictadura y se legitimó en democracia, sacándolo de la lógica mercantil y transformándolo en un derecho social universal garantizado por el Estado. La expresión conceptual y operacional de este nuevo modelo, se inscribe en la construcción de una nueva mirada de lo público: el Sistema Nacional de Educación Pública (SNEP). Este sistema se materializará a través de un nuevo Proyecto Educativo al servicio de las grandes mayorías y de las necesidades estratégicas del país. El movimiento estudiantil, desde hace más de una década, ha planteado insistentemente la necesidad de transformar las lógicas que hoy rigen la Educación. La educación chilena requiere transformaciones estructurales y no sólo correcciones de los excesos del mercado. Hay que avanzar desde la actual lógica, que concibe a la educación como un bien de consumo, a una que considere genuinamente a la educación como un Derecho Social. Esto quiere decir que todos los chilenos y chilenas tengan las mismas posibilidades para acceder a educarse indistintamente de su condición socio-económica, del lugar donde vivan, su género o etnia. Que la educación recibida tenga igual calidad en cualquier lugar del territorio nacional y que esté garantizada como derecho por el Estado; que el conocimiento que se genera sea de uso público y que esté ajustado a los requerimientos del país. Que no existan mecanismos de exclusión, pero principalmente, que sea una herramienta para el desarrollo humano de cada uno de los chilenos y chilenas, para construir una nueva y mejor sociedad, en donde predomine la dignidad por la vida humana y la soberanía de las personas sobre su futuro. Nuestro caminar ha sido claro: los y las estudiantes de Chile hemos manifestado nuestro sentir en distintos hitos masivos de movilización social durante largos años. Hemos concitado adhesión ciudadana y popular. La sociedad chilena, en su inmensa mayoría, apoya estos cambios y exige una transformación de la Educación en Chile. Por eso queremos edificar un Nuevo Sistema Nacional de Educación Pública. Lo que implica un fuerte compromiso del Estado en el diseño, orientación y regulación de un sistema educativo, que sea gratuito y de calidad, que apunte a la creación de una sociedad democrática, regido por un principio de justicia social y de características inclusivas. También pretendemos diversificar la formación, tanto técnica como universitaria, pensando en un Chile con soberanía y que se autodetermine como nación. Por último, este sistema debe sustentarse en la participación deliberativa de las
  3. 3. comunidades y en la provisión universal del derecho a una buena educación para todas y todos. Apostamos por un sistema educativo que se rija por una Estrategia Nacional de Desarrollo, a partir de la cual las instituciones orienten su quehacer de acuerdo a las necesidades del colectivo en todos los planos, tanto en perspectiva nacional como regional. El siguiente documento expone nuestra visión sobre el Sistema Nacional de Educación Pública, que contempla en todos los niveles del sistema educativo, pues entendemos que una reforma educacional debe crear cambios articulados e integrados y no compartimentados. II. Sistema Nacional de Educación: 1) ¿Qué es el Sistema Nacional de Educación? a. Definición: La Educación que queremos, implica constituir un nuevo Sistema de Educación que sea público, gratuito, democrático, sin lucro y de calidad, que apunte al desarrollo social y económico del país en la perspectiva de avanzar hacia una sociedad democrática, no sexista, inclusiva y pluralista. Para ello se requiere transformar el rol de la educación, reestructurar las funciones del sistema educativo, redefiniendo así su quehacer y estableciendo un nuevo horizonte para la generación de conocimiento y de procesos de aprendizajes pertinentes Este Sistema Nacional de Educación será definido por los siguientes elementos:  El Sistema Nacional de Educación Pública se entenderá como una política de estructura institucional dotada de un conjunto de políticas y mecanismos que entregarán los lineamientos principales para la totalidad de las instituciones educacionales, tanto públicas como privadas, en cada uno de sus niveles.  El Sistema Nacional de Educación Pública se encargará de la regulación de la totalidad de las instituciones. Establecerá, de este modo, los criterios mínimos que las instituciones no públicas deberán cumplir para poder existir y dispondrá, asimismo, de la institucionalidad necesaria para fiscalizar el cumplimiento de esta normativa.  El Estado, por medio del Sistema Nacional de Educación Pública, debe proveer -mediante instituciones de su propiedad- educación pública en todos los niveles, desde la educación inicial a la educación superior (técnica o profesional). El conjunto de estas instituciones, así como los distintos niveles educacionales, deben ser contenidos en una política articulada que garantice la coherencia y asegure la continuidad de los estudios.
  4. 4.  Las diversas instituciones educativas que componen el Sistema Nacional de Educación Pública, deben situarse a partir de una planificación nacional, que imprima una lógica de cooperación estratégica conforme a las necesidades y desafíos sociales a nivel país.  El Sistema Nacional de Educación Pública velará por el aseguramiento de la pertinencia de la educación entregada a las necesidades del país, ya sea en su nivel nacional, como regional o local. El Sistema Nacional de Educación Pública, de este modo, asegurará la existencia de una institucionalidad educativa pública, gratuita, democrática, de calidad y articulada con las necesidades del país y su estrategia de desarrollo. b. ¿Quiénes lo componen? El Sistema Nacional de Educación Pública (SNEP) estará compuesto por todas las instituciones educativas del territorio nacional. Dentro de ellas, podemos identificar dos tipos de instituciones principales.  Instituciones públicas : Constituirán la columna vertebral del SNEP y se entenderá por instituciones educacionales públicas aquellas que sean de propiedad estatal1 y aquellas públicas no estatales con participación estratégica del Estado en su propiedad2 y con co-propiedad comunitaria. Esto pues las instituciones del estado dan garantía de la potencialidad de tener orientación social, en la medida que sus proyectos institucionales apuntan a satisfacer las necesidades e intereses del conjunto del país. Serán, de esta forma, instituciones financiadas en su totalidad por el Estado, mediante impuestos generales, por lo que estarán regidas por el principio de universalidad. En esa línea a la institución públicas se le puede exigir una pluralidad absoluta al no estar sujetas al prisma ideológico de sus dueños. Estas instituciones deben ser gratuitas, democráticas, heterogéneas socioeconómicamente, deben responder a criterios de pertinencia según la localidad donde se encuentren emplazadas, deben tener una relación constante con las comunidades aledañas y deben ser el núcleo de la articulación entre el sistema educativo y la Estrategia Nacional de Desarrollo. 1 Si bien, entendemos que esto último no es necesariamente condición suficiente de lo público, al punto de que en el estado de crisis que se encuentra el modelo actual las instituciones estatales éstas no se corresponden con todos los principios que se identifican con lo público, la propiedad estatal sí puede verse como una condición necesaria, en la medida en que puede exigírseles el cumplimiento irrestricto de los requisitos que se han establecido como condición de lo público. 2 Esto quiere decir que el Estado debe tener la propiedad mayoritaria de la institución.
  5. 5.  Instituciones privadas : Serán las Instituciones no adscritas al SNEP, que no poseen propiedad estatal y que, por lo tanto, poseen uno o varios dueños. El SNEP regulará estas instituciones, estableciendo criterios mínimos de existencia, asociados con mínimos de democracia y aporte a la sociedad. De este modo, estas instituciones deberán ser necesariamente instituciones que no lucren, que cuenten con niveles mínimos de democracia interna, que orienten la producción de conocimiento hacia las necesidades sociales (expresadas en su Estrategia Nacional de Desarrollo), deben asegurar inclusividad y heterogeneidad socioeconómica en la composición de su matrícula y cumplir con estándares de calidad mínimos definidos por el SNEP. 2) Principios orientadores ● Educación como derecho social La educación es un derecho que debe estar reconocido y resguardado por el Estado, que debe asegurar las condiciones para su gratuidad y universalidad. Esto implica pasar de un Estado con rol subsidiario a un Estado garante de este derecho. De lo anterior se desprende la obligación del Estado de proveer un sistema de su propiedad, que abarque desde la educación inicial hasta la educación superior y que debe ser la columna vertebral del sistema educacional. Esto debido a que consideramos que los derechos sociales son: i. Esencialmente democráticos. Tanto los fines del sistema educativo como las garantías para asegurarlos, deben ser configurados y gestionados por la sociedad en su conjunto, tanto en la gestación de las normas que crearán instituciones o contenidos (leyes y reglamentos), como en la gestión de la institución educativa (comunidad educativa vinculante). ii. No comercializables. No es posible hacer de ellos objeto de transacciones mercantiles. iii. Se manifiestan y garantizan en lo público. La forma más democrática, dinámica, eficaz y eficiente de materializar los fines que como sociedad establezcamos para nuestra educación, es a través de un Sistema Nacional Público de Educación, capaz de expresar en su seno la pluralidad de la sociedad chilena, y los fines y garantías que ésta defina y redefina colectivamente. Robustecer y establecer un Sistema Nacional Público de Educación se vuelve así la misión central. El Estado, entonces, debe abandonar su condición de neutralidad y subsidiariedad respecto del aseguramiento de los derechos sociales. Este nuevo SNEP orientado por un Nuevo Proyecto educativo, comprende la calidad como un concepto multidimensional asociado al desarrollo integral del sujeto y las comunidades. De este modo el concepto de calidad se vincula con los siguientes criterios: - Educación orientada a la construcción de una sociedad democrática
  6. 6. Nuestro país requiere construir una ciudadanía empoderada con vocación democrática, orientada a la construcción de una sociedad libertaria, humanista y crítico-reflexiva. En ese sentido, el sistema educativo debe abocarse a la formación de sujetos integrales y no simplemente a reproducir acríticamente e instrumentalmente capacidades técnicas y profesionales. La integralidad supone promover la ciudadanía, la solidaridad, la identidad desde la diferencia, la afectividad, la integración social y la colaboración por sobre la competencia. • Orientación social del conocimiento La investigación, extensión y vinculación con el medio, deben responder a las necesidades sociales del país, con plena independencia y autonomía de los poderes de turno. Esto compromete y define principalmente el rol de las universidades, cuyo eje central será contribuir al desarrollo nacional y de las comunidades locales. - Universalidad y solidaridad social La comprensión de la educación como derecho social, no sólo implica democratizar las posibilidades de acceso, sino que además comprender que los resultados del proceso educativo –formación de profesionales y generación de conocimiento- deben ser considerados como un retorno útil y necesario para el desarrollo social. De esta forma, se supera la lógica estrecha de la retribución individual (rentabilidad de los estudios) y con ello, se contrapone además a la lógica actual subsidiaria-focalizada, un modelo basado en los principios de la universalidad y la solidaridad social. - Democracia interna Los principios anteriormente descritos van de la mano con la administración democrática de las instituciones, esto pues son las comunidades educativas aquellas que mejor pueden decidir el modo en el que las instituciones se articulan con el conjunto de la sociedad y sus necesidades. De esa forma, el SNEP debe considerar la posibilidad de la participación vinculante por parte de la comunidad educativa en las diversas áreas de administración de los establecimientos. - Articulación, coordinación y colaboración institucional El Sistema Nacional de Educación Pública contemplará la articulación y colaboración de la diversidad de instituciones que lo compongan. Es decir, debe superar la fragmentación actual, mediante la generación de lineamientos estratégicos que relacionarán a las instituciones y permitirán a cada una de ellas tener roles determinados en el cumplimiento de aquellos. Se evitará así a toda costa la desregulación y competencia entre instituciones, que atentan contra el mejor logro de los fines educativos, superponiendo intereses particulares (lucrativos), sobre los colectivos. - Inclusión y no discriminación El fin más importante de la educación es aportar a la solidaridad y entendimiento entre las personas que son parte de la sociedad. En este punto, son fundamentales dos aspectos:
  7. 7. a) La no selección, ya sea por condiciones sociales, étnicas, de género, religiosas, culturales y, sobre todo, socioeconómicas. Es por ello que la gratuidad universal financiando a las instituciones mediante aportes basales es condición sine qua non de un sistema que promueva la inclusión y no discriminación. b) Iguales condiciones de aprendizaje, tanto en infraestructura, alimentación, ambiente de estudios, acceso al establecimiento y, sobre todo, calidad de la docencia, siendo pilar del sistema las buenas condiciones laborales y formación profesional coordinada tanto de los docentes como de los asistentes de la educación. - Sin Lucro La finalidad de todo establecimiento educativo debe ser justamente el educar, no pueden existir establecimientos donde las decisiones se tomen en función de maximizar la ganancia en vez de entregar la mejor educación - No sexista El Sistema Nacional de Educación pública debe orientarse hacia una transformación de las relaciones entre hombres y mujeres, superando la jerarquización, explotación y opresión en base al sistema sexo/género. - Pluricultural El SNEP debe reconocer las realidades culturales del país incluyendo los conocimientos de los pueblos originarios dentro de todos los niveles de la educación formal. - Promotores del desarrollo del sujeto y su reflexión En el Sistema Nacional de Educación Pública, deben existir espacios para el desarrollo del sujeto y su desarrollo personal. Potenciando su pensamiento crítico y su capacidad de autonomía. III Nuestras propuestas Hemos organizado nuestras propuestas en 4 áreas: ▪ Educación Inicial ▪ Educación Escolar ▪ Educación Técnico- Profesional ▪ Educación Superior 1. Educación inicial, básica y secundaria El sistema escolar en general expresa las problemáticas derivadas de la mercantilización de la educación, constituyéndose como un sistema selectivo, segmentado, competitivo y excluyente. La estructura de propiedad (municipal, particular subvencionada y particular pagada) ha generado un alto nivel de segregación social y ha privilegiado formas de
  8. 8. desarrollo basadas en el clientelismo, el lucro, el autoritarismo y la estandarización. Con ello se consolidó la desigualdad educativa, la disolución de las comunidades y la colaboración entre y al interior de las instituciones. Las escuelas privadas son una elite privilegiada, los colegios particulares subvencionados son principalmente una fuente de negocio y estandarización; y los colegios municipales, en su mayoría, son espacios de control político local, de exclusión y contención social. No hay por tanto un sistema, o una entidad que distribuya equitativamente el derecho a la educación y que cautele adecuadamente procesos formativos integrales y pertinentes. El deterioro de las condiciones de desempeño profesional, la usencia de democracia, la imposición de lógicas de rendimiento y normalización o de abandono educativo; la distorsión en el uso de los recursos, la desarticulación y la ausencia de fines sociales con criterio público, son parte de la cotidianeidad de los establecimientos educativos. La educación inicial está repartida en múltiples subsistemas o tipos de instituciones (particulares-no escolares, estatales, escolares-municipales, etc.) y no tiene mecanismos adecuados de regulación, fiscalización y de garantía del derecho a la educación como derecho social. Situación similar vive la educación básica y media, tanto en sus modalidades científico-humanista como técnico-profesional; agregando una total despreocupación por la educación artística. No existen en definitiva definiciones globales que permitan orientar con criterio nacional la educación de estos niveles. De hecho, parte de los problemas fundamentales que tiene la educación escolar es la inexistencia de fundamentos educativos que orienten pedagógica, curricular y evaluativamente al sistema. El nuevo modelo debe contar explícitamente con lineamientos educativos que permitan objetivar socialmente el mejoramiento y definir el carácter de las políticas que se requiere implementar. Uno de las definiciones que se deben establecer con urgencia se refiere a lo que se entiende por educación y los criterios que permiten establecer su evaluación satisfactoria. Como hemos señalado, el concepto de calidad debe ser replanteado desde una mirada más amplia, poniendo en perspectiva la idea de una buena educación, la que será entendida como aquella que propicie una formación integral y que responda a un conjunto de finalidades multidimensionales e integre los distintos niveles de propósito de la labor educativa. En ese sentido, una buena educación busca considerar, además de las preocupaciones nacionales, los intereses de los estudiantes y de las comunidades involucradas. Es una educación que concibe el progreso educativo a partir del nivel de desarrollo en que se encuentran los estudiantes, apoyando las debilidades y potenciando las fortalezas; se vincula por tanto con las características socio-culturales e individuales de los sujetos y entiende el aprendizaje como construcciones globales (no fragmentarias), contextualizadas y transformativas. Es entendida, en tales términos, desde una perspectiva inclusiva, pertinente y contextualizadora. Una buena educación promueve la formación de un sujeto de derechos, crítico, autónomo y orientado a una ciudadanía
  9. 9. activa; un sujeto en comunidad, con prácticas de solidaridad y cooperación. Desde allí, la buena educación provee un currículum pertinente, flexible e interdisciplinar y se basa en una profesionalidad docente compleja, activa y crítica, superando la simple ejecución técnica, propia de la llamada eficacia escolar, y la lógica de circuito productivo. Educación Inicial En Educación Inicial nuestras propuestas son las que siguen: ● Completar cobertura en Educación Inicial en los tramos de 1- 4 años y de 4 a 5, ampliando el sistema público en esta materia. ● Implementar programas de capacitación para padres y madres, asociado al cuidado y educación de la primera infancia, especialmente con menores de 1 año. ● Aumentar, significativamente, el financiamiento de aporte directo y basal a los centros educativos. ● Mejorar las remuneraciones de las profesionales y asistentes de Educación Inicial. ● Implementar plan de perfeccionamiento especializado para educadoras de párvulo y sus equipos de apoyo. ● Fortalecer las normas que regulan la creación y el funcionamiento de las instituciones de educación en este nivel. Fortalecer los mecanismos, instancias y sanciones que ejercen la labor de fiscalización. ● Incrementar los recursos pedagógicos para el trabajo de los centros educativos. Fortalecer el apoyo de equipos multiprofesionales. El apoyo pedagógico de instituciones externas debe estar debidamente justificado, ser coherente con las definiciones educativas nacionales y de la unidad educativa y debe establecerse con claridad el impacto esperado y su respectiva evaluación. Educación Escolar En Educación General, la reforma debe apuntar a transformar aspectos sustantivos del sistema escolar y la gestión pedagógico-curricular. No hay reforma educacional, sin reforma curricular. En ese marco proponemos: Institucionalidad ● Fin de la municipalización y creación de un Sistema de Educación Escolar, articulado en todos sus niveles y modalidades, con un subsistema cuya propiedad y dependencia será de carácter estatal-descentralizado y estatal-comunitario. La nueva institucionalidad será de carácter profesional y contará con instancias de ejecución, apoyo y evaluación. La gestión será democrática y su desarrollo dependerá tanto de las políticas nacionales, como de los estamentos de cada establecimiento y de la comunidad local en la que se encuentra inserta. ● Aumentar la participación de profesores, estudiantes y las comunidades educativas en general, en la definición de los proyectos educativos, posicionando a la escuela como un lugar de integración, abriendo espacios y tiempos a la inclusión y a la diversidad. Dentro de estas medidas se debe incluir la creación de Consejos Escolares Resolutivos.
  10. 10. ● Fortalecer la gestión directiva y pedagógica – curricular. Creación de un sistema especializado de selección de los directivos intermedios y directores de establecimientos educativos. Carrera Docente ● Fortalecer el rol de los profesores, mejorando las condiciones del trabajo docente, creando una carrera magisterial, sobre la base de un mejoramiento sustantivo del reconocimiento social y salarial; crear una carrera asociada a procesos y compromisos profesionales, más que sólo a resultados y que integre la antigüedad como una de las variables, pero que agregue la capacidad de trabajo colaborativo, los proyectos colectivos, la vocación social y el compromiso profesional. ● Reformular la Formación Inicial Docente. Creación de un Sistema Nacional de Formación Docente, que asegure una formación de calidad con parámetros curriculares y de gestión académica-docente obligatorios para todas las instituciones. ● Crear un programa nacional de retroalimentación entre las instituciones de formación inicial y los establecimientos educativos para las prácticas profesionales, que fortalezca sistemáticamente la formación teórico-práctica de los futuros profesores. ● Reformulación del Sistema de formación continua: Desarrollar un sistema de formación continua y perfeccionamiento público al servicio del desarrollo de las escuelas y sus docentes que coloque el foco en el desarrollo de comunidades pedagógicas activas y creativas. ● Nuevo sistema de evaluación docente, acompañado de perfeccionamiento permanente y en servicio que integre lógicas de acompañamiento y retroalimentación permanente de los procesos. ● Pago total de la deuda histórica a los profesores. ● Mejoramiento salarial, capacitación y carrera técnico-profesional de los asistentes de la educación. Gestión Pedagógica-Curricular ● Reforma Curricular, que introduzca nuevas concepciones educativas centradas en una visión humanista, democrática y reflexivo -crítica, que aborde todas las dimensiones del desarrollo del ser humano. Desarrollar por ende una educación que reconozca y valore la diversidad, por tanto que sea inclusiva, de orientación multicultural y centrada en la convivencia. ● Diseño de un currículum descentralizado y contextualizado, que incorpore las preocupaciones, problemáticas y desafíos de las realidades regionales y locales. Su estructura debe considerar el desarrollo de capacidades y conocimientos fundamentales en cada área, en torno a las cuáles se movilicen núcleos problemáticos, superando la lógica asignaturista. Se deben incluir áreas como formación ciudadana, multiculturalidad, género y derechos sociales. La Jornada Escolar Completa (JEC) debe replantearse para
  11. 11. garantizar efectivamente una formación complementaria, amplia y centrada en las artes, la cultura, el deporte, etc. · Generar programas multidisciplinares de reinserción y flexibilidad curricular, a objeto de aumentar la retención y la articulación en el sistema educativo. · Flexibilizar la gestión del currículum y el calendario escolar en función de las realidades y desafíos escolares particulares. Todo esto es fundamental para sostener educativamente la inclusión social. · Fortalecer el trabajo colaborativo, la integración de las escuelas con la comunidad y la reciprocidad formativa con el entorno, generando comunidades de aprendizaje abiertas. · Generación de un sistema de apoyos pedagógicos de instituciones externas debidamente justificado, coherente con las definiciones educativas nacionales y de la unidad educativa. Se requiere un apoyo sostenido y colaborativo, que mejore las condiciones de gestión de los establecimientos, que desarrolle un modelo educativo con la comunidad, que defina y construya perfiles docentes adecuados a dicho proyecto. ● Reducción de horas lectivas y del número de alumnos por curso. ● Fin del SIMCE. Será reemplazado por la construcción de un modelo de evaluación intra-sistema, por comunas y establecimientos, que permita recoger las particularidades de cada realidad. Desarrollar un nuevo sistema de evaluación de los aprendizajes no competitivo que defina mecanismos para los distintos niveles del sistema, para las distintas dimensiones de la formación y que tenga como centro la retroalimentación del trabajo docente. Financiamiento ● Fin al sistema de subvención escolar, del sistema de voucher y del copago ● Aporte presupuestario vía aporte basal. Que se incremente según necesidades. ● Término de la externalización de los recursos vía Ley SEP (ATE’s) u otro mecanismo. Los aportes deben concentrarse en las escuelas para el fortalecimiento de las capacidades profesionales y no convertirse en ganancias de empresas externas. Los apoyos externos deben ser acotados y los valores de sus prestaciones deben ser regulados y su uso monitoreado, auditado y con evaluación de impacto. Educación Técnico-Profesional Actualmente existe un nivel de desarticulación importante entre el Sistema Escolar Técnico y el Sistema de Educación Técnica Superior. No existe un diálogo entre las necesidades productivas del país, orientadas a las necesidades de las y los chilenos, y las especialidades ofrecidas tanto en los liceos técnico-profesionales como en los CFT e IP. Además existe un grave problema de infraestructura, en donde el equipamiento se desactualiza rápidamente y no se encuentra al nivel del desarrollo productivo que el país necesita.
  12. 12. La educación técnico profesional, tanto en el nivel medio como en el superior, recibe a las y los estudiantes más precarizados del sistema educacional. Esto repercute en que en la educación EMTP existan altas tasas de deserción y en la educación superior bajas tasas de retención y muy poco estudiantes terminen sus carreras. Las instituciones de Educación Superior Técnica y Profesional (Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales) son todas privadas y la actual legislación permite el lucro. Este sector es el de mayor expansión de matrícula en los últimos años y a su vez el menos regulado, de hecho, ni siquiera existe un sistema de acreditación asociado a la educación técnica. A lo anterior se suma la desarticulación entre el desarrollo productivo del país con el sistema educacional llega al punto en que no existe una planificación ni proyección de las tendencias laborales, lo que repercute en bajas tasas de empleabilidad en las especialidades y carreras estudiadas. El sistema técnico profesional es un sistema caracterizado por la competencia de mercado y no por la cooperación entre instituciones. El currículum TP está elaborado bajo una mirada empresarial ligada al emprendimiento y al individualismo, y no contiene una mirada del trabajo profunda que, entre otras cosas, no contempla el aprendizaje de derechos laborales como contenido curricular. Propuestas  Creación de un Sistema Nacional de Educación técnica, articulado y regulado centralmente, vinculado a un nuevo proyecto de desarrollo económico y productivo del país y sus regiones. Este sistema debe articulará el nivel medio técnico profesional con el nivel superior (CFT e IP). La columna vertebral de este subsistema deben ser las nuevas instituciones técnicas públicas de educación superior, estas instituciones deben estar articuladas con un Plan Nacional de ETP-Enseñanza Media. La intención base del sistema será la articulación entre el desarrollo local, las complementariedades intra-regionales y las prioridades nacionales. Para esto es necesario avanzar de manera urgente en: · Crear herramientas que favorezcan el diálogo entre las necesidades del país en el sector productivo y la oferta de especialidades EMTP y carreras técnicas.  Generar mecanismos de retención de estudiantes de la educación técnica asociados a los niveles de empleabilidad de las especialidades y carreras impartidas.  Desarrollar un Marco regulatorio estricto para la existencia de los CFT e IP, que no permita el lucro, asegure heterogeneidad en su matrícula, democracia interna y con una orientación de las carreras impartidas a la realidad local en donde se encuentran las instituciones.
  13. 13.  Incorporar en los contenido curriculares, tanto de los liceos técnico profesionales como de los CFT e IP, asignaturas asociadas al aprendizaje de los derechos laborales.  Diseñar un sistema de prácticas profesionales remuneradas y con derecho a sindicalización. Educación Superior Diagnóstico: La Educación Superior está constituida por un conjunto inconexo de instituciones de distinta naturaleza. El actual orden, no permite colaboración y sinergia entre ellas, favoreciendo la competencia por los recursos y desconociendo la importancia del rol de cada una en la sociedad. Esta situación no sólo se genera en la relación entre las universidades privadas y las tradicionales, sino que incluso las instituciones públicas carecen de todo tipo de articulación, racionalidad y coordinación en sus fines, lo que tiene por consecuencia que las universidades públicas se vean obligadas a comportarse como una universidad privada más, disputando estudiantes y recursos bajo lógicas de mercado. Chile necesita un nuevo sistema de Educación Superior que contribuya al desarrollo nacional y al bien común y que no esté supeditado a intereses particulares y al mercado. Este no puede ser entendido como una mera suma de instituciones y debe basarse en mecanismos de colaboración entre sus partes. Hoy día los criterios de mercado, las orientaciones lucrativas de instituciones privadas y la situación de subsistencia de las universidades estatales ha empujado a que en la práctica un número importante de universidades se dedique de manera exclusiva a la docencia, dejando en un segundo plano -o eliminando completamente- las funciones de extensión e investigación, desacoplándose así de las necesidades sociales y de la vinculación con el medio y la comunidad. Desde nuestra propuesta, en el SNEP, todas las universidades deben ser universidades complejas, es decir, deben contar con el desarrollo de docencia, investigación y extensión, orientados al bien común y al fomento del desarrollo local, regional y nacional. Deben admitir diversidad de corrientes de pensamientos al interior de la academia, sin restricciones ideológicas, así como también garantizar los principios de libertad de asociación, expresión y cátedra. Se debe reconocer y estimular el carácter público de la investigación científica y tecnológica realizado por las universidades, incentivando que las políticas de extensión que realizan guarden correspondencia con las necesidades educativas y culturales del país. La interacción con el medio es esencial para establecer una relación recíproca, donde las universidades sean abiertas y receptivas respecto a la sociedad. Para esto es clave, la elaboración de planes para la investigación, innovación y la interacción con el medio en función de las áreas prioritarias para el desarrollo regional y nacional.
  14. 14. Por ello proponemos una Reforma estructural al Sistema de Educación Superior, que apunte a configurar y fortalecer un Sistema Nacional de Educación Pública democrático, gratuito, de calidad e inclusivo. Propuestas: ● Nueva Marco Legislativo Constitucional para el Sistema de Educación Superior. La transformación estructural del modelo de mercado debe tener respaldo en modificaciones de orden constitucional en tanto deben ser entendidas como política de Estado. Estas modificaciones deben garantizar: - La educación como bien público y como derecho social. - Nuevo rol del Estado: Erradicar el rol subsidiario actual del Estado por uno que tenga como característica principal su rol de garante: orientador, regulador, supervisor, asegurador de la calidad y promotor de un sistema que se desarrolle de modo armónico y articulado. ● Definición de una Estrategia Nacional de Desarrollo para la Educación Superior Pública. Debemos construir un sistema de Educación Superior que responda a las necesidades a nivel regional y nacional. Se requiere definir la necesidad de profesionales, técnicos, artistas, científicos para cada área de conocimiento. Esta definición, debe ser la base para la construcción de la oferta académica y los cupos disponibles por las IES del Sistema Nacional de Educación Pública. De este modo habría una regulación de la oferta y de los cupos, más allá de las variables definidas únicamente por el mercado. En este contexto, el Estado debe apoyar y promover carreras de baja rentabilidad económica y alta rentabilidad social (área de artes, filosofía, ciencias básicas por ejemplo). Si bien, como se mencionó más arriba, el núcleo de la relación entre SNEP y Estrategia Nacional de Desarrollo son las instituciones públicas, las definiciones que a partir de ella se desarrollen (p.e. el control de la oferta de carreras) debe incluir al conjunto de las universidades del sistema, no sólo a las públicas, de modo de entregarle coherencia al sistema en su conjunto. La definición de esta Estrategia debe darse de manera democrática y con participación de los distintos actores involucrados en el proceso educativo, pudiéndose ver representadas las diferentes visiones dentro del proceso de definición. Dentro de las instituciones participantes deben encontrarse las instituciones de Educación Superior, Académicos, CONFECH, entre otros. ● Fortalecimiento de la Educación Pública. El Estado se debe hacer cargo de sus universidades, transformando además a la educación pública en la mejor alternativa educacional para todos y todas. Esto implica la creación y fortalecimiento de una red de instituciones de educación superior pública que contemple Universidades, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica. Las Instituciones de Educación Superior (IES) públicas deben cumplir algunas condiciones: ser de propiedad estatal, tener una estructura de gobierno democrática, estar alineadas
  15. 15. con la Estrategia de Desarrollo Nacional, entregar educación de calidad, ser totalmente gratuitas, contar con un sistema de acceso inclusivo, y ser sin fines de lucro. En una primera etapa, y de manera inmediata, el Estado debe establecer un nuevo trato con las universidades estatales. Se necesita una nueva relación entre el Estado y las Universidades de su propiedad, en términos de responsabilidades financieras y de gestión. En términos financieros estará asociado a su financiamiento completo y de manera basal, además de la entrega de fondos orientados a la revitalización del sistema. En términos de gestión debe estar orientado al establecimiento de una nueva institucionalidad que ordene racionalmente al conjunto de las universidades desde una perspectiva sistémica y combata, además, las innumerables trabas burocráticas que impiden una administración eficiente. Además de lo anterior, el fortalecimiento de la educación pública debe incorporar una política de expansión de la matrícula, asociada a la revitalización principalmente de las universidades regionales. · Un nuevo Sistema de Financiamiento Una de las demandas más sentidas por la sociedad chilena, en el último tiempo, ha sido el excesivo gasto en educación superior que deben realizar las familias para educar a sus hijos. A su vez, las distintas comunidades universitarias de planteles tradicionales, reclaman la falta de recursos para poder llevar a cabo todas las actividades que conlleva ser una universidad. Uno de los principales nudos críticos que ha sido cuestionado por el movimiento estudiantil es la existencia de lucro lo que conlleva negociar con un derecho social y la privatización del mismo. Hay que entender que la Educación Superior es un derecho social, que presenta un retorno social mayor al pago de un arancel. Esto implica que el Estado se convierta en la principal fuente de recursos del sistema. Propuestas:  El financiamiento mediante voucher, o subsidio a la demanda, es el pilar del mercado educativo, obligando a que las instituciones de educación superior compitan por matrícula de estudiantes. Es por ello que el financiamiento de las instituciones de educación superior debe ser a través de fondos basales, es decir, financiamiento directo a la institución. Estos fondos basales deben encontrarse asociadas a una planificación general del sistema, orientada a partir de la articulación con la Estrategia Nacional de Desarrollo.  Las instituciones de educación superior pública deben ser gratuitas, es decir, esto significa la eliminación de los aranceles y de todo tipo de pago directo a las instituciones. El financiado debe ser a través de impuestos que graven a los grandes capitales del país. Esto implica cambiar la lógica de “subsidios a servicios” por una perspectiva de provisión de derechos sociales. Un análisis del impacto distributivo de la educación superior indica que la gratuidad en el actual sistema no es regresiva, pues considera la
  16. 16. rentabilidad social de la educación superior, por lo que se debe desarrollar una visión estratégica de desarrollo.  Se deberá contar con fondos de revitalización, específicos para las Universidades estatales, regionales y con estudiantado de mayor vulnerabilidad. Este fondo de revitalización debe asimismo considerar un financiamiento de inversión que les permita crecer sostenida y planificadamente en matrícula, infraestructura y cuerpo docente.  El financiamiento estatal debe cubrir las necesidades basales de las instituciones de educación pública: administración, dirección, docencia, apoyo pedagógico, materiales educativos, infraestructura, equipamiento y beneficios estudiantiles; corregir las desigualdades existentes en las distintas comunidades y financiar proyectos elaborados en conjunto con la comunidad educativa que requieran aportes especiales, con transparencia total del uso de sus recursos financieros. Este financiamiento debe realizarse además sobre presupuestos en base a territorios geográficos especificados y las necesidades del proyecto de desarrollo educativo nacional, con aportes directos a las instituciones.  Planteamos un esquema de financiamiento teniendo en cuenta el principio irrestricto de financiar a las instituciones y sus proyectos educativos por medio de los presupuestos anuales de las universidades. Éstos deben contribuir a la modernización de las instituciones retrasadas respecto del resto del sistema; el desarrollo de las mismas a partir de la inversión en capacitación docente, tecnología e infraestructura; la expansión de la cobertura y matrícula de la educación pública; y la investigación como eje central de la productividad científica, tecnológica y artística de alto nivel en pregrado como posgrado.  El lucro es algo que debe ser erradicado del sistema educativo. Para esto la Subsecretaría de Educación Superior y la Superintendencia estarán destinadas a hacer cumplir la ley, dotada, entre otras de una cláusula de fiscalización general, que le permita ejercer amplias facultades de fiscalización, regulación y control del sistema de educación superior.  En el caso de las instituciones privadas, que existen actualmente, podrán recibir, transitoriamente, fondos públicos. La continuidad de la entrega de estos fondos, estará condicionada al cumplimiento de los requisitos del SNEP. De ese modo, estos fondos deben ser conforme a la cantidad de alumnos de bajos recursos, a los niveles de democracia y a su articulación con la Estrategia Nacional de Desarrollo. Deben ser entregados bajo vigilancia de contraloría y con la finalidad exclusiva de cumplir estos criterios públicos de existencia, como por ejemplo políticas de acceso equitativo, políticas de investigación y extensión orientadas hacia las necesidades sociales, existencia de democracia interna, imposibilidad de lucro, creación de mecanismos de hetorogeneización de la matrícula, tope arancelario. etc. El uso de estos fondos deben ir en el sentido de prefigurar las funciones y orientaciones del nuevo SNEP. ● Democratización de las IES:
  17. 17. Un nuevo sistema de educación debe contemplar como eje transversal la democratización de los planteles. La falta de democracia en los planteles educativos es transversal en todos los niveles e independiente de la propiedad, aunque con diferencias jurídicas y de posibilidades de cambio, que son necesarias de contemplar. La democracia universitaria lo entendemos como la forma de organización en donde toda Comunidad Universitaria, en consonancia con la sociedad y los territorios aledaños -bajo mecanismos que aseguren su representación- y producto de un vivo y constante proceso de deliberación, decide colectivamente las políticas institucionales y direcciones de la Universidad, contemplando, cuando menos, tres niveles: 1. En lo Político: Definición de planes de desarrollo y elección de organismos directivos 2. En lo económico: Determinación de prioridades y criterios en la distribución de presupuesto, 3. En lo académico: Definición colectiva en torno a la orientación de planes y programas de estudio, de investigación y labores de Extensión. En ese sentido, es necesaria una legislación en positivo que garantice mínimos de democracia institucional, como por ejemplo, participación triestamental en los órganos resolutivos, elección triestamental de las autoridades unipersonales, entre otros. Propuestas: - Construcción de nueva legislación que contemple: - Elección de autoridades de modo triestamental (Juntas Directivas, Gobierno Universitario, Facultades, departamentos y Carreras). - Composición de órganos colegiados de modo triestamental (Juntas Directivas, Gobierno Universitario, Facultades, departamentos y Carreras) - Instancias de aprobación y monitoreo de Proyectos Educativos Institucionales por parte de las comunidades universitarias. - Aprobación triestamental de la utilización del presupuesto Generar un nuevo sistema de acceso a la educación superior: La exigencia de pluralidad en el seno de todas las instituciones de ESUP es el eje que articula estas demandas. Las demandas de acceso deben ir avanzando en prefigurar la educación como un derecho, en el sentido que todo quien lo desee pueda estudiar. De este modo, es que plantiamos el acceso irrestricto o universal como horizonte, pues es el único correlato posible bajo esta concepción de educación. El acceso debe operar como elemento de cambio en las instituciones de ESUP, éste debe incluir igualdad no sólo en el ingreso a la institución, sino que también en tasa de mantención y de egreso.
  18. 18. La trascendencia de desarrollar políticas de acceso igualitarias e inclusivas, se expresa en la necesidad de establecer estos criterios como requisito de acreditación y existencia de las Instituciones de Educación Superior. Propuestas: · Fin a la PSU. La diversificación de las variables para la admisión deben garantizar que los métodos no contengan de sesgos socioeconómicos, de género y etnia antes de su implementación. - Creación de un Sistema Nacional de Admisión de Estudiantes, que abarque a todas las IES públicas alineadas con la Estrategia Nacional de Desarrollo de la ESUP y que se base en tres criterios de admisión ponderados apropiadamente: a. Evaluaciones diagnósticas por área de conocimiento, según intereses vocacionales. b. Valoración del rendimiento relativo al contexto en la enseñanza media: (ranking, mejorado según las evaluaciones del último proceso). c. Valoración socioeconómica: a menor nivel socioeconómico, mayor oportunidad de tener acceso según este criterio. - Sistema de evaluación a las modificaciones en los sistemas de acceso de acuerdo a sus resultados y no a implementación de éstos. Por ejemplo, no será el único requisito implementar un programa de ingreso prioritario, sino tener una matrícula de un 20% de alumnos a 5 años. - Las reformas de acceso en las instituciones deben incorporar indicadores de éxito en criterios de equidad de ingreso, resultados, mantención y egreso. - Establecer un sistema de apoyo estudiantil que incluya aspectos sociales, académicos, fortalecimiento del capital cultural para favorecer el ingreso, nivelación, permanencia y titulación de los estudiantes que ingresen a las IES. - Que las instituciones de ESUP elaboren cambios curriculares a corto plazo para adaptar las mallas a los alumnos que ingresan que antes no ingresaban (enseñanza multicultural, personas con necesidades educativas especiales entre otras) - Garantizar niveles de representación equitativa en términos de proporción de los chilenos/as en la educación superior, esto se traduce en cuotas para etnias, cuotas para deciles de ingreso y cuotas para personas con necesidades educativas especiales. · Conocimiento orientado a las necesidades de las mayorías (Orientación del Conocimiento) El eje que hemos definido “Orientación del Conocimiento” se refiere a la direccionalidad, al propósito y al conjunto de objetivos generales y específicos que configuran la actividad del sistema educativo. Si bien es mucho más que esto, el rol que juega la Orientación del Conocimiento se hace particularmente evidente en: a) El Currículum como la forma más específica de construcción de sujeto. b) La Investigación como forma de generación de conocimiento y tecnología útil.
  19. 19. c) La Extensión como la manera en que el sistema educativo interactúa y se relaciona con otras instituciones (empresa privada, gobiernos locales, etc.). 1. Currículum Actualmente el currículum tiene como eje central la habilitación para el mercado laboral. La definición anterior incluye la consolidación de un currículum con enfoque tecnológico, es decir, un currículum que elimina el valor de los sujetos en la puesta en marcha de éste, quitándole un rol relevante a las comunidades y a los docentes en la contextualización y redefinición de objetivos de formación. Propuestas - Otorgar a las comunidades la facultad de definir los fines educativos conforme a la determinación de sus necesidades. - Diversificar el contenido de la educación, introduciendo con fuerza demandas sobre el rol del género, y la relevancia de otros saberes (conocimientos de pueblos originarios y comunidades locales, por ejemplo). 2. Investigación La ciencia es un sistema de conocimientos abierto y dinámico que tiene como entrada principal el quehacer diario de miles de investigadores que van construyéndola y desarrollándola de manera colectiva. Su salida, los resultados de la investigación científica, constituyen verdaderas fuerzas motrices del desarrollo de una sociedad. Estos resultados deben ser divulgados para que estén al alcance de toda la ciudadanía, garantizando que puedan ser aplicados para aumentar el bienestar de la sociedad, para la formación de nuevos profesionales y para la generación de nuevos conocimientos en un ciclo permanente. En este sistema dinámico constituido por la educación, la investigación y el desarrollo económico, estos elementos están constantemente actuando entre sí y configurándose plenamente. El Sistema Nacional de Educación Pública debe tener una estructura científica básica, fuerte y adecuadamente financiada, pero necesariamente, en contacto estrecho con los sistemas educativos y productivos. Para esto proponemos la existencia de un diseño que pesquise las necesidades sociales y elabore políticas de investigación enmarcadas en una Estrategia de Desarrollo Nacional. Propuestas: - Sustitución del financiamiento a la investigación individualizado por académicos por un sistema de financiamiento a las Universidades en base a una pauta nacional de necesidades en áreas prioritarias. - Publicación de la investigación en revistas científicas de open access, liberando el material docente para uso del público general. Esta acción busca garantizar la posibilidad de acceder al conocimiento generado por las instituciones de educación superior públicas.
  20. 20. - Generación de un fondo de investigación regional para ser ejecutado por las Universidades Públicas que ejecute proyectos de investigación generados por las comunidades universitarias y las organizaciones sociales de la región. 3. Extensión Aun siendo un pilar fundamental de las Universidades, existe un abandono indiscutible por parte de las instituciones en el espíritu fundador de esta función. En el Nuevo Sistema de Educación Pública la extensión debe ser: - Con perspectiva transformadora: Capaz de romper con la lógica paternalista educador/educando. - Bidireccional: Promotora de relaciones de retroalimentación de las comunidades adyacentes y de la comunidad universitaria. - Vinculante: Construida a partir de las relaciones con las comunidades y su incidencia real de éstas en el quehacer universitario, es decir, dependiente de la continuidad de los lazos forjados entre ambos espacios. Propuestas: - Los planteles de Educación Superior, deben incorporar a su declaración de principios el concepto de Extensión mencionado previamente. - Exigencia de la función de Extensión de las disciplinas como condición de existencia de las Universidades que reciban fondos estatales, reflejada principalmente en: a) Inclusión de actividades de extensión en el currículum de las carreras. b) Institucionalización en departamentos o unidades de Extensión que cuenten con participación efectiva de la comunidad tanto universitaria como de los territorios con los que se vincula, asegurando que tengan injerencia en las direcciones de los proyectos. ● Se debe reformular el sistema nacional de aseguramiento de la calidad, estableciendo una nueva legislación que considere: - Acreditación obligatoria para todas las instituciones de educación superior. - Creación de nueva Agencia Nacional de Acreditación, que reemplace a la CNA, cuya conformación no sea cuoteada por tipo de institución sino por académicos de experiencia en docencia, gestión e investigación. - Si alguna de estas medidas implicara el cierre de la institución, el Estado deberá hacerse cargo de la reubicación de las y los estudiantes afectados de modo que su proceso educativo se vea lo menos afectado posible. El sistema nacional de aseguramiento de la calidad debe dotarse de un sistema de información centralizada y público de indicadores institucionales. - Asociar la acreditación a la garantía del cumplimiento de estándares en infraestructura y RRHH que permitan sustentar los proyectos académicos de instituciones y programas.

×