Reportaje

848 visualizaciones

Publicado el

Los malabaristas del semaforo

Publicado en: Entretenimiento y humor
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
848
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Reportaje

  1. 1. REPORTAJEPor: Nathalie Rencoret, María del Cisne Tello, Paul Villamagua LOS MALABARISTAS DEL SEMÁFOROA través del mundo el malabarismo se considera un arte antiguo, hay muchas fuentesque demuestran que el malabarismo se encuentra presente en pinturas egipcias, tambiénse ha verificado que las mujeres practicaban el malabarismo para entretener a los reyes.Ya en la actualidad en Europa y norte América este arte se hizo muy popular alintroducirlo en circos como actos de entretenimiento para el público en general. “Elespectáculo de variedades” entre las clases medias-altas, saco a los malabaristas de lascalles y cárceles europeas y los hizo trabajar en teatros y circos.Sin duda alguna la creciente ola de malabaristas callejeros ha brindado una distracciónal momento de esperar en el semáforo. Sabemos que para la mayor parte de ellos esto esun entrenamiento, arte, trabajo, y un estilo de vida poco común que los caracteriza.Los malabaristas hacen juegos que por su dificultad y belleza hacen necesaria ciertahabilidad psicomotriz por parte de quien lo realiza para llevarlos a cabo, para ello , elmalabarista se sirve de diversas partes del cuerpo, principalmente de las manos, perotambién de los pies, brazos o cabeza. Los juegos malabares son una de las accionesclásicas del circo. De cara al público son vistosos porque parece que es casi imposiblehacerlos.Como disciplina, el malabarismo tiene muchísimas vertientes. “El diábolo” – copa quees dominada y aventada en dos varas unidas por una cuerda, los “devil´s sticks” – varacon contra pesos sostenida por otras dos varas más pequeñas-, los “swing”- par de bolasfijas a unas cuerdas que son balanceadas como péndulos- y lo más conocido: las “bolas”y las “clavas” – que son elevadas por los aires con destreza, agilidad y perfectasincronía-
  2. 2. Hoy en día en las calles de la ciudad de Loja como la Bernardo Valdivieso y Lourdespodemos apreciar este arte callejero que llama la atención al público en general.Una ventaja de los malabaristas es que cuentan con el semáforo que tiene una duraciónde 30 a 35 segundos para poder expresar sus destrezas que al terminarlas se acercan arecibir la colaboración del conductor que fue testigo del espectáculo.Caminando por nuestras calles encontramos a un grupo de malabaristas que nosbrindaron información para llegar a conocer más sobre su día a día en las calles.Así empezamos con Lucciani Bossa (Bogotá- Colombia) un joven de 18 años de edadque nos comenta sobre la actividad que realiza todos los días, “el malabarismo no soloes una forma de ganarse la vida si no una pasión que nunca piensa dejar ni por unamujer”, dijo, afirmándolo en un tono un tanto sarcástico. El nos cuenta que empiezaesta actividad desde hace aproximadamente 6 meses en su ciudad natal pero lleva mes ymedio viajando y recorriendo nuestro país.Nos relata que ha recorrido Quito, Baños, Montañita, Guayaquil, Cuenca y actualmenteLoja, él no solamente tiene planes de seguir con el malabarismo si no que quiere tener laoportunidad de estudiar en Argentina música, por que espera superarse en el futuro.
  3. 3. Nos afirma que así como esta profesión tiene momentos buenos, también se le presentadificultades ya que no todo es color rosa, pues la vida en la calle lleva muchosobstáculos, “el peligro con la migración es una realidad que enfrentamos todos losdías”, dijo, pero a pesar de todos los riesgos que implica, él entrega su vida a las callespara poder obtener el pan de cada día.Seguidamente hablamos con su compañero, Germán (Bogotá - Colombia) él tiene 20años de edad y viene realizando esta actividad desde hace un año, él en cambio noscomenta que piensa seguir realizando su arte de por vida, ya que no tiene planes deestudiar, si no, solamente de viajar alrededor del mundo mostrando su arte.Nos cuenta que el trabajo en grupo es mucho más fácil, ya que trabajando juntos adiario recolectan un total de 20 a 25 dólares. Ellos actualmente viven en Vilcabamba yla atención que reciben por parte de los lojanos es muy acogedora.Hasta ahora su plan de recorrido lo tienen previsto realizarlo juntos, piensan viajar aPerú, Bolivia, Chile, y por último a la Patagonia - Argentina.
  4. 4. Siguiendo nuestro recorrido por la ciudad de Loja localizamos a Arturo (Sucumbíos) unjoven de 16 años de edad que también se dedica al malabarismo, con este joven tuvimosla oportunidad de conocer un poco más a fondo la realidad que él enfrenta día tras día.Nos relata su trágica historia, que desde muy pequeño tuvo que permanecer solo, debidoa que su madre falleció cuando él tenía 7 años de edad y su padre ya vivía en España.Es así como empieza esta actividad del malabarismo el cual la hace su profesión, suvida y su pasión.
  5. 5. Sin duda alguna nos cuenta que es difícil, y sus ganancias son mínimas, peroconfortables para él. También nos comenta que una de sus destrezas es el tejido demanillas, collares, aretes etc.Y una de las ciudades que le atrae culturalmente y económicamente es Otavalo y afuturo piensa viajar hacia Perú con la idea de seguir su travesía.OPINIÓN SOCIALLuego de poder hablar con estos artistas callejeros, también tomamos en cuenta laopinión de un ciudadano, “El malabarismo parece divertido pero no deberían arriesgarsu vida en las calles, deberían tratar de explotar esa habilidad en programas formalescomo los circos, ferias e inclusive en eventos sociales”, dijo, Andrés Armijos de 20 añosde edad.En fin, el malabarismo callejero es un estilo de vida independiente, divertido yaventurero. Para así poder aprender que sea cual sea la causa del malabarismo, todo está en unorden y debemos poner nuestro grano de arena para que la ciudadanía los apoye.

×