Salmorejo Andaluz
Ingredientes para hacer Medio Litro de Salmorejo Cordobés  (para 2-4 personas): <ul><li>500 gramos de tomates rojos bien m...
Pon a calentar agua  (para pelar los tomates). Mientras tanto coge los tomates y haz un corte en cruz en la base de cada t...
Ver el siguiente video para la elaboracion: <ul><li>http://www.youtube.com/watch?v=C9zceEn3LBY -  </li></ul>
Consejos Elige unos  tomates bien rojos  (que estén bien maduros) y algo tiernos (pero sin que estén pasados). Si usas una...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Receta salmorejo andaluz

997 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
997
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
13
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Receta salmorejo andaluz

  1. 1. Salmorejo Andaluz
  2. 2. Ingredientes para hacer Medio Litro de Salmorejo Cordobés (para 2-4 personas): <ul><li>500 gramos de tomates rojos bien maduros </li></ul><ul><li>100 gramos de pan duro (de 1 o 2 días de atraso) </li></ul><ul><li>100 ml de aceite de oliva virgen extra </li></ul><ul><li>1 diente de ajo (yo solo pongo medio pero tú a tu gusto) </li></ul><ul><li>sal </li></ul><ul><li>Agua y Hielo (solo para pelar los tomates) </li></ul><ul><li>Receta para hacer Medio Litro de Salmorejo Cordobés (para dos o cuatro personas): </li></ul><ul><li>Pon a calentar agua (para pelar los tomates). Mientras tanto coge los tomates y haz un corte en cruz en la base de cada tomate. No hagas el corte demasiado profundo, con cortar la piel es suficiente. </li></ul><ul><li>Cuando esté hirviendo añade los tomates y deja entre 30 segundos y 1 minuto (fíjate que se separará un poco la piel). Mientras prepara un cacharro con agua fría y hielo . Saca los tomates del agua caliente y añade al cacharro de agua fría. Con el enfriamiento repentino la piel del tomate se separará del cuerpo y serán más fáciles de pelar. </li></ul><ul><li>Coge el pan y córtalo en trozos pequeños y ponlo en un cacharro. </li></ul><ul><li>Pela los tomates , córtalos en varios trozos y ponlos sobre el pan. Añade también media cucharada pequeña con sal (así sudan los tomates y se empapan antes el pan). </li></ul><ul><li>Si el pan está muy duro deja que se mojen con el tomate durante 30 minutos, si no pasa al siguiente paso. </li></ul><ul><li>Pela el ajo y como lo vamos a usar en crudo le quitamos el centro para que no repita. Corta el ajo en varios trozos y añádelo al pan y al tomate. Mi consejo es que añadas solo la mitad y luego cuando pruebes decidas si añades más o no. </li></ul><ul><li>Añade también el aceite de oliva y pásalo todo por la batidora hasta que quede bien fino (muy muy fino). Prueba de sal y si es necesario añade una poca más. También es buen momento para añadir más ajo si te gusta el salmorejo más fuerte y darle un poco más a la batidora para que se integre bien. </li></ul><ul><li>Por último mételo en el frigorífico y sírvelo bien fresquito. Si quieres puedes acompañarlo con jamón serrano, huevo duro (cocido) y unas gotas de aceite de oliva. Fuera de la cocina y a comer!!! </li></ul><ul><li>A comer : </li></ul><ul><li>Con estos ingredientes obtenemos medio litro de salmorejo . Dependiendo del uso que le demos nos servirán para más o menos personas, si es solo una tapa o aperitivo comerán cuatro o más personas, si es como un primer plato tendrás dos raciones bien despachadas </li></ul><ul><li>En todas las recetas es importante disponer de buenos ingredientes, pero en las recetas en las que no se cocina nada (todo va en crudo) como en este salmorejo es realmente importante que los ingredientes sean los mejores que puedas obtener . El tomate y el aceite que uses determinarán el sabor final de la receta y marcarán la diferencia entre un salmorejo excepcional y uno que no lo es. </li></ul><ul><li>Elige unos tomates bien rojos (que estén bien maduros) y algo tiernos (pero sin que estén pasados). Si usas una Thermomix para preparar el salmorejo no necesitas pelar el tomate (ya que según dicen queda muy muy fino) pero si lo haces con una batidora convencional es bueno que dediques un momento a pelárlos para obtener una crema muy fina. </li></ul><ul><li>Elige un aceite de oliva virgen extra que no tenga un sabor demasiado marcado. Ten en cuenta que algunas variedades dejan un regusto amargo en la garganta que pueden eclipsar (y descompensar) el sabor del resto de los ingredientes del salmorejo. Para saber qué aceite elegir coge una cuchara pequeña de aceite y dale un sorbo pequeño. Si tras varios sorbos no notas un regusto amargo en la garganta (en el fondo de la boca) puedes usar el aceite sin problemas. Si notas un amargor desagradable olvídate de ese aceite para consumir en recetas que llevan el aceite en crudo (como las papas aliñadas o los pimientos asados) y resérvalo para cocinar. </li></ul><ul><li>Si a pesar de haber elegido un buen aceite de oliva (y haber probado que no es demasiado amargo) notas que tu salmorejo amarguéa dejando mal sabor de boca tras cada cucharada presta atención al ajo que usas y a los tomates. En ocasiones las semillas del tomate amarguean demasiado, si te pasa con tus tomates compra otros o quítales las semillas. </li></ul><ul><li>A mi personalmente me gusta añadirle un poco de vinagre de Jerez (para esta receta bastaría una o dos cucharadas pequeñas). Hay quien también añade huevo  y quien quita el pan para dejar solo huevo (para obtener una textura más similar a una mayonesa). Tu puedes hacer las variaciones que prefieras pero te estarás alejando del auténtico salmorejo cordobés . </li></ul><ul><li>Por último ten en cuenta de que el salmorejo cordobés es una crema bastante espesa , si la prefieres más ligera ve añadiendo más tomates hasta dejarla a tu gusto o quita un poco de pan al principio de la receta </li></ul>
  3. 3. Pon a calentar agua (para pelar los tomates). Mientras tanto coge los tomates y haz un corte en cruz en la base de cada tomate. No hagas el corte demasiado profundo, con cortar la piel es suficiente. Cuando esté hirviendo añade los tomates y deja entre 30 segundos y 1 minuto (fíjate que se separará un poco la piel). Mientras prepara un cacharro con agua fría y hielo . Saca los tomates del agua caliente y añade al cacharro de agua fría. Con el enfriamiento repentino la piel del tomate se separará del cuerpo y serán más fáciles de pelar. Coge el pan y córtalo en trozos pequeños y ponlo en un cacharro. Pela los tomates , córtalos en varios trozos y ponlos sobre el pan. Añade también media cucharada pequeña con sal (así sudan los tomates y se empapan antes el pan). Si el pan está muy duro deja que se mojen con el tomate durante 30 minutos, si no pasa al siguiente paso. Pela el ajo y como lo vamos a usar en crudo le quitamos el centro para que no repita. Corta el ajo en varios trozos y añádelo al pan y al tomate. Mi consejo es que añadas solo la mitad y luego cuando pruebes decidas si añades más o no. Añade también el aceite de oliva y pásalo todo por la batidora hasta que quede bien fino (muy muy fino). Prueba de sal y si es necesario añade una poca más. También es buen momento para añadir más ajo si te gusta el salmorejo más fuerte y darle un poco más a la batidora para que se integre bien. Por último mételo en el frigorífico y sírvelo bien fresquito. Si quieres puedes acompañarlo con jamón serrano, huevo duro (cocido) y unas gotas de aceite de oliva. Fuera de la cocina y a comer!!!
  4. 4. Ver el siguiente video para la elaboracion: <ul><li>http://www.youtube.com/watch?v=C9zceEn3LBY - </li></ul>
  5. 5. Consejos Elige unos tomates bien rojos (que estén bien maduros) y algo tiernos (pero sin que estén pasados). Si usas una Thermomix para preparar el salmorejo no necesitas pelar el tomate (ya que según dicen queda muy muy fino) pero si lo haces con una batidora convencional es bueno que dediques un momento a pelárlos para obtener una crema muy fina. Elige un aceite de oliva virgen extra que no tenga un sabor demasiado marcado. Ten en cuenta que algunas variedades dejan un regusto amargo en la garganta que pueden eclipsar (y descompensar) el sabor del resto de los ingredientes del salmorejo. Para saber qué aceite elegir coge una cuchara pequeña de aceite y dale un sorbo pequeño. Si tras varios sorbos no notas un regusto amargo en la garganta (en el fondo de la boca) puedes usar el aceite sin problemas. Si notas un amargor desagradable olvídate de ese aceite para consumir en recetas que llevan el aceite en crudo (como las papas aliñadas o los pimientos asados) y resérvalo para cocinar. Si a pesar de haber elegido un buen aceite de oliva (y haber probado que no es demasiado amargo) notas que tu salmorejo amarguéa dejando mal sabor de boca tras cada cucharada presta atención al ajo que usas y a los tomates. En ocasiones las semillas del tomate amarguean demasiado, si te pasa con tus tomates compra otros o quítales las semillas. A mi personalmente me gusta añadirle un poco de vinagre de Jerez (para esta receta bastaría una o dos cucharadas pequeñas). Hay quien también añade huevo  y quien quita el pan para dejar solo huevo (para obtener una textura más similar a una mayonesa). Tu puedes hacer las variaciones que prefieras pero te estarás alejando del auténtico salmorejo cordobés . Por último ten en cuenta de que el salmorejo cordobés es una crema bastante espesa , si la prefieres más ligera ve añadiendo más tomates hasta dejarla a tu gusto o quita un poco de pan al principio de la receta

×