!

INSTITUTO	
  BIBLICO	
  www.descubrelabiblia.org	
  
Nivel	
  Intermedio	
  

!

Notas	
  de	
  Hechos	
  21-­‐22	
  La...
Hec.21.4. Y hallados los discípulos, nos quedamos allí siete días; y
ellos decían a Pablo por el Espíritu, que no subiese ...
Hec.21.11. quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose
los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu S...
- En esta época la apostasía se entendía como el abandono de la ley de Moises,
con la circuncisión como señal del pacto e ...
Núm.6.14. y ofrecerá su ofrenda a Jehová, un cordero de un año sin tacha en
holocausto, y una cordera de un año sin defect...
1Co.10.19. ¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se
sacrifica a los ídolos?
1Co.10.20. Antes digo ...
Hec.21.31. Y procurando ellos matarle, se le avisó al tribuno de la
compañía, que toda la ciudad de Jerusalén estaba albor...
- Esta era la oportunidad que Pablo había soñado…

!

Hec.21.40. Y cuando él se lo permitió, Pablo, estando en pie en las
...
- Pablo amaba profundamente a su nación (Rom 9), y le preocupaba que un
Mesías falso promoviera una rebelión judía contra ...
3. Oír la voz de su boca

!

Jua.5.24. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me
envió, tiene ...
Isa.6.12. hasta que Jehová haya echado lejos a los hombres, y multiplicado los
lugares abandonados en medio de la tierra.
...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

21 Hechos 21 22 La pasión de Pablo

2.529 visualizaciones

Publicado el

www.descubrelabiblia.org

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.529
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.411
Acciones
Compartido
0
Descargas
84
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

21 Hechos 21 22 La pasión de Pablo

  1. 1. ! INSTITUTO  BIBLICO  www.descubrelabiblia.org   Nivel  Intermedio   ! Notas  de  Hechos  21-­‐22  La  Pasión  de  Pablo   (Biblia  RVA  60)   ! Introducción:   Mucho   hemos   escuchado   sobre   la   pasión   de   Cristo,   sin   embargo,   en   estos   dos   capítulos  descubriremos  que  Pablo  como  un  verdadero  discípulo  de  Yeshua  sigue  sus  pasos  y   toma  la  decisión  de  sufrir  por  las  naciones,  las  ovejas  perdidas  de  la  casa  de  Israel,  cueste  lo   que  cueste.  Es  mi  oración  que  este  estudio  nos  inyecte  pasión  para  seguir  los  mismos  pasos…   ! ! Luc.6.40. El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro. Hec.21.1. Después de separarnos de ellos, zarpamos y fuimos con rumbo directo a Cos, y al día siguiente a Rodas, y de allí a Pátara. Hec.21.2. Y hallando un barco que pasaba a Fenicia, nos embarcamos, y zarpamos. Hec.21.3. Al avistar Chipre, dejándola a mano izquierda, navegamos a Siria, y arribamos a Tiro, porque el barco había de descargar allí. 1
  2. 2. Hec.21.4. Y hallados los discípulos, nos quedamos allí siete días; y ellos decían a Pablo por el Espíritu, que no subiese a Jerusalén. Hec.21.5. Cumplidos aquellos días, salimos, acompañándonos todos, con sus mujeres e hijos, hasta fuera de la ciudad; y puestos de rodillas en la playa, oramos. Hec.21.6. Y abrazándonos los unos a los otros, subimos al barco y ellos se volvieron a sus casas. Hec.21.7. Y nosotros completamos la navegación, saliendo de Tiro y arribando a Tolemaida; y habiendo saludado a los hermanos, nos quedamos con ellos un día. ! - Maravillosa consolación de encontrar discípulos en cualquier lugar donde llegamos, esta es la familia mas cercana que tenemos cuando nuestra familia biológica nos rechaza… ! Hec.21.8. Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él. ! - De los 7 diáconos de Hechos 6. ! Hec.21.9. Este tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban. ! - Que nuestros hijos profeticen debería ser nuestra oración y acción prioritaria, será el fruto de cumplir el gran mandamiento: ! Deu.6.4. Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Deu.6.5. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Deu.6.6. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; Deu.6.7. y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Deu.6.8. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; Deu.6.9. y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. ! - 3Ju.1.4. No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad. ! Hec.21.10. Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo, 2
  3. 3. Hec.21.11. quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles. Hec.21.12. Al oír esto, le rogamos nosotros y los de aquel lugar, que no subiese a Jerusalén. ! - Aunque el Espíritu le advirtió a Pablo lo que sucedería, no le dijo que no fuera, solo le anticipo lo que sucedería, de modo que Pablo tiene la elección de decidir que hacer… ! Hec.21.13. Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, mas aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús. Hec.21.14. Y como no le pudimos persuadir, desistimos, diciendo: Hágase la voluntad del Señor. Hec.21.15. Después de esos días, hechos ya los preparativos, subimos a Jerusalén. Hec.21.16. Y vinieron también con nosotros de Cesarea algunos de los discípulos, trayendo consigo a uno llamado Mnasón, de Chipre, discípulo antiguo, con quien nos hospedaríamos. Hec.21.17. Cuando llegamos a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con gozo. Hec.21.18. Y al día siguiente Pablo entró con nosotros a ver a Jacobo, y se hallaban reunidos todos los ancianos; ! - El medio hermano Yeshua (Santiago, el líder de la comunidad en Jerusalen, hechos 15) ! Hec.21.19. a los cuales, después de haberles saludado, les contó una por una las cosas que Dios había hecho entre los gentiles por su ministerio. Hec.21.20. Cuando ellos lo oyeron, glorificaron a Dios, y le dijeron: Ya ves, hermano, cuántos millares de judíos hay que han creído; y todos son celosos por la ley. Hec.21.21. Pero se les ha informado en cuanto a ti, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a sus hijos, ni observen las costumbres. ! 3
  4. 4. - En esta época la apostasía se entendía como el abandono de la ley de Moises, con la circuncisión como señal del pacto e incluso las costumbres judías (‫מנהגים‬ minjaguim) Pablo ni siquiera estaba en contra de las costumbres o tradiciones, siempre y cuando no contradijeran la torah escrita. ! - Pablo mismo profetizo que esta apostasía vendría: ! 1Ti.4.1. Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 1Ti.4.2. por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, 1Ti.4.3. prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. ! 2Te.2.2. que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. 2Te.2.3. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 2Te.2.4. el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. ! - ¿Que sistema introdujo la apostasia? ¿Quien comenzó con la prohibición de casarse a sus líderes? ! - Este falso rumor de que Pablo apostató de Moises sigue hasta el día de hoy en los sistemas que surgen de la apostasía, es tiempo de acabar con el… ! Hec.21.22. ¿Qué hay, pues? La multitud se reunirá de cierto, porque oirán que has venido. Hec.21.23. Haz, pues, esto que te decimos: Hay entre nosotros cuatro hombres que tienen obligación de cumplir voto. Hec.21.24. Tómalos contigo, purifícate con ellos, y paga sus gastos para que se rasuren la cabeza; y todos comprenderán que no hay nada de lo que se les informó acerca de ti, sino que tú también andas ordenadamente, guardando la ley. ! - Ley del Nazareo que Pablo observo: ! Núm.6.13. Esta es, pues, la ley del nazareo el día que se cumpliere el tiempo de su nazareato: Vendrá a la puerta del tabernáculo de reunión, 4
  5. 5. Núm.6.14. y ofrecerá su ofrenda a Jehová, un cordero de un año sin tacha en holocausto, y una cordera de un año sin defecto en expiación, y un carnero sin defecto por ofrenda de paz. Núm.6.15. Además un canastillo de tortas sin levadura, de flor de harina amasadas con aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite, y su ofrenda y sus libaciones. Núm.6.16. Y el sacerdote lo ofrecerá delante de Jehová, y hará su expiación y su holocausto; Núm.6.17. y ofrecerá el carnero en ofrenda de paz a Jehová, con el canastillo de los panes sin levadura; ofrecerá asimismo el sacerdote su ofrenda y sus libaciones. Núm.6.18. Entonces el nazareo raerá a la puerta del tabernáculo de reunión su cabeza consagrada, y tomará los cabellos de su cabeza consagrada y los pondrá sobre el fuego que está debajo de la ofrenda de paz. Núm.6.19. Después tomará el sacerdote la espaldilla cocida del carnero, una torta sin levadura del canastillo, y una hojaldre sin levadura, y las pondrá sobre las manos del nazareo, después que fuere raída su cabeza consagrada; Núm.6.20. y el sacerdote mecerá aquello como ofrenda mecida delante de Jehová, lo cual será cosa santa del sacerdote, además del pecho mecido y de la espaldilla separada; después el nazareo podrá beber vino. Núm.6.21. Esta es la ley del nazareo que hiciere voto de su ofrenda a Jehová por su nazareato, además de lo que sus recursos le permitieren; según el voto que hiciere, así hará, conforme a la ley de su nazareato. ! Hec.21.25. Pero en cuanto a los gentiles que han creído, nosotros les hemos escrito determinando que no guarden nada de esto; solamente que se abstengan de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación. ! - Aun Pablo legisló en contra de uno de estos 4 mandamientos, el de comer de lo sacrificado a los ídolos, lo cual es posible en la legislación judía, una autoridad rabínica en casos especiales puede aplicar su criterio con respecto a otra determinación rabínica, siempre y cuando tenga dicha autoridad, y sea para un mayor beneficio (kal vjomer) algo similar a los jueces de las naciones: ! 1Co.10.14. Por tanto, amados míos, huid de la idolatría. 1Co.10.15. Como a sensatos os hablo; juzgad vosotros lo que digo. 1Co.10.16. La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo? 1Co.10.17. Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan. 1Co.10.18. Mirad a Israel según la carne; los que comen de los sacrificios, ¿no son partícipes del altar? 5
  6. 6. 1Co.10.19. ¿Qué digo, pues? ¿Que el ídolo es algo, o que sea algo lo que se sacrifica a los ídolos? 1Co.10.20. Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. 1Co.10.21. No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios. 1Co.10.22. ¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él? 1Co.10.23. Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. 1Co.10.24. Ninguno busque su propio bien, sino el del otro. 1Co.10.25. De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia; 1Co.10.26. porque del Señor es la tierra y su plenitud. 1Co.10.27. Si algún incrédulo os invita, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia. 1Co.10.28. Mas si alguien os dijere: Esto fue sacrificado a los ídolos; no lo comáis, por causa de aquel que lo declaró, y por motivos de conciencia; porque del Señor es la tierra y su plenitud. 1Co.10.29. La conciencia, digo, no la tuya, sino la del otro. Pues ¿por qué se ha de juzgar mi libertad por la conciencia de otro? 1Co.10.30. Y si yo con agradecimiento participo, ¿por qué he de ser censurado por aquello de que doy gracias? 1Co.10.31. Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. ! Hec.21.26. Entonces Pablo tomó consigo a aquellos hombres, y al día siguiente, habiéndose purificado con ellos, entró en el templo, para anunciar el cumplimiento de los días de la purificación, cuando había de presentarse la ofrenda por cada uno de ellos. Hec.21.27. Pero cuando estaban para cumplirse los siete días, unos judíos de Asia, al verle en el templo, alborotaron a toda la multitud y le echaron mano, Hec.21.28. dando voces: ¡Varones israelitas, ayudad! Este es el hombre que por todas partes enseña a todos contra el pueblo, la ley y este lugar; y además de esto, ha metido a griegos en el templo, y ha profanado este santo lugar. Hec.21.29. Porque antes habían visto con él en la ciudad a Trófimo, de Efeso, a quien pensaban que Pablo había metido en el templo. Hec.21.30. Así que toda la ciudad se conmovió, y se agolpó el pueblo; y apoderándose de Pablo, le arrastraron fuera del templo, e inmediatamente cerraron las puertas. 6
  7. 7. Hec.21.31. Y procurando ellos matarle, se le avisó al tribuno de la compañía, que toda la ciudad de Jerusalén estaba alborotada. Hec.21.32. Este, tomando luego soldados y centuriones, corrió a ellos. Y cuando ellos vieron al tribuno y a los soldados, dejaron de golpear a Pablo. Hec.21.33. Entonces, llegando el tribuno, le prendió y le mandó atar con dos cadenas, y preguntó quién era y qué había hecho. Hec.21.34. Pero entre la multitud, unos gritaban una cosa, y otros otra; y como no podía entender nada de cierto a causa del alboroto, le mandó llevar a la fortaleza. ! Hec.21.35. Al llegar a las gradas, aconteció que era llevado en peso por los soldados a causa de la violencia de la multitud; Hec.21.36. porque la muchedumbre del pueblo venía detrás, gritando: ¡Muera! Hec.21.37. Cuando comenzaron a meter a Pablo en la fortaleza, dijo al tribuno: ¿Se me permite decirte algo? Y él dijo: ¿Sabes griego? ! - Solo la gente educada hablaba griego. ! Hec.21.38. ¿No eres tú aquel egipcio que levantó una sedición antes de estos días, y sacó al desierto los cuatro mil sicarios? ! - En 54 d.C. Hubo un Egipcio que junto un ejercito de sicarios contra Roma. ! Hec.21.39. Entonces dijo Pablo: Yo de cierto soy hombre judío de Tarso, ciudadano de una ciudad no insignificante de Cilicia; pero te ruego que me permitas hablar al pueblo. ! 7
  8. 8. - Esta era la oportunidad que Pablo había soñado… ! Hec.21.40. Y cuando él se lo permitió, Pablo, estando en pie en las gradas, hizo señal con la mano al pueblo. Y hecho gran silencio, habló en lengua hebrea, diciendo: ! - Pasaje contundente contra los que dicen que no se hablaba hebreo en esta época. El hebreo nunca dejo de hablarse en círculos religiosos ya que era la manera de estudiar las escrituras, a pesar de que había targumim en arameo y en griego. ! Hec.22.1. Varones hermanos y padres, oíd ahora mi defensa ante vosotros. ! - Ejemplo de honra y respeto al referirse al pueblo judío… ! Hec.22.2. Y al oír que les hablaba en lengua hebrea, guardaron más silencio. Y él les dijo: ! - Lo reconocen como alguien preparado en las escrituras cuando les habla en hebreo… ! Hec.22.3. Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros. Hec.22.4. Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; Hec.22.5. como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados. ! - ¿Porque Pablo perseguiría con tanto fervor a los que promovían a Yeshua como el Mesías? ! Este pasaje nos lo aclara: ! Jua.11.47. Entonces los principales sacerdotes y los fariseos reunieron el concilio, y dijeron: ¿Qué haremos? Porque este hombre hace muchas señales. Jua.11.48. Si le dejamos así, todos creerán en él; y vendrán los romanos, y destruirán nuestro lugar santo y nuestra nación. 8
  9. 9. - Pablo amaba profundamente a su nación (Rom 9), y le preocupaba que un Mesías falso promoviera una rebelión judía contra Roma causando muchas muertes. ! Hec.22.6. Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo; Hec.22.7. y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Hec.22.8. Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues. Hec.22.9. Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo. Hec.22.10. Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas. Hec.22.11. Y como yo no veía a causa de la gloria de la luz, llevado de la mano por los que estaban conmigo, llegué a Damasco. Hec.22.12. Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban, Hec.22.13. vino a mí, y acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella misma hora recobré la vista y lo miré. Hec.22.14. Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca. Hec.22.15. Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído. ! - Resumen del plan de Dios al habernos escogido: ! 1. Conocer su voluntad ! Jua.6.38. Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Jua.6.39. Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. Jua.6.40. Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. ! 2. ! Ver al Justo (¿Quien es el justo?) 1Pe.3.18. Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios… ! 9
  10. 10. 3. Oír la voz de su boca ! Jua.5.24. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Jua.5.25. De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán. ! 4. Ser testigo (No es un mandamiento, es un fruto de lo anterior) ! Hec.1.8. pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. ! Hec.22.16. Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre. ! - Conviértete a su Reino, deja de seguir a los hombres y solo invoca su nombre… ! Hec.22.17. Y me aconteció, vuelto a Jerusalén, que orando en el templo me sobrevino un éxtasis. Hec.22.18. Y le vi que me decía: Date prisa, y sal prontamente de Jerusalén; porque no recibirán tu testimonio acerca de mí. Hec.22.19. Yo dije: Señor, ellos saben que yo encarcelaba y azotaba en todas las sinagogas a los que creían en ti; Hec.22.20. y cuando se derramaba la sangre de Esteban tu testigo, yo mismo también estaba presente, y consentía en su muerte, y guardaba las ropas de los que le mataban. Hec.22.21. Pero me dijo: Ve, porque yo te enviaré lejos a los gentiles. Hec.22.22. Y le oyeron hasta esta palabra; entonces alzaron la voz, diciendo: Quita de la tierra a tal hombre, porque no conviene que viva. ! Isa.6.8. Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. Isa.6.9. Y dijo: Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis. Isa.6.10. Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad. Isa.6.11. Y yo dije: ¿Hasta cuándo, Señor? Y respondió él: Hasta que las ciudades estén asoladas y sin morador, y no haya hombre en las casas, y la tierra esté hecha un desierto; 10
  11. 11. Isa.6.12. hasta que Jehová haya echado lejos a los hombres, y multiplicado los lugares abandonados en medio de la tierra. Isa.6.13. Y si quedare aún en ella la décima parte, ésta volverá a ser destruida; pero como el roble y la encina, que al ser cortados aún queda el tronco, así será el tronco, la simiente santa. ! Hec.22.23. Y como ellos gritaban y arrojaban sus ropas y lanzaban polvo al aire, Hec.22.24. mandó el tribuno que le metiesen en la fortaleza, y ordenó que fuese examinado con azotes, para saber por qué causa clamaban así contra él. Hec.22.25. Pero cuando le ataron con correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: ¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haber sido condenado? Hec.22.26. Cuando el centurión oyó esto, fue y dio aviso al tribuno, diciendo: ¿Qué vas a hacer? Porque este hombre es ciudadano romano. Hec.22.27. Vino el tribuno y le dijo: Dime, ¿eres tú ciudadano romano? Él dijo: Sí. Hec.22.28. Respondió el tribuno: Yo con una gran suma adquirí esta ciudadanía. Entonces Pablo dijo: Pero yo lo soy de nacimiento. Hec.22.29. Así que, luego se apartaron de él los que le iban a dar tormento; y aun el tribuno, al saber que era ciudadano romano, también tuvo temor por haberle atado. Hec.22.30. Al día siguiente, queriendo saber de cierto la causa por la cual le acusaban los judíos, le soltó de las cadenas, y mandó venir a los principales sacerdotes y a todo el concilio, y sacando a Pablo, le presentó ante ellos. ! - Las circunstancias del nacimiento y vida de Pablo fueron estratégicamente planeadas para el llamamiento celestial que recibiría, lo mismo que tu y yo… ! ¿Como fue su encuentro con el sanedrín judío de su época? ! ! ! ! ! ORACION… 11

×