Sábado 20.10.1244     POLÍTICA UN AÑO DEL CESE DE ETA                                                          DEBATE     ...
Sábado 20.10.12 EL DIARIO VASCO                                                                                           ...
Sábado 20.10.1246     POLÍTICA UN AÑO DEL CESE DE ETA                                                            DEBATE   ...
Sábado 20.10.12 EL DIARIO VASCO                                                                                           ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

"El principio del futuro sin olvidar el pasado" Dv 12-10-20

286 visualizaciones

Publicado el

Garbiñe Biurrun,
Aintzane Ezenarro, Mari Carmen
Garmendia, Teresa Díaz Bada eta
Luisa Etxenike Diario Vasco egunkarian ETAk borroka armatua behin betiko utzi zuela iragarri eta urtebetera. 4 orrialdeko erreportajea

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
286
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
71
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

"El principio del futuro sin olvidar el pasado" Dv 12-10-20

  1. 1. Sábado 20.10.1244 POLÍTICA UN AÑO DEL CESE DE ETA DEBATE EN DV EL DIARIO VASCO El principio del futuro sin olvidar el pasado:: MARIO GARCÍA convivencia en paz. Sin duda que el sintieron y qué expectativas les pa- nada»; alegría, «porque piensas que labora como voluntaria. «En ese mo- mgarcia@diariovasco.com anuncio del ‘cese definitivo’ de los rece que se abrieron aquel 20 de oc- por fin se acaba tanto sufrimiento»; mento me alegró en parte porqueSAN SEBASTIÁN. A las siete de la asesinatos, de los secuestros, de las tubre. y rabia ante la puesta en escena de no podía sacudirme de encima el es-tarde del jueves 20 de octubre de extorsiones, de las amenazas… es Ese día no se le olvida a Teresa la declaración, «viendo cómo los cepticismo de otros momentos en2011 se hacía pública la declaración un acontecimiento de los que se Díaz Bada, víctima del terrorismo etarras salían con esas capuchas los que también ETA anunció susdel cese definitivo de la violencia quedan grabados en la memoria. So- –hija del superintendente de la Er- como perdonándonos la vida y ha- treguas y luego quedaron en nada».por parte de ETA. La sociedad vasca bre todo en la de quienes, por algu- tzaintza Carlos Díaz Arcocha, ase- ciendo un recuerdo de los etarras Reconoce que tardó en reaccionarlo esperaba desde hacía mucho tiem- na u otra causa, han vivido muy cer- sinado por ETA en 1985–. Lo recuer- que habían muerto en acciones te- y que hizo falta que pasaran unaspo y lo acogió con el lógico alivio y ca el fenómeno de la violencia. Un da con una mezcla de sentimientos: rroristas». horas para que interiorizase el al-a la vez con la prudente esperanza año después, DV ha querido reunir «de tristeza, de alegría y también Mari Carmen Garmendia, excon- cance de la noticia: «Al cabo de unode que, tras dos treguas fallidas, esta en torno a una mesa a cinco muje- con un poco de rabia». Tristeza, por sejera de Cultura del Gobierno Vas- o dos días lloré».vez sí, esta vez podría ser la defini- res, exponentes de diferentes sen- «tanta gente asesinada y extorsio- co, recuerda que se enteró de la no- La magistrada Garbiñe Biurrun,tiva oportunidad de recorrer un ca- sibilidades sociales y políticas, para nada y por tanto sufrimiento que ticia cuando iba a una reunión de en cambio, no guarda un recuerdomino que condujera a un futuro de que expliquen cómo vivieron, qué no ha valido absolutamente para una de las entidades en las que co- puntual del momento en que se
  2. 2. Sábado 20.10.12 EL DIARIO VASCO UN AÑO DEL CESE DE ETA POLÍTICA 45 Las protagonistas. De izquierda LAS PROTAGONISTAS Vea el vídeo a derecha, Garbiñe Biurrun, escaneando con Aintzane Ezenarro, Mari Carmen su móvil este Garmendia, Teresa Díaz Bada y Garbiñe Biurrun código QR Luisa Etxenike. :: MIKEL FRAILE Tolosa, 1960. Magistrada. Presidenta de la Sala de lo So- cial del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. ha sufrido hasta hace un año. ha sido públicamente amenazada La escritora Luisa Etxenike sí «Por muy legítimas que por su posición contraria a la reco- guarda un recuerdo nítido. Estaba gida de basuras ‘puerta a puerta’. En a punto de dar una charla en un cen- sean las ideas, ninguna Bergara apareció un gran letrero en tro cultural y le llamaron de una vale un minuto de el que se leía en euskera ‘Tú serás la emisora de radio para comunicarle sufrimiento de nadie» primera incinerada’. «Lourdes es que era inminente la declaración y muy valiente y ha salido a los me- para pedirle su participación en el dios para explicar su compromiso. especial informativo de esa noche. Pero desgraciadamente temo que Lo que pensó en ese momento lo este no sea el único episodio». recuerda como una imagen, «una Garbiñe Biurrun piensa que hay bóveda, como esas queseras de cris- Teresa Díaz Bada un largo camino por recorrer a par- tal; habíamos vivido la ilusión de Bilbao, 1960. Psicóloga clíni- tir de ahora y que efectivamente una atmósfera, pero era una atmós- ca. Hija del superintendente «quedan muchos tics en la sociedad fera falsa. No había verdadero aire Carlos Díaz Arcocha, asesina- y muchas tentaciones», en referen- y ahora se quitaba esa bóveda e íba- do por ETA en 1985. cia a los brotes de violencia. «Pero mos a entrar en contacto con el aire tenemos que seguir repitiendo cada libre y el aire real. Libertad y reali- día y cada hora que no hay atajos dad». También rememoró el pasa- «Losquenohemos para lograr ninguna idea, que las do: «pensé que el presente y el fu- matadoniamenazado ideas serán muy legítimas, lo será turo tenían que ser un homenaje al notenemosque la independencia o el puerta a puer- pasado, a ese pasado de sufrimien- reconciliarnosconnadie» ta, pero ninguna idea vale un mi- to». nuto de sufrimiento de nadie». Aparcando su automóvil en su Un año después, Luisa Etxenike querida Getaria tuvo conocimien- sigue pensando que la libertad y la to de la noticia la exparlamentaria realidad son conceptos claves y «que Aintzane Ezenarro. En ese momen- tenemos que ser extremadamente to se encontraba sola en el coche y... Luisa Etxenike exigentes con quienes aún tratan «de pura alegría y emoción comen- Donostia, 1957. Licenciada de recortar la libertad y con quienes cé a llorar». Se acordó de mucha gen- en Derecho. Escritora, articu- tratan de disimular la realidad». Por te que ha sufrido y de mucha gen- lista, conferenciante y traduc- eso apunta la necesidad de mirar te que ha luchado por la paz», pero tora. con lupa «los signos de lo cotidia- sobre todo, agrega, «se me abrió el no» y recuperar «una pedagogía de- cielo pensando en la posibilidad de mocrática» necesaria para consoli- ser más felices, de poder hablar en- «Temo que la sociedad dar la convivencia y que actúe fren- tre diferentes y de discutir sin en- se conforme con poco, te a la «contrapedagogía democrá- fadarnos; asumir lo que es normal con pasar página sin tica deliberada» que ha existido. Pe- en cualquier democracia, que pue- leerla atentamente» dagogía que, en su opinión, corres- de haber diferentes ideas… que se ponde a todos pero particularmente puede cenar y no acabar enfadados». al entorno de ETA y de la izquier- Y reconoce que sintió alivio pen- da abertzale, «es decir, a quienes son sando en la generación de sus hijos, responsables de haber hecho esa en «lo que no van a tener que vi- contrapedagogía». vir y, por supuesto, en que no se van Aintzane Ezenarro Aintzane Ezenarro subraya la pa- a ver inmersos en la espiral de la vio- Getaria, 1971. Licenciada en labra ‘ilusión’. Ilusión a pesar de to- lencia que ha atrapado a muchos jó- Periodismo y Sociología Polí- das las dificultades para reconstruir venes de este país, un drama del que trica. Exparlamentaria. la convivencia; ilusión por que «to- no se habla pero que han sobrelle- dos esos tics se vayan superando, vado muchas familias en silencio». «Sin autocrítica no porque no solo hay que desarmar las armas, sino que hay que desar- Ahora, un año después hay una sociedad mar las mentes y cambiar la forma conciliada, no hay una de mirar al otro». Una conquista que, A día de hoy, a Teresa Díaz Bada le convivencia sana» en su opinión, requiere que la so-Cinco mujeres dialogan en DV embarga un sentimiento de «deses- peranza». Le preocupa el relato de ciedad sea «exigente con aquellos que nos han robado el derecho a vi-sobre la construcción de la paz «estos años de terror»; no se sien- vir en paz, exigente para que al me- te identificada «con un País Vasco nos hagan una reflexión sobre loy de una sociedad conciliada, al en el que se habla de conflicto, de que han dado de sí tantos años decumplirse un año del cese de ETA violencia por ambas partes y de su- frimiento de todos». Y aunque se Mari Carmen Garmendia sufrimiento, incluso en términos políticos, y del desastre que ha sido alegra en el alma de ya no haya más Ormaiztegi, 1947. Licencia- en términos humanos». Y es que asesinatos, le preocupan mucho «los da en Filología Románica y Ezenarro ve que, transcurrido un brotes de violencia, la kale borroka doctora en Psicología. Excon- año, las actitudes, sobre todo en los y los episodios de amenazas que si- sejera de Cultura del Gobierno pueblos, no han cambiado: «Los que gue habiendo». Pero con todo, hay Vasco. no te saludaban, siguen sin saludar- otro aspecto que le preocupa mu- te; los que tenían actitudes prepo- cho más: «Que quienes ayer grita- tentes, siguen teniéndolas».emitió el comunicado, sí de las ho- 2006 y la del 16 de septiembre de ban ‘¡ETA, mátalos!’ y los cómplices «Hay una banalizaciónras posteriores. «No quiero parecer 1998, y el de las respectivas rup- de estos se reconozcan como líde- del perdón inculta ¿Reconciliación? ¿Perdón?frívola en absoluto, pero no me in- turas. Pero sí que recuerda que la res políticos futuros y estén en nues- y atentatoria de lateresó mucho ese anuncio porque noche del 20 de octubre le embar- tras instituciones sociales, cultura- condición humana» El camino no estará exento de difi-yo lo tenía descontado». En su opi- gó un «sentimiento agridulce, más les y políticas». cultades, de avances y retrocesos,nión, la auténtica escenificación del agrio que dulce, que me hizo llorar». Mari Carmen Garmendia com- que exigirán medir hasta el signifi-fin de ETA ocurrió el 7 de febrero de Pensó, entonces, «que aquello era parte preocupación con Teresa: cado de las palabras. Preguntamos2011. «Fue el día en que Sortu pre- algo que ETA debía a la sociedad vas- «Efectivamente, no acaban de de- por las claves de la reconciliación ysentó sus estatutos en el Palacio ca y a cada ciudadano vasco y no solo saparecer los brotes violentos que, en qué medida el reconocimientoEuskalduna, cuando ETA se quedó vasco». Aquel día también tuvo además, tienen que ver en muchos del daño y el perdón condicionansin apoyo político». También con «sentimientos de esperanza para el casos con gente muy joven». E ilus- el rumbo.más intensidad mantiene en la me- futuro» ya que uno de sus mayores tra esta reflexión con un reciente – Teresa Díaz Bada. Los que no he-moria el momento de las dos tre-guas de ETA, la del 22 de marzo de anhelos era que la generación de sus hijos no tuviera que sufrir lo que se episodio sufrido por la exalcalde de Oñati Lourdes Idoiaga (PNV), que mos matado ni secuestrado ni extorsionado ni amenaza- >
  3. 3. Sábado 20.10.1246 POLÍTICA UN AÑO DEL CESE DE ETA DEBATE EN DV EL DIARIO VASCO > do… no tenemos que recon- ciliarnos con nadie. Muchomenos las víctimas del terrorismo. pecto al perdón... la petición de per- dón no altera la responsabilidad, pero creo que puede alterar profun- 300 están todavía sin resolver. Es decir, que hay impunidad. A mí me preocupa mucho esto porque ten-Quien se tendrá que reconciliar, damente la relación entre la vícti- go un hijo pequeño y quiero contar-quien tendrá que reconocer el daño ma y el victimario. Tendría tenden- le quién fue su abuelo y por qué, acausado, quien tendrá que pedir per- cia a preferir que se mantuviera en pesar de que estaba amenazadísi-dón, no sólo directamente a las víc- el ámbito de una forma de privaci- mo, lo pagó con su vida. Estoy fe-timas, sino al resto de la sociedad, dad. Otra cosa es que una vez que liz por que no padezca lo que yo ypuesto que, como decía Antonio Be- existe tanto la petición como el per- mi familia y tanta gente hemos pa-ristain, ha habido una macrovicti- dón pueda haber una forma de pu- decido… Estoy hablando de verdad,mación de toda la sociedad vasca, blicidad, pero temo la presión que memoria y justicia. Yo creo en layo creo que serán ellos, los terroris- sobre las víctimas ejerce ese terre- justicia y en la democracia y quierotas de ETA y sus cómplices. Hablar no del perdón. transmitir eso a mi hijo. Pero quie-de reconciliación me parece diluir – Aintzane Ezenarro. Se puede ha- ro que el relato no sea el de la impu-el relato, hacer una especie de ‘to- Teresa Díaz Bada. Escribe en la pizarra ‘Impunidad’. «Yo creo en blar de reconciliación, pero yo pre- nidad.tum revolotum’ en el que todos he- la justicia en la democracia y quiero trasmitir eso a mi hijo, quiero fiero hablar de convivencia conci- – Mari Carmen Garmendia. Efectiva-mos tenido culpas… y no, no creo que el relato no sea el de 300 atentados sin resolver». liada. ¿Cómo hacemos esto?, ¿cómo mente, estamos hablando de ver-que tenga que ser así. Como decían hacemos este tránsito de tantos años dad y justicia y tenemos que subra-Luisa y Aintzane, hay que ser muy de violencia, no solo de ETA? Hay yar memoria. No puede haber rela-exigentes con ellos, y decirles que dos formas de hacerlo: por un lado to sin memoria. Yo suelo hablar deel perdón y el reconocimiento del está el modelo de la transición es- los agujeros negros que, incluso endaño tiene que ser de verdad y no pañola... es decir, borrón y cuenta mi generación, ha tenido nuestrade cara a la galería, o por réditos elec- nueva. Un cierre en falso que, creo, memoria. Y no podemos transmi-torales o por beneficios penitencia- se está intentando emular por par- tir eso. Respecto a si existe el ries-rios. Y público, puesto que ha habi- te de los que dicen que «ahora no go de que el relato sea legitimadordo esa macrovictimación social. estemos todo el rato mirando el pa- de la violencia, podría existir, pero– Mari Carmen Garmendia. En la pi- sado»… Eso es algo que percibo y que creo firmemente que hoy y aquí esozarra yo he puesto Elkarbizitza, es no creo que construye convivencia. no va a ocurrir. ETA no ha podidodecir, convivencia en el sentido de Y el otro modelo es el que está im- despojarnos a una gran mayoría deque todos tengamos esa atmósfera perando ahora a nivel internacio- los vascos de nuestra conciencia éti-de libertad, como decía Luisa, en la nal, que es el de verdad, justicia y ca. Lo ha intentado, pero no lo haque podamos convivir. ¿Eso signi- reparación. Hay que aflorar la ver- conseguido. Tenemos que evitar ce-fica que ha habido reconciliación? dad, hay que asumir las responsabi- rrar en falso el relato. Nos llevaráPues no sé decirlo, pero sí puede ha- lidades, todas, y hay que reparar a tiempo, esfuerzo y cierto sufrimien-ber convivencia en el sentido de que todas las víctimas. Estoy de acuer- to. Pero en cualquier caso es una res-haya un respeto para que todos ten- do en que no hay que hacer una his- ponsabilidad que nos concierne agamos nuestro espacio. Pero no se toria de dos bandos enfrentados, todos.puede hacer camino sin reconoci- pero también hay que decir que la – Garbiñe Biurrun. Antes que se memiento del daño causado. Y hay otra violencia más sangrienta y más da- olvide, y por contrastar una opinióncosa que me preocupa mucho. El Garbiñe Biurrun. Elige la palabra ‘Etorkizuna’ (‘Futuro’). «Aquel ñina ha sido la de ETA, pero no ha con Teresa, yo creo que el hecho deperdón no es cosa de confesionario, 20 de octubre tuve sentimientos de esperanza en el futuro, pensan- sido la única violencia. Cuando ha- que haya un porcentaje importan-como han dicho, y observo que hay do en que mis hijos no tengan que pasar lo que hemos pasado». blo de verdad, justicia y reparación te de asesinatos sin resolver tieneuna banalización irónica del per- estoy hablando de ETA, pero tam- muy poco que ver con la impuni-dón, absolutamente inculta y aten- bién estoy hablando de todas las vio- dad. Tiene más que ver con los lí-tatoria de la condición humana. Me lencias que hemos padecido sin ha- mites que afortunadamente en miparece gravísimo que personas que cer con ello una teoría del conflic- opinión tiene el Estado de Derechotienen responsabilidades institu- to. Y a partir de ahí la idea del per- para luchar contra la violencia te-cionales y altas gracias al voto ciu- dón. El perdón requiere una rela- rrorista. Pero en absoluto con nin-dadano se permitan hacer ‘reflexio- ción bilateral, es decir, se pide per- guna búsqueda de impunidad. Res-nes’ de ese tenor. El perdón, seas re- dón a la víctima y, por tanto, pecto a la cuestión planteada, em-ligioso, ateo o agnóstico, es algo que interpelas a la víctima. Yo por eso pezando por el final, lo que resulta-puede estar presente en tu vida por- prefiero hablar de autocrítica, de un ría de todo punto legitimador de laque forma parte de la condición hu- proceso unilateral. Por supuesto, la violencia sería el silencio, el no re-mana. izquierda abertzale no sólo tiene lato. Y en este sentido, hay tenta-– Garbiñe Biurrun. Sobre la reconci- que reconocer el daño causado, tie- ciones de que no haya relato. Laliación yo no tengo las cosas dema- ne que reconocer la responsabilidad transición con respecto al franquis-siado claras. Yo no sé si es precisa que ha tenido en la vulneración de mo, por ejemplo, fue el silencio, fuepara lograr una convivencia norma- derechos y hacer autocrítica. Sin au- el no relato y además desolador, in-lizada y sana, no lo sé. Para una con- tocrítica no hay sociedad concilia- justo, etc. Y por lo tanto, necesita-vivencia normalizada y sana se ha da, no hay convivencia sana . mos construir un relato, precisa-dado el paso imprescindible, que de- mente para evitar toda tentaciónsapareciera la amenaza de la violen- El relato de legitimar lo ocurrido. Y ese rela-cia de ETA. La convivencia norma- to lo tenemos que hacer quienes he-lizada y sana requiere, como mera Una vez consolidada la paz y cami- mos vivido esa realidad. En modoconvivencia, por lo menos dos ele- Luisa Etxenike. Escribe la palabra ‘Más’. Apunta la necesidad de nando hacia la deseada conviven- alguno podemos delegar el relato,mentos, que son verdad y justicia. que la sociedad sea «extremadamente exigente con quienes aún cia sana, respetuosa, conciliada... como ha ocurrido con el franquis-Creo que la reconciliación iría un tratan de recortar la libertad y de disimular la realidad». hay que pensar en lo que se va a mo y con la Guerra Civil, a nuestrospaso más allá, exige reconocer la in- transmitir a las nuevas generacio- nietos y nietas. El problema del re-justicia del daño causado. Recono- nes. Preguntamos cómo debe ser el lato es que tiene dos patas. Puedecer también la ilegitimidad de esa relato y si cabe el riesgo de que pue- ser sobre las causas y sobre eso ha-lucha en esa forma que causó aque- da la imagen de una especie de fren- ETA y su entorno, de la izquierda da ser legitimador de la violencia. bría que indagar poco, primero por-llos daños, y reconocer, por supues- tismo entre dos bandos que de una abertzale, etc. Yo hablaría de un pro- – Teresa Díaz Bada. El relato tiene que seguramente no nos pondría-to, que ninguna idea vale ni un solo manera equivalente se han agredi- ceso progresivo de armonización que ser el de la verdad, la justicia y mos de acuerdo, y segundo, porquedía de libertad, de vida ni de miedo do y para mí es evidente que no ha entre dos aspectos. Por un lado, la la memoria. Un relato que se base creo que ese relato sobre el origende ninguna persona. En realidad sido así. Aquí ha habido una socie- aceptación de las reglas del juego en la no impunidad de lo que ha su- sería cambiante en función de lastodo eso es pedir perdón. El perdón dad vasca articulada en democracia democrático de quienes han estado cedido. A mí, como víctima, me re- coyunturas políticas. En cambio, eles muy liberador. Y hoy, en una so- y ETA, y el entorno de ETA, que han no solamente fuera sino agredien- sulta muy descorazonador, estan- relato sobre el dolor, sobre el sufri-ciedad del siglo XXI, como la nues- agredido a esa democracia. Por tan- do a la democracia, y por otro lado do de acuerdo con Aintzane en que miento, sobre el gravísimo atenta-tra, el perdón no es otra cosa que to, hay que huir de esas imágenes la confianza de la sociedad en la au- efectivamente ha habido otras víc- do global que ha supuesto contra laasunción de responsabilidad. que crean una especie de equiva- tenticidad de ese proceso. Pero hace timas que merecen una reparación, dignidad humana y contra la digni-– Luisa Etxenike. Reconciliación tam- lencia entre dos grupos en conflic- falta que el reconocimiento de la que de los 858 atentados con vícti- dad de una sociedad, y contra la li-poco me parece el término porque to que es, por otro lado, la tesis de culpa sea de dicho y de hecho. Res- mas mortales cometidos por ETA, bertad de todas las personas, me pa-
  4. 4. Sábado 20.10.12 EL DIARIO VASCO UN AÑO DEL CESE DE ETA POLÍTICA 47rece que ese ha de ser un relato po- Garbiñe Biurrun prefiere notente que recuerde, como he dichoantes, que no debe haber atajos. aventurar cuánto puede durar el tra- yecto; sospecha que no lo verá cul- Distintas– Luisa Etxenike. Los relatos de lo su- minar. «Pero lo esencial es que no sensibilidadescedido no tienen que empezar, sino se demore y en cierta manera estáque han empezado ya y que empe- iniciado. Socialmente ha consegui- y coincidenciazaban en tiempo real. Y por eso hayque visibilizar lo silenciado y la va- do ya que cesara el terrorismo de ETA. Es un logro pero es un punto en lo esenciallentía de quienes se han opuesto a de partida, ahora es cuando empie-la barbarie. En segundo lugar, qui- za el verdadero camino. Y va a serzá por mi experiencia de escritora, muy difícil consolidar bases para la :: M.G.yo creo que no hay que preocupar- convivencia en paz sino transmiti- SAN SEBASTIÁN. No hubo de-se tanto de quién escribe los relatos, mos a los jóvenes que aquí han pa- masiadas discrepancias. Lo advir-sino de quién los lee. Y en ese sen- sado cosas tremendas». Ya más a cor- tió Aintzane Ezenarro nada mástido, a las nuevas generaciones hay Aintzane Ezenarro. Apunta ‘Itxaropena’ (‘Ilusión’), «pensando en to plazo, la magistrada considera terminar el coloquio y lo corro-que dotarles de instrumentos de lec- la posibilidad de ser más felices, de hablar entre diferentes y de discu- fundamental «que sigamos exigien- boraron las otras cuatro partici-tura, de las condiciones de una lec- tir sin enfadarnos; asumir lo que es normal en cualquier democracia». do a ETA que deje de permanecer pantes. Fueron más las coinci-tura que permita detectar la false- tutelante, en una especie de ame- dencias entre cinco mujeres quedad y la manipulación de los rela- naza para que la sociedad desee pa- procedían de diferentes sensi-tos. Hablamos muchas veces de que sar página cuanto antes». bilidades políticas y sociales deel relato va a ser plural y va a ser co- Luisa Etxenike considera que Euskadi. Coincidencias en tornoral. Coral, sí, pero desde la honesti- «con una exigencia firme y al deta- a la emoción con que recibierondad y desde la sinceridad. La verdad lle, y con una pedagogía seria en el la noticia y sobre el camino quetiene muchos ingredientes, pero la ámbito de lo público» se podría al- queda por recorrer para alcanzarsinceridad solo tiene uno, o eres o canzar pronto una «convivencia de la convivencia en paz y evitar lano eres honesto. respeto y una democracia viva y sa- tentación a las futuras generacio-– Aintzane Ezenarro. Creo que el re- tisfactoriamente aplicada». Su te- nes de que utilicen la violencialato, o la memoria, es necesario por mor es «que la sociedad se confor- para alcanzar metas políticas.dos cuestiones: porque se lo debe- me con poco, con pasar página sin También hubo, lógicamente, con-mos a las víctimas y a toda la socie- haberla leído atentamente»; en Eu- traste de opinión aunque no endad que ha padecido eso, pero sobre ropa ve la oportunidad de «cotejar- temas fundamentales.todo, mirando al futuro, para garan- nos con otras maneras de entender El coloquio se celebró a prin-tía de no repetición. Hagamos una la vida pública». cipios de este mes en la sede cen-memoria incluyente de todo lo que Aintzane Ezenarro lleva la dura- tral de DV. La intención era que,ha pasado en este país. No podemos ción del proceso, más allá de la éti- más allá de la política, tambiéncompartir el diagnóstico pero sí la ca y la convivencia, al plano políti- se hablase de ética y de senti-valoración: lo que ha pasado ha es- co: el trabajo del Parlamento Vasco mientos. Y se decidió que fuerantado mal. Esto lo podemos compar- en relación al reconocimiento de mujeres, solo mujeres, las prota-tir y es lo que hay que exigir a todos. todas las víctimas, la puesta en mar- gonistas. Las cinco participantesYo lo que quiero es que se garanti- Mari Carmen Garmendia. Escribe y subraya ‘Elkarbizitza’ cha de un instituto de la Memoria aceptaron enseguida la propues-ce que entre las nuevas generacio- (‘Convivencia’). Señala que puede haber convivencia en el sentido y de los Derechos Humanos, y la re- ta y conciliaron sus agendas paranes nadie vuelva a tener la tenta- de que haya un respeto para que todos tengamos nuestro espacio». solución de cuestiones pendientes, hacer posible el encuentro. Y ade-ción de recurrir a la violencia. como la doctrina Parot o el acerca- más de dialogar en torno a una miento de presos. Considera fun- mesa durante casi dos horas, des-Proceso, temor, esperanza damental trabajar en la cultura po- pués de la correspondiente sesión no empieza a ser demócrata de un que estos procesos son, empleando lítica para cambiar las mentalida- fotográfica, en la que además lesLa última pregunta se refiere a la día para otro». Su temor es un cie- un término francés, de ‘longue ha- des asociadas a la violencia. Teme pedimos que pusieran en una pi-duración del afianzamiento de la rre en falso que impida transmitir leine’, es decir, que necesitan mu- «que la sociedad avale demasiado zarra la palabra que sintetizasepaz, a los obstáculos que pueden sa- a las generaciones futuras lo que ha cho tiempo y muchos esfuerzos. deprisa a las personas o sectores po- sus mejores deseos de cara al fu-lir al paso y a las esperanzas de lo- sucedido, y su esperanza que no Teme el resurgimiento de la violen- líticos que quieran pasar de punti- turo, nos obsequiaron con una re-grar el objetivo. Teresa Díaz Bada ocurra. «Pero no soy muy optimis- cia y su esperanza es que la Decla- llas por todo lo que ha ocurrido». flexión grabada en vídeo, a la quesubraya que no será corto el cami- ta porque no veo que haya una au- ración Universal de los Derechos Porque, afirma con convicción, «el nuestros lectores pueden acce-no «porque quien hasta ahora ha tocrítica. Va a costar». Humanos conforme «el contenido modelo del olvido no sirve para con- der desde ayer en nuestra webconculcado los derechos humanos Mari Carmen Garmendia piensa de nuestras cartas de navegación». solidar la convivencia». (diariovasco.com). VENTA LOCAL EGUIA 700 m2 x 395€ m2 (una sola planta 4 m. de altura) Tel. 654 625 506

×