2011   EL PROCESO DE LA   BANCARIZACIÓN DE   LAS CAJAS DE   AHORROS   El objeto de este trabajo, no es otro que el de anal...
INDICE 1. Introducción…………………………………………...............1 2. Reales Decretos………………………………………………...2 2.1. Real Decreto-Ley 11/2...
1. IntroducciónLas Cajas de Ahorros españolas han cumplido y cumplen con una función esencial, yano sólo dentro de nuestro...
régimen fiscal, siendo que en el proceso de restructuración se ha utilizadopreferentemente esta vía.Además las entidades d...
Se prevé la cotización en mercados secundarios como una obligación para aquellasemisiones que se dirijan al público en gen...
La modificación en la composición de los órganos de gobierno de las cajas se estableceen los siguientes porcentajes: la re...
entidad, que podrá utilizar en su denominación expresiones que la identifiquen con lacaja de la que depende, habrá de esta...
Dentro de este se acuerda que excepcionalmente, el Fondo de ReestructuraciónOrdenada Bancaria podrá también adquirir títul...
-  Se dio un plazo transitorio a las entidades que en esa fecha no cumplieron, según      el siguiente esquema:   1. En ma...
“Con excepción de las exposiciones que dan lugar a pasivos en forma de los elementoscontemplados en las letras a a la j de...
Hay que tener en cuenta que una fusión implica, entre otras cosas, la disolución yextinción de las personas jurídicas que ...
Viendo esta discrepancia, y dado que el fin de este apartado era el de dar una definiciónde SIP concreta, intentaremos sin...
Por otro lado, nos encontramos que en caso de fusiones entre cajas de un mismoterritorio, los beneficios se pueden diluir....
encuentran amparados por la norma: “tales procesos pueden incluir, entre otros, losdenominados sistemas institucionales de...
3.5. Proceso legalComo ya citamos anteriormente el mayor problema que surge en el estudio de estesistema de integración, e...
Por ello el desarrollo contractual del SIP será lo que determine su alcance, y contenidointegrador. Y dependiendo de este ...
4. Bibliografía       -   BERGES (Angel), DE GUINDOS (Luis), LINDE (Luis), MARTINEZ-           PUJALTE (Vicente), ONTIVERO...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El proceso de la bancarización de las cajas de ahorros

1.435 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.435
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
14
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El proceso de la bancarización de las cajas de ahorros

  1. 1. 2011 EL PROCESO DE LA BANCARIZACIÓN DE LAS CAJAS DE AHORROS El objeto de este trabajo, no es otro que el de analizar el proceso de trasformación de las cajas de ahorros. Viendo como el Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, modifica la normativa básica relativa a los órganos de gobierno de las cajas de ahorros y el régimen jurídico de sus cuotas participativas. Asimismo, veremos también determinados aspectos de los Sistemas Institucionales de Protección integrados por cajas de ahorros. Finalmente llegaremos a una serie de conclusiones y apreciaciones personales sobre la efectividad de tal proceso. Diego del Río Albero Sergio de la Iglesia Martín Gestión de empresas financieras 17/05/2011
  2. 2. INDICE 1. Introducción…………………………………………...............1 2. Reales Decretos………………………………………………...2 2.1. Real Decreto-Ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros…………......2 Título I…………………………………………………………...…4 Título II………………………………………………………….....5 Título III………………………………………………………...….6 Título IV…………………………………………………………....6 Título V………………………………………………………….....7 Título VI…………………………………………………………....7 2.2. Real Decreto-ley 2/2011, de 18 de febrero, para el reforzamiento del sistema financiero……………………………………………….……..8 3. Los Sistemas Institucionales de Protección…………………..9 3.1. Aproximación al concepto de SIP………………………….............9-11 3.2. Implicaciones del sistema……………………………………..............12 3.3. La popularidad del SIP……………………………………….............13 3.4. Instrumentación del SIP………………………………………….......14 3.5. Proceso Legal…………………………………………………………15 4. Conclusión…………………………………………………15-16 5. Bibliografía…………………………………………………....17 2
  3. 3. 1. IntroducciónLas Cajas de Ahorros españolas han cumplido y cumplen con una función esencial, yano sólo dentro de nuestro sistema financiero, sino también de nuestro entramado social.Han sido a lo largo de nuestra historia motor del crecimiento impulsando el fomento delahorro, la movilización de recursos y la inclusión financiera del conjunto de losciudadanos. Actuando en beneficio del interés general a través del cumplimiento de sufunción social.En cuanto a su regulación, aparte de las primeras normas aprobadas durante el sigloXIX, son los Estatutos de 1929 y 1933 junto con el Decreto Largo Caballero los quecontribuyeron a crear su actual definición institucional y su consolidación comoentidades financieras de marcado carácter social.No obstante, fue a partir de 1977, momento en el que se emprendió una gran reformaliberalizadora del sistema financiero español, cuando se permitió la equiparaciónfuncional entre bancos y cajas, el aumento de la libertad operativa de éstas últimas y laapertura del sistema financiero español al mercado internacional de capitales.Un segundo momento clave se dio como consecuencia de la aprobación de laConstitución Española de 1978, junto con los Estatutos de Autonomía y la nuevaorganización territorial que eso suponía. En respuesta a esta nueva realidad política yeconómica se aprueba, aunque años después, la Ley 31/1985, del 2 de Agosto, sobre laregulación de las normas básicas de los Órganos Rectores de las Cajas de Ahorro.Veinticinco años después de esa reforma nos encontramos de nuevo en un momentofundamental en la historia de las cajas de ahorros.En general, las cajas de ahorros, así como el resto del sistema bancario español,enfrentaron los primeros momentos de la crisis financiera, iniciada en agosto de 2007,sin grandes dificultades, ya que ni intermediaron en la comercialización ni invirtieron enproductos crediticios complejos o “tóxicos”. No obstante, la persistencia de la crisisfinanciera junto a la consiguiente grave crisis económica ha supuesto para el sistemabancario español un entorno intensamente adverso que se ha traducido en menoresniveles de actividad, recortes de márgenes, dificultades para obtener financiación en losmercados mayoristas y un considerable aumento de la morosidad, que procedeprincipalmente de los préstamos concedidos a los sectores inmobiliario y deconstrucción en los que el sistema bancario español ha tenido y tiene una exposiciónrelevante.Por lo que a las cajas de ahorros se refiere, la crisis ha puesto de manifiesto, por unaparte, un exceso de capacidad y, por otra, la necesidad de una mayor flexibilidad paracaptar recursos básicos de capital y para ajustar sus estructuras operativas.Por eso se ha emprendido un proceso de restructuración que derivará en una sustancialreducción del número de entidades en el sector, en beneficio de la eficiencia del mismoy su solidez para el futuro. Una buena parte de estos procesos ha contado con apoyofinanciero del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y se hanmaterializado a través de la creación de Sistemas Institucionales de Protección (SIP). Espues de urgente necesidad fijar aspectos de la regulación de estos SIP y, en especial, su 3
  4. 4. régimen fiscal, siendo que en el proceso de restructuración se ha utilizadopreferentemente esta vía.Además las entidades de crédito deberán estar preparadas para afrontar los retos que seavecinan con la reforma del sistema financiero internacional que les requerirá más ymejor capital. Por lo que será preciso llevar a cabo una reforma del marco jurídico delas cajas de ahorros, de manera que se les permita adoptar distintas posibilidades deorganización institucional, todas ellas con acceso a los mercados financieros, tratandoasí de impulsar su capacidad para obtener capital exterior de máxima calidad.Permitiendo, de este modo, aumentar la solidez y competitividad de nuestro sistemafinanciero. Lo que de alguna manera generará una mayor estabilidad al conjunto delpaís.2. Reales Decretos2.1. Real Decreto-Ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de AhorrosPartiendo del contexto antes relatado, la reforma operada por el Real Decreto-ley11/2010 se orienta a dos finalidades fundamentales: reforzar las posibilidades decaptación de recursos propios y la profesionalización de sus órganos de gobierno. Paraello contiene, esencialmente, dos reformas legislativas: La modificación de la Ley13/1985, de 25 de mayo, mediante la flexibilización del régimen jurídico de las cuotasparticipativas; y la modificación de la Ley 31/1985, de 2 de agosto, de regulación de lasnormas básicas sobre Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros (LORCA), a través dela que se introducen cambios relevantes en la configuración jurídica y la arquitecturainstitucional de las cajas de ahorros.Por lo dispuesto en la norma, podemos tratarlo diferenciando seis aspectos principales:El Título I: Se dedica a la modificación del régimen jurídico de las cuotasparticipativas.La reforma de la regulación financiera internacional supondrá un endurecimiento de losactuales requerimientos de capital, tanto cuantitativa, como cualitativamente. Lo queimplicará que algunos instrumentos financieros, hasta ahora importantes para lacaptación de recursos propios, van a dejar de ser considerados como capital.Las cajas, a diferencia de los bancos, no pueden recurrir para su financiación a laemisión de títulos representativos del capital social, salvo la emisión de cuotasparticipativas, las cuales se han mostrado incapaces de financiar a las cajas parte de lasnecesidades de capital más recientes derivadas de la crisis.Por tanto se trata de hacerlas más atractivas a potenciales inversores y de afianzar suconsideración como recursos propios de máxima calidad regulatoria.El nuevo régimen implica la posible incorporación a las cuotas, de derechos políticosproporcionales al porcentaje que las mismas suponen sobre el patrimonio de la caja, conel límite máximo del 50% del citado patrimonio. 4
  5. 5. Se prevé la cotización en mercados secundarios como una obligación para aquellasemisiones que se dirijan al público en general. Al mismo tiempo, se suprime cualquierlímite a la tenencia de cuotas por una única persona o grupo, de manera que seflexibiliza su adquisición. Habrá libertad de emisión de las cuotas sin que deba mediarautorización administrativa previa. Además la retribución de las cuotas no podrá estarsujeta a ninguna autorización administrativa, salvo la que le pueda corresponder alBanco de España.De este modo existirá un mayor incentivo a la eficiencia de las cajas, derivado de latransparencia que supone la presencia de inversores en el capital y la referencia devaloración de estos títulos en los mercados financieros.En el caso de fusión se procederá con el canje por cuotas de la entidad resultante de lafusión, sin alterar el valor económico de las mismas.El Título II: Tiene el objetivo de impulsar la profesionalización o “despolitización” delos órganos de gobierno de las cajas de ahorro e incluir los ajustes necesarios paraincorporar los derechos políticos de los cuotapartícipes en los mismos.La complejidad creciente de la actividad financiera ha alcanzado también a las cajas yhace ya ineludible la selección de los equipos gestores entre los mejores profesionalesde todas las áreas. Además conviene garantizar la dedicación de los miembros de losórganos de gobierno en representación de sus respectivos grupos y en beneficioexclusivo de los intereses de la Caja y de su función social.Se reconoce como órganos de las cajas de ahorro: al Director General y a las diferentesComisiones, entre las que se incluyen novedosamente: la de Retribuciones yNombramientos que supone la ampliación de la anterior Comisión de Retribucioneshacia otras funciones relativas al control de los nombramientos y la Comisión de ObraSocial que, responde a la necesidad de crear un órgano que vele por el correctocumplimiento de la obra benéfico-social.Se refuerza el concepto de honorabilidad comercial y profesional. En este sentido seafirma la incompatibilidad del ejercicio del cargo de miembro de los órganos degobierno de una caja con el de todo cargo político-electo y con el de alto cargo de lasadministraciones públicas.Se establecen, asimismo, las especificidades necesarias para ajustar los órganos degobierno y los mecanismos de representación de intereses, a los casos en que las cajasdesarrollen su actividad de manera indirecta a través de una entidad bancaria. En estesentido, se prevé expresamente que la caja de ahorros designará a sus representantes enel Consejo de Administración de la entidad bancaria, valorando a esos efectos larepresentación de los diferentes grupos en su propio Consejo.Se habilita para que los cargos en otras entidades de crédito que ejerzan tales cargos enrepresentación de la caja puedan ser nombrados Consejeros Generales. Esto surge de lanecesidad de permitir la compatibilidad de cargos ante supuestos en los que la cajaopere de manera indirecta a través de un banco o bien esté integrada en un sistemainstitucional de protección. 5
  6. 6. La modificación en la composición de los órganos de gobierno de las cajas se estableceen los siguientes porcentajes: la representación de las administraciones públicas ycorporaciones de gobierno en los órganos de gobierno de las cajas será como máximodel 40% del total de derechos de voto en cada uno de tales órganos con el requisito deque su posible participación se lleve a cabo a través de miembros designados por suCámara legislativa y que gocen de reconocido prestigio y profesionalidad; el grupo deimpositores estará entre un 30% y un 50% y las entidades representativas de interesescolectivos tendrán un máximo del 10%. Mientras que los porcentajes de representacióndel grupo de empleados no sufren cambios (entre el 5% y el 15%). Lógicamente, sereconoce la participación de los cuotapartícipes. También se reconoce su derecho aproponer a la Asamblea General candidatos para ser miembros del Consejo deAdministración.Se realizan modificaciones sobre el Consejo de Administración por la necesidad deincluir entre sus miembros a los representantes de los intereses de los cuotapartícipesque correspondan. Pudiendo incrementar el número de miembros del Consejo hasta unmáximo de 20 y siendo de carácter ilimitado del mandato de dichos representantes.Se incluye entre las funciones de la Asamblea General la facultad de aprobar, con unamayoría reforzada, la transformación de una caja en una fundación de carácter especialy la decisión de desarrollar su actividad de manera indirecta.Se incorpora la publicación anual obligatoria del informe de gobierno corporativo alobjeto de reforzar su transparencia y la disciplina de mercado.El Título III: Incluye los ajustes referidos a los Sistemas Institucionales de Protección(SIP). Herramienta eficaz para la agrupación de entidades de crédito, en general, y decajas de ahorro, en particular.Se llevan a cabo los ajustes necesarios para dotar de mayor consistencia y seguridadjurídica a los actuales SIP. Se refuerza aún más el compromiso de permanencia yestabilidad de las entidades integradas, facultando al Banco de España a realizar unavaloración previa al abandono de una entidad, referida tanto a la viabilidad individual dela misma, como al conjunto del sistema.Las novedades más significativas hacen referencia a los SIP compuestos por cajas. Seestablece que la entidad central habrá de estar necesariamente participada por las cajasintegrantes en al menos un 50% de su accionariado y tener naturaleza de sociedadanónima. Así se logra garantizar que el conjunto de las cajas integradas mediante un SIPno desvirtúan su naturaleza jurídica de manera indirecta al perder el control de suentidad central. Señalando que en aquellos casos en que las cajas integrantes del SIPpudieran perder el mencionado control reforzado de la entidad central, las cajas deberántransformarse en fundación de carácter especial y ceder su negocio bancario.El Título IV: Introduce un nuevo modelo organizativo de las Cajas de Ahorro basadoen una doble alternativa:El ejercicio indirecto de la actividad financiera de las cajas de ahorro a través de unaentidad bancaria: que implica que la caja de ahorros, manteniendo su naturalezajurídica, desarrolla su actividad financiera a través de una entidad bancaria. Esta 6
  7. 7. entidad, que podrá utilizar en su denominación expresiones que la identifiquen con lacaja de la que depende, habrá de estar controlada en al menos un 50% de los derechosde voto. De no ser así, la caja se vería obligada a renunciar a su condición de entidad decrédito y transformarse en fundación de carácter especial.Este mismo ejercicio de actividad indirecta a través de un banco también se le permitiráa aquellas cajas de ahorro que, de forma concertada, ejerzan en exclusiva su actividadfinanciera a través de la entidad central de un SIP.La transformación de las cajas de ahorros en fundaciones de carácter especial,centrándose en la obra benéfico-social y traspasando su actividad financiera a otraentidad de crédito a cambio de acciones.El Título V: Recoge la normativa fiscal especial aplicable a las entidades resultantes delos procesos de restructuración. Para así garantizar la neutralidad fiscal de los diferentesmodelos.En materia del Impuesto sobre Sociedades se establece la aplicación del régimen fiscalespecial, para el caso de las transmisiones de activos y pasivos que se realicen comoconsecuencia de esas reestructuraciones, lo cual permite, diferir la tributación de lasrentas que se pongan de manifiesto en esas transmisiones por aplicación de dichorégimen fiscal especial.Igualmente se extiende el régimen de diferimiento en dicho impuesto a las rentas que segeneren en las transmisiones de activos y pasivos realizadas en el marco delcumplimiento de los acuerdos de un sistema institucional de protección, mediante elintercambio de dichos activos o pasivos entre las entidades de crédito integrantes decada sistema institucional de protección, a condición de que cada entidad adquirentevalore, a efectos fiscales, los elementos adquiridos por el mismo valor que estos últimostuviesen en la entidad transmitente.Siempre que se produzcan efectos económicos equivalentes a las reestructuracionesempresariales, el mencionado régimen especial también surtirá efectos con caráctergeneral en relación al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos JurídicosDocumentados.Para reforzar la seguridad jurídica de las operaciones de reestructuración, se establece laposibilidad de que se solicite informe a la Dirección General de Tributos sobre elcumplimiento de la equivalencia de los resultados económicos de las operacionesrealizadas, así como sobre sus consecuencias tributarias.También se realizan las modificaciones legales oportunas para garantizar la neutralidadfiscal en el tratamiento tributario de la Obra-Social con independencia del modelo deorganización que se adopte por las cajas de ahorros.El Título VI: Incluye nuevas exigencias de capital y liquidez, en línea con los cambiosque se vislumbran en la normativa financiera internacional. Los nuevos requerimientosirán en función de la capacidad de cada entidad de crédito para captar recursos propiosbásicos. 7
  8. 8. Dentro de este se acuerda que excepcionalmente, el Fondo de ReestructuraciónOrdenada Bancaria podrá también adquirir títulos emitidos por entidades individualesque aún siendo solventes y viables pudieran llegar a dejar de serlo en caso deempeoramiento de la situación presente, lo que pudiera aconsejar un rápidoreforzamiento de su capital con objeto de incrementar o no dejar caer la confianza delmercado en dichas entidades. Estas adquisiciones se condicionarán a la elaboración deun plan de recapitalización, que marque los objetivos y medidas a adoptar por laentidad, el cual deberá ser aprobado por el Banco de España, que valorará la capacidadde esta para lograr dichos objetivos sin necesidad de acometer un proceso de integracióncon otras entidades.Además de lo dicho, impondrá ciertos límites a las inversiones en inmuebles u otrosinmovilizados, a las acciones y participaciones, a los activos, pasivos o posiciones enmoneda extranjera y a determinados riesgos, para así obligar a disponer de una cantidadde activos líquidos que permita afrontar situaciones de tensión de liquidez y fijar unlímite máximo entre la relación de recursos propios y el valor total de sus exposicionesa los riesgos derivados de su actividad.2.2. Real Decreto-ley 2/2011, de 18 de febrero, para el reforzamiento del sistema financieroSe centra en el reforzamiento de los recursos propios y en la reforma del Fondo deReestructuración Ordenada Bancaria, es decir, que añade ciertas pautas a las yamencionadas en el título VI del anterior Real Decreto, aparte de alguna novedad dentrodel régimen fiscal, pero que en el presente trabajo no vamos a entrar a valorar.En cuanto al incremento de las exigencias de capital, vienen en línea con lo estipuladoen Basilea III, para 2013. Se prescribe, para grupos consolidables de entidades decrédito o entidades de crédito no integradas en uno de ellos, un capital principal mínimodel 8% de sus exposiciones totales ponderadas por riesgo.El porcentaje general de referencia se incrementa hasta el 10% cuando se den en unaentidad o grupo las dos circunstancias siguientes: (a) que tenga un coeficiente definanciación mayorista superior al 20%, y (b) que tenga en manos de terceros unporcentaje de capital inferior al 20%.Se contempla de forma expresa la potestad del Banco de España de exigir un nivelsuperior si como resultado de los stress tests se aprecian necesidades adicionales.Además se da una nueva definición de capital principal, alineada con la establecida enBasilea III. Así, el capital principal incluye: el capital social, reservas, primas deemisión e intereses minoritarios, además de los instrumentos suscritos por el FROB ytransitoriamente instrumentos obligatoriamente convertibles en acciones antes del 31 dediciembre de 2014; y excluye: la minoración por pérdidas, los activos inmateriales asícomo los ajustes positivos y negativos de valoración.Vemos a continuación la estrategia y calendario a seguir para el cumplimiento de losrequerimientos regulatorios en materia de capital: - Entró en vigor el pasado 10 de marzo. Fecha en la que el Banco de España comunicó a las entidades su situación y en su caso sus necesidades de capital. 8
  9. 9. - Se dio un plazo transitorio a las entidades que en esa fecha no cumplieron, según el siguiente esquema: 1. En marzo tuvieron 15 días hábiles para presentar al Banco de España una estrategia y sus plazos; Si la estrategia contemplaba apoyo del FROB, tenían 30 días más para presentar el Plan de Recapitalización. 2. En junio se obtendrán los resultados de las pruebas de estrés. 3. Finalmente las medidas deberán estar ejecutadas el 30 de Septiembre. Si la entidad prevé retrasos deberá comunicarlo con 20 días de antelación, en cuyo caso el Banco de España podrá autorizar, justificadamente, un aplazamiento de hasta tres meses. En caso de OPV, y de manera excepcional, podrá prorrogar hasta el 31 de marzo de 2012.En cuanto a la reforma del FROB, el objetivo es facilitar la capitalización por el FROB,pero eso sí, una vez que no es posible la capitalización por el mercado. Apoyo financiero del FROB: - Compra acciones a un banco en valor de mercado. En este caso las cajas beneficiarias deberán traspasar la actividad financiera a un banco en 3 meses. - La participación del FROB como accionista de las entidades sólo podrá mantenerse durante un periodo máximo de 5 años. Asimismo, la desinversión deberá efectuarse mediante procedimientos que aseguren la competencia. En cualquier caso el FROB podrá conceder a las entidades un derecho de recompra, en su favor o a favor de terceros propuestos por ellas, por plazo máximo de un año, plazo que podría extenderse a un máximo de 2 años. - El plan de recapitalización a efectuar por las entidades, deberá contener un compromiso de reducción de costes estructurales, la mejora de su gobierno corporativo y objetivos de mantenimiento del crédito.Cambio en la composición de la Comisión Rectora del FROB: que pasa a tener 9miembros, de los que 2 son cargos procedentes del Ministerio de Economía y Hacienda,4 son designados a propuesta del Banco de España y 3 a propuesta de cada uno de losFondos de Garantía de Depósitos.3. Los Sistemas Institucionales de Protección3.1. Aproximación al concepto de SIPLa primera cuestión que se nos plantea a la hora del estudio de los sistemas deintegración de las cajas, es la de dar una definición de Sistema Institucional deProtección (SIP).La más básica que podemos encontrar, es la de ver al SIP como una fórmula deintegración de entidades de crédito.Encontramos que su definición se desprende de la figura introducida en el sistemafinanciero español por el Real Decreto 216/2008, de 15 de febrero, de recursos propiosde las entidades financieras, y por la Circular 3/2008, de 22 de mayo, del Banco deEspaña.Concretamente se recoge en el art.26.7 del Real Decreto citado anteriormente: 9
  10. 10. “Con excepción de las exposiciones que dan lugar a pasivos en forma de los elementoscontemplados en las letras a a la j del art. 12.1, las entidades de crédito podrán asignaruna ponderación de riesgo del 0% a las exposiciones frente a contraparte quepertenezcan al mismo sistema institucional de protección que la entidad de créditoacreedora, a condición de que a juicio del Banco de España se cumplan las condicionessiguientes…”.Pero nos encontramos con que la Circular del Banco de España, tampoco nos ofreceuna definición de SIP. Sino que establece unas condiciones que deben cumplirse paraque las entidades puedan beneficiarse de esta nueva figura.Así nos encontramos con que estos requisitos son: - Que el SIP se forma a través de un acuerdo contractual, a través de la asignación de responsabilidades, y que proteja y garantice la liquidez y solvencia. - Que la contraparte sea una institución o una sociedad financiera de cartera, […], que esté sujeta a los requisitos prudenciales apropiados y que esté establecida en España. - Que el sistema pueda otorgar apoyo. - Que se cuente con los mecanismos adecuados de seguimiento y clasificación de los riesgos. Para que pueda darnos una visión detallada de la situación de riesgo de todos sus miembros individualmente, y del sistema en su conjunto. - Que efectúe su propia evaluación de riesgos y la comunique a sus miembros. - Que elabore y publique una vez al año un informe consolidado, un balance, cuenta de resultados, informe de situación e informe de riesgos del sistema en su conjunto. - Que los miembros que deseen abandonar el sistema, lo han de notificar como mínimo 24 meses antes. - Que tenga mecanismos de medición consolidada de sus recursos propios que permitan hacer una evaluación de la solvencia del sistema. - Que las entidades de crédito que lo conforma tengan un perfil homogéneo.Al no existir una definición clara de SIP, se puede entender que existe una libertad delas partes para diseñar el contenido de este sistema. Pero esta libertad de diseñodependerá de la voluntad del Banco de España., puesto que es quien dictamina losrequisitos. Así pues, este organismo juega un papel muy importante en la creación deestos sistemas de integración.La mayor parte de los autores, identifican al SIP, como una forma de fusión fría.Identificándolos como contratos entre las entidades miembros. Estos contratos tienenuna duración mínima de 10 años e implican, un compromiso de cesión mutua deliquidez, en caso de necesitarse, y de beneficios. Además los partícipes pueden alcanzarotros acuerdos de integración mediante el desarrollo de centros de servicios compartidospara dar soporte a determinadas operativas, acceso a mercados mayoristas o desarrollode mejores prácticas de organización y control de riesgos. Lo más importante es que nose exige la total integración ni la desaparición de las entidades como tales.La legislación impone que una de las entidades deba liderar el proceso, denominándolacomo entidad central y se responsabilizará de ciertos aspectos técnicos y contables, encuanto a la relación del grupo con el Banco de España. 10
  11. 11. Hay que tener en cuenta que una fusión implica, entre otras cosas, la disolución yextinción de las personas jurídicas que participan. Por ello queremos dejar claro que SIPy fusión son procesos distintos, que implican distintas consecuencias y que tienenregulaciones diversas.Otros autores identifican el SIP, con una figura ya conocida en el Derecho español, elgrupo contractual. Esta similitud se fundamente en que el grupo contractual va más alláde los requerimientos de un SIP.Este último vendría a representar los requerimientos mínimos impuestos por laDirectiva 2006/48 CE del Parlamente Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006,que hace referencia al acceso a la actividad de crédito y a su ejercicio. Y de la Directiva2006/49/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006, sobre laadecuación del capital de las empresas de servicios de inversión y las entidades decrédito. Esta última emana del acuerdo adoptado por el Comité de Basilea deSupervisión Bancaria (Basilea II).El concepto de grupo contractual que da nuestro Derecho administrativo, loencontramos en el art. 8 de la ley 13/1985:1. Para el cumplimiento de las exigencias de recursos propios y, en su caso, de laslimitaciones previstas en los arts. 6 y 10, las entidades de crédito consolidarán susestados financieros con los de las demás entidades de crédito y entidades financierasque constituyan con ellas una unidad de decisión.2. A los efectos de esta Ley, para determinar si varias entidades constituyen una unidadde decisión se entenderá a los criterios previstos en el art. 4 de la Ley 24/1988, de 28 dejulio, del Mercado de Valores.3. Se considerará que un grupo de entidades financieras constituye un grupoconsolidable de entidades de crédito cuando se de algunas de las circunstanciassiguientes: a) Que una entidad de crédito controle, de acuerdo con el art. 42 del Código deComercio a las demás entidades. b) Que la entidad dominante sea una entidad cuya actividad principal consista entener participaciones en entidades de crédito. c) Que una empresa cuya actividad principal consista en tener participaciones enentidades financieras, una persona física, un grupo de personas físicas que actúensistemáticamente en concierto, o una entidad no consolidable con arreglo a esta Ley,controles a varias entidades financieras, siendo al menos una de ellas una entidad decrédito, y siempre que las entidades de crédito sean las de mayor dimensión relativaentre las entidades financieras, de conformidad con los criterios que establezca el efectodel Ministro de Economía y Hacienda.Como vemos, no existe una definición concreta de esta nueva figura introducida ennuestro sistema financiero. Por un lado el poder público no da una definición concreta,sino que dictamina los requerimientos que se han de cumplir. Y por el otro los autoresno encuentran un consenso en cuanto a la definición. Puesto que ven en esta figura otrasya conocidas en el Ordenamiento Español. 11
  12. 12. Viendo esta discrepancia, y dado que el fin de este apartado era el de dar una definiciónde SIP concreta, intentaremos sintetizar lo anteriormente citado.Encontramos que el SIP es una fórmula de cooperación, que permite compartir laliquidez y el riesgo de crédito entre entidades. Para ello es fundamental la creación delun sistema común de información, contabilidad y auditoría, que permita la evaluacióncomún del riesgo que asume cada entidad y que, compartido, reduce los costes de cadauna.Este contrato deberá regular las relaciones entre las diferentes entidades, y mostrardebidamente los mecanismos de compensación entre las entidades.3.2. Implicaciones del sistemaUna vez delimitado el origen y habiendo dado una definición más o menos completa deesta nueva figura, es hora de que enunciemos las implicaciones que tendrá para susintegrantes.El SIP, es un reforzamiento de la solvencia y liquidez de las entidades participantes.Para ello se exige una uniformidad del seguimiento y clasificación de los riesgos. Deesta forma se obtiene una visión exhaustiva de la situación del riesgo de cada miembro,y del sistema en su conjunto.También se ha de contar con los sistemas oportunos que controlen dichas exposiciones.El significado de esta figura podría entenderse como un sistema solidario, donde unasentidades se hacen responsables de otras. Lo que implica una unidad de decisión sobreciertas materias, eso si, no se requiere una instrumentación a través de la puesta encomún de medios humanos o materiales.Encontramos que esta cesión de capacidad de organización y gestión, al igual que lacesión de medios y del poder de dirección, es la mayor limitación que presenta estesistema.Ahora bien, la propia normativa impone otras limitaciones. En primer lugar lasentidades de crédito han de mantener los requisitos explicados en el art. 2.1 del RealDecreto 1245/1995, entre los que se encuentran los de carácter organizativo y decapacidad gerencial.Otra limitación impuesta por la norma, es la impuesta por la Norma Centésimo Quintade la Circular 3/2008. Concretamente nos habla sobre que la delegación no debetransformarse en un “vaciamiento de contenido de la actividad general de la entidad”.Por lo tanto las limitaciones impuestas intentan evitar la existencia de “entidadesvacías”.Si ahora cambiamos nuestro punto de vista, y lo enfocamos hacia el ámbito territorial,observaremos que este tipo de “fusiones” entre cajas de diferentes territorios, puedenprovocar la pérdida de identidad. Lo cual representa la característica fundamental paracomprender el éxito de las Cajas de Ahorros. 12
  13. 13. Por otro lado, nos encontramos que en caso de fusiones entre cajas de un mismoterritorio, los beneficios se pueden diluir. En otras palabras, al duplicarse sucursales yservicios, los beneficios de la integración se minimizarán.En cuanto al tema político, nos topamos con que las Comunidades Autónomasdifícilmente verán con buenos ojos la pérdida de control sobre una de “sus cajas”.Pero al hablar de eficiencia vemos que la integración comporta un claro beneficio, y esel aumento de tamaño de los entes participantes. Esta ampliación hace que la entidadresultante sea más eficiente, sin comprometer la naturaleza jurídica de sus integrantes.3.3. La popularidad del SIPLa pregunta que nos asalta una y otra vez en el estudio de esta nueva figura es porqueexisten tantas entidades que se han acogido a esta forma de integración, y no han optadopor otras figuras conocidas como las fusiones propiamente dichas, o los gruposcontractuales.La explicación al encontramos en la libertad de pactos que nos otorga el derechoespañol.Las partes integrantes del SIP, ponen en común determinadas áreas, intentando buscar laeficiencia derivada del ahorro de costes al unificar determinados servicios. Esto seconsigue con una integración efectiva de sus negocios, de sus actividades o de sugestión estratégica.Cuando una entidad se compromete al reforzamiento de la solvencia y liquidez de otra,no sólo busca el control y seguimiento de sus riesgos, sin que también el control yseguimiento de sus políticas de financiación, estratégicas, de inversión, comerciales, ode expansión territorial.Si nos atenemos a la propia normativa, el hecho de exigir la presentación de un informeque incluya el balance, la cuenta de resultados, el informe de situación y el informe deriesgos del sistema, al igual que el hecho de permitir la consolidación de cuentas,implica la existencia de dos tipos de sistema de protección:Sistemas que pretenden reforzar los niveles de solvencia y liquidez, y que se exigenunos principios de uniformidad y coordinación en las áreas de riesgos y control de losmismos. Se conocen como SIP blandos.Sistemas que pretenden construir un grupo consolidado. Un grupo consolidable requierela concurrencia de control en una entidad controlante y dominante que encabeza algrupo. Las normas contables contenidas en las circulares del Banco de Espala exigen,que el control se ejerza respecto a cuestiones financieras y estratégicas.Estas opciones representan un fuerte atractivo para las entidades, que pueden modificarlas características de la integración dependiendo de su situación y de sus expectativas.Aunque los SIP blandos no tengan el favor del Banco de España, pues es más partidariode la creación de SIP de grupos consolidados.Por otro lado la Exposición de Motivos del Real Decreto Legislativo 9/2009 de 26 dejunio de 2009, justifica la viabilidad del SIP como fórmula de integración. Exigiendoque para poder beneficiarse de los apoyos, se traten de “procesos de integración entreentidades de crédito, dirigidos a mejorar su eficiencia a medio plazo”. Los procesos se 13
  14. 14. encuentran amparados por la norma: “tales procesos pueden incluir, entre otros, losdenominados sistemas institucionales de protección cuyos objetivos resulten asimilablesa los generados en un proceso de fusión en lo relativo a la forma de operar, ladeterminación y ejecución de las políticas y estrategias de las entidades participantes yel establecimiento y ejercicio de sus controles internos y de gestión de riesgos”.Como vemos la norma acepta la fórmula de SIP como medio de integración, puesresulta amplio y flexible, y exige para el apoyo del FROB, que las consecuencias delSIP sean similares a las que resultarían de una fusión. Por lo tanto apoya la creación deSIP fuertes.El SIP supone un acuerdo de larga duración, donde la entidad que desee separarse ha deavisar por adelantado. Con esto se intenta buscar una irreversibilidad del proceso deconstitución del SIP.3.4. Instrumentación del SIP.El SIP se encuentra regulado como si de un contrato se tratara. Se instrumenta mediantela creación de una entidad jurídica independiente. El Banco de España consideraadecuado que los SIP se constituyan mediante la creación de una entidad jurídicasometida a su supervisión.Esto acarrea que el SIP se personifica en una entidad de crédito, y las entidadesparticipantes son las Cajas de Ahorros. Con esto obtenemos una sociedad anónimaparticipada por las Cajas, esta nueva persona jurídica no es una entidad que controlejurídicamente a las Cajas, sino que está controlada por estas. Esto es inevitable debido ala estructura de propiedad de las Cajas de Ahorros.Este proceso posee una serie de implicaciones, que se resumen en: - La sociedad anónima de nueva creación debe tener un nombre, capital social, domicilio social, objeto social, órganos de gobierno, etc. - Existencia de un compromiso entre los socios para la financiación de sus actividades. - Si se pretende ganar eficiencia mediante la centralización de funciones o servicios, nacerá la necesidad de fijar un precio a estos servicios, por lo cual se generarán impuestos (IVA) que puede restar eficiencia al sistema. - La instrumentación del SIP como ente con poder de decisión, es complejo, dado que técnicamente es dependiente de las entidades de crédito que lo forman.Para la creación de un SIP se precisan una serie de autorizaciones tanto administrativas,como de los órganos de las entidades participantes.Nos encontramos con autorizaciones estatales o de organismos que tienen competenciaestatal, puesto que la creación de esta figura exige la autorización del Banco de España.También son necesarias las autorizaciones autonómicas o de organismos que tienencompetencia autonómica, ya que las Comunidades Autónomas tienen competenciasobre las Cajas de ahorros.Y por último encontramos las autorizaciones internas de cada entidad. 14
  15. 15. 3.5. Proceso legalComo ya citamos anteriormente el mayor problema que surge en el estudio de estesistema de integración, es el de la inexistencia de una normativa regulatoria concreta.Lo que explica que sea frecuente el uso de términos como “fusión fría” o “fusiónvirtual” para referirse al mismo.Dentro del territorio español, encontramos algunas autonomías que están comenzando aregular esta materia, lo que permitirá realizar un estudio de los procedimientos a seguirpara el desarrollo de un SIP.Encontramos que en los procesos de fusión, las etapas a seguir son las siguientes: - Los órganos de administración de las entidades elaboran el Proyecto de Fusión, que contiene las reglas esenciales de la fusión, y el Informe de los Administradores donde se incluyen los motivos de la fusión. - Obtención de los informes de expertos que validan la información económica y la razonabilidad de los datos facilitados. - Sometimiento a la aprobación de las Juntas o Asambleas - Obtención de los consentimientos y autorizaciones administrativas - Comunicación de la operación a efectos de oposición de acreedores - Ejecución de la fusión con el otorgamiento de las escrituras públicas e inscripciones en los registros.En el caso de los SIP no es suficiente con un “proyecto de SIP”, pues resulta ser unacuerdo complejo de naturaleza estratégica. Por lo que requerirá un extenso desarrollocontractual, en el que las partes regulen todas las cuestiones para constituir susderechos, obligaciones la operativa del sistema, etc. Así se comenzará acordando unproyecto, contrato de protocolo, o un contrato de términos y condiciones.En la práctica la formalización es útil, pues permite enmarcar el proceso, y orientar eltrabajo debidamente.4.ConclusionesLa crisis financiera ha respondido a una variedad de causas, tanto macroeconómicascomo institucionales. Como consecuencia se ha producido un consenso internacionalpara reforzar el sistema financiera, y así salvaguardar la estabilidad.España presenta una anomalía en el sistema, las Cajas de Ahorros. Estas han sufridomayores dificultades que otras entidades, lo que ha hecho recurrir a la asistenciapública a través del FROB. La reordenación que propone la administración, necesariapara el sistema, debe pasar por la despolitización de estas instituciones. A la vez quesometerse a los requerimientos y disciplina que dictamina el mercado. Es necesarioque se sitúen dentro del marco propuesto pro Basilea.Centrándonos en el tema tratado, la ausencia de una regulación completa del SIP,unido a la ausencia de un concepto legal del mismo ha dado como resultado unalibertad de adaptación de esta figura a las necesidades de cada grupo. La configuraciónde los SIP permitirá variantes en función del porcentaje de las acciones de la entidadcentral que se decida ofrecer a los mercados y el modo en que se produzca esa oferta. 15
  16. 16. Por ello el desarrollo contractual del SIP será lo que determine su alcance, y contenidointegrador. Y dependiendo de este alcance será visto como una figura integradora, osimplemente como el primer paso dado para la reestructuración sectorial.Así pues, las posibilidades que abre la nueva regulación de los SIP deberán sercuidadosamente analizadas por los responsables de las cajas.Si atendemos al Real Decreto-Ley nos dirá que, incluso en el supuesto de constituciónde un SIP, las entidades participantes no se encuentren obligadas a una modificaciónde su naturaleza y rasgos propios, de modo que se establece que la entidad central através de la que la caja ejerza su actividad como entidad de crédito pueda utilizar en sudenominación social y en su actividad expresiones que permitan identificar su carácterinstrumental, incluido el uso de la denominación de la caja de la que dependa.Además, la entidad central se adherirá al Fondo de Garantía de las Cajas de Ahorros,previsión esta última que ya se había introducido en el RDL 6/2009, de 9 de abril, demedidas para el impulso de la recuperación económica y el empleo, que introdujomodificaciones relevantes en el régimen jurídico de los SIP.El modelo de SIP está facilitando la solución de un problema de naturaleza económicacon neutralidad política, apoyándose en bases de cooperación. Lo que permitirá a lasCajas avanzar, y recuperar su posición en el sistema financiero, manteniendo su obrasocial. Teniendo claro que si una caja decide mantenerse fiel al modelo institucional quehasta ahora ha estado vigente, y sobre todo, si no emite cuotas participativas, tendrámuy difícil la captación de capital, lo que limitará su capacidad de crecimiento.La reestructuración mediante esta figura resultará muy beneficiosa para las entidadesparticipantes a corto plazo. Puesto que soluciona los problemas de solvencia y liquidezque muchas de ellas presentan en sus balances. Con lo que se consigue un saneamientode las entidades. Los requerimientos de capital, combinados con las ventajas derivadasde la presencia y la disciplina de los mercados, serán las fuerzas motivarán latransformación de las cajas tal y como las conocemos. A ello se añadirán lasimportantes ventajas que, en términos de eficiencia (incluso fiscal) proporciona; laconcentración de toda la actividad bancaria en una única entidad.Ahora bien, si lo contemplamos con vistas al largo plazo, lo veremos como ese primerpaso hasta la integración total de las entidades. Ya que la integración resulta escasa,manteniendo demasiada independencia individual, lo que jugará en contra del sector.Esta independencia que mantiene cada Caja hace que no se reduzca debidamente lacapacidad del sistema. Quedando patente que cada entidad habrá de tomar lasdecisiones que mejor compatibilicen su voluntad de mantener sus rasgos diferencialesy su necesidad de cumplir con requerimientos de capital cada vez más exigentes.Siendo el Real Decreto-ley quien respalde adopción de esas decisiones a los propiosórganos de las cajas y, en particular, a su Asamblea General y no imponerlosimperativamente. 16
  17. 17. 4. Bibliografía - BERGES (Angel), DE GUINDOS (Luis), LINDE (Luis), MARTINEZ- PUJALTE (Vicente), ONTIVEROS (Emilio), RODRIGUEZ (Julio), SEVILLA (Jordi), TORME (Ana), UBIDE (Angel), VALERO (Francisco): Pasado, presente y futuro de las Cajas de Ahorro. Ed. Aranzadi, Pamplona, 2009 - CALS GÜELL (Joan): El éxito de las Cajas de Ahorros: Historia reciente, estrategia competitiva y gobierno. Ed. Ariel, Barcelona, 2005 a. Otro material consultado:- Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros. Dispuesto en el BOE.- Real Decreto-ley 2/2011, de 18 de febrero, para el reforzamiento del sistema financiero. Dispuesto en el BOE. b. Páginas web: - http://www.garrigues.com/es/Publicaciones/Novedades/Documents/Nov edades_BancosCajas_1_2011.pdf - http://www.bde.es/webbde/es/secciones/prensa/reestructura_sane/ficher os/notareformacajas210211.pdf 17

×