Calentamientoglobalafectara
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Calentamientoglobalafectara

on

  • 548 reproducciones

 

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
548
reproducciones en SlideShare
547
reproducciones incrustadas
1

Actions

Me gusta
0
Descargas
0
Comentarios
0

1 insertado 1

http://www.slideshare.net 1

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Adobe PDF

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Calentamientoglobalafectara Calentamientoglobalafectara Document Transcript

  • Un cable de la agencia Rena en el que varios especialistas enclima de nuestro país señalan las posibles consecuencias eimpactos del cambio climático en la región.EL CALENTAMIENTO GLOBALIMPACTARÁ MUY FUERTE ENLOS PAISES EN DESARROLLO Buenos Aires, 18 de febrero de 2003 (RENA)Argentina está entre los principales productores de metano, uno de los gases quegenera el calentamiento global. Este fenómeno provocará un aumento en los totales deprecipitación en la pampa húmeda y principalmente en la semihúmeda, mayorfrecuencia de eventos extremos, fuertes tormentas, tornados y granizo. Podría tener unfuerte impacto sobre la salud ya que se extenderían las fronteras de algunasenfermedades regionales y para su mitigación es de vital importancia el estudiointerdisciplinario. Los países en desarrollo serían los más afectados.Las principales causas del calentamiento global son "la combustión de los hidrocarburosque se emiten principalmente en los países desarrollados y, en menor medida, lasemisiones de metano de los países con fuerte agricultura como China, India, Argentina,EE. UU, entre otros", según afirmó Rubén Bejarán, licenciado en Meteorología delDepartamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias Exactas yNaturales de la Universidad Nacional de Buenos Aires, a RENA "Se espera unaaceleración de este proceso en los próximos 100 años y si no hubiera un cambio en laconducta colectiva de la humanidad los resultados serían catastróficos en el siglo XXII",advirtió en declaraciones exclusivas Vicente Barros, doctor en Meteorología delDepartamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias Exactas yNaturales de la Universidad Nacional de Buenos Aires, a RENA. El Río de la Plata, severá afectado por el aumento del nivel del mar con efectos mucho más severos en las 1
  • sudestadas. Esto ocasionará mayores problemas que en la actualidad en toda la ribera,las zonas bajas de las cuencas de los ríos y arroyos tributarios y en el delta del Paraná.A más largo plazo, 50 a 100 años, se espera la inundación de un área aún nodeterminada de la costa de la Bahía de Samborombón y la probable salinización de losacuíferos al sur de la ciudad de Buenos Aires" sostuvo Barros."El impacto será mayor en todo sentido en los países en desarrollo por carecer delconocimiento y organización para anticipar y adaptarse al Cambio Climático" afirmó eldoctor Barros. Aunque aún no está científicamente comprobado, "hay indicios queindican que el calentamiento global estaría relacionado con la mayor frecuencia eintensidad de los fenómenos El Niño", informó en exclusiva Fabián Gaioli, Coordinadorde la Unidad de Cambio Climático, dependiente de la Secretaría de Ambiente yDesarrollo Sustentable "La Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible logrará susobjetivos si lleva adelante el tratamiento de las cuestiones ambientales de manerainterdisciplinaria y con enfoques que aseguren la debida integración de todas lascuestiones ambientales pertinentes. Esto significa que el pretendido desarrollosostenible con equidad se logrará siempre y cuando se anule la estanqueidad que,debido a razones meramente políticas y sin base científica alguna, resulta de la letra delas Convenciones Marco de las Naciones Unidas, Acuerdos Internacionales y susprotocolos", según un informe de Osvaldo Canziani, Co-Presidente del GT II del IPCC, yasesor de la Dirección de Asuntos Ambientales de Chancillería, al que tuvo accesoRENA.El aumento de las emisiones de gases del efecto invernadero (GEI) de origen antrópicohan provocado un importante calentamiento del planeta en el siglo XX. La temperaturapromedio global en superficie aumentó 0,6 grados centígrados en los últimos 100 años,lo que produjo numerosas modificaciones en el clima."Se observa una retirada generalde los glaciares y la temperatura de la superficie del mar se calentó al menos en 0,6grados. La temperatura nocturna aumentó más rápidamente que la diurna desde 1950,lo que indica una intensificación del efecto invernadero y se aceleró el ciclo hidrológico.Todos estos y otros indicios indican que hubo un calentamiento global" afirmó Barros.Una de las consecuencias más importantes que esto ha tenido en Argentina es elaumento en los totales de precipitación en la pampa húmeda y principalmente en lasemihúmeda. Esto produjo la expansión de la frontera agropecuaria que se evidencia enlos rindes totales de cereales y oleaginosas y en los de provincias como San Luis, LaPampa y Córdoba. Además del aumento de temperatura en la Patagonia, indicios demayor frecuencia de eventos extremos, fuertes tormentas, tornados y granizo."Se espera una aceleración de este proceso en los próximos 100 años y si no hubieraun cambio en la conducta colectiva de la humanidad los resultados serían catastróficosen el siglo XXII", advirtió Barros.Esto podría tener importantes consecuencias sobre la salud ya que se extenderían lasfronteras de algunas enfermedades regionales. "Como todo hábitat la modificación deuna de sus elementos hace que el sistema vaya en busca de un nuevo equilibrio. Estenuevo equilibrio puede hacer que especies que no existían en la región hoy estén 2
  • presentes, como por ejemplo el mosquito Aedes aegypti, vector del dengue. El riesgo esque los humanos que habitan esta zona no han desarrollado ninguna defensa a estetipo de enfermedades por lo cual el grado de vulnerabilidad es muy alto", aseguróVicente Barros.Un informe del Panel Intergubernamental sobre cambio Climático de la NacionesUnidas, al que tuvo acceso RENA, alerta que "el incremento en las olas de calor,sumado a mayores humedades relativas y a la contaminación atmosférica, producirá unaumento de las enfermedades cardiovasculares y de las muertes por fallas cardíacas".El impacto será mayor en áreas urbanas y afectará principalmente a los ancianos, a losenfermos y a quienes no tengan acceso a sistemas de aire acondicionado.El incremento en la frecuencia y la intensidad de inundaciones y sequías aumentará elriesgo de diarreas y de enfermedades respiratorias. Lo que se puede hacer para mitigarestos efectos es "cambiar pautas de consumo, informar y educar a la población sobrelos riesgos, como por ejemplo la campaña contra el dengue, todos elementos propiosde la mitigación", afirmó Barros.El calentamiento no será uniforme geográficamente, ocasionará cambios en latemperatura y en consecuencia alterará la circulación de los vientos, la distribución delas precipitaciones y las corrientes marinas. Para este siglo se espera, a nivel mundial,un aumento de la intensidad del ciclo hidrológico con mayores precipitaciones, aunqueen algunas regiones puede darse lo contrario. Se pronostica, además, una mayorfrecuencia e intensidad de los fenómenos asociados a las precipitaciones intensas, loque ya está ocurriendo.Se espera que aumente el nivel del mar que llegaría, hacia el 2100, a alrededor de 60cm por encima de su nivel. Es por eso que algunas poblaciones se encuentran enpeligro ya que desaparecerían varios estados insulares del Caribe y la Polinesia y segenerarían severos problemas en muchas áreas costeras en particular en los deltas ycostas de estuarios. "Las poblaciones costeras se verían obligadas a migrar y laspérdidas en instalaciones costeras serían inmensas. Sólo en los EE.UU. están estimadasen 100.000 millones de dólares", sostuvo Barros.A esto, se sumarán los efectos de los cambios climáticos sobre los ecosistemas quepueden ser muy críticos en los sistemas aislados como los de montaña o humedalesdonde pueden ocasionar la extinción masiva de muchas especies.En la agricultura, no se esperan grandes problemas a escala global aunque síregionales. Las pérdidas de productividad en ciertas áreas serían compensadas por losaumentos en otras. "El impacto será mayor en todo sentido en los países en desarrollopor carecer del conocimiento y organización para anticipar y adaptarse al CambioClimático".La preocupación internacional por este problema originó la Convención Marco deNaciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) firmada en 1992 en Río deJaneiro y el Protocolo de Kyoto (PK) en 1997. 3
  • Parte del dióxido de carbono emitido está siendo captado por los océanos, por labiosfera y los suelos y casi la mitad se está acumulando en la atmósfera. Esto eleva lasconcentraciones que han aumentado un 30 por ciento en los últimos 150 años. Laconcentración de metano aumentó en un 150 por ciento en el mismo período y la delóxido nitroso en un 16 por ciento.Los GEI tienen un tiempo de vida en la atmósfera que va de alrededor de 15 años en elmetano a 100-150 años en el dióxido decarbono y 290 años en el caso del óxidonitroso."Hay evidencias incuestionables de que las emisiones de origen antrópico de los otrostres gases han modificado sus concentraciones atmosféricas. Las emisiones de dióxidode carbono por quema de hidrocarburos desde el comienzo del período industrial,tuvieron un crecimiento muy importante, a las que se deben sumar las que se originanen la deforestación y cuya estimación aproximada es dos o tres veces menor que laanterior", dijo Barros.Las emisiones de gases del efecto invernadero tendrán un efecto acumulativo y comolos mayores perjuicios se sentirán en el futuro, esto no genera presiones urgentes paramodificar las actitudes colectivas.De mantenerse las tendencias actuales en las emisiones de GEI, en menos de un siglo,este escenario llevaría las concentraciones de dióxido de carbono a más del triple de lasconcentraciones preindustriales, las del metano a 5 veces más y las del nitroso a casi eldoble.Cualquier intento de mitigar seriamente el Cambio Climático debe pasar por unareducción drástica , de alrededor del 50 por ciento, y en el futuro la eliminación de laquema de hidrocarburos como fuente de energía. Los hidrocarburos son la principalfuente de energía utilizada, más del 80 por ciento del total, por lo que esto no seriaposible en las próximas dos o tres décadas sin causar un estrago económico mundial.La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC)establece que todos los países tienen obligaciones comunes pero diferenciadas deacuerdo con sus responsabilidades en el Cambio Climático. Los países desarrolladosconforman el grupo de mayores responsabilidades. "La Argentina siguió bastante bienlas pautas de Río, Tokio, Montreal, se hicieron los inventarios de efectos de gasesinvernaderos, acompañó en la reconversión de la industria del frío a nivel mundial conla problemática del ozono, aunque no parece clara la postura con respecto a lossumideros de carbono" aseguró Rubén Bejarán."El Protocolo de Kyoto (PK) está muy lejos de solucionar el cambio climático. Enrealidad no responde a los objetivos de la CMNUCC ya que las reduccionescomprometidas por los países del Anexo B serán superadas por el crecimiento de lasemisiones de los restantes. Esto está siendo utilizado por los intereses opuestos acualquier compromiso de mitigación del Cambio Climático, en particular en los EE.UU., 4
  • donde quienes se oponen a la ratificación del PK argumentan que es necesario que losgrandes países en desarrollo asuman también compromisos de mitigación", afirmóBarros.En ArgentinaAnte el cambio climático, Argentina tiene una situación muy singular. El clima de laArgentina ha mostrado ser altamente sensible a los cambios de la temperatura en elhemisferio sur , pero dispone de un potencial de captura de dióxido de carbono y desustitución de hidrocarburos prácticamente inigualable en el mundo.En el este y centro de la Argentina, sur de Brasil y Uruguay, se han registradosaumentos considerables en las precipitaciones anuales a partir de la década de 1960.En algunas localidades los aumentos registrados son de hasta casi un 50 por ciento."Es la única región de la Tierra que ha presentado semejante cambio en los últimos 150años. Esto favoreció en términos generales a la producción agropecuaria y permitiójunto con las nuevas tecnologías, la expansión de la frontera agrícola hacia el oeste enunos 100 kilómetros, desde La Pampa y San Luis en el sur hasta Santiago del Estero yChaco en el norte", enfatizó Barros.Se produjeron frecuentes y devastadoras inundaciones como las que en 2002 afectarona la provincia de Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos. "Los perjuicios de estos eventosse ven agravados por la inadecuación de las obras de infraestructura a las nuevascondiciones climáticas y lo que es peor por la falta de conocimiento de esta nuevaproblemática por parte de los profesionales llamados a instrumentar las soluciones, yaque casi siempre siguen aplicando métodos y recetas que son sólo válidos en uncontexto de clima estable" aseguró Vicente Barros.El centro y este de la Argentina - la región más productiva- tiene una enormevulnerabilidad climática y por lo tanto puede sufrir futuros cambios que afecten laactividad agropecuaria."El Río de la Plata, se verá afectado por el aumento del nivel del mar con efectosmucho más severos en las sudestadas. Estos fenómenos meteorológicos ocasionaránmayores problemas que en la actualidad en toda la ribera, las zonas bajas de lascuencas de los ríos y arroyos tributarios y en el delta del Paraná" advirtió Barros.A más largo plazo, 50 a 100 años, se espera la inundación de un área aún nodeterminada de la costa de la Bahía de Samborombón y la probable salinización de losacuíferos al sur de la ciudad de Buenos Aires" sostuvo Barros."Con los nuevos escenarios existirán países que se beneficiaran y a otros seperjudicaran fuertemente. El caso Argentino es mixto, está en nosotros el aprovecharlos beneficiosos y afrontar con determinación los adversos. En ambos casos solo coninteligencia podremos adaptarnos con éxito, es por esto que no podemos desestimar elpapel de la ciencia Argentina", enfatizó Rubén Bejarán. 5
  • El potencial de energía eólica de la Patagonia es por lo menos, 8 veces el consumo totalde energía del país. Es posible que en el futuro este productor de energía ayude apaliar las emisiones de GEI con lo que Argentina podría constituirse en un granexportador de hidrógeno generado a partir de energía eólica."En la medida que la Humanidad decida afrontar la crisis del Clima, tendrá que reducirla combustión de hidrocarburos fósiles y para ello de un modo u otro habrá que crearmecanismos que hagan más competitivas las energías alternativas. Igualmente,deberán alentarse económicamente las actividades de secuestro del carbono" sostuvoVicente Barros"En Argentina existe financiamiento para investigaciones sobre este tema, pero granparte del financiamiento proviene de EE. UU lo que condiciona los temas a estudiar",advirtió Bejarán.Estudios de climatólogos argentinos del Centro de Investigaciones del Mar y laAtmósfera -CIMA (CONICET/ UBA ), del Departamento de Ciencias de la Atmósfera(UBA) y del Servicio Meteorológico Nacional señalan, entre otras variaciones climáticas,que:a) Hay un aumento de la temperatura del aire en superficie en latitudes altas.b) Hay un aumento de la precipitación en gran parte del país en las últimas 3 décadas(estamos en un período húmedo). Este aumento en la región de la Pampa húmeda, essuperior en un 30% a los valores observados durante el período húmedo anterior(década del 20).c) Hay evidencias de cambios en la circulación regional de la atmósfera, conintensificación de los vientos de altura que, podrían explicar en parte el aumentoobservado de la precipitación.La Unidad de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentablese encuentra "trabajando en planes de mitigación de los efectos del cambio climático",para alcanzar las metas propuestas por el Protocolo de Kyoto.(María Andrea Marquinez)FUENTE: AGENCIA RENA 18/02/03Greenpeace ArgentinaMansilla 3046, (1425) Buenos Aires, ArgentinaTel: 54-1-49620404, Fax:54-1-49637164email: energia@ar.greenpeace.orgcontacto: Juan Carlos Villalonga 6