tp 1

640 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Diseño
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
640
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

tp 1

  1. 1. 81 8 en un lugarde ◆ 1 Siempre se hará mención clara de los lugares en los que transcurre la acción; lo único que no se aclara es el nom- bre del lugar de nacimiento y residencia del protagonista. mancha la DON QUIJOTE OBR A MAESTR A DE LA LITER ATUR A UNIVERSAL NO HA MUCHO TIEMPO QUE VIVÍA UN HIDALGO DE LOS DE L A NZ A EN ASTILLERO, ADARGA A NTIGUA , ROCÍN FL ACO Y GA LGO COR R EDOR . 4 ◆[cap. 0 I ] Una olla de algo más vaca que carnero ◆ salpicón las más noches, ◆ 2, 2 “Vaca y carnero, olla de caba- duelos y quebrantos 3 los sábados, lentejas los viernes, algún palo- llero” (refrán) mino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de vellu- do para las fiestas con sus pantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino. Tenía en su casa ◆ 3 tortillas de huevos con peda- una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba zos de tocino frito y despojos a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín de los animales. como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años, era de complexión recia, seco de carnes, enjuto ◆ de rostro 4; gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir 5 ◆ que tenía el sobrenombre de Quijada o Quesada ◆ 4 (que en esto hay alguna diferencia en los autores que deste caso es- Descripción física no arbitra- criben), aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se ria del quijote. llama Quijana; pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad. Es, pues, de saber, que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ◆ 5 ocioso (que eran los más del año) se daba a leer libros de caballerías Quieren decir, o sea, “dicen” m i g u e l d e c e r v a n t e s
  2. 2. 87 8 m u j i c a l á i n e s m i s t e r i o s a b u e n o s a i r e s ◆ 8 —¡Un par de pantuflos de terciopelo negro! En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban Opónese, intencionalmente, El pu l pero los a l z a , co m o d os g r a n d es es - las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio, y el histórico Cid Campeador PULPERO así, del poco dormir y del mucho leer, al fabuloso Amadís de Grecia... carabajos, para que el sol destaque su lujo. alero JUGADORES Bajo el alero, los cuatro jugadores miran ha- SE LE SECÓ EL PERDER EL JUICIO. DE MANERA QUE VINO A CEREBRO, cia él. Queda el escribano con el naipe en Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamientos, como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, alto y exclama: requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles, y asentósele —Si gano, los compraré. de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina LA HIJA Y la hija del pulpero, con su voz melindrosa: de aquellas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra ESCRIBANO —Son dignos del pie del señor escribano. historia más cierta en el mundo. Decía él, que el Cid Ruy Díaz había sido muy buen caballero; pero Éste le guiña un ojo y el juego continúa, por- ◆ que no tenía que ver con el caballero de la ardiente espada 8, que BANQUERO que el flamenco que hace las veces de ban- de sólo un revés había partido por medio dos fieros y descomu- quero les llama al orden. nales gigantes. Mejor estaba con Bernardo del Carpio, porque en —¡Doce varas de tela de Holanda! ¡Dos sobreca- Roncesvalle había muerto a Roldán el encantado, valiéndose de la industria de Hércules, cuando ahogó a Anteo, el hijo de la Tierra, mas guarnecidas, con sus flocaduras! entre los brazos. Decía mucho bien del gigante Morgante, porque LOPE A la sombra del parral, Lope asienta lo que con ser de aquella generación gigantesca, que todos son soberbios parral le dictan, dibujando la bella letra redonda. y descomedidos, él solo era afable y bien criado; pero sobre todos estaba bien con Reinaldos de Montalbán, y más cuando le veía sa- Están en el patio de tierra apisonada. A un patio lir de su castillo y robar cuantos topaba, y cuando en allende robó lado, en torno de una mesa que resguarda el aquel ídolo de Mahoma, que era todo de oro, según dice su historia. MOLINERO alerillo, cuatro hombres –el molinero flamen- Diera él, por dar una mano de coces al traidor de Galalón, al amaalerillo DOMINICO co, el escribano, un dominico y un soldado– que tenía y aun a su sobrina de añadidura. EN EFECTO, REMATADO YA SU JUICIO, VINO A DAR EN EL MÁS EXTRAÑO PENSAMIENTO SOLDADO prueban la suerte al lansquenete. M ás acá, QUE JAMÁS DIO LOCO EN EL MUNDO LA HIJA cerca de la parra, la hija del pulpero se ha ubica- y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de parra do en una silla de respaldo, entre dos tinajones. su honra, como para el servicio de su república, hacerse caballero andante, e irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar Es una muchacha que sería bonita si supri- las aventuras, y a ejercitarse en todo aquello que él había leído, que miera la capa de bermellón y de albayalde los caballeros andantes se ejercitaban, deshaciendo todo género de con los cuales pretende realzar su encanto. agravio, y poniéndose en ocasiones y peligros, donde acabándolos, Entre tanta pintura ordinaria, brillan sus ojos cobrase eterno nombre y fama. Imaginábase el pobre ya coronado por el valor de su brazo por lo húmedos. Viste una falda amplísima, un ver- menos del imperio de Trapisonda: y así con estos tan agradables dugado, cuyos pliegues alisa con las uñas pensamientos, llevado del estraño gusto que en ellos sentía, se dió de ribete negro. Sobre el pecho, bajo la gor- priesa a poner en efecto lo que deseaba. Y lo primero que hizo, fue guera, tiemblan los vidrios de colores de una limpiar unas armas, que habían sido de sus bisabuelos, que, toma- joya falsa. S u padre, arremangado, sudoroso, abajo, pues es la única forma de que sub- trajina en mitad del patio. Un negro le ayuda sista el comercio, así que el tendero ape- a desclavar las barricas y las cajas, de don- nas recata el tono cuando dicta: de va sacando las mercaderías que sigilosa- —¡Arcabuces! ¡Siete arcabuces! mente desembarcaron la noche anterior. Son SOLDADO El soldado gira hacia él. Se le escapan los porto bello fardos de contrabando venidos de Porto Be- ojos tras las armas de mecha y las horqui- llo, en el otro extremo de América. Se los BAMQUERO llas. Protesta el banquero: envió Pedro González Refolio, un sevillano. –¡A jugar, señores! bs. as. GOBERNADOR Buenos Aires contrabandea del gobernador Y baraja los naipes cuyo as de oros se enva d o n q u i j o t e d e l a m a n c h a
  3. 3. 8 8 18l i b r o s a n e x od e c a b a l l e r i a s n o t a s c o m p l e t a s ◆ 2 GÉNERO LITERARIO EN PROSA, ficciones de primer grado: importan más los hechos que “Vaca y carnero, olla deDE GRAN ÉXITO Y POPULARIDAD los personajes, son arquetípi- cos, planos, traídos y llevados caballero” (refrán citado por EN ESPAÑA Y PORTUGAL EN EL por la acción sin que esta los Covarruvias). La carne de vaca SIGLO XVI, QUE FUE VÍCTIMA cambie o transforme importan- era más barata que la de car- DE LA PARODIA DE MIGUEL DE do muy poco su psicología. nero, con lo que da a entender CERVANTES EN EL LIBRO DON QUIJOTE DE LA MANCHA. estructura abierta: inacabables aventuras, infini- que don Quijote era más bien pobre. tas continuaciones posibles; la necesidad de hipérbole, exage- ración, la amplificación (cada ◆ 3 generación tiene que superar Según algunos comentaris- las hazañas de los anteriores tas, eran tortillas de huevos a el). con pedazos de tocino frito (torreznos), según otros, la búsqueda de honra, valor, y pasa por distintas pruebas para grosura (cabeza, sesos, pies yh i s t o r i a 4 Se escriben desde fines del siglo XV hasta aventura: merecer a su dama, desencan- tar un palacio, o conseguir al- guna honra destinada al mejor caballero. manos), la asadura (corazón, livianos y menudos) y despojos 1602 y empiezan a perder su popularidad ha- de los animales. Se trata de un plato que no rompía la absti- cia 1550. El último libro original, Policisne nencia de los sábados. amor cortesano: ◆ servicio de la dama, idolatría masoquista; relaciones sexua- de Boecia, se publica en 1602 , pero muchos de les fuera del matrimonio 4 los libros de caballerías siguen reeditándose Descripción física de don Quijote corresponde con violencia glorificada: valor personal ganado por he- durante todo el siglo XVII. chos de armas; combate indi- las características que en vidual. la obra del doctor Huarte de San Juan, “Exámen de ingenios” se dan al hombre de nacimiento extraordinario del hijo ilegítimo de padres nobles temperamento “caliente yt e m á t i c a 4 Celebran las hazañas de los caballeros an- héroe: desconocidos, muchas veces re- yes; tiene que hacerse héroe, ganar fama y merecer su nom- bre; muchas veces tiene espada seco”, que “tienen muy pocas carnes, duras y ásperas... es dantes: Amadís, Palmerín, el rey Arturo y los mágica o otros poderes sobre- moreno, tostado; la voz abul- humanos, y goza de la ayuda de caballeros de la tabla redonda, los doce pares algún mago o hechicero amigo tada y un poco más áspera”. Tales hombres, son ricos en de Carlomagno, Romancero. inteligencia y en imagina- geografía viajes a nuevas tierras; mons- ción, de carácter colérico y fantástica: truos como el Endriago, gigan- tes, pueblos paganos con ritos melancólico y son propensos a manías, notas que encon- ◆ tramos en don Quijote.Y lo primero que hizo, fue limpiar unas armas, que habían sido de ◆ ni Babieca 11 el del Cid con él se igualaban. Cuatro días se le pa- 9 juego de palabras ◆ 6sus bisabuelos, que, tomadas de orín y llenas de moho, luengos si- saron en imaginar qué nombre le podría: porque, según se decía con dos sentidos... Feliciano de Silva, escritorglos había que estaban puestas y olvidadas en un rincón. Limpiólas él a sí mismo, no era razón que caballo de caballero tan famoso, y del siglo XVI que, ademásy aderezólas lo mejor que pudo; pero vió que tenían una gran falta, tan bueno él por sí, estuviese sin nombre conocido; y así procuraba ◆ 10 de una continuación de la Celestina (1534), escribióy era que no tenía celada de encaje, sino morrión simple; mas a esto acomodársele, de manera que declarase quien había sido, antes que el caballo de varios libros de caballerías,suplió su industria, porque de cartones hizo un modo de media fuese de caballero andante, y lo que era entones: pues estaba muy Alejandro Magno... continuaciones del Amadíscelada, que encajada con el morrión, hacía una apariencia de ce- puesto en razón, que mudando su señor estado, mudase él también de Gaula (Lisuarte de Grecia,lada entera. Es verdad que para probar si era fuerte, y podía estar el nombre; y le cobrase famoso y de estruendo, como convenía a Amadís de Grecia, Floriselal riesgo de una cuchillada, sacó su espada, y le dió dos golpes, y la nueva orden y al nuevo ejercicio que ya profesaba: y así después ◆ 11 de Niquea, Rogel de Grecia,con el primero y en un punto deshizo lo que había hecho en una de muchos nombres que formó, borró y quitó, añadió, deshizo y El caballo del Cid publicados entre 1514 y 1535). campeador... Se caracterizan de altiso-semana: y no dejó de parecerle mal la facilidad con que la había tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar nancia y puerilidades dehecho pedazos, y por asegurarse de este peligro, lo tornó a hacer R O C I N A N T E, su estilo, que aquí zahierede nuevo, poniéndole unas barras de hierro por de dentro de tal nombre a su parecer alto, sonoro y significativo de lo que había sido Cervantes.manera, que él quedó satisfecho de su fortaleza; y, sin querer hacer cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero ◆ 7nueva experiencia de ella, la diputó y tuvo por celada finísima de ◆ de todos los rocines del mundo. Puesto nombre y tan a su gusto a ◆ El libro de caballerías Donencaje. Fue luego a ver a su rocín, y aunque tenía más cuartos 9 ◆ su caballo, quiso ponérsele a sí mismo, y en este pensamiento, duró 12 Belianús de Grecia (1547-1579)que un real, y más tachas que el caballo de Gonela, que tantum ◆pellis, et ossa fuit, le pareció que ni el Bucéfalo 10 de Alejandro, otros ocho días, y al cabo se vino a llamar don quijote 12, de donde como queda dicho, tomaron ocasión los autores de esta tan verda- “don” partícula honorífica de... de Jerónimo Fernández. En sus dos primeros libros Clemencín contó que el héroec r i t i c a s 4 Como contrapunto a la f iereza y violencia extraños; barcos encantados que pueden navegar distancias enor- mes en una hora; palacios má- recibía ciento y una heridas graves. Al acabar la obra el guerrera , está el masoquismo amoroso autor pide a quien encuentre gicos, lagos encantados, selvas misteriosas. el original griego del sabio inspirado en el amor cortés. En España , los Friston – que finge traducir- que lo continúe. Don Quijote, libros de caballerías se presentan como cró- tiempos históricos: remotos, míticos, sin referencias a circunstancias históricas socia- pues, estuvo tentado de prose- les contemporáneas. nicas verdaderas, pero su f icción no tiene guir esta disparatada obra. ninguna conexión, por débil que sea , con la falsas traducciones: los libros se presentan como tra- ducidos de originales escritos en ◆ 8 griego, alemán, inglés, toscano, verdad histórica . árabe u otras lenguas, o como Opónese, intencionalmente, "manuscritos encontrados" des- el histórico Cid Campeador pués de largo tiempo ocultos o enterrados. al fabuloso Amadís de Grecia, m i g u e l d e c e r v a n t e s c o n. p a g. s i g.
  4. 4. 8 8 12 r e t r a t o s d e l a m a n c h a La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón// i l u s t r a c i ó nj ö p r u d n i k o v Enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra Fermosura ◆ 7 –¡Otra vuelta de vino y también cuando leía: los altos cielos que de vuestra divinidad El libro de caballerías Don Belianús de Grecia (1547-1579) divinamente con las estrellas se fortifican, y os hacen merecedora de Guadalcanal! del merecimiento que merece la vuestra grandeza. Con estas y se- de Jerónimo Fernández. Y el libro, casi desencuadernado por los mejantes razones perdía el pobre caballero el juicio, y desvelábase tirones, aletea una vez más por el aire, ha- por entenderlas, y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara, ni las entendiera el mismo Aristóteles, si resucitara para sólo ello. LOPE cia el muchacho meditabundo que afila su ◆ No estaba muy bien con las heridas que don Belianis 7 daba y pluma. recibía, porque se imaginaba que por grandes maestros que le hu- Ahora la casa duerme, negra de sombras, biesen curado, no dejaría de tener el rostro y todo el cuerpo lleno de cicatrices y señales; pero con todo alababa en su autor aquel LA HIJA blanca de estrellas infinitas. La muchacha, acabar su libro con la promesa de aquella inacabable aventura, y cansada de aguardar a su desganado muchas veces le vino deseo de tomar la pluma, y darle fin al pie amante, cruza el patio de puntillas, hacia de la letra como allí se promete; y sin duda alguna lo hiciera, y su habitación. Espía por la puerta y le ve, aun saliera con ello, si otros mayores y continuos pensamientos no se lo estorbaran. echado de bruces en el lecho. A la clari- Tuvo muchas veces competencia con el cura de su lugar (que dad de un velón, está leyendo el libro, el era hombre docto graduado en Sigüenza), sobre cuál había sido maldito libro de tapas color de manteca. mejor caballero, Palmerín de Inglaterra o Amadís de Gaula; mas m i g u e l d e c e r v a n t e s
  5. 5. 8 8 22 (aASTILLERO //de astilla n o t a a d j u n t a m. Establecimiento donde se constru- yen y reparan buques. (b (cCELADA //del lat. [cassis] yelmo f. Pieza de la armadura que servía para cubrir y defender la cabeza. la galatea 1585 Autor (ch sob re e l (d D I PU TA R //del lat. deputāre tr. Destinar, señalar o elegir a alguien o algo para algún uso o ministerio. (e f g 605 (h HIDALGO //de fidalgo el ingenioso hidalgo don quijote de la Mancha m. / f. Persona que por linaje adj. De ánimo generoso y noble. pertenecía al estamento inferior de la a c t i t u d h i d a l g a. nobleza.(m (i j k l //de morra novelas 613 M O R R I Ó N ejemplares m. Armadura de la parte superior de la cabeza, hecha en forma de casco, y que en lo alto suele tener un plumaje o adorno. (n ñ o p q (r //de or. inc. ROCÍN m. Caballo de mala traza, basto y de poca alzada. m. coloq. Hombre tosco, ignorante y mal educado. el ingenioso 615 caballero don quijote de la Mancha Escritor español, nació en Alcalá de Henares. Estudió en Valladolid y nacimiento en Madrid. En 1569 marchó a Italia, donde sirvió al cardenal Acqua- estudios (s //de salpicar SALPICÓN viva y en el tercio del maestre Miguel de Moncada. En 1571, en la batalla de Lepanto, perdió el uso de su mano izquierda. De regreso a España fue hecho prisionero por los turcos y conducido a Argel, batalla m. / coloq. Cosa hecha con prisiÓn pedazos menudos. de donde, tras varios intentos de fuga, fue rescatado por los padres trinitarios. En 1587 fue a Sevilla con el cargo de comisario de abas- tos para la Armada Invencible; se vio envuelto en varios incidentes (t TA L A N T E //del ár. hisp. ál‘a, aspecto y fue encarcelado dos veces; en una de sus estancias en la cárcel em- pezó a escribir el Quijote. Los apuros económicos le acompañaron hasta su muerte. Cultivó todos los géneros literarios. Como autor m. Voluntad, deseo, gusto. teatral escribió Los tratos de Argel, retrato de su vida de cautiverio; La Numancia, tragedia de estructura clásica; El gallardo español, (u Los baños de Argel y La gran sultana, comedias de cautivos; El ru- literatura (v VELARTE fián dichoso, cuadro de costumbres, y La casa de los celos y Pedro de Urdemalas, de tipo picaresco. Sin embargo, es en los entremeses m. Paño enfurtido y lustroso, de color negro, que servía para capas, sayos y otras prendas en los que se hace evidente su genio teatral: La cueva de Salaman- exteriores de abrigo. ca, El retablo de las maravillas, El juez de los divorcios, El vizcaíno 617 //del lat. vellus, -ĕris VELLORÍ m. Paño entrefino, de color pardo ceniciento o lospersiles y de trabajos de lana sin teñir. sigismunda (w x y z d o n q u i j o t e d e l a m a n c h a
  6. 6. 8 8 00 IN Di cE El Quijote, una de las obras literarias más traducidas, más leídas y más actuales reco- nocida como la primera novela moderna lineas continuas consultas varias c e r v a n t e s c a b a l l e r i 8 1 8 PRESENTACIÓN [cap . 01] 1 3 14 15 16 17 18 LIBROS de caballerias / anexo NOTAS NOVELA CUMBRE DE LA LITERA- Algunas características del género; hazañas, TURA EN LENGUA ESPAÑOLA. amores tortuosos, ficciones gustosas y arti- Su primera parte apareció en 1605 y obtuvo ficios. Amadís, don Galaor, Caballero de una gran acogida pública. Febo y demás. m u j i c a e d i t o r 8 8 22 72 3 4 5 6 19 2 0 21 COMPACTO aires misteriosa buenos SOBRE el autor / GLOSARIO Segundo libro de cuentos, ambientado en la MIGUEL DE CERVANTES Capital Federal ys u historia desde la funda- soldado, novelista, poeta y dramaturgo es- ción, donde mezcla fictición con hechos y pañol. Considerado la máxima figura de la personajes reales. literatura española. p r u d n i k o v 8 128 9 10 11 RETRATOS de la mancha Personifijicaciones ilustradas bajo los gra- bados mágicos del artista Jö Prudnikov. d o n q u i j o t e d e l a m a n c h a

×