TEMA 17 2º Bachillerato Literatura              Narrativa de 1940 a 1975         (Lecturas y comentarios)          La Narr...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura                Narrativa de 1940 a 1975             (Lecturas y comentarios)2. 2. El pe...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura               Narrativa de 1940 a 1975            (Lecturas y comentarios)10.        4....
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura              Narrativa de 1940 a 1975          (Lecturas y comentarios)   alcánzame a l...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura               Narrativa de 1940 a 1975           (Lecturas y comentarios)— hasta hacers...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura             Narrativa de 1940 a 1975        (Lecturas y comentarios)   —Pareces un gato...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura             Narrativa de 1940 a 1975          (Lecturas y comentarios)   Amador añadió:...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura            Narrativa de 1940 a 1975          (Lecturas y comentarios)faltaba a ti: la d...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura   Narrativa de 1940 a 1975   (Lecturas y comentarios)EDUARDO RUBIO                     ...
TEMA 17 2º Bachillerato Literatura          Narrativa de 1940 a 1975   (Lecturas y comentarios)ACTIVIDADES. Texto 81. Resu...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

la novela de postguerra selección de textos

1.514 visualizaciones

Publicado el

Selección de textos y actividades

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.514
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
98
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

la novela de postguerra selección de textos

  1. 1. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios) La Narrativa desde 1940 a 1975 (Guía de lecturas)Sumario Nada de Carmen Laforet. La Colmena, de Camilo José Cela Los santos inocentes, de Miguel Delibes. El señor llega, de Gonzalo Torrente Ballester. El Jarama de Rafael Sánchez Ferlosio Tiempo de Silencio de Luis Martín Santos Señas de Identidad de Juan Goytisolo. Ventanas de Manhatan de Antonio Muñoz Molina.Carmen Laforet.Texto 1: Nada ¡CUÁNTOS días sin importancia! Los días sin importancia que habían transcurrido desde mi llegada mepesaban encima, cuando arrastraba los pies al volver de la Universidad. Me pesaban como una cuadradapiedra gris en el cerebro. El tiempo era húmedo y aquella mañana tenía olor a nubes y a neumáticos mojados... Las hojas lacias yamarillentas caían en una lenta lluvia desde los árboles. Una mañana de otoño en la ciudad, como yo habíasoñado durante años que sería en la ciudad el otoño: bello, con la naturaleza enredada en las azoteas de lascasas y en los troles de los tranvías; y sin embargo me envolvía la tristeza. Tenía ganas de apoyarme contrauna pared con la cabeza entre los brazos, volver la espalda a todo y cenar los ojos. ¡Cuántos días inútiles! Días llenos de historias, demasiadas historias turbias. Historias completas, apenasiniciadas e hinchadas ya como una vieja madera a la intemperie. Historias demasiado oscuras para mí. Suolor, que era el podrido olor de mi casa, me causaba cierta náusea... Y sin embargo había llegado aconstituir el único interés de mi vida. Poco a poco me había ido quedando ante mis propios ojos en unsegundo plano de la realidad, abiertos mis sentidos solo para la vida que bullía en el piso de la calle Aribau. Carmen Laforet Nada. DestinoACTIVIDADES. Texto 11. 1 ¿A qué clase de narración corresponde el texto de Carmen Laforet?EDUARDO RUBIO PÁG. 1 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  2. 2. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios)2. 2. El personaje narra desde la memoria. ¿Qué estado anímico refleja? ¿Mediante qué técnica narrativa lo hace llegar al lector?3. 3. Comenta la tonalidad del texto a partir de la adjetivación. Localiza los adjetivos y di si son explicativos o especificativos. ¿En qué posición van?4. 4. Localiza los pasajes descriptivos del texto. ¿En qué ámbito o espacio se sitúa el personaje? ¿Qué relación se establece entre este y el espacio?5. 5. En el último párrafo hay un sustantivo que se repite varias veces: ¿cuál es? Comenta el sentido de su reiteración.6. 6. Relaciona el texto con las características de la novela existencial de los años cuarenta.Camilo José CelaTexto 2: La colmena Acodados sobre el viejo, sobre el costroso mármol de los veladores, los clientes ven pasar a la dueña,casi sin mirarla ya, mientras piensan, vagamente, en ese mundo que ¡ay!, no fue lo que pudo haber sido, enese mundo en el que todo ha ido fallando poco a poco, sin que nadie se lo explicase, a lo mejor por unaminucia insignificante. Muchos de los mármoles de los veladores han sido antes lápidas en lassacramentales1, en algunos, que todavía guardan las letras, un ciego podría leer, pasando las yemas de losdedos por debajo de la mesa: Aquí yacen los restos mortales de la señorita Esperanza Redondo, muerta enla flor de su juventud; o bien: R.I.P. El Excmo. Sr. D. Ramiro López Puente. Subsecretario de Fomento. Los clientes de los cafés son gentes que creen que las cosas pasan porque sí, que no merece la penaponer remedio a nada. En el de doña Rosa, todos fuman y los más meditan, a solas, sobre las pobres,amables, entrañables cosas que les llenan o les vacían la vida entera. Hay quien pone al silencio un ademánsoñador, de imprecisa recordación, y hay también quien hace memoria con la cara absorta y en la carapintado el gesto de la bestia ruin, de la amorosa, suplicante bestia cansada: la mano sujetando la frente y elmirar lleno de amargura como un mar encalmado. Camilo José CELA La colmena. CátedraACTIVIDADES. Texto 27. 1. Cela utiliza en La colmena una técnica narrativa objetivista; sin embargo, el narrador omnisciente hace acto de presencia en este fragmento de la novela. ¿Cómo se manifiesta su omnisciencia?8. 2. ¿Qué tratamiento da a los personajes que están en el café? ¿Por qué crees que acuden al café?9. 3. Comenta la actitud de los personajes ante la vida.1 Sacramentales: Antiguos cementerios pertenecientes a congregaciones religiosoas.EDUARDO RUBIO PÁG. 2 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  3. 3. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios)10. 4. Destaca los aspectos irónicos del texto.11. 5. Justifica su realismo.Miguel DelibesTexto 3: Los santos inocentes. Y, en estas, se presentó en el Cortijo el Azarías, y la Régula le dio los días y le tendió el saco de paja juntoa la cocina como era habitual, pero el Azarías ni la miraba, se implaba y rutaba y hacía como si masticaraalgo sin nada en la boca y su hermana, ¿te pasa algo, Azarías, no estarás enfermo? y el Azarías, la vacua mirada en el fuego, gruñía yjuntaba las encías desdentadas, y la Régula, ae, no te se habrá muerto la otra milana que tü dices, ¿verdad, Azarías ? y tras mucho porfiar, el Azarías, el señorito me ha despedido, y la Régula, ¿el señorito? y el Azarías, dice que ya estoy viejo, y la Régula, ae, eso no puede decírtelo tu señorito, si te pusiste viejo, a su lado ha sido, y el Azarías yo tengo un año más que el señorito, y rutaba y mascaba la nada, sentado en el taburete, acodado en los muslos, la cabeza entre las manos, lamirada huera, fija en el hogar, pero, inopinadamente, se oyó el alarido de la Niña Chica y los ojos delAzarías se iluminaron, y sus labios se distendieron en una sonrisa babeante, y le dijo a su hermana, arrímame a la Niña Chica, anda, y la Régula, ae, estará sucia y el Azarías,EDUARDO RUBIO PÁG. 3 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  4. 4. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios) alcánzame a la Niña Chica. Miguel DELIBES Los santos inocentes PlanetaACTIVIDADES: Texto 3 1. ¿Qué tema se plantea en este texto? 2. Busca en el diccionario el significado de implar, rutar, vacua, porfiar, huera. 3. Observa y explica cómo se presenta el diálogo. 4. Comenta la función del lenguaje que predomina en las palabras del narrador. Justifícala citando expresiones del texto. 5. Expón tu opinión de forma argumentada sobre las condiciones de vida en el campo, con respecto a la vida de la ciudad. 6. Teniendo en cuenta que el diálogo es uno de los procedimientos habituales de caracterización de los personajes, ¿qué podemos conocer de los personajes a través de sus palabras?Gonzalo Torrente BallesterTexto 4. El señor llega. Cuando Clara marchó, Carlos permaneció arrimado al quicio de la puerta. Ella se volvió una vez y dijoadiós con la mano. Se perdió en el camino. Anochecía. Carlos subió a su cuarto, se asomó a la ventana ymiró al pueblo hundido en el valle. Se encendían, una a una, las luces. El aire, bajo las nubes, estaba claro, ylas gotas de lluvia caían gruesas y espaciadas. Llegaba, de la mar, el viento del Oeste: silbaba en la esquinade la torre, meneaba las hiedras y los árboles. Encendió un pitillo y buscó algo en qué pensar, algo quedistrajese su fantasía del recuerdo de Clara, que borrase aquella sensación que le había dominado y queahora estallaba y le encendía la sangre. Como la noche anterior, le venían del fondo de su ser clamores dedeseo, y tenía que protegerse contra ellos. «En menudo lío me he metido» —ya estaba hecho, ya estaba comprometido. La llevaría al cine, y,algunas noches, iría con ella por la carretera, hasta el portal de la era, portal sin puerta, dos columnasmedio caídas—, y sentiría el olor de su piel limpia. Bajó al zaguán y trató de acomodar en el carricoche la cama, el colchón y el atadijo de ropa. No fue fácil.Lo consiguió, finalmente; sudaba. Enganchó el caballejo y, antes de marchar, recogió el cestillo de lamerienda y echó un trago de vino. Fue dando un rodeo —sin prisas, era temprano—. El viento sacudía la capota del coche, la lluviagolpeaba las ancas del caballo con espaciado rumor; sonaban juntos los cascabeles y los cascos contra elcamino. Poco a poco, los ritmos se acordaron —los cascabeles, el viento, la lluvia y los golpes de su corazónEDUARDO RUBIO PÁG. 4 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  5. 5. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios)— hasta hacerse un solo ritmo, como si alguien, desde el infinito, ordenase el compás, como si entrase ensu sangre y la dominase y la hiciese subir al cerebro y oscurecerlo. Perdió la conciencia de sí mismo, se sintió uno con el viento y la lluvia, y con los cascabeles y el caballejo,y, como ellos, conducido. Fue un instante fugaz: hubiese durado, y oiría la voz que le ordenaba como élordenaba al caballo. Pero el pensamiento se hizo repentinamente lúcido. El viento, la lluvia, los cascabeles ysu propio corazón recobraron el ritmo singular. Gonzalo Torrente Ballester El señor llega AlianzaACTIVIDADES. Texto 412. 1. Resume el contenido del texto.13. 2. Explica el valor estilístico de las formas verbales empleadas en relación con la estructura textual.14. 3. ¿Qué características presenta el diálogo de este texto?15. 4. Explica el sentido de esta imagen: «Poco a poco, los ritmos se acordaron —los cascabeles, el viento, la lluvia y los golpes de su corazón— hasta hacerse un solo ritmo». ¿Que función predomina en ella?16. 5. ¿Qué referencias hay en el texto al lugar y al tiempo de la narración?Rafael Sánchez FerlosioTexto 5. El Jarama Corría el agua rojiza, anaranjada, trenzando y destrenzando las hebras de corrientes, como los largosmúsculos del río. En la orilla había juncos, grupos de tallos verticales que salían del agua y detenían la fuscaen oscuros pelotones. Sobresalía algún banco de barro, al ras del agua, como una roja y oblonga panza alsol. —Aquí entre estos cuatro troncos nos sentábamos el año pasado. —De hierba no es que haya mucha, la verdad. —El ganado se la come. —Y los zapatos de la gente. Allí mismo extendieron el albornoz de Santos, de color negro, entre dos árboles, y Mely se instalaba laprimera, sin esperar a nadie.EDUARDO RUBIO PÁG. 5 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  6. 6. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios) —Pareces un gato, Mely —le decían—; ¡qué bien te sabes coger el mejor sitio! Lo mismo que los gatos. —A las demás que nos parta un rayo. Deja un huequito siquiera. —Bueno, hija; si queréis me levanto, ya está. Se incorporó de nuevo y se marchaba. —Tampoco es para picarse, mujer. Ven acá, vuelve a sentarte como estabas, no seas chinche. No hacía caso y se fue entre los troncos. —¿Has visto? ¿Qué le habrán dicho para ponerse así? Rafael SÁNCHEZ FERLOSIO El Ja rama. DestinoACTIVIDADES. Texto 517. 1. Busca en el diccionario el significado de fusca, pelotones y oblonga.18. 2. Separa las partes del texto ¿Qué estructura presenta cada una de ellas?19. 3. ¿Qué clase de narrador cuenta la acción? Argumenta la respuesta.20. 4. Selecciona las formas verbales narrativas y justifica su uso.21. 5. Localiza las expresiones coloquiales y explica su significado.22. 6. ¿Cómo están presentados los personajes, de manera individual o colectiva? ¿De qué hablan? ¿Tiene alguna trascendencia su conversación?Luis Martín Santos.Texto 6. Tiempo de Silencio —¿Son esas las chabolas? —preguntó D. Pedro señalando unas menguadas edificaciones pintadas decal, con uno o dos orificios negros, de los que por uno salía una tenue columna de humo grisáceo y el otroestaba tapado con una arpillera recogida a un lado y a cuya entrada una mujer vieja estaba sentada en unasilla baja. ¿Esas? —contestó Amador—. No; esas son casas. Tras de lo cual continuaron marchando en silencio por un trozo de carretera en que los apenas visiblesrestos de galipot encuadraban trozos de campo libre, en alguno de los cuales habían crecido en laprimavera yerbas que ahora estaban secas.EDUARDO RUBIO PÁG. 6 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  7. 7. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios) Amador añadió: —Cuando se vinieron del pueblo yo ya se lo dije, que no encontrarían nunca casa. Y ya estaba cargadode mujer y de las dos niñas. Pero él estaba desesperado. Y desde la guerra, cuando estuvo conmigo, lehabía quedado la nostalgia. Nada, que le tiraba. Madrid tira mucho. Hasta a los que no son de aquí. Yo losoy, nacido en Madrid. En Tetuán de las Victorias. De antes de que hubiera fútbol. Y él se empeñó envenirse. A pesar de que se lo tenía advertido, que no viniera, que la vida es muy dura, que si en el pueblo esdifícil aquí también hay que buscársela, que ya era muy mayor para entrar en ningún oficio, que soloquieren mozos nuevos. Que, sin tener oficio, iba a andar a la busca toda la vida, que nunca encontraría cosadecente. Todo, todo se lo advertí. Luis MARTIN-SANTOS Tiempo de silencio. Seix BarralACTIVIDADES Texto 623. 1. Comenta la estructura del texto.24. 2. ¿En qué clase de espacio se localiza la narración? ¿Qué características tiene?25. 3. ¿Qué procedimientos emplea el autor para presentar a los personajes?26. 4. ¿A qué clase social pertenecen esos personajes? ¿Qué lo evidencia?27. 5. ¿A qué problemas sociales alude Amador?28. 6. ¿Qué argumenta el pariente de Amador para ir a Madrid?29. 7. Comenta la adjetivación. ¿A qué realidades se aplican y qué expresan?Juan GoytisoloTexto 7: Señas de identidad Tus esfuerzos de reconstitución y de síntesis tropezaban con un grave obstáculo. Merced a losdocumentos y pruebas atesorados en las carpetas podías desempolvar de tu memoria sucesos e incidentesque tiempo atrás hubieras dado por perdidos y que rescatados del olvido por medio de aquellos permitíaniluminar no solo tu biografía sino también facetas oscuras y reveladoras de la vida en España [...] pero, araíz de tu voluntaria expatriación a París y tu existencia errabunda en Europa, la comunión anterior se habíadesvanecido y, extirpado tú del solar ingrato (cuna de héroes y conquistadores, santos y visionarios, locos einquisidores: toda la extraña fauna ibera) tu aventura propia y la de tu patria habían tomado rumbosdivergentes: por un lado ibas tú, rotos los vínculos que te ligaran antaño a la tribu, borracho y atónito de tunueva e increíble libertad; por otro aquella, con el grupo de tus amigos que persistían en el noble empeñode transformarla pagando con su cuerpo el precio que por indiferencia o cobardía habías rehusado pagartú, alcanzando su madurez a costa de los indispensables errores, adultos ellos con el temple conciso que teEDUARDO RUBIO PÁG. 7 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  8. 8. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios)faltaba a ti: la dura experiencia de la cárcel que nunca conociste; la conciencia estricta de los límites devuestra dignidad enajenada. Vacía tu memoria por diez años de destierro, ¿cómo rehacer sin daño laperdida unidad? Juan Goytisolo Señas de identidad. Seix BarralACTIVIDADES Texto 7. 1. Identifica la persona narrativa del texto. ¿Qué expresividad aporta? 2. ¿De qué tema habla? 3. ¿Qué aspectos de la historia de España censura el narrador? 4. ¿A qué época del siglo XX español alude el narrador?Antonio Muñoz MolinaTexto 8: Ventanas de Manhattan Mañana soleada en Central Park, casi cálida, sin viento: parece que el tiempo ha retrocedido aseptiembre. [...] Junto al estanque donde navegan las maquetas teledirigidas de veleros, un chico gordo, decara seria y afable, de rasgos asiáticos, practica juegos malabares en un claro entre los arces y los robles,sacando pelotas, cubos, muñecos, de una gran maleta negra, más bien un baúl, uno de aquellos baúles queuno imagina que llevaban los viajeros en los transatlánticos. Mueve en el aire seis pelotas al mismo tiempo,lanzándolas muy alto, las recoge, se inclina para agradecer el aplauso, abre la maleta y le añade al juegouna pelota más, y luego otra, y ya tiene ocho pelotas subiendo y bajando entre sus manos. Cada vez queconcluye uno de sus malabarismos se inclina gravemente, guarda sus artefactos en la maleta, vuelve abuscar en ella alguna cosa más, cosas comunes y a la vez improbables que él hace volar y volver dócilmentea sus manos como pájaros amaestrados, que suben muy alto y se cruzan en el aire o se quedan enequilibrio sobre su cabeza [...] La maleta es un baúl de mago y un maletón de viajante de cosas vulgares ybaratas que de pronto cobraran vida con el fulgor de un prodigio. Cada vez que el prestidigitador levanta latapa y se asoma a su hondo interior con un gesto reflexivo hay un momento de intriga, de expectación enlos niños agrupados en torno suyo, niños con patines de última generación, chichoneras, rodilleras,protectores en los codos, niños ortopédicos que van a jugar al parque protegidos contra cualquier peligro, yque en su casa tendrán los videojuegos más sofisticados: ahora, sentados en el suelo, con sus cascos, suschichoneras, sus rodilleras, que les hacen las piernas flacas y pálidas como de niños paralíticos, miranembobados los actos prodigiosos que el joven asiático hace con sus manos, con sus hombros, hasta con subarriga, manejando pelotas, bolas, cuerdas y bastones que no cuestan nada, que puede haber idorecogiendo por la basura. Antonio Muñoz Molina Ventanas de Manhattan. Seix BarralEDUARDO RUBIO PÁG. 8 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  9. 9. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios)EDUARDO RUBIO PÁG. 9 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com
  10. 10. TEMA 17 2º Bachillerato Literatura Narrativa de 1940 a 1975 (Lecturas y comentarios)ACTIVIDADES. Texto 81. Resume el contenido del texto.2. Comenta el valor estilístico del presente de indicativo.3. Explica qué sensaciones quiere transmitir el narrador.4. Comenta el contraste entre los artilugios que maneja el prestidigitador y los utensilios deportivos de los niños.EDUARDO RUBIO PÁG. 10 eduardol.rubio.edu@juntadeandalucia.com

×