Fabulas
El Águila y La Zorra
Esta fabula se trata de una águila y una zorra que eran muy buenas
amigas. Eran tan apegadas ...
Fabulas
Las hormigas en el Invierno
Durante la primavera todas las hormigas trabajaban para recoger
comida y estar seguras...
Fabulas
El Ratón y la Rana
Era una vez un ratón de tierra que se hizo amigo de una rana. Un día los
dos decidieron atar su...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Fabulas cortas

9.313 visualizaciones

Publicado el

Fabulas cortas

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
9.313
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
19
Acciones
Compartido
0
Descargas
19
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Fabulas cortas

  1. 1. Fabulas El Águila y La Zorra Esta fabula se trata de una águila y una zorra que eran muy buenas amigas. Eran tan apegadas que decidieron vivir ambas con su familia en un árbol, el águila lógicamente hizo el nido en lo alto del árbol y allí puso sus huevos, en cambio la zorra, dio a nacer a sus hijos bajo el árbol. Paso un día que la zorra fue a buscar comida y el águila aprovecho este momento para comerse a las crías de zorra y alimentarse. La zorra busco venganza hasta que un día el nido cayo del árbol por un ventarral y esta no dudo dos veces en comerse a todas las recién nacidas águilas que no podían volar. El León y el Toro La historia cuenta que había un león que le tenía hambre a un toro salvaje desde ella mucho tiempo. Cansado de esto decide inventar un banquete e invita al toro, el plan hecho con astucias, consta en que cuando el toro llegue y se siente a la mesa, el león estuviese listo para atacar. El toro recibí el mensaje y decide ir al banquete de cordero. Al llegar al lugar, antes de proseguir, observa todo el sitio y se da cuenta que todos los preparativos son para cocinar toro y no cordero. Siendo así, simplemente se marcha. Los hijos desunidos del Labrador Cuenta la fabula que había un hombre que tenia una familia e hijos maravillosos. El único problemas es que estos no se toleraban entre si y tenían sentimientos diferentes hacia ellos, sentimientos que no los dejaban permanecer juntos. Viendo esta situación, el sabio padre, manda los hijos a conseguir varas. Cumplen esta misión y luego une todas las varas y les dice rómpalas. Lo esperado, ninguno de ellos pudo. Luego el padre separa las varas y les dice rómpalas una por una y estos tienen éxito. Al ver esto les explica que juntos hacen la fuerza.
  2. 2. Fabulas Las hormigas en el Invierno Durante la primavera todas las hormigas trabajaban para recoger comida y estar seguras durante el invierno. Llevasen todas comidas como plantas, semillas, azúcar, etc.…. para utilizarlo como alimento pero había una que se pasaba todo el día cantando y jugando. Las otras le rogaban ayuda y le sugerían ya que si no nunca iba a terminar. Esta hormiga haragana hizo caso omiso a estas sugerencias y se dio cuenta de su error cuando el invierno llego. No tenía comida y cuando quiso ingresar al hormiguero no se lo permitieron, muriéndose así está congelada. El hombre de las tres Hachas La fabula cuneta que un hombre, leñador y pobre decidí ir a cortar árboles cerca de un río. Al estar cortando, su hacha cae al río y este se pone a llorar ya que es con esta con la cual el produce el dinero para la comida de sus hijas. De repente la hada del agua saca una hacha de oro y pregunta a este sui es esta y este responde que no. Luego una de Bronce y de nuevo este responde que no. Finalmente, saca una hacha vieja y esta si era de el. Al ser honesto la Hada le da las tres hachas de regalo. Al día siguiente el vecino, que vio este acto, fue al mismo río y voto su hacha. Al aparecer el Hada y preguntar si era el hacha de oro, este dijo que si y perdió su hacha original. El astrónomo Era este un astrónomo que se pasaba día y noche viendo el cielo. Su vida giraba en torno de esto. Adonde iba llevaba su telescopio y observaba el cielo. Un día, siguiendo el paso de unas nubes, este moviendo con ella, cae en un hoyo y comienza a gritar en lamentos. Pasan horas finalmente un hombre pasa y le pregunta cual es su situación. Al oír todo esto este le responde que debería ver tanto la tierra donde esta también como ve al cielo. La Paloma y la Hormiga Cuenta la fabula que había una hormiga muerta de sed. Era tanta la sed que cuando decidió ir al manantial una corriente de agua la arrastro hasta el río donde después iba a morir ahogado. Una paloma bondadosa, al ver ese acontecimiento, arrojo una rama para que la hormiga se colgara de ella y cruzara fuera del río. Mientras esto un cazador apuntaba con su rifle a la paloma y cuando iba a disparar, la hormiga se puso al tanto de esto y mordió en el pie al cazador el cual no pudo disparar. Aprovechó esta oportunidad la paloma para alzar el vuelo.
  3. 3. Fabulas El Ratón y la Rana Era una vez un ratón de tierra que se hizo amigo de una rana. Un día los dos decidieron atar sus patas e ir a conocer la selva juntos. Al inicio todo marcho bien cuando fue por tierra pero luego la rana, con malas intenciones, se fue al pantano y sumergió al ratón a punto de ahogarlo. Un águila, al ver a este ratón muerto flotando, baja al pantano y lo coge y ya que este estaba atado a la pata de la rana, esta también es utilizada en la cena del águila. La Tortuga y el Águila Cuneta la fabula que una tortuga, ya cansada de arrastrar su caparazón por todos lados pide al águila que esta la cargue y la lleve por lo aires. La amable águila al ver este sufrimiento de la tortuga la toma y alza el vuelo. Sin pensarlo dos veces la tortuga exclama: Que rico yo aquí volando y todos los demás animales celosos rastrándose por la tierra. Inmediatamente el águila la deja caer y la tortuga muere instantáneamente. El Ratón y el León Esta fabula se trata sobre un león y una ratón que se conocen de una forma peculiar. Resulta que el león iba caminando por la selva y de repente se topa con el ratón. Lo coge y estando dispuesto a comérselo, el ratón suplica perdón antes de ser devorado y convence al león diciéndole que algún día el podría ayudarlo. El león se ríe y lo deja ir. Una semana después, ciertos cazadores cazan al león y cuando van a tomar algo, pasa el ratón y ve a su amigo amarrado. Inmediatamente, recordando su propuesta, rompe las sogas con sus dientes y libera al leona si como este lo, libero a el anteriormente.

×