Roj: SAP PO 1355/2006              Id Cendoj: 36057370062006100111                Órgano: Audiencia Provincial            ...
Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. JAIME CARRERA IBARZÁBAL, quien expresa el parecerde la Sala.ANTECEDENTES DE HEC...
al contrato de 1988 y, de otro lado, no es menor la dificultad para asumir un mínimo grado de conexidadprevia - habida cue...
matemáticamente la no procedencia de la cifra solicitada por el actor", cuando tal cometido correspondíaexclusivamente a q...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sentencia a.p.vigo

680 visualizaciones

Publicado el

Sentencia A.P.Vigo julio de 2006

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
680
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sentencia a.p.vigo

  1. 1. Roj: SAP PO 1355/2006 Id Cendoj: 36057370062006100111 Órgano: Audiencia Provincial Sede: Vigo Sección: 6 Nº de Recurso: 3398/2005 Nº de Resolución: 416/2006 Procedimiento: CIVIL Ponente: JAIME CARRERA IBARZABAL Tipo de Resolución: Sentencia AUD.PROVINCIAL SECCION N. 6 PONTEVEDRA 00416/2006 Domicilio: C/LALÍN, NÚM. 4 - PRIMERA PLANTA - VIGO Telf.: 986817388-986817389 - Fax: 986817387 Modelo: SEN00 N.I.G.: 36038 37 1 2005 0601141 ROLLO DE APELACIÓN: RECURSO DE APELACION (LECN) 0003398 /2005 Juzgado procedencia: JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 10 de VIGO Procedimiento de origen: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0001080 /2004 APELANTE: Milagros Procurador/a: JOSE A. FANDIÑO CARNERO Letrado/a:JOSÉ LUIS MARTÍNEZ-APUL DOMÍNGUEZ APELADO/A: AHORRO FILATELICO INTERNACIONAL S.A. Procurador/a: EMILIO ALVAREZ BUCETA Letrado/a:JOSE L. PLAZA VALVERDE LA SECCIÓN SEXTA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE PONTEVEDRA, SEDE VIGO, compuesta por los Ilmos. Sres. Magistrados DON JAIME CARRERA IBARZÁBAL, Presidente; MAGDALENA FERNÁNDEZ SOTO y DON CELSO JOAQUIN MONTENEGRO VIEITEZ, han pronunciado EN NOMBRE DEL REY La siguiente SENTENCIA NÚM.416/06 En Vigo (Pontevedra), a doce de Julio de dos mil seis. VISTO en grado de apelación ante esta Sección 006 de la Audiencia Provincial de PONTEVEDRA,sede Vigo, los Autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0001080 /2004, procedentes del JDO. PRIMERAINSTANCIA N. 10 de VIGO , a los que ha correspondido el núm. de Rollo de apelación 0003398 /2005, esparte apelante-demandante: D. Milagros , representado por el procurador D. JOSE A. FANDIÑO CARNEROy asistido del Letrado D. JOSE LUIS MARTÍNEZ-PAUL DOMÍNGUEZ ; y, apelado-demandado:" AHORROFILATELICO INTERNACIONAL S.A." representado por el procurador D. EMILIO ALVAREZ BUCETA y asistidodel Letrado D. JOSE L. PLAZA VALVERDE. 1
  2. 2. Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. JAIME CARRERA IBARZÁBAL, quien expresa el parecerde la Sala.ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO.- Por el Juzgado de 1ª Instancia núm. 10 de Vigo, con fecha 28-06-05, se dictó sentenciacuyo fallo textualmente dice: "Que debo desestimar y desestimo la demanda deducida por el Procurador. José Antonio FandiñoCarnero en nombre y representación de DÑA. Milagros frente a la entidad AHORRO FILATÉLICOINTERNACIONAL, S.A., absolviéndole de las pretensiones contra ella dirigidas. Las costas se imponen a la parte actora. Las sumas consignadas se entregarán a la demandante conforme a lo explicitado en el Fundamento 5último dle esta resolución, reiterándose en sus contenidos" SEGUNDO.- Contra dicha Sentencia, por el Procurador Don José Antonio Fandiño Carnero, en nombrey representación de Milagros , se preparó y formalizó recurso de apelación que fue admitido a trámite y,conferido el oportuno traslado, se formuló oposición al mismo por la parte contraria. Una vez cumplimentados los trámites legales, se elevaron las presentes actuaciones a la AudienciaProvincial de Pontevedra, correspondiendo por turno de reparto a esta Sección Sexta, sede Vigo, señalándosepara la deliberación del presente recurso el día 12-07-06. TERCERO.- En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términoslegales.FUNDAMENTOS JURÍDICOS PRIMERO.- La actora Dª Milagros , suscribió con fecha 1 de diciembre de 1988, con la entidad "AhorroFilatélico Internacional S. A" (AFINSA), un contrato denominado "de abono filatélico", que tenía por objetola compra, por parte de la Sra. Milagros a AFINSA de lotes de Valores Filatélicos, uno por año, durante elperiodo de diez años (prorrogado el 23 de septiembre de 1998, por otros cinco años) y la entrega por partede la entidad demandada de un lote de aquellos Valores de igual valor al importe de su compra. La actora, como propietaria de los Valores Filatélicos adquiridos, finalizado el contrato de abono, vino aejercitar la opción segunda de la Cláusula Adicional Primera del contrato, consistente en la venta de los lotesadquiridos a AFINSA, que procedió a su adquisición paulatina y escalonada del siguiente modo: cada año apartir del final de contrato, AFINSA adquiría el lote más antiguo por el 90 % de valor, tasado según la listade precios oficial de AFINSA de esa fecha, de modo que, contra la entrega total y de una sola vez del lotecorrespondiente, la propietaria recibía el precio del mismo en doce mensualidades iguales y consecutivas yasí sucesivamente para cada año y lote que se halle en su poder. Finalmente la Cláusula Adicional Segundaprevenía para tal caso, que AFINSA podría cobrar un 0,5 % en concepto de gastos de revisión y tasaciónde los lotes filatélicos. Disconforme con el quantum de la renta mensual ofrecido por la entidad AFINSA, la actora suplica ensu demanda, la condena de AFINSA "al pago de la suma reclamada como principal, ascendente a una rentade 69.300 pesetas, o sea 416,50 euros mensuales, con puesta al día de las mensualidades de este importedevengadas y no pagadas". SEGUNDO.- Deducida en tales términos la pretensión, no es dudoso concluir que corresponde a la parteactora (arg. art. 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ) justificar cumplidamente que la concreta suma mensualreclamada en concepto de renta, es la que correspondería a los parámetros contractuales y normativos deaplicación al caso. Desde luego, han quedado en nebulosa los supuestos datos, bases u operaciones del cálculo sobreque haya podido operar el reclamante, que para sustentar su pedimento acude a ciertos documentos quecataloga como "publicidad de prensa especializada". Pues bien, difícil resulta aceptar, como antecedente publicitario o informativo del contrato de litis en cuyavirtud se pide, el denominado "informe", intitulado "AFINSA y los Planes de Jubilación", que tiene por objetoestablecer un análisis comparativo entre planes de pensiones ofrecidos por diversas entidades de créditoy aseguradoras, toda vez que aquel documento carece de fecha (y el actor no ha hecho esfuerzo algunopara acreditarla), de suerte que no es posible afirmar con la seguridad y rotundidad precisas, si es anterior 2
  3. 3. al contrato de 1988 y, de otro lado, no es menor la dificultad para asumir un mínimo grado de conexidadprevia - habida cuenta de su dispar naturaleza - entre un informe sobre "planes de jubilación" y un contrato de"abono filatélico". Tampoco es fácil conceder tal valor antecedente a una tabla que recoge un "plan de ahorro-inversión" (que asimismo carece de fecha y por tanto ni siquiera cabe descartar que sea cronológicamenteposterior al contrato) y que abiertamente se contradice con un formulario de la propia AFINSA (tambiénaportado con el escrito de demanda y, también, sin fecha), en la que, a partir de las mismas pautas operativas(capital a pagar y duración del contrato), se obtienen cifras diversas como renta mensual (69.300 pesetas enun caso y 65.479 pesetas, en el otro), sin que el actor, que ha optado por acoger la primera de aquéllas (esdecir la de rentabilidad mayor), aporte la menor razón de la bondad de la misma (evidentemente la referenciaa la deducción de una sedicente comisión, cuya naturaleza no explica, carece del menor rigor). Más, aun haciendo abstracción de lo anterior, habría de examinarse el tema relativo a la deducción delImpuesto sobre el Valor Añadido. Es cuestión pacífica y, desde luego, aceptada por el demandante, que lasoperaciones de que se trata (compra y reventa de valores filatélicos) vienen sujetas a la repercusión de aquelimpuesto. La claridad del razonamiento que incluye la propia sentencia impugnada merece su trascripciónliteral:" Lo primero que ha de destacarse es que lo que resulta evidente, tal y como se deriva de la normativadel IVA y de la naturaleza de la operación pactada, venta y recompra de valores filatélicos, es que estamosante una operación de inversión en valores filatélicos que se adquieren y revenden sujeta al Régimen Especialde los Bienes Usados, Objetos de Arte, Antigüedades y Objetos de Colección ( Arts. 135 a 139 del Título IX,Cáp. V de la Ley del IVA 37/92, de 28 de diciembre ) por lo que tanto la compra como la venta de dichosvalores genera un IVA a calcular y liquidar conforme a lo prevenido en dicha norma (Arts. 137 a 139) sobreel margen del beneficio o diferencia entre el precio de venta y el de compra conforme a los Arts. 78, 79 y 82y que antes la regulación la establecía la Ley del IVA 30/85 ". Y el propio recurrente, remite en el escrito de formalización del recurso a la Ley 37/1992 , cuando lamisma previene: "la base imponible estará constituida por el margen de beneficio de cada operación aplicadopor el sujeto pasivo revendedor, minorado en la cuota del Impuesto sobre el Valor Añadido correspondientea dicho margen". Así pues, si como dice - y dice bien - el propio actor (hecho tercero de su demanda), las condicionesdel contrato en cuestión, han de ser "moduladas" por la Ley General de Consumidores , inmediatamenteha de matizarse que no sólo de dicha Ley, sino que han de añadirse, como fuentes de modulación, otrasdisposiciones normativas igualmente aplicables, entre ellas, la Ley 30/1985, de 2 de agosto , sobre NormasReguladoras del Impuesto sobre el Valor Añadido (atendida la fecha de conclusión del contrato de litis)y, posteriormente, la Ley 37/1992, de 28 de diciembre , que regula el Impuesto sobre el Valor Añadido.Consiguientemente, si existe tal regulación legal y es aplicable al contrato en cuestión; sí ello era perfectamenteconocido por la ahora demandante (que recibió los "certificados de adjudicación", en los que se hacía constarexpresamente la expresión "IVA INCLUIDO") y el contrato no incluía ninguna cláusula o referencia excluyente,dicho está que, a la hora de fijar el quantum de la renta mensual a percibir, el abonado debía tomar enconsideración tal factor de corrección y no habiendo acreditado que lo haya hecho así, no cabe concluir quela renta unilateralmente fijada y solicitada se adapte a los parámetros contractuales y normativos que resultande aplicación. De modo que, por la vía de la doctrina normativa del art. 217. 1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, "Cuando, al tiempo de dictar sentencia o resolución semejante, el tribunal considerase dudosos unos hechosrelevantes para la decisión, desestimará las pretensiones del actor o del reconviniente, o las del demandadoo reconvenido, según corresponda a unos u otros la carga de probar los hechos que permanezcan inciertosy fundamenten las pretensiones", resulta procedente confirmar la solución desestimatoria de la sentencia deinstancia. TERCERO.- Y a la luz de lo expuesto, conviene dar respuesta a los argumentos impugnatorios delescrito de formalización de la apelación, para desvirtuarlos. a) El art. 218. 1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , que se denuncia como infringido por el recurrente, diceasí "las sentencias deben ser claras, precisas y congruentes con las demandas y con las demás pretensionesde las partes, deducidas oportunamente en el pleito; harán las declaraciones que aquellas exijan, condenadoo absolviendo al demandado y decidiendo todos los puntos litigiosos que hayan sido objeto del debate". La sentencia, desestimatoria de la pretensión del actor y, por ello, absolutoria del demandado, resultaclara y precisa: basta examinar los fundamentos de derecho segundo, tercero y cuarto, para alcanzar,sin mayor dificultad interpretativa, la razón de la desestimación, que no es otra que el actor, al fijar lacantidad mensual de la renta solicitada, no procede a la previa y obligada deducción del Impuesto sobreel Valor Añadido. Resulta absurdo que se tache de imprecisa la resolución, ya porque "no ha razonado 3
  4. 4. matemáticamente la no procedencia de la cifra solicitada por el actor", cuando tal cometido correspondíaexclusivamente a quien lo erigía en núcleo de su única pretensión o ya, porque "no aclara ni razona el porquéde la cifra sostenida por AFINSA", cuando de lo que, únicamente, se trataba, dados los términos en que sededujo la pretensión del actor, era de determinar si la cantidad solicitada por el actor (que no la ofrecida porla demandada), como renta mensual, era la procedente. b) La cuestión sobre denegación de los medios de prueba, vino a quedar zanjada con el auto resolutorionegativamente de la petición de prueba en este grado jurisdiccional, deducida a medio de "otrosí digo" en elescrito de formalización de la apelación. Solamente cabe ahora insistir en la inutilidad de la prueba solicitadapara la resolución de la cuestión debatida. c) Sobre la denuncia de error en la valoración probatoria (ausencia de referencias expresas en elcontrato al Impuesto sobre el Valor Añadido) o falta de valoración de los documentos aportados con lademanda, basta remitirse a lo expuesto en los precedentes fundamentos jurídicos. d) La sentencia de instancia, en materia de costas procesales, viene a aplicar la regla general delvencimiento objetivo proclamada por el art. 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil :en los procesos declarativos,las costas de la primera instancia se impondrán a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones,salvo que el tribunal aprecie, y así lo razone, que el caso presentaba serias dudas de hecho o de derecho. Yno hay razón alguna para considerar que concurran serias dudas de hecho o de derecho: jurídicamente no escuestionable la aplicación de la normativa sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido (ni siquiera la discute lademandante) y, fácticamente, las dudas que podrían surgir acerca de si la suma reclamada se correspondea no con las previsiones contractuales y normativas, solamente serían imputables al propio actor, conformea lo anteriormente expuesto. e) Finalmente, las cuestiones suscitadas bajo el epígrafe "Las cuentas de los demandados" sonabsolutamente ajenas a lo resuelto en el presente procedimiento. Tangencialmente habrá de recordarse, sinembargo, que la fijación de los precios de compra y venta por AFINSA, fue condición expresamente aceptadapor la ahora recurrente al suscribir el contrato de 1 de diciembre de 1988, cuya Cláusula Adicional Primera,señalaba, en cuanto a la fijación del valor de los lotes adquiridos, que se estaría al valor "tasado según la listade precios oficial de AFINSA de esa fecha". CUARTO.- De conformidad con lo prevenido en los arts. 394 y 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ,cuando sean desestimadas todas las pretensiones de un recurso de apelación, se impondrán las costas a laparte apelante, salvo que el tribunal aprecie, y así lo razone, que el caso presentaba serias dudas de hechoo de derecho. En virtud de la Potestad Jurisdiccional que nos viene conferida por la Soberanía Popular y en nombrede S.M. el Rey.FALLAMOS Desestimando el recurso de apelación interpuesto por el Procurador D. José Antonio Fandiño Carnero,en nombre y representación de Dª Milagros , contra la sentencia de fecha veintiocho de junio de dos milcinco, dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 10 de Vigo , confirmamos la misma con imposición,a la parte apelante, de las costas procesales del recurso. Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. PUBLICACION.- Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrado/s que lafirman y leída por el/la Ilmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el/la Secretariocertifico. 4

×