LA SUBVERSIÓN DE NUESTRO MERCADO DE ACCIONES A TRAVÉS DE
LA VENTA ILEGAL A CORTO DE ACCIONES ESTÁ DESTRUYENDO
CIENTOS DE C...
empresariales como banca comercial, inmobiliaria, restaurantes y mi principal interés,
GMAI. Lo que voy a describir en est...
CRÍTICA DE GREG MANNING AL INFORME DE CFRA
(Escrita el 10 de febrero de 2005)
Pág. 1 – Informe de CFRA:
Resumen financiero...
cifras actualizadas del 2º trimestre para revisar su opinión. ¿Por qué debería ser
criticada GMAI por construir un nuevo n...
que, en mi opinión, solamente en suposiciones y estimaciones del analista. “Incremento
de las ganancias sin costes por imp...
perjuicio posible previo a la publicación de nuestro 2º trimestre. Creo que CFRA
atiende a la comunidad de hedge funds de ...
febrero la compañía presentó una queja con el NASD con la intención de sacar las
acciones de la bolsa de Alemania.
El 29 d...
• La caracterización de Robert Campbell Rowe, un editor jubilado de
revistas sobre osos peluches y muñecas de colección, c...
nos conoce desde hace muchos años pero quería avisarme sobre este ataque tan
malicioso y difamador. Mas tarde hablé de nue...
subasta llevado a cabo por Brandt, para $7.5 millón del inventario de Capitol Coins.
Sin duda, el Sr. Brandt tenía una man...
que este artículo fuera escrito semanas después del artículo de FOX que había
informado correctamente de la historia. En e...
pocos días cuando el precio de las acciones de GMAI cayeron de 32 dólares el 8 de
mayo a 3.85 dólares el día después.
¿Cóm...
después de su compra. Otras empresas principales venden a precio de catalogo porque
cuanto mas alto los costes generales, ...
a los fondos de cobertura a retirarse. Pocos se dieron cuenta del nivel de organización
y determinación de los fondos.
En ...
debe descubrir y se descubrirá para prevenir campañas premeditadas contra las
empresas de sus amigos y vecinos. Va a neces...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tradución senate committee report

194 visualizaciones

Publicado el

Traducción de la Declaración de Greg Manning ante el Senado de Estados Unidos, relativa a los ataquees fraudulentos cometidos contra Escala Group y su matriz Afinsa, en España.

Publicado en: Derecho
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
194
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tradución senate committee report

  1. 1. LA SUBVERSIÓN DE NUESTRO MERCADO DE ACCIONES A TRAVÉS DE LA VENTA ILEGAL A CORTO DE ACCIONES ESTÁ DESTRUYENDO CIENTOS DE COMPAÑÍAS Y ELIMINANDO INCONTABLES MILES DE MILLONES EN EL CAPITAL SOCIAL DE LOS ACCIONISTAS ‘Escrito como la opinión de Greg Manning; no es publicado para ser contestado por nadie excepto el Comité Judicial del Senado’ Escribo esta visión general de lo que, en mi opinión, es una bien-orquestada manipulación del precio de las acciones, solamente en mi calidad de accionista de Escala Group, Inc. (ESCL), anteriormente denominada Greg Manning Auctions, Inc. (GMAI) hasta el 28 de septiembre de 2005. Greg Manning Auctions (ahora una compañía del Escala Group) es una empresa de coleccionables que organiza y dirige subastas filatélicas en los Estados Unidos, Europa y Hong-Kong. Escala Group, a través de otras divisiones, también vende monedas en subastas en sala, por Internet y ventas al mayor; así como armas antiguas y armaduras con ventas a través de subastas en sala. El accionista mayoritario, con el 67% de la empresa, es Afinsa Bienes Tangibles, S.A. (Afinsa) de Madrid, España. Desde Agosto de 2003, GMAI también ha sido, por contrato, el proveedor exclusivo de coleccionables filatélicos de Afinsa. Yo desempeñé el puesto de CEO de GMAI hasta el 28 de septiembre de 2005. Para evitar confusiones, me referiré a la compañía por su nombre originario, Greg Manning Auctions, Inc. (GMAI) ya que éste estuvo en vigor durante la mayor parte de los hechos descritos en este artículo. Las consecuencias de estos sucesos incluyeron una pérdida de 700 millones de $ del valor de mercado en el precio de las acciones de GMAI; aproximadamente, 3.500 puestos de trabajo perdidos en Europa y Estados Unidos; así como otras pérdidas que aún tienen que ser definidas y cuantificadas. En el ámbito personal, aún poseo las acciones de GMAI que fui adquiriendo desde la salida a Bolsa de GMAI el 20 de mayo de 1993. Como resultado de lo que considero fue un esfuerzo coordinado para dañar GMAI, la mayor parte de mi patrimonio personal se ha visto diezmado en más de 60 millones de $, debido a la caída del valor de la acción. Escribo este artículo hoy y ofrezco mis opiniones con la esperanza de que la legislación pueda ser derogada y aprobada aquella que pondrá fin a este tipo de actividad de dañar otras empresas y posiblemente, en el proceso, destruir decenas de miles de puestos de trabajo y decenas de miles de millones de dólares en capital social. Creo que lo que ocurrió a GMAI no es en absoluto un hecho aislado. Es mi opinión que ataques bien planeados y coordinados han impactado de manera enormemente negativa en cientos de compañías. Creo que con la gran proliferación de hedge funds, la actitud “haz dinero a cualquier coste, sin importar quien salga perjudicado” ha sido mantenida por un segmento de esa gigantesca comunidad que no está regulada. Por supuesto, no estoy sugiriendo que todos los hedge funds son malos, o que toda venta a corto es mala. Estoy convencido de que la inmensa mayoría de los hedge funds son gestionados con criterios éticos, y que crear valor vendiendo corto acciones de compañías que se perciben como sobrevaloradas es, ciertamente, un instrumento de inversión legítimo. Normalmente, no soy un teórico de las conspiraciones. He estado activo en el mundo de los negocios filatélicos desde que tenía 12 años, y ahora, con los 60 recién cumplidos, tengo 48 años de experiencia de continua actividad en distintos sectores
  2. 2. empresariales como banca comercial, inmobiliaria, restaurantes y mi principal interés, GMAI. Lo que voy a describir en este artículo puede molestar por muchas razones. La premisa del análisis de investigación ético e imparcial; la premisa de que la información debería ser tratada de forma independiente; y que nuestras instituciones financieras deberia ser dirigidas éticamente ha saltado en pedazos para mí, personalmente. El modus operandi descrito en este informe se ha convertido en algo demasiado común. Una supuesta debilidad, o incluso una debilidad real de cualquier empresa, es golpeada brutalmente por las firmas de análisis e investigación, los medios de comunicación, financiados –en mi opinión- por algunos hedge funds implicados, hasta que consiguen que dicha compañía, o como ha sido nuestro caso, derribar a su accionista principal. He tenido el tiempo limitado para preparar este documento al que se podría añadir mucho mediante una investigación adicional, incluyendo valoraciones complementarias de individuos y compañías con las que se puso en contacto el hedge fund a través de Louis Corrigan, y Neil Martin, periodista de The Barron´s. Además, solo critico un informe de CFRA, el de la actualización del 3 de Febrero de 2005. COBERTURA DE LA FIRMA DE INVESTIGACIÓN DE GMAI El Centro para la Investigación y Análisis Financiero, CFRA (siglas de su nombre en inglés), valora a las empresas del 1 al 5 siendo el 5 el nivel más elevado de riesgo. Basado en su escala de valoración, la cual considero atendería bien a la comunidad de hedge funds de venta a corto, un ‘5’ de valoración como la que GMAI recibió podría, posiblemente, provocar una significativa venta a corto por su base de clientes. Sólo he visto dos de los informes emitidos por CFRA sobre GMAI, el del 15 de julio de 2004, y el del 3 de febrero de 2005, ambos con una calificación de ‘5’. El informe del 3 de febrero es un clásico. En el momento que lo leí por primera vez, recuerdo que me quedé sorprendido de que cualquier empresa de investigación pudiera publicar un informe sin autorización o permiso de un organismo público/oficial. El terreno de juego actual no está nivelado ya que las empresas cotizadas están sometidas al cumplimiento de elevadísimos y caros requerimientos bajo Sarbanes- Oxley, mientras que otras empresas y los medios de comunicación, quienes pueden influir positivamente o negativamente en la valoración de los accionistas de una compañía de manera enorme con un informe o artículo, no tienen, en absoluto, la supervisión minuciosa gubernamental. Con todo esto, (ver las páginas 3 a 7 más abajo) aquí está mi revisión del informe del 3 de febrero de 2005, escrito contemporáneamente con su publicación (ver apéndice A para el informe original de CFRA)
  3. 3. CRÍTICA DE GREG MANNING AL INFORME DE CFRA (Escrita el 10 de febrero de 2005) Pág. 1 – Informe de CFRA: Resumen financiero: Ignora las directrices del 21 de enero de 2005 relativa a las ventas agregadas, ingresos, beneficios, efectivo, y cash flow. La guía del 2º trimestre es mencionada en la página 3, que CFRA tenía en su poder la guía del 21 de enero de 2005, cuya parte más llamativa es el giro dado en el cash flow y en el efectivo. El informe está elaborado con una información financiera nada interesante, en mi opinión, para desprestigiar GMAI frente a sus clientes, por usos financieros que son conocidos no para reflejar el actual estado de la compañía. Además, ¿qué analista responsable utiliza la información de Septiembre teniendo la guía y los resultados del 2º trimestre en menos de una semana? Pág. 2 – Titular: “Actualización – El cash-flow de explotación cae a -9,5 millones de dólares y el crecimiento en operaciones reales permanece estancado. ¿Cómo puede la actualización ignorar el cash-flow esperado de la guía del 2º trimestre de 22-24 millones de dólares que la CFRA menciona en la página 3? Cualquier analista responsable usaría la información actualizada para establecer la mayoría de los resultados anticipados, no utiliza una información completamente engañosa como una actualización, con un encabezamiento histérico. Si hubieran esperado a los resultados del 2º trimestre, habrían tenido información reciente actualizada para incluir en su análisis. Pág. 2 – Resumen: 1- CFRA está preocupado pro el crecimiento de los ingresos y por los flujos de caja sin esperar menos de una semana a las cifras del 2º trimestre. También difama los acuerdos de proveedor exclusivo con nuestro accionista mayoritario. 2- Menciona de nuevo el cash-flow negativo de las cifras del trimestre de septiembre. 3- La compañía americana tiene 6,6 millones de dólares en efectivo, (como cifra actualizada a pesar de la guía del 21 de enero de 2005 con28-30 millones de dólares de efectivo). De forma aún más importante, CFRA implica una bancarrota potencial con su afirmación: “6,6millones de dólares, sin embargo, en los próximos 12 meses tienen unas obligaciones de pagos de 12,8 millones en pagarés a la vista y alquileres”. De nuevo, otro ejemplo donde CFRA ignoró los balances de caja de la guía actualizada y el cash-flow, y por supuesto, el esperado cash-flow de explotación continuamente positivo. Este tipo de valoración está obviamente pensado para poner en cuestión a GMAI como una preocupación continua, lo cual es patentemente absurdo basado en nuestro cpital social, activo y continua rentabilidad, medidas éstas que son todas ellas ignoradas por CFRA. 4- “El crecimiento de GMAI continúa siendo alimentado primordialmente por las ventas a su accionista mayoritario”. Lo que CFRA no ha hecho es esperar a las
  4. 4. cifras actualizadas del 2º trimestre para revisar su opinión. ¿Por qué debería ser criticada GMAI por construir un nuevo negocio para ser proveedor de Afinsa, el cual genera alrededor de 100 millones de dólares cada año? La mayoría de empresas y eruditos analistas están enormemente satisfechos al ver un nuevo motor de crecimiento contribuyendo con ventas y beneficios por 100 millones de dólares; una vez más, nuestra 13ª adquisición no es mencionada como una fuente de ingresos. 5- “La ganancia del valor de GMAI se benefició en 0,01 $ debido a la ausencia de coste por impagados en el trimestre de septiembre de 2004”. Esto es un hecho cierto; en esencia, el analista de CFRA pretende ser más conocedor de las cuentas por cobrar de GMAI que el propio GMAI, sus auditores internos y sus auditores externos. Este no merece más comentarios por su naturaleza desvergonzada. 6- “El cash-flow de explotación se torna marcadamente negativo con influjos ausentes del accionista mayoritario”. Más repetición de la información pasada. Esta valoración está plagada de supuestos imprecisos y adivinanzas, muchas de las cuales no tienen fundamento de hecho. El negocio de GMAI sin tener en consideración lo proveniente de Afinsa en 2004 totalizó/ supuso el 60% de las ventas agregadas, lo que, obviamente, tiene su impacto en el cash-flow, Afinsa no puede, como comentó CFRA, ser el único factor en el cash-flow. En el 1º trimestre Afinsas representó el 33% de las ventas agregadas de GMAI. Pág. 3: Finalmente, reconocimiento por CFRA de la guía del 2º trimestre del 21 de enero de 2005 y específicamente del cash-flow esperado de 22-24 millones de dólares. Por supuesto, la crítica de CFRA es que “de nuevo, nos suscita preocupación el que la mejora en el cash-flow aparece por ser generado por un influjo de efectivo del accionista mayoritario de GMAI. Otra valoración que no está basada en ningún informe financiero publicado. Sin embargo, si la mejora estuviera en parte generada por mejoras en los procedimientos, ¿por qué esto sería negativo, desde el momento en que todos los futuros trimestres serán positivamente influidos? Figura 1: “Cash-flow de Explotación, tendencia trimestral”. Ciertamente con las mejoras de cash-flow del A/R estando permanentemente impactado en el 2º trimestre y siguientes, esta tabla podría representar los trimestres previos al 1º trimestre, pero está completamente realizado para engañar a los inversores respecto a futuros resultados basados en el 2º trimestre y siguientes. Crecimiento desde las operaciones actuales CFRA previene sobre el crecimiento lento, de nuevo sin reparar en las ventas de nuestras nuevas compañías de subastas, sin esperar la información del informe del 2º trimestre. Pág. 4: “El incremento del Margen Bruto aparece generado por aumento en el peso de las ventas a Afinsa”. CFRA valora las estimaciones del coste de los bienes como hechos, hace aparecer su tabla 3 llena de hechos cuando no está basada en hechos, sino
  5. 5. que, en mi opinión, solamente en suposiciones y estimaciones del analista. “Incremento de las ganancias sin costes por impagados a pesar del aumento significativo de las cuentas de dudoso cobro”. Este es otro aviso histérico sobre nuestro EPS en 0,01$ al permitir más coste por impagados. Reservas par cuentas de dudoso cobro estás revisadas y reservas apropiadas hechas según lo requerido. Pág.5 – “Cuentas de dudoso cobro se disparan a 83 días” Las cuentas de dudoso cobro del trimestre de septiembre tuvieron impacto negativo poro el normal periodo vacacional del verano europeo (típicamente el mes de agosto). Además, la facturación proveniente de clientes sin Afinsa se vio afectada por el periodo estival. Como CFRA sabe, GMAI ha mejorado los procedimientos de colección en el ámbito de nuestros mejores clientes, como puso de manifiesto en nuestra guía para el cierre del 2º trimestre, el 31 de diciembre de 2004, cosa que ignora CFRA en su informe de actualización de febrero. Resaltar la conocida información pasada y sabiendo que la gestión de GMAI ha mejorado sus procedimientos es engañoso. “El crecimiento en el inventario despierta preocupación respecto a una posible descenso del valor de la acción” La gestión de GMAI nunca fue cuestionada por CFRA sobre el contenido de nuestro inventario y una necesidad de aumentar las reservas, ni nada más en nuestros documentos públicos o perspectiva del negocio de la compañía. El inventario del sello y la moneda es extremadamente líquido, con una significativa proporción de pre-venta a clientes en contra de las conocidas órdenes de compra mensuales. El inventario de moneda gira 6 o 7 veces al año, aproximadamente, basado en las ventas. Obviamente, esto ocurre como mas de un giro completo por trimestre en monedas. Los sellos son obtenidos para Afinsa, en avance de órdenes de compra, los cuales están internas (dentro de la propia empresa) hasta el 30 de junio de 2005. Las compras oportunas y la venta completa de sellos para las casas de subastas siguen un ciclo de ventas más largo, como múltiples subastas son utilizadas. Típicamente, un inventario fuerte supone unas mayores ventas y beneficios en los trimestres siguientes, debido a la naturaleza líquida y compra para venta al mayor, de sellos y monedas. Las condiciones del mercado han sido fuertes y estables durantes los últimos cinco años, como mínimo, y la compañía no compra monedas o sellos para especular ya que podrían necesitar reservas adicionales. Finalmente, como era esperado, en un esfuerzo para provocar una alarma exagerada sobre el inventario de GMAI, CFRA ha incluido en el total de inventario utilizado en su análisis, coleccionables de largo plazo guardado en depósito para vender en un plazo de tres a cuatro años para maximizar el beneficio bruto realizado. Incluyen este aspecto con un pequeño asterisco, si uno lo aprecia. Una completa descripción del inventario y las reservas de GMAI está disponible en los documentos públicos de la compañía. GMAI – Resumen del Informe de CFRA del 3 de febrero de 2005 – Actualización En mi opinión, este informe es un intento patente de distorsionar, mal- caracterizar y fabricar cifras en un intento n o profesional de desacreditar el crecimiento y la rentabilidad que GMAI ha alcanzado en los últimos 3 años. NO hay excusa para la constante repetición de las cifras de septiembre en este informe cuando la guía del 2º trimestre fue publicado el 21 de enero de 2005, y nuestro 2º trimestre cerrado fue publicado en esos días. Este informe aparece en ese momento para crear el mayor
  6. 6. perjuicio posible previo a la publicación de nuestro 2º trimestre. Creo que CFRA atiende a la comunidad de hedge funds de venta a corto, y la enorme posición a corto en GMAI, considero, ha sido aumentada por los informes de CFRA. La humillación constante de nuestra relación con Afinsa está calculada para sembrar preocupaciones o dudas. Las ventas de sellos y monedas a Afinsa promedio en torno a 8 millones de dólares mensuales contra órdenes de compra, son una nueva fuente regular de ingresos mensuales para GMAI. Estas ventas añaden estabilidad a GMAI, y han ayudado a crecer la compañía. CFRA falla al no tener en cuenta las 13 adquisiciones exitosas que han añadido también ventas y beneficios a GMAI. CFRA tenía nuestra guía del 21 de enero de 2005 y aún así, construyó este informe completo alrededor de un documento del 1º trimestre. Considero que éste fue realmente un intento para, de manera nada profesional, desprestigiar GMAI antes de la publicación de nuestras ganancias del 2º trimestre. Cualquier analista con una mente justa, creo, hubiera esperado una semana y realizado un informe que habría incluido las cifras del 2º trimestre cerrado, o al menos, habría reconocido completamente la guía dada el 21 de enero de 2005, y probado por las valoraciones de CFRA el 3 febrero de 2005 y serles conocidas. Usar encabezamientos y opiniones centrándose un el cash-flow y el flujo de efectivo disponible es un comportamiento absolutamente no profesional cuando semejantes cifras no son representativas de las métricas actuales. Este informe aparentemente tuvo un impacto marcado en el valor de la acción de GMAI el 4 de febrero de 2005, causando una caída de 22 millones de dólares de la compañía en el mercado de capitales. Este informe también ignora por completo el progreso trimestre a trimestre y año a año realizado en conjunto por GMAI. (Los comentarios arriba realizados son la opinión de Greg Manning como accionista de GMAI, relativos al informe de CFRA del 3 de febrero de 2005). La opinión diametralmente opuesta sobre GMAI fue la sostenida por Oppenheimer Research en sus informes (ver apéndice B), elaborado por Barry Sine, y también en el perfil de Institucional Equities (ver apéndice C) presentado por Ivan Sacks y Chad McCurdy. La investigación de Oppenheimer habla por si misma en el sentido de que el trabajo de campo se hizo asistiendo a las subastas; visitando las oficinas en EEUU y Madrid de GMAI y de su accionista mayoritario, Afinsa y entrevistando a empleados y verificando los resultados financieros con los Directivos. No tengo constancia que ninguna de estas acciones se llevase a cabo por parte de CFRA con la excepción de un par de conversaciones breves con el CFO, Larry Crawford respecto a un solo informe. Adjunto el informe de orientación (guidance report) del 21 de enero, 2005 (ver apéndice D) junto con el comunicado de beneficios para el segundo trimestre de GMAI (ver apéndice E) que fue emitido el 9 de febrero 2005 solamente un par de días después del llamado “actualización” de CFRA. En el informe del junio 24, 2005, Barry Sine de Oppenheimer inicia su cobertura de GMAI con una recomendación de “Compra” y comenta que “El interés de los “cortos” puede igualar tanto como la mitad de los acciones libres” (“Short interest could equal as much as half of float”). También apunta que las acciones de la compañía han cotizado en Alemania en la Bolsa Berlin-Bremen sin el consentimiento de la empresa. En
  7. 7. febrero la compañía presentó una queja con el NASD con la intención de sacar las acciones de la bolsa de Alemania. El 29 de noviembre, 2005, Barry Sine publicó una actualización de GMAI comentando que “El miércoles 23 de noviembre……dos publicaciones simultáneamente publicaron artículos sobre Escala Group (GMAI), haciendo un refrito de argumentos previamente publicados desde hace 15 meses. Creemos que el momento de publicación fue sospechosamente oportuno y destacamos que uno de los medios de comunicación ha hecho constar que la investigación para sus artículos anteriores sobre Escala se llevó a cabo por encargados de fondos con posiciones a corto en acciones de Escala. Apuntamos en este informe que los artículos no descubrieron hechos nuevos y mientras insinuaban mala conducta, nunca citaron hechos impropios. Tomando en cuenta que los vendedores a corto perdieron una cantidad estimada de $40 millones en acciones de Escala, se supone que hicieron una investigación extensiva. Como consecuencia, si todo lo que pudieron conseguir fueron esos dos artículos, embistieron aún mas contra el stock.”. Igualmente en la actualización de 29 de noviembre, el Sr. Sine comenta, “El miércoles pasado, la publicación SISTER de Barrons, del Wall Street Journal, publicó un articulo (escrito por Karen Richardson) que insinuaba que Escala está siendo objeto de una investigación criminal. El articulo empieza diciendo “Las preocupaciones reguladores de Escala Group no parecen ser “calderilla” pero sigue con la declaración que la entidad que está siendo investigada es la empresa de monedas conocida como Capitol Coin” Las noticias de doble rasero de noviembre incluían una historia de Motley Fool y al respecto el Sr. Sines comenta que “Al final del articulo el autor apunta a que él personalmente compró la acción en marzo pero solamente ahora tiene constancia de la relación entre GMAI/Afinsa. La relación esta documentado extensivamente en las 10-K ordenanzas reguladoras y ha sido el tópico de dos artículos en la publicación Barron´s del Dow Jones. El periodista no cita la fuente de su información, sino tan solo críticos con respecto a la empresa. Sospechamos que dichos críticos son gerentes de fondos de cobertura que tienen posiciones a corto en la acción”. Lo mas seguro es que Barry Sine no se había dado cuenta que Louis Corrigan, el gestor de un fondo de Kingsford Capital y reconocido por testigos de estar trabajando conjuntamente con Neil Martin, había sido un escritor para Motley Fool hasta 23 de septiembre 1999. Creo que los dos artículos consiguieron sus objetivos porque las acciones de GMAI (conocido como Escala) perdieron $5,25 en un día en noviembre de 2005 (ver apéndice F) erradicando $150 millones en valor para los accionistas. EL PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN El 27 de septiembre, 2004, Barron´s publicó un articulo titulado “Devolver al Remitente” Greg Manning Auctions Inc. (ver apéndice G). El articulo estaba tan plagado con desinformación y no-verdades que GMAI y su CEO, Greg Manning publicaron un anuncio de pagina completa en Barron´s (ver apéndice H) intentando corregir los errores descarados contenidos en el articulo. Para crear un artículo negativo y, en mi opinión, crear prejuicio negativo contra GMAI, el escritor de Barron´s Neil Martin utilizó investigación errónea de Jill Lehman de CFRA que contenía muchos errores de análisis, además de lo siguiente:
  8. 8. • La caracterización de Robert Campbell Rowe, un editor jubilado de revistas sobre osos peluches y muñecas de colección, como un experto en sellos y monedas. • La declaración de Rowe diciendo que “Internet ha puesto el coleccionismo patas arriba” y que “están saliendo coleccionistas de todas partes con sellos y monedas que piensan que son raros o inexistentes” es una mentira sin fundamento. Internet y especialmente Ebay, ha aumentado notablemente la venta de sellos y monedas menos costosos y ha añadido liquidez al mercado. Los sellos y monedas raros siguen siendo raros y ninguna avalancha de rarezas ha aparecido en el mercado virtual. • “Prácticamente todos las sociedades anónimas con la mayoría de su negocio en el coleccionismo fracasan al final” es otra frase atribuido a Rowe ignorando completamente los 200 años de Sotheby’s, la historia de 150 años de Stanley Gibbons junto con muchas otras empresas relacionadas con el coleccionismo que son S.A’s. • El articulo de Barron’s menciona tres instituciones o fondos que vendieron acciones y lo caracteriza como “vertido / vendido rápidamente por varios…….”. El escritor ignora el hecho de que el porcentaje de propiedad institucional incrementó de 1,65% (30/6/03) a 6,05% (31/12/03) a 10,85% (30/06/04) representando un incremento en participación de 8 a 45 fondos en el periodo de un año. Después del artículo de septiembre, 2004 Neil Martin continuó, en mi opinión, “creando” noticias negativas sobre GMAI y Afinsa. Tengo razones para creer que junto con Louis Corrigan -un empleado de un fondo de cobertura de Kingsford Capital- (una división de West Highland Funds) Martin y Corrigan contactaron con docenas de comerciantes de sellos y otros profesionales con la intención de difundir acusaciones malintencionados y crear noticias negativas sobre GMAI y Afinsa. Uno de los contactos de Corrigan/Martin, David Kols (Ver apéndice 1) recibió una llamada de Corrigan quien, en principio se identificó como una analista investigando a GMAI. Cuando Corrigan hizo la pregunta de que si este subastador filatélico sabía que Afinsa estaba blanqueando dinero de drogas a través de sus oficinas en Cartagena, Colombia, Sr. Kols se dio cuenta que eso era una pregunta un poco extraña para un analista. Tras una serie de comentarios negativos, Corrigan dijo que un periodista de Barrons iba a contactar con Kols. Mas tarde, Neil Martin le llamó y también hizo comentarios despectivos sobre GMAI. Además, Martin comento al subastador que él había llamado a la SEC para averiguar nuestra trayectoria con la SEC y ellos habrían manifestado que no existía ninguna queja registrada con respecto a GMAI. A continuación, Martin “sugirió” a la SEC situaciones hipotéticas ilegales en las que podría haber incurrido GMAI. Es mi opinión que estaba intentando crear sus propias noticias fomentando una investigación de la SEC, cosa que posiblemente consiguió. Otras llamadas iniciadas por Martin incluyeron una al broker que posicionó nuestro seguro con Lloyds of London. Nuestro ejecutivo de cuentas me llamó directamente después de su conversación con Martin, diciendo que en principio le había preguntado cosas que él se negó a contestar. Martin se lanzo a hacer una diatriba asegurando envíos ilegales, inventarios y otras acciones supuestamente hechos por GMAI y también Afinsa. Nuestro agente me dijo que no había tomado estos comentarios en serio porque
  9. 9. nos conoce desde hace muchos años pero quería avisarme sobre este ataque tan malicioso y difamador. Mas tarde hablé de nuevo con nuestro agente y me informó de que Martin estaba intentando a través de numerosas canales, hablar con su superior, el fundador y director. También comentó que Martin había contactado con otros agentes de Lloyds en los Estados Unidos, Inglaterra y España. Parece que Martin si encontró un agente que tomó la diatriba en serio y después utilizo las declaraciones de este “agente” en numerosas artículos negativos como la pieza angular de la historia de los seguros creada por si mismo. En la edición de Barron´s del 23 de mayo, 2005 (ver apéndice J), Neil Martin escribió un articulo negativo sobre Afinsa que incluía la siguiente declaración, “Los dos juegos de sellos que Barron´ s enseñaron a Peña…habían sido comprados por dos representantes de un fondo de cobertura americano; un americano viviendo en España, el otro un Español….se debe tomar nota que el fondo de cobertura había estado vendiendo en corto acciones de GMAI desde el verano anterior, apostando a que iban a bajar. Sin embargo, Barron´s verificó las transacciones, estudió los contratos y visitó los dos sitios donde se compraron los sellos. Antes de publicar el artículo del 23 de mayo, de 2005 los editores de Barron´s recibieron una carta de nuestros abogados indicando que teníamos información que Neil Martin estaba trabajando con Louis Corrigan de Kingsford Capital. En ese momento no teníamos conocimiento de los otros dos empleados de fondos con quien Martin estaba trabajando en Madrid y tampoco teníamos constancia de lo que fue una prueba irrefutable una vez publicado el artículo, de que éste había sido financiado por lo menos en parte, a través de las compras de cartera del fondo de cobertura. Creo que Barrons nunca hubieran revelado la verdad sin no hubiera sido por nuestra carta. (NOTA del traductor: Greg Manning se refiere aquí al hecho de que como consecuencia de la carta enviada por sus abogados a dicha publicación, debieron se vieron forzados a nombrar en su artículo el hecho de que lasdos personas que visitaron a Vicente Martin Peña con intención de comprar filatelia eran en realidad representantes de un fondo de cobertura americano). Hay muchas circunstancias inusuales y sospechosas con respecto al trato que recibió GMAI por parte de los medios a lo largo de los últimos 21 meses. Por ejemplo, consta que el año pasado, Neil Martin pasó mucho tiempo en Madrid. Casualmente, Leslie Crawford, periodista del Financial Times (ubicada en Madrid), habló con un comerciante de sellos en Madrid y mostró el mismo prejuicio negativo percibido por aquellos que habían sido entrevistados de Neil Martin y su socio del fondo de cobertura, Louis Corrigan. De hecho, el comerciante entrevistado en Madrid me dijo que el creía, basándose en las preguntas que le hicieron, que Leslie Crawford estaba trabajando con Neil Martin. También surgió el mismo tema acerca del “seguro” hecho por Crawford y Martin, citando la misma fuente. El 23 de noviembre, 2005 el Wall Street Journal publicó un artículo de Karen Richardson claramente pensado, en mi opinión, para dar la imagen de que GMAI (Escala) siendo posiblemente el objetivo de una investigación por parte de las autoridades estatales y federales en Ohio. Declaraciones tales como “GMAI (Escala) esta siendo perseguido por fondos por un oficial nombrado por el tribunal encargado de la liquidación de Capitol Coins,…Lo veo como una tormenta inmensa que se esta formando alrededor de Greg Manning” dice William Brandt, el liquidador de Capitol Coins. La realidad es que GMAI había pagado meses antes todas sus obligaciones a Capitol Coins. A través de su división de monedas, GMAI fue el mejor pujador en una
  10. 10. subasta llevado a cabo por Brandt, para $7.5 millón del inventario de Capitol Coins. Sin duda, el Sr. Brandt tenía una manera única de crear interés en pujar. Sin embargo, Richard aun no había terminado con GMAI. Acaba su artículo con una mención injustificada de la relación entre GMAI y Afinsa utilizando una declaración sin citar la fuente “Tasadores de sellos y otros críticos han planteado serios dudas sobre la habilidad de Afinsa para re-comprar o revender los sellos”. Es una declaración extraña para terminar un artículo sobre un fondo de monedas en Ohio. ¿Quizás uno de los críticos no-nombrados podría haber sido Neil Martin? Los artículos del Toledo Blade mencionados en el reportaje de Richardson también contenían declaraciones de Brandt y además de Ken Lawrence un coleccionista de sellos quien, casualmente, ha sido citado por Neil Martin. En mis 48 años en el negocio de los sellos solo he tenido una discusión pública, y fue precisamente con Ken Lawrence convirtiéndole en una fuente perfecta y “sin prejuicio” para Mr Martin…(NOTA del traductor: nótese aquí el tono irónico utilizado por Greg Manning en esta declaración). Hace poco la campaña mediática contra GMAI (Escala) llegó a un punto aun mas bajo. Después de los acontecimientos del 9 de mayo 2006 (resumido en el apartado de conclusiones) la presión de los medios parecía estar diseñada para agobiar al máximo a la compañía. Esto incluía a un periodista de FOX que viajó a nuestra oficina en Nueva Jersey con un equipo de televisión para presenciar la entrega de una demanda colectiva que se me hizo en persona. Cuando no salí en persona, ellos grabaron mi casa y mi oficina y enseñaron una foto de archivo en el programa de las noticias diciendo que había desaparecido. Es la primera vez que he visto la entrega de una demanda siendo noticia en la televisión nacional. Pero FOX aun no había terminado. El 26 de abril de 2006 George Russell y Claudia Rosett escribieron un artículo sobre la venta del archivo filatélico de las Naciones Unidas. El archivo fue vendido en una subasta muy publicitada en Suiza y llevado a cabo por David Feldman. El articulo expone que “la subasta se llevo a cabo de una forma totalmente legal” y que incluso el catalogo de la subasta llevaba una carta de un ejecutivo de las Naciones Unidas, Andrew Toh diciendo que la oferta contenía “todos los ejemplos de este tipo en existencia”. Para cualquier casa de subastas y cualquier comprador esto constituía una declaración clara respecto a la legitimidad de una venta oficial de los Naciones Unidas. El archivo fue vendido por $3.068.000 al Champion State Company de Nueva York y nosotros después lo comprábamos de ellos. Aparentemente, no se llevó a cabo la oportuna puesta en conocimiento de la subasta y los oficiales de Naciones Unidas no fueron notificados de dicha subasta llevada a cabo por Mr Toh, Anthony Fouracre (Jefe Filatélico de 1992 a 2002) y otro ejecutivo, Toshiyuki Niwa, citados en el artículo de FOX. Esto generó toda una investigación interna en N.U. tal y como está esta resumido en el artículo. El catalogo de Subasta de GMAI en noviembre 2003 con 2500 lotes de material del archivo de N.U. esta favorablemente examinado en el artículo de FOX y no se hicieron ningún tipo de implicaciones negativas hacia GMAI. No obstante, otro artículo de FOX aparece el 8 de junio 2006 escrito por Richard Behar. En este articulo Behar expone que “Escala (GMAI) está implicado en otro escándalo de la venta misterioso en 2003 del archivo postal de las Naciones Unidas”. Es interesante
  11. 11. que este artículo fuera escrito semanas después del artículo de FOX que había informado correctamente de la historia. En el artículo de Behar, sale otra cita de Ken Lawrence. Aunque se publicó el articulo después de la Exposición Internacional Filatélica de 2006 en Washington donde Behar había estado recopilando información, no mencionó que de las cuatro casas de subasta que habían llevado a cabo subastas durante los ocho días de la feria, nuestras subastas habían sacado $3.6 millón brutos y claramente habían conseguido un monto total mayor que los demás casas. Para conseguir dichos resultados, cientos de pujadores habían participado. Pero Behar me caricaturizó diciendo que “parece solo y acosado” y citó a otro comerciante manifestando “Todos tienen miedo de hacer negocios con ellos”. También Behar dijo “Manning tiene razón cuando dice que importantes vendedores cortos han estado negociando con sus títulos durante mucho tiempo y han estado comunicando con asertividad con periodistas incluyendo algunos de FOX noticias. La pregunta es ¿como puede una historia sobre la adquisición pública y legal de los archivos de las N.U. pasar a ser un escándalo en solo un par de semanas? La respuesta es realmente importante como también lo es la admisión de Behar sobre la presión que los fondos de cobertura ejercían sobre los medios de comunicación. INVOLUCRACIÓN DE LOS FONDOS DE COBERTURA En numerosas ocasiones Louis Corrigan se ha identificado a si mismo como alguien asociado con Kingsford Capital Partners, aparentemente una división de West Highland Capital de Greenbrae, California. Tal y comos e cita en Barron´s, tenemos al menos conocimiento de empleados mas de Kingsford trabajando con los medios de comunicación aparte de Corrigan. Neil Martin esta vinculado directamente con Corrigan en la declaración de David Kol. Me informaron que el fondo de West Highland tuvo muchos problemas con su posición corto debido a la alza de las acciones de GMAI en 2005 hasta abril de 2006; no he verificado esta información. Del artículo de junio 2006 escrito por Richard Behar de FOX News, tenemos una declaración directa de la participación de los fondos de cobertura en el artículo, como esta citada previamente en este informe. CONCLUSIONES El 9 de mayo, 2006 los fondos de cobertura ganaron su batalla sobre el valor de las acciones de GMAI. Parecía que no podían bajar su precio y las acciones subían continuamente poco a poco a pesar de los ataques negativos incesantes de los medios de comunicación. Creo que el análisis bien estudiado de Oppenheimer citando los verdaderos números y desarrollo positivo de la compañía contrastaron perfectamente los ataques de los medios controlados por los fondos. Además, una cantidad significante de compra de acciones por parte de instituciones y fondos llegó en ese año. Al mismo tiempo, creo que millones de acciones falsificadas fueron “creadas” por los fondos y comprados por nuevos compradores. En mí opinión los fondos de cobertura estaban a punto de perder muchos millones de dólares salvo que pudieran maquinar algo dramático para convertir la tendencia a la alza de nuestra acción a una caída espectacular. El 9 de mayo 2006, la tormenta perfecta ocurrió y los fondos obtuvieron un beneficio tremendo cuando miles de personas perdieron sus trabajos y cientos de millones de capital accionario estaba erradicado en
  12. 12. pocos días cuando el precio de las acciones de GMAI cayeron de 32 dólares el 8 de mayo a 3.85 dólares el día después. ¿Cómo y porqué ocurrió esto? Creo que Louis Corrigan de Kingsford y Neil Martin de Barrons junto con sus otros confederados tuvieron éxito con las quejas que hicieron a las agencias gubernamentales en Madrid. En la declaración de David Kols el 7 de junio 2005, el informó que había hablado con los reguladores españoles respecto a Afinsa. Una fuente informada de Madrid me informó que las quejas habían sido registradas. Una vez en un correo electrónico, Neil Martin hizo el comentario que daba igual si Afinsa negociaba con botones en vez de sellos. Su razonamiento fue que a lo largo de sus 26 años de funcionamiento Afinsa había honrado todos sus compromisos a sus 142.000 clientes. Uno de las razones que Martin dijo que estaba detrás de Afinsa era porque sus sellos no tenían el 100% valor de catalogo. Si Afinsa honra todos sus obligaciones no parece importante si el valor de los sellos es de 75% del valor de catalogo o el 100% de valor. La implicación de Martin es que los sellos que Afinsa vende deben tener el valor inmediato de compra. En el mundo real sabemos que esto no es verdad en ningún circunstancia porque hay un beneficio añadido al precio de cualquier tangible incluyendo pinturas, oro y otros coleccionables. Además, parece que Corrigan y Martin alegaron en sus demandas que Afinsa estaba insolvente por 1.1 billones de euros respecto a sus activos fijos y el valor total de los porfolios de sus clientes. Lo que seguramente no discutieron era que la inversión de Afinsa en GMAI tenía un valor de más de $600 millones. En una declaración reciente, Juan Antonio Cano, socio de un 50% de Afinsa, dijo que la compañía tenia 182 millón de euros / $230 de dolores en efectivo en deposito con diferentes bancos en Madrid, incluyendo UBS. En la historia fabricada el día 9 de mayo dijeron que Afinsa tenía dicho dinero en cuentas numeradas en Suiza. Además, Afinsa es dueño de inmuebles en Madrid, un palacio renovado y convertido en un centro de conferencias y de formación, otros negocios y una colección substancial de arte contemporáneo en su sede central en el centro de Madrid. No pretendo conocer todos sus activos pero parecen estar muy lejos de ser insolventes, especialmente cuando se tiene en cuenta que sus acuerdos con respecto a su portfolio filatélico existían a lo largo de un periodo de años. Como cualquier negocio bien llevado, Afinsa hacía las previsiones necesarias en sus presupuestos anuales. Lejos de ser insolvente, creo que hasta el 9 de mayo, Afinsa estaba bien preparada para llevar su negocio principal junto con la mayoría de otras circunstancias. Nadie podría imaginar que el Gobierno español iba a actuar tan precipitadamente, causando la devaluación de uno de los activos mas grandes de Afinsa por $500 millones por ninguna razón lógica cuando una actuación sensata podría haber protegido a los 142.000 clientes, 2.500 empleados de venta, 600 empleados corporativos junto con cientos de empleados en empresas que hacían negocios con Afinsa, de cualquier riesgo. Afinsa no es la única compañía de sellos que vende sus sellos al precio de catalogo. Stanley Gibbons (SG) de Londres, Inglaterra lleva en este negocio más de 150 años y ofrece carteras de inversión en sellos en casi los mismos términos que Afinsa a precio total utilizando el venerable catalogo de Stanley Gibbons como base. SG es una Sociedad Anónima en Inglaterra. Es sorprendente que Corrigan y Martin no presentasen ninguna demanda en Londres con respecto a SG, ya que dudo mucho de que se consiga el valor total de catalogo de los sellos en sus carteras inmediatamente
  13. 13. después de su compra. Otras empresas principales venden a precio de catalogo porque cuanto mas alto los costes generales, mas necesario el margen razonable para cubrir gastos y sacar un beneficio. Es el capitalismo el que esta detrás de los márgenes, no Ponzi. (NOTA: Grez Manning se refiere aquí al “Ponzi Écheme” término con el que vulgarmente se conoce a lo que en España se ha dado en llamar “Estafa Piramidal”). Afinsa lleva 26 años haciendo negocios y durante este tiempo se le han concedido muchos honores incluyendo el galardón de Empresa del Año 1989, Excelencia en el Desarrollo 1997, Master de Oro en Dirección 1998 y 2000, Galardón de Dirección de Calidad 2000 juntos con otros más. Asimismo, ha estado involucrada en muchas actividades filantrópicas tales como Patrón del Museo Guggenheim de Bilbao; Fundación de Amigos del Prado; Fundación del Reina Sofía; Fundación de la Casa de la Moneda en Segovia y además acciones de patrocinio incluyendo “Los Griegos en España” en el Museo Nacional de Arqueología en Atenas y muchos mas. En el mundo filatélico, Afinsa ha patrocinado la Fundación de Albertino de Figueiredo con el mandato de promover y promocionar el sello como uno de las expresiones de arte y cultura más extenso que existe. La Fundación trabaja muy estrechamente con La Unión Postal Universal intentando erradicar las emisiones de sellos fraudulentas de entidades no reconocidos por el UPU. Menciono estas acciones porque jamás han aparecido en los artículos escritos por Neil Martin y sus cohortes. Afinsa es creadora de mercado en los sellos que venden, y han seguido haciéndolo durante 26 años, asegurando que sus clientes pueden vender sus sellos en el mercado o a Afinsa. Hasta ahora este sistema ha funcionado perfectamente. Es verdad que en tiempos extraordinarios la empresa mas sólida puede colapsar, como ocurrió con nuestros bancos en la Depresión o durante el periodo bajo en los 1990s a los empresas de ahorro y préstamo. Lo que ocurrió a Afinsa fue planificado para hacer los daños máximos sin consideración de las consecuencias humanas y financieras. Al final la verdad, buena o mala, sobre Afinsa va a salir pero basándose solamente en su trayectoria e imagen social, deberían haber tenido la oportunidad de responder a los cargos en un foro razonable antes de tener su sede invadida por 300 policías, sus ejecutivos llevado a la cárcel (mas tarde puestos en libertad sin fianza). Esta táctica, por supuesto, encajaba perfectamente con el escenario de tormenta – ¿puede ser coincidencia? Soy de la opinión que el aumento espectacular de las posiciones cortas de las acciones de GMAI (Escala) desde 1 de enero 2006 fue atribuible a la diseminación de información respecto a lo que iba a pasar en Afinsa. En estos momentos recuerdo comentando con un compañero “No tengo ni idea porque están aumentando los cortos cuando nuestro negocio va bastante bien. Obviamente saben algo que nosotros no sabemos” y aparentemente si tenían información privilegiada sobre lo que iba a pasar en Madrid. Los expertos pueden, espero, en el futuro examinar la trayectoria del stock para averiguar la verdadera posición de los cortos. Como una estimación personal y no científica, no me sorprendería descubrir siete u ocho millones de acciones a corto ilegales junto con los cortos legales. A lo largo de los últimos 21 meses ha sido increíble cuantas veces la compañía ha superado los estimaciones de los analistas y otras claves métricas solamente para ver una bajada en el precio de la acción basado en noticias positivas. Este comportamiento de la acción ha causado preocupación entre los accionistas más pequeños. Otros accionistas pensaban que la actuación sólida obligaría
  14. 14. a los fondos de cobertura a retirarse. Pocos se dieron cuenta del nivel de organización y determinación de los fondos. En retrospectiva es fácil de ver el montón de “coincidencias”; tanto Neil Martin como la periodista del Wall Street Journal, Karen Richardson escribiendo artículos sobre CFRA; los mismos “expertos” citados en publicaciones diversas; el mismo exacto material utilizado artículo tras artículo; la repetición de la misma historia; la utilización casi perfecta de las palabras pulidas para crear almáximo en prejuicios negativos tales como los de Behar, Martin, Richardson, Crawford y los demás. Si se leen os informes de Junio 2005 de CFRA y Oppenheimer, sin citar el nombre de la compañía, parecen referirse sin duda a dos empresas completamente diferentes. Las noticias que yo creo que Martin creaba respecto a seguros, valor de sellos, Afinsa y mucho mas son es verdaderamente espectaculares. Es obvio que, debido a que Martin mencionó en varias ocasiones en sus artículos que GMAI estaba enfrentando problemas reguladores, estaba muy decepcionado por el hecho de que no se hubiese anunciado una investigación por parte de la SEC. ¿La decepción podría ser como consecuencia de que sus esfuerzos para crear “la tormenta” no estaban dando fruto? Nuestro sistema de justicia y las leyes sobre acciones y valores toman muy en serio el tema de trafico de información privilegiado (insider trading) con castigos duros cuando quizás el perpetrador no ha ganado mucho. La practica abusiva de lo que llamaría “outsider trading” ha podido, en mi opinión, causado mucho mas daño que la gente de la SEC o nuestro gobierno pueden imaginar. La complicidad de publicaciones importantes como Barron´s citada por Neil Martin, cuando el confiesa abiertamente que un fondo de cobertura, corto de GMAI, tuvo un papel clave en la financiación del material para su articulo, me resulta sorprendente. Y me sorprende, no por el reconocimiento en Barron´s, de que sabía de antemano que Martin estaba trabajando con el fondo de cobertura con Louis Corrigan como co-escritor, basándose en las declaraciones de David Kols y otros. Lo que me sorprendió fue la falta de interés por parte de los reguladores una vez que estos hechos salieron a la luz. Además, Richard Behar lo reconoció en su artículo de FOX con otra declaración respecto a la fuerza de los fondos a corto sobre nuestras acciones. “Outsider trading” es mas insidioso que “insider trading” muchas veces utilizando noticias planeadas y creadas con la máxima ventaja, diseñadas para dejar un prejuicio negativo que puede durar y ser madurado en futuros artículos. La mala prensa está planificada para salir después de la emisión de información positiva sobre beneficios para asegurar una avalancha de venta de cortos con el efecto deseado en el precio de la acción, teniendo como efecto, por supuesto, la bajada de su precio. “Outsider trading” es la peor y mas destructiva forma de periodismo porque, en vez de informar de una forma sin prejuicio como debe hacer cualquier periodista, estos escritores intentan crear un mundo a su manera con todos sus prejuicios. La libertad de prensa en una fuerza impresionante, que molde y forman la opinión publica con respecto a nuestros políticos, Irak, el calentamiento global y cualquiera y todos los temas imaginables. Si el poder de la prensa es subvertido e influenciado por aquellas personas que quieren derribar nuestras compañías e instituciones, significa que ha llegado la hora de que nuestros lideres investiguen exactamente lo que está sucediendo. No estoy abogando por juicios anticipados pero si creo que la verdad se
  15. 15. debe descubrir y se descubrirá para prevenir campañas premeditadas contra las empresas de sus amigos y vecinos. Va a necesitar coraje político porque todas sabemos la sensibilidad que rodea este asunto. Sin embargo, hay que emprender este camino, sino va a extenderse, y más y más puesto que los fondos de cobertura necesitan encontrar la manera de sacar mayor beneficio de una pequeñacantidad de ideas de inversión. Cuando Neil Martin se puso en contacto conmigo y mi CFO, Larry Crawford para información histórico para su primer artículo sobre GMAI en Barron´s en agosto de 2004, inicialmente dijo que iba a ser un artículo corriente sobre la empresa. Las numerosas llamadas que nos hizo a lo largo de un periodo de diez días se tornaron tendenciosas con respecto a las preguntas que pasaron a ser de sencillas y normales a afirmaciones y preguntas negativas. Le preguntamos que había cambiado y nos contestó que había recibido presión por parte de su editor para escribir un artículo negativo. Nos dijo que estaba pensando en retirar su firma de autor del artículo. Bueno, Mr Martin no quitó su firma de autor y eso solamente fue el principio de su colaboración con el fondo de cobertura. Personalmente no soy gran defensor de demasiada supervisión sobre la libertad de expresión salvo que sea criminalmente abusiva o pueda causar daños irreparables. Estamos en este punto ahora mismo. Cuando periodistas o socios de fondos de cobertura están llamando a la SEC -y otros- para hacer todo aquello que sea posible para perjudicar a las compañías, hay que hacer algo. Cuando una empresa tiene que hacer frente a una investigación de la SEC, puede costar varios millones de dólares en honorarios legales y financieros. Cuando un artículo negativo y planificado sale a la luz, le puede costar decenas de millones de dólares a los accionistas en un solo día de negocio en bolsa. Sin equilibrio de poderes en órganos de gobierno, los abusos por parte de nuestra “prensa libre” solamente pueden empeorar. Puedo seguir, pero ¿con que fin? En un reciente entrevista en PBS con Jim Lehrer, Ben Bradlee, Vicepresidente del Washington Post declaró que “Debe haber siempre un cortafuegos entre noticias y negocios” Hasta que nuestro gobierno no tome medidas serias para prevenir lo que ha pasado a GMAI y Afinsa, creo firmemente que algunas empresas se beneficiarán de un segmento moralmente y éticamente corrupto de nuestros medios de comunicación lo cual tendrá como resultado la destrucción de muchas compañías, individuos y sueños empresariales.

×