La Segunda Guerra Mundial.
(1939 – 1945)
La guerra Total.
¿Cuándo?, ¿Dónde?, ¿Cómo?
La política expansionista de la
Alemania nazi
La política expansionista de la
Alemania nazi
La política expansionista de la
Alemania nazi
El imperialismo (expansionismo)
japonés en Asia.
El imperialismo (expansionismo)
japonés en Asia.
El imperialismo (expansionismo)
japonés en Asia.
El surgimiento de los totalitarismos
¿Qué ocurre con las potencias
democráticas?
El Anschluss y el primer expansionismo
nazi. .
La población austríaca era, como la alemana, mayoritariamente germánica. Un...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Imperio Carolingio, Edad Media, Carlomagno

636 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
636
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Imperio Carolingio, Edad Media, Carlomagno

  1. 1. La Segunda Guerra Mundial. (1939 – 1945) La guerra Total.
  2. 2. ¿Cuándo?, ¿Dónde?, ¿Cómo?
  3. 3. La política expansionista de la Alemania nazi
  4. 4. La política expansionista de la Alemania nazi
  5. 5. La política expansionista de la Alemania nazi
  6. 6. El imperialismo (expansionismo) japonés en Asia.
  7. 7. El imperialismo (expansionismo) japonés en Asia.
  8. 8. El imperialismo (expansionismo) japonés en Asia.
  9. 9. El surgimiento de los totalitarismos
  10. 10. ¿Qué ocurre con las potencias democráticas?
  11. 11. El Anschluss y el primer expansionismo nazi. . La población austríaca era, como la alemana, mayoritariamente germánica. Una importante proporción de los ciudadanos, fundamentalmente los nazis austríacos, era favorable -desde una visión pangermanista- a la integración estatal con Alemania, lo cual llevó al dictador alemán a forjar la idea de una “Gran Alemania”. En ello pesaba sin duda la situación económica de Austria, todavía muy deteriorada por las repercusiones de la crisis de 1929, y que hacía que Alemania fuese vista por los austríacos como la posible solución a sus problemas. Hitler ya había intentado la anexión de Austria en 1934, cuando el primer ministro austríaco Dollfuss (de tendencia fascista) fue asesinado por los nazisalemanes que intentaron tomar el poder por la fuerza. El fracaso del golpe de estado y la determinante oposición de Benito Mussolini a la anexión que Alemania perseguía, hicieron fracasar los planes de Hitler. A partir de esa fecha la inestabilidad política de Austria fue creciendo, alentada por el propio Hitler. El nazismo austríaco proalemán animó a Hitler a presionar al primer ministro Schuschnigg para que consintiese el “Anschluss” (unión, reunión o anexión) del país. Ante tales amenazas, el canciller austríaco pidió ayuda a Francia y Gran Bretaña que, sin embargo, rehusaron intervenir. Para legitimar su postura, Schuschnigg convocó para el 13 de marzo de 1938 unreferéndum que expresara la posición de la población austríaca respecto al Anschluss. Hitler se opuso a tal plebiscito, dado que no deseaba correr el riesgo de un posible rechazo de los austríacos a la unión. El 12 de marzo de 1938 las tropas alemanas entraron en Austria. Para entonces el primer ministro austríaco Schuschnigg había presentado su dimisión y había sido sustituido por el pronazi Seyss-Inquart. Las tropas alemanas fueron recibidas con júbilo por la mayoría de la población austríaca. Así desaparecía la I República de Austria, surgida tras la I Guerra Mundial de la desmembración del otrora poderoso Imperio Austríaco. El país quedaba anexionado a Alemania con el nombre de “Marca Oriental”. Para legitimar la anexión, Hitler convocó un referéndum en abril de 1938, que arrojó unos resultados abrumadoramente favorables a la unión. La tibia oposición de las potencias vencedoras en la Gran Guerra(especialmente Reino Unido y Francia) que debían haber garantizado el cumplimiento de los acuerdos de Versalles respecto a Austria, estimularon la política expansionista de Hitler. El presidente checoslovaco Edvard Benes se sintió seriamente preocupado por los hechos, pues comprendía que su país era el siguiente en la lista de Hitler.

×