CREACIÓN, EVOLUCIÓN,DISEÑO INTELIGENTE.Lic. Néstor Martínez
TERMINOLOGÍAESENCIALo que algo es.Lo que hace que algo sea lo que es.“Quididad”: lo expresado en la definición.Considerada...
Distinción entre propiedades esenciales y propiedades accidentales,y entre cambios esenciales y cambios accidentales.1)   ...
El realismo filosófico sostiene que las esencias existen conindependencia de nuestro pensamiento, el nominalismo loniega.P...
Darwin es nominalista: “Especie es lo que un naturalistaclasifica como tal”.El problema de cómo existen las esencias es el...
FIJISMO:1) Las especies como tales no cambian, en todo caso son losindividuos los que pasan de una especie a otra, o tiene...
a. Lo contrario de esto es el MOVILISMO heraclitiano.Mañana los perros podrían ser reptiles, o lo pudieron haber sidoen el...
i. El “cambio de las especies” sólo es posible como pasajede un individuo determinado, de la especie A a la especie B, oco...
i.   Las especies son inmutables,no en el sentido de que un individuo no pueda absolutamentecambiar de especie,o de que no...
i. En el MOVILISMO, “todo cambia y nada permanece”(Heráclito).Al decir que las especies mismas cambian, no quedan puntosde...
1) La tesis que dice que las especies no descienden unas deotras afirma la INDEPENDENCIA de las especies.a. Lo contrario e...
EVOLUCIÓN:1) Las especies descienden unas de otras. Esto es laDESCENDENCIA.Lo contrario es la INDEPENDENCIA de las especie...
ii. Y en cada una de estas dos formas de la tesis de laINDEPENDENCIA de las especies, se pueden dar a su vezdos variantes ...
2)   Lo hacen gradualmente.     a. Lo opuesto de la gradualidad, en general, es elSALTACIONISMO.         b. La gradualidad...
a. La DESCENDENCIA no puede nunca ser gradual en elsentido de gradual entre A y No A, porque entre una esenciacualquiera, ...
a. Ese saltacionismo esencial, podrá ser gradual o no (en elsentido de “gradual entre A y B”). Igualmente, habrá unagradua...
a. Las posibilidades entonces, en la hipótesis de la“descendencia”, son:       i. Saltacionismo esencial gradual (entre A ...
3)   Los cambios son azarosos.a.   Lo contrario es el FINALISMO o TELEOLOGÍA.4) La SELECCIÓN NATURAL en principio podría f...
a. Incluso en teoría, la SELECCIÓN NATURAL seríacompatible con la TELEOLOGÍA, si el Creador diseñase tantoformas adaptadas...
CREACIÓN:1) Dios ha dado la existencia al mundo y luego ya no intervieneen él. DEÍSMO.2) Dios es Creador y Gobernador Prov...
4) Dios es el Creador y Gobernador Providente del mundo, ycada paso evolutivo supone una intervención divina especial,sobr...
La razón para afirmar una intervención sobrenatural de Dios encada pasaje de una especie inferior a otra superior, es que ...
FINALIDADGilson dice que hay que distinguir ante todo entre la finalidadinmanente que puede tener un ente, por ejemplo, un...
Sin duda, la Quinta Vía de Santo Tomás de Aquino parademostrar la existencia de Dios se apoya en la existencia de lafinali...
Eso nos deja con el problema de cómo definir, entonces, antetodo, la finalidad natural. Ahí aparece también el tema de qué...
Obviamente, todo esto presupone nuestra experiencia de obrar porfines, y sólo desde ella se puede entender.Aquí viene la a...
Dice Gilson en “De aristóteles a Darwin (y vuelta)”:“...es dudoso que los adversarios más decididos del finalismoconsigan ...
Ahora bien, ¿se puede sostener que esa finalidad inmanente a losseres vivos es un “mero hecho” resultante del azar?Ahí ent...
El azar puede, en teoría al menos, explicar el orden de los entesaccidentales, pero no el orden de los entes sustanciales,...
Dawkins está de acuerdo con nosotros en que la producción porazar de una estructura ordenada es altísimamente improbable. ...
¿Qué es lo que hace que la selección natural consiga ser una solución alproblema de la improbabilidad, mientras que tanto ...
O sea, que el orden, que es lo que aquí se designa bajo el nombrede lo “improbable”, no procede del azar, sino de la selec...
Dawkins responde que la selección natural puede hacer eso, si sela considera como acumulación progresiva de pequeñasselecc...
A lo cual respondemos, que de todos modos, los resultados deesas pequeñas modificaciones son ordenados, inteligibles yadap...
Por otra parte, es bien extraño eso que dice Dawkins,que el resultado final altamente improbable es frutode la acumulación...
¿O se dirá que la gran improbabilidad vaapareciendo gradualmente? Pero, según lo quedice Dawkins ¿existe esa gran improbab...
Algo semejante vemos en Lamarck, según nos informa Gilson:“Lamarck establece sin esfuerzo una mitad de su proposición:la a...
Como consecuencia inevitable, y sin embargo inesperada, eltransformismo de Lamarck acaba en un derroche de finalismo.A men...
AZAR:1)    Ausencia de causa.        a. Así se lo denomina a veces, pero parece claro que no eseso lo que quieren decir lo...
2)   Ausencia de finalidad.        a. Si se lo toma absolutamente, en la filosofíaaristotélica, esto equivaldría a ausenci...
3) Ausencia de finalidad, y por tanto, de causa “per se”, no decausa “per accidens”, en un contexto de causas “per se” yfi...
a. Es causa “per se”, entonces, cuando produce suefecto por aquello mismo que la hace ser eso que es. Así, elarquitecto es...
a. A su vez, lo que se añade al efecto, puede estar relacionadonecesariamente con el efecto, o no.        i. En el primer ...
a. En estos dos últimos casos, se cumple que la causa“no influye por su razón o naturaleza en el ser del efecto”, porqueen...
i. La causa “per se” tiende a su efecto como a un fin, lacausa “per accidens”, no.El efecto, en la causa “per se”, está pr...
a. Los dos primeros eventos tienen causa “per se”: elprimero, porque hay una finalidad intencional, disparar en aquelladir...
a. Eso no quiere decir que dadas las causas “peraccidens” necesarias, el efecto no se siga necesariamente deellas, sino qu...
a. Y sin embargo, la muerte de Pedro se siguenecesariamente del hecho de que el disparo haya partido endeterminado momento...
a. La expresión “necesidad natural” se puede entender en dossentidos:A) la causa produce el efecto que corresponde a su na...
Algunos sostienen que azar y diseño inteligente son compatibles,porque Dios ordena con su Providencia el azar de las causa...
Además, si absolutamente todo en la naturaleza fuese por azar,sólo la Causa Primera sería causa “per se”, y las causas nat...
La causa “per se” produce el efecto al cual estánaturalmente ordenada, pero eso ya implica la finalidad.Absolutizar la sel...
Las alternativas, entonces, son:1)    Hay esencias (realismo) o no hay esencias (nominalismo).2) Ateísmo o existencia de u...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Creación, evolución, diseño inteligente

1.248 visualizaciones

Publicado el

Análisis filosófico de varios conceptos fundamentales en el debate sobre la creación y la evolución: esencia, fijismo, evolución, creación y azar.

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.248
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Creación, evolución, diseño inteligente

  1. 1. CREACIÓN, EVOLUCIÓN,DISEÑO INTELIGENTE.Lic. Néstor Martínez
  2. 2. TERMINOLOGÍAESENCIALo que algo es.Lo que hace que algo sea lo que es.“Quididad”: lo expresado en la definición.Considerada como principio de operaciones: Naturaleza.En biología: Especie natural.
  3. 3. Distinción entre propiedades esenciales y propiedades accidentales,y entre cambios esenciales y cambios accidentales.1) Características necesarias. a. Primarias: Notas esenciales. Ej: “Animal racional”. b. Derivadas: Propiedades. Ej: “Capaz de reír”.2) Características contingentes: Notas accidentales. Ej: “Sentado”.Las especies naturales se caracterizan por el hecho de que nopueden cruzarse con miembros de otra especie de modo que laprole sea fecunda.
  4. 4. El realismo filosófico sostiene que las esencias existen conindependencia de nuestro pensamiento, el nominalismo loniega.Para el nominalismo no hay esencias, sólo individuos. No haydistinción entre propiedades esenciales y propiedadesaccidentales. Todo es accidental. Por eso se puede pasargradualmente de una cosa a cualquier otra cosa. Nada es fijo opermanente. Nada es necesario, todo es contingente. En elfondo: no hay ser, sino sólo devenir. No hay deber ser, sinosólo hechos. No hay finalidad, sino solamente azar.
  5. 5. Darwin es nominalista: “Especie es lo que un naturalistaclasifica como tal”.El problema de cómo existen las esencias es el tema dediscusión entre el realismo moderado y el realismo exagerado,pero no puede oscurecer el hecho de que hay esencias.Hay naturalezas y por tanto hay especies esencialmentedistintas unas de otras.
  6. 6. FIJISMO:1) Las especies como tales no cambian, en todo caso son losindividuos los que pasan de una especie a otra, o tienendescendencia de otra especie. Es la postura filosófica REALISTA.a. Por ejemplo, el perro nunca va a ser otra cosa que un animalmamífero carnívoro de cuatro patas, etc.b. Entre una esencia y otra que no sea la primera, no hay formasintermedias, por el principio de tercero excluido. “Las esencias delas cosas son como los números: la adición y la sustracción cambianla especie”.En una serie de seres de distinta naturaleza, que proceden unos deotros, es arbitrario designar a algunos de ellos como “formasintermedias”.
  7. 7. a. Lo contrario de esto es el MOVILISMO heraclitiano.Mañana los perros podrían ser reptiles, o lo pudieron haber sidoen el pasado. i. Lo que pasa es que en el movilismo, en realidad, nohay especies. ii. El cambio es el pasaje de A a B, en el sentido de quealgo que era A, ahora es B.Por eso mismo, A y B no cambian. Lo que cambia es ese “algo”,que es sujeto de A o de B.
  8. 8. i. El “cambio de las especies” sólo es posible como pasajede un individuo determinado, de la especie A a la especie B, ocomo nacimiento de un individuo de la especie B, a partir deotro de la especie A.En ambos casos los que cambian son los individuos, no lasespecies; en el segundo caso, el cambio consiste en que unindividuo comienza a existir dentro de una especiedeterminada.
  9. 9. i. Las especies son inmutables,no en el sentido de que un individuo no pueda absolutamentecambiar de especie,o de que no puedan individuos de una especie proceder deindividuos de otra especie,sino en el sentido de que “ser de la especie A” es eternamentedistinto de “ser de una especie No A”,y de que todo individuo existente, o es de la especie A o es deuna especie No A.
  10. 10. i. En el MOVILISMO, “todo cambia y nada permanece”(Heráclito).Al decir que las especies mismas cambian, no quedan puntosde partida y de llegada del cambio, que no cambian, yentonces, todo cambia. No hay esencias inmutables de lascosas.ii. Por lo mismo, los únicos cambios posibles sonaccidentales (porque no hay esencias).Lo cual es otro absurdo, porque el accidente no tiene sentidosino por relación a la esencia o sustancia.
  11. 11. 1) La tesis que dice que las especies no descienden unas deotras afirma la INDEPENDENCIA de las especies.a. Lo contrario es la DESCENDENCIA de las especies unasde otras.Lo malo del uso habitual del término “fijismo” es que le da uncarácter peyorativo a algo que es fundamental: la inmutabilidadde las esencias.
  12. 12. EVOLUCIÓN:1) Las especies descienden unas de otras. Esto es laDESCENDENCIA.Lo contrario es la INDEPENDENCIA de las especies. i. A su vez la INDEPENDENCIA de las especies puedeser de dos formas: 1. Con un ORIGEN SIMULTÁNEO de todas lasespecies. 2. Con APARICIÓN SUCESIVA de las distintasespecies a lo largo del tiempo.
  13. 13. ii. Y en cada una de estas dos formas de la tesis de laINDEPENDENCIA de las especies, se pueden dar a su vezdos variantes más: 1. Cada nueva especie viene a la existencia por unACTO CREADOR SOBRENATURAL. 2. Cada nueva especie viene a la existencia porGENERACIÓN ESPONTÁNEA a partir de la materiainanimada.
  14. 14. 2) Lo hacen gradualmente. a. Lo opuesto de la gradualidad, en general, es elSALTACIONISMO. b. La gradualidad puede tomarse entre A y No A, o entre A y B. En elprimer sentido, no es posible la gradualidad, ni a nivel esencial ni a nivelaccidental. En el segundo sentido, sí lo es. c. La “gradualidad entre A y B”, aquí, quiere decir que entre A y B seubica C, por ejemplo, que es bastante parecido tanto a A como a B, sin seridéntico a ninguno de los dos. O sea, que la descendencia tiene lugar entreespecies muy semejantes entre sí, de modo que el proceso general tiene el aspectode un proceso gradual. d. La falta de esta gradualidad, por tanto, quiere decir que entre laespecie madre y la especie hija hay diferencias grandes.
  15. 15. a. La DESCENDENCIA no puede nunca ser gradual en elsentido de gradual entre A y No A, porque entre una esenciacualquiera, y cualquier otra esencia que no sea ella, no hay otraposibilidad (principio de tercero excluido) y por tanto no puedehaber grados.b. Esto quiere decir, que dos seres vivos cualesquiera, o son dela misma especie, o son de especie distinta. Ninguno de ellospertenece, en este sentido, a una “forma intermedia”.c. Siempre que haya descendencia, por tanto, va a habersaltacionismo en lo esencial. Es decir, no puede haber gradualidadentre A y No A, ni a nivel esencial, ni a nivel accidental, salvo en elplano cuantitativo, en el sentido de que gradualmente se llega, porejemplo, a 9, desde lo que no es 9 (ej: 5,6,7,8). Pero el planocuantitativo es accidental.
  16. 16. a. Ese saltacionismo esencial, podrá ser gradual o no (en elsentido de “gradual entre A y B”). Igualmente, habrá unagradualidad fenoménica (entre A y B, siempre) o no.Esta gradualidad fenoménica consiste, en esta hipótesis, en unaserie de cambios accidentales que preparan o siguen a un cambioesencial.
  17. 17. a. Las posibilidades entonces, en la hipótesis de la“descendencia”, son: i. Saltacionismo esencial gradual (entre A y B), congradualidad fenoménica, accidental. Éste podría ser registradoempíricamente como “evolución gradual”. ii. Saltacionismo esencial gradual (entre A y B), singradualidad fenoménica, accidental. Éste, empíricamenteconsiderado, podría ser visto como un “evolución gradual”. iii. Saltacionismo esencial no gradual ( tampoco entreA y B). Aquí no es posible la gradualidad fenoménica, accidental.Sería simplemente un “saltacionismo” desde el punto de vistaempírico.
  18. 18. 3) Los cambios son azarosos.a. Lo contrario es el FINALISMO o TELEOLOGÍA.4) La SELECCIÓN NATURAL en principio podría funcionaren cualquier forma de teoría de la DESCENDENCIA de lasespecies.a. En una versión SALTACIONISTA, se podría pensar quesúbitamente surgen nuevas especies, algunas adaptadas al medio,otras no, que son seleccionadas naturalmente por eso mismo.b. En una versión GRADUALISTA, habría una serie gradual decambios pequeños, que serían en cada caso favorables odesfavorables, y la selección natural iría favoreciendoacumulativamente los favorables.
  19. 19. a. Incluso en teoría, la SELECCIÓN NATURAL seríacompatible con la TELEOLOGÍA, si el Creador diseñase tantoformas adaptadas al medio, como inadaptadas, y dejase luego queel medio ambiente y la lucha por la vida seleccionasen las que sonadaptadas.b. Pero es pensable también que si hay TELEOLOGÍA, elCreador diseñe solamente formas adaptadas (en forma gradual osaltacionista). En ese caso, no habría selección natural.c. Por el contrario, si partimos del AZAR, entonces (en lahipótesis de la descendencia) parece obligatoria la intervención dela SELECCIÓN NATURAL. Porque el azar lógicamente dará lugartanto a formas adaptadas como inadaptadas. Tanto en la versiónGRADUALISTA como en la SALTACIONISTA.
  20. 20. CREACIÓN:1) Dios ha dado la existencia al mundo y luego ya no intervieneen él. DEÍSMO.2) Dios es Creador y Gobernador Providente del mundo, pero laevolución de las especies se debe puramente al azar, a nivel de lascausas segundas, sin intervención especial de Dios. TEÍSMODARWINISTA.3) Dios es el Creador y Gobernador Providente del mundo, perola descendencia de las especies no se debe al azar, sino a las leyesnaturales y por causas naturales. TEÍSMO DESCENDENTISTANATURALISTA.
  21. 21. 4) Dios es el Creador y Gobernador Providente del mundo, ycada paso evolutivo supone una intervención divina especial,sobrenatural. TEÍSMO DESCENDENTISTASOBRENATURALISTA.5) Dios es Creador y Gobernador, y las especies no procedenunas de otras. TEÍSMO INDEPENDENTISTA. A lo queusualmente se suele llamar “FIJISMO” (ver arriba).a. Esto a su vez, por lo dicho arriba, tiene varias posibilidades: i. Creación simultánea de todas las especies independientes entre sí. ii. Creación sucesiva de todas las especies independientes entre sí. 1. En 6 días. 2. En 6.000 años. 3. A lo largo de muy grandes períodos de tiempo.
  22. 22. La razón para afirmar una intervención sobrenatural de Dios encada pasaje de una especie inferior a otra superior, es que losuperior no puede explicarse completamente por lo inferior.“A” es superior a “B” porque tiene un “plus” respecto de B, y esoquiere decir, que tiene algo que B no tiene. Pero entonces, B nopuede dárselo.Incluso aunque B esté “en potencia” para ese “plus”, de todosmodos no puede por sí solo pasar a estar “en acto”, porque el actotambién es más que la potencia.Hace falta por tanto una causa que tenga al menos tanta perfeccióncomo el efecto que se quiere lograr. Mirando a la evolución en suconjunto, se la entiende si al comienzo de todo está Dios, SerPerfectísimo; no se la entiende si al comienzo de todo estásolamente la materia inanimada, que es lo menos perfecto de todo.
  23. 23. FINALIDADGilson dice que hay que distinguir ante todo entre la finalidadinmanente que puede tener un ente, por ejemplo, un ser vivo, y laexplicación de esa finalidad mediante una inteligenciaordenadora.“El filósofo de la naturaleza invoca la finalidad para explicar laestructura de un ser vivo; el metafísico invoca la existencia deDios para explicar la finalidad; son dos problemas diferentes, eincluso distintos. El primero sólo permite plantear el segundopero carece de competencia para resolverlo.”
  24. 24. Sin duda, la Quinta Vía de Santo Tomás de Aquino parademostrar la existencia de Dios se apoya en la existencia de lafinalidad natural, y eso quiere decir dos cosas:1) que una cosa es la existencia de Dios y otra la existencia deuna finalidad natural, pues de lo contrario no podría haberpasaje argumentativo de una a la otra.2) que primero ha de ser conocida la finalidad natural parapoder demostrar a partir de ella la existencia de Dios, y quepor tanto, ese procedimiento sólo puede ser válido a condiciónde que la finalidad natural pueda ser conocida sin referenciaalguna a la existencia de Dios. Porque de lo contrario seestaría argumentando en círculo.
  25. 25. Eso nos deja con el problema de cómo definir, entonces, antetodo, la finalidad natural. Ahí aparece también el tema de qué seentiende por “diseño”.Decimos que hay finalidad natural en un ente cuanto susactividades se ordenan naturalmente a un fin determinado.Un fin es un determinado bien, al cual tiende el apetito de un ente,y por tanto, también, su actividad.Y un bien, es siempre alguna perfección que el agente consiguemediante su acción.La causa final, según Aristóteles, es “aquello en vista de lo que”se hace algo.
  26. 26. Obviamente, todo esto presupone nuestra experiencia de obrar porfines, y sólo desde ella se puede entender.Aquí viene la acusación clásica de “antropomorfismo”: quenosotros obremos por fines no quiere decir que la naturaleza lohaga. Pero no se trata de eso. Se trata más bien de si la conexiónmedio-fin que nosotros contemplamos en los productos de nuestraactividad desde dentro y desde su causa, que es nuestra mismainteligencia, no se da también en la naturaleza, con independenciade nosotros y de nuestra inteligencia.Y es evidente que sí. La estructura del ojo y la visión seencuentran en la relación que hay entre un medio orientado aun fin, y el fin en cuestión.Eso es un hecho, no una teoría, ni una explicación. La explicaciónes asunto de la filosofía.
  27. 27. Dice Gilson en “De aristóteles a Darwin (y vuelta)”:“...es dudoso que los adversarios más decididos del finalismoconsigan eliminarlo de su espíritu. (...) es difícil hablar de funciónde un órgano o de un tejido sin rozar peligrosamente la noción deuna finalidad natural. Decir de una máquina o de un accesoriomecánico que funcionan o que “marchan” implica la noción deque funcionan como deben funcionar y como se había previsto quefuncionaran. (...) Igualmente en biología, y especialmente enmedicina, un corazón enfermo es un corazón que no funcionacomo debería hacerlo.”[1][1] GILSON, Étienne, De Aristóteles a Darwin (y vuelta),EUNSA, Pamplona, 1976, p. 43.
  28. 28. Ahora bien, ¿se puede sostener que esa finalidad inmanente a losseres vivos es un “mero hecho” resultante del azar?Ahí entramos en la explicación de la finalidad. En ese sentido, enalgunos casos, la adaptación podría, teóricamente, surgir del azar.En efecto, un reloj podría surgir por azar. No esmetafísicamente imposible, no implica contradicción.Por supuesto, es absolutamente improbable.Pero eso es posible porque el reloj es un ente artificial, y comoya notó Aristóteles, los entes artificiales no tienen esencia onaturaleza, y por tanto, son entes puramente accidentales, encuanto tales.
  29. 29. El azar puede, en teoría al menos, explicar el orden de los entesaccidentales, pero no el orden de los entes sustanciales, porejemplo, los seres vivos.En efecto, la unidad del ser vivo no es accidental, es sustancial.Es decir, un ser vivo no es un conjunto ordenado de seres, sino unser, que presenta un orden interno.Por ejemplo, en el ser vivo cada órgano está internamente, en símismo, relacionado con todos los demás, lo que no sucede con laspiezas de una máquina, reunidas extrínsecamente por nuestrainteligencia.El azar puede reunir accidentalmente conjuntos de seres, pero nopuede producir un ser sustancial, eso va contra la noción mismadel azar, que implica la accidentalidad.
  30. 30. Dawkins está de acuerdo con nosotros en que la producción porazar de una estructura ordenada es altísimamente improbable. Perono por eso acepta que el origen probable del orden sea el diseñointeligente.Dice Dawkins:“No; efectivamente, la casualidad no es el diseñador probable. Estoes algo sobre lo que todos estamos de acuerdo. La improbabilidadestadística de fenómenos tales como el esqueleto de la Euplectellaes el problema central que cualquier teoría sobre la vida deberesolver. Cuanto mayor es la improbabilidad estadística, menosplausible es la casualidad como solución: esto es lo que significaimprobable. Pero las candidatas a soluciones del acertijo de laimprobabilidad no son, como falsamente está implícito, el diseño yla casualidad. Hay diseño y selección natural.”
  31. 31. ¿Qué es lo que hace que la selección natural consiga ser una solución alproblema de la improbabilidad, mientras que tanto la casualidad como eldiseño fracasen en la parrilla de salida? La respuesta es que la selecciónnatural es un proceso acumulativo, que divide el problema de laimprobabilidad en partes más pequeñas. Cada una de esas pequeñaspiezas es ligeramente improbable, aunque no tan prohibitivamente.Cuando se comparan en series grandes números de esos eventosligeramente improbables, el producto final de esa acumulación es, enefecto, muy improbable, lo suficientemente improbable como para estarmás allá del alcance de la casualidad. Son esos productos finales losque conforman el objeto del reciclado y aburrido argumento creacionista.El creacionista pierde completamente el norte porque él (las mujeres nodeberían por una vez pensar que están excluidas por el pronombre) insisteen tratar el origen de la improbabilidad estadística como un eventosingular. No entiende el poder de la acumulación.”[1][1] DAWKINS, Richard, El espejismo de Dios, 2006. Subrayado nuestro.
  32. 32. O sea, que el orden, que es lo que aquí se designa bajo el nombrede lo “improbable”, no procede del azar, sino de la selecciónnatural.A esto se responde dos cosas:1) En primer lugar, ya vimos que el azar explica el ordenaccidental, pero no puede explicar el orden sustancial, que es elpropio de los seres vivos.2) En segundo lugar, la selección natural no produce nada,solamente elimina. El orden tiene que estar ya producidopara que la selección natural lo seleccione. Es decir, elorganismo tiene que estar ya “adaptado”.
  33. 33. Dawkins responde que la selección natural puede hacer eso, si sela considera como acumulación progresiva de pequeñasselecciones parciales. Las pequeñas modificaciones no son tanimprobables como el organismo completo, y éste surge de laacumulación sucesiva de las mismas.“Improbabilidad” aquí es sinónimo de “orden”.Lo que esimprobable es que el orden surja del azar. Esto querría decir quelas pequeñas modificaciones no son tan ordenadas, tanadaptadas e inteligibles como el organismo final resultante de suacumulación sucesiva.
  34. 34. A lo cual respondemos, que de todos modos, los resultados deesas pequeñas modificaciones son ordenados, inteligibles yadaptados, si no, no serían seleccionables y seleccionados. Laselección natural sigue presuponiendo el orden, no creándolo.Y el hecho de que la selección sea acumulativa y progresivano cambia nada. Cada paso de ese proceso supone la previaexistencia de un orden nuevo que no es fruto de la selecciónnatural.
  35. 35. Por otra parte, es bien extraño eso que dice Dawkins,que el resultado final altamente improbable es frutode la acumulación de muchos resultados intermediosmucho menos improbables.La gran improbabilidad, según esto, aparecería, da laimpresión, solamente al final. ¿No quiere decir esoque el último pequeño paso es a la vez pocoimprobable y altamente improbable?
  36. 36. ¿O se dirá que la gran improbabilidad vaapareciendo gradualmente? Pero, según lo quedice Dawkins ¿existe esa gran improbabilidadantes del fin del proceso acumulativo?En todo caso, en un proceso de aumento gradualde improbabilidad ¿no hay que reconocer que elresultado de cada paso adelante es cada vezmenos probable ?Y eso nos lleva de nuevo a que el ultimo paso, sinel cual la cosa no existe tal como la conocemos, esaltísimamente improbable.
  37. 37. Algo semejante vemos en Lamarck, según nos informa Gilson:“Lamarck establece sin esfuerzo una mitad de su proposición:la ausencia prolongada de ejercicio de un órgano comporta suatrofia; la evidencia de esta proposición le oculta la inevidenciade su contrapartida positiva: la necesidad de poseer unórgano acaba dándole origen. (...) cuando se intentacomprender la relación que hay entre la existencia de losórganos y la de las necesidades que éstos satisfacen, no se hacepie.
  38. 38. Como consecuencia inevitable, y sin embargo inesperada, eltransformismo de Lamarck acaba en un derroche de finalismo.A menos que se sustantifiquen las necesidades para hacer deellas causas eficientes, cosa que Lamarck se niega expresamentea hacer, queda establecido que los órganos naturales nacen,crecen y se forman ellos mismos a fin de satisfacer lasnecesidades del organismo. Que un órgano sea fortalecido porel ejercicio, se comprende, y, de cualquier manera, se ve; peroque un órgano nazca, simplemente, porque el cuerpo vivotenga necesidad de tenerlo, es una operación cuasi-mágica.”[1][1] Op. Cit. GILSON, pp. 106 – 107.
  39. 39. AZAR:1) Ausencia de causa. a. Así se lo denomina a veces, pero parece claro que no eseso lo que quieren decir los que recurren a explicaciones basadas enel azar. Algunos, por entenderlo así, niegan que haya azar:“Philosophers have often considered the question as to whether there is anygenuine chance in the universe (leaving out for the moment human free will (...)).The first point to consider here is the laws of physics. We know from our work inscience that there are “regularities” that occur in nature, empirically detectablepatterns in how nature behaves. (…) whenever anything happens in theuniverse, there is a cause of it, and the cause operates according to, or obeys, orcan be explained in terms of, the laws of science (…) Did the chimps’ food sourceoccur by chance or it was caused? It was caused.” [1][1] SWEETMAN, Brendan, “Evolution, Chance and Necessity in the Universe”,Revista Portuguesa de Filosofía, 66, (2010), 4, pp. 901 – 903. Subrayado nuestro.
  40. 40. 2) Ausencia de finalidad. a. Si se lo toma absolutamente, en la filosofíaaristotélica, esto equivaldría a ausencia de causa, pues todaslas otras causas dependen de la causa final. b. En una filosofía mecanicista se parte de la base deque hay causas eficientes y no hay causas finales. No es unconcepto válido de “azar”.
  41. 41. 3) Ausencia de finalidad, y por tanto, de causa “per se”, no decausa “per accidens”, en un contexto de causas “per se” yfinalidad. a. En la filosofía de Aristóteles y Santo Tomás,(Sententia Metaphysicae, lib. 5 l. 3 n. 13 ; De malo, q. 1 a. 3 co.)la causa puede ser “per se” o “per accidens”.“La causa “per se” es aquella que por su misma razón onaturaleza produce el efecto, así el arquitecto es causa “per se”de la casa. Causa “per accidens” es todo lo que se une de hechocon la causa “per se”, pero no influye por su razón onaturaleza en el ser del efecto. Así, si el arquitecto también esmúsico, se dice que el músico causa “per accidens” la casa,porque no es como músico que edifica la casa.” (DEZZA, p. 208)
  42. 42. a. Es causa “per se”, entonces, cuando produce suefecto por aquello mismo que la hace ser eso que es. Así, elarquitecto es causa de la casa. b. Es causa “per accidens”, cuando se la considerasegún algo que va unido a ella o al efecto, pero que no producecomo tal el efecto, en el primer caso, o no es el aspecto bajo elcual el efecto es producido por la causa, o es lo único producidodirectamente por la causa, en el segundo. i. Así, si el arquitecto es también músico, elmúsico construye la casa, y si la casa es también un hotel, elarquitecto construye el hotel.
  43. 43. a. A su vez, lo que se añade al efecto, puede estar relacionadonecesariamente con el efecto, o no. i. En el primer caso, tenemos la remoción de losobstáculos que impiden un efecto dado. Sin ella, el efecto encuestión no es posible. Lo que la causa produce directamente aquíno es el efecto, sino la remoción del obstáculo, de la cual se sigueel efecto en cuestión. ii. En el segundo caso, tenemos lo que va unido sóloraras veces al efecto, o lo que sólo se une con el efecto por unaoperación de nuestra mente. iii. Ejemplo de lo primero son todos los casos deAZAR, por ejemplo, que al cavar un foso se encuentre sinquererlo un tesoro.
  44. 44. a. En estos dos últimos casos, se cumple que la causa“no influye por su razón o naturaleza en el ser del efecto”, porqueen el caso de la remoción de los obstáculos, en lo que influye porsu razón o naturaleza es en la remoción del obstáculo, no en elefecto que se sigue de ella; y en el caso del AZAR, en lo que lacausa influye por su razón o naturaleza no es en aquello que vaaccidentalmente unido al efecto propio de la causa. b. El AZAR, entonces, es un caso de causalidad “peraccidens”, cuando algo se une accidentalmente al efectoproducido por la causa, de modo contingente y real.En ese caso, decimos que este aspecto accidentalmente unido alefecto “per se” de la causa, tiene causa “per accidens”.
  45. 45. i. La causa “per se” tiende a su efecto como a un fin, lacausa “per accidens”, no.El efecto, en la causa “per se”, está predefinido en la naturaleza de lacausa. ii. La causa “per se” produce necesariamente su efecto,es decir, siempre o en la mayoría de los casos, la causa “peraccidens”, contingentemente, o sea, pocas veces.Por ejemplo, si dos amigos van a cazar y accidentalmente, sin querer, sin darsecuenta, uno mata al otro de un tiro, ahí tenemos causalidad “per se” intencional,en el hecho de que se hace el disparo en determinada dirección intencionalmente(sin saber, claro, que en esa dirección justamente se encuentra el amigo),causalidad “per se” natural, en el hecho de que la bala tiene tales y tales efectossobre el organismo del otro, y azar, o causalidad “per accidens”, o azar, en elhecho de que sea el otro el que ha sido alcanzado por la bala.
  46. 46. a. Los dos primeros eventos tienen causa “per se”: elprimero, porque hay una finalidad intencional, disparar en aquelladirección; el segundo, porque el proyectil hace aquello que lecorresponde por su naturaleza. Ésta determina ciertos efectos y nootros, y en se sentido, tiende a ellos. b. El tercero tiene causa “per accidens”, porque ningunafinalidad apunta a que el amigo en cuestión sea muerto, pero esclaro que su muerte se debe a algo específico: a que fue alcanzadopor esa bala.Las causas “per se” producen su efecto necesariamente, connecesidad que deriva de la naturaleza misma de estas causas;por eso, lo producen siempre o en la mayoría de los casos, lascausas “per accidens” producen su efecto contingentemente, y poreso, sólo en raras ocasiones.
  47. 47. a. Eso no quiere decir que dadas las causas “peraccidens” necesarias, el efecto no se siga necesariamente deellas, sino que esa necesidad no se basa en la naturaleza de ningúnente, sino solamente en el encuentro fortuito de ciertasnaturalezas. b. Por ejemplo, que la bala destruya tejidos y mate a unser vivo, no se basa simplemente en un encuentro casual, sino enla naturaleza de la bala y de los seres vivos, pero que la bala matea Pedro no se basa en la naturaleza del disparo ni de la bala, ni enla de Pedro, sino en la circunstancia fortuita de que todo eso sedio juntamente de cierto modo. c. En ese sentido, la relación entre el balazo y la muertede Pedro es contingente, y por tanto, accidental.
  48. 48. a. Y sin embargo, la muerte de Pedro se siguenecesariamente del hecho de que el disparo haya partido endeterminado momento, en determinada dirección, y condeterminada velocidad, y de que Pedro haya estado endeterminado lugar en determinado momento. b. La primera es una necesidad basada ennaturalezas, la segunda es una necesidad basada en hechossingulares y contingentes. c. Así se puede conciliar azar y determinismo, porquees claro que dado los antecedentes, a saber, que se dispara en esadirección y que justo en ese lugar, y en ese momento, está situadoel amigo, se sigue necesariamente la muerte del amigo.
  49. 49. a. La expresión “necesidad natural” se puede entender en dossentidos:A) la causa produce el efecto que corresponde a su naturaleza, alcual por tanto tiende, y al que produce necesariamente.B) De hecho, ciertos efectos se siguen necesariamente de ciertosantecedentes dados en la realidad, según las leyes naturales, pero noderivan de la naturaleza misma de ningún agente, sino más bien delencuentro contingente de determinados agentes, cada uno dotado desu propia necesidad natural.b. En el primer caso estamos hablando de causas “per se”; en el segundo, decausas “per accidens”.c. Por donde se ve que la necesidad natural, si se la toma en el segundosentido, no implica siempre la finalidad, pero la implica al menos en su base, esdecir, en las causas “per se” que necesariamente se tienen que dar para que hayauna causa “per accidens”.
  50. 50. Algunos sostienen que azar y diseño inteligente son compatibles,porque Dios ordena con su Providencia el azar de las causassegundas.Para Santo Tomás, el azar existe solamente por relación a lascausas segundas, no por relación a la Causa Primera: para Dios nopuede haber nada fortuito.Según esto, sería posible un mundo en el que hay un diseñointeligente procedente de la Causa Primera, mientras que anivel de las causas segundas casi todo sería por azar.Decimos “casi todo”, porque al menos debe haber partículaselementales que ya no sean una reunión azarosa de otraspartículas, de lo contrario, se retrocede al infinito.
  51. 51. Además, si absolutamente todo en la naturaleza fuese por azar,sólo la Causa Primera sería causa “per se”, y las causas naturalesserían todas “per accidens”, eso equivale a destruir la ideamisma de “naturaleza”.Como ya hemos dicho, el ser vivo no es una reunión accidentalde elementos, porque no es algo accidental, sino natural, yporque tiene unidad sustancial y no solamente accidental.En un mundo como el que contemplamos en esta hipótesis, portanto, podría haber artefactos, hechos por Dios, pero no seresvivos.
  52. 52. La causa “per se” produce el efecto al cual estánaturalmente ordenada, pero eso ya implica la finalidad.Absolutizar la selección natural, entonces, es negar laCreación, porque no es posible una naturaleza que consistasolamente en accidentes.
  53. 53. Las alternativas, entonces, son:1) Hay esencias (realismo) o no hay esencias (nominalismo).2) Ateísmo o existencia de un Ser Supremo distinto del hombre.3) Deísmo o Teísmo.4) Descendencia o independencia de las especies.5) Independencia con origen simultáneo de todas las especies, o con origensucesivo de las mismas.6) Descendencia gradual (entre A y No A) o saltacionismo, en lo esencial.7) Saltacionismo esencial gradual (entre A y B) o discontinuo.8) Descendencia gradual, o no, en lo accidental.9) Azar o finalidad.10) Selección natural o no.11) Descendencia por causas puramente naturales, o sobrenaturales.En principio serían 2.048 combinaciones posibles que darían comoresultado igual número de teorías diferentes... Obviamente, muchasde ellas serían inmediatamente contradictorias, como el “ateísmoteísta”.

×