Vista previa con número de páginas limitada
Al b a Ch oq u e Por r asLA IMAGEN DEL FELINO EN EL  ARTE DEL ANTIGUO PERÚ                FUNDACIÓN                SAN MAR...
La Imagen del Felino en el Arte del Antiguo PerúLic. Alba Choque Porras1era. EdiciónNoviembre 2009Con el auspicio de la Fu...
Agradecimiento Especial                                       Sr. Giorgio Rietti                       Invest igador y Est...
SumarioPrologo                                                           11Int roducción                                  ...
El Felino, ser subt erráneo                                          64Felinos arco iris                                  ...
Prólogo   Las religiones prehispánicas mant uvieron como propósit o cent ral de sus rit os,incluso en su f ase de mayor de...
Al b a Ch oq u e Por r a s     Mediant e conj uros y acciones de magia, el hombre t enía la cert eza de quellegaba a manip...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úde la pieza de art e. También nos acerca a la f isonomía y comport am...
Introducción     La primera vez que escuché hablar sobre el f elino como una divinidad de losincas y del mundo andino f ue...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per ú  Es así como comienza est e camino por descubrir los mist erios ocul...
Al b a Ch oq u e Por r a sexpresión a base de líneas y f iguras geomét ricas la f igura del f elino, como ocurrióen el art...
I PARTELA PRESENCIA DEL FELINO EN     EL ANTIGUO PERÚ
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úEl felino en la religión del Antiguo Perú                            ...
Al b a Ch oq u e Por r a sUna religión totémica     El result ado es el inicio de una religiónt ot émica híbrida de animal...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úacapare gran part e de las imágenes del art e del Perú Ant iguo, hay ...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úMoche. Felinos voladores, las alas son spondylus.   Tam bor Nasca. Ch...
Al b a Ch oq u e Por r a sart ef act os, creándose una división social del t rabaj o, y de los servicios. Es decir, laexis...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per ú      4.      Post eriores ensayos hast a llegar al diseño f inal o r...
Al b a Ch oq u e Por r a sLa deidad felina     Los grandes f elinos del área andina, especialment e el j aguar y el puma, ...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úsido element os didáct icos de la observación para el hombre del Ant ...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úEl felino que se convierte en Sol     A lo largo de la iconograf ía d...
Al b a Ch oq u e Por r a sel mundo inf rahumano, lo que viene de baj o la t ierra que genera nuevos f rut os yvida. El j a...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úcual podía verse la f igura de un indio, que era la imagen del Sol qu...
Al b a Ch oq u e Por r a spect oral de pecho, de 13. 3 cm de alt ura, la cual hoy se encuent ra en el Museo               ...
II PARTEANÁLISIS ICONOGRÁFICO DE  LA IMAGEN DEL FELINO
Lucha entre un cham án y la deidad felina por el control de las fuerzas de la naturaleza. El cham án porta representacione...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úRepresentaciones del Felino en las culturas del Antiguo Perú    Por m...
Al b a Ch oq u e Por r a sLas primeras manifestaciones del Felino                                                         ...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per ú    El pet roglif o de Chect a que analizamos aquí es la represent ac...
Al b a Ch oq u e Por r a sFelinos en la cerámica de Casma                                                                 ...
Fot os: Gi or g i o Ri et t iLOS FELINOS DE CUTIMBOA veint e minut os del sur de Puno, a 4 500 msnm, se hallaCut imbo, uno...
Al b a Ch oq u e Por r a sLos Incas adoraron también al felino        Los Incas t enían al f elino como su padref undador,...
La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úinf ormaciones et nológicas sobre la Amazonía indican una relación en...
Al b a Ch oq u e Por r a st ierra. Est e esf uerzo por imit ar el mundo sideral obedecía a la creencia de que laimit ación...
Al b a Ch oq u e Por r a sAnálisis Plástico de la figura del felino     Hemos vist o que la represent ación del f elino f ...
Al b a Ch oq u e Por r a s                                   A manera de conclusión     Como hemos vist o, la f igura del ...
Bibliograf íaACEVEDO, Ricardo. “ El dios más ant iguo de América, t ambién, f ue adorado en Chileprecolombino” . En: La Te...
Libro La Imagen del Felino en el Arte del Antiguo Peru - Alba choque porras
Libro La Imagen del Felino en el Arte del Antiguo Peru - Alba choque porras
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Libro La Imagen del Felino en el Arte del Antiguo Peru - Alba choque porras

1.659 visualizaciones

Publicado el

La Imagen del Felino en el Arte del Antiguo Perú es un libro que analiza una parte de la historia del arte peruano, el del Antiguo Perú; teniendo como fin demostrar que la imagen del felino estuvo presente como divinidad propia y como fusión con otras deidades desde tiempos inmemoriales.

El felino fue símbolo de poder, vinculado a la fertilidad, ancestro totémico, dios benefactor y castigador según su control de las fuerzas de la naturaleza. El antiguo peruano analizó su comportamiento y trató de imitarlo como su alter ego. Todo ello se trasladó y quedó reflejado en el arte. El felino fue una de las deidades principales del repertorio religioso andino, en el cual también se hallaban el Sol, la Pachamama o diosa tierra, la serpiente y el cóndor. Las diversas investigaciones señalan cada vez más una ampliación hacia una religión politeísta de varias divinidades en el Antiguo Perú, donde un ser sobrenatural felino llamado Choquechinchay, Qhoa, Illapa u Ozcollo marcó con su presencia el imaginario magico-religioso del hombre andino.

Temas: El Felino en la Religión del Antiguo Perú, el felino y el culto al agua, el artista andino y la creación, la deidad felina, el felino que se convierte en sol, felino solar , las primeras manifestaciones del felino, los felinos de Cutimbo, análisis iconográfico de la figura del felino, felinos arcoiris, arquitectura con felinos, análisis plástico de la figura del felino y mucho más.

Publicado en: Educación
2 comentarios
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.659
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
2
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Libro La Imagen del Felino en el Arte del Antiguo Peru - Alba choque porras

  1. 1. Vista previa con número de páginas limitada
  2. 2. Al b a Ch oq u e Por r asLA IMAGEN DEL FELINO EN EL ARTE DEL ANTIGUO PERÚ FUNDACIÓN SAN MARCOS
  3. 3. La Imagen del Felino en el Arte del Antiguo PerúLic. Alba Choque Porras1era. EdiciónNoviembre 2009Con el auspicio de la Fundación San Marcos FUNDACIÓN SAN MARCOSPara el Desarrollo de la Ciencia y la CulturaOrganización No Lucrat iva Con Personería De Derecho Privado Para El Desarrollo Cient íf icoY Cult ural De La Universidad Nacional Mayor De San Marcos Y De Ot ros Invest igadoresht t p: / / www. f undacionsanmarcos. edu. peht t p: / / f undacionsanmarcos. blogspot . comAv. Germán Amézaga s/ n. Edif icio de la Bibliot eca Cent ral. Segundo piso.Of icina 210. Ciudad Universit aria, Lima 1- Perú.Tel: 452-6053/ 6197000 (7655)Email: f undacionsm@unmsm. edu. peEdit ora: Fundación San MarcosCoordinación de la edición: Diego CánovasDiagramación y diseño del libro: Alba Choque PorrasCuidado lingüíst ico: Ursula VelezmoroFot ograf ía de carát ula y cont racarát ula: Pet er Isot alo.Imagen de f elino degollador, cult ura Moche, Museo Army de Est ocolmoFot ograf ías y dibuj os de int erior: Alba Choque Porras, Federico Kauf f mann Doig, Diego Cánovas, MarcoAnt onio Salazar, Gori Tumi Echevarría, César Ast uhuamán, Daniel Giannoni, Wilf redo Loayza, CiriloHuapaya, Pedro Roj as Ponce, Pablo Carrera, John Rowe, Enrique Vergara, Jill Seagard, Museo Larco,MNAAHP Museo Voelkerkunde, Museo Nacional de Sicán, Museo Nacional del Indio Americano, Evarist o ,Chumpit az, Crist óbal Campana, Inst it ut o de Art e de Chicago, Museo Et nológico Berlín-Dahlem,Giancarlo Ligabue, Giorgio Riet t i, Dorot hy Menzel.Hecho el Depósit o Legal en la Bibliot eca Nacional del Perú Nº 2009-14518ISBN:Impreso en Lima – PerúEn los Talleres Gráf icos de Alej os Ayast a Erika de LourdesRUC Nº: 10410710388Av. Bolivia Nro. 148 Int . 2122, Lima 1.© Alba Choque PorrasProhibida su reproducción parcial o t ot al sin la aut orización previa de la aut ora.Teléf onos: 4729150 / 997220376 / Email: bendecida2102 @gmail. com
  4. 4. Agradecimiento Especial Sr. Giorgio Rietti Invest igador y Est udioso de la Cult ura Peruana Dr. Federico Kauffmann Doig Arqueólogo e Hist oriadorMi agr adeci mi ent o especi al a l as per sonas e i nst i t uci ones que hi ci er on posi bl e con suapoyo, col abor aci ón y al i ent o l a pr esent e publ i caci ón:A l a Uni ver si dad Naci onal Mayor de San Mar cos, en l a f i gur a del señor r ect or doct or Lui sFer nando Izqui er do Vásquez; a l a Fundaci ón San Mar cos, doct or Fer nando QuevedoGanoza (pr esi dent e) y l i cenci ada El i zabet h Canal es Aybar (di r ect or a ej ecut i va); a l adecana de l a Facul t ad de Let r as y Ci enci as Humanas de l a UNMSM, doct or a Mar t haBar r i ga Tel l o; a mi s maest r os de l a Escuel a Académi co Pr of esi onal de Ar t e de l a UNMSM,magíst er Adel a Pi no, l i cenci ada Sar a Acevedo, l i cenci ada Hi l da Bar ent zen, l i cenci adaPat r i ci a Vict or i o, doct or a Nanda Leonar di ni , doct or Ri car do Est r abi di s, doct or Jai meMar i aza, ar qui t ect o Mar t ín Fabbr í, l i cenci ado Lui s Ramír ez, l i cenci ada Mi hael aRadul escu.A l os hi st or i ador es de ar t e; Raúl Ri ver a Escobar, Zoi l a Quevedo, Mar co Iván Cabr er a,Li di a Ascenci ón, Leopol do Li t uma y Di ego Cánovas. A l os ar queól ogos Gor i TumiEchevar r ía y César Ast uhuamán. A l os ar t i st as pl ást i cos; Abel Sal azar, Mi guel Br enner,Judi t h Ayal a, Mar co Ant oni o Sal azar y Román Al var ado Cano. Mi gr at i t ud por su apoyo aJanet Mont or o, Ur sul a Vel ezmor o, Jor ge Pi ment el , Dui l i o Gi annat t asi o, Toni Col l , Fel i pePachón, Juan Sánchez Casal l i gl l a, Andr é Mar t i n, Don Boswel l , Samuel Gómez, Kar l aVel ezmor o, Angél i ca Agui l ar, Ri car do Cuya, Denni s Sol or zano, Fabi ol a Concha. A mif ami l i a, mi s quer i dos padr es Aur el i o Choque y Gl adys Por r as, mi s her manas Janet h,Rosemar i e y Sophía.Al Museo Naci onal del Indi o Amer i cano (Washi ngt on), Museo Br ookl yn (Nueva Yor k),Museo Met r opol i t ano de Ar t e (Nueva Yor k), Museo de Amér i ca (Madr i d), Ar my Museum(Est ocol mo), Museo Ar queol ógi co Raf ael Lar co Her r er a, Museo Enr i co Pol i , MuseoNaci onal de Ar queol ogía, Ant r opol ogía e Hi st or i a del Per ú (MNAAHP), Museo Naci onal deChavín, Museo Ar queol ógi co José Cassi nel l i (Tr uj i l l o), Museo Inka (Cusco), MuseoNaci onal de Si cán (Lambayeque) , Museo de Si t i o Huaca El Dr agón (Tr uj i l l o), MuseoVoel ker kunde (Ber l ín), Inst it ut o de Art e de Chicago, Museo Et nológico Dahlem(Berlín).
  5. 5. SumarioPrologo 11Int roducción 13I PARTELA PRESENCIA DEL FELINO EN EL ANTIGUO PERÚ 17El f elino en la religión del Ant iguo Perú 19Una religión t ot émica 20El f elino y el cult o al agua 21La religión como cohesionador social 22La especialización del t rabaj o art íst ico 22El art ist a andino y la creación 24La deidad f elina 26Tipos de f elinos represent ados 27 El ot orongo o j aguar 27 El puma 28 El t igrillo 30 El gat o mont és andino 31Signif icado del t érmino ot orongo 31Choquechi nchay, el f elino de oro 32Cahua o Qoa 36Il l apa 36El f elino que se conviert e en Sol 39El Felino-Solar en la Placa de Echenique 41II PARTEANÁLISIS ICONOGRÁFICO DE LA IMAGEN DEL FELINO 43Represent aciones del Felino en las cult uras del Ant iguo Perú 45Las primeras manif est aciones del Felino 46El Felino en el art e del Periodo Format ivo 48Las cabezas cercenadas y el Felino 58Un Felino decapit ador 60Un Felino menos agresivo 62
  6. 6. El Felino, ser subt erráneo 64Felinos arco iris 66Paramonga 67Felinos en la cerámica de Casma 68Los f elinos de Cut imbo 69Los Incas adoraron t ambién al Felino 70Ancest ros y j aguares 70Ciudad con f orma de puma 71Pumas en Ollant ayt ambo 74Arquit ect ura con f elinos 74La Piedra de Saihuit e 75Felinos en el art e peruano de t ransición al art e virreinal 76El Felino símbolo del poder real 76De Felino Volador a Sant iago Mat aindios y arcángeles arcabuceros 78Análisis plást ico de la f igura del f elino 80 De la f iguración a la abst racción 80 El cuerpo de la deidad f elina 80 La cabeza 80 La boca 82 Las mandíbulas 82 El oj o 82 El cuerpo 84 La piel y manchas del f elino 84 La cola del f elino 84 Las garras del f elino 85Algunos t ipos de represent aciones plást icas del f elino 86 Sacerdot es y chamanes 86 Felinos voladores 86 Felinos nat uralist as 86 Felinos t ipo serpient e 87 Felinos t ipo arco iris 89A manera de conclusión 90Cuadro cronológico de las cult uras en el Ant iguo Perú 91Bibliograf ía 92
  7. 7. Prólogo Las religiones prehispánicas mant uvieron como propósit o cent ral de sus rit os,incluso en su f ase de mayor desarrollo económico-social, obt ener la prot ección delos poderes sobrenat urales para el logro de una adecuada producción dealiment os. Por eso los dioses supremos de la ant igüedad peruana f ueronbásicament e divinidades vinculadas al sust ent o: Il l apa el dios del agua yPachamama la diosa de la t ierra f ert ilizada por él . Est as dos deidades, f inalment e, cobran su verdadero sit ial en el universo delas invest igaciones hist óricas recient es, en est e caso la aut ora, la licenciada AlbaChoque Porras, ha seleccionado como ent e cent ral de la present e invest igación aQhoa, Choquechi nchay, Il l apa o como quiera que sea el nombre de la import ant edeidad f elina del Ant iguo Perú, que no debe considerarse como el product o de unaf ábula invent ada merament e para azuzar la imaginación o simplement e con mirasa ent ret ener a una población agraria, como f ue la sociedad andina. Por elcont rario, est imamos que la imagen del f elino represent a una af loración delpensamient o del hombre peruano, en respuest a a las caract eríst icas que exhibe lanat uraleza del t errit orio andino, hart o limit ado en t ierras apt as para el cult ivo ycast igado permanent ement e por inclemencias at mosf éricas devast adoras de loscampos, como son los periodos de sequía, los desbordes aluviales por excesopluvial o las granizadas que por igual dest ruyen las sement eras. Debo ponderar que paralelament e a la obligada puest a en práct ica de variadase ingeniosas t écnicas agrarias, el hombre andino, t ambién, debió realizar grandesavances en el campo de la religiosidad, para que, a modo de una “ t écnica agraria”más, y después que eran vanos sus esf uerzos de laboriosidad, est a sirviera deapoyo para producir los aliment os suf icient es demandados por la crecient epoblación. Aquí debe hallarse la respuest a a la acusada espirit ualidad quecaract eriza a la civilización peruana ancest ral, que de acuerdo con diversosest udios es la más ampulosa en cuant o a rit os y ceremonias. 11
  8. 8. Al b a Ch oq u e Por r a s Mediant e conj uros y acciones de magia, el hombre t enía la cert eza de quellegaba a manipular en su provecho aquel poder sobrenat ural del que dependíanlas t emidas cat ást rof es at mosf éricas, especialment e aquellas t raducidas ensequías prolongadas, que hacían peligrar la exist encia por f alt a de aliment os. Enest e cont ext o, y desde los albores mismos de la civilización ancest ral peruana,hace más de cuat ro mil años debió nacer el mit o del f elino volador, est e serf ant ást ico que es vist o t odavía hoy en el f irmament o por quienes t rabaj an lat ierra, que se eleva de los manant iales cuando el cielo se cubre de nubes y seproducen las t empest ades. Qhoa, el f elino volador, vendría a ser un acólit o de launa f uerza suprema que cont rolaba los f enómenos at mosf éricos, mat erializadoen los Apus. Las diversas manif est aciones art íst icas sirvieron para acercarnos a est epanorama; pero durant e décadas el est udio y las int erpret aciones de las f uent esdirect as dent ro del art e prehispánico est uvieron dirigidas solo por arqueólogos ehist oriadores de las Ciencias Sociales. La carencia de prof esionales dedicados a lahist oria del art e que abrazaran con sensat ez las manif est aciones de las art esperuanas ant iguas era evident e. Es ciert o que el t rabaj o de la arqueología y lahist oria del art e en el periodo del Ant iguo Perú se hallen est rechament evinculados, puest o que ambas dirigen su mirada al est udio de la pieza rit ual y a laint erpret ación iconográf ica de las mismas. Sin embargo, las miradas sondif erent es, los enf oques en t odo caso deben ser complement arios. La i magen del f el i no en el ar t e del Ant i guo Per ú , de la licenciada Alba ChoquePorras, marca por vez primera una mirada det enida y específ ica sobre est e sersobrenat ural vinculado al cult o al agua. Incluyendo un examen iconográf icovisual, análisis del diseño y de gran valor hist órico, con un debido rigor académicoen sus plant eamient os. Est e libro se sust ent a a base de imágenes; de piezaslít icas; de t ext iles; de cerámica; arquit ect ura; et c. , que son un complement oindispensable a la hora de realizar un examen hist órico-art íst ico. En la primerapart e, la aut ora nos int roduce en la visión de la religión que predominó en elmundo del Perú prehispánico, más adelant e est ablece por primera vez el mét odoy el proceso art íst ico que realizara el peruano ancest ral para arribar a la creación12
  9. 9. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úde la pieza de art e. También nos acerca a la f isonomía y comport amient o de laf auna f elina que f ue f uent e de emulación del art e del Ant iguo Perú, y así podercomprender mej or el porqué de las diversas denominaciones divinas que t uvo elf elino en el mundo andino. La segunda part e del libro es un análisis iconográf ico de la evolución de laimagen del f elino a lo largo de las variadas cult uras que poblaron el Perú desdet iempos remot os, la aut ora explora y analiza obj et os emblemát icos y ot ros que nose habían t omado en consideración en el pasado, para respaldar su hipót esisgeneral, descubriendo nuevas post uras y relaciones, respect o al f elino que lalleva hast a el periodo virreinal, donde cont inúa manif est ándose baj o ot ras f ormasla divinidad f elina. A su vez, result a int eresant e el análisis desart iculado querealiza de las part es del cuerpo del f elino; como los t ipos de personaj es yvariant es plást icas que t omó la deidad para explicar sus poderes sobrenat urales. Por t odo ello, saludo est e análisis y t rabaj o concienzudo realizado por lalicenciada Alba Choque Porras, hist oriadora del art e, f ormada en la UniversidadNacional Mayor de San Marcos, sobre la deidad f elina que nos at añe. Sobresale ensu invest igación su volunt ad de dej ar at rás parámet ros de int erpret aciónest ablecidos por largos periodos de t iempo, proponiendo y sust ent ando nuevasvisiones de acuerdo con los nuevos t est imonios encont rados y relaciones a base deot ras f uent es olvidadas, ent re las que sobresale su int erpret ación de la deidadcomo f elino-solar. Puede el lect or est ar seguro de que no t iene un libro con dat os aislados ni uncompendio de inf ormes ya publicados, sino una obra original de nuevaspropuest as, que a t odas luces se ve como un prolongado esf uerzo de invest igaciónque ha permit ido most rarnos una nueva perspect iva de la hist oria del art eperuano. FEDERICO KAUFFMANN DOIG 13
  10. 10. Introducción La primera vez que escuché hablar sobre el f elino como una divinidad de losincas y del mundo andino f ue cuando t enía ocho años, en una serie deconversaciones con mi t ía abuela Dolores Choque, muj er cusqueña que vivía enLima, quien compart ió conmigo algunos relat os de nuest ros ant epasados delCusco y de varias práct icas religiosas de t iempos pasados. También, mi padreAurelio Choque nos coment ó a mis hermanas y a mí durant e nuest ras inf anciasvarias hist orias de f elinos sobrenat urales a manera de cuent os f ant ást icos, endonde los f elinos eran indest ruct ibles y aparecían cuando caía el t rueno y llovíaf uert e en Urcos, la t ierra de mi f amilia pat erna. Todas est as hist orias f ueron para mí, durant e la niñez, hist orias o f ábulashermosas sin saber que años después cobrarían vida en est e libro. La i magen delf el i no en el ar t e del Ant i guo Per ú no es un libro de leyendas, es el result ado deuna invest igación hist órico-art íst ica que se inició en 2003, en las aulas de laEscuela Académico Prof esional de Art e de la Universidad Nacional Mayor de SanMarcos, ahí volví a encont rar a mi Choquechi nchay, a mi Qhoa, a mi Il l apa,durant e la cát edra de Art e del Perú Ant iguo de la licenciada Pat ricia Vict orio. Enaquella oport unidad, nos solicit ó la ident if icación de alguna f igura recurrent e at ravés de las diversas cult uras del art e prehispánico: yo elegí al f elino. Tiempodespués ret omaría el t ema cuando encont ré más represent aciones de f elinos en lacát edra de Art e Popular del Perú de la doct ora Sara Acevedo, en una invest igaciónsobre queros incas y queros del art e de t ransición, ot ra vez el f elino, comoot orongo y puma relacionados a los rit os de f ert ilidad. La gran sensibilidad haciael art e de nuest ros pueblos de part e de nuest ra maest ra “ Sarit a” empuj ó aún másmi ánimo de cont inuar con mi invest igación acerca del f elino, a t ravés de lasdif erent es cult uras ant iguas del Perú. Me pregunt aba ¿ est e ser mít ico había sisobrevivido a la conquist a a t ravés del art e, por qué no se le daba su j ust o lugar yuna punt ual invest igación?14
  11. 11. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per ú Es así como comienza est e camino por descubrir los mist erios ocult os sobre elf elino en el art e del Ant iguo Perú. En est e bat allar encont raba mayorment eest udios realizados por arqueólogos, a varios de ellos agradezco su gent ilcolaboración, especialment e al doct or Federico Kauf f mann Doig, eminent earqueólogo e hist oriador peruano que desde hacía años empuj aba como uno de losmot ores de sus invest igaciones la f igura del f elino volador vinculado al dios delagua y a Il l apa el dios del rayo. Fue él quien alent ó el proseguir de est e libro y aquien agradezco los coment arios y prólogo a est a publicación. La i magen del f el i no en el ar t e del Ant i guo Per ú analiza la evolución de laimagen del f elino a t ravés de las diversas sociedades y cult uras que poblaronnuest ro país desde hace más de cuat ro mil años hast a el inicio del periodovirreinal, analizando y explicando el porqué del origen del cult o al j aguar uot orongo, al puma, al t igrillo, al gat o mont és y ot ros “ gat os” que poblaron laf auna e imaginario del peruano ancest ral; y del t raslado de su f igura a la religión ya la obra de art e realizada para narrar y explicar los poderes sobrenat urales deest a deidad. Habría que punt ualizar que, durant e muchas décadas, se veía en las piezasant iguas o “ huacos” un caráct er solo document al e hist órico; y a sus ej ecut ores,como simples reproduct ores art esanos. Tales conclusiones mant uvieronpost ergado el correct o sit ial del art ist a del ant iguo Perú y de las piezas product ode su creación. En la selección de obj et os art íst icos para est e libro se puedeapreciar t oda la maest ría t écnica, composición, uso del color, diseño, f act uraext erna de cada una de las piezas; ello sumado al modo de represent ación delf elino, que va del nat uralismo y simbolismo a la abst racción f igurat iva y hast a laabst racción t ot al de la imagen. Vemos aquí cómo el art ist a peruano ancest ral, sinnecesidad de inf luencias f oráneas, supo plasmar con los recursos locales elpensamient o mágico-religioso de cada una de sus cult uras con un enf oquesint ét ico, adecuándolo a los diversos soport es plást icos. Por ej emplo, en una solacara de una cerámica, debía cont ar muchas veces una gran y larga hist oria, comoel caso de las represent aciones del art e moche, en ot ros casos reduj o a su mínima 15
  12. 12. Al b a Ch oq u e Por r a sexpresión a base de líneas y f iguras geomét ricas la f igura del f elino, como ocurrióen el art e t ext il huari, solo para cit ar algunos casos. Finalment e, La i magen del f el i no en el ar t e del Ant i guo Per ú es un libro queanaliza una part e de la hist oria del art e peruano, t eniendo como f in demost rarque la imagen del f elino est uvo present e como divinidad propia y como f usión conot ras deidades desde t iempos inmemoriales, el f elino f ue símbolo de poder,vinculado a la f ert ilidad, ancest ro t ot émico, dios benef act or y cast igador, segúnsu cont rol de las f uerzas de la nat uraleza. El ant iguo peruano analizó sucomport amient o y t rat ó de imit arlo como su ált er ego. Todo ello se t rasladó yquedó ref lej ado en el art e peruano. El f elino f ue una de las deidades principalesdel repert orio religioso andino, en el cual t ambién se hallaban el Sol, laPachamama o diosa t ierra, la serpient e y el cóndor. Las diversas invest igacionesseñalan cada vez más una ampliación hacia una religión polit eíst a de variasdivinidades en el Ant iguo Perú, y es la misión de la hist oria del art e de nuest ro paíscoadyuvar a su j ust a int erpret ación y al reconocimient o de los art ist as ancest ralesque nos han legado un t esoro invalorable de cult ura, religión y art e de su t iempo. ALBA CHOQUE PORRAS16
  13. 13. I PARTELA PRESENCIA DEL FELINO EN EL ANTIGUO PERÚ
  14. 14. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úEl felino en la religión del Antiguo Perú En los pueblos del Perú Ant iguo, el hombre divinizó el poder devast ador de los f enómenos nat urales, y al mismo t iempo les dio un car áct er ani mi st a, cr eían que los f enómenos t elúricos, j unt o a l as m o n t añ as, lagunas, ríos, árboles, et c. , poseían una f uerza sobrena- t ural, y que ciert os animales com o el f el i no p o d í anUn cham án porta felinos voladores con el fin de controlar la lluvia,representada por num erosos círculos; un felino arco iris tiene el cont rarrest ar o dominar laspoder de brindarla. (Dibujo Federico Kauffm ann Doig) f uerzas de la nat uraleza. Así,t oda la nat uraleza est uvo personif icada a base de f ormas y expresiones,personaj es que int eract úan en la vida real, y cuyos act os se ent remezclan con loshechos cot idianos de los hombres. Est a concepción animist a se origina en la prof unda relación que el peruanoancest ral est ablece con su ent orno nat ural. Desde que aprendió a observar a lanat uraleza y t odo lo que ocurre en ella, encont ró el modo de f ormular losprincipios y relaciones que f orman los conocimient os y t radiciones cult urales quet ut elan la vida de sus pueblos. Los dioses andinos son seres celest iales luminosos, animales o criat urassobrenat urales que disponen de la conducción del medio ambient e; desde el cielose t rasladan a la t ierra y ej ercen sus act ividades direct ament e, localizándose ysurgiendo de una mont aña, lago o cordillera, o por medio de apariciones cuandose les invoca; e indirect ament e por medio de sus agent es especiales para ponerseen relación con los seres t errest res y realizar su labor creadora. 19
  15. 15. Al b a Ch oq u e Por r a sUna religión totémica El result ado es el inicio de una religiónt ot émica híbrida de animales cost eros,serranos y amazónicos, a los que se asocianplant as y element os del paisaj e con unaclara f unción agrícola y de f ert ilidad, es asícomo surge la f igura mít ica del f elino, yasea como j aguar, puma, t igrillo o gat omont és; la caract eríst ica de est os f elinos esque son animales act ivos durant e elat ardecer y la noche, de gran agilidad. Elot orongo o j aguar es el más grande ent re Felino antropom orfo, con atributos de ave yellos y j unt o con el t igrillo t ienen como serpiente. Portada Tem plo Tardío Chavín de Huántar (Dibujo: John Rowe).hábit at la f orest a amazónica. El puma y elgat o mont és abundan en las alt uras. Ellos van a recibir diversos nombres dent rodel imaginario andino: Qhoa, Il l apa, Choquechi nchay, Oscol l o y ot ros, de acuerdocon su f unción mágico-religiosa y procedencia. Junt o al f elino, ot ras dos f iguras van a venir a complet ar el paquet eiconográf ico esencial del pensamient o religioso andino, serán el cóndor o unáguila y la represent ación de la serpient e o amar u . Est a t rilogía t ot émica se va aexpresar a part ir de una iconograf ía nat uralist a que ut iliza concept os deint egración y sust it ución de element os para elaborar unos seres más poderosos ycon esencias sobrenat urales, que exceden a aquellas que les corresponden en elmundo real. Con el t iempo, est e caráct er nat uralist a dará paso a una est ilizaciónde las f ormas, hast a arribar a una represent ación simbólica abst ract a y ret omarnuevament e el nat uralismo. Al volver a est a t rilogía, el cóndor va a gobernar los aires; el f elino, la t ierra; yla serpient e, el subsuelo. Sin embargo, va a haber una const ant e f usión visual deest as t res divinidades, unos cogen el at ribut o del ot ro para pasar de la t ierra alaire, del subsuelo al mundo t errenal. Pero será la represent ación del f elino la que20
  16. 16. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úacapare gran part e de las imágenes del art e del Perú Ant iguo, hay una f elinización–considero– debido a que la máxima represent ación de la f uerza f ísica va a radicaren su f igura, t enemos así el f elinoconvert ido en símbolo de poder.El felino y el culto al agua Se ha vinculado el cult o delagua con la f unción de asegurarla producción de aliment os y laso b r e v i v e n c i a. Lo s an i m al e s Felino m ítico, relieve en piedra, Tem plo Chavín de Huántar (Dibujo: Alba Choque).vinculados a las propiedades del agua 1devinieron en seres mít icos . Tal es el caso del f elino vinculado a la f ert ilidad y alcult o al agua. Los pobladores andinos creen desde t iempos ancest rales que un 2f elino volador orina y f ert iliza los campos , y ello ha quedado represent ado en elart e de dif erent es cult uras peruanas ant iguas, baj o diversas modalidades, t ant ode cont enido explícit o como simbólico. En la región andina, el f enómeno met ereológico: t empest ad, rayo, t rueno orelámpago, que bruscament e produce las t inieblas y dest ruye en f ormamist eriosa, es causa de preocupación en los habit ant es, que consideran est acualidad como at ribut o o poder de las divinidades principales que residen en elf irmament o; y est os f enómenos nat urales se f usionan en la imagen del f elino en suversión alada ya mencionada, de su boca salen sonidos como el t rueno; de susoj os, rayos; sus alas provocan las t empest ades, et c. Levi-St rauss dist inguía en elpensamient o mít ico sudamericano est as dos concepciones acerca del agua: un 3agua creadora de origen celest e, y ot ra dest ruct ora que se asocia a lo t errest re .1CARRIÓN CACHOT, Rebeca, en su libro La r el i gi ón en el ant i guo Per ú es la que va a t rat ar por primera vez est e t ema y vaa dar sent ido a las represent aciones de ciert os animales en monument os y cerámica ant igua. Carrión Cachot . 2005(1959).2 CANÉ, Ralph E. “ Problemas arqueológicos e iconográf icos-Enf oques nuevos” . En: Bol et ín de Li ma: Edit orial Los Pinos,1985, Año 7, Nº 7, Pág. 38-44.3 LÉVI-STRAUSS, Claude. Mitológica. México: Fondo de Cultura Económica. 2005, Pág. 189. 21
  17. 17. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úMoche. Felinos voladores, las alas son spondylus. Tam bor Nasca. Cham án con felino m ítico en el traje.Museo Cassinelli / Foto: Alba Choque Museo Larco / Foto: Diego Cánovas Pum a. Moche / Foto: cortesía Museo Voelkerkunde
  18. 18. Al b a Ch oq u e Por r a sart ef act os, creándose una división social del t rabaj o, y de los servicios. Es decir, laexist encia de sacerdot es y art esanos dependía de los excedent es de la producciónlogrados por los campesinos, a part ir de los cuales t ambién se crearon post erioresdivisiones de t rabaj o, t ales como el int ercambio de product os agrícolas por 5product os manuf act urados hechos por los art esanos, la minería, ent re ot ros .El artista andino y la creación Es innegable la especialización de una minoría dedicada a las laboresart íst icas, que debió est ar en un nivel int ermedio en la est ruct ura social. Debidoal volumen y calidad de su producción, debieron exist ir art ist as y art esanos dededicación t ot al a sus t areas, puest o que sus obras eran dirigidas para el consumolocal y para el int ercambio. Coexist ieron pues product ores y dirigent es-creadores, los primeros dedicadosa repet ir modelos est ablecidos y creados por los segundos; pero ambossupervisados por la cast a sacerdot al, sin que est o signif ique que no surj an algunasvariant es del art ist a prehispánico y, por t ant o, comiencen a cambiar los mot ivosen el art e, que post eriorment e pudieran devenir en un est ilo. Dado que la piezaart íst ica del Ant iguo Perú no t uvo como f in ser obj et o de cont emplación, dichascreaciones vienen a ser obras de cult o plást icas, art e compromet ido con unpensamient o ideológico; cuyo proceso habría pasado por los siguient es pasos: 1. La concepción y creencia del art ist a andino de una cosmovisión part icular, orient ada e inst aurada por una clase sacerdot al. 2. Observación y aprehensión de la nat uraleza, de su f lora y f auna que const it uyen su mundo religioso. El art ist a visualiza las pot encialidades y c ar ac t e r í st i c as d e l c o m p o r t am i e n t o de l o s se r e s r e al e s, sobredimensionando muchas veces dichas posibilidades. 3. El t raslado de ese pensamient o mágico-religioso a una proyección visual, que represent ará lo que el mit o narraba.5 Lumbreras usó su conocimient o del pant eón andino para explicar el f uncionamient o de la sociedad del Ant iguo Perú,t eniendo como base f undament al la cult ura mat erial, a t ravés de las represent aciones art íst icas. LUMBRERAS, LuisGuillermo. Vi si ón ar queol ógi ca del Per ú Mi l enar i o. Lima, Milla Bat res, 1974. Pág. 99 y ss.24
  19. 19. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per ú 4. Post eriores ensayos hast a llegar al diseño f inal o represent ación nat uralist a, de acuerdo con el est ilo de cada cult ura. En algunos casos la imagen o diseño puede ser realizada t ambién de f orma rápida. 5. Supervisión de la nueva represent ación por el sacerdot e local. 6. Traslado y adecuación de la imagen a un soport e mat erial y a un genero plást ico. Vemos cómo, en est e proceso, el art ist a andino ha resuelt o la represent aciónf ormal imaginándose el mit o, t rasladando los íconos que va creando a un soport ede manera simbólica o de f orma esquemát ica, con pocas imágenes deberepresent ar las hist orias mít icas, o las deidades sobrenat urales. La imagen va aser el result ado de un pensamient o religioso; pero en ese proceso se halla lacualidad creadora de represent ación, que part e de un est ilo ya def inido por supropia cult ura. Es decir, “ los íconos no narran el mit o, sino son consecuencia de 6ello, es el art e que a t ravés de convenciones codif ica el mit o” . Representaciones de felinos en pirograbados de calabazas. Cultura Chachapoyas. Museo de Leym ebam ba. Dibujo: Enrique Vergara “ La r el i gi ón en l os puebl os pr ecol ombi nos de Amér i ca const i t uye el f undament o bási co de el abor aci ón de su cul t ur a, i nf l uyendo en l a f or maci ón de l a vi da soci al , 7 económi ca e i nt el ect ual de l os i ndi os” .6 Vargas Torreblanca, David. A pr opósi t o de l as Int er pr et aci ones del ar t e del Ant i guo Per ú .ht t p: / / www. arqueologiadelperu. com. ar/ hist oria_art e_03. ht m7 CARRIÓN CACHOT, Rebeca. La r el i gi ón en el ant i guo Per ú . INC, Lima 2005 (1959), Pág. 15. 25
  20. 20. Al b a Ch oq u e Por r a sLa deidad felina Los grandes f elinos del área andina, especialment e el j aguar y el puma, f ueronmit if icados por las cult uras prehispánicas, como máxima expresión de podersobre la t ierra y, como se verá más adelant e, sobre los cielos y el mundoinf rahumano. Asimismo, las deidades f elínicas est uvieron asociadas con el mundode las lluvias en los andes y la cost a, y –en el caso del j aguar u ot orongo– a la t ierrahúmeda de la selva. Est e don de generar el agua t an ansiada y necesaria para laf ert ilidad y producción de las t ierras lo conviert e en un símbolo direct o de la uniónde f uerzas necesarias para la cont inuidad y generación de la vida. Ya hemos señalado que las sociedades agrícolas de los andes t uvieron unliderazgo polít ico-religioso, en ellas se aprecia una clara y est rat égica asociaciónde los líderes con la simbología del f elino. Y será desde los albores de lacivilización peruana que surj an las primeras iconograf ías del poder del f elino,sobre t odo sus grandes colmillos, que serán emblemas de poder y apareceránrelacionados a los personaj es dealt o rango, seres sobrenat urales,dioses, chamanes y ancest ros. El hombre del Ant iguo Perúdent ro de su observación de lanat uraleza ubicó en la más alt ap o si c i ó n de depr edaci ón yagresividad al ot orongo y al puma,ref lexionando sobre sus habilidadesmimet izó ciert as caract eríst icas dela conduct a espacial y social deest os animales, t al como pudohaberse benef iciado y apropiado deciert os rasgos cult urales de ot rosgrupos humanos. Los grandes y Felino antroporm izado. Algunos investigadores indican que es un cham án por el cactus que porta. Relieve Chavínpequeños f elinos pudieron haber de Huántar. Dibujo: Alba Choque26
  21. 21. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úsido element os didáct icos de la observación para el hombre del Ant iguo Perú, conel propósit o de relacionar, organizar y simbolizar sus propias experienciassociales. Pero t ambién est os f elinos eran capt urados y domest icados para serdest inados como animales de compañía, puest o que eran la represent ación delpoder y de la prot ección, incluso, algunos j aguares y pumas act uaban comoguardianes simbólicos de t emplos. El cronist a Girolamo Benzoni, ref iriéndose a unt emplo de la cost a nort e del Perú, manif iest a: “ Ent ró a la f ort aleza (de Tumbes),en cuyo int erior había un t emplo dedicado al Sol y, al verlo t an ricament eexornado, se quedó t an maravillado que le parecía un sueño. Vio en la puert a unosanimales que parecían leones y dos t igres, los cuales no le causaron molest ia 8alguna ” .Tipos de felinos representadosPara ident if icar los t ipos de f elinos que f ueron represent ados en el art e delAnt iguo Perú, es necesario conocer los que pert enecieron a la f auna exist ent e de 9esos t iempos .El otorongo o j aguarNombre científico: Pant her a onca. Familia: Fel i dae.Nombres comunes: Jaguar, t igre; ot or ongo en lengua quechua.El ot orongo o j aguar es el mayor f elino de América, vive solit ario en los bosqueshúmedos y zonas pant anosas de América del Sur y Cent ral; aunque algunos,t ambién, se encuent ran en bosques secos, como los ot orongos de los Cerros deAmot ape en Tumbes. Solo se reúne con ot ros especímenes durant e el celo. Elot orongo puede medir hast a dos met ros de largo, de los cuales set ent acent ímet ros corresponden a la cola, su alzada es de novent a cent ímet ros, y llegaa alcanzar los 180 kilos. Los j aguares son generalment e de color caf é amarilloso,con manchas negras, llamadas roset as; pero pueden t ambién ser negros con8 BENZONI, Girolamo. Hi st or i a del Nuevo Mundo. Edición de Manuel Carrera Díaz. Madrid: Alianza Edit orial, 1989. Pág.214.9 Agradezco la colaboración del licenciado en Biología Dennis Solórzano Villa, quien t uvo la gent ileza de f amiliarizarmecon el comport amient o y caract eríst icas en general de la f auna f elina del Ant iguo Perú. 27
  22. 22. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úEl felino que se convierte en Sol A lo largo de la iconograf ía del art edel Perú Ant iguo no se ha encont radode manera f ehacient e la represen-t ación art íst ica del Sol como divinidad.En las ant iguas cult uras del Nort e en laépoca del Int ermedio Tardío lo pocoque exist e ref erent e a la imagen del Solest á asociado a círculos con resplan-dores o rayos f ormados por cabezas def elinos, t al como se ve en Sicán en la Detalle. Pintura Mural Huaca Las Ventanas, Sicán.Huaca de las Vent anas (Bat án Grande). Divinidad solar con cabezas felínicas a m anera de rayos. Dib. C. Sam illan. Museo Sicán. En ci er t as mi t ol ogías ant i guas“ durant e el crepúsculo, la cansadaesf era solar se sumerge en el mundosubt erráneo. En la noche, el Sol-Jaguarat raviesa el f río y peligroso reino deamenazant es f uerzas t ect ónicas. Elf elino solar viaj a dent ro de la t ierra,bat alla cont ra las pot encias de lanoche que encuent ra a su paso y,venciendo est os obst áculos, emergecomo brillant e luz vict oriosa. El Solmut ado en j aguar viaj a por las aguasdel mundo de adent ro y emerge como 30 Ornam ento de pectoral Moche. Rostro felínico tipocazador o Choquechinchay” . disco solar. Museo Larco. Foto: Diego Cánovas. Baj o est a premisa, el simbolismo del ot orongo o j aguar va a alt ernar dosniveles: el de la noche y la oscuridad, relacionado al mismo t iempo con lo30 SÁNCHEZ GARRAFA, Rodolf o. Apus de l os Cuat r o Suyos: const r ucci ón del mundo en l os ci cl os mi t ol ógi cos de l asdei dades mont aña. Lima, Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Tesis para opt ar el Grado de: Doct or en CienciasSociales, especialidad de Ant ropología. Pág. 120. 39
  23. 23. Al b a Ch oq u e Por r a sel mundo inf rahumano, lo que viene de baj o la t ierra que genera nuevos f rut os yvida. El j aguar se conviert e así en guardián y signo desde donde nace la riquezadel suelo; es decir, ello marca su est recha relación con la f ert ilidad. En un segundonivel, el j aguar se t ransf orma en Sol, en la luz que alumbra al habit ant e del mundoant iguo, y al mismo t iempo es quien gobierna los cielos. Vemos cómo el f elino vaser el principio y el f in de una dualidad que marcará la sabiduría del pensamient odel peruano ancest ral. En t iempos de los incas, t ampoco hay rest os de represent aciones del Sol. Va aser después de la conquist a cuando aparecerán en las crónicas (como la de Guamán Poma de Ayala) y en el art e de t ransición (sobre t odo en los queros) la presencia f ísica del Sol de manera nat uralist a. “ Los gobernant es manipularon el concept o de est a divinidad y se erigieron, a t ravés de su mit o de origen, en hij os del Sol, adquiriendo así una esencia dif erent e del rest o de la comunidad humana. Sin embargo, el Sol no había sido la d i v i n i d ad m ás i m p o r t an t e en t i em pos preincaicos, ni siquiera lo f ue en los moment os iniciales de la hist oria inca, hubo de ser ent iempo del noveno gobernant e, cuando culminara su f unción como cult o de 31Est ado y, con el imperio, su imposición a t odos los rincones del Tawant insuyo” . La cit a se ref iere a Pachacut ec, el gran ref ormador e iniciador de la granexpansión del Tahuant insuyo, quien alrededor de 1438 venciera a los chancas einst it uyó of icialment e el cult o al Sol en t odo el Imperio Inca. Ant es de su vict oriasobre los chancas, Pachacut ec t uvo una aparición del Sol, según un relat o cit adopor el cronist a cusqueño Crist óbal de Molina (1576), quien menciona que en laf uent e llamada Susurpuquio en Cusco, Pachacut ec vio caer un espej o dent ro del31CIUDAD RUIZ, Andrés. “ Cosmovisión e ideología en los andes prehispánicos” . En: Cat ál ogo Per ú Indígena y Vi r r ei nal ,Exhi bi ci ón en el Museu Naci onal dAr t de Cat al unya, Bar cel ona, Mayo- Agost o 2004, y Bibliot eca Nacional, Madrid,Oct ubre 2004 - Enero 2005. España. Sociedad est at al para la acción cult ural ext erior, Pág. 59.40
  24. 24. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úcual podía verse la f igura de un indio, que era la imagen del Sol que le auguraba lavict oria sobre los chancas y que él se haría cargo de muchas naciones. Est e sersobrenat ural que vio “ Salíale la cabeza de un león, por ent re las piernas y en las 32espaldas ot ro león, los brazos del cual parecían abrazar el un hombro y el ot ro” . Del relat o de Molina se desprende que la imagen del Sol, de la visión o sueño dePachacut ec, era un ser ant ropomórf ico f elínico. Est e personaj e t iene mucho encomún con diversas deidades del Art e del Perú Ant iguo ant erior a la época de losincas, como se verá en los diversos análisis más adelant e.El Felino-Solar en la Placade Echenique La asociación ent re laf igura del f elino y el Sol seapr eci a en la l l amadaPlaca o Sol de Echenique,obj et o ceremonial prove-ni ent e de la cul t ur a 33Pukara . Por muchos añosse ha creído que es larepresent ación del Sol delos incas, dado que laimagen ha sido t rasladadaa t ravés del dibuj o adi ver sas publ i caci ones, Felino Solar. Foto: cortesía Museo Nacional del Indio Am ericano, Sm ithsonian Institution [034875]donde se ha dist orsionado suexact a f orma y se le ha procurado darle mayor apariencia de disco solar, que laque en realidad present a. Est a pieza es una lámina de oro repuj ada que f uera un32MOLINA, Crist óbal. “ Fábulas y rit os de los incas” . En: Las cr óni cas de l os Mol i nas, Colección Los pequeños grandeslibros de la hist oria americana. Lima, Librería e imprent a Miranda, 1943 [ 1575] serie I, t omo IV, Pág. 584.33 Agradezco la colaboración del Museo Nacional del Indio Americano, que t uvo la gent ileza de enviarme la imagen y laf icha de cat alogación de la Placa de Echenique, debo coment ar que en ella aparece est e obj et o como inca; sin embargo,es de consenso ent re los hist oriadores y arqueólogos que es una pieza Pukara. 41
  25. 25. Al b a Ch oq u e Por r a spect oral de pecho, de 13. 3 cm de alt ura, la cual hoy se encuent ra en el Museo 34Nacional del Indio Americano de Nueva York . Por su f orma semi circular y el mat erial ut ilizado en su const it ución, se leconf undió con la imagen del Sol. Sin embargo, si se observa det enidament e, enrealidad es la represent ación de un f elino solar. Est a pieza present a un rost ro en elcent ro de la composición, es un rost ro f elinizado, de oj os salt ones, hocico, de unaboca larga y grande que dej a apreciar los dient es de la divinidad; ent re los quesobresalen colmillos hacia arriba y hacia abaj o, es más en la quij ada, baj o la boca,se present a ot ra serie de colmillos que remarca el caráct er f iero que el art ist a let rat ó de imprimir a est a deidad. La acent uación de los dient es f ue una const ant een la represent ación del f elino en el art e del Ant iguo Perú. Alrededor del rost rodel f elino, una f ranj a circular dej a ent rever la presencia de cabezas cercenadas,las cuales t ambién se hallan present e baj o los oj os del personaj e, son element osconst ant es de la iconograf ía f elínica, como se verá más adelant e. Asimismo, sehallan en dicha f ranj a ot ros element os siderales, est rellas, la Luna y posiblesconst elaciones. Recordemos que el Choquechi nchay era el f elino sideral asociadoa las Pléyades y ot ras est rellas.34 Est e obj et o f ue obsequiado al president e peruano José Ruf ino Echenique en 1853; luego f ue heredado por su hij a, quelo vendió en 1913 al doct or Edward Gaf f ron, f ísico y of t almólogo alemán que t rabaj ó en Perú a part ir de 1880 hast a cercade 1912, y que acumuló una colección enorme de ant igüedades peruanas; después f ue comprado por George Heye elmismo año, para luego pasar a f ormar part e de la colección del Museo Nacional Indio Americano de Nueva York en 1913.En la act ualidad, su imagen es el símbolo y escudo de la ciudad del Cusco.42
  26. 26. II PARTEANÁLISIS ICONOGRÁFICO DE LA IMAGEN DEL FELINO
  27. 27. Lucha entre un cham án y la deidad felina por el control de las fuerzas de la naturaleza. El cham án porta representaciones de felinos en su cuerpo quele otorgan parte del poder sobrenatural que encarna el felino. La divinidad se presenta a m anera antropom orfa a la izquierda, portando una cabezacercenada, en la otra m ano un tum i o cuchillo, m ostrando los dientes y la lengua en señal de ferocidad. La im agen señala el triunfo del sacerdoteandino que coge de los cabellos-serpientes al felino para hacerlo subir volando al firm am ento y de esta m anera estabilizar el orden naturalatm osférico. Redibujado por Alba Choque del tex to The deit y of sky: one way t o int er pr et t he m oche iconogr aphy, de Tarm o Kulm ar. Electronicjournal of folklore, Estonian folklore institute, abril 1999, volum en 10, Pág. 63.
  28. 28. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úRepresentaciones del Felino en las culturas del Antiguo Perú Por más de cuat ro mil años, ant es de la llegada del hombre europeo a t ierrasdonde se gest ó la civilización del Ant iguo Perú, diversas expresiones art íst icas sedesarrollaron para explicar al poblador ancest ral los mit os, leyendas e hist orias,en los cuales se sust ent aba la explicación del mundo en el cual residía. El art e enel Ant iguo Perú se convirt ió en un medio de comunicación visual, donde a t ravésde la imagen y el símbolo se t rasmit ieron ideas y concept os, ideas religiosas y porende polít icas de una élit e t eocrát ica. Cada cult ura, cada civilización o sociedad organizada manif est ó sus pensa-mient os a t ravés de la f orma plást ica, baj o diversas expresiones lít icas, t ext iles,en cerámica, ebanist ería, pint ura, grabado, orf ebrería, arquit ect ura, et c. Durant e t odo ese t iempo, un símbolo plást ico universal se mant uvo present e,f usionándose con ot ros, t ransf ormándose poco a poco de acuerdo con los est ilosque marcaron las dif erent es cult uras del Perú Ant iguo. Fue el Felino, imagen ydeidad que acaparó la at ención en el art e y que se mant uvo vigent e como símbolode poder, de f ert ilidad, de int eligencia, organización polít ica, t ót em sagrado yt emido. Los art ist as prehispánicos t enían un prof undo conocimient o de laconduct a del Jaguar, el Puma y de los ot ros “ gat os” que adoraron, lo cualexpresaron de acuerdo con el pensamient o religioso vigent e. Los dif erent es t iposde represent ar al f elino deben ser ent endidos como dif erent es est ilos, sería elint ercambio mat erial de piezas rit uales ornament ales ent re dif erent es naciones ypueblos, lo que llevaría no solo a la evolución de su represent ación, sino muchasveces incluso a variar su post ura religiosa. De pront o veremos cómo el hombre leva añadiendo a la imagen del f elino nuevas posibilidades, lo va dot ando de nuevascaract eríst icas, lo va conf ront ando con la nat uraleza y lo relaciona con sus penasy alegrías, con sus amenazas y prot ecciones, sus prosperidades y desgracias. Elmit o se convirt ió en art e; y el Felino, en el dios mágico de los hombres. Analizaré ahora algunas piezas seleccionadas con el f in de ilust rar el proceso yevolución de la imagen del Felino en el art e del Ant iguo Perú. 45
  29. 29. Al b a Ch oq u e Por r a sLas primeras manifestaciones del Felino El primer lugar donde se rast reó la imagen de un Felino f ue en la Huaca Pr i et a ( val l e de Chi cam a, La Li b e r t ad ) , una soc i e d ad que pert eneció al periodo Precerámico. 35 Fue allí en 1946, cuando Junios Bird halló un conocido t ej ido de algodón con la represent ación de un cóndor, en cuyo int erior se aprecia unaTejido de Huaca Prieta. Nótese el felino con cuerpo de serpient e enroscada en su vient reserpiente, en el centro. Dibujo: Alba Choque. que t ermina en cabeza de f elino. Est et ej ido es una f ibra de algodón ent relazado sin uso t odavía del t elar, que dat a del2500 a. C. Desde esos t iempos ya se aprecia un hábil manej o de mot ivosdecorat ivos que ref lej an los inicios de la mit ología andina t ot émica mencionada.El Felino en est a imagen es el corazón y el inicio de la vida de las ot ras dosdeidades. Asimismo, es el inicio de un diseño morf ológico mít ico-religioso en elAnt iguo Perú. También en Huaca Priet a se encont róuna calabaza con decoración incisa (2500a. C. ). El mat e muest ra el rost ro est ilizadode un f elino cuyos rasgos van a asumir aquíf ormas rect angulares y est án marcados poruna f uert e simet ría. Dest aca la presenciade grandes oj os que present an en suint erior pupilas concént ricas, arriba se Calabaza hallada en Huaca Prieta con incisiones de rostro felínico. Ilustración: Alba Choque.observan las orej as que no se unen a lacabeza direct ament e, compuest as cada una por dos rect ángulos con pat rón t ipored. Baj o los oj os aparece una gran boca abiert a, cuya ligera redondez hacia los35 KAUFFMANN DOIG, Federico. Ob. Cit . Pág. 123.46
  30. 30. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per ú El pet roglif o de Chect a que analizamos aquí es la represent ación f igurat iva deun f elino, de rost ro semirect angular, orej as levant adas hacia los lados superioresde la cabeza, t ipo posición de alert a. Los oj os grandes que posee debieron serenf at izados por su ej ecut or para t rat ar de imit ar los oj os salt ones de f elinos ypumas. La boca est a const it uida por un t razo semicircular hacia arriba llegandocasi a la base de los oj os, si uno mira de f rent e a un puma por ej emplo parecieraque sonríe cuando en general es su gest o nat ural, ello conj unt ament e con la ot racurva hacia baj o indican el int ent o del hombre de est e periodo por t rat ar derealizar un dibuj o nat uralist a. De la part e baj a de la cabeza emergen una serie deext remidades inf eriores. La zona superior, sobre la cabeza del f elino result aint eresant e, dos f ormaciones semicurvas hacia los lados y ot ra en el cent ro haciaarriba sugieren la presencia de veget ación que nace de est a divinidad,vinculándola a un rit o o cult o de f ert ilidad.Felino de Checta. El análisis del arqueólogo Gori Tum i Echevarria, de la Asociación Peruana de Arte Rupestre(APAR), perm ite situar la cronología de este petroglifo alrededor de 1000 a.C., Fase 3 de Checta, relacionado ala época de Chavín. Foto: Gori Tum i Echevarría. 51
  31. 31. Al b a Ch oq u e Por r a sFelinos en la cerámica de Casma Dibujo: Cirilo Huapaya 46 De ot ra part e, en un dibuj o correspondient e a cerámica de Casma , se aprecia ados divinidades copulando, que parecen est ar f lot ando o volando. Sobre ellos un arcorodea la escena principal, el arco present a una serie de signos escalonados o andenesque son la represent ación de la Pachamama o madre t ierra, lo int eresant e es que aest e encuent ro amat orio asist en numerosos pequeños f elinos, recordemos que elf elino es símbolo de la f ert ilidad; es más, de la unión copular de la parej a brot an delos genit ales f emeninos de la deidad, una serie de serpient es con cabezas de f elinos,y ot ros f elinos van recogiendo o cosechando los f rut os de las plant as que emergen dela deidad masculina. Los f elinos menores simbolizaban servidores o mensaj eros de ladivinidad mayor; ent onces, son int ermediarios t errest res con la divinidad mayor.46El dibuj o f ue realizado por Cirilo Huapaya Manco para ilust rar la obra de la doct ora Rebeca Carrión Cachot t it ulada Lar el i gi ón en el Ant i guo Per ú .68
  32. 32. Fot os: Gi or g i o Ri et t iLOS FELINOS DE CUTIMBOA veint e minut os del sur de Puno, a 4 500 msnm, se hallaCut imbo, uno de los rest os arqueológicos más import ant esde la Nación Aymará. Son chullpas o t umbas que a ladist ancia se imponen como hit os inmort ales dominando lasemblanza del paisaj e. En oct ubre del 2007, el invest igadorit aliano y est udioso de la cult ura peruana Giorgio Riet t iencabezó una expedición para analizar imágenes f elinasasociadas a la arquit ect ura de las t umbas de Cut imbo, a lacual se sumó la aut ora de est e libro. En est e sit io en unat umba de t ipo circular a la ent rada de la misma se reconocióla primera imagen a ser analizada, se t rat a sin duda de laf igura de un puma, de cort e nat uralist a, es un relieve muyplást ico de f ormas ondulant es sobre la maciza piedra queconf orma la t umba. El art ist a andino realizó el diseño de ladeidad t ot émica de perf il en act it ud de avance, con la colalevant ada, most rando a su vez el genit al del animal, comosímbolo de la f ert ilidad que es uno de sus at ribut os. Ot ra delos imágenes de nuest ra indagación se cent ró en un f elinoesculpido sobre una roca adyacent e, f rent e a la t umbaprincipal, t ambién de cort e nat uralist a cuyas ext remidadesdelant eras son de t ipo expresionist a por la sobredimensiónde las garras que su creador enf at izó. A t odas vist as sonf elinos t ipo guardianes, prot ect ores de ant epasados. 69
  33. 33. Al b a Ch oq u e Por r a sLos Incas adoraron también al felino Los Incas t enían al f elino como su padref undador, de ello dan cuent a varias crónicas enrelación a los indios del Ant isuyo (era part e de laregión de la selva cerca al Cusco, dent ro delTahuant insuyo). Felipe Guamán Poma de Ayalamenciona en su Pr i mer nueva cor oni ca y buengobi er no que los incas: “ Adoraban al t igreot orongo, dicen que le enseñó el Inga, que elmismo se había t ornado ot orongo, y así le dio est aley, y sacrif icaban con sebo quemado de culebra, ymaíz, y coca, y pluma de páj aros de los Andes, losqueman y adoran con ella a los ot orongos, Y de losde la mont aña no t ienen ídolo ninguno, sino queadoran al t igre, ot orongo, y al amaro, culebra,serpient e, con t emoridad adoran, que no porquesea uaca, ídolo, sino porque son f eroces animalesque come gent e, que piensa que con adorar que nole comerá. Y no le llaman ot orongo con el miedo,sino Achachi yaya, al amaro le llaman Cápac apoAmaro; y así el Inga quiso llamarse Ot orongoAchachi Inga Amaro Inga. [ el Inka j aguar, el Inka 47serpient e] ” . Vemos aquí que al ot orongo lel l amaban t ambi én achachi yaya o ancest r oprogenit or.Ancestros y j aguares En el t ot emismo, se ent iende como el principio u origen de un det erminadogrupo humano, que se cree descendient e de ese t ót em, animal, veget al u obj et oinanimado. Anne Marie Hocquenghem, cit ando un t rabaj o suyo, dice: “ Las47 GUAMÁN POMA DE AYALA, Felipe. Nueva cor óni ca y buen gobi er no. Lima, Fondo de Cult ura Económica, 1993, Pág. 202.70
  34. 34. La Im agen del Felino en el Ar t e del Ant iguo Per úinf ormaciones et nológicas sobre la Amazonía indican una relación ent re losancest ros y los j aguares, que t ienen en común el poder del cual part icipan lasnat uralezas f uert es, los j ef es y los chamanes. Parece clarament e que, para losindígenas, los ancest ros así como los j ef es y los chamanes son en part e j aguares.En est e sist ema de pensamient o simbólico, exist e una relación met onímica ent rel os ant epasados m ít i cos y l os 48j aguares” .Ciudad con forma de puma Como se sabe, el Cusco, la capi-t al del Tahuant insuyo, adopt ó en laépoca del inca Pachacut ec la f ormade una ci udad puma par a asísimbolizar a la ciudad más f uert e ypoderosa de los Andes; es decir, su 49capit al polít ica . El plano del Cuscoant iguo t iene f orma de puma, con lapl aza cent ral Huacaypat a en laposición que ocuparía el pecho delanimal. La cabeza del f elino est aríaubicada en la coli na donde seencuent ra el cent ro arqueológico de Plano del Cusco por George Squier (1877)Sacsayhuamán. Los incas realizaronel diseño urbaníst ico de su ciudad a base de la f igura de la deidad la cual ellos secreían descendient es. Pero t ambién, el plano de la ciudad del Cusco manif iest a las ideas ypercepción del mundo celest ial que t enían los amaut as o maest ros incas; deacuerdo con est a concepción simbólica, t odas las f ormas visibles del cielo quet enían un papel import ant e en la vida de los pueblos, est án represent adas en la48 HOCQUENGHEM, Ann Marie. Iconogr af ía Mochi ca. Lima, Fondo Edit orial de la Universidad Cat ólica del Perú, 1987, Pág.204.49 La idea de que Cusco f ue const ruida con la f orma de puma ha sido acept ada por diversos aut ores, como: August o Calvo,1980; Gaspirini y Margolies 1980: 40-45; Kauf f mann Doig 1978: 660. 71
  35. 35. Al b a Ch oq u e Por r a st ierra. Est e esf uerzo por imit ar el mundo sideral obedecía a la creencia de que laimit ación de los obj et os celest es producía armonía con el obj et o imit ado, y deest a f orma se obt enía su prot ección. Así, el Cusco, represent ado por un f elino, elpuma, t ót em de la ciudad, represent a la const elación del Choquechi nchay, elf elino relampagueant e, que con sus ocasionales apariciones por el Noroest emarca el inicio del solst icio de verano, y según la t radición inca t ambién escausant e de los eclipses de luna. Las leyendas del origen de la f undación del Cusco mencionan que una primeraparej a divina salió del lago Tit icaca, ellos f ueron Manco Cápac y Mama Ocllo,quienes t enían el encargo de su padre el Sol de f undar la capit al de su f ut uroimperio. Ahora, el lago Tit icaca t iene f orma de f elino, y su nombre t iene unprof undo signif icado en la mit ología local, deriva del vocablo aymara Ti t i quesignif ica gat o o f elino y Caca, vocablo quechua para ref erirse a la “ roca sagrada”que se encuent ra en la Isla del Sol, lugar desde donde habría salido la parej af undadora de los incas, t odo j unt o sería: “ roca del f elino” . Se observanuevament e una conexión solar con la imagen del f elino. Ent onces podría decirseque los incas son hij os del Sol o de un dios Felino de conexión o simbolismo solar. Respect o a las represent aciones del f elino en la cult ura Inca, est as seránbast ant e nat uralist as, como se aprecia en modelos de cerámica, escult ura yt ext ilería inca, siempre persist iendo el énf asis del art ist a por most rar los dient esdel animal. Uno de los más import ant es legados art íst icos de los incas serán los t ej idos,dot ados de una excelent e t écnica y composición en sus diseños. Fueronelement os valiosos que t uvieron un papel f undament al en el sist ema deproducción y dist ribución inca, así como f uent e de document ación a t ravés de lost ocapus, que f ueron diseños geomét ricos que expresaban su cosmovisión, susent ido del espacio, sus divisiones y su hist oria. Los t ej idos con diseño erandest inados sobre t odo a los nobles y como t ribut o a la religión. Eran símbolos denivel social, de ahí la import ancia del diseño que se realizará en su const it ución.Se han encont rado uncus incas que llevan en la part e superior represent acionesde ot orongos y pumas de t ipo f igurat ivo, est a disposición de la imagen del f elinoen el t raj e que debía usar un inca noble señala un caráct er eminent ement e72
  36. 36. Al b a Ch oq u e Por r a sAnálisis Plástico de la figura del felino Hemos vist o que la represent ación del f elino f ue una imagen recurrent e yhast a obsesiva represent ada en variadas y múlt iples sint axis dent ro del repert oriodel art e del Perú Ant iguo. Su imagen t uvo una coherencia f ormal sobre la base deluso de element os morf ológicos primarios, poseedores de ciert a semej anza o quepresent an det alles similares, t ales como el uso de element os primarios f ormales,como la presencia de cabezas, garras, dient es, manchas, et c. Sin embargo, los int ercambios cult urales, los mit os, leyendas y las ideasreligiosas hicieron que la imagen del f elino suf riera variadas modif icaciones, locual t ambién repercut ió en su carga ideográf ica.De la figuración a la abstracción La imagen del f elino en el art e del Perú siguió varios caminos plást icos,represent ado de manera nat uralist a, f igurat iva, simbólica, abst ract a y abst ract ageomét rica. La const rucción de la f igura del f elino en cada cult ura pasó enmuchos casos por est e abanico de posibilidades de ej ecución, en algunos casos serealizó la represent ación f igurat iva y abst ract a dent ro de una misma cult ura,según el propósit o que se buscase. Fue sin duda la cult ura Huari la que arribó al grado máximo de abst racciónsimbólica con sus bellos t ext iles que siguen asombrando hast a la act ualidad, y que–en mi opinión personal– supera muchas veces la búsqueda de la composiciónabst ract a de las de f ormas nat uralist as y puras.El cuerpo de la deidad felinaLa cabezaVa a const it uirse en la más clara represent ación del f elino, es el t ema que más sepresent a y en f ormas variadas. Exist ió una relación ent re la cabeza y los act os decreación, la prolif eración de f rut os o animales se halla vinculada a la cabeza delos dioses, t al como hemos vist o en Chavín, en el Obelisco Tello.De la cabeza del f elino suelen brot ar rayos, agua y granizo en f orma de volut as. Seañaden cabezas en las pat as, a veces cabezas cont iguas y en el cuerpo de las80
  37. 37. Al b a Ch oq u e Por r a s A manera de conclusión Como hemos vist o, la f igura del Felino en el art e de las cult uras del PerúAnt iguo es evident e y la encont ramos en la mayoría de las manif est acionescult urales como: t ej idos, cerámicas, t rabaj os en met al, lít ica, arquit ect ura, et c.Es indiscut ible que no se t rat a de simples f ormas decorat ivas, su f igura t uvo unvalor simbólico y religioso def inido: símbolo de poder, de f ecundidad y f ert ilidadde la t ierra. De ot ro lado, t ambién represent ó a un ser supremo t errenal,subt erráneo y aéreo vinculado a la est rat egia, la f uerza, la int eligencia, algobierno polít ico, padre f undador de t odas las cosas. Las élit es gobernant esmanipularon el concept o de est a divinidad y se erigieron, a t ravés de su mit o comof orma de cohesionar a sus pueblos, baj o la amenaza de una deidad f eroz; pero almismo t iempo benef act ora que cont rolaba con su imagen las f uerzas de lanat uraleza y al mismo t iempo la vida del hombre en el Ant iguo Perú. El Felino f ue en un inicio una de las deidades o t ót em más import ant es; perocon el paso del t iempo se f ue f usionando con ot ros seres mít icos o mej or dicho lasot ras divinidades necesit aron de él para acrecent ar y reaf irmar su poder. Al poblador del Ant iguo Perú, el Felino debió parecerle un ser magnánimo yt erroríf ico, invencible y audaz, un ser mít ico que siempre inspiró respet o a t ravésdel t iempo. La hist oria del art e peruano aún le reserva un espacio más amplio poranalizar y narrar sobre él, quedan ot ras relaciones y t emas por prof undizar acercade est a divinidad, los cuales serán part e de un próximo capít ulo de La i magen delf el i no en el ar t e del Ant i guo Per ú .90
  38. 38. Bibliograf íaACEVEDO, Ricardo. “ El dios más ant iguo de América, t ambién, f ue adorado en Chileprecolombino” . En: La Ter cer a, Sant iago de Chile, 19 de abril de 2003.ACOSTA, José de. Hist oria nat ur al y mor al de l as Indi as en l as que se t r at an l as cosasnot abl es del ci el o y el ement os, met al es, pl ant as, y ani mal es del l as. México: Fondo deCult ura Económica, 1962.BENZONI, Girolamo. Hi st or i a del Nuevo Mundo. Edición de Manuel Carrera Díaz. Madrid:Alianza Edit orial, 1989.BERTONIO, Ludovico. Vocabul ar i o de l a l engua aymar a. Cochabamba: Ediciones CERES[ 1612] 1984.CALANCHA, Ant onio de la. Cr óni ca mor al i zada de Ant oni o de l a Cal ancha. S. n. , Volumen III,Lima: UNMSM, 1982.CANÉ, Ralph E. “ Problemas arqueológicos e iconográf icos-Enf oques nuevos” . En: Bol et índe Li ma: Edit orial Los Pinos, 1985.CAMPANA, Crist óbal. Ar t e Chavín. Lima: Universidad Nacional Federico Villareal, 1995.CARRIÓN CACHOT, Rebeca. La r el i gi ón en el ant i guo Per ú . Lima: INC, 2005 (1959).CERRÓN PALOMINO, Rodolf o. Di cci onar i o quechua. Lima: Inst it ut o de Est udios Peruanos(IEP), 1976.CIUDAD RUIZ, Andrés. “ Cosmovisión e ideología en los andes prehispánicos” . En: Cat ál ogoPer ú Indígena y Vi r r ei nal , Exhi bi ci ón en el Museu Naci onal dAr t de Cat al unya, Bar cel ona,Mayo-Agost o 2004, y Bibliot eca Nacional, Madrid, Oct ubre 2004 - Enero 2005. España.Sociedad est at al para la acción cult ural ext erior, 2005.COBO, Bernabé. Hi st or i a del Nuevo Mundo. Madrid: Bibliot eca de Aut ores Españoles,[ 1653] 1956.ECHEVARRÍA LOPEZ, Gori Tumi. "Chect a, una propuest a sobre su cronología y secuencia, II"Lima, Manuscrit o. 2009.ENGEL, Lieselot t e. “ La aparición del Sol al j oven inca Pachacut ec en la f uent eSusurpuquio” . En: Revi st a español a de ant r opol ogía amer i cana, Madrid, 1970.ESTETE, Miguel de. Not i ci as del Per ú [ 1535] . Lima: Edit ores Técnicos Asociados (ETA),Bibliot eca Peruana, 1968.GARCILAZO DE LA VEGA, Inca. Coment ar i os r eal es de l os i ncas I. México: Fondo de Cult uraEconómica, 1991.92

×