Inversión pública y economía verde:posibilidades de financiamiento hacia la               transición                    Pr...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónRESUMEN EJECUTIVO:La Iniciativa par...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición1. INTRODUCCIÓN         Considerac...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónEl concepto lanzado desde la PNUMA ...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónEn este camino complejo, el present...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición                       30          ...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transicióndesechos o como un flujo que afecta...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónde puntos de vista occidentales2]. ...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición                                   ...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónPorter propone que el sector privad...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónLa visión del Estado debe ser que e...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónde alto valor y "descartar" a las n...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición          promedio          Financi...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición          análisis. Se considera un...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición              Aprovechamiento de   ...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónintensivas en el aprovechamiento so...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónrecursos naturales. Asimismo existe...
Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición6. BibliografíaBanco Mundial. (2006...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Financiamiento para-la-transición-a-la-economía-verde1

644 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
644
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Financiamiento para-la-transición-a-la-economía-verde1

  1. 1. Inversión pública y economía verde:posibilidades de financiamiento hacia la transición Preparado por: Daniel Coronel Chamorro Documento de Trabajo: 001-2011 Julio, 2011
  2. 2. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónRESUMEN EJECUTIVO:La Iniciativa para la Economía Verde es una iniciativa lanzada por el Programa de lasNaciones Unidad para el Medio Ambiente (PNUMA) que busca la aplicación de lasostenibilidad a través de la promoción de actividades económicas que mejoren “elbienestar del ser humano y la equidad social, a la vez que reduce significativamente losriesgos ambientales y las escaseces ecológicas”. Como medida concreta ha propuesta lameta de invertir cerca del 2% del PBI mundial en enverdecer once sectores de laeconomía que puedan llevarnos a alcanzar dicho objetivo. Los mecanismos definanciamiento de la Iniciativa para la Economía Verde van cobrar importancia ya queserá el principal tema que se abordará en la Cumbre Río+20; donde probablemente setomen decisiones vinculantes respecto a la aplicación de estas medidas.Es evidente que el sector privado es el que tiene recursos financieros considerablementemayores que los del sector público para financiar actividades económicas relacionadas ala economía verde. No obstante, el Estado tendrá un papel fundamental no solo en lacorrección de distorsiones provocadas por las políticas públicas perjudiciales a lasostenibilidad sino que la inversión pública será necesaria para financiar el inicio a latransición.El objetivo de este documento es revisar cual es el grado de inversión pública que elEstado Peruano podría implementar en los próximos años (2012-2015), dadas lasactuales tendencias del gasto, para iniciar el camino hacia esta transición. En estesentido, se busca generar una primera aproximación sobre cómo podemos financiar,para el caso peruano, este 2% del PBI nacional que debe servir para impulsar iniciativasque nos lleven hacia una economía verde o sostenible.Los resultados de este ejercicio señalan que el financiamiento público en el quinquenio2012-2016 cubriría entre el 29% y el 18% dependiendo de los escenarios, optimista yconservador, los montos requeridos considerando los montos de inversiones actualmenterelacionadas (o potencialmente) con los recursos naturales y el medio ambiente quemigren efectivamente hacia este sector. En ese sentido, se identifica que el sector hídrico,la agricultura, la infraestructura y la investigación en recursos naturales son espaciosdonde la inversión pública es importante y donde, con relativamente pocos esfuerzos, elEstado puede contribuir directamente a financiar la transición. 1
  3. 3. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición1. INTRODUCCIÓN  Consideraciones InicialesAl ver los procesos de largo plazo del desarrollo es posible percibir que la sociedad se estáenfrentando a varias crisis en forma conjunta: la del clima, de la biodiversidad, delcombustible, la alimentaria, del agua y del sistema financiero. Algunas de estas crisis como lasenmarcadas dentro de aspectos sociales (como la crisis alimentaria), no son nuevas. Lapobreza y la desigualdad aún representan el mismo reto que en 1990, cuando la ONUestableció los Objetivos del Milenio, entre ellos; el de erradicar la pobreza mundial a la mitaden el 2015. No obstante, la crisis social se ha visto eclipsada parcialmente por otra crisis, quepreocupan más y que ha movido los cimientos de la actividad humana reciente: las crisisemanadas de problemas ambientales como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.De ellas, es la crisis del clima la que más preocupa por sus consecuencias perceptibles. Porejemplo, estudios serios como los del Panel Internacional de Cambio Climático (IPPCC, ingles)han estimado que los impactos en América Latina del aumento de la temperatura mundialserian graves1. Asimismo, junto a la crisis social y ambiental, también nos enfrentamos a lacrisis económica. En este aspecto no nos referimos a una fluctuación de corto plazo del sectorfinanciero, sino a una crisis de tipo estructural. La economía mundial actual es fuertementedependiente de fuentes de energía fósiles que son escasas y contaminantes. El crecimientoconstante del precio de petróleo que se venía observado desde el 2008 solo fue frenado por lacrisis financiera [si es que el aumento del petróleo no fue, más bien, el factor causal de la crisiscomo afirma Martínez Alier (2008)].Desde que Bruntland conceptualizó el concepto de desarrollo sostenible, este paradigma se haplanteado como la solución para superar todas las crisis interrelacionadas del ámbito social,ambiental y económico. Lo que se propuso entonces fue la de satisfacer las necesidades de lahumanidad tanto presente como futura mediante la conservación del capital indispensable(ya sea este material o natural). Existe un consenso mundial de que este es el camino aseguir. No obstante, también es cierto que establecer esquemas concretos para aplicar elconcepto ha sido sumamente difícil. El principal obstáculo ha sido planteado como el“triángulo crítico” del desarrollo, donde los tres objetivos de política (social, ambiental yeconómica) no pueden alcanzarse a plenitud simultáneamente (Reardon y Vosti, 1995). Porun lado, mejorar la sostenibilidad ambiental a través de regulaciones socaba las bases delcrecimiento económico que a su vez resta posibilidades de superación de la pobreza(especialmente en países pobres). Sin embargo, con los años se han logrado respuestas máscomprensivas.1 Entre los impactos señalados esta una disminución de la humedad del suelo que ocasionará el reemplazode selvas tropicales por ecosistemas de sabanas, disminución de la productividad de los cultivos,disminución de la disponibilidad del agua, entre otros efectos negativos (IPCC, 2007). 2
  4. 4. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónEl concepto lanzado desde la PNUMA llamado Iniciativa para la Economía Verde representauno de los más novedosos esquemas para encontrarle una aplicación a la sostenibilidad.PNUMA señala que una economía verde debe “mejora el bienestar del ser humano y laequidad social, a la vez que reduce significativamente los riesgos ambientales y las escasecesecológicas” (PNUMA, 2010). Aunque la denominación dada al concepto emana desde laspreocupaciones ambientales actuales, ya que señala que el concepto “busca bajas emisionesde carbono y utiliza los recursos de forma eficiente”, las implicancias en aspectos sociales alseñalar que la economía verde debe ser “socialmente incluyente” permiten catalogarla másbien como una propuesta de economía sostenible.Para lograr una economía verde se requiere la voluntad política de invertir, cada año, el 2%del PIB mundial -1,3 billones de dólares - (para el PBI mundial estimado del 2010). Con estainversión se logrará, incluso, mantener nuestro actual ritmo de crecimiento pero generará uncambio significativo hacia la sostenibilidad. Es probable que esta iniciativa pueda tener uncarácter más vinculante para los países del mundo debido a que las discusiones de apoyopolítico y financiero a este tema en la Cumbre de la Tierra de Rio de Janeiro, Brasil en el año2012 (más conocida como Río+20). De allí que es necesario empezar a analizar, a nivel deeconomías nacionales, las implicancias de esta transición.  Caracterización del trabajoFinanciar la transición hacia la economía verde requiere una restructuración importante deingresos que sin duda, tendrá cambios significativos en la actual distribución de lasprioridades del gasto público de los países como también las de los sectores privados.Esto marcará el inicio de un periodo muy intenso donde los países tendrán que reconvertirsus sectores económicos siendo esta conversión, en algunos sectores, sumamente costosa nosolo para la Estado sino para las mismas empresas. La transición hacia una economía verdeserá un proceso largo y complicado. Se requiere un desarrollo sumamente denso deevaluaciones que requieren como mínimo la elaboración de los escenarios base sobre lasituación de sostenibilidad de la que parten los países, sobre cómo medir los avances hacia laeconomía verde, qué sectores en las que los países tienen ventajas competitivas priorizaránen el financiamiento, cuales son las impactos de esta restructuración económica, etc.Para iniciar la compleja elaboración de políticas públicas, sus impactos y las priorizaciones degastos se requiere saber cuánto ya están los países gastando en su inversión pública en losdiez sectores priorizados por la Iniciativa para la Economía Verde. Existe la primera intuiciónde que el gasto público no podría financiar la totalidad del gasto de financiamiento meta. Enel caso peruano para cumplir con la meta del 2% del PBI se requiere, durante el periodo 2012-2016, un inversión por encima de los 10 mil millones de soles cada año (3,5 mil millones dedólares aprox.). Esto es cerca del 10% del presupuesto del sector publico anualmente. 3
  5. 5. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónEn este camino complejo, el presente trabajo pretende identificar a cuánto ascendería lainversión pública durante el periodo 2012-2015 destinada a sectores económicos sostenibles.Asimismo, algunas cuestiones que se pretende resolver:  ¿Cuál es el porcentaje de participación del sector público en el financiamiento de la transición hacia la economía verde? ¿Cuál sería la brecha que faltaría cubrir?  ¿En qué sectores se concentra el financiamiento público?  ¿De dónde se podrían redireccionar recursos desde otros sectores desde el sector público?2. MARCO TEÓRICO: ECONOMÍA SOSTENIBLE Y SECTOR PÚBLICO  Economía sostenibleDesde la perspectiva de la Iniciativa para la Economía Verde, la causa de los problemasambientales ha sido consecuencia de la asignación incorrecta de capital natural. Los recursosde la economía se han dirigido a “propiedades, combustibles fósiles y activos financierosestructurados” (PNUMA, 2010). Esta acumulación de capital físico, financiero y humano se daa costa del agotamiento y la degradación excesiva de nuestros recursos naturales y losecosistemas que al no tener visibilidad económica han sido subestimados. La invisibilidadeconómica, y las políticas y los incentivos de mercado que surgen por este tema, son losprincipales causantes de este problema.Dado este diagnóstico, si queremos avanzar hacia una economía sostenible, la principalreforma que se debe hacer al sistema económico actual es la puesta en valor de los llamadosservicios ecosistémicos. Por servicios ecosistémicos se entiende la variedad de condiciones yprocesos de los ecosistemas y sus componentes que ayudan a mantener y satisfacer la vidahumana (Daily et al. 1997). Los servicios ecosistémicos deben ser incluidos dentro del stockde capital como capital natural y de esta forma entrar en la contabilidad nacional delcrecimiento económico. La no consideración de la perdida de acarrea graves sesgos a lasestimaciones del PBI. Un país con altas tasas de crecimiento económico basado en laexplotación insostenible de sus recursos naturales puede que tengan un porcentaje de ahorronacional bruto (ANB) y el ahorro nacional neto (ANN) positivos. No obstante si se llega adescontar la degradación y la pérdida del capital natural, el ajuste llamado también ahorrogenuino, podría mostrar que en realidad esta no es alta e, incluso, podría ser negativa. Este elcaso de países como Perú que muestra que la brecha entre ahorra nacional neto y ahorrogenuino (ahorro nacional neto ajustado) se está ampliando, según señala Belaustegui yTolmos (2010). Brecha frente a ahorro genuino (% del PBI) 4
  6. 6. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición 30 25 20 15 10 5 0 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 ANB ANN ANNA Fuente: Belaustegui y Tolmos (2010) Datos del Banco MundialLa valorización económica de los servicios ecosistémicos permitirá como paso siguiente queeste valor sea incorporado en los mercados. Los agentes económicos pagarán por los serviciosque utilizan y de esta manera harán uso eficiente de ellos. Sin duda, estos requiere unacompleta reforma de las políticas públicas y ofrecerá nuevos incentivos a la economía(PNUMA, 2010). La búsqueda de la valorización ya está sucediendo a gran escala. Una de lasprincipales iniciativas es el proyecto La Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad quebusca generar un estándar global para la contabilidad del capital natural. La inclusión de loscostos de los servicios ecosistémicos también se está dando lugar principalmente a través delpago por servicios ambientales en la regulación del ciclo del carbono (los mercados decarbono) y la provisión de agua dulce; a medida que aumenten las estimaciones de otrosservicios ecosistémicos se irán añadiendo al mercado. Los servicios ecosistémicos y la economíaLos recursos que los ecosistemas proveen servicios a la actividad económica humana que se puedenclasificar en cuatro (Common, 1995): i) son fuente de recursos para la actividad económica(aprovisionamiento); ii) son sumidero de los desechos producidos por la actividad económica(regulación); iii) base de los procesos biológicos que sostienen la vida humana y sus actividades (deapoyo) y iv) ofrecen servicios culturales, de entretenimiento y estéticos. (Ver gráfico)El primer servicio de los ecosistemas se refiere a todo aquello que los humanos extraemos o usamospara producir bienes que sustenten nuestra existencia. Los recursos naturales extraíbles se clasificanen stocks y flujos. Stock son aquellos recursos cuyo consumo actual tiene implicancias en ladisponibilidad de los recursos en el futuro. Asimismo, los recursos stock se dividen en renovables (yaque se reproducen biológicamente en periodos relativamente cortos respecto a la escala de vidahumana) y no renovables (los que no tienen capacidad de reproducirse y si es así lo hacen es a escalasgeológicas). En el caso de los recursos clasificados como flujo, el uso de estos en el presente no tieneimplicaciones para su uso en el futuro siempre que no se sobrepase su límite de sostenibilidad.El segundo servicio de los ecosistemas se relaciona a la recepción que hace de los desechos o residuosque son descargados hacia el medio ambiente por parte de las firmas productoras para que seanregulados por este. Los desechos que se descargan pueden ser conceptualizados como stock de 5
  7. 7. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transicióndesechos o como un flujo que afecta la capacidad de asimilación de los recursos naturales.El tercer servicio de los ecosistemas es crear las condiciones para la vida humana. Los recursosnaturales sostienen la vida en el planeta al permitir la purificación del aire y el agua; la destoxificacióny descomposición de desechos; la estabilización y moderación del clima de la Tierra; la moderación delas inundaciones, sequías, temperaturas extremas y fuerza del viento; la generación y renovación de lafertilidad del suelo, incluido el ciclo de los nutrientes; la polinización de las plantas; el control de lasplagas y enfermedades; el mantenimiento de los recursos genéticos como contribución fundamentalpara las variedades de cultivos y razas de animales; la capacidad de adaptación al cambio (CINU, ONU).Finalmente, los ecosistemas proporcionan a los seres humanos servicios de recreación, de cultura yestéticos por su mera existencia sin necesidad de actividad económica directa sobre dichos recursos.Por ejemplo, las playas y los bosques que brindan espacios para la recreación humana. Gráfico: Servicios de los recursos de los ecosistemas a la actividad económica Ecosistemas Desechos (Base de procesos biológicos) Stock de Capital Recursos extractivos Firmas Consumo de los productoras individuos Servicios culturales y estéticos Fuente: Adaptación en base a Common (1995)Fuente: Elaboración propiaEs probable que estos cambios no estén exentos de incertidumbre. Se sigue manteniendo elmito de que la sostenibilidad está reñida con el progreso económico. No obstante, hay queconsiderar que nos encontramos en una situación apremiante. O establecemos estosmecanismos que nos ayudaran a luchar contra cambio climático y la pérdida de biodiversidady, a la vez nos permitirán con una senda de crecimiento al menos positiva, o continuamos conel crecimiento económico convencional pero con los peligros climáticos, energéticos yambientales de toda índole en el mediano plazo (PNUMA, 2010).Desde los países del Sur, ha habido críticas respecto a la economía verde porque implicaenormes costos solo asumibles por países ricos [y por otro lado, que se trata de imposiciones 6
  8. 8. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónde puntos de vista occidentales2]. Respecto a los costos económicos de una transición a unaeconomía sostenible, estos serían menores en países en desarrollo basadas en economíasprimarias (como la agricultura y la silvicultura) ya que es hacia estos sectores donde, másbien, se dirigirá el capital. De hecho, en estos casos la migración sería más fácil.La transición hacia una economía sostenible es costosa dependiendo de los sectoreseconómicos comprendidos, pero bajo cualquier caso requiere tiempo. Podemos clasificar latransición en un proceso de tres etapas. En una primera etapa, existe un surgimiento debrotes verdes dentro de sectores económicos. Se trata de proyectos pilotos o iniciativasinnovadoras que son exitosas en términos de sostenibilidad y son posibles de replicación. Enuna segunda etapa, las experiencias exitosas ya se han replicado y se empiezan a dinamizargenerando un subsector de iniciativas o empresas con criterios de sostenibilidad que empiezaa ocupar parte importante del mercado. En la tercera etapa se da cuando importantes yamplios sectores económicos ya han transitado totalmente hacia una economía sostenible. Transición hacia una economía sostenible Subectores Economía Brotes verdes verdes sostenible Fuente: Elaboración propia con datos de PNUMASegún la iniciativa para la economía verde, la transición hacia este objetivo debe enfocar en i)invertir en aquellos sectores intensivos en capital natural y ii) en sectores eficientes enrecurso y energía. Se han indicado sectores concretos, dentro de cada división planteadapreviamente, donde ya existen iniciativas importantes y donde es posible una transiciónrelativamente rápida: Sectores priorizados por la Iniciativa para la Economía Verde Enfoque Sectores Capital Natural Agricultura2 Países como Bolivia se han opuesto de forma oficial a iniciativas como la economía verde ya que rechazan,desde una perspectiva ética, que los recursos naturales sea valorizados (CMPCC, 2010). Aunque actualmenteexiste un debate ético sobre el valor intrínseco o antropológico del medio ambiente, este no será analizadoen el presente documento. 7
  9. 9. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición Forestal Agua Pesca Turismo Construcción Manufactura Eficiencia en el uso de Transporte recursos y energía Energías renovables Residuos Ciudades Fuente: Elaboración propia con datos del PNUMAEs posible que esta transición lleve a la desaparición de sectores económicos enteros (como elde la industria petrolera) así como una restructuración de otras. De allí la necesidad que tieneel sector privado a adelantarse a este nuevo escenario se hace cada vez más urgente y asimilara lo que se está llegando a conocer como los negocios sostenibles (ver cuadro NegociosSostenibles) Negocios sosteniblesEs posible que esta transición lleve a la desaparición de sectores económicos enteros (como el de laindustria petrolera) así como una restructuración de otras. La necesidad que tiene el sector privado aadelantarse a este nuevo escenario se hace cada vez más urgente.Lamentablemente, hasta hace poco, los negocios han estado desligados de esta dinámica. Desde elsurgimiento del movimiento ambientalista, han visto a las regulaciones ambientales como contrarias asus intereses por que ocasionaba incremento de costos y reducción de utilidades. No obstante, estágenerando frente a ello un gran cambio de paradigma para cambiar esta visión. Lo que se busca es quelas empresas transiten hacia los negocios sostenibles.El concepto de negocios sostenibles se encuentra aún en formación. Uno de los pioneros enconceptualizar los negocios sostenibles ha sido Elkingtong quien lo catalogo como un enfoque de“triple resultado”, que a diferencia del balance de negocios tradicional, enfocado en resultadoeconómico, la versión sostenible busca el balance de intereses económicos con preocupacionessociales y ambientales (Elkington, 1999). Aunque es importante señalar que en los negociossostenibles no solo se debe valorar el resultado económico, esta tesis no logra explicar cuáles son loscriterios específicos sobre los que se desenvuelven negocios con orientación sostenible.Es Porter quien ha planteado el concepto de valor compartido que revoluciona la comprensión de losnegocios y que puede iniciar el camino para entender mejor a los negocios sostenibles. Porter (2011)señala que actualmente hay una pérdida de confianza de la sociedad en la clase empresarial. Lasempresas contaminan y sobreexplotan los recursos, y que es la industrialización la que nos ha puestoal borde del peligro climatológico (Porter & Kramer, 2011). Asimismo, asegura que el Estado hatomado este espacio para tomar medidas que socavan el crecimiento económico (Porter & Kramer,2011). En suma, el sector privado ha tenido un reflejo meramente reactivo ante el surgimiento de losdebates socioambientales. 8
  10. 10. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónPorter propone que el sector privado asuma un rol más bien proactivo frente a la problemáticasocioambiental. La propuesta pasa por cambiar el enfoque de los negocios desde la medula misma desu concepción. Ya no se trata de negocios que generen valor económico sino que le adicionen lo que seha llegado a llamar valor compartido. Es decir, “crear valor económico de una manera que tambiéncree valor para la sociedad al abordar sus necesidades y desafíos” (Porter & Kramer, La creación devalor compartido, 2011).En concreto se trata de políticas y prácticas operacionales que mejoran la competitividad de lasempresas a la vez que ayudan a mejorar las condiciones económicas y sociales de las comunidadesdonde opera. Se pueden establecer tres ámbitos de acción donde las empresas pueden generar valorcompartido tanto de forma aislada como interrelacionada: en nuevos productos o mercados; redefinirla productividad en la cadena de valor y promoción del desarrollo de clúster locales. Formas de creación de valor compartido Formas Características Nuevos productos o  Generar respuestas que resuelvan las demandas de la sociedad y a mercados los nuevos desafíos mundiales. Redefinir la productividad  Mejorar estándares laborales en la cadena de valor  Ecoeficiencia energética  Eficiencia en el uso de recursos naturales (agua, maderas,)  Mejoras en las prácticas de abastecimiento  Distribución (mejorar el acceso a los servicios de formas creativas)  Ubicación. (priorizar el procesamiento local, menos gasto de energía, menos emisiones de GEI) Desarrollo de clúster local  Apoyar la innovación y la productividad del entorno, especialmente de sectores relacionados. Fuente: Elaboración propia con datos de (Porter & Kramer, 2011)Lo que Porter está planteando desde el valor compartido es que las empresas respondan a las nuevasdemanda del mercado enfocadas ahora en necesidades sociales y ambientales (mejor alimentación,insumos ecológicos, nuevos estilos de vida). La sociedad mundial ya no demanda solo bienes yservicios que satisfagan sus necesidades inmediatas; existe un creciente interés también por lascaracterísticas que llevan adicionados los bienes consumidos. Ello se ve en casos concretos como elcrecimiento de la demanda de la agricultura ecológica y las energías renovables.Consideramos que el concepto el valor compartido (VC) en los negocios es un elemento importante enla formulación del concepto de negocios sostenibles, pero requiere también la consideración dentro dela concepción de los negocios sostenibles la inclusión de los servicios ecosistémicos en los costos deproducción de las empresas. La inclusión de los costos de servicios ecosistémicos, sin lugar a dudar,significa un cambio importante en la forma como se van a desarrollar los negocios. La tendencia es quelos costos de producción sean relativamente más altos y surjan nuevos segmentos económicos.Fuente: Elaboración propia  El rol del sector público 9
  11. 11. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónLa visión del Estado debe ser que el “desarrollo debe mantener, mejorar y, cuando seanecesario, reconstruir el capital natural como un activo económico vital y fuente de beneficiospúblicos, especialmente para las personas pobres cuyos medios de subsistencia y la seguridaddependen en gran medida de la naturaleza” (PNUMA, 2010). Según la Iniciativa para laEconomía Verde, la participación del sector público debe estar enfocada a dos aspectos: i) lasreformas políticas y cambios en la reglamentación; y ii) la inversión pública dirigida. En estaúltima es la que se enfoca el análisis.No obstante, para los dos ámbitos existe el peligro de que las políticas y el gasto públicodesplacen de sus prioridades el gasto en alivio de la pobreza para destinarlo al financiamientode las actividades de economía sostenible. Sin embargo, según el PNUMA ambos objetivospueden ser cumplidos invirtiendo en los sectores señalados como aquellos vinculadosintensivamente al capital natural.Consideramos que un aspecto importante que es necesario superar es la visión sectorial ysesgada al sector ambiental como se afronta el reto de la sostenibilidad, al menos para el casoperuano. Junto con el incremento de las preocupaciones ambientales también se ha generadoun sesgo a creer que es la autoridad nacional ambiental y el sector ambiental la que debegenerar y desarrollar todos los aspectos vinculados a la promoción de la sostenibilidad. Unode los más grandes retos es cambiar la idea que para iniciar la transición es la de considerarque esta se lograra solo con políticas ambientales cuando se deberían plantear una estrategiageneral de desarrollo sostenible. Puede que la política ambiental este bien fundamenta ydesarrollada pero no es nada si no coinciden con la política en materia de comercio,agricultura o minería, por ejemplo.La intersectorialidad es evidente y no solo debe estar vinculada al financiamiento sinoacompañada con otras tareas como: Completar los vacíos de información (derechos de propiedad sobre recursos; sistemas de información, valoración de los principales servicios ecosistémicos (agua y aire), provisión de mercado incompletos, legislaciones adecuadas) que facilite el desarrollo de los negocios sostenibles Cambios en la política fiscal; nuevos instrumentos basados en el mercado; inversión pública dirigida a enverdecer sectores claves; Marcos regulatorios adecuados.- Un aumento gradual y flexible de los estándares que permita planificación a las empresas; diferenciar claramente empresas sostenibles de las que no lo son. Evaluación del cumplimiento de los estándares ambientales y fortalecer la capacidad institucional para legislar, sancionar y generar información e indicadores ambientales sobre la transición hacia la economía sostenible.Por otro lado, en el sector público podría existir el temor a desarrollar mecanismos queayuden a la transición ya que algunos podrían desalentar las inversiones. No obstante, lasreformas políticas podrían ser, más bien, un fuerte dispositivo indicador para atraer empresas 10
  12. 12. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónde alto valor y "descartar" a las no sostenibles. Los gobiernos deberían concentrar su atenciónen atributos sostenibles que estimulen la inversión de estas empresas de alto nivel. Losatributos más deseables para las empresas de alto nivel son: i) Estándares ambientalestransparentes, estables, y aplicados de manera equitativa y ii) alto nivel de disponibilidad deinfraestructura especializada e industrias relacionadas y de apoyo, para brindar serviciossostenibles básicos consistentes con las políticas y programas de las empresas (INCAE-CLACDS, 1999). Lo que se requiere es la buena gobernanza con objetivos claros y específicos,y las soluciones que se pueden implementar de una manera apolítica y profesional (Figueres,2008). El rol del sector privadoPor el lado del sector privado es necesario identificar donde están las oportunidades de losnuevos negocios sostenibles competitivos. El sector privado debe tener un rol innovador ycompetitivo para identificar estas oportunidades y desarrollarlas. En el caso peruano, existenalgunos trabajos que tratan de identificar espacios donde puedan haber oportunidades denegocios en un contexto de economía sostenible (o verde) (Libélula, 2010). Sin embargo aúnse identifican oportunidades de negocio desde la percepción ecológica (y sesgada en ladecarbonización) y no bajo esta nueva óptica de los negocios sostenibles donde lasostenibilidad parte desde la concepción misma del emprendimiento. Asimismo, lasoportunidades sostenibles involucran en buena medida la resolución de problemáticasambientales pero también comprenden aspectos no considerados hasta ahora como mejorarestándares laborales y de interrelación con comunidades proveedoras, mejorar el acceso aservicios básicos a las poblaciones (agua, factores productivos agrícolas). Actualmenteexisten casos evidentes donde empiezan a surgir brotes de economía sostenible que tambiénofrecen oportunidades de retornos y puesto de trabajo como en los de la economíaconvencional (PNUMA, 2010). Fuente: Elaboración propia con datos del PNUMA3. LAS POSIBILIDADES DE LA INVERSIÓN PUBLICA  Necesidades de financiamientoEl primer paso para analizar las posibilidades de inversión pública para la transición esconocer cuáles son las necesidades en el caso peruano de este financiamiento. Para ello, se hatomado las proyecciones del PBI del Perú del Marco Macroeconómico Multianual 2011(versión mayo del 2011) para los años 2012-2014, y extrapolando la proyección de la tasa decrecimiento para los años 2015 y 2016. Si tomamos dichos datos para un periodo quinquenal,tenemos que el PBI acumulado en el periodo será de 3 055 millones; con lo cual lasnecesidades de financiamiento durante el mismo lapso serían de 61 mil millones de soles (2%del PBI acumulado). Concepto 2012 2013 2014 2015 2016 2012-2016 PBI 518 566 619 656 696 3055 Porcentaje de crecimiento 6% 6% 6% 6% 6% 6% 11
  13. 13. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición promedio Financiamiento EV 10 11 12 13 14 61 Fuente: Elaboración propia con datos del Marco Macroeconómico Multianual 2011. Datos de los años 2015 y 2016 son resultado de la extrapolación de la tasa de crecimiento de los años previos.  MetodologíaPara la obtención del financiamiento público, primero ha sido necesario diferenciar entregastos público en conservación y/o gestión de RRNN y la referida a la inversión en sectoresde economía verde potencialmente relacionados o que están bastante ligados a ellos. Esimportante considerar que no todo gasto relacionado al medio ambiente debería serconsiderado como parte de la economía verde; sino solo aquellos que estén vinculados alaprovechamiento sostenible de recursos naturales o permitan una mayor eficiencia en el usode recursos o de energía (por ejemplo, los gastos de conservación de áreas naturalesprotegidas per se no podrían considerarse como parte de la economía verde). Para ello ha sidoútil la revisión de las actividades de los principales sectores públicos e identificar lossiguientes tipos de inversiones que se han considerado como parte de economía verde en esteanálisis:  aquellas que puedan trasladarse/ orientarse hacia la promoción de la economía sostenible  aquellas que actualmente promueven inversiones en sectores contaminantes con el medio ambiente y que luego de una restructuración podrían migrar desde sectores contaminantes hacia estos sectores.La fuente de datos para la elaboración del análisis ha sido el Portal de Transparencia Fiscaldonde se detallan los Presupuestos a escala Nacional, Regional y Local y los datosproporcionados por la Dirección General de Evaluación, Valoración y Financiamiento delPatrimonio Natural del Ministerio del Ambiente. Dentro de estos presupuestos se ha tomadocomo base de referencia el Presupuesto Institucional Modificado que define el monto finalproyectado hacia la actividad concreta a la fecha en qué se realizó el análisis.Los sectores públicos considerados para cuantificar la inversión pública son los siguientes:ambiente, educación, salud, agricultura, energía, transporte y producción. Se han hecho unnivel de análisis desagregados a nivel del gobierno central y a nivel agregado a nivel degobiernos regionales y locales.Finalmente se ha establecido dos escenarios de orientación de las actuales inversiones haciaestándares que podría catalogarse como de Economía Verde. Estos dos escenarios son lossiguientes:  Optimista.- Como mínimo el 50% del monto total de inversión de la partida se podría destinar hacia estándares de sostenibilidad cada uno de los 5 años del periodo de 12
  14. 14. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición análisis. Se considera un aumento de la inversión pública en Economía Verde durante el periodo del 8%.3  Conservador.- Como mínimo el 20% del monto total de inversión de la partida se podría destinar hacia estándares de sostenibilidad cada uno de los 5 años del periodo de análisis. Se considera un aumento de la inversión pública en Economía Verde durante el periodo del 4%4.  ResultadosLos resultados señalan que el monto de inversión pública en el periodo 2012-2016 sería de 18mil millones y 11 mil millones de nuevos soles en el escenario optimista y conservador,respectivamente. Esto representaría entre el 29% y 18% dependiendo de los escenariosseñalados. Las brechas de financiamiento se estiman entre 43 y 50 mil millones de nuevossoles.Respecto a la inversión pública, los resultados señalan que existen fuertes potencialidades enel sector hídrico, construcción, agricultura e investigaciones aplicadas en recursos naturalesque pueden ser financiados por el Estado. Es en estos sectores donde las inversiones públicasson importantes y donde rápidamente se pueden implementar medidas para orientarlas a laeconomía verde.Asimismo, existe un potencial de reconversión desde sectores que actualmente financiansectores contaminantes (relacionados a combustibles fósiles) que podrían ser trasladados afinancia la economía verde. Posible inversión pública futura en Economía Verde Estimado Estimado escenario escenario Nivel de inversión Sector económico optimista conservador base (2011) (2012-2016) (2012-2016) Agua 8.36 5.03 3.87 Construcción 4.49 2.70 2.08 Reconversión+ 3.71 2.23 1.72 Agricultura 0.75 0.45 0.35 Investigación aplicada+ 0.12 0.07 0.05 Pesca 0.11 0.07 0.05 Turismo 0.10 0.06 0.053 El MMM señala que durante el primer trimestre del 2011 la inversión pública habría caído hasta en 3.9%debido a la menor inversión realizadas por los tres niveles de gobierno. No obstante, dicho documentotambién señala que las proyecciones de la inversión pública podría pasar transitoriamente de 6% del PBI enel 2012 a 7,1% del PBI en el año 2013, registrando un crecimiento de 18% en términos reales durante eseperiodo, y luego reduciendo su ritmo de crecimiento en el año 2014 (7% en términos reales). Teniendo encuenta que la tasa de crecimiento de la inversión pública fluctuaran entre 18% y 7% durante los años 2012 y2014; Es válido considerar escenarios de la tasa del crecimiento de la inversión destinada al economía verdedurante el periodo de análisis 2012-2015 en 8% en el caso más optimista y 4% en el conservador.4 Ídem. 13
  15. 15. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición Aprovechamiento de 0.06 0.04 0.03 biodiversidad+ Energías Renovables 0.06 0.04 0.03 Transporte 0.02 0.01 0.01 Ciudades 0.02 0.01 0.01 Total de inversión pública* 17.80 10.72 8.24 Brecha* 43.20 50.28 Meta* 61.00 61.00 Fuente: Elaboración propia con datos del MEF. El año base 2011 no es comparable con los escenarios por qué esta inversión no seconsidera como parte de Economía Verde. Son los escenarios los que estiman los márgenes de conversión. *Cifras expresadas en miles de millones de nuevos soles. + Estos sectores no son sectores priorizados por PNUMA como economía verde pero han sido analizados separadamente por sus características especiales.En el sector hídrico se invierten cerca de 3,87 mil millones de soles. Estas inversiones estándestinadas por un lado a mejorar el sistema de acceso a agua potable en el sector urbanocomo en el sector rural así como aumentar la cobertura de riego para actividades económicas.Asimismo aquí también están incluidas las inversiones destinadas a asegurar y hacer eficienteel uso de agua en el sector rural. Estas inversiones se podrían convertir entre 8,3 y 5 milmillones en escenarios optimistas y conservadores de transición. Si queremos transitar haciauna economía verde en este sector, se debería mejorar los estándares de utilización delrecursos que permitan hacer uso eficiente del agua y también asegurar su disponibilidad antelos efectos del cambio climático.El sector infraestructura es otro sector importante. Las inversiones actuales se estiman en 2mil millones de soles. Las inversiones públicas en la construcción son abundantes en lossectores de educación básica y superior donde se puede implementar tipos de construcciónsostenible que permita generar la demanda de este tipo de bienes y servicios. Las inversioneshacia la economía verde sectoriales se podrían convertir entre 4,5 y 2,7 mil millones de soles.Es importante señalar que el sector también tiene capacidades muy importantes en la luchacontra problemas ambientales concretos como el cambio climático. Según el PanelIntergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el sector ofrece el mayorpotencial que cualquier otro sector industrial para lograr importantes reducciones en lasemisiones de gases de efecto invernadero. Esto se debe a que la construcción no requieregrandes inversiones tecnológicas para reducir sus emisiones, sino una simple adaptación y uncorrecto diseño de los proyectos. Se estima que el sector de la construcción podría reducirsus emisiones hasta en un 30% a un costo cero o con un ahorro financiero neto en laseconomías, según el IPCC.En el sector agricultura las inversiones actualmente están dirigidas a apoyar a la pequeñaagricultura en infraestructura de riego, desarrollo productivo, conservación de suelos, de floray de fauna. Las inversiones en este sector se estiman en 300 millones de soles. En unescenario optimista de transición, las inversiones en economía verde se podrían convertir en750 millones, mientras que en el conservador en 452 millones de soles. Existe un enormepotencial para que estas inversiones puedan ser orientadas hacia técnicas ecológicas e 14
  16. 16. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónintensivas en el aprovechamiento sostenible de la biodiversidad nativa, sobre todo en elámbito de la pequeña agricultura comercial. La agricultura orgánica es un sistema deproducción que usa al máximo los recursos propios de las chacras (la fertilidad del suelo, laactividad biológica interna) e insumos no renovables evitando el uso de fertilizantes,pesticidas y plaguicidas sintéticos, según señala la FAO. La demanda de este tipo de productosha crecido en mercados de Europa, Norteamérica y Asia. Según el informe “The World ofOrganic Agriculture 2010” de IFOAM, este tipo de agricultura ya es realizado en más de 150países y existen 35 millones de hectáreas manejadas orgánicamente. Las ventas mundiales dealimentos y bebidas orgánicas alcanzan los casi US$ 60 mil millones según Organic Monitor.Las características agrícolas peruanas (pequeña agricultura comercial y alta diversidad decultivos de alto precio por unidad) hacen que el país tenga ventajas comparativas en estenicho. Entre los principales productos orgánicos peruanos de exportación están el café, cacaoy plátano. Asimismo, diversas frutas, cereales, verduras y hortalizas, incluso en otras áreascomo el sector acuícola y la industria vitivinícola también están ingresando a este mercado. Lademanda interna por este tipo de productos también está creciendo: tanto en la feriaalimentaria ExpoAlimentaria 2010 y la gastronómica Mistura 2010, los productos orgánicos oecológicos han incorporado secciones especiales dedicadas a este tipo de productos.La investigación aplicada relacionada al aprovechamiento de los recursos naturales estambién otro gran sector de inversiones en el país donde es posible generar mecanismos paraorientarlos hacia la búsqueda de la sostenibilidad. Centro de investigación como el Institutode Investigaciones de la Amazonía Peruana, Instituto Tecnológico Pesquero y el Instituto deInnovación Agraria actualmente destinan cerca 100 millones de soles. En el escenariooptimista las investigaciones aplicadas basadas en recursos naturales podrían alcanzar los117 millones de soles, mientras que en el escenario conservador los 70 millones de soles.Estos podrían enfocarse en innovación en tecnologías que permitan el aprovechamiento delos recursos pesqueros, agrícolas y de la biodiversidad amazónica pero en condiciones desostenibilidad.Actualmente existe cerca de 1 700 mil millones de soles que actualmente se destinan aestabilizar el precio de los combustibles fósiles y la promoción de inversiones enhidrocarburos. De mantener sus mismas tendencias, estas inversiones se podrían convertirentre 3,7 y 2,2 mil millones dependiendo de los escenarios considerados. Esto se convierteen un incentivo negativo contra la sostenibilidad ya que subsidia un espacio de la economíaaltamente contaminante. Aquí hay un espacio donde estos recursos se podrían redireccionarhacia inversiones en sectores sostenibles.5. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONESLos resultados del ejercicio realizado muestran que las inversiones públicas en sectores quepodrían ingresar a la economía verde alcanzan entre el 29 y 18% dependiendo de losescenarios optimistas o conservadores. Los principales sectores donde se podría dirigir estasinversiones son el sector hídrico, agricultura, infraestructura e investigación aplicada en 15
  17. 17. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transiciónrecursos naturales. Asimismo existe un importante monto destinado hacia actividadescontaminantes que podrían reconvertirse hacia la economía verde. Con estos montos deinversión, existen las posibilidades para iniciar la transición con estos sectores además de irgenerando las reformas políticas que mejoren la sostenibilidad. No obstante, aun con estascondiciones mínimas existen algunos temas que hay que considerar.El primero se refiere a los parámetros eficaces de medición. En los escenarios supuestos se haseñalado que existe entre 20% y 50% de conversión hacia la economía verde. No obstante,falta contestar la pregunta de cuándo una inversión se considerará como parte de la economíaverde. Se necesita especificar parámetros. Una herramienta útil puede ser los estándares ycertificados que permitan obtener parámetros claros de esta transición hacia algunos sectoresespecíficos. Ya existen estándares como los orgánicos para el caso de la agricultura, lascertificaciones Green Building para el sector de infraestructura, entre otros.Segundo, la brecha de financiamiento existente entre la inversión pública que podría existirnos obliga a plantear nuevos mecanismos de financiamiento que pueden incluso venir porreformas tributarias. Entre las medidas que se pueden implementar está la de colocar unimpuesto a combustibles fósiles utilizando un esquema ya existente con el Impuesto Selectivoal Consumo. El posible ingreso de las sobreganancias mineras también genera expectativas deque un porcentaje de estos nuevos ingresos puedan dirigirse hacia estos fines.Tercero, queda evidente que la participación del sector privado será fundamental aunquerequiere especificar cuáles serían los mecanismos en los que estos podrían participar. Desdeluego, la promoción de la participación privada desde el Estado será importante. Habría queestablecer de forma precisa los sectores a los que se deben apoyar, se debe identificar dondese encuentra las sectores de alta competitividad y de qué forma vincularlos con las nuevasopciones de economía sostenible o verde.Finalmente, una institucionalidad de financiamiento directo puede ayudar mucho a apalancarrecursos de los privados para orientarse hacia la economía verde. Aunque habría que discutirlos mecanismos, quizá la más adecuado sea un sistema mixto de financiamiento público yprivado. Los recursos que surjan de la reconversión de sectores contaminantes, montos queno son nada despreciables, quizá podrían ser destinados a un fondo de inversión queapalanque recursos para financiamiento de proyectos públicos y privados de los sectores queel país decida priorizar. [ ] 16
  18. 18. Inversión pública y economía verde: posibilidades de financiamiento hacia la transición6. BibliografíaBanco Mundial. (2006). La Sostenibilidad Ambiental como una clave para la reducción de lapobreza en el Perú.Banco Mundial. (2010). Informe sobre Desarrollo Mundial 2010. Desarrollo y Cambio Climático.CLACDS, C. L. (1999). Ambiente y Competitividad en Centroamerica. San Jose: INCAE.CMPCC, C. M. (2010). Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechosde la Madre Tierra. Obtenido de http://cmpcc.org/2010/11/01/economia-verde-mercantilizar-la-naturaleza/Elkington, J. (1999). Cannibals With Forks. Wiley.Figueres, J. M. (2008). On Achieving Sustainable Development: The Costa Rican Model.INCAE- CLACDS. (1999). Competitividad y Desarrollo Sostenible:Avances Conceptuales yOrientaciones Estratégicas. San José: No editado.IPCC, P. I. (2007). IPCC Fourth Assessment Report: Climate Change 2007. Ginebra: IPCC.Libélula, C. A. (2010). Rumbo a una Economía Sostenible en el Perú. Oportunidades de NegociosBajos en Emisiones de Carbono. Lima.Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) (2011). Marco Macroeconomico Multianual 2012-2014(edición de mayo del 2011).Martinez-Alier, J. (19 de 11 de 2008). Recuperado el 15 de 05 de 2011, de Ecoportal:http://www.ecoportal.net/content/view/full/82771/://MINAM, M. d. (2011). Perú: Economía y Diversidad Biológica. Lima: MINAM.PNUMA, P. d. (2010). Hacia una economía verde. Guía para el desarrollo sostenible y laerradicación de la pobreza. Nairobi: PNUMA.Porter, M. (1990). The competitive advantage of nations. New York: Free Press.Porter, M., & Kramer, M. (2011). La creación de valor compartido. Harvard Business Review, 33-49.The Guardian. (25 de Mayo de 2011). The Guardian - Environment. Recuperado el 30 de Mayo de2011, de http://www.guardian.co.uk/sustainable-business/sustainability-with-john-elkington/corporate-social-resposibility-creating-shared-value?& 17

×