1Prevención de conflictos en Educación Física
1www.AulaPrimaria.es
Índice
01. Introducción...................................
2Prevención de conflictos en Educación Física
2www.AulaPrimaria.es
1 Introducción
A lo largo de estos años de estudio en l...
3Prevención de conflictos en Educación Física
3www.AulaPrimaria.es
2 Qué entendemos por conflicto
Podemos encontrar difere...
4Prevención de conflictos en Educación Física
4www.AulaPrimaria.es
En ocasiones el maestro negocia con el alumno y el alum...
5Prevención de conflictos en Educación Física
5www.AulaPrimaria.es
3 Tratar los conflictos
Podemos encontrar tres aspectos...
6Prevención de conflictos en Educación Física
6www.AulaPrimaria.es
3.2 La resolución de problemas
A continuación vamos a c...
7Prevención de conflictos en Educación Física
7www.AulaPrimaria.es
3.3 Simulaciones
Tal como enuncia Antonio Pantoja5
en s...
8Prevención de conflictos en Educación Física
8www.AulaPrimaria.es
4 Qué es la disrupción
Siguiendo el plan de prevención ...
9Prevención de conflictos en Educación Física
9www.AulaPrimaria.es
4.1 Entender la disrupción
Estas conductas son un refle...
10Prevención de conflictos en Educación Física
10www.AulaPrimaria.es
conceptos y poco adaptados a las necesidades formativ...
11Prevención de conflictos en Educación Física
11www.AulaPrimaria.es
 Además, impide el diseño de enfoques metodológicos ...
12Prevención de conflictos en Educación Física
12www.AulaPrimaria.es
ejercitar (por ejemplo, nadie habla cuando otro tenga...
13Prevención de conflictos en Educación Física
13www.AulaPrimaria.es
sientan orgullosos de su clase para que la cuiden: de...
14Prevención de conflictos en Educación Física
14www.AulaPrimaria.es
Al principio de la clase
 Saludar, supervisar entrad...
15Prevención de conflictos en Educación Física
15www.AulaPrimaria.es
Al recoger y salir
 Dejar un tiempo para organizar e...
16Prevención de conflictos en Educación Física
16www.AulaPrimaria.es
Hacer comentarios correctores (reprender) con firmeza...
17Prevención de conflictos en Educación Física
17www.AulaPrimaria.es
5 Reflejo en la sociedad
El fomento de determinados v...
18Prevención de conflictos en Educación Física
18www.AulaPrimaria.es
Hay dos aspectos fundamentales en los que la familia ...
19Prevención de conflictos en Educación Física
19www.AulaPrimaria.es
 Debe hacer énfasis en la información positiva. Si d...
20Prevención de conflictos en Educación Física
20www.AulaPrimaria.es
6 Prevención de conflictos
Los problemas de convivenc...
21Prevención de conflictos en Educación Física
21www.AulaPrimaria.es
profesorado. Conseguir unas relaciones adecuadas prev...
22Prevención de conflictos en Educación Física
22www.AulaPrimaria.es
A continuación vamos a presentar dos grupos de confli...
23Prevención de conflictos en Educación Física
23www.AulaPrimaria.es
7 Currículum oculto en E.F.
El currículum oculto actú...
24Prevención de conflictos en Educación Física
24www.AulaPrimaria.es
aspectos públicamente establecidos y compartidos que ...
25Prevención de conflictos en Educación Física
25www.AulaPrimaria.es
En el extremo explicito, podemos localizar los pensam...
26Prevención de conflictos en Educación Física
26www.AulaPrimaria.es
Ejemplo de la actitud de muchos docentes de Educación...
27Prevención de conflictos en Educación Física
27www.AulaPrimaria.es
8 Conflictos en E.F.
Los centros educativos y concret...
28Prevención de conflictos en Educación Física
28www.AulaPrimaria.es
9 Prevención de conflictos en E.F.
La educación de la...
29Prevención de conflictos en Educación Física
29www.AulaPrimaria.es
momentos o tiempos en clase, con la generación de pro...
30Prevención de conflictos en Educación Física
30www.AulaPrimaria.es
A modo de ejemplo, cuando observamos que ha surgido u...
31Prevención de conflictos en Educación Física
31www.AulaPrimaria.es
9.2 Elementos específicos del conflicto
Entre los asp...
32Prevención de conflictos en Educación Física
32www.AulaPrimaria.es
9.3 Fuentes del conflicto
Para entender mejor los con...
33Prevención de conflictos en Educación Física
33www.AulaPrimaria.es
ser personal complica la convivencia, se asientan com...
34Prevención de conflictos en Educación Física
34www.AulaPrimaria.es
 Incidir en ciertos aspectos para aumentar las expec...
35Prevención de conflictos en Educación Física
35www.AulaPrimaria.es
en función de quienes estén presentes, en la medida e...
36Prevención de conflictos en Educación Física
36www.AulaPrimaria.es
Finalmente, también es común en el contexto de la edu...
37Prevención de conflictos en Educación Física
37www.AulaPrimaria.es
Además, hay algunas cuestiones a las que conviene que...
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Prevención de conflictos en Educación Física
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Prevención de conflictos en Educación Física

2.818 visualizaciones

Publicado el

Guía de conflictos y actitudes disruptivas que nos podemos encontrar en un centro educativo, cómo actuar o intervenir llegado el momento y cómo llegar a intentar prevenir futuros conflictos.

El trabajo está estructurado de forma deductiva. Se ha planteado una visión global de lo que es el conflicto, para acercarse poco a poco a lo particular: la prevención de conflictos en Educación Física.

Publicado en: Educación
1 comentario
10 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • See the prezi presentation: http://prezi.com/ooufsjeq9uxd/?utm_campaign=share&utm_medium=copy
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.818
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.435
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
1
Recomendaciones
10
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Prevención de conflictos en Educación Física

  1. 1. 1Prevención de conflictos en Educación Física 1www.AulaPrimaria.es Índice 01. Introducción.......................................................................................................Pág. 02 02. Qué entendemos por conflicto..........................................................................Pág. 03 2.1. Gestión de conflictos ............................................................................Pág. 03 2.2. Factores que influyen ...........................................................................Pág. 04 03. Tratar los conflictos ..........................................................................................Pág. 05 3.1. La obediencia....................................................................................... Pág. 05 3.2. La resolución de problemas................................................................. Pág. 06 3.3. Simulaciones........................................................................................ Pág. 07 04. Qué es la disrupción ..........................................................................................Pág. 08 4.1. Entender la disrupción......................................................................... Pág. 09 4.2. Consideraciones generales sobre la disrupción .................................. Pág. 10 4.3. Cómo actuar ante la disrupción........................................................... Pág. 11 05. Reflejo en la sociedad....................................................................................... Pág. 17 5.1. La familia.............................................................................................. Pág. 17 06. Prevención de conflictos ...................................................................................Pág. 20 6.1. Ambientes positivos .............................................................................Pág. 20 6.2. Clima motivacional .............................................................................. Pág. 21 6.3. Aprendizaje cooperativo.......................................................................Pág. 21 6.4. Usar vías pacíficas................................................................................ Pág. 22 07. Currículum oculto en E.F. ................................................................................. Pág. 23 7.1. El currículum funcional ........................................................................ Pág. 23 7.2. Ideología y currículum .........................................................................Pág. 24 7.3. Lo oculto en la Educación Física ...........................................................Pág. 25 7.4. Nuestra reflexión .................................................................................Pág. 26 08. Conflictos en E.F. .............................................................................................. Pág. 27 09. Prevención de conflictos en E.F........................................................................ Pág. 28 9.1. La resolución democrática de conflictos .............................................Pág. 29 9.2. Elementos específicos del conflicto .....................................................Pág. 31 9.3. Fuentes del conflicto............................................................................ Pág. 32 9.4. Orientaciones para la prevención.........................................................Pág. 33 9.5. Estrategias para abordar el conflicto ...................................................Pág. 34 9.6. Acción pedagógica en torno al conflicto ..............................................Pág. 36 9.7. La mediación ........................................................................................Pág. 41 10. Conclusión ........................................................................................................ Pág. 43 11. Bibliografía........................................................................................................ Pág. 44 12. Anexos ...............................................................................................................Pág. 46
  2. 2. 2Prevención de conflictos en Educación Física 2www.AulaPrimaria.es 1 Introducción A lo largo de estos años de estudio en la Facultad de Magisterio hemos adquirido conocimientos de algunas asignaturas que muchas veces nos han hecho plantearnos si verdaderamente nos serían productivos o de provecho para nuestra posterior labor como docentes. En el futuro, no muy lejano, una parte de nuestro trabajo consistirá en tratar todos los días con seres humanos, concretamente con niños que posteriormente serán las futuras generaciones que ocupan nuestra sociedad. El colegio es pues, uno de los primeros focos de las relaciones entre individuos y sentará las bases de los modelos que se proyectarán a la población o ciudadanía. Nuestra obligación como docentes es guiar a los niños en su desarrollo integral y esto incluye la capacidad de respetar las decisiones de los demás, estimular la empatía, comunicarse adecuadamente, educar en valores, etc. Si el docente es capaz de gestionar este tipo de habilidades sociales, los alumnos se podrán favorecer en un futuro, ya que, sus actitudes frente a los conflictos serán las adecuadas. ¿En cuántas ocasiones durante la realización de las prácticas escolares hemos tenido la oportunidad de observar algún tipo de conflicto entre alumnos y no hemos sabido reaccionar? Pensamos que el simple hecho de detener el conflicto en el niño será suficiente para evitar su continuación. Sin embargo, se deben establecer una serie de pautas primero, para que no se reproduzcan y segundo y más importante para poder prevenirlos. Por todos estos motivos nos parece adecuado ocuparse de este tema que principalmente nos servirá como pequeña guía informativa de todo aquello que nos podemos encontrar relacionado con los conflictos, cómo actuar o intervenir llegado el momento y cómo llegar a intentar prevenir futuros conflictos. El trabajo lo hemos estructurado de forma deductiva, es decir, hemos planteado una visión global de que es realmente un conflicto y clases que existen, para ir acercándonos poco a poco a lo particular, que en nuestro caso hará referencia al modo de actuar que debe tener un maestro de Educación Física frente a cualquier percance en sus clases. No podemos dejar escapar la ocasión de hablar del llamado “Currículum oculto” y el poder que puede llegar a tener. Si sabemos los conocimientos teóricos y posteriormente los docentes no somos capaces de aplicarlos en nuestro día a día, no valdrá de nada nuestra labor. El niño debe ver en el docente una figura de implicación de aquello que se predica.
  3. 3. 3Prevención de conflictos en Educación Física 3www.AulaPrimaria.es 2 Qué entendemos por conflicto Podemos encontrar diferentes términos que se utilizan, Mª Ángeles Hernández1 (2009) cita los siguientes: agresividad, violencia, intimidación, bullying, vandalismo, etc. Lo más común es la utilización de los términos conflicto y violencia como si de sinónimos se trataran. Pero no es lo mismo, ya que el conflicto lo que hace es responder a situaciones cotidianas de la vida social y escolar, en la que hay enfrentamientos de intereses, discusión y necesidad de abordar el problema. La violencia, es una manera de enfrentarse a esa situación. Según Mª Ángeles Hernández (2009) la violencia siempre va acompañada de nuevos conflictos, mientras que el conflicto no siempre entraña una situación de violencia, ya que las personas tenemos diferentes formas de comportamiento con los que poder enfrentarnos a las situaciones de confrontación de opiniones e intereses de otras personas, sin necesidad de recurrir a la violencia. Los conflictos tienen mayor envergadura que la violencia, pues las situaciones de conflicto vividas por las personas son más numerosas que las situaciones de agresividad. Las personas que recurren a la violencia suelen ser gente próxima a la delincuencia. Nosotros como maestros no podemos mostrarnos flexibles, ya que, la violencia es un fenómeno que debe de erradicarse y denunciarse inmediatamente. Debemos luchar conjuntamente, todos los miembros que componen la comunidad escolar (maestros, padres y los propios alumnos). 2.1 Gestión de conflictos El profesor debe saber regular el conflicto y darle un tratamiento positivo. Esto se puede hacer por medio de procesos de mediación y negociación. La mediación es una forma de llevar a cabo la negociación. Antonio Pantoja2 (2005) encontrar dos tipos básicos de negociación: Colaborativa Las dos partes buscan una solución adecuada a sus demandas. Este es el sistema que debe existir en los centros, ya que hay un vínculo afectivo y ocurre en un plano de igualdad. Esta negociación, en ocasiones, se resuelve mejorando la comunicación entre las partes o dejando aparte los intereses personales. Competitiva Es una negociación que se basa en el posicionamiento personal, sin ponerse en el lugar de la otra persona. Se busca el mayor reconocimiento posible de la demanda. Ha de ser utilizado con precaución, ya que, puede ocasionar conflictos aún más graves. 1 - Hernández, Mª Ángeles (2009). Los conflictos en el aula - http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=398 2 - Pantoja Vallejo, A. (2005). La gestión de conflictos en el aula. Factores determinantes y propuestas de intervención. Instituto Superior de Formación del Profesorado
  4. 4. 4Prevención de conflictos en Educación Física 4www.AulaPrimaria.es En ocasiones el maestro negocia con el alumno y el alumno, sabiendo que no tiene otro remedio, acepta el proceso de negociación pero teniendo una sensación de injusticia. 2.2 Factores que influyen Los conflictos suelen aparecer ligados a varios factores. Suelen ser de origen y tipo diverso. La causa de los conflictos es múltiple y, por tanto, precisa de una intervención multidisciplinar. Podemos encontrar muchos factores que influyen en la aparición de conflictos. Antonio Pantoja3 (2005) destaca la satisfacción del profesorado. Dependiendo del grado de ésta podrá ser un motivo mayor o menor para la aparición de los conflictos. Otro factor que influye es la competitividad que pueda existir. La cultura interna del centro sería otro factor importante a la hora de la aparición o no de conflictos. El fracaso escolar también es un factor clave, el cual puede crear conflictos por parte del alumnado, lo que haría que éste reaccionara de forma negativa tanto en el centro como en la sociedad. No podemos olvidar el papel, importante, que tienen los medios de comunicación y las nuevas tecnologías en la sociedad, ya que, pueden beneficiar o perjudicar en el tema de los conflictos. La escasez de recursos humanos y materiales para hacer frente al alumnado desmotivado o con dificultades de aprendizaje también se podrá considerar un factor influyente en la creación del conflicto. Por último, y no menos importante encontramos el papel familiar, aspecto socializador por excelencia, el cual tiene un papel fundamental en el niño. La educación por parte de la familia será primordial, ya no simplemente para poder tratar los conflictos con garantía sino para evitar futuros problemas. 3 - Ídem 2
  5. 5. 5Prevención de conflictos en Educación Física 5www.AulaPrimaria.es 3 Tratar los conflictos Podemos encontrar tres aspectos destacados en el tratamiento de conflictos como la obediencia, la resolución de problemas y simulaciones. A continuación pasaremos a comentar los aspectos que destaca Antonio Pantoja4 (2005) en su artículo: 3.1 La obediencia Cuando hablamos de obedecer hemos de saber que es cumplir las normas acordadas por el grupo con la intención de mejorar dicho grupo. Un ejemplo lo tenemos en el profesor que obedece un horario de trabajo o cumple los programas de sus asignaturas. La obediencia no ha de estar ligada a normas autoritarias. Obedecer conlleva la actitud crítica, la posibilidad de poner en entredicho el motivo de la obediencia, siempre y cuando se haga desde una posición dialogante y se razone de forma coherente. La obediencia va unida en gran medida a la disciplina escolar, es por ello que la tratamos como una de las condiciones básicas que pueden hacer que mejore la convivencia en el aula. Como futuros maestros debemos saber una serie de sugerencias con la intención de que nos ayuden a mejorar la obediencia de nuestros alumnos. Cuando tengamos una queja, la debemos hacer en un espacio donde estemos en privado con la persona. Se debe buscar y establecer contacto con los ojos de la otra persona. El tono de voz que vayamos a utilizar ha de ser apacible y firme al mismo tiempo, no podemos hablar fuerte, ni con gritos y tampoco podemos hacer sentir culpable o inferior a la otra persona. Hay que controlar las emociones como el enfado o la súplica. Las quejas que tengamos las debemos hacer de forma positiva y descriptiva. Después de plantear la queja debemos dejar tiempo para que el alumno reaccione a esta. Durante ese periodo no se debe hablar con el alumno. Solo hay que mirar a los ojos esperando a que obedezca. Por último debemos tener en cuenta que no podemos repetir las quejas más de dos veces. 4 - Íbidem 2
  6. 6. 6Prevención de conflictos en Educación Física 6www.AulaPrimaria.es 3.2 La resolución de problemas A continuación vamos a comentar varios sistemas de resolución de problemas para aplicar a situaciones sociales: Orientación del problema En esta fase los alumnos reconocen los diferentes problemas que surgen en la convivencia diaria en clase y los obstáculos que se encuentran para resolverlos. Por ello, se acuerda que hay que admitir que los problemas forman parte de la vida en el aula y que no se debe obviar. El principal objetivo es el de reflexionar en grupo sobre las dificultades que surgen a lo largo del día. En el momento que se tenga clara la existencia del problema se podrá valorar su nivel de gravedad. Cuando se tenga clara la existencia del problema se puede valorar su nivel de gravedad en una escala de 0 (nada) a 10 (muchísimo). Quién, qué, dónde, cuándo y por qué del problema Hay que describirlo por grupos en términos claros, específicos y concretos. Se debe utilizar la información relevante en forma de hechos. El objetivo es identificar los factores y las circunstancias que hacen de una situación un problema, sus metas principales y específicas relacionadas con él, problemas de menor importancia que giran y alimentan el problema principal, etc. 1. En el momento que se ha definido el problema por el grupo se hace una puesta en común para aclarar cualquier duda que exista sobre el problema. Posteriormente se deben generar soluciones alternativas al problema. 2. Después de los debates de cada grupo se van realizando propuestas al conjunto de la clase buscando la mejor solución. Se debe aceptar por todos. 3. A continuación, se llevará a la práctica la solución llevar para ver si es la más adecuada. Si se encuentran problemas hay que volver a revisar todos los pasos. 4. Cuando se detecte el malestar o enfado lo que se ha de hacer es detenerse a pensar lo que se va a decir y a hacer. No hay que dejarse llevar por el primer impulso. 5. Hay que definir el problema, diferenciar las necesidades de los deseos. Hablar con la otra persona sobre para saber la versión que tiene de los hechos y contarle la propia. Hay que dejar hablar. 6. Se deberán generar ideas espontáneas y posibles soluciones 7. Una vez tengamos todas las ideas, se deberá solucionar las que más satisfacen a las necesidades de cada una de las partes. 8. Se planificará la puesta en marcha de las soluciones propuestas previniendo los posibles obstáculos que puedan surgir para hacerla lo más realista posible.
  7. 7. 7Prevención de conflictos en Educación Física 7www.AulaPrimaria.es 3.3 Simulaciones Tal como enuncia Antonio Pantoja5 en su dosier de gestión de conflictos, el role-playing presenta una serie de características muy indicadas para el desarrollo de estrategias en la solución de problemas personales e interpersonales. Consiste en poner a los alumnos ante una realidad distinta de la habitual, de forma que puedan sentir y/o expresar sentimientos y sensaciones que suelen quedar fuera de su campo de acción. A continuación pasaremos a exponer sus objetivos: a) Favorecer que los alumnos hagan sus propios descubrimientos respecto de ellos mismos y de su entorno. b) Identificar al alumno con el problema tratado, buscando que personalice su tratamiento y la reflexión sobre las actitudes que en él están implicadas. El role-playing es muy motivador y permite crear un ambiente de mucha participación en el diálogo o debate posterior, especialmente cuando el grupo se siente implicado en lo que se representa. También acerca al grupo a problemas de la vida real. El role-playing permite bajar del campo de las abstracciones al de las realidades. Convierte el juego en una forma de expresión y un instrumento de investigación y de trabajo. Se deberá seguir una serie de pasos. En primer lugar, después de una frase de creación del clima de aula adecuado, se procede a aislar y explicar el problema. A continuación se seleccionarán a los participantes y se dispondrá el escenario. El siguiente paso será preparar a los observadores y realizarán la presentación. A continuación se dejará un periodo de discusión y evaluación. Para finalizar se revisarán los roles y si hace falta se sugerirá nuevas alternativas en el comportamiento de los protagonistas. 5 - La gestión de conflictos en el aula - Antonio Pantoja Vallejo - http://www4.ujaen.es/~apantoja/
  8. 8. 8Prevención de conflictos en Educación Física 8www.AulaPrimaria.es 4 Qué es la disrupción Siguiendo el plan de prevención de conflictos que expone Leonor Pérez6 a través del portal educación.navarra.es, creemos conveniente hablar del tema de la disrupción. Se trata de comportamientos no necesariamente violentos, ni siquiera agresivos, que impiden el normal desarrollo de las clases. Determinados alumnos, con distinto grado de intencionalidad, realizan un boicot hacia el trabajo del profesor en clase y hacia la actividad del resto de compañeros, mediante conductas que impiden, dificultad o hacen insufrible la práctica docente. La complejidad del fenómeno reside en que lo que se percibe es un conjunto de conductas disruptivas, pero a éstas subyacen creencias y valores que están contribuyendo a generar la disrupción. Tratamos aquí lo que se ve (las conductas) y en el apartado de “entender la disrupción” veremos las creencias y valores que influyen en ellas. En cuanto a las normas Llegar tarde a clase, pedir salir al lavabo con frecuencia, faltar a clase, fumar en las aulas, pintar en las mesas o en las paredes, tirar cosas por la clase, pintar el cuaderno o el libro, comer en clase, llevar distintos tipos de juegos, desordenar el mobiliario, producir ruidos, hablar a destiempo, gritar, falta de orden en entradas y salidas. En cuanto a las tareas No traer los deberes, rehusar hacer una tarea, hacer comentarios vejatorios sobre la tarea, falta de interés, pasividad e inactividad, no traer el material necesario para la clase, preguntar insistentemente con la intención de retrasar el trabajo, hacer otra tarea. En cuanto al respeto hacia el profesor Hablar mientras explica el profesor, no aceptar sus indicaciones respecto a la tarea o a la conducta, levantarse de su sitio sin permiso, guardar las cosas antes de tiempo, protestar o quejarse con tono impertinente, amenazar. En cuanto a la relación con los compañeros Dar collejas o empujones, hacer gestos jocosos, insultar, quitar o esconder cosas, reírse de otros, pelearse. 6 - Plan de prevención y tratamiento de conflictos – Leonor Pérez – www.educación.navarra.es
  9. 9. 9Prevención de conflictos en Educación Física 9www.AulaPrimaria.es 4.1 Entender la disrupción Estas conductas son un reflejo de la vida familiar y la sociedad en que vivimos (tipo de educación que reciben, estilos de vida u ocio). Hay que tener en cuenta igualmente el momento evolutivo del alumnado: el adolescente necesita evitar el aburrimiento y las tareas difíciles, llamar la atención, reafirmar su identidad, buscar un lugar en su grupo, mostrar su valor a través de la rebeldía… En cuanto al alumnado con conductas disruptivas, tanto las que afectan al rendimiento en el aprendizaje como las que tienen que ver con la convivencia tienen en común una serie de características: El rechazo al aprendizaje por parte de los alumnos disruptivos: no comparten los objetivos educativos del centro, por tanto, no se esfuerzan en conseguirlos. Perciben una distancia entre el nivel académico propio y el que el profesor les pide, por ello, desisten. Algunos alumnos desconocen formas de relación apropiadas (falta de habilidades sociales). No han interiorizado el respeto a las normas ni reconocen la autoridad. Ejercen la violencia emocional para modificar el comportamiento de los demás y así conseguir lo que quieren. En lo que respecta al profesorado, existe en una parte de él una serie de creencias que favorecen la disrupción o impiden atajarla: La disciplina no es cosa de cada profesor, sino del centro, que es quien debe responsabilizarse. Se trata de un enfoque exclusivamente punitivo de la educación, “que se ocupe la dirección de sancionar la conducta que yo le relato”. Es un error intentar conseguir disciplina para que haya orden y así no tener problemas. El auténtico sentido de la disciplina en un centro educativo debe ser positivo: reconocer que el valor de las normas y su cumplimiento reside en el respeto y que debemos buscar la autonomía en el criterio moral de los alumnos, superando la heteronomía de etapas anteriores, en las que el niño necesita la imposición de otros porque no distingue las conductas rectas de las que no lo son. No se puede reclamar autoridad, hay que ganársela. Los conflictos suponen un obstáculo para enseñar. Quienes tienen esta percepción del conflicto conseguirán probablemente que así sea, porque esa creencia suele llevar a un estilo poco adecuado de abordarlo (enfrentarse, echar sermones, evitarlo…). Sin embargo, quienes entienden el conflicto como una oportunidad para educar tienen más posibilidad de ser entendidos y de entender a los alumnos. Su estilo de resolución de conflictos será más asertivo (justo y eficaz) y tenderá a utilizar el diálogo y la negociación para resolverlos, sirviendo así de modelo positivo. No se puede decir “tienes que escuchar” si tú no escuchas; “no me grites”, si yo grito. Dentro de la institución escolar hay aspectos que favorecen la disrupción: aspectos organizativos (horarios, grupos, desdobles…), currículos cargados de
  10. 10. 10Prevención de conflictos en Educación Física 10www.AulaPrimaria.es conceptos y poco adaptados a las necesidades formativas del alumnado, algunos estilos docentes contrarios a la generación de un buen clima de clase, falta de recursos de algunos profesores para gestionar el aula, las relaciones emocionales de rechazo que se establecen a veces entre profesor y alumnos según el concepto que se tenga de ellos, la falta de acuerdo del profesorado sobre la relación entre convivencia y disciplina, el cuestionamiento de la atención a la diversidad, el exceso o defecto de sensibilidad de algunos profesores respecto a la exigencia en la conducta. Debajo de estas creencias existen valores como la concepción de una educación para los mejores. La educación para la excelencia lleva a la idea de que muchos sobran. Es la concepción contraria a la de la educación inclusiva, entendida para compensar la desigualdad y propiciar la cohesión social. También encontramos el rechazo a la participación de alumnado en la vida del centro y del aula por considerarla un peligro. Sin embargo, está demostrado que a mayor participación, menor disrupción. Además, la exclusión curricular de la educación cívica porque hay quien da por hecho que los alumnos aprenden solos el respeto, la tolerancia y el bien común. De los contenidos de nuestras materias solemos excluir por lo general los valores, que no se aprenden sólo oyendo, sino haciendo y viendo cómo actúan los educadores. 4.2 Consideraciones generales sobre la disrupción Antes de entrar en las orientaciones de los teóricos, conviene hacer una serie de consideraciones de diversa naturaleza sobre la disrupción:  No existen recetas “mágicas”: las pautas sirven a unos profesores pero no a otros; todos tenemos mucha experiencia docente y la mayoría de las veces el intercambio de esa experiencia es lo que más nos puede ayudar.  Lo que entendemos por “disrupción” o por “conductas disruptivas” depende mucho de la apreciación de cada profesor: encontrar la silla manchada de tiza, que un alumno llegue tarde, que se siente con posturas “extrañas” no son conductas valoradas del mismo modo por distintos profesores. Por ello es importante que nos pongamos de acuerdo sobre qué conductas disruptivas queremos trabajar, centrándonos en las que más distorsionan el ambiente del aula. Si no llegáramos a un acuerdo, debemos aclarar, cada uno en nuestra clase, qué necesitamos para que las cosas funcionen.  La disrupción dificulta el aprendizaje de todos los alumnos (disruptivos o no) y el trabajo del profesor, puesto que debe dedicar buena parte de su tiempo y de su energía a hacerle frente. También afecta a las relaciones interpersonales que se producen en el aula, alejando emocionalmente y favoreciendo la incomunicación o la comunicación agresiva.
  11. 11. 11Prevención de conflictos en Educación Física 11www.AulaPrimaria.es  Además, impide el diseño de enfoques metodológicos activos y participativos, dado que suelen ser difíciles de manejar cuando hay disrupción. Una metodología única, directiva, basada en explicaciones del profesor y la realización individual de ejercicios por parte de los alumnos, en principio permite mayor control del aula; sin embargo provoca en los alumnos aburrimiento y rechazo, lo cual favorece la disrupción. Por tanto, nos situamos ante un círculo difícil de romper.  La disrupción genera en el profesor gran estrés; en los alumnos, menos, porque la asimilan como normal dentro de la clase que, además, rompe lo que perciben como “rutina y aburrimiento” en la vida escolar.  A veces, se puede resumir en la existencia de uno o varios líderes negativos, a los que hay que “ganarse” con diálogo personal, “mano izquierda”, pactos... Los casos muy difíciles de manejar, en que se mezclan conductas antisociales, deberíamos derivarlos a expertos (orientador, trabajador social, etc.).  Estas conductas suelen ser tácticas para probar al profesor, por lo que la mejor respuesta a la disrupción parece ser la que dan aquellos profesores que no muestran sobreenfado ni confusión, pero que tampoco ignoran la prueba a la que están siendo sometidos, y saben responder de forma serena y asertiva a la misma.  Ante la disrupción, lo que aconsejan los expertos es no centrarse en ella, sino plantear alternativas centrando la atención en la tarea. El profesor eficaz, ante la disrupción la atiende, no la ignora, pero no reacciona de forma desproporcionada; busca cómo desescalar el conflicto y centra la atención en la tarea.  Asimismo, es fundamental no quedarse solo y pedir colaboración al tutor, al resto del equipo docente, actuando coordinadamente, con claridad y con pequeñas medidas concretas acordadas en las sesiones de evaluación, principalmente en la inicial y en la primera. 4.3 Cómo actuar ante la disrupción Sicólogos y pedagogos (Fernández García 2002) han intentado orientar la labor del profesorado a través de recomendaciones y sugerencias para abordar este difícil clima de clase. Aunque éstas resulten útiles, conviene que el profesorado intercambie experiencias de buenas prácticas, de manera que cualquier repertorio pueda ser ampliado desde la experiencia directa de los profesionales de un mismo centro. Actitudes básicas de prevención  Profundizar en lo posible en el conocimiento personal de nuestros alumnos y de su etapa evolutiva.  Dedicar las primeras semanas del curso para sentar las bases de las normas de funcionamiento de la clase, las expectativas que tenemos de su trabajo, las demandas que se les van a exigir, y los modos de proceder que vamos a
  12. 12. 12Prevención de conflictos en Educación Física 12www.AulaPrimaria.es ejercitar (por ejemplo, nadie habla cuando otro tenga el turno de palabra). Es decir, propiciar la socialización de los alumnos en la rutina de la clase. Es importante, sobre todo en el primer contacto, ejercer la autoridad con claridad y asertividad. Es el momento de crear el clima para aprender; después, a lo largo del curso, todo se puede flexibilizar. Debemos tener en cuenta que al comienzo los alumnos llegan con prejuicios sobre los profesores porque ya han recibido información por parte de sus compañeros de otros cursos.  Dedicar tiempo a principio de curso a razonar y/o consensuar con ellos algunas normas básicas de comportamiento y funcionamiento, claras y concisas.  La conducta del profesor debe ser consistente y predecible, así el docente se va haciendo “fiable” para los alumnos y les da seguridad; es lo que ellos llaman “un profesor justo”. Es importante ser sistemático, recordar y aplicar siempre las normas, sobre todo a principio de curso. Ahora bien, resulta difícil conjugar consistencia y predictibilidad con flexibilidad. En el caso de que debamos alterar alguna pauta, siempre explicaremos claramente la razón que nos impulsa a hacerlo. Así estamos previniendo el clásico “sólo me dice a mí”, “unas veces le molesta y otras no, depende de quién lo haga o del día que tenga”.  Tener en cuenta el “efecto Pigmalión”: nuestras expectativas y predisposición hacia los alumnos influyen en sus conductas. Si esperamos de ellos cosas positivas, se suelen sentir motivados para intentar responder a nuestras expectativas. Por el contrario, si no esperamos nada o poca cosa de ellos (“son unos vagos”, “se portan fatal”, “no saben trabajar”), no les damos motivos para cambiar. De ahí que debamos usar más el “estar” que el “ser”, evitando etiquetas o generalizaciones excesivas. Tendemos a ver más los fracasos que los éxitos, por tanto, nos cuesta reconocer estos últimos; ante un fracaso, hay que seguir confiando. Hacemos un círculo vicioso del tipo “puesto que te portas mal, no espero mucho de ti” - “como no esperas mucho de mí, no me esfuerzo y me porto mal”.  Ser conscientes de que ejercemos de modelo, de ahí la importancia del autocontrol, evitando altibajos emocionales, ironías, agresividad, falta de respeto a los alumnos. A veces actuamos con mensajes implícitos que hay que evitar: “haz lo que yo digo pero no lo que hago”. Esto puede provocar que el propio profesor favorezca la disrupción sin pretenderlo.  Ejercer una autoridad directiva, no autoritarismo. Con el autoritarismo se puede “vencer pero no convencer”. Razonar nuestras demandas o prohibiciones, hablar con el alumno que haya podido quedar resentido, pedir disculpas cuando sabemos que “nos hemos pasado” son decisiones que cuidan las relaciones personales.  Manifestar elementos afectivos que estimulen la relación profesor-alumno mejora el proceso de enseñanza-aprendizaje: “no estoy contra vosotros”, sino “con vosotros”; “quiero que aprendáis y me preocupa que no lo hagáis”, “tenemos que hablar de lo que no funciona”.  Cuidar el espacio en que conviven. Una clase sucia y mal cuidada es mucho más propensa a recibir agresiones, y desperfectos tanto intencionados como producidos por descuidos injustificables. Los alumnos pasan seis horas seguidas en un aula “despersonalizada” con la que se sienten poco identificados. A la vez que nos preocupamos por evitar los deterioros, podemos intentar que se
  13. 13. 13Prevención de conflictos en Educación Física 13www.AulaPrimaria.es sientan orgullosos de su clase para que la cuiden: decorarla con sus propios trabajos, fotos...  Racionalizar la distribución del espacio, evitando las agrupaciones anárquicas de mesas, la separación entre chicos y chicas, la colocación en las primeras filas de los alumnos más motivados y en las últimas los que no lo están…  Pedir perdón por las tardanzas, equivocaciones: reconocer que la autoridad no es invulnerable ante el error.  Moverse dentro del espacio del aula. Pasear, vigilando silenciosamente y ayudando a quien le cuesta hacer la tarea o centrarse en ella. Preparación de la clase Puesto que solemos comentar que se está extendiendo entre el alumnado una falta de interés por el aprendizaje, preparemos la clase con intención de interesar. En cuanto a los contenidos, intentando hacerlos significativos y funcionales: situarlos en el esquema general del tema; conectarlos con sus conocimientos previos, con temas de su interés, con su realidad o con la actualidad; mostrar su utilidad, destacar los aspectos más curiosos... En cuanto a la metodología y a las actividades, podemos prevenir conductas disruptivas utilizando distintos métodos, entre ellos el aprendizaje cooperativo; preparando actividades variadas, que no queden ni demasiado lejos ni demasiado cerca de su capacidad y nivel, y que les sean comprensibles (en ocasiones habrá que desmenuzarles las actividades para que comprendan bien qué deben hacer). Ha de haber cambios de ritmo que sirvan de “válvulas de escape” a los alumnos. Recordemos que en las primeras horas de la mañana es más fácil recibir o dar una clase magistral, pero no lo es en las últimas... Preparar materiales y actividades para atender a la diversidad de una forma sencilla: ejercicios adicionales para los más rápidos, fichas de trabajo de menos nivel, más prácticas, o que aborden el tema desde puntos de vista diferentes para los más “lentos”, etc. La ayuda entre compañeros es una herramienta muy potente, además de otra forma de atender a la diversidad: quien acaba antes puede ir ayudando al compañero. Para ello hay que planificar muy bien el agrupamiento de los alumnos. Lo ideal es hacer parejas o agrupamientos basados en la tarea, donde estén juntos alumnos de diferentes capacidades para esa tarea. Es muy importante cambiar agrupamientos durante las clases y periódicamente, para que no se enquisten malas relaciones, roles o determinadas conductas. Fomentaremos la participación del alumnado y repartiremos responsabilidades: colocar como parejas a uno que ha aprobado con uno que ha suspendido para que le ayude, hacer “encargos” en clase (que siempre haya tiza, cerrar y abrir ventanas, comunicar desperfectos, decorar, repartir el material y recogerlo...). Esto les hace sentirse más implicados y previene conflictos.
  14. 14. 14Prevención de conflictos en Educación Física 14www.AulaPrimaria.es Al principio de la clase  Saludar, supervisar entrada con control pero amablemente.  Dar impresiones verbales y no verbales, relajado y dando confianza.  Usar nombres propios.  Utilizar el “nosotros”.  Exigir puntualidad y dar ejemplo siendo puntuales.  Ocupar un lugar central, contactar visualmente para mostrar interés a la vez que control. Al empezar la clase  Comenzar con tarea individual de mesa, dando alguna instrucción para sacar el material y centrarse.  Activar la curiosidad e interés por el tema o por la tarea.  Mostrar cómo los contenidos de hoy tienen algo que ver con lo que ya saben los alumnos y, si es posible, con algo curioso o de interés para ellos.  Clarificar la tarea con precisión. Si el trabajo es por parejas o en grupos, ayudar a distribuir la tarea entre los diferentes miembros, dando instrucciones o pautas específicas.  Organizar y planificar movimientos (quién, qué, por qué, dónde, cuándo), dar avisos de cambios, recordar las normas.  Presentar actividades variadas: mirar, escuchar, hablar, escribir; hacer preguntas y organizar las respuestas; en parejas, en grupos, individualmente.  Mantener una supervisión continua, intentando que capten nuestro interés por ayudarles a la vez que nuestra capacidad de control. Durante la tarea  Atender y valorar las contribuciones inesperadas e incorporarlas si se puede.  Regularmente poner notas, halagar, motivar, dar retroalimentación mediante la atención individualizada y cercana.  Mantener un ritmo, intentar cambiar sin sobresaltos (las transiciones bruscas provocan disrupción). No dejar una actividad y después volver a ella cuando ya se ha comenzado otra. No interrumpir el fluir de la clase innecesariamente, dejar para el final las cosas de las que nos acordamos repentinamente.  Aclarar dudas, preguntar por las dificultades, ayudarles a superarlas.  No estar demasiado tiempo en un mismo tema o con una misma metodología.  No permitir que un grupo o una persona monopolice nuestra atención. Distribuir dicha atención hacia todos los alumnos. Por ejemplo, si uno de ellos pregunta algo oportuno, generalizar la respuesta a toda la clase, lanzarla a otro que está distraído o a alguien que pueda aportar algo positivo con su respuesta.  Mantener una supervisión continua, demostrar que no se escapa nada: aconsejar, anotar, organizar, reprender, leer y escuchar lo más simultáneamente posible.  Utilizar el espacio: situarse delante o al fondo, moverse entre los pupitres para ver tareas de los alumnos, estar siempre potencialmente móvil para la exposición o la explicación.
  15. 15. 15Prevención de conflictos en Educación Física 15www.AulaPrimaria.es Al recoger y salir  Dejar un tiempo para organizar el final de la clase.  Resumir lo que se ha hecho y conectarlo con los planes para el futuro.  La salida permite breves comentarios con quienes no hayan colaborado en que la clase funcione. Una salida tranquila con un profesor sonriente y relajado minimiza problemas y es un preludio favorable para el siguiente encuentro. Respuestas una vez aparece el comportamiento disruptivo  Ignorar en la medida de lo posible los comportamientos poco problemáticos, aunque no nos gusten (efecto “extinción”), de modo que no se interrumpa continuamente el ritmo de la clase. Por ejemplo, podemos ignorar un gesto de desacuerdo y posteriormente preguntar al alumno. Es mejor volver a centrar la atención rápidamente en la tarea que estábamos haciendo y/o en las normas; en los derechos y deberes de todos, no en los individuos.  Intervenir. Utilizar tanto gestos (mirar al que interrumpe, acercarse y tocarle la mesa, tomar nota mirando al que habla...), como signos verbales, preferentemente mensajes breves (citar el nombre del que está hablando o distraído, invitarle a participar, dar órdenes breves generales, o particulares como “el libro”, “el walkman”...). A la eficacia de los mensajes breves, tanto gestuales como verbales, contribuye el uso de la pausa táctica. Si comprobamos que la conducta no se ha detenido, recordaremos la norma en términos de necesidades, derechos, deberes… Este tipo de respuesta refuerza los límites y a la vez da confianza y tranquilidad: no agredimos, ni ofendemos ni ridiculizamos, por lo que nadie debe salvar su imagen enfrentándose a nosotros. En el caso de que tuviéramos que utilizar un grito firme para detener una conducta, los alumnos entienden la necesidad y distinguen un mal momento de un mal hábito por nuestra parte. Tener en cuenta la motivación del alumnado disruptivo. Muchos de ellos sólo quieren atención, atención que no se le debe dar cuando está disruptivo sino cuando está bien. Por eso es conveniente aislar a estos alumnos, por ejemplo, cambiándolos de sitio y abandonar el aislamiento cuando cese su conducta negativa, sin comentar el conflicto en ese momento. No entrar en el juego de poder de los alumnos disruptivos. Es conveniente no “cebarse” y escalar el conflicto (muchos alumnos se pondrán de su parte por el momento evolutivo propio de la edad, por ser “colega”...). Debemos imponer la autoridad sin agresividad, con asertividad, recurriendo a los derechos de los demás, a las normas, o la tarea y quedar para hablar con él personalmente después de la clase. Recordemos que las conversaciones en privado a menudo son mucho más eficaces que las llamadas de atención en público. Centrarse en el líder del grupo; el resto “entrará en razón” si el agente principal es controlado, aunque sea pactando con él en una charla privada al final de la clase o en otro momento.
  16. 16. 16Prevención de conflictos en Educación Física 16www.AulaPrimaria.es Hacer comentarios correctores (reprender) con firmeza y tranquilidad a algún o algunos alumnos en concreto, no a todos a la vez. Conviene ser breves y directos, referirse a las “acciones” (comportamientos concretos), no a los “actores” (la persona en general), y dar razones basadas en la tarea y/o en las normas. Intentar no referirse a incidentes anteriores y no hacer comparaciones con otros compañeros u otros grupos. Es decir, se han de utilizar sólo modelos que los alumnos respeten. A veces puede funcionar la presión de grupo: “si fulanito sigue hablando, no podemos empezar...” “¿Queréis decirle que no está respetando los derechos de los que estamos aquí...?. Mientras se está corrigiendo una conducta, intentar inferir el acuerdo del individuo a medida que se hace la corrección. Intentar no hablar de “castigos”, sino de las “consecuencias naturales de las acciones”, y buscar una persona respetada por el alumno para su supervisión (tutor, miembro del grupo de tratamiento de conflictos, profesor de mayor confianza). Debemos valorar las aportaciones del propio alumno en lo referente a su propia sanción. Intentar evitar los castigos colectivos, porque generan resentimiento en quienes no han cometido directamente la falta y, por tanto, favorecen la disrupción. Procurar ser flexible, explicando siempre nuestras decisiones como excepciones ocasionales. Si se produce una confrontación, intentar mantener un tono de voz medio, los brazos pegados al cuerpo, una postura relajada y no hacer gestos amenazantes como señalar con el dedo. Si hay que expulsar a un alumno, buscar unas condiciones adecuadas y posibles para su vuelta: explicarle nuestras razones, escuchar las suyas, buscar acuerdos. También se considera alumnado disruptivo al pasivo y al “pasota”, aunque no moleste. Debemos intentar engancharle con alguna tarea dentro de sus posibilidades o intereses.
  17. 17. 17Prevención de conflictos en Educación Física 17www.AulaPrimaria.es 5 Reflejo en la sociedad El fomento de determinados valores es una prioridad educativa, ya que están presentes en una persona casi desde los inicios de su vida. Primeramente, el niño adquiere valores imitando la forma de actuar de los adultos y, con el tiempo, escogen unos u otros y los van haciendo suyos. Una gran parte de los conflictos que existen en nuestra sociedad tiene su origen en la violencia familiar. La intervención a través de la familia es especialmente importante porque a través de ella se adquieren los primeros esquemas y modelos en torno a los cuales se estructuran las relaciones sociales y se desarrollan las expectativas básicas sobre lo que se puede esperar de uno mismo y de los demás, esquemas que tienen una gran influencia en el resto de las relaciones que se establecen. La mayoría de los niños y adolescentes han encontrado en el contexto familiar que les rodea condiciones que les han permitido desarrollar una visión positiva de sí mismos y de los demás, necesaria para: aproximarse al mundo con confianza, afrontar las dificultades de forma positiva y con eficacia, obtener la ayuda de los demás o proporcionársela; condiciones que les protegen de los conflictos. En determinadas situaciones, sin embargo, especialmente cuando los niños están expuestos a la violencia, pueden aprender a ver el mundo como si solo existieran conflictos, percepción que puede llevarles a legitimar la violencia al considerarla como la única alternativa a la victimización. Esta forma de percibir la realidad suele deteriorar la mayor parte de las relaciones que se establecen, reproduciendo en ellas la violencia sufrida en la infancia. Así pues, no es descabellado afirmar que una actuación adecuada, con respecto a los conflictos, por parte de los centros educativos y muy especialmente de los docentes, cómo veremos posteriormente, proporcionará la resiliencia oportuna para poder combatir y prevenir los conflictos. Esto procurará que las nuevas generaciones, que serán en futuro de nuestra sociedad, tengan adquiridos y asimilados unos valores totalmente democráticos. 5.1 La familia Como hemos la educación en el entorno familiar, el ambiente que respiren nuestros hijos, los valores, los límites, las actitudes más o menos permisivas, los modelos que presentemos a través de nuestro comportamiento con la pareja, amistades, los familiares..., y cómo lo comuniquemos, desempeña un papel esencial en su desarrollo tanto emocional como intelectual. ¿Cómo podemos mejorar la transmisión de los pilares educativos? ¿Cómo mejorar nuestra comunicación?
  18. 18. 18Prevención de conflictos en Educación Física 18www.AulaPrimaria.es Hay dos aspectos fundamentales en los que la familia contribuye a la personalidad del niño:  Facilitando un clima adecuado de seguridad y de aceptación, satisfaciendo sus necesidades más elementales y protegiéndoles, facilitando un clima de comprensión y aceptación y la toma de conciencia de su valía personal y autoestima.  Estimulando de manera temprana sensorial, afectiva y socialmente, interaccionando y jugando con sus ellos, teniendo siempre presente que es la calidad y diversidad y no la cantidad de estas estimulaciones, lo que produce las diferencias en el desarrollo. Con los juegos, los ratos de ocio, el apoyo e interés por su ambiente escolar, el niño va asimilando las creencias, valores y costumbres que influirán en su futuro desarrollo en la sociedad. Los comportamientos, ya sea por defecto o por exceso, que dificultan o imposibilitan la adquisición de las habilidades necesarias para conseguir ambos aspectos se centran en:  Las habilidades de comunicación interpersonal  La resolución de conflictos y solución de problemas  Las habilidades de negociación. Las dificultades en la comunicación se producen cuando el mensaje del que inicia la comunicación no es captado por el resto de los miembros de la familia o es percibido de forma defectuosa, y ello puede deberse a una dificultad en la expresión del emisor o a una falta de habilidad para escuchar del receptor. El que los miembros del grupo familiar posean habilidades para la comunicación es condición indispensable para la resolución de conflictos y la búsqueda de solución de problemas que se presentan. No sólo el déficit en la comunicación, también el exceso (intrusismo, exceso formulación de preguntas “interrogando”, reiteración de ejemplos y anécdotas...) interrumpe la comunicación y la dificulta. Algunos aspectos que nos pueden ayudar a mejorar la comunicación dentro la familia y por tanto a mantener un clima óptimo y prevenir conflictos familiares pueden ser evitar el lenguaje inespecífico y poco operativo. Este lenguaje se presta a interpretaciones subjetivas que quiera realizar cada participante en la conversación. Así se implanta la incomunicación, al ser fallidos todos los intentos de comunicación. Requisitos para un lenguaje operativo  Debe estar basado en descripciones observables y cuantificables para que cada interlocutor sepa qué es lo que ocurre y qué es lo que debe cambiar.  Debe ser congruente, es decir, oportuno y conveniente según la situación y el contexto en que tiene lugar. Por ejemplo una broma delante de los amigos del niño puede entenderse como una conducta agresiva hacia él.
  19. 19. 19Prevención de conflictos en Educación Física 19www.AulaPrimaria.es  Debe hacer énfasis en la información positiva. Si decimos a nuestro hijo “baja el volumen del aparato de música” (información positiva) en lugar de “no pongas ese trasto tan alto”, es posible que colabore mejor.  Debe estar basado en la comunicación verbal como en la no verbal. El cómo expresamos nuestras peticiones contribuye a trasmitir más información de la que se dice, un tono de voz elevado, un ceño fruncido puede ser un modo incorrecto para solicitar una información a nuestro hijo.  Aprender habilidades conversacionales. Los elementos básicos de la conversación son: hacer preguntas, dar información adicional, escuchar, llevar la conversación (cambiar de tema, tomar y pasar la palabra), cerrar la conversación. Generalmente la interacción comienza con una pregunta, por ejemplo “¿cómo ha ido el colegio hoy? Una respuesta escueta (por ejemplo “bien”) difícilmente favorece una conversación fluida, por el contrario información adicional (“bien, el profesor de matemáticas está enfermo”) sirve para continuar la conversación. Pero la habilidad más importante puede ser la de escuchar. No sólo recibiendo la información de manera pasiva, sino dando señales al emisor de que se está recibiendo la información (asintiendo, haciendo resúmenes de lo expuesto “así que dices que...”, comentarios “veo que ha sido un día duro...” etc.) Otro factor es aprender habilidades de expresión. El objetivo es lograr que cada componente de la familia exprese, de modo honesto y directo, por una parte peticiones, sentimientos y elogios que faciliten un disfrute de la relación, y por otra, sentimientos negativos o críticas que sean efectivos para la consecución de cambios constructivos en las relaciones personales o en la conducta del otro. En definitiva, es importante crear momentos de comunicación con los hijos, se deben provocar tiempos de juego, de diálogo, de diversión, de relajación, en los que se generará un clima de confianza mutua que repercutirá en una mejor comunicación
  20. 20. 20Prevención de conflictos en Educación Física 20www.AulaPrimaria.es 6 Prevención de conflictos Los problemas de convivencia son situaciones en las cuales un grupo se encuentra en conflicto con un individuo del grupo. Este individuo satisface sus necesidades pero no deja a la resta del grupo que satisfagan sus necesidades. Por ellos, es necesario establecer un ambiente correcto para la buena satisfacción del individuo, grupo y profesor. Esta prevención consiste en conseguir que una parte de los problemas de comportamiento puedan ser evitados. Para ello, González-Herrero7 (2003) expone diferentes estrategias que nos puedan ayudar a conseguir nuestro objetivo de prevención. Exponemos a continuación algunas de las ideas para llevar a cabo en las clases de Educación Física. 6.1 Ambientes positivos En primer lugar debemos conseguir crear un ambiente positivo donde todos los participen dando sus opiniones y aportando sus ideas. Los alumnos necesitan encontrarse en un ambiente donde se les respete y donde no encuentren ningún tipo de amenaza física o psicológica, también necesitan ser aceptados por parte del maestro y de sus compañeros. Los alumnos que se sientan ignorados, ridiculizados o discriminados, con toda seguridad, intentarán llamar la atención y por tanto, su conducta podrá llegar a ser problemática para el ambiento del grupo. Las estrategias de organización y gestión de aula son las que más influyen y determinan el comportamiento problemático de los alumnos y el aprendizaje y calidad de las relaciones interpersonales que se establecen entre el profesor y los alumnos y los alumnos entre estos. Hay una relación entre el currículo escolar, los métodos de enseñanza y los sistemas de evaluación del rendimiento del alumno y sus formas de agrupamiento con la probabilidad de que se produzcan comportamientos antisociales en el aula. Para los maestros de Educación Física el principal motivo de preocupación va a ser los aspectos de organización y de control. No poseer habilidades de organización impide conseguir los objetivos y por el contrario, un eficaz y coherente sistema de organización ayudará a prevenir los problemas de disciplina y colaborará en la consecución de las metas educacionales. En segundo elemento a considerar es el clima social de aula, este se constituye a partir de las interacciones sociales que se dan en el alumnado y entre alumnado 7 - González-Herrero, E. & López, M. (2003). Los problemas de disciplina en el aula de educación física. Actas del XIC congreso Nacional de educación física de facultades de educación y escuelas de magisterio: el currículum de educación física a debate.
  21. 21. 21Prevención de conflictos en Educación Física 21www.AulaPrimaria.es profesorado. Conseguir unas relaciones adecuadas previene la aparición de conflictos y también, ayudan ya que son una importante fuente de motivación para el aprendizaje. 6.2 Clima motivacional La motivación de los alumnos y alumnas es el primer elemento a tener en cuenta en la creación de ambientes positivos de aprendizaje y convivencia. Conocer la motivación que determina cualquier conducta humana, es el primer eslabón para modificar y mejorar la conducta. Muchos de los malos comportamientos en el aula de educación física dependerán de la motivación del alumno. Los sentimientos de incompetencia, o experiencias humillantes van a hacer que aumente las actitudes de indisciplina. Una de las principales necesidades motivacionales en las clases de educación físicas es la de demostrar capacidad o competencia, teniendo en cuenta que lo que se considera competencia o capacidad varía de unos sujetos a otros. 6.3 Aprendizaje cooperativo Un estudio realizado por Steve Grineski para comprobar los efectos que las estructuras individuales, competitivas y cooperativas tenían en alumnos de segundo y tercer curso concluyó en que los alumnos que participaron en grupos cooperativos demostraron mayores mejoras de condición física y exhibieron niveles más altos de interacciones sociales positivas que los alumnos de grupos con estructuras de meta individuales o competitivas. Grineski también demostró que un programa de Educación Física basado en actividades cooperativas favorecía las interacciones sociales positivas en niños de 8 a 12 años con problemas de comportamiento y desórdenes emocionales, más que otro en el que las actividades se estructuraban de forma individual. En educación física hay muchos investigadores que aseguran que a través de aplicaciones de programas de enseñanza cooperativa se consigue un mejor clima escolar. El profesor de educación física a de aumentar el tiempo de aprendizaje cooperativo y no realizando tantas situaciones competitivas o individuales. 6.4 Usar vías pacíficas
  22. 22. 22Prevención de conflictos en Educación Física 22www.AulaPrimaria.es A continuación vamos a presentar dos grupos de conflictos (entre el alumnado y entre el alumnado y el profesorado) que podemos encontrar en educación física. Primero vamos a hacer referencia a los conflictos entre el alumnado. Aquí nos referimos a los conflictos que enfrentan directamente a los alumnos en las diferentes prácticas que se desarrollan, su aparición en otras materias es más difícil debido a que no existe contacto directo entre los alumnos. Aquí podemos encontrar conflictos relacionados con el sexismo o la discriminación debido al sexo, en nivel de habilidad, y con la búsqueda exacerbada de la victoria y con el rendimiento. El segundo grupo es el de los conflictos entre el alumnado y profesorado. Este tipo de conflicto aparece en las aulas cuando un alumno no cumple alguna de las reglas básicas de convivencia, como no traer el material, no atender a las explicaciones del profesor, no respetar las reglas de juego y pueden estar relacionados con la falta de hábitos. Existe un modelo llamado “Act against violence training progarm” de González Herrero (2003) que nos propone diferentes actuaciones para abordar el conflicto desde el diálogo, la reflexión y la negociación, alcanzando acuerdos que satisfagan a todas las partes implicadas. Primero hay que identificar y definir el problema en su conjunto. A continuación hay que determinar posibles soluciones y evaluar las posibles consecuencias y elegir la mejor situación para todos. Seguidamente hay que actuar y aplicar el plan de acción y finalmente, hay que aprender de la experiencia. Estas propuestas han de hacer que se consiga una mejora de la convivencia en las clases de educación física, garantizando de esta forma la creación de procesos de aula donde exista la participación activa, el respeto y la confianza entre los diferentes miembros de la comunidad educativa. Para ello, en el anexo “Sesiones conflicto”8 hemos querido exponer dos modelos de sesión para la resolución de conflictos en el aula. Además, en el anexo “Propuesta juegos multiculturales”9 exponemos también una actividad que se puede trabajar con un grupo en el que haya algún alumno recién llegado. 8 - Anexo – Sesiones conflicto.docx 9 - Anexo – Propuesta juegos multicult.docx
  23. 23. 23Prevención de conflictos en Educación Física 23www.AulaPrimaria.es 7 Currículum oculto en E.F. El currículum oculto actúa de manera eficaz en el proceso de aprendizaje de los alumnos y del profesorado. Así es, también los profesores aprenden conceptos, actitudes y formas de comportamiento sin realmente saberlo. El currículum oculto se define como el “conjunto de normas, costumbres, creencias, lenguajes y símbolos que se manifiestan en la estructura y el funcionamiento de una institución” según dice Miguel Ángel Santos Guerra (1994) en su artículo. Sin pretenderlo, el currículum oculto constituye una fuente de aprendizajes para todas las personas que integran una organización. Los aprendizajes derivados del currículum oculto se realizan sin que se expliciten. Estos aprendizajes no solo afectan los alumnos, sino también, al profesorado. Todo centro educativo es una organización con una cultura propia, porque da a sus miembros unas pautas para interpretar y actuar que va a determinar los valores que aprenden los alumnos. De hecho, un profesor ante un grupo de alumnos, imparte muchas lecciones a la vez: de sensibilidad, de respeto, de lenguaje, de compostura, de atención al desfavorecido, o de todos sus contrarios. Peculiaridades del currículum oculto  Es subrepticio porque influye de forma no manifiesta. Mediante la observación, la repetición de comportamientos, del cumplimiento de las normas o del uso del lenguaje.  Es omnipresente porque actúa en todo momento y en todas partes. La organización del espacio y la distribución del tiempo está cargada de significados, la naturaleza de las relaciones está marcada por los papeles que se desempeñan, las normas están siempre vinculadas a una concepción de poder.  Es omnímodo porque cubre múltiples formas de actuación. Se asimilan significados a través de la práctica que se realiza, de los comportamientos que se observan, de las normas que se cumplen o de los discursos que se utilizan.  Es reiterativo, como cualquier actividad que se repite de forma mecánica, como una rutina más. Se entra a la misma hora, se hacen las mismas cosas o se mantienen las mismas reglas.  Es invaluable, es decir, que no se puede evaluar los efectos que produce, no se puede evaluar el aprendizaje que provoca o no se valora las repercusiones que tiene. 7.1 El currículum funcional Según Dodds (1990), existen cuatro niveles del currículum que operan a la vez dentro de cualquier programa escolar de educación física. El primer nivel es el currículum explicito, que es idéntico al currículum oficial y se refiere a “aquellos
  24. 24. 24Prevención de conflictos en Educación Física 24www.AulaPrimaria.es aspectos públicamente establecidos y compartidos que los profesores quieren que los alumnos aprendan”. Este es el nivel que aparece en los documentos oficiales y que los profesores buscan conscientemente. En el segundo nivel existe un currículum encubierto que se refiere a “asuntos implícitos y no públicos” de los profesores, es decir, cualidades que pocas veces se ven en las planificaciones – escolares o de aula –. Varios aspectos que los profesores no dudarían en considerar que de forma intencionada transmiten a los alumnos es la puesta en práctica del currículum explícito. El tercer nivel – o currículum nulo – se refiere a las ideas, conceptos y valores que se podrían incluir en el currículum explícito y en el currículum encubierto, pero que son omitidos (tanto intencionada e inintencionadamente). El cuarto nivel – o currículum oculto – se usa en un sentido más restrictivo del que se usa normalmente para referirnos a los aspectos reflexivos de lo que dicen y hacen los profesores. Por ejemplo, el tono de voz o el uso de gestos influyen mucho más que lo que realmente está diciendo (comunicación no verbal). Otro ejemplo, es el que los profesores comiencen las clases teniéndola preparada y todo dispuesto antes de que los alumnos lleguen a clase, o por el contrario, que esté todo confuso o descuidado, nos puede decir mucho de la actitud y valores del profesor. El currículum oculto es probablemente el nivel más difícil de captar y el más completo a la hora de comprender sus efectos sobre el aprendizaje de los alumnos. Sin embargo, es también el más trascendental porque es una característica crucial y significativa para todos nuestros intentos de comunicación. El autor sugiere que cada uno de estos niveles de currículum operara en todas las clases de educación física, aunque puede haber variaciones según la influencia de unos niveles sobre otros. Así pues, estos niveles constituyen el currículum funcional que pretendemos exponer. El maestro de Educación Física será entonces una persona que pueda influenciar de gran manera en el desarrollo de cada uno de los alumnos. 7.2 Ideología y currículum La ideología puede ser la clave para conseguir un enfoque sobre cómo ciertos valores, normas o creencias están metidas en la configuración del aprendizaje escolar del alumno. Además, la ideología ofrece la oportunidad de enlazar parte del aprendizaje que se da en la Educación Física, con otras formas sociales y culturales más amplias. Según Apple (1991), el significado de ideología es un poco ambiguo. Se podría decir se refiere al conjunto de creencias, valores y prácticas que son modos de ver y comprender la realidad. En definitiva podemos entender la ideología como “sistemas de creencias, valores y prácticas” que estructuran la conciencia individual y colectiva y que existe en un continuo desde los niveles explícitos a los implícitos.
  25. 25. 25Prevención de conflictos en Educación Física 25www.AulaPrimaria.es En el extremo explicito, podemos localizar los pensamientos directos como la ideología profesional o la religiosa. En el otro extremo podemos localizar los supuestos inconscientes e irreflexivos acerca del mundo que influye en nuestros pensamientos y acciones. Estas creencias y valores están enraizadas a un amplio grupo de prácticas materiales que reproducen estas ideologías y forman la cultura de nuestra sociedad. A través de estas prácticas nacen las ideologías adquieren sentido, son significativas para las personas y forman el lecho de su vida diaria. Las ideologías no existen simplemente en las mentas de las personas, sino que están vivas a través de un amplio grupo de prácticas diarias. En el extremo explícito, las ideologías son propensas a ser etiquetadas como “falsas” conciencias”, como si fueran una influencia engañosa, puesto que expresan creencias básicas a través de formas muy organizadas. En el otro extremo, encontramos un tipo de ideología hegemónica ya que las creencias y valores son aceptados totalmente y sin discusión. En las ideologías existen a varios niveles de conciencia que se derivan de las acciones de diferentes personas. “Cuando se refiere a los aspectos ocultos transmitidos a los alumnos a través del currículum, es más probable que nos interesemos por ideologías menos explicitas. En realidad, en este sentido se consideran “ocultas” porque no son inmediatamente obvias a profesores o alumnos ya que se dan por supuestas”. 7.3 Lo oculto en la Educación Física En los primeros estudios de sobre el currículum oculto en la Educación Física se buscaban patrones en el comportamiento del profesorado y en la organización de las clases. Se identificó un comportamiento favorecedor de los valores de orden, de logro y de privacidad, así como diferencias de conducta en función del género, de la habilidad y del tipo de escuela. El problema del currículum oculto en la Educación Física lo encontramos en la formación de los profesores. El famoso discurso de los “formadores de formadores” es muy distinto a sus acciones. Se habla teóricamente de conceptos como responsabilidad, respeto, igualdad y cooperación, pero no se ven en la práctica. De esta forma, el currículum oculto ayuda a reproducir comportamientos antiguos, no a transformar la realidad. El pensamiento del profesorado de Educación Física se encaminaba a que el éxito de su enseñanza consistía en el disfrute, a la participación del alumnado y a evitar problemas de comportamiento.
  26. 26. 26Prevención de conflictos en Educación Física 26www.AulaPrimaria.es Ejemplo de la actitud de muchos docentes de Educación Física  El docente prepara juegos específicos para niños y otros para niñas. Esto favorece a la discriminación de género, tema muy discutido en la actualidad y que se relaciona con el currículum oculto. Esta determinación crea una imagen negativa de las mujeres y que no tienen las mismas necesidades motrices, fomentando el machismo.  Trato especial del docente hacia los niños con más capacidades. Así se fomenta la distinción de clases y el individualismo. Algunos docentes no entienden que la asignatura es de carácter formativo. Es un medio para el desarrollo de la salud y no un fin en el que juegan los mejores y lo que importa es ganar.  Las faltas repetidas de los docentes. Este punto crea una concepción de que el docente es un conformista, faltista e irresponsable. Modelo que luego imitan los alumnos.  Docentes que imponen el fútbol para los varones y el vóley para las mujeres. Claro ejemplo del facilismo. La falta de diversidad de deportes en el ámbito escolar es un tema serio. El deporte en la escuela debe servir como muestra de la variedad de práctica deportiva que se puede hacer.  Docentes con aires militares. De esta forma se crean niños asustadizos, acostumbrados a seguir órdenes sin pensar que es lo que hacen realmente y alumnos a los que no les va a gustar nunca el ejercicio físico. La pobre conceptualización en la Educación Física sigue desvalorizando a la misma, donde el “para qué” sigue retumbando en las cabezas de la sociedad. Es cierto que hay factores que influyen en el accionar del docente de Educación Física, como ser la falta de espacio físico de trabajo, el insuficiente material o las pocas sesiones semanales. 7.4 Nuestra reflexión En general, el aprendizaje de valores guarda una relación estrecha con el currículum oculto. En este punto se requiere ser significativo, el currículum oculto tiene una estrecha relación con la actuación del maestro, más que con la información de que se dice. En muchas ocasiones, la actuación, los códigos empleados en la comunicación, las formas de decir o afirmar una cosa no necesariamente coinciden con lo que se dice en el plano evidente. En la asignatura que nos atañe, la Educación Física, no podemos negar que es la asignatura reina en el trabajo de valores y además en la que se puede trabajar prácticamente todas y cada una de las competencias, así que debemos tener mucho cuidado con nuestra postura en el momento de la enseñanza.
  27. 27. 27Prevención de conflictos en Educación Física 27www.AulaPrimaria.es 8 Conflictos en E.F. Los centros educativos y concretamente el área de Educación Física, actúan preventivamente frente a la violencia cuando cumplen las siguientes condiciones: a) Promueven un buen clima de convivencia. b) Ofrecen oportunidades para el desarrollo de competencias sociales. c) Disponen de mecanismos de gestión positiva de conflictos. d) Rechazan cualquier manifestación violenta. El desarrollo de las competencias sociales conlleva un modelaje que las haga visibles y situaciones significativas que permitan ejercitar las distintas habilidades a medida que se adquieren hasta que finalmente son interiorizadas. La existencia de modelos coherentes en los espacios educativos resulta esencial de cara a la construcción de las conductas sociales y del juego de valores que las guía. La existencia de un contexto educativo rico ayuda a que pueda haber experiencias significativas y a que se generen vivencias que ayudan a poder discriminar, clarificar y contrastar la efectividad de todos los modelos de respuesta a los conflictos que existentes. Por suerte, la mayor parte de los centros son consciente de la importancia de educar integralmente y tratan de impulsar diferentes propuestas pedagógicas de gestión positiva de conflictos. El rechazo a la violencia se debe hacer efectivo desde todas las instancias y personas de la comunidad educativa. Hay que conseguir, con la utilización de todos los medios posibles, que los derechos y deberes de las personas se hagan efectivos en cada familia, centro educativo, comunidad y en la humanidad. Cuando aparece la violencia hay que detenerla transmitiendo un mensaje claro de rechazo y actuando contundentemente. El reto de la educación es el de enfrentar la violencia por medios pacíficos que hacen imprescindible la presión del grupo sobre el individuo o los individuos que recurren a la violencia. La formación de personas comprometidas con la existencia de la paz lleva a la introducción de programas educativos como medida de prevención y erradicación de la violencia.
  28. 28. 28Prevención de conflictos en Educación Física 28www.AulaPrimaria.es 9 Prevención de conflictos en E.F. La educación de la convivencia desde el área de Educación Física es una de las claves para favorecer el ambiente y el desarrollo de nuestras clases. Para ello, hay que fomentar el trato democrático de las mismas, desarrollando los siguientes factores: El respeto Entre los alumnos debe desarrollarse como una disposición a mantener una buena relación con los demás. En nuestro ámbito educativo el respeto exige no subestimar o infravalorar el comportamiento de los compañeros durante la práctica físico-deportiva, desarrollando el concepto de fair-play donde se deben respetar las reglas del juego, evitando las trampas y las acciones que puedan conllevar riesgos de salud hacia los demás. Además, está muy relacionado con la atención a los derechos y deberes que uno tiene respecto a los demás, y que se convierten en compromisos a cumplir con el grupo de iguales y con el profesorado. El diálogo En la teoría de la comunicación de Habermas (1989), desarrollada en el ámbito educativo por Freire (1997), se destaca la actividad de comunicación e interacción con y entre los alumnos, ya que esto nos ayuda en clase a construir y reestructurar el conocimiento como parte de un desarrollo cognitivo, social y emocional (componentes básicos para una educación integral). Además, los alumnos deberán aprender a escuchar, a ponerse en el lugar de los demás y, con ello, a cuestionar sus propias ideas y las de los demás de una forma argumentada y constructiva. Para ello, el docente debe fomentar actividades que se presten a desarrollar el diálogo en las clases de educación física. La solidaridad Las actividades físicas requieren de actitudes solidarias entre los participantes. Así los escolares con mayor capacidad deben ayudar a aquellos que logran un menor nivel de rendimiento. En los deportes de equipo se debe educar a los jugadores en la participación solidaria, reduciendo el individualismo y valorando la fuerza del conjunto aceptando el papel de cada uno en la consecución de los objetivos. Educar en la no violencia En las clases de educación física, debemos potenciar el respeto a los demás desde valores cooperativos, de solidaridad y justicia social. Con participación activa de los escolares en el diseño de los juegos y de las actividades, negociando las normas y reglas básicas entre todos, y posibilitando acuerdos que les permita aceptarse como son. Como medio para resolver los conflictos por incumplimiento de esas normas, se promoverá la discusión y el diálogo entre los participantes. Atender a la diversidad Educar en la diversidad es asumir que niños y niñas diferentes se eduquen juntos. Esta atención a la diversidad puede desarrollarse gracias a la variedad de espacios o de rincones, con la realización de talleres prácticos, con la distribución de
  29. 29. 29Prevención de conflictos en Educación Física 29www.AulaPrimaria.es momentos o tiempos en clase, con la generación de propuestas individuales o en grupos por niveles, con profesorado de apoyo, con una dedicación más individualizada al alumnado, etc. La felicidad En el escenario de la educación física, los escolares pueden adquirir un buen concepto de su cuerpo. Las actividades corporales permiten expresarse, relacionarse y comunicarse con los demás. Son actividades que ayudan y estimulan el carácter abierto, fomentan la creatividad y el ingenio, beneficiando no sólo el desarrollo de las capacidades psicológicas a nivel individual, sino también sus relaciones sociales. Por todo ello, la educación física puede representar bienestar personal, autoestima, superación de problemas y actitud ante la vida. La esperanza Se trata de una forma de tener confianza en que suceda lo que se espera. También este concepto se relaciona con tener ilusión, ya que esto representa la alegría o felicidad que se experimenta con la posesión, contemplación o esperanza de algo. Como docentes de educación física debemos ser capaces de desarrollar la esperanza en nuestros alumnos y además tener esperanza en su propia capacidad de transmisión para llegar a los escolares. 9.1 La resolución democrática de conflictos Una sociedad democrática debe atender a dos grandes principios de educación en valores: uno, ayudar a los alumnos a incrementar su independencia de juicio y de acción, pero sin adoctrinarlos en un particular punto de vista político o sectario; el otro, es el principio ético de que cada individuo tiene derecho a la privacidad, derecho que no puede ser invadido por la escuela (Bolívar, 1995). Por ello, la resolución de conflictos no significa sólo poner en marcha soluciones una vez surgido un problema, sino que la ejecución de buenas prácticas ajustadas a las necesidades y ritmos emocionales y cognitivos de alumnos desarrollarán, al mismo tiempo, buenas respuestas. Es decir, las metodologías cooperativas ponen énfasis en la prevención de los conflictos y desarrollan habilidades sociales en el caso de que inevitablemente surjan. El profesorado de educación física puede ayudar a convivir, fundamentalmente en lo que se refiere a la elaboración y el respeto de reglas para el funcionamiento colectivo, facilitando la autonomía personal, la participación y la aceptación de la diversidad. Las actividades dirigidas a la adquisición de las habilidades motrices requieren la capacidad para asumir las diferencias, así como las posibilidades y limitaciones propias y ajenas. El cumplimiento de las normas que rigen los juegos colabora en la aceptación de códigos de conducta para la convivencia. ¿Qué pasos debemos dar para resolver de forma eficaz los conflictos que surgen en las clases de educación física?
  30. 30. 30Prevención de conflictos en Educación Física 30www.AulaPrimaria.es A modo de ejemplo, cuando observamos que ha surgido un conflicto entre el alumnado debemos parar la clase y preguntarles para conocer cuáles han sido los motivos que lo han determinado. En ese diálogo con los alumnos se deberán buscar las causas y el origen, en algunos casos, recogiendo también la opinión de los testigos que hayan presenciado lo sucedido. Posteriormente se deben someter a un análisis detallado las opiniones a favor o en contra de los implicados y de los propios testigos, dando la oportunidad de adoptar la solución aportada por los implicados o por un mediador. ¿Qué factores desarrollar para crear un ambiente propicio para la resolución de conflictos? Las estrategias comunicativas, tanto las centradas en la forma de comunicarse como aquellas referidas al propio contenido, funcionarán de manera positiva si se consideran aspectos como: el feedback, la escucha activa, la adopción de posturas intermedias, la transmisión libre de reacciones emocionales, la existencia de prejuicios, estereotipos, etc. El profesor deberá favorecer conductas positivas en el alumnado con objeto de influir en sus interacciones y crear ambientes que desarrollen la socialización entre iguales formando la identidad de los escolares dentro del grupo en el que se hallan. ¿A través de qué procesos didácticos podremos reducir las situaciones conflictivas? Siguiendo a López Ros (2003), las clases de educación física son el entorno preferente para desarrollar los juegos de reglas como parte de ese proceso didáctico que nos ayude a superar los conflictos del aula y, para ello, contamos con una herramienta ideal para trabajar esta metodología como son: los juegos de cooperación, de oposición y de cooperación-oposición. A modo de ejemplo, los juegos cooperativos tienen como característica fundamental que todos los participantes ganan, tienen que aprender a colaborar con el resto del equipo para conseguir el objetivo, prima más el proceso que los resultados obtenidos y, por lo tanto, se carece de presión para la consecución del resultado final. La iniciación en este tipo de juegos se recomienda en el primer ciclo de primaria introduciendo estrategias sencillas y con una organización en pequeños grupos. Queremos exponer varios ejemplos de sesiones para primaria donde se observan ciertos conflictos y su posible solución. En el anexo10 sesiones conflicto EF se pueden estudiar. Por otra parte, debemos potenciar un clima de clase donde esté presente el respeto hacia las opiniones de los demás, así como promover la participación del alumnado, dándoles voz en diferentes momentos de la actividad docente. 10 - Anexo – Sesiones conflicto EF.docx
  31. 31. 31Prevención de conflictos en Educación Física 31www.AulaPrimaria.es 9.2 Elementos específicos del conflicto Entre los aspectos distintivos de la educación física, destacamos, como ya hemos mencionado anteriormente, su carácter social. En el marco de la actividad ludo- motriz las interacciones son frecuentes y, por otra parte, cualitativamente diferentes de las que se establecen en otros contextos educativos formales, en la medida en que existen en ellas matices propios como son la prevalencia de la actividad realizada en el seno de un grupo sobre el trabajo individual, la posibilidad de poner en juego, con relativa frecuencia, diferentes habilidades sociales, la vinculación de las interacciones a las demandas suscitadas por la estructura de meta de la tarea, o la mayor implicación de lo somático en la comunicación. Estos elementos se mantienen presentes y condicionan la acción ante situaciones en las que existe una divergencia entre las necesidades o los intereses individuales o de grupo. Por otra parte, las acciones motrices se nutren también de las emociones. Esta implicación emocional suele ser intensa, en lo positivo y en lo negativo, y con frecuencia demanda una especial capacidad de autocontrol emocional. Los docentes debemos encontrar alternativas que, lejos de negar o enmascarar las emociones, permitan que estas salgan a la luz de manera positiva. Los vínculos afectivos entre los participantes se hacen también particularmente explícitos en el seno de la actividad motriz. Por ello, el modo en que se afronten los conflictos se ve inexorablemente condicionado por las relaciones de amistad o de enemistad, de empatía o de distancia afectiva, de solidaridad o de actitud insolidaria entre quienes están implicados en ellos. Otro elemento especifico de la educación física es el ámbito espacial que unido a la libertad de movimiento y a la ya reseñada intensidad de las reacciones emocionales, influyen en que pueden aparecer, con más frecuencia, reacciones agresivas como primera respuesta en situaciones de conflicto. Finalmente, un conjunto de dificultades inherentes a la propia dinámica del conflicto que cobran mayor fuerza como resultado de las connotaciones específicas de la educación física, son las necesidades de llegar a soluciones con relativa urgencia. Ante la posibilidad de que las personas implicadas abandonen el conflicto sin resolverlo, movidos por el interés de seguir participando en la actividad motriz, la necesidad de que el educador no abandone la atención al resto de los alumnos mientras se resuelve el conflicto, agravado por la presencia de grupos numerosos en clase, la posibilidad de que surjan varias situaciones conflictivas simultáneamente o que éstas se originen de forma encadenada. Es por todo ello que la riqueza y variedad de matices existentes en el espectro de conflictos que aparecen dentro de nuestra área, la convierten, en un buen campo de entrenamiento para la búsqueda de alternativas pacíficas, constructivas y creativas en su resolución y para la transferencia a las relaciones entre iguales fuera ya del ámbito pedagógico formal.
  32. 32. 32Prevención de conflictos en Educación Física 32www.AulaPrimaria.es 9.3 Fuentes del conflicto Para entender mejor los conflictos que se pueden producir en las clases de educación física, vamos a agrupar los conflictos según una serie de criterios: Conflictos surgidos por discrepancias en el procedimiento Aparecen cuando se trata de resolver un problema de índole motriz por parte de los alumnos y que cuenta con varias soluciones posibles. Dichos participantes de la actividad no están de acuerdo en el modo de actuar. Estos conflictos suelen tener una resolución positiva si los alumnos poseen una buena capacidad de comunicación y una disposición favorable para experimentar diferentes alternativas. Conflictos de naturaleza afectiva Surgen cuando a la hora de realizar la actividad, las condiciones de la misma no permiten satisfacer simultáneamente las demandas afectivas de diferentes alumnos. Una situación frecuente, en este sentido, se da cuando, al establecer agrupamientos, varios alumnos quieren coincidir con un mismo compañero. Conflictos nacidos de problemas en el reparto Estos conflictos se originan cuando varios niños desean y reclaman un mismo objeto: hacer uso del mismo material, disponer del mismo espacio, realizar una acción concreta…La posible solución suele ir unida a la disposición para compartir o para repartir en el tiempo el objeto que se disputa. Conflictos derivados de percepciones diferentes a la misma realidad Se produce cuando hay diferencia de percepciones o visiones ante un mismo hecho. La situación en la que varios jugadores tienen una percepción distinta acerca de si un balón ha salido o no de los límites del terreno de juego, puede resultar un buen ejemplo. Es ésta una de las situaciones con menos alternativas para la resolución ya que llegados al momento de buscar soluciones que satisfagan a ambas partes, éstas suelen ser limitadas. Conflictos marcados por la defensa de intereses contrapuestos Éstos son similares a los conflictos descritos anteriormente. Se manifiestan cuando, aun habiendo percibido de forma similar un mismo hecho, los participantes hacen una interpretación de la realidad, o al menos la defienden ante el oponente, desde la alternativa que más beneficio les reporta. La perspectiva de resolución depende de que la parte que hace una interpretación sesgada de la realidad abandone su postura inicial, tarea que resulta difícil ya que, una vez iniciado el conflicto, entran en juego factores como la propia credibilidad ante los demás o la autoestima. Conflictos derivados de diferencias en la personalidad La causa del conflicto, en estos casos, no es una situación surgida en el ámbito de la actividad física sino que viene determinado por las diferencias existentes entre las personas en su modo de ser; diferencias que son trasladadas hasta el contexto de la actividad. La tolerancia recíproca y la flexibilidad hacia el cambio cuando el modo de
  33. 33. 33Prevención de conflictos en Educación Física 33www.AulaPrimaria.es ser personal complica la convivencia, se asientan como alternativas imprescindibles para avanzar en estas situaciones. Conflictos con origen en las relaciones de convivencia Estos problemas en las clases son frecuentes cuando algunos de los miembros del grupo tratan de asumir un liderazgo no aceptado por los demás, cuando las personas se ven forzadas a adoptar roles con los que no se sienten a gusto, cuando el estatus propio es cuestionado, cuando los alumnos son rechazados por los compañeros de actividad, cuando alguien trata de imponerse a través de la acción violenta…Sin duda la complejidad en este caso suele ser mayor y la resolución es, en muchas ocasiones, difícil de lograr en la medida en que lleva implícita la reestructuración de las relaciones dentro del grupo. Conflictos de naturaleza cultural y étnica La convivencia intercultural está creando un espacio educativo especialmente rico, aunque cuando surgen conflictos, éstos son de difícil resolución y nos instan a ir más allá del propio conflicto, tratando de suscitar el dialogo en relación con los principios de igualdad y equidad. En cualquier caso, estos conflictos nos ubican, en relación con los alumnos de una minoría cultural o étnica, ante tensiones familiares por las dificultades económicas, la falta de privacidad y de una vivienda digna, el desarraigo o el choque cultural y, en lo que respecta a los alumnos de la mayoría ya establecida, ante los prejuicios y estereotipos personales o familiares, la fuerza que se basa en una cultura considerada como universalmente válida, o la falta de aceptación de quien se considera diferente. 9.4 Orientaciones para la prevención La prevención, que en el marco educativo general es reconocida como uno de los recursos pedagógicos clave en el proceso de educación en el conflicto (Cascón, 2000), lo es también y de un modo más concreto desde las singularidades que conlleva nuestra área curricular. Un hecho que no debe olvidarse nunca, desde la actividad física, es que desde el área se pretende configurar un espacio educativo en torno al conflicto: la educación en el conflicto es siempre una lección de competencia emocional y social. Por ello, mucho antes de que surjan los conflictos, la relación de dialogo permanente con lo que nos rodea puede ser un buen medio educativo tanto en lo que se refiere a su prevención como en los aspectos que atañen a su resolución constructiva (Jares, 1992). Con esta orientación, dentro de la educación física, la actividad de clase ha de estar presidida por un conjunto de acciones que permitirán ir perfilando el camino para integrar el conflicto como un elemento natural en la convivencia, susceptible de proporcionar oportunidades para la resolución creativa, para el desarrollo y para el cambio. Se trata de:
  34. 34. 34Prevención de conflictos en Educación Física 34www.AulaPrimaria.es  Incidir en ciertos aspectos para aumentar las expectativas de éxito y desarrollar factores motivacionales relacionados con el aprendizaje, dado que los desajustes que se manifiestan en clase, como la inhibición o las conductas disruptivas y problemas de disciplina, surgen de claves relacionadas con: bajas expectativas en situaciones de aprendizaje, escaso estímulo y motivación, incompetencia motriz, bajas expectativas de aprendizaje.  Favorecer las vías necesarias que generan aprecio y afirmación personal, de forma que los alumnos tenga facilidad para conocerse a sí mismos y para desarrollar la autoestima, la autoconfianza y la voluntad de mejora.  Ofrecer a los alumnos medios para que aprendan a dialogar, a compartir sentimientos y percibir, de forma empática, la de los demás, a defender sus propios derechos y respetar los de los demás. En otras palabras, medios, en suma, para que desarrollen tanto las habilidades sociales, como la disposición hacia la prosocialización (Morollón, 2001).  Crear un ambiente de inclusión en el grupo y un clima afectivo y social que permita que cada niño perciba al grupo, dentro de la actividad física, como una comunidad de apoyo y ayuda.  Promover un sistema de reglas construido desde el diálogo y entre todas las persona que integran la clase, es decir, entre el maestro y los propios alumnos. De esta manera generamos unas reglas justificadas y desarrollamos la convivencia democrática y constructiva.  Prestar una atención especial a las actividades de carácter cooperativo, no solo porque por su naturaleza suelen provocar menos situaciones conflictivas, sino porque la cooperación es un medio idóneo para educar la autoestima, las habilidades sociales y la prosocializacion, elementos, todos ellos, claves en la resolución de conflictos. Sin duda, estos aspectos pueden convertirse en los pilares sobre los que construir un contexto adecuado para las relaciones de clase, generándose así, el clima socio-moral necesario para que los alumnos puedan desarrollarse integralmente (aspectos cognitivos, emocionales, afectivos, sociales, físicos…). Además, este contexto, favorece la creación de percepciones sobre los demás y sobre la educación física, y de actitudes y valores que se guían por la no violencia como alternativa básica de intervención presente y actuación futura en los conflictos que puedan producirse. 9.5 Estrategias para abordar el conflicto En las clases de educación física existen momentos en los que la tensión es manifiesta, mientras que en otros el clima afectivo es mucho más sosegado. Encontramos alumnos que no modifican su postura por la presencia de otros compañeros, mientras que los hay que varían su modo de hacer en torno al conflicto
  35. 35. 35Prevención de conflictos en Educación Física 35www.AulaPrimaria.es en función de quienes estén presentes, en la medida en que los consideran o no como potenciales apoyos. Por ello, podemos observar a personas que mantienen actitudes estables a lo largo del conflicto y personas que varían su disposición en función de la evolución de éste. Algunos alumnos, ante un conflicto ajeno a ellos, tienden a mantener posiciones próximas a la mediación, otros eluden la situación y otros toman partido por uno de los implicados; hay quienes acuden con rapidez al educador y quienes tratan de evitar su intervención. Estas situaciones hacen que los alumnos inmersos en un conflicto surgido en la clase de educación física se impliquen en el mismo poniendo en acción diferentes estrategias (Kellner, 1999): La primera de ellas nos sitúa ante las posturas tendentes a imponer los criterios propios y sus soluciones, desde una perspectiva de superioridad con respecto a la otra parte. La acción personal, en este caso, está guiada por el deseo de cumplir con los objetivos particulares sin mostrar sensibilidad ante las necesidades ajenas. Esta es una opción bastante común dentro de las clases de educación física. Otra de las alternativas lleva a una de las partes a eludir el conflicto, bien aceptando a priori una situación de inferioridad e inhibiéndose en su resolución, con lo que pierde la posibilidad de encontrar una solución satisfactoria, bien como resultado del desinterés por el conflicto planteado, o bien porque el conflicto no es percibido como tal por quien parece que rehúye afrontarlo. En nuestra área curricular se da con especial frecuencia entre alumnos para los que la vuelta a la propia actividad motriz es más importante que la defensa de los derechos de los demás. Hay alumnos que tras un diálogo previo, optan por ceder. Las motivaciones pueden ser varias: adoptar, a lo largo del intento de resolución del conflicto, una perspectiva de inferioridad ante la otra parte, protegerse desde una perspectiva afectiva, tratar de preservar las relaciones sociales, evitar que la confrontación derive por caminos no deseados…También es ésta una alternativa por la que, dentro de la actividad física, optan, con frecuencia, algunos alumnos. Una estrategia relativamente frecuente es la que lleva a las partes a negociar para encontrar una solución satisfactoria. Se trata de intercambiar posturas y de buscar un espacio de intersección entre los intereses propios de cada una de las personas implicadas. Dentro de la educación física, la negociación suele desarrollarse entre los alumnos de mayor edad y entre los que han participado previamente en experiencias educativas relacionadas con la resolución de conflictos. En otras ocasiones se contempla la posibilidad de colaborar en la búsqueda de una solución que satisfaga las necesidades de ambas partes. Esta alternativa implica un cambio de perspectiva desde el momento en que la otra persona puede ser percibida, no como un antagonista, sino como alguien con quien cooperar para alcanzar un objetivo común.
  36. 36. 36Prevención de conflictos en Educación Física 36www.AulaPrimaria.es Finalmente, también es común en el contexto de la educación física buscar la ayuda externa del educador, bien tratando de inducirle para defender la postura propia mientras se asume el papel de víctima, bien como mediador como mediador en el conflicto, o bien como una persona con una mayor autoridad que dispense justicia y sustituya a los protagonistas del conflicto como parte activa en la resolución del conflicto. Esta situación se da, en el área de educación física, con mayor frecuencia entre los alumnos de más corta edad. Ante estas alternativas, desde la perspectiva educativa, de lo que se trata es de propiciar las actuaciones tendentes a negociar y a colaborar, si bien la mediación puede ser interesante en el camino hacia la autonomía de los niños. ESTRATEGIAS PARA ABORDAR EL CONFLICTO BALANCE EN LAS RELACIONES PERSPECTIVA SOCIAL BALANCE EN EL RESULTADO Imponer Superioridad/inferioridad Nula atención a las relaciones de convivencia. Yo me beneficio/tú resultas perjudicado. Eludir Inferioridad/superioridad Escasa o nula atención a las relaciones de convivencia. Yo resulto perjudicado/tú te beneficias. Ceder Inferioridad/superioridad Se atiende la convivencia hasta el punto de renunciar a otros objetivos. Yo resulto perjudicado/tú te beneficias. En ocasiones acepto lo que creo justo. Negociar Igualdad Se presta atención a las relaciones de convivencia. Tú y yo obtenemos un beneficio, si bien cedemos en parte. Colaborar Igualdad Se presta atención a la convivencia buscando el beneficio común. Tú y yo nos beneficiamos. Buscar ayuda externa Incierto Varía en función de las circunstancias. Incierto. Cuadro. Estrategias para abordar las situaciones de conflicto (Ruiz Omeñaca, 2004) 9.6 Acción pedagógica en torno al conflicto Una vez perfiladas las estrategias habituales al afrontar el conflicto, podemos profundizar en las cuestiones relativas a cómo acometer, desde lo concreto, las situaciones de conflicto que se plantean comúnmente en las clases de educación física. En un principio aparecen como alternativas deseables dos: negociar para llegar a un acuerdo y colaborar en la búsqueda creativa de una solución beneficiosa para las partes implicadas. Ambas tienen en el diálogo la base común.
  37. 37. 37Prevención de conflictos en Educación Física 37www.AulaPrimaria.es Además, hay algunas cuestiones a las que conviene que dediquemos atención dentro del intento de profundizar en la metodología de la resolución de conflictos. La primera es la necesidad de que el maestro actúe como modelo (véase currículum oculto), como creador de una comunidad moral y como promotor de un clima democrático. También es necesario que cada educador haga un análisis tratando de precisar si, de algún modo, en sus propuestas curriculares y en su propia práctica docente existen elementos que nutren el conflicto de manera innecesaria o, por el contrario, se ofrecen medios para que el conflicto sirva como procedimiento de desarrollo y mejora en lo individual y en lo colectivo. Otro aspecto que debe tener en cuenta el profesional docente es intentar garantizar que todos los alumnos puedan expresar sus puntos de vista y puedan participar en la búsqueda de soluciones, dentro de un contexto de seguridad física y emocional. Una última cuestión de método, singularmente ligada a nuestra área, a la que creemos conveniente aludir hace referencia al ámbito espacial. En este sentido puede ser interesante reservar un espacio al que los alumnos se puedan dirigir cuando intenten resolver sus diferencias. Se trata de fijar un “rincón donde se resuelven los conflictos” que permita que los niños implicadas no se vean interferidas por la acción de quienes siguen inmersos en la actividad motriz y puedan dirimir sus diferencias en un espacio específicamente creado para ello. Todo lo anteriormente expuesto, ha de estar supeditado a la función de la educación en la resolución del conflicto. Ésta ha de estar presidida por la voluntad positiva de convertir al alumno en dueño de sus propias decisiones, así como a capacitarlo para actuar en situaciones de diálogo constructivo, para hacer una defensa asertiva de sus derechos, para conectar empáticamente con los sentimientos de los demás, y para reclamar y participar en un clima socio-afectivo en el que no tengan cabida los comportamientos agresivos o violentos. El desarrollo de estas capacidades, en y desde la educación física, es el fruto de una práctica continuada y guiada por el docente. Ésta se concreta, en la educación primaria (etapa que nos interesa esencialmente), en actuaciones tendentes a capacitar a los niños para ejercer el autocontrol que permita eludir la agresión física y verbal como reacción inicial ante el conflicto, reflexionar críticamente sobre la fuerza, propósito y resultados de la acción que generó la situación, poner en juego una aserción adecuada, actuar de acuerdo con las pautas de intervención en el diálogo, respetar las diferencias, mostrarse sensibles ante las necesidades de los otros y comprometerse con lo que se cree justo (Burnley, 1993). Aclarados todos estos aspectos podemos avanzar en el establecimiento de una secuencia de acciones deseables en diferentes situaciones de resolución dialogada de

×