romanticismo, realismo y naturalismo

3.506 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.506
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
26
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

romanticismo, realismo y naturalismo

  1. 1. Siglo XIX Referencias históricas RomanticismoRealismo y Naturalismo
  2. 2. Referencias históricas Napoleón Bonaparte pone fin al proceso revolucionario, investido del poder imperial (1804). Intentó imponer en toda Europa el dominio francés y las ideas de la revolución. Ante la invasión francesa a España, el pueblo reaccionó y Napoleón se vio obligado a mantener un gran ejército allí. En 1808 se inicia la guerra de independencia, que recién en 1813 permite volver al trono a Fernando VII. La independencia de la América española tuvo lugar en el contexto de decadencia de España como potencia internacional. En Europa, dos movimientos adquieren fuerza como herederos de la Revolución Francesa: el liberalismo y el nacionalismo.
  3. 3.  La Revolución Industrial dio lugar a grandes masas de trabajadores con condiciones de vida muy deficientes. La explotación de los trabajadores originó el sindicalismo. El desarrollo del movimiento obrero coincidió con la formulación de una serie de teorías políticas que propugnaban la emancipación del proletariado: socialismo utópico, anarquismo y marxismo. En 1848 se produjeron revoluciones sociales que implicaban ideas liberales, nacionales y con protagonismo del proletariado. En el último tercio del siglo XIX el gran desarrollo del capitalismo requería fuentes de materias primas y nuevos mercados. El imperialismo de las grandes potencias fue el fenómeno que se produjo. Inglaterra tomó posesión de India, gran parte de África, Australia y Canadá. Francia fue la segunda potencia imperialista con posesiones en África, Asia, América y Oceanía.
  4. 4. Filósofos y científicos del siglo XIX Kierkagaard(1813-1855) Marx (1818-1883) Nietszche(1844-1900)Comte (1798-1857) Spencer (1820-1903) Darwin (1809-1882) Bernard(1813-1878) Mendel(1822-1884) Mendeleyev (1834-1907) Gauss(1777-1835)Stuart Mill (1806-1870) W.James(1842-1910) Boltzmann(1844-1906) Dalton (1766-1844) Faraday (1837-1901) Pasteur(1822-1895) Maxwell (1831-1879)
  5. 5. Romanticismo
  6. 6. Filósofos del período romántico Schelling (1785-1854)Rousseau (1712-1778) Fichte (1762-1814) Schopenhauer (1788-1860) Hegel (1770-1831)
  7. 7. Escritores y pintores románticosBécquer(1836-1870) Blake (1757-1827) Byron (1788-1824) Goethe(1749-1832) Víctor Hugo (1802-1885) John Keats (1795-1821 Shelley (1797-1851) Stoker (1847-1912) Delacroix (1798-1863) Gericault (1797-1824) Goya (1819-1823) Espronceda (1808-1842) Larra (1809-1837) Mármol (1818-1871) Hernández (1834-1886) Sarmiento (1811-1888) Echeverría (1805-1851)
  8. 8. Canción del pirata José de EsproncedaRomanticismo Con diez cañones por banda, viento en popa, a toda vela, no corta el mar, sino vuela un velero bergantín. Bajel pirata que llaman, por su bravura, El Temido, en todo mar conocido del uno al otro confín. Navega, velero mío sin temor, que ni enemigo navío ni tormenta, ni bonanza tu rumbo a torcer alcanza, ni a sujetar tu valor. Veinte presas hemos hecho a despecho del inglés y han rendido sus pendones Que es mi barco mi tesoro,Título de la pintura: La balsa de la Medusa cien naciones que es mi dios la libertad,Pintor: Théodore Géricault (1791-1824): a mis pies. mi ley, la fuerza y el viento,Año: 1819 mi única patria, la mar.Tamaño original: 491 x 716 cmTecnología: óleo sobre lienzoLocalización: Museo de Louvre, París Allá; muevan feroz guerra ciegos reyes por un palmo más de tierra; que yo aquí; tengo por mío cuanto abarca el mar bravío, a quien nadie impuso leyes
  9. 9. Realismo y Naturalismo
  10. 10. Escritores y pintores Sthendal (1783-1842)Balzac (1799-1850) Dickens (1812-1870) Flaubert (1821-1880) Zola (1840-1902) Cambaceres (1843-1888)Pérez Galdós (1840-1902) Laferrere (1867-1913) Cezzane (1839-1906) Degás (1834-1917)Gaugin (1848-1903) Daumier (1808-1879) Manet (1832-1883) Courbert (1819-1877) Millet (1814-1875) Payró (1867-1928) Monet (1840-1926) Van Gogh (1853-1850) Renoir (1841-1919)
  11. 11. Realismo “El túnel les había conducido a un segundo espaciomás singular que el anterior. Era una profunda grietaabierta en el terreno, a semejanza de las que resultan deun cataclismo; pero no había sido abierta por laspalpitaciones fogosas del planeta, sino por el laboriosoazadón del minero. Parecía el interior de un gran buquenáufrago, tendido sobre la playa, y a quien las olashubieran quebrado por la mitad, doblándole en un ángulo Título de la pintura: Los picapedrerosobtuso. Hasta se podían ver sus descarnados costillajes, Pintor: Gustave Coubert (1819 -cuyas puntas coronaban en desigual fila una de las 1877)alturas. En la concavidad panzuda distinguíanse grandespiedras, como restos de carga maltratados por las olas; y Año: 1849era tal la fuerza pictórica del claro-oscuro de la luna, que Tamaño original: 160 x 258 cmGolfín creyó ver, entre mil despojos de cosas náuticas, Tecnología: óleo sobre lienzo Localización: Colección O. Reinhart.cadáveres medio devorados por los peces, momias, Winterthur, Alemaniaesqueletos, todo muerto, dormido, semi-descompuesto yprofundamente tranquilo, cual si por mucho tiempo moraraen la inmensa sepultura del mar.” Marianela de Benito (fragmento) Pérez Galdós
  12. 12. Imagen biográfica de Lord Byron “...aristocrático, extrovertido e iconoclasta, petulante y audaz en su crítica contra el orden social y moral,Por María Gabriela Gentiletti temperamentalmente melancólico, cínico y hedonista en su comportamiento, rebelde y solitario, luchador por lasGeorge Gordon, Lord Byron causas de la libertad humana, gran amante y ateo(1788-1824) lleva a la máxima libertino y esencialmente egocéntrico.” (Gutierrez:198)posibilidad de su generación la La experiencia vital que se libera de las convencionesrealización de una vida abierta a sociales, pero que no se satisface con la liberación de sula experiencia. Él encarna el Yo, sino que proyecta su búsqueda en la ruptura de lasideal de un moderno Prometeo cadenas de los pueblos.que pierde el respeto a los El bienhechor de la humanidad, el Prometeo que por amor adioses a favor de las causas de los humanos engaña a Zeus para favorecerlos.la libertad humana. Prometeo, el astuto, desatará con sus actos el rencor de ZeusEn su oda le canta a Prometeo, que no volverá a enviarles el fuego a los hombres. Peropero es él mismo el que se volverá Prometeo a traicionar a su primo Zeus robandodebate en la contienda entre la las semillas de fuego de “la rueda del sol”. Prometeo serávoluntad de experiencias castigado por esto, encadenado a una roca y torturadotransformadoras y el sucesivamente por el águila que comerá su hígado, elsufrimiento. Hay una cual volverá interminablemente a regenerar haciendoidentificación en él entre el eterno el suplicio.héroe poético y el propio poeta. Byron se vuelve hacia Prometeo y a su mítica historia leLa vida de Byron es parte de su pregunta:obra y no podría haber “...de tu piedad, ¿cuál fue la recompensa?producido sus poemas sin suvida. El héroe byroniano es en una intensa tortura silenciosa;gran proporción él mismo: entre la roca, el buitre y la cadena...”
  13. 13. “...ante la cual su Espíritu se oponede igual forma que a todas susdesdichas, y firme voluntad y hondosentido, que puede columbrar, en latortura, su propia concentradarecompensa, triunfante desafíotemerario, que torna de la Muerte unaVictoria.” Ahí está todo, suconfluyente apuesta estética y ética.No se puede comprender enprofundidad al poeta Byron sin suvida, sin su tiempo, sin Inglaterra quelo nombra Lord a la edad de diezaños. Byron necesita ser leído a la parde su periplo legendario:“Nadó en el Helesponto como elLeandro de la antigüedad, atravesótambién el Tajo a nado y completó suruta mediterránea (España, Grecia,Turquía) dando su vida por laindependencia de Grecia.” (Gutierrez:198)
  14. 14. John Keats: el Un consejo y una promesa. Se trata de aquietar los ruidos de la poeta de la sociedad que nos ensordecen y terminan por hastiarnos con sus tonterías. Sugiere acercarse a la naturaleza, a la imaginación inmensidad del mar y lo antiguo para ejercitar la vida interior, pero específicamente la imaginación, la que nos remitirá a unPor María Gabriela Gentiletti mundo mitológico, el creado por Homero o por todos esos griegos que la historia denominó Homero. Hay una recomendación enKeats que es atendible para los que En la Oda a una urna griega hay un hilo que trama la unión entre elestán disconformes con el orden tiempo y la imaginación. Se trata de un juego deestablecido, con el estado moral del distanciamiento subjetivo y de espejos de ideas.mundo o incluso con su propia vida.Sabemos que hay en los románticos una No es una única urna griega la que describe, sino todas las que hadislocación de su propio Yo; en un visto y ahora evoca inventivamente. Esta operación le permitemundo revolucionado por los anclar un tiempo pasado en otro tiempo –el de la escritura depermanentes cambios, una generación su poema- y perpetuarlo en el futuro. Su imaginación logra lasensible no podía quedar exenta de las eternidad. “Preferir la imagen de un poema al objeto que laconvulsiones. Pero esos desajustes suscita constituye una clave de la poesía de Keats [...] Susvitales los impulsaron a fugas idealistas poemas aspiran a Ideas de las que el tema en sí es ya olvidadopor otros mundos posibles o a un exilio y lejano evocador” (Cortázar:300/1)en las profundidades de su subjetividad.El consejo de John Keats en “Sobre el Va en busca de la historia hacia esas múltiples urnas que lemar” es el siguiente: muestran otro tiempo ideal: el de Grecia. No es lo concreto deA los ensordecidos por rudo vocerío, a los hechos lo que busca... Luego de abrir las preguntas:los que estáis hastiados por tontas ¿qué bordada leyendamelodías, de dioses o mortales, o de ambos, rememoras siéntense aquí y mediten cerca de en el Tempe o en los valles de Arcadia? ¿Qué deidadesantigua gruta, hasta que oír empiecen tal son esas o qué hombres? ¿Qué doncellas esquivas?si ninfas cantasen.
  15. 15. Avisora en el relato mítico el  “En la hoja marchita están mis días;posible fin de quienes ejercen la los frutos del amor ya se extinguieron;ayuda humanitaria, pero acepta y el gusano, la llaga y la desdichala consigna, la hace suya. A su son mi único dominio!propio espíritu le ha sido ¿Por qué vivir? ¿La juventud deploras?otorgada “la contienda entre la Te encuentras frente al campo de batalla,voluntad y el sufrimiento”. Hay ¡la muerte con honor brindar te exigeen Byron la conciencia de una hasta el último aliento!”causa insoslayable, posee unaconcepción de la vida como Fragmentos de “Al cumplir los treinta y seis años”... Sabe que se muere,marcha ineluctable hacia la pero dio su vida por la independencia de Grecia. La gloria es suconcreción de un ideal. recompensa, pero su costo es la muerte. El Yo que todo lo alcanza se aniquila en la experiencia. Doble suerte del héroe trágico del Hoy no romanticismo.comprenderíamos el Prometeo, el vidente. Su don de profecía implica leer las mínimasegocentrismo de Byron; en el señales que en el presente anuncian el futuro, pero también está ensiglo XIX éste implicaba una la sabiduría del pasado la posibilidad de intuir lo que vendrá. Byronmáxima identificación del Yo intuirá en el destino de Prometeo su propia suerte, y también la decon la Idea, una vida que se todos aquellos que luchan en contra de un orden impiadosodespoja a sí misma en pos de establecido:torcer la voluntad injusta de “La sorda tiranía del Destinounos dioses que no se y de igual modo el Cielo inexorable,compadecen de los pesares y el principio instaurado del Enconohumanos. que para su contento crear debe cosas capaces de aniquilamiento, Éste es su típicoespíritu romántico: un yo que se negándote hasta el gusto de la muerte...”exalta en la experiencia social, En la oda Prometeo está Byron: su causa y su comprensión de la naturaleza humana; esa es la lección que le reconoce al mitoel héroe que vive y que tiene griego.clara conciencia del propósito Entiende su vida y su destino en un mito. Descifra en una composiciónde esa vida e incluso de su estética su compromiso de acción y las consecuencias del mismo.muerte: La triste existencia del hombre...
  16. 16. Luego de la agitación propia de la indagación, da el salto de la imaginación que le permite escuchar la otra música de la historia, la que se comunica de espíritu a espíritu:Dulces las melodías si fueron escuchadaspero mucho más dulces las no oídas, oh flautas,tañed, más no al oído, sino más tentadoras,tañed para el espíritu vuestras mudas canciones.Es otro el tipo de experiencia que descubre, es la ligereza de quien excede lo real concreto y posee sólo su visión ideal. Ni a la memoria –o al pasado que hay en ella- plagia por conservarle fidelidad; más bien, condensa los hechos, los objetos, los momentos (como en los sueños) y de esa forma logra su creación original.Busca el pasado, pero lo actualiza en esa misma búsqueda mental, y en ese movimiento logra la abolición de lo temporal en un juego estético que hace con el tiempo mismo. Por otro lado, es él mismo el que se constituye como nexo, su cerebro y su pensamiento crean la obra, y el acto mismo es la obra.“Acerca así Keats –mediante un itinerario estético semejante al del Siglo Vático- el sentido dinámico, temporal del romanticismo, el anhelo clásico de intemporalidad, conciliando con el poema [...] una fijación que no es detención, forma mágica de la vida y el movimiento concebidos en su instante más hermoso, se reiteran eternamente sin decadencia ni hartura” (Cortázar:303). ¿Qué encierra esa figura? La potencia del espíritu del poeta que puede imaginar y jugar con la temporalidad. El tiempo simbolizado en el ánfora griega es lo sublime que lo excede, pero él se eleva y lo alcanza.
  17. 17. ¡Oh, ática figura!... Tú, forma silenciosa, nuestro pensar excedes / como la eternidad... Lo temporal es lo sublime: el poeta sabe que todo pasa y reconoce que en el ánfora haymucha más permanencia que en los humanos. ¡Oh, tu pastoral fría!, cuando pasen los años y el tiempo nos consuma, tú permanecerás entre cuitas distintas... Pero la imagen de la urna es la de su propia creación, esta es la que llega hasta nosotros.En esa proyección de su propia imaginación sabe que los años pasarán y sus palabras no, leencomienda a ellas su propio mensaje a los hombres: “La belleza es verdad, y la verdad, belleza” y eso es cuanto requiere saber sobre la tierra. El mismo ideal griego sobre la belleza en su relación con la sabiduría que es tambiénideal romántico encarnado en John Keats que escribe y al hacerlo inmortaliza sus versos. Este juego intelectual le permite un distanciamiento de su propio Yo, proyecta su espíritu,su idea subjetiva en un objeto cuyo valor cultural o histórico es el símbolo de una realidad lejanapero en la que se concretó un ideal cercano al del poeta. No se identifica con el reflejo de lo queobserva, sino que potencia su proyección espiritual con las preguntas y camina con algunascertezas sobre el tiempo, la negación de la experiencia junto a la permanencia del amor, y elconocimiento de la belleza y la verdad en un juego de espejos entre aquella urna griega ideal y supropio Yo.
  18. 18. Realizado por: MARÍA GABRIELA GENTILETTI ANA CLAUDIA MINNITI

×