RAPIÑA FUNERARIA POR LOS MUERTOS<br />Los empleados de las funerarias que existen en Aguachica convirtieron la entrada del...
Rapiña funeraria por los muertos
Rapiña funeraria por los muertos
Rapiña funeraria por los muertos
Rapiña funeraria por los muertos
Rapiña funeraria por los muertos
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Rapiña funeraria por los muertos

497 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
497
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Rapiña funeraria por los muertos

  1. 1. RAPIÑA FUNERARIA POR LOS MUERTOS<br />Los empleados de las funerarias que existen en Aguachica convirtieron la entrada del hospital Jose Padilla Villa Fañe en un verdadero campo de batalla.<br />Acuden incluso a lugares de accidentes para abordar en medio del dolor a familiares y venderles el servicio.<br />La razón de este enfrentamiento no es otro que el interés que demuestran las empresas de servicios funerarios para ofrecer sus servicios a los familiares de las personas que fallecen en el interior del centro hospitalario.<br />El objetivo de las funerarias es el de apoderarse del cadáver a cualquier precio. Para ello se valen de su astucia y de la complicidad de algunos porteros. En muchas ocasiones a estas personas se les ve deambular por los pasillos a la espera de que alguien muera para de inmediato ofrecer los servicios funerarios a los dolientes.<br />Los porteros al parecer reciben alguna suma de dinero por las personas que dejen de vivir y sean llevadas a una de las dos funerarias, comenta el familiar de una señora que murió en el lugar.<br />En el forcejeo por conseguir a la persona muerta, los empleados se han transado en discusiones fuertes llegando inclusive a retarse golpes dentro de las instalaciones del centro asistencial y peor aun, en frente de los dolientes.<br />También denuncian los dolientes, que algunos de los porteros le insinúan que utilicen determinada funeraria o de lo contrario los servicios de autopsia se demoran o no se hacen en ese día.<br />Por su parte, funcionarios del hospital indican que sí es cierto que existe la lucha por apoderarse del cadáver, por eso se hace necesario que autoridades competentes implanten las medidas para que esto no siga ocurriendo.<br />Desde realizar los trámites ante las autoridades, el registro civil o el traslado de cuerpos, al mejor precio y hasta con facilidades de pago de los ataúdes, son algunas de las " bondades" , que las funerarias ofrecen para poder pelearse a los clientes.<br />No importa la condición económica de las familias, estos negocios cuentan con una amplia gama de paquetes y servicios de acuerdo a las posibilidades de cada persona, a las que incluso ofrecen líneas de crédito a diferentes plazos con tal de vender.<br />Agregale que en la entrada del hospital y en la Morgue Municipal....  di tambien que es imperativo que se regule el tema de la entrega de los certificados de defuncion por cuanto la demora en la entrega de este documento, que es prioridad para empezar un servicio funerario, da pie par que el familiar sea mas presionado con el pretexto de que le ayudan a conseguir tal documento. menciona tambien que dicen orientar pero no es asi, por cuanto por ejemplo la indemnizacion y el auxilio de soat no se pierden por el hecho de que se autorice a la funeraria que lo tiene afiliado a un plan de prevision, (al muerto)<br />Moto-Taxismo: Solución Práctica al problema de transporte<br />Hace algún tiempo apareció en la ciudad de Agfuachica el servicio del moto-taxismo, personas que decidieron llevar en su motocicleta a otra persona (algunas veces más de una)  por un valor igual o inferior al del transporte urbano caracterizado por busetas y taxis.  Fue el inicio de la proliferación de cientos de moto-taxi así denominadas que se tomaron las vías de la ciudad. Los dueños de busetas y taxis han protestado de todas las formas posibles porque el negocio de transporte formal así denominado está a punto de quiebra. <br />Moto-Taxismo la solución práctica.<br />Ante un pésimo servicio de transporte urbano la gente del común con la ayuda de la tecnología hizo lo obvio, reemplazarlo. No queremos plantear aquí que sea la solución óptima pero es una alternativa generada por la comunidad ante un problema. Una acción concreta, democrática y rápida que llevó a casi reemplazar el servicio existente de transporte urbano masivo en cuestión de meses. Es interesante revisar esas experiencias para aprender a crear mecanismos rápidos y alternativos de reemplazo de situaciones existentes en el ámbito de la responsabilidad social. Se ha podido observar que cuatro factores primordiales se unen (aunque algunas veces se presentan menos factores se intuye que deben haber más) para que surja una situación como la anteriormente descrita:<br />1) Una problemática agudizada. En nuestra situación un muy mal servicio de transporte urbano con vehículos en mal estado, sitios de la ciudad a los cuales no se prestaba el servicio, tiempos de espera demasiado largos, vehículos en mal estado, conductores irresponsables, entre otros.<br />2) Una posible alternativa con el uso de tecnología barata y de uso simple como es el caso de motocicletas de fácil adquisición.<br />3) Imaginar una solución que contradice nuestra forma de pensar tradicional por ejemplo imaginar que es posible prestar el servicio de transporte urbano de forma individual y no masiva.<br />4) Participación o democratización de forma voluntaria  de gran cantidad de personas en la solución que impiden que la solución se pueda detener fácilmente. En la ciudad de Aguachica se  han multado y decomisado miles de motocicletas que son reemplazadas rápidamente por las mismas u otras personas.<br />Una vez dadas estas condiciones se genera un efecto de crecimiento espiral y rápido de la nueva alternativa. En nuestro caso ante el crecimiento del nuevo “negocio”  hizo que otros actores entraran en juego tal como proveedores de motocicletas que ofrecen precios bajos y diversas modalidades de pago para adquirirla, talleres de mantenimiento, ventas de cascos, chalecos etc. Cientos de familias de la ciudad resolvieron su problema laboral. El negocio del transporte urbano en cuestión de meses se democratizó, y la forma de transporte masiva tradicional casi había desaparecido.<br />Ante el auge del negocio creado, algunos proveedores están ofreciendo la entrega de motocicletas a crédito sin fiador y con módicas sumas de cuota inicial. Entonces por un mecanismo inesperado podríamos llegar a una solución deseada al problema de transporte urbano en una ciudad pequeña como Aguachica.<br /> Lo interesante de reflexionar es que esta solución no fue prevista, por el contrario, fue generada de forma espontánea. Si estudiáramos estos sucesos y pudiéramos encontrar los patrones que lo generan o lo desencadenan, podríamos “construir” mecanismos con el propósito de reemplazar situaciones problemáticas de responsabilidad social, que llevaran a una solución en cuestión de meses, y aunque no podríamos prever exactamente el camino que seguiría la solución si sería interesante analizar que podría desencadenar, y si es de nuestro interés podríamos buscar los factores para desencadenar estas posibles soluciones.<br />Las comunidades latino americanas son ingeniosas para buscar soluciones a diversos problemas, solo nombraremos algunas que nos servirían para estudiar y encontrar factores o principios para usar en nuestro beneficio de propiciar soluciones rápidas y eficaces de responsabilidad social:<br />• Ventas de minutos de celular.<br />• Ventas de caramelos o golosinas en buses de transporte urbano (por supuesto no en la ciudad de Aguachica porque no existe el transporte en este tipo de vehículos) Sin ninguna ayuda o patrocinio por las empresas de golosinas, cientos de personas venden sus productos. <br />• Instituciones no formales de educación que ofrecen cursos de capacitación a personas de escasos recursos y que tienen modalidades de pago tan curiosas como pagos semanales o pago diarios.<br />• Tiendas de Barrio: A pesar de los esfuerzos de los grandes supermercados por acabar este servicio de distribución de productos de consumo masivo, la imaginación y necesidad de la gente ha hecho un caso de perdurabilidad de negocio que no se ha estudiado por que se parte del hecho “QUE ESO NO ES UN NEGOCIO O ACTIVIDAD EMPRESARIAL”<br />• Ventas ambulantes de todo tipo de mercancías<br />• Ventas de yerbas y medicinas alternativas, tanto en plazas de mercado que es lo más tradicional hasta negocios nuevos especializados en este tipo de “medicinas”<br />• Recolección de “basura”  en las puertas de la casa: Afortunadamente este servicio que inicio de forma natural ha sido vinculada mediante a la empresa recolectora de basura.<br />Es cierto que las mototaxis se han convertido en una solución eficaz frente al problema de transporte público, sin embargo es necesario que se creen mecanismos de control en el ejercicio de dicha actividad en aras de proteger la integridad del usuario. En este medio hay mayor probabilidad de accidente, además no existe control en el número de motocicletas en circulación que generan un mayor problema de movilidad. Las autoridades deben regular la actividad mas no reprimirla.<br />Nadie imaginó nunca que el Mototaxismo, arriesgado vástago callejero de la economía del rebusque, parido como el más agresivo y visible invento para la supervivencia, que emergiera desde las polvorientas calles de Aguachica; a la postre, fuera a meter en verdaderos aprietos a las autoridades civiles, impactar las economías domésticas y alterar la movilidad urbana en casi 30 departamentos colombianos donde ya circulan, mal contadas, cerca de 600 mil motocicletas facturando de contado cada 24 horas, a cálculo de salario mínimo legal diario,12 mil millones, o sea la bicoquita de 4,5 billones de pesos anuales; esto es, odiosas las comparaciones, 9 veces más de lo que facturan juntas las lujosas vitrinas del pomposo UNICENTRO de Bogotá en el mismo período y, sin contabilizar los poco despreciables agregados económicos que, tanto para las economías formal e informal genera esta actividad marginal; en lo formal: Aditivos, combustibles y lubricantes, Comercio de motocicletas, repuestos y accesorios, dinámica del presupuesto familiar (alimentos, vivienda, salud, educación, vestuario, recreación, etc.), pago de servicios públicos y de obligaciones comerciales y financieras, etc.; en lo informal: Reparación y mantenimiento mecánico, lavaderos y montallantas, confección y venta de chalecos, mangas, guantes, forros, pellones y cojines, restaurantes móviles y comidas rápidas, réditos por alquiler de vehículo y créditos pagadiarios, entre otros. Agregados económicos que en el caso de Aguachica han develado en la ciudad una dinámica economía doméstica “sui géneris”, como bien lo han testimoniado el sector comercial organizado y las empresas prestadoras de servicios públicos, en primer plano.<br />No es para menos, Aguachica acopia un 3,5% del rubro nacional producido en medio de esta “informalidad institucional” y su caos reinante. Males que se acrecentan y afianzan en la medida en que sus autoridades locales se encuentren obnubiladas jurídicamente bajo la infame cortapisa legal que el Gobierno Central mantiene latente a costas de una soterrada ausencia de interés y voluntad política para acoger y poner en marcha iniciativas serias y probas para afrontar una problemática para la cual sólo se le ha ocurrido dar tratamiento de “Tránsito”, como penosamente lo expresara el propio Mintransporte a los empresarios del ramo en su 32º Congreso Nacional en Cartagena.<br />Creemos que no es muy bueno ser demasiado apasionado con la idea de legalizar al mototaxismo, eso sería lo normal, en condiciones normales, en un país normal(?); pero, aquí en Colombia las cosas no se dan por la vía lógica y normal y mucho menos si se trata de buscar el mejoramiento del nivel de vida de los ciudadanos….me explico: nuestra clase política dirigente, con muy pocas excepciones (casi ninguna), está representada por elementos engreídos, jactanciosos, desprovistos del mínimo interés de servicio a la comunidad, sólo con un voraz apetito de poder económico (contratos) y político (burocracia) de grupo y de enriquecimiento desmedido, además de ser personas insospechadamente incultas, no preparadas y por lo tanto incapaces de pensar en algo productivo para enfrentar en este caso, al fenómeno (no problema) del mototaxismo, lo cual requiere de mucho conocimiento, experiencias, capacidad de trabajo y voluntad de servicio; además de una alta dosis de creatividad y de gran iniciativa; elementos que no los vamos a encontrar entre nuestros legisladores a la vuelta de la esquina. por un lado.<br />Por otro lado, como el tema del mototaxismo no tiene padrinos que financien candidatos ni patrocinen leyes, es un paciente que no tiene dolientes a nivel legislativo (la prueba de ello es que van más de tres proyectos de ley presentados y archivados por la secretaria general del congreso, sin respeto alguno, no pasan ni a discusión y chismorreo en los pasillos de esa corporación).<br />Así que, sería bueno ir pensando, coordinando y apoyando, con ánimo de compartirlo con toda Colombia, un grupo interdisciplinario de profesionales y empresarios sin afanes electoreros, agrupados en la corporación que presente iniciativa empresarial, para la creación y generación de iniciativas genuinas y novedosas que conduzcan a corto plazo a la alternatividad laboral-ocupacional y productiva de los mototaxistas. Es decir para impulsar un gran mega programa de choque contra el desempleo y la informalidad, impulsando la creación de empleos productivos sostenibles con empresas de acumulación y de éxito. <br />Según un estudio elaborado anualmente por el Comité de Ensambladoras Japonesas conformado por Auteco-Kawasaki; Fanalca-Honda; Incolmotos-Yamaha y Suzuki Motor de Colombia, sigue aumentando la importancia que han adquirido las motocicletas en el vida de los colombianos. <br />De acuerdo con el DANE entre el 2003 y 2008, el porcentaje de hogares que tenían una motocicleta pasó de 8,5% a 15,1%. Congestión vehicular, la búsqueda de alternativas de economía familiar, el costo de los combustibles, la deficiencia en los sistemas de transporte masivos en todas las ciudades y el aumento del desempleo profesional, son algunas de las causas que explican este comportamiento en los compradores de motocicletas. <br />Según el estudio, la motocicleta cada año se sigue posicionando como la aliada de los colombianos de menores ingresos, quienes han encontrando en este vehículo una solución no solo para reducir costos de transporte, sino encontrar nuevas fuentes de empleo y mejor movilidad.<br />

×