Rev. Logop., Fon., Audiol., vol. VII, n.º 2 (93-103), 1987EL LENGUAJE DEL NIÑO DE SEIS A OCHO AÑOSELEMENTOS QUE LO INTEGRA...
ORIGINALES  «1. Es normal que las palabras tengan más de un sen-             Actualmente contamos con investigaciones que ...
los cinco años. Para D. Crystal (1981), si bien la ma-     emplear correctamente la tercera regla de pluraliza-yor parte d...
ORIGINALESidea, sostenida por otros autores, de la existencia de      determinantes como categorías gramaticales pluri-un ...
Contamos con poca información sobre el desarro-           Este tipo de oraciones no solamente es difícil dello de otros ti...
ORIGINALESsarrollo del lenguaje menos conocido. Este hecho se                Hay que tener en cuenta que esta cifra incluy...
- Un paso gradual hacia la economicidad de las                      En opinión de M. Belinchon (1985), los temasexpresione...
ORIGINALESLA CONCIENCIA METALINGÜÍSTICA                                    sivas reversibles y, como ya hemos visto, esta ...
trarse el elemento específico del mensaje causante           l A nivel morfológico, la investigación realizadadel problema...
ORIGINALESun estímulo gráfico que incita al niño a expresarse      RESUMENoralmente y la utilización del análisis de conte...
ESPÍN J. V.: Lectura, lenguaje y educación compensatoria. Teo-     PIAGET J. y otros: El lenguaje y el pensamiento del niñ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

309v07n02a13152731pdf001

389 visualizaciones

Publicado el

esto es muy bueno

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
389
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

309v07n02a13152731pdf001

  1. 1. Rev. Logop., Fon., Audiol., vol. VII, n.º 2 (93-103), 1987EL LENGUAJE DEL NIÑO DE SEIS A OCHO AÑOSELEMENTOS QUE LO INTEGRANPor Julia Victoria Espín Doctora en Pedagogía. Profesora del Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación. Universidad de BarcelonaINTRODUCCIÓN cionará notablemente hasta los primeros años de es- colarización. La adquisición del manejo de la lengua justificar la importancia del lenguaje escolar dependerá de las aptitudes adquiridas en laI NTENTAR como área de investigación nos parece tarea in- familia. necesaria. Hay acuerdo, podríamos decir que Después de la familia es sin duda la institución es-unánime, de considerar al lenguaje como un área colar la que le va a influir notablemente y va a mar-fundamental de estudio en la educación básica. car el desarrollo lingüístico del niño (la escuela ac- Pero no podemos olvidar que el lenguaje es un tuará sobre el perfeccionamiento del lenguaje). Enárea de gran complejidad. Y ello debido no sólo al algunos casos, y como se ha constatado en estudioscarácter instrumental de su aprendizaje, sino por la con niños desfavorecidos socioculturalmente, la ins-gran importancia que tiene el desarrollo lingüístico titución escolar lo único que hace es perpetuar lodel sujeto como expresión de los procesos cognitivos que la primera institución social, la familia, ya habíay afectivos interrelacionados con él y muy unidos al comenzado; ya sea transmitiendo un código lingüís-mismo tiempo al contexto social en el que el len- tico rico o empobrecido.1guaje surge y se desarrolla. Tampoco hay que olvidar que el estudio del len- Por otro lado, el lenguaje es la base de la comuni- guaje es importante para la enseñanza de la lectura ycación y ésta posibilita los contactos entre los diver- ésta tiene un papel decisivo en el futuro desarrollosos componentes de un grupo. Por tanto, el lenguaje personal y académico del sujeto. Es evidente que un—verbal y no verbal— tiene un marcado carácter so- estudio de la lectura debe tener en cuenta muchoscial. Todos los niños aprenden a hablar aproximada- aspectos del lenguaje. En opinión de R. C. Staigermente a la misma edad y a través de las mismas eta- (1976), algunos de los supuestos sobre el lenguajepas. Pero en cambio, no aprenden la misma lengua. que son generalmente aceptados y que tienen unaAdemás hay que señalar una segunda precisión: en relación directa con la enseñanza y el aprendizaje deel ámbito de una misma lengua, sus hablantes no lo la lectura son:hacen de la misma manera, hay diferencias impor-tantes según el lugar geográfico de cada persona ysegún los grupos sociales, diferencias que influyen enel habla de cada individuo y de cada familia. Portanto el primer agente que actúa sobre el lenguaje va 1. Para profundizar en cl tema del lenguaje de niños desfavo- recidos socioculturalmente, puede consultarse: ESPÍN, J. V.: Lec-a ser la familia. El modelo sobre el que aprenda el tura, lenguaje y educación compensatoria. Teorías, modelos e ins-niño influirá sobre el dominio y calidad que adqui- trumentos para una innovación curricular. Oikos-Tau, Barcelona,rirá respecto al código lingüístico, lo cual le condi- 1987. Correspondencia: Julia Victoria Espín. C/. Felipe de Paz, 15, 3.º, 2.ª - 08028 Barcelona. 93
  2. 2. ORIGINALES «1. Es normal que las palabras tengan más de un sen- Actualmente contamos con investigaciones que tido, incluidas las palabras de uso más corriente. ponen de manifiesto que el desarrollo lingüístico »2. El uso normal de los hablantes nativos de una len- dista mucho de terminar a los cinco años. Durante el gua constituye el único patrón de “corrección”. período que estudiamos (6-8 años), el niño logra el »3. En general, no existen sonidos en una lengua que dominio de una serie de estructuras lingüísticas que sean fáciles o difíciles en sí. La facilidad o dificul- le permitirán llegar a un mayor perfeccionamiento tad de audición o de pronunciación es una función del modo cómo el material fonético aparece en la lingüístico y es sólo a partir de los 8 años cuando lengua nativa de una persona. realmente se puede hablar de que el lenguaje viene a »4. El niño demuestra gran facilidad para aprender su ser verdaderamente un instrumento importante para lengua materna y aprende también a ignorar los la reproducción y comunicación del pensamiento. rasgos no relevantes de esta lengua. (A. Karmiloff-Smith, 1979; P. S. Dale, 1980; J. A. »5. Las unidades funcionales de una lengua no son so- Rondal, 1980.) nidos vocales sumados como ladrillos en una pa- Antes de entrar de lleno en las adquisiciones lin- red, sino que son haces de diferencias contrastan- güísticas propias del niño a estas edades, creemos tes, de sonidos, o secuencias, o distribución, o necesario hacer las siguientes precisiones: tono.» (Página 16.) a) La cronología de los diferentes aspectos del desarrollo lingüístico puede variar sensiblemente de Como puede observarse, el lenguaje oral forma la un niño a otro como se desprende de las puntualiza-base de la mayoría de las generalizaciones. La lec- ciones que hemos realizado anteriormente,tura no puede separarse de otras facetas de la adqui-sición del lenguaje. La influencia del desarrollo lin- b) En estas páginas pretendemos hacer sólo unagüístico general debe reconocerse en todos los descripción de cuáles son las adquisiciones lingüísti-puntos de la planificación de un programa lector. cas de los niños comprendidos entre 6-8 años, peroLos resultados indudablemente mejoran si las activi- en ningún momento intentamos explicar las causasdades planeadas para hacer progresar la capacidad que motivan este desarrollo lingüístico.de lectura están relacionadas con otras actividades c) Por último, se detecta una cierta escasez de es-del lenguaje. Hoy día los métodos para enseñar a tudios sobre adquisición del lenguaje referidos aleer no tienen como punto de partida el dominio de nuestra lengua. Este hecho es todavía más significa-la mecánica lectora sino la comprensión de lo que se tivo en el período de edad en que nos movemos.lee. Por tanto, este nuevo punto de vista determina Muchas veces se están extrapolando a nuestro con-la extraordinaria atención que se presta al lenguaje y texto lingüístico resultados de investigaciones reali-a la necesidad de que el alumno tenga de él un cierto zadas en lengua francesa o inglesa.dominio antes de iniciarse en la lectura. Carol El estudio del lenguaje de estos niños lo vamos aChomsky (1972) ha reunido datos que indican que tratar desde los siguientes aspectos:el contacto con la lectura, ya sea que el niño lea o queun adulto le lea, está altamente correlacionado con – fonológicoel desarrollo lingüístico del niño entre los cinco y los – morfo-sintácticodiez años de edad y que esta correlación no se debe – semánticosencillamente a variables tales como el C.I., la edu- – conciencia metalingüística.cación de los padres, etcétera. Una idea bastante extendida, sobre todo a partirde los años 60, era la de que el niño a los 5 años ya ASPECTO FONOLÓGICOtiene adquiridas las estructuras sintácticas de su len-gua materna y que lo más significativo en el desarro- El niño de 6 años ya tiene adquiridos práctica-llo posterior de su lenguaje consistía en la adquisi- mente todos los sonidos de su lengua, adquisiciónción de un léxico sofisticado. que ha conseguido aproximadamente alrededor de94
  3. 3. los cinco años. Para D. Crystal (1981), si bien la ma- emplear correctamente la tercera regla de pluraliza-yor parte del sistema fonológico suele adquirirse ción. A resultados similares llegan D. N. Palermocuando el niño tiene cinco años, hay todavía algunos (1978) y A. Anisfeld y G. R. Tucker (1967) en susrasgos concretos que precisan de más tiempo. «La investigaciones sobre la formación del plural reali-discriminación de las fricativas frontales es un buen zadas con niños de habla inglesa.ejemplo del problema que suele presentarse con bas- En cuanto a estudios similares realizados contante frecuencia en las escuelas primarias, sea cual niños españoles, sólo hemos encontrado la investiga-sea el acento que distinga a los escolares. Otro pro- ción llevada a cabo por M. Pérez y D. Singer (1984).blema habitual es la producción de los grupos conso- Estos autores estudian la evolución que se da en lanánticos más complejos..., en los que las omisiones y adquisición de morfemas y uso de reglas mormológi-sustituciones suelen ser corrientes hasta edades rela- cas para la construcción del plural, pretérito indefi-tivamente avanzadas» (D. Crystal, 1981, pág. 46). nido, pretérito imperfecto de indicativo, gerundio,No podemos perder de vista que las investigaciones aumentativo y disminutivo, en niños entre 3 y 6a que se refiere este autor para apoyar sus afirmacio- años, provenientes de un medio socioeconómico me-nes se refieren a la lengua inglesa. dio-alto. Para poder realizar este estudio, los autores En opinión de J. A. Ronda1 (1982), el periodo aplicaron a los niños dos tipos de pruebas de elicita-posterior a los seis años presenta una clara mejoría ción de las formas estudiadas. En las primeras, losde la pronunciación de las consonantes difíciles niños debían realizar sus construcciones sobre pala-(«ch», «j», «s», «z», «l» y «r»), cuando estas conso- bras con sentido (palabras reales) y ya conocidas pornantes se combinan con otros sonidos dentro de pa- ellos. En las segundas, debían realizarlas sobre pala-labras relativamente difíciles de pronunciar. Esta- bras nuevas inventadas por los investigadores si-mos, pues, entre los seis y diez años, en una etapa de guiendo las reglas morfológicas de la lengua y que,estabilización de la pronunciación (J. A. Rondal, obviamente, no poseían sentido previo (palabras ar-1980; Rondal y otros, 1982b; J. E. Azcoaga y otros, tificiales).1979; P. S. Dale, 1980; Th. Alexander; P. Rodin y Las conclusiones a las que llegan estos autores,B. Gorman, 1984; F. Hernández, 1984). son las siguientes: a) En general, se observa que para todos los niños, las pruebas con palabras reales resultan másASPECTO MORFO-SINTÁCTICO sencillas que las pruebas con palabras artificiales. Al hablar de las adquisiciones lingüísticas que rea- b) Las formas más difíciles de adquirir parecenlizan los niños entre seis-ocho años, la mayoría de ser las de aumentativo y disminutivo y el plural enlos autores nos citan los estudios de J. Berko (1959), -es: ni siquiera logran el nivel de adquisición a loscon niños de cuatro a ocho años como ejemplo de seis años con palabras artificiales: le siguen en difi-las investigaciones sobre la morfología infantil. Esta cultad de adquisición las segundas conjugaciones deinvestigadora se interesó especialmente en la utiliza- los tres tiempos. El resto de las conjugaciones (si ex-ción del plural. Llegó a la conclusión de que los ceptuamos el problema de los irregulares en palabrasniños, de habla inglesa, obtuvieron sin dificultad el reales) se adquieren más fácilmente, siendo los plu-plural cuando su formación consistía en la utilización rales en -s (y en en palabras reales) los que se ad-del sonido «s» o «z», tanto para palabras reales quieren antes.como para términos sin sentido. En cambio, le re- c) En el caso de palabras que forman el plural ensultó muy difícil aplicar la tercera regla de pluraliza- -es, los niños tienden a cometer errores consistentesción en inglés que consiste en utilizar el sonido as. en formar su plural con -s, o no añadirle ningún su-Los niños utilizan la pluralización desde los cuatro fijo. Por el contrario, las palabras que lo forman enaños, pero hasta cerca de los ocho no comienzan a -s, son bien realizadas. Esto parece confirmar la 95
  4. 4. ORIGINALESidea, sostenida por otros autores, de la existencia de determinantes como categorías gramaticales pluri-un periodo en que los niños parecen emplear un sis- funcionales (A. Karmiloff-Smith, 1979).2tema de reglas de formación del plural que no Desde el punto de vista de la sintaxis, a pesar deabarca, en el caso del español, a las palabras que lo que la mayoría de los autores están de acuerdo enhacen en -es, asimilándolas así a las otras reglas pro- señalar que hacia los 4-5 años, los niños son capacesducidas (-s o de comprender la mayor parte de las oraciones de su d) Los errores de sobrerregularización cometidos lengua, es a partir de esta edad, cuando el niño con-con los verbos irregulares reales, en la formación del sigue una serie de logros lingüísticos importantes.gerundio y del indefinido, son teóricamente de gran Uno de ellos es el de la concordancia entre el su-importancia. Todos los niños manifiestan una gran jeto y el verbo dentro de la oración y la concordan-dificultad con estos verbos, que lleva incluso a que la cia de los tiempos entre la oración principal y la su-proporción de aciertos sea menor en pruebas de in- bordinada según las reglas de la lengua adulta.definido con palabras reales que con palabras artifi- Se da también un paso progresivo desde la coordi-ciales. nación a la subordinación. Para J. A. Ronda1 (1980) y Ronda1 y cols. (1982b), la parataxia (prevalencia e) Cuanta mayor simplicidad de formas y regula- de la coordinación en el discurso complejo) pareceridad haya en la formación de morfemas, antes se dominar hasta los cuatro años, edad en la que se em-denominarán éstos. pieza a desarrollar la hipotaxia (empleo de la subor- f) El fenómeno, también registrado con palabras dinación en el discurso complejo). Aunque comoartificiales, de sobregeneralización de los sufijos de la señala D. Ingram (1975), el uso esporádico de unaprimera conjugación, para la formación del tiempo estructura no justifica atribuir al niño el conoci-imperfecto e indefinido en las otras conjugaciones, miento de una regla transformacional, antes es nece-puede ser interpretado también como una tendencia sario comprobar que el niño usa dicha regla produc-a buscar pautas generales de formación de los ver- tivamente. Esto lleva a este autor a afirmar que si sebos, que no hace sino revelarnos el papel activo de utiliza este presupuesto en su sentido más estricto,los niños en el proceso de adquisición del lenguaje, y no puede aceptarse que el aprendizaje de la subordi-en su esfuerzo por buscar reglas productivas simples nación empiece antes de los seis años.de formación de morfemas. Las oraciones de relativo que forman parte del Para otros autores, los principales desarrollos que sintagma verbal de la oración principal sustituyen dese suceden después de los seis años, en el aspecto forma natural a las estructuras de yuxtaposición y demorfológico del lenguaje, conciernen principalmente coordinación. El niño no produce hasta más ade-a la producción de ciertos pronombres tales como lante proposiciones en las que la oración de relativolos posesivos (el nuestro, el vuestro, el suyo) (J. A. forme parte del sintagma nominal sujeto. «Las cláu-Rondal, 1982a); la comprensión del sentido exacto y sulas relativas aparecen primero modificando objetosla producción de ciertos adverbios y preposiciones y predicados nominales; no es hasta más tarde quede espacio y tiempo (por ejemplo: «exteriormente», se usan para modificar sujetos». (P. S. Dale, 1980,«interiormente», «en otro tiempo», «de inme- pág. 150.)diato»...) (J. A. Rondal, 1982a); un incremento enel uso de infinitivos y participios (D. Triplett, 1972); 2. Según esta autora, sus investigaciones sobre la adquisiciónutilización correcta de las formas irregulares de los de los determinantes, tienden a indicar que el tratar inicialmenteverbos (P. S. Dale, 1980; J. A. Rondal, 1980, un determinante como si fuera unifuncional es un hecho carac-1982a) —hasta este momento el niño utiliza formas terístico del desarrollo del lenguaje antes de los 8 años. Pararegulares para verbos irregulares—; utilización pro- A. Karmiloff-Smith, esto no significa que una palabra no tengagresiva de las terminaciones causales de los pronom- más que una función en distintos contextos para el observador, sino que desde el punto de vista del niño, cuando él quiere seña-bres personales (P. S. Dale, 1980); desarrollo pro- lar varias funciones simultáneas en la misma expresión, tenderá agresivo de la capacidad para la utilización de los señalar cada una de ellas con un determinante distinto.96
  5. 5. Contamos con poca información sobre el desarro- Este tipo de oraciones no solamente es difícil dello de otros tipos de oraciones subordinadas, como entender y utilizar por el niño, sino que también enson las circunstanciales de lugar, finalidad, compara- el lenguaje adulto son poco frecuentes.ción..., exceptuando el caso de las temporales, sobre Las frases pasivas responden a varias particulari-las que tenemos la investigación llevada a cabo por dades tanto desde el punto de vista sintáctico comoE. Ferreiro (1971). Esta autora demostró que el del cognitivo. (J. A. Rondal, 1980.) Sintácticamenteniño pequeño tiene dificultad para copiar con el or- adoptan por sujeto gramatical al receptor de la ac-den temporal invertido. La adquisición de las oracio- ción expresada por el verbo y no al agente de lanes subordinadas temporales es un lento proceso que misma como ocurre con la mayoría de las frases acti-se efectúa entre los 5 y 10 años (E. Ferreiro, 1971). vas. El agente de la acción o sujeto lógico es intro-Para esta investigadora, la dificultad de adquisición, ducido por una preposición y en algunas ocasionesen el caso de las oraciones temporales, estriba en debe sobreentenderse.que hay dos acontecimientos implicados, en los que Desde el punto de vista cognitivo, la coexistencianada indica cuál debe ser descrito como proposición de frases activas y pasivas, implica la capacidad desubordinada. considerar un mismo acontecimiento desde dos pun- No podemos terminar este apartado sin hacer tos de vista, el del agente y el del receptor y, ade-mención a la investigación llevada a cabo por Carol más, codificar cada una de estas perspectivas de ma-Chomsky (1969) sobre el desarrollo de las construc- nera distinta desde el punto de vista sintáctico. Losciones complejas. Parte de la hipótesis de que los trabajos de J. Piaget (1923) y J. Piaget y B. Inhelderniños primero comprenden y usan aquellas reglas (1948), entre otros, han demostrado que la capaci-lingüísticas que se mantienen en gran número de dad de descentrarse perceptivamente y cognitiva-construcciones dentro de una lengua. Las reglas bá- mente es objeto, en el niño, de una larga y gradualsicas que enuncia son las siguientes: construcción que no finaliza antes de los 10 años. a) El sujeto gramatical es equivalente al sujeto ló- Las características de las construcciones pasivasgico. explican la tardía adquisición de este tipo de oracio- b) El orden de las palabras refleja necesariamente nes por el niño. Hacia los 4 o 5 años, el niño puedeel orden lógico. La secuencia, nombre-verbo-nom- comprender entre las frases pasivas, aquellas que nobre, corresponde a actor-acción-objeto. se pueden invertir. Hacia los 7-8 años, el niño pro- duce las primeras pasivas y muestra los primeros sig- c) El sujeto y actor de la acción verbal es el nom- nos de una comprensión de las pasivas reversibles.bre que más cerca se encuentra del verbo (Principio Hasta estas edades el niño tiene dificultad en com-de Distancia Mínima). prender que un mismo acontecimiento puede ser En opinión de C. Chomsky, toda estructura que descrito colocándose desde dos puntos de vista dife-viole estos principios es adquirida después de los rentes. Antes de los 7-8 años el niño tiene tendenciacinco años de edad. De esta forma, con su investiga- a interpretar las frases pasivas reversibles como si seción concluye que la adquisición de cualquier cons- tratase de las activas correspondientes. Aunque untrucción compleja que constituye una excepción a inicio de comprensión de las pasivas reversibles seaestos principios generales, es un proceso gradual que evidente hacia los 7-8 años, tendremos que esperarse adquiere entre los cinco y diez años. hasta los 9 o 10 años para poder hablar de una per- Las oraciones en voz pasiva son una excepción a fecta comprensión (A. Beilin, 1975).estos principios generales, de ahí la dificultad quesupone su adquisición por parte del niño. Son tar-días en su aparición que no ocurre generalmente an- ASPECTO SEMÁNTICOtes de los 5-8 años (R. I. Slobin, 1966; J. A. Rondal, 1980, 1982a; A. Karmiloff-Smith, 1979; H. Sinclair La mayoría de autores están de acuerdo en afir-y E. Ferreiro, 1970). mar que el desarrollo semántico es el aspecto del de- 97
  6. 6. ORIGINALESsarrollo del lenguaje menos conocido. Este hecho se Hay que tener en cuenta que esta cifra incluyehace aún más patente cuando queremos estudiar el morfemas (S. Carey, 1978). Si sólo tenemos endesarrollo semántico del niño de 6-8 años. cuenta las raíces de las palabras desciende a 8 000.3 Es necesario tener en cuenta que este incremento «Hasta el momento no han llegado a mi conocimiento del vocabulario va muy unido a las motivaciones, in- investigaciones serias sobre la semántica, es decir, sobre tereses y capacidad intelectual del niño y se ve muy la extensión y estructuración de los significados a distin- influenciado por el ambiente familiar y sociocultural tas edades, mientras que se han multiplicado, aún ba- que envuelve al niño. sándose en criterios discutibles (es decir, tradicionales: Otro aspecto a tratar es el relativo al desarrollo palabra = sentido), los cálculos en el aspecto mera- mente cuantitativo del aumento del léxico.» (G. Fran- del significado de las palabras. Ya hemos indicado cescato, 1973, pág. 194.) que el desarrollo semántico es el aspecto del len- guaje que está más íntimamente ligado al desarrollo cognoscitivo (J. Piaget y otros, 1965; J. Piaget, En opinión de P. S. Dale (1980), el interés en los 1976).estudios tradicionales sobre la adquisición de voca- Por tanto las adquisiciones intelectuales (nocionesbulario ha disminuido al evidenciarse que este tipo de conservación, semejanzas y diferencias, inclusiónde estudio no capta muchos aspectos del desarrollo en clases, clasificación y reversibilidad...) que el niñosemántico. alcanza entre los 6 y 8 años le son de gran ayuda para el desarrollo y perfeccionamiento de su len- «En primer lugar, la presencia de una palabra en el vo- guaje. cabulario de un niño no revela al investigador el signifi- cado que dicha palabra tiene para el niño. No podemos Así, en este periodo de edad, el niño es capaz de suponer que una palabra signifique para un niño lo encontrar sinónimos y autónimos a palabras cono- mismo que para el adulto. En segundo lugar, los re- cidas, clasificar palabras en función de algún rasgo cuentos de vocabulario no toman en cuenta importantes semántico común, ir asimilando los términos de pa- relaciones entre los significados de las palabras; relacio- rentesco, etcétera.4 nes que hacen que un vocabulario sea algo más que una Otras adquisiciones desde el punto de vista se- lista de palabras. Y, en tercer lugar, los estudios de vo- mántico que se dan a estas edades son las siguientes cabulario no revelan nada sobre el importantísimo pro- (A. Karmiloff-Smith, 1979): ceso mediante el cual se unen los significados de las pa- labras para obtener el significado de la oración.» (S. P. - Un paso gradual desde los homónimos yuxta- Dale, 1980, 217-217). puestos, unifuncionales, a los sistemas plurifunciona- les de opciones relevantes para la modulación del Por otro lado, es necesario tener en cuenta que el significado.desarrollo semántico es el aspecto del desarrollo dellenguaje que está más íntimamente ligado al desarro-llo cognoscitivo del niño. Por lo tanto, la compren- 3. Creemos que se ha de ser cautos al interpretar estas medi-sión del desarrollo semántico exige una mejor com- ciones del vocabulario. Los problemas que el uso de este tipo de medida conlleva quedan fácilmente ilustrados por el desacuerdoprensión del desarrollo cognoscitivo. que puede verse entre los diferentes autores que han estudiado el El desarrollo lingüístico del niño, se ve marcado vocabulario de los niños a diferentes edades. Un primer pro-por un rápido aumento del vocabulario. blema que se plantea es el de no diferenciar entre vocabulario pasivo (conceptos-palabras comprendidas por el niño) y vocabu- «Tan rápido y tan notable es este incremento que a los lario activo (palabras usadas por el niño). seis años el niño conoce en torno a las catorce mil pala- 4. En opinión de P. S. Dale (1980) en algunos casos el desa- rrollo semántico está íntimamente ligado al nivel de madurez bras, lo que significa que ha ido aprendiendo una pala- cognoscitiva del niño, mientras que en otros, los factores cognos- bra a la hora durante “jornadas laborales” de nueve ho- citivos no son los únicos determinantes del aprendizaje, hay una ras diarias: es decir, casi una por cada hora que gran influencia del grado de madurez sintáctica que tenga el permanece despierto. » (P. Soto, 1984, 284). niño.98
  7. 7. - Un paso gradual hacia la economicidad de las En opinión de M. Belinchon (1985), los temasexpresiones, para evitar los signos redundantes en el principales hacia los que se ha dirigido la investiga-lenguaje. ción en el ámbito de este enfoque pragmático, han sido: - Un paso gradual desde la referencia extralin-güística hasta las intralingüísticas, sobre todo en sus - La determinación del orden de aparición de lasmanifestaciones lingüísticas espontáneas. funciones pragmáticas. - Y por último, un progresivo desarrollo de las - La comprobación de si se da una secuencia uni-funciones de entonación. Aunque se haya mantenido versal en el proceso de adquisición.durante bastante tiempo que los modos de entona- - El estudio de las relaciones entre el desarrolloción de un lenguaje son adquiridos muy pronto en el pragmático del lenguaje y el desarrollo de ciertas ha-desarrollo, esta autora, a partir de los trabajos de bilidades cognitivas y sociales consideradas comoA. Cruttenden (1974), llega a la inclusión de que las posibles requisitos del lenguaje.funciones de la entonación todavía están en procesode ser dominadas entre los 7 y 10 años de edad. - Y, por último, el análisis de las corresponden- cias entre la adquisición de las funciones pragmáticas y las distintas etapas del desarrollo semántico y sin-ASPECTO PRAGMÁTICO táctico. Los estudios realizados en nuestra lengua, en este Últimamente se está incrementando el interés en campo, no son precisamente abundantes. Por otrolos estudios sobre la adquisición del lenguaje desde lado, están centrados en las primeras edades —noun punto de vista funcional o pragmático. sobrepasan los tres años—,6 (F. Hernández Pina, Desde una óptica pragmática, el lenguaje es en- 1984; T. Muñoz, 1983;7 M. Belinchon, 1985). Estotendido como un sistema social compartido con re- hace que sus conclusiones no podamos hacerlasglas para su uso correcto en contextos dados. Al co- transferibles a las edades que nos ocupan (6-8 años).nocimiento de esas reglas y a la capacidad para Creemos que se trata de un campo de estudio muyaplicarlas se le ha denominado «competencia comu- interesante pero que todavía está por hacer.nicativa» (D. Hymes, 1972). Esta nueva orientación se inspira en la idea deR. Campbell y R. Wales (1970) de que en todo en- dos, 1971. SEARLE, J.: Speech Acts. Cambridge, Cambridge Uni-foque práctico del estudio del lenguaje se tiene que versity Press, 1969. DORE, J.: «Conversational Acts and the ac- quisition of language». En: OCHS y SCHIEFFELIN: Developmentalhacer hincapié en la explicación del desarrollo de la Pragmatics. New York, Academic Press, 1978.competencia comunicativa o ca pacidad de compren- 6. Un punto problemático del tema es dónde empezar crono-der y/o producir expresiones adecuadas al contexto lógicamente. Parece no haber respuesta definitiva a la preguntaen que se usan. Al hablar, bien sea en forma de pre- sobre el origen del desarrollo de la competencia comunicativa de los niños. Se ha dado gran importancia al periodo prelingüísticoguntas, enunciado, generalización, particularización, y así, las investigaciones al respecto, se han centrado fundamen-repetición o adición de algo, optamos por una forma talmente en las interacciones no verbales de los niños con sus pa-de expresión de nuestros significados. El número de dres en las vocalizaciones prelingüísticas, considerando éstasposibles opciones representa el potencial de signifi- como el origen de los significados de expresión de necesidades,cado del lenguaje, y la opción concreta que reali- deseos e intenciones (T. Muñoz, 1983). 7. Esta autora, a partir de un análisis observacional y longitu-zamos para expresar nuestros significados se deno- dinal de los actos conversacionales dc dos niños castellanos demina «acto del habla» (T. Muñoz, 1983).5 18 y 22 meses de edad, llega a las siguientes conclusiones: a) El contexto lingüístico y social de los diálogos de los niños es deter- minante de los mismos; b) La interacción adulto-niño es necesa- ria para la producción de diálogos y c) Los «actos conversacio- 5. Para profundizar sobre este aspecto puede consultarse en- nales» son función de la interacción del lenguaje, el pensamientotre otros: AUSTIN, J. L.: Palabras y acciones. Buenos Aires, Pai- y la motivación social (T. Muñoz. 1983). 99
  8. 8. ORIGINALESLA CONCIENCIA METALINGÜÍSTICA sivas reversibles y, como ya hemos visto, esta com- prensión de las frases pasivas reversibles se da apro- Entendemos por conciencia metalingüística, la ca- ximadamente alrededor de los 8 años. Estos datospacidad de utilizar el lenguaje para hablar del len- concuerdan con los obtenidos por A. Karmiloff-guaje. P. S. Dale (1980) la define como «la capaci- Smith (1979) en sus investigaciones sobre el conoci-dad de los hablantes para decidir si una oración es miento metalingüístico del poder plurifuncional degramatical o ingramatical y para corregir las oracio- los determinantes. Según esta autora, este conoci-nes ingramaticales». (Pág. 168.) miento metalingüístico lo consigue el niño aproxima- Esta capacidad metalingüística es muy lenta en su damente alrededor de los 9 años de edad.desarrollo y no aparece en el niño hasta más o me- Para P. S. Dale (1980) estos resultados demues-nos los cinco años. Para A. Karmiloff-Smith (1979), tran claramente que un niño puede «saber» una de-la edad de 8 años representa el inicio de una nueva terminada regla lingüística (saber en el sentido de se-etapa de desarrolo del lenguaje en el niño, dentro de guir la regla al generar y entender oraciones cuandola cual se da un gran desarrollo de los conocimientos la única clave es la estructura que describe la regla),metalingüísticos. mucho antes de que conscientemente pueda enun- Varios autores (L. R. Gleitman; H. Gleitman y ciar la regla o usarla para determinar la gramaticali-E. Shipley, 1972; J. G. De Villiers y P. A. De Vi- dad o ingramaticalidad de las oraciones.lliers, 1972, 1974), han investigado cómo surge en el En opinión de J. A. Ronda1 (J. A. Ronda1 y otros,niño la capacidad de juzgar el carácter gramatical de 1982b) hay tres tipos de actividades metalingüísticasuna frase presentada auditivamente.8 que aparecen implicadas en la práctica conversacio- Hasta los 6 años, el niño no es capaz de juzgar nal del niño a estas edades:gramaticalmente un enunciado propuesto y de hacerabstracción del sentido del mismo cuando se le pre- a) Las actividades de ajuste del discurso a la edadgunta si es correcta o no la forma empleada. Para del interlocutor.J. A. Rondal (1980), esto nos demuestra la notoria b) Los juicios de adecuación referencial de losanterioridad del significado sobre la forma en la pro- mensajes.blemática del desarrollo del lenguaje. A la cuestión c) La corrección por el niño de sus propias pro-de saber si un enunciado es formalmente correcto, el ducciones verbales.niño tiende a responder en función de la coherenciasemántica del enunciado o de su adecuación al con- En cuanto al primer tipo, afirma que los rendi-texto. Frases incorrectamente formadas en cuanto al mientos del ajuste al interlocutor a nivel de resultadoorden de las palabras, pero coherentes y adecuadas comunicativo, se adquiere desde los cuatro años. Porsemánticamente, son consideradas correctas por el el contrario, la toma de conciencia de las modifica-niño, hasta una etapa avanzada del desarrollo. Al ciones deducidas del discurso se realiza más tardía-niño le es más fácil reconocer y corregir una ano- mente y con una cronología diferente según los com-malía semántica que una sintáctica (de orden). ponentes del sistema lingüístico. La toma de con- Los resultados obtenidos por J. G. De Villiers y ciencia de las modificaciones prosódicas, fonológicasP. A. De Villiers (1974), ponen de manifiesto que la y léxicas son adquiridas entre los ocho y doce años,emergencia de la capacidad de juzgar la corrección seguidas por las modificaciones sintácticas.de un enunciado en cuanto al orden de las palabras Respecto a los juicios de adecuación referencial dees contemporánea a la comprensión de las frases pa- los mensajes, el niño desde los cinco-seis años, es ca- paz de identificar correctamente un referente a partir de mensajes adecuados. En cambio, cuando los 8. Se dice que una frase es gramatical cuando está correcta- mensajes son ambiguos, habrá que esperar hasta losmente formada según las reglas morfosintácticas del lenguaje diez o doce años para que la detección de las ambi-adulto. güedades se realice correctamente y pueda encon-100
  9. 9. trarse el elemento específico del mensaje causante l A nivel morfológico, la investigación realizadadel problema. con niños españoles por M. Pérez y D. Singer Por último, para J. A. Rondal, las autocorreccio- (1984), nos permite concluir que las formas más di-nes (correcciones por parte del propio niño de sus fíciles de adquirir parecen ser las de aumentativo yproducciones verbales) de errores fonéticos son pro- disminutivo y el plural en -es; siguen en dificultad deporcionalmente más frecuentes en los niños pe- adquisición las segundas conjugaciones de los tiem-queños (a partir de los tres, cuatro años). La propor- pos verbales. El resto de las conjugaciones se ad-ción de autocorrecciones léxicas (es decir, las quieren más fácilmente, siendo los plurales en -s lossustituciones de una palabra inadecuada por otra que se adquieren antes. Para otros autores los prin-más adecuada) y sintácticas, se adquiere con la edad, cipales desarrollos en el aspecto morfológico quey estas últimas son las más tardías en aparecer. se suceden después de los seis años son: De todo lo expuesto se deduce que en estas eda- - Producción de pronombres posesivos.des que estamos estudiando (6-8 años), el niño to- - Comprensión del sentido exacto y producción dedavía no tiene logrado un verdadero conocimiento ciertos adverbios y preposiciones de espacio ymetalingüístico del lenguaje. Se encuentra en un des- tiempo.pertar de esta capacidad y tendremos que esperar - Incremento en el uso de infinitivos y participios.todavía unos años para poder hablar de un verda- - Utilización correcta de las formas irregulares dedero conocimiento metalingüístico. Por lo tanto, los verbos.queremos incidir en el papel tan importante que - Utilización progresiva de las terminaciones causa-juega tanto la escuela primaria como secundaria en les de los pronombres personales.el desarrollo de esta capacidad metalingüística. l A nivel sintáctico, el niño logra: - La concordancia entre el sujeto y el verbo den-A MODO DE CONCLUSIONES tro de la oración y la concordancia de los tiempos entre la oración principal y la subordinada según las Intentamos, llegado este momento, hacer una re- reglas de la lengua adulta.capitulación de cuales son los hitos más significativos - Se da también un paso progresivo desde laque tienen lugar en el desarrollo lingüístico del niño coordinación a la subordinación. Las oraciones dea estas edades (6-8 años). No podemos perder de relativo que forman parte del sintagma verbal de lavista, como ya se ha indicado en la introducción a oración principal, sustituyen de forma natural aeste trabajo, que gran parte de la documentación re- las estructuras de yuxtaposición y de coordinación.visada procede de contextos lingüísticos franceses e Aunque las oraciones de relativo que forman parteingleses, lo cual siempre se ha de tener en cuenta a del sintagma nominal sujeto no aparecen hasta másla hora de interpretar y tratar de extrapolar sus re- tarde. Las oraciones en voz pasiva son tardías en susultados a nuestro contexto lingüístico. aparición. Un inicio de comprensión de las pasivas reversibles se hace evidente hacia los siete-ocho años l A nivel fonológico, el niño cuando rebasa la pero tendremos que esperar hasta los nueve o diezbarrera de los seis años presenta una clara mejoría para poder hablar de una perfecta comprensión. Lade la pronunciación de las consonantes difíciles (ch, dificultad que este tipo de oraciones presenta al niñoj, s, z, l y r) cuando estas consonantes se combinan la hemos podido constatar en una investigación rea-con otros sonidos dentro de palabras relativamente lizada con niños que finalizaban el Ciclo Inicialdifíciles de pronunciar. Podemos considerar el pe- (Espín, 1985). En la muestra estudiada (437 niñosriodo comprendido entre los seis y diez años como de 2.º curso de E.G.B. de diferentes colegios de Bar-una etapa de estabilización de la pronunciación que celona) no han aparecido oraciones pasivas en el es-va a permitir al niño conseguir aprendizajes impor- tudio sobre lenguaje oral que hemos realizado. Paratantes en el ámbito de su desarrollo lector. la evaluación del lenguaje oral nos hemos servido de 101
  10. 10. ORIGINALESun estímulo gráfico que incita al niño a expresarse RESUMENoralmente y la utilización del análisis de contenidocomo método para el recuento de variables lingüísti- El trabajo que presentamos analiza el desarrollocas y elaboración de índices. lingüístico del niño de seis a ocho años de edad. He- mos pretendido hacer una descripción de las adqui- l A nivel semántico. La mayoría de los autores siciones lingüísticas de estos niños sin intentar expli-están de acuerdo en afirmar que el desarrollo se- car en ningún momento las causas que motivan estemántico es el aspecto del desarrollo lingüístico me- desarrollo lingüístico. Los aspectos estudiados hannos conocido. Este hecho se acentúa en las edades sido: el fonológico, el morfosintáctico, el semántico,que nos ocupan. Una gran parte de los estudios se el pragmático y el de conciencia metalingüística. Ahan limitado a realizar recuentos del vocabulario. partir de una bibliografía actualizada, se llega a plan-Creemos que hay que ser muy cautos al interpretar tear en cada uno de estos ámbitos los hitos más sig-estas mediciones del vocabulario ya que su incre- nificativos que tienen lugar en el desarrollo lingüís-mento va muy unido a las motivaciones, intereses y tico del niño a estas edades, aunque sin perder decapacidad intelectual del niño y se ve muy influen- vista la escasez de investigaciones y estudios con queciado por el ambiente familiar y sociocultural que contamos hoy día en nuestro contexto lingüístico.envuelve al niño. En este periodo de edad el niño es capaz de en-contrar sinónimos y antónimos a palabras conocidas, BIBLIOGRAFÍAclasificar palabras en función de algún rasgo semán- ALEXANDER Th., RODIN P. y GORMAN B.: Psicología evolu-tico común e ir asimilando los términos de paren- tiva. Pirámide, Madrid, 1984.tesco. ANISFELD M. y TUCKER G. R.: «English pluralization rules of six-year old children». Child Development, 1967, 38, l La investigación sobre el aspecto pragmático 1201-1217.del lenguaje en estas edades (6-8 años) es un campo AZCOAGA J. E. y otros: Los retardos de lenguaje en el niño.de estudio muy interesante pero que todavía cree- Paidós, Buenos Aires, 1979.mos que está por desarrollar. BEILIN A.: Studies in the cognitive basis of language deve- lopment. Academic Press, Nueva York, 1975. l Por último, hay que señalar que en opinión de BELINCHON M.: «Adquisición y evaluación de las funcionesdiferentes autores hay tres tipos de actividades meta- pragmáticas del lenguaje: un estudio evolutivo». Estu- dios de Psicología, 1985, 19, 20, 35-49.lingüísticas que aparecen implicadas en la práctica CAMPBELL R. y WALES R.: «The study of language acquisi-conversacional del niño a estas edades: tion». En: J. LYONS (ed.), New Horizons in Linguistics.- Las actividades de ajuste del discurso a la edad Penguin, Londres, 1970. del interlocutor. CHOMSKY C.: The acquisition of syntax in children from 5 to- Los principios de adecuación referencial de los 10. Research Monograph, 57, The MIT Press. Cambrid- ge, Massachusetts y Londres, 1969. mensajes. CHOMSKY C.: «Stages in language development and read-- La corrección por el niño de sus propias produc- ing exposure». Harvard Educational Review, 1972, 42, ciones verbales. 1-33. Sin embargo tenemos que concluir que el niño to- CRYSTAL D.: Lenguaje infantil. Aprendizaje y lingüística.davía no tiene logrado un verdadero conocimiento Médica y Técnica. Barcelona, 1981. DALE P. S.: Desarrollo del lenguaje. Un enfoque psicolin-metalingüístico del lenguaje a estas edades. Se en- güístico. Trillas, México, 1980.cuentra en una fase inicial del desarrollo de esta ca- ESPÍN J. V.: Predicción diferencial de la comprensión lecto-pacidad y se necesitarán todavía unos años para po- ra en niños de suburbio a partir del lenguaje oral y delder hablar de un verdadero conocimiento meta- vocabulario. Tesis Doctoral, inédita. Universidad delingüístico. Barcelona, Barcelona, 1985.102
  11. 11. ESPÍN J. V.: Lectura, lenguaje y educación compensatoria. Teo- PIAGET J. y otros: El lenguaje y el pensamiento del niño peque- rías, modelos e instrumentos para una innovación curricu- ño. Paidós, Buenos Aires, 1965. lar. Oikos-Tau, Barcelona, 1987. RONDAL J. A.: Lenguaje y educación. Médica y Técnica, Barce-FERREIRO E.: Les relations temporelles dans le langage de l’en- lona, 1980. fant. Droz, Ginebra, 1971. RONDAL J. A.: El desarrollo del lenguaje. Médica y Técnica,FRANCESCATO G.: El lenguaje infantil. Península, Barcelona, Barcelona, 1982a. 1973. RONDAL J. A. y otros: Troubles du langage. Diagnostic et reé-HERNÁNDEZ PINA F.: Teorías psicosociolingüísticas y su aplica- ducation. Pierre Mardaga, Bruselas, 1982b. ción a la adquisición del español como lengua materna. Si- SINCLAIR H. y FERREIRO E.: «Étude génetique de la compréhen- glo XXI, Madrid, 1984. sion, production et repetition des phrases du mode passif».HYMES D.: Towards communicative competence. University of Archives de Psychologie, 1970, 40, 308-311. Pennsylvania Press, Filadelfia, 1972. SLOBIN D. I.: Introducción a la psicolingüística. Paidós, BuenosINGRAM D.: If and when transformations are acquired by chil- Aires, 1974. dren. Trabajo presentado en la Georgetown University. SOTO P.: «El desarrollo del lenguaje». En: J. PALACIOS, A. MAR- Round Table. Washington, D. C., 1975. CHESI y M. CARRETERO (comp.): La enseñanza de la lectura,KARMILOFF-SMITH A.: «Language development after five». En: Heumul, Buenos Aires, 1976. P. FLETCHER y M. GARMAN (eds.), Language acquisition. STAIGER R. C.: «La lectura en el mundo actual». En: R. C. STAI- Studies in first language development. University Press, GER (comp.): La enseñanza de la lectura, Heumul, Buenos Cambridge, 1979, pp. 307-323. Aires, 1976.MUÑOZ T.: «Las intenciones comunicativas de los niños: estudio TRIPLETT D.: «Language patterns of elementary school chil- de dos casos. Un enfoque paradigmático». Infancia y Apren- dren». En: A. R. BINTER y S. H. FREY (eds.): The psychology dizaje, 1983, 24, 19-34. of the elementary school child. Rand McNally, Chicago,PALERMO D. S.: Psychology of Language. Scott Foresman, 1972. Glenniew, Illinois, 1978. VILLIERS J. G. y VILLIERS P. A. de: «Competence and perfor-PÉREZ PEREIRA M. y SINGER D.: «Adquisición de morfemas del mance in child language: Are children really competent to español». Infancia y Aprendizaje, 1984, 27, 28, 205-221. judge?». Journal of Child Language, 1974, 1, 11-22.PIAGET J.: El lenguaje y el pensamiento en el niño. Estudio so- bre la lógica del niño (I). Guadalupe, Buenos Aires, 4.a ed., 1976. Recibido: diciembre de 1986. 103

×