Juan Pablo II, Audiencia general, 4 de
diciembre de 1996. MARIA MADRE DE DIOS
1. Aunque se realizó por obra del Espíritu
S...
3. Los dones especiales, con los que Dios había colmado a
María, la hacían especialmente apta para desempeñar la
misión de...
Permanece la grandeza de la tarea encomendada a
la Virgen Madre: ayuda a su Hijo Jesús a crecer,
desde la infancia hasta l...
LAS
PROMESAS
DEL ROSARIO
1. Aquellos que
recen con enorme
fe el Rosario
recibirán gracias
especiales.
2. Prometo mi protección
y las gracias más grandes
a aquellos que recen el
Rosario.
3. El Rosario es una arma
poderosa par...
4. Se otorgará la virtud
y las buenas obras
abundarán, se
otorgará la piedad de
Dios para las almas,
rescatará a los
coraz...
5. El alma que se
encomiende a mi en el
Rosario no perecerá.
6. Quien rece el Rosario
devotamente, y lleve los
misterios c...
7. Aquel que sea
verdadero devoto del
Rosario no perecerá sin
los Sagrados
Sacramentos.
8. Aquellos que recen
con mucha fe...
9. Libraré del
purgatorio a
quienes recen el
Rosario
devotamente.
10. Los niños
devotos al Rosario
merecerán un alto
grado...
11. Obtendrán todo lo
que me pidan
mediante el Rosario.
12. Aquellos que
propaguen mi Rosario
serán asistidos por mí
en su...
13. Mi hijo me ha
concedido que todo
aquel que se encomiende
a mi al rezar el Rosario
tendrá como intercesores
a toda la c...
15. La
devoción a
mi Rosario es
una gran
señal de
profecía.
Los beneficios del Rosario
1. Nos otorga gradualmente un conocimiento
completo de Jesucristo.
2. Purifica nuestras almas, ...
Taller sobre la virgen maria
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Taller sobre la virgen maria

2.009 visualizaciones

Publicado el

Beneficios en nuestro crecimiento espiritual de la devoción a la Virgen María

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.009
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
29
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Taller sobre la virgen maria

  1. 1. Juan Pablo II, Audiencia general, 4 de diciembre de 1996. MARIA MADRE DE DIOS 1. Aunque se realizó por obra del Espíritu Santo y de una Madre Virgen, la generación de Jesús, como la de todos los hombres paso por las fases de la concepción, la gestación y el parto. Además, la maternidad de María no se limitó exclusivamente al proceso biológico de la generación, sino que, al igual que sucede en el caso de cualquier otra madre, también contribuyó de forma esencial al crecimiento y desarrollo de su hijo. No sólo es madre la mujer que da a luz un niño, sino también la que lo cría y lo educa; más aún, podemos muy bien decir que la misión de educar es según el plan divino, una prolongación natural de la procreación.
  2. 2. 3. Los dones especiales, con los que Dios había colmado a María, la hacían especialmente apta para desempeñar la misión de madre y educadora. En las circunstancias concretas de cada día, Jesús podía encontrar en ella un modelo para seguir e imitar, y un ejemplo de amor perfecto a Dios y a los hermanos. Además de la presencia materna de María, Jesús podía contar con la figura paterna de José, hombre justo (cf. Mt 1, 19), que garantizaba el necesario equilibrio de la acción educadora. Desempeñando la función de padre, José cooperó con su esposa para que la casa de Nazaret fuera un ambiente favorable al crecimiento y a la maduración personal del Salvador de la humanidad. Luego, al enseñarle el duro trabajo de carpintero, José permitió a Jesús insertarse en el mundo del trabajo y en la vida social.
  3. 3. Permanece la grandeza de la tarea encomendada a la Virgen Madre: ayuda a su Hijo Jesús a crecer, desde la infancia hasta la edad adulta, «en sabiduría, en estatura y en gracia» (Lc 2, 52) y a formarse para su misión. María y José aparecen, por tanto, como modelos de todos los educadores. Los sostienen en las grandes dificultades que encuentra hoy la familia y les muestran el camino para lograr una formación profunda y eficaz de los hijos. Su experiencia educadora constituye un punto de referencia seguro para los padres cristianos, que están llamados, en condiciones cada vez más complejas y difíciles, a ponerse al servicio del desarrollo integral de la persona de sus hijos, para que lleven una vida digna del hombre y que corresponda al proyecto de Dios.
  4. 4. LAS PROMESAS DEL ROSARIO 1. Aquellos que recen con enorme fe el Rosario recibirán gracias especiales.
  5. 5. 2. Prometo mi protección y las gracias más grandes a aquellos que recen el Rosario. 3. El Rosario es una arma poderosa para no ir al infierno, destruirá los vicios, disminuirá los pecados, y defendernos de las herejías.
  6. 6. 4. Se otorgará la virtud y las buenas obras abundarán, se otorgará la piedad de Dios para las almas, rescatará a los corazones de la gente de su amor terrenal y vanidades, y los elevará en su dedeo por las cosas eternas. Las mismas almas se santificarán por este medio.
  7. 7. 5. El alma que se encomiende a mi en el Rosario no perecerá. 6. Quien rece el Rosario devotamente, y lleve los misterios como testimonio de vida no conocerá la desdicha. Dios no lo castigará en su justicia, no tendrá una muerte violenta, y si es justo, permanecerá en la gracia de Dios, y tendrá la recompensa de la vida
  8. 8. 7. Aquel que sea verdadero devoto del Rosario no perecerá sin los Sagrados Sacramentos. 8. Aquellos que recen con mucha fe el Santo Rosario en vida y en la hora de su muerte encontrarán la luz de Dios y la plenitud de su gracia, en la hora de la muerte participarán en el paraíso por los méritos de los Santos.
  9. 9. 9. Libraré del purgatorio a quienes recen el Rosario devotamente. 10. Los niños devotos al Rosario merecerán un alto grado de Gloria en el cielo.
  10. 10. 11. Obtendrán todo lo que me pidan mediante el Rosario. 12. Aquellos que propaguen mi Rosario serán asistidos por mí en sus necesidades.
  11. 11. 13. Mi hijo me ha concedido que todo aquel que se encomiende a mi al rezar el Rosario tendrá como intercesores a toda la corte celestial en vida y a la hora de la muerte. 14. Son mis niños aquellos que recitan el Rosario, y hermanos y hermanas de mi único hijo, Jesucristo.
  12. 12. 15. La devoción a mi Rosario es una gran señal de profecía.
  13. 13. Los beneficios del Rosario 1. Nos otorga gradualmente un conocimiento completo de Jesucristo. 2. Purifica nuestras almas, lavando nuestras culpas. 3. Nos da la victoria sobre nuestros enemigos. 4. Nos facilita practicar la virtud. 5. Nos enciende el amor a Nuestro Señor. 6. Nos enriquece con gracias y méritos. 7. Nos provee con lo necesario para pagar nuestras deudas a Dios y a nuestros familiares cercanos, y finalmente, se obtiene toda clase de gracia de nuestro Dios todopoderoso.

×