Página1TEOLOGÍA PENTECOSTALJosé A. WatanabeMaruyamaSacerdote evangélico“EL ESPÍRITU SANTO:LA VIDA Y LA FUERZA LIBERADORA D...
Página2Segundo, Jesús lleno de Espíritu Santo, siempre estuvo enseñando, sanando,exorcizando y celebrando (compartiendo la...
Página3Orar, sí, pero no es todo, es un paso. La iglesia tiene por lo menos dos frentes deacción: la ideológica y la práct...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Teología pentecostal

303 visualizaciones

Publicado el

1 comentario
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • El Espíritu Santo viene para transformar a una nueva vida de cada persona, que acepta que necesita de DIOS.
    Así nace un hijo a DIOS y se realiza fiesta en el cielo, pues cada vez que un pecador se arrepiente de sus pecado, habrá fiestas en los cielos.
    Una vez que se derrame el Espíritu Santo, se derramara la libertad, de cada creyente, para no vivir en el pecado.
    Ademas, al llegar el Espíritu Santo, morara en la nueva Iglesia andante, que sera cada discípulo de Cristo.
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
303
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
1
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Teología pentecostal

  1. 1. Página1TEOLOGÍA PENTECOSTALJosé A. WatanabeMaruyamaSacerdote evangélico“EL ESPÍRITU SANTO:LA VIDA Y LA FUERZA LIBERADORA DE DIOS”Mientras el movimiento pentecostal no se convierta en unquehacer del Espíritu Santo exclusivista, excluyente, sectario,jerárquico será dinámico, reformador y enriquecedor.En el círculo pentecostal el Espíritu Santo es considerado, siguiendo la tradición, latercera persona de la trinidad y un poder que desafía los límites del ser humanodébil. Poseer el Espíritu santo es poseer una nueva dimensión, el de lo imposible,de ahí los milagros, sanidades, es decir, demostraciones de poder (dinamis=dinamita). Pero esta forma de ver al Espíritu Santo es muy limitada. Por otro lado,en nuestras congregaciones decimos que el Espíritu Santo se ha manifestadocuando nos desbordamos en alegría, danzamos, hablamos en lenguas yprofetizamos. Todo esto es importante y tiene un gran significado cuandointerpretamos esos signos adecuadamente.El gozo, la danza, el hablar en leguas y profetizar son evidencias de la presencia delEspíritu Santo, como también signos del advenimiento de una nueva era, la delreino de Dios. La iglesia tiene el privilegio de ser la primicia de las primerasmanifestaciones de ese reino de Dios que está por manifestarse a todo el mundo.Este reino implica una nueva humanidad, acorde al carácter de Dios. Pero, aun estoes todavía muy vago, gaseoso, insuficiente para entender al Espíritu Santo en suverdadera dimensión, nos falta todavía algo, lo medular, lo esencial, que está como“oculto” aun a los ojos de muchos pentecostales. Para comprender lo “oculto”debemos estudiar a nuestro Señor Jesucristo, que fue poseído, guiado, ungido ousando la terminología lucana, fue lleno del Espíritu Santo.Primero, debo decirles que el poder (Espíritu santo) que usó Jesús no fueun poderque oprime, esclaviza, sino libera. Es un poder que viene de arriba (de Dios), vieneen ayuda del ser humano, dominado e impotente ante las fuerzasdeshumanizadoras externas e internas. Este poder de Jesús se debe entender encontraposición al poder soberano, conquistador, enseñoreador usado por elemperador romano. La presencia de Espíritu Santo en Jesús fue el principio del findel mal y no para mantener el mal. La ruptura de Jesús con Satanás (personaje enque está centrado el origen del mal en el mundo) que tiene el poder del mundofue tajante cuando le dijo: A Dios solo adoras y servirás.Jesús es por antonomasia elenemigo del mal. Es notorio cuando el endemoniado le increpa a Jesús: ya sé a quéhas venido, a destruirnos. Es decir, destruir todo aquello queha deshumanizado(poseído, enfermo, pobre, marginado) y ha quitado dignidad al ser humano.
  2. 2. Página2Segundo, Jesús lleno de Espíritu Santo, siempre estuvo enseñando, sanando,exorcizando y celebrando (compartiendo la mesa con los discriminados sociales).Enseñar, sanar y exorcizar era liberar e incluirlos al pueblo de Dios. Enseñar eraliberar de la imagen errónea de Dios, estricto en las normas legales, excluyente,castigador, inmisericorde que había sido enseñado y manipulado por losprofesionales y líderes religiosos judíos; liberar de la enfermedad era salir de lapostración de condición subhumana, de la impotencia de una vida digna, puestoque se volvieron dependientes de las limosnas y caridad de la gente, algodenigrante para el ser creado por Dios a su imagen; y, liberar de sus demonios eradarles libertad de las fuerzas externas que oprimen y deshumanizan su condiciónde hijos de Dios. Entonces la celebración de las comidas era una señal, un signo dela presencia de Dios liberador en medio del pueblo oprimido y pobre, era elpreludio del banquete escatológico en el reino de Dios.Tercero, el Espíritu Santo como el poder revitalizador y regenerador del serhumano y del mundo, provee la fuerza para no dejarnos influenciar y sucumbirpor la maldad que nos rodeaque produce muerte. El Espíritu Santo es la fuerza dela vida que produce cambios; de la deshumanización a la humanización, de laexclusión a la inclusión, de la opresión a la libertad, de la insensibilidad a lamisericordia, de la codicia a la solidaridad, del odio al amor a la humanidad, de lasoledad a la comunidad, de la tristeza al gozo, del llanto a la alegría, de ladesesperación a la esperanza, de la infertilidad a la fertilidad. Esas son las buenasnuevas de reino de Dios. La presencia del Espíritu Santo es la irrupción de la vidade Dios al mundo, que da inicio a una transformación, a un giro a lo copernicanodel mundo donde reine Dios y su justicia por siempre.En síntesis, la actividad de Jesús lleno del Espíritu Santo, lo podemos resumirmediante los siguientes versículos:Lc. 4:18-19 El Espíritu del Señor está sobre mí,Por cuanto me ha ungidopara dar buenas nuevas a los pobres;Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;A pregonar libertad a los cautivos,Y vista a los ciegos;A poner en libertad a los oprimidos;A predicar el año agradable del Señor.El quehacer de la iglesiaEn la actualidad es la iglesia investida por el poder del Espíritu Santo la llamada atransformar, cambiar toda realidad de deshumanización tal como lo hizo Jesús conel poder del Espíritu Santo, al sanar, liberar a los poseídos. Cada injusticia que serealice es un acto que atenta contra la vida, y cada acto de justicia le da menos vidaa la muerte.¿Qué Hacer?
  3. 3. Página3Orar, sí, pero no es todo, es un paso. La iglesia tiene por lo menos dos frentes deacción: la ideológica y la práctica. La ideológica, la ética de Jesús, que se opondrá ala ética situacional sin moral de la sociedad. Y la práctica, que se traduce en formarcuadros que puedan ejercer cargos importantes en estas instituciones e influenciaren ellas, no se olvide que un poco de levadura leuda toda la masa. La iglesia localdebe transformarse en una iglesia empresarial, con miras a abrir negocios yfomentar el empleo digno. No es meta de la iglesia ser un empresario, sino es unmedio.La iglesia debe tener una influencia poderosa, positiva y propositiva a favorde la vida y la justicia dentro de su comunidad y el estado.Ahora nos preguntamos ¿Dónde están los centros de poder destructores de la vidao tronos de Satanás? Están enquistadas en el ser humano (ha destronado a Dios desu vida), en primer lugar y las instituciones que ha creado, en segundo lugar. Esparadójico hablar del palacio de justicia cuando lo que abundan son las injusticias.Es paradójico hablar de las fuerzas policiales como defensora de la sociedad civil,cuando es ella la que la extorsiona (son pocos los que son realmente cumplen consu función social). Es paradójico hablar de los congresistas como los padres de lanación cuando son unos sinvergüenzas.Es paradójico hablar de reformatorioscuando de ellos salen más avezados.Es paradójico que los centros de atenciónmédica se llamen Es Salud cuando no las encuentran. Es paradójico hablar dejusticia cuando al ladrón no se le puede encarcelar porque no hurtó la cantidadmínima.Es paradójico que se hable de seguridad cuando se permite al conductortomar cierta cantidad de licor permitido.En fin, podemos hablar de muchasparadojas. Es en estos lugares y en estas normasdonde están los tentáculos deSatanás. El enemigo de la vida, que habría que sanar y exorcizar. Este es el nuevopanorama misional de la iglesia.José Antonio WatanabeMaruyamaAv. Sta. Bernardita 181Lima1-PerúE-mail: shigueo_49@hotmail.com23/05/2013

×