PARA NO PERDER LA MEMORIA HISTÓRICA
¡DIFICILES AÑOS 60! Repoblar desde la nada
Empezamos a llegar en 1960. Éramos matrimonios entre 23 y 30 años, con bastantes hijos. El pueblo estaba a medio construir...
Era mucho esfuerzo, todo estaba por hacer… pero también era mucha la ilusión.  Sólo había dos escuelas con dos maestros, u...
Veniamos a la “tierra prometida” y… no empezamos a sembrar hasta los dos años. Eran las anheladas tierras de regadío, pero...
Fueron años de penuria: tuvimos que aprender los nuevos métodos de siembra, una agricultura de regadío desconocida… Tuvimo...
Nos encontramos con tierras de matojos, piedras, encinas…Y todos éramos necesarios: desde el más chico al más grande y des...
Se nos dio una yunta de vacas o una yegua para preparar las tierras. Y una carreta para compartirla entre siete colonos.
Era una sumisión a los capataces y peritos que ponía el INC en cada pueblo. Acatar las órdenes era el estilo de Colonizaci...
La buena vecindad reinaba por doquier:  nos queríamos, nos encontrábamos, cantábamos y bailábamos, la unión hacía fuerza. ...
Nos sentábamos al fresco y contábamos los chascarrillos Eran los tiempos de la juventud ye- ye. Repeinados,  preparados … ...
A mitad de los 60 llega la luz eléctrica con cuentagotas, pocas horas al día El agua … regulada y algunas horas
Mucha diversión creativa, amistad, alegría … Era el tiempo libre donde nos sentiamos protagonistas. Llegó la tele y la cos...
Las deudas pendientes… se acumulaban. Las cosechas no eran buenas. El INC exigía lo que no debíamos. El malestar fue grand...
Muchos, con dolor, decidimos marcharnos a la ciudad. La “tierra prometida” se había vuelto inhóspita. Dejamos casa, tierra...
¡ Felices años 70! Vamos haciendo pueblo
A principios de los 70 se hace un reajuste de tierras y se reparte entre los que quedaron. La mecanización del campo empuj...
Es la ganadería, en nuestro pueblo, lo que sostiene la economía en las familias. Son años de predominio de las vacas.
Predomina el cultivo del arroz, con esfuerzos ímprobos en el proceso: metidos en el agua, todo a mano, el secado en las ca...
Cambio en el sistema de tenencia de las tierras. Desaparece el sistema de aparcería en relación con el INC y comienza la f...
Una juventud inquieta, a mitad de los 70, se empieza a organizar. Se empieza a trabajar en equipo: primeras comisiones de ...
Los estudios de bachillerato y carreras profesionales empiezan a dar los primeros pasos entre los jóvenes del pueblo. La j...
¡Ahí es ná!. Pasearon las glorias deportivas del pueblo por todos los campos de la comarca. ¡Genio y figura! … así como en...
La vida social y religiosa va haciendo pueblo: bodas, comuniones, confirmaciones… La fe se fue haciendo viva y encarnada.
El cultivo del arroz notará los avances de la técnica. La modernización llegará a que los agricultores de nuestro pueblo p...
El tejido social va haciendo posible la buena vecindad y las relaciones humanas entre los paisanos de El Torviscal.
Nunca faltaron las matanzas, momentos y espacios de convivencia para fraguar un pueblo. Se unen tradición y vecindad.
Años 80  y  90. El pueblo despega
A comienzos de estos años, la dependencia administrativa de Don Benito y Villar de Rena, pasará a ser propia con alcalde p...
¡ Trabajo nos costó! El esfuerzo y la unidad de todos los vecinos hizo posible gozar de ser entidad local menor. Los resul...
La creación de la SAT DIDAYMAZ en 1968, actualmente Cooperativa Agrícola, dinamizó eficazmente la vida económica del pueblo
Fuimos  haciendo pueblo, no sin dificultades. Dejando una herencia a las generaciones que vienen.
Nos llena de satisfacción que el esfuerzo de hacer pueblo sea beneficio para los que vienen
La apertura de hortofrutícolas en la zona dará pie a que los matrimonios jóvenes permanezcan en el pueblo
Las charangas nos abrieron y dieron un sabor participativo y festivo a la vida y buena vecindad del pueblo
Los de antes y los de ahora forman un conjunto armonioso.
Cooperar nos dignifica. Excluir nos hunde.
Construimos juntos, vivimos juntos, avancemos juntos.  Siempre es un buen momento para no olvidar esta historia.
Fue posible esta Memoria Histórica por la Asociación El Torvisco y sus mujeres que, desde su quehacer e inquietud, plasmar...
“ Lo importante no es llegar solos y antes, sino juntos y a tiempo” (León Felipe) F I N
 
 
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Torviscal2

332 visualizaciones

Publicado el

El Torviscal, para no perder la memoria historica

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
332
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Torviscal2

  1. 1. PARA NO PERDER LA MEMORIA HISTÓRICA
  2. 2. ¡DIFICILES AÑOS 60! Repoblar desde la nada
  3. 3. Empezamos a llegar en 1960. Éramos matrimonios entre 23 y 30 años, con bastantes hijos. El pueblo estaba a medio construir: sin luz, sin agua, cuatro calles había y las casas con restos de las obras. ¡ Veníamos en camiones con cuatro pingos! Y con el cerdo pa la matanza
  4. 4. Era mucho esfuerzo, todo estaba por hacer… pero también era mucha la ilusión. Sólo había dos escuelas con dos maestros, un comercio que vendía de todo y la iglesia…a medio construir.
  5. 5. Veniamos a la “tierra prometida” y… no empezamos a sembrar hasta los dos años. Eran las anheladas tierras de regadío, pero…las acequias no estaban terminadas
  6. 6. Fueron años de penuria: tuvimos que aprender los nuevos métodos de siembra, una agricultura de regadío desconocida… Tuvimos que buscar trabajo en otros lugares, en la siega, recolección…
  7. 7. Nos encontramos con tierras de matojos, piedras, encinas…Y todos éramos necesarios: desde el más chico al más grande y desde el amanecer al atardecer para llevar un jornal a casa. En aparcería al INC: pagábamos un tanto por ciento por los productos sembrados.
  8. 8. Se nos dio una yunta de vacas o una yegua para preparar las tierras. Y una carreta para compartirla entre siete colonos.
  9. 9. Era una sumisión a los capataces y peritos que ponía el INC en cada pueblo. Acatar las órdenes era el estilo de Colonización. Se ganaba poco: 30 pts. al día El primer dinero que cogíamos era para los vales de pan
  10. 10. La buena vecindad reinaba por doquier: nos queríamos, nos encontrábamos, cantábamos y bailábamos, la unión hacía fuerza. Empezábamos a ser pueblo.
  11. 11. Nos sentábamos al fresco y contábamos los chascarrillos Eran los tiempos de la juventud ye- ye. Repeinados, preparados … esperando en jarras a… las “chicas mari-sol”. ¡ Qué tiempos de ilusión! ¡Nosotras siempre…a la espera!
  12. 12. A mitad de los 60 llega la luz eléctrica con cuentagotas, pocas horas al día El agua … regulada y algunas horas
  13. 13. Mucha diversión creativa, amistad, alegría … Era el tiempo libre donde nos sentiamos protagonistas. Llegó la tele y la cosa cambió. Para verla había que ir al Bar de los Colonos
  14. 14. Las deudas pendientes… se acumulaban. Las cosechas no eran buenas. El INC exigía lo que no debíamos. El malestar fue grande y… vino la emigración.
  15. 15. Muchos, con dolor, decidimos marcharnos a la ciudad. La “tierra prometida” se había vuelto inhóspita. Dejamos casa, tierras… era la misma historia de siempre en los pobres
  16. 16. ¡ Felices años 70! Vamos haciendo pueblo
  17. 17. A principios de los 70 se hace un reajuste de tierras y se reparte entre los que quedaron. La mecanización del campo empuja a labrar más tierras.
  18. 18. Es la ganadería, en nuestro pueblo, lo que sostiene la economía en las familias. Son años de predominio de las vacas.
  19. 19. Predomina el cultivo del arroz, con esfuerzos ímprobos en el proceso: metidos en el agua, todo a mano, el secado en las calles, prisa en vender a los antojos de los compradores.
  20. 20. Cambio en el sistema de tenencia de las tierras. Desaparece el sistema de aparcería en relación con el INC y comienza la forma de arrendamiento con el IRYDA, que así se denominará en adelante. Aparecen los primeros tractores con el consiguiente alivio en las faenas agrícolas
  21. 21. Una juventud inquieta, a mitad de los 70, se empieza a organizar. Se empieza a trabajar en equipo: primeras comisiones de festejos, reinas de las fiestas, asociaciones de jóvenes… Se viven las primeras fiestas
  22. 22. Los estudios de bachillerato y carreras profesionales empiezan a dar los primeros pasos entre los jóvenes del pueblo. La juventud rokera llega a nuestros lares … y las reinas y damas de fiestas y eventos adornan todo acontecimiento
  23. 23. ¡Ahí es ná!. Pasearon las glorias deportivas del pueblo por todos los campos de la comarca. ¡Genio y figura! … así como en cualquier evento deportivo nunca faltaron los de El Torvis.
  24. 24. La vida social y religiosa va haciendo pueblo: bodas, comuniones, confirmaciones… La fe se fue haciendo viva y encarnada.
  25. 25. El cultivo del arroz notará los avances de la técnica. La modernización llegará a que los agricultores de nuestro pueblo pusieron el secadero de arroz para hacer frente a los precios que ponían las arroceras.
  26. 26. El tejido social va haciendo posible la buena vecindad y las relaciones humanas entre los paisanos de El Torviscal.
  27. 27. Nunca faltaron las matanzas, momentos y espacios de convivencia para fraguar un pueblo. Se unen tradición y vecindad.
  28. 28. Años 80 y 90. El pueblo despega
  29. 29. A comienzos de estos años, la dependencia administrativa de Don Benito y Villar de Rena, pasará a ser propia con alcalde pedáneo.
  30. 30. ¡ Trabajo nos costó! El esfuerzo y la unidad de todos los vecinos hizo posible gozar de ser entidad local menor. Los resultados no se hicieron esperar, sobre todo, en las infraestructuras.
  31. 31. La creación de la SAT DIDAYMAZ en 1968, actualmente Cooperativa Agrícola, dinamizó eficazmente la vida económica del pueblo
  32. 32. Fuimos haciendo pueblo, no sin dificultades. Dejando una herencia a las generaciones que vienen.
  33. 33. Nos llena de satisfacción que el esfuerzo de hacer pueblo sea beneficio para los que vienen
  34. 34. La apertura de hortofrutícolas en la zona dará pie a que los matrimonios jóvenes permanezcan en el pueblo
  35. 35. Las charangas nos abrieron y dieron un sabor participativo y festivo a la vida y buena vecindad del pueblo
  36. 36. Los de antes y los de ahora forman un conjunto armonioso.
  37. 37. Cooperar nos dignifica. Excluir nos hunde.
  38. 38. Construimos juntos, vivimos juntos, avancemos juntos. Siempre es un buen momento para no olvidar esta historia.
  39. 39. Fue posible esta Memoria Histórica por la Asociación El Torvisco y sus mujeres que, desde su quehacer e inquietud, plasmaron el amor a su pueblo de esta manera.
  40. 40. “ Lo importante no es llegar solos y antes, sino juntos y a tiempo” (León Felipe) F I N

×