José Vasconcelos (1882-1959)Introducción. Marco sociohistórico del pensadorAntes de comenzar con nuestro autor cabe aludir...
nacionalismo ANTIANGLOSAJÓN. El deseo de su padre fue “proteger” a la familia de la“yanquización”.       Su infancia la v...
Vasconcelos y la generación del Ateneo proponía:    LIBERTAD DE CÁTEDRA    LIBERTAD DE PENSAMIENTO    LA REAFIRMACIÓN D...
meses). Pero discrepancias políticas con Carranza llevaron una vez más al exilio a Vasconcelos, que    regresó para encarg...
         SECRETARIO DE EDUCACIÓN PÚBLICA con Obregón (1921-1924). Las peticiones y demandas    constantes de Vasconcelos ...
 con programas de instrucción popular,    edición de libros y    promoción del arte y la cultura.El objetivo era integr...
 Emplear el sentido del servicio y amor fraterno del ser humano como medio de ayuda a los       más desprotegidos,      ...
ObraSu obra dejó una marca profunda en la vida cultural mexicana. Su doctrina filosófica lo caracterizacomo cercano a Arth...
En “La Raza Cósmica”Además de la educación, el tema de la raza es otro de los componentes que el filósofo desarrollarácon ...
parte del plan de una historia total. Este plan de una historia total designa un proceso de mestizaje enascenso, dividido ...
Vasconcelos afirma: “¡Cuántos distintos los sones de la formación iberoamericana! Semejan elprofundo scherzo de una sinfon...
La idea de una Atenas Negra o africana como origen de la “recivilización” y “repoblación” americanaes impensable para Vasc...
No existe ni un sólo pasaje en La raza cósmica que valore el aporte indígena en su singularidad encuanto tal. Lo indígena ...
haciendo vida propia y ciencia propia. Si no se liberta primero el espíritu, jamás lograremos redimir lamateria.Esta retór...
ConclusiónHemos señalado que dentro del ciclo identitario que se produce en el pensamiento latinoamericanode las primeras ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

J.vasconcelos

1.273 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.273
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
216
Acciones
Compartido
0
Descargas
14
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

J.vasconcelos

  1. 1. José Vasconcelos (1882-1959)Introducción. Marco sociohistórico del pensadorAntes de comenzar con nuestro autor cabe aludir a lo que Devés Valdés expresa en el primer tomo desu obra acerca del pensamiento latinoamericano. Desde comienzos del siglo XX y hasta fines de losaños 30 predominan entre los pensadores latinoamericanos las concepciones de tipo identitario. Enlos primeros años del siglo XX, el arielismo resaltó la defensa de una cultura propia, humanista enoposición al sajonismo utilitario, al positivismo (que excluye otras formas de conocer que no seanempíricamente comprobables) y a la nordomanía1. Luego de la Primera Guerra Mundial, la identidadse relaciona con lo social: el indio, el campesino, la ruralidad, el interior; también en alguno países conel afroamericanismo; todo un movimiento que exalta lo no blanco.Es decir que se produce un cambio durante el período de 1915 – 1930 que se refleja en un conjuntode escritos que reivindican lo propio del continente entendido sobre todo como lo indígena y sedesarrolla así lo que se ha denominado identitarismo social. Este identitarismo se liga a unmovimiento mundial de ideas y solo madura luego de tres grandes hechos: la Revolución Mexicana(1910-1917), la Revolución Rusa (1917) y la Primera Guerra Mundial (1914-1918). La repercusión delos acontecimientos bélicos, sociales, políticos, etc. fue a través de movimientos y tendencias. El másimportante en el marco de la revolución de las ideas en América Latina es la aparición de un“arielismo social” (antes de 1915 se trató de un arielismo puramente cultural) la cultura latina seasocia a las masas populares: campesinos, indios, afroamericanos, los cuales adquirieron distintosnombres: indigenismo, aprismo, nacionalismo, iberoamericanismo, indoamericanismo, socialismosegún los casos.Dentro del movimiento de ideas indigenistas y de lo que se dio en llamar MESTIZOFILIA se ubica elmexicano José Vasconcelos, una de las figuras más controvertidas y controversiales de la historiamoderna y contemporánea de latinoamericana.Vida de José Vasconcelos  José María Albino Vasconcelos Calderón fue un abogado, político, escritor, educador, funcionario público y filósofo mexicano.Nacido en Oaxaca, ciudad capital del mismo estado, el 28 de febrero de 1882, fue el segundo de losnueve hijos que procrearon Ignacio Vasconcelos Varela (funcionario aduanero) y Carmen CalderónConde. Recibió de sus padres una educación FUERTEMENTE CATÓLICA E HISPANISTAS además de un1 En la historia de Latinoamérica, 1898 constituye una fecha clave, pues a partir de ese momento quedó claroel enorme poderío de los Estados Unidos, suscitando entre los vecinos americanos una gran admiración quefue denominada por Rodó «nordomanía». El contraste entre el norte y el sur del continente, entre los EstadosUnidos y las naciones latinoamericanas, lleva a éstas a querer imitar al vecino del norte en un intento de salirde su precaria situación política, económica y cultural. Esto se traduce en el dualismo norte-sur al que se unesajonismo-latinismo o bien utilitarismo-idealismo.
  2. 2. nacionalismo ANTIANGLOSAJÓN. El deseo de su padre fue “proteger” a la familia de la“yanquización”.  Su infancia la vivió en la frontera en Piedras Negras, sus estudios iniciales los realizó en la comunidad fronteriza de Eagle Pass, Texas2. Luego ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria 3 (en la ciudad de México a donde se trasladó en 1899) y después a la Escuela de Jurisprudencia para concluir sus estudios como abogado en 1905.Obs.: Vasconcelos fue hijo de la naciente unión entre educación pública y clase media. Gozó de unaexperiencia educacional excepcional: educación parvularia, maestro particular, acceso a muchoslibros, migraciones educacionales en busca de las opciones más auspiciosas, etc. Insumos que lollevarán a obtener el título de abogado en la capital del país en 1907.  FUNDADOR DEL ATENEO DE LA JUVENTUD, INSTITUTO QUE PRESIDIÓ (1909 o 1906??-1912)4 (crearon las bases) junto a Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Reyes y Antonio CasoMás adelante conocido como el Ateneo de México. Lo novedoso del Ateneo radica no en sudisposición a criticar los excesos del porfiriato, sino en la calidad de las críticas adelantadas por lageneración de jóvenes intelectuales que le dieron vida. La más importante de ellas tiene que ver conel:- RECHAZO AL DETERMINISMO Y MECANISCISMO del positivismo comtiano y spenceriano y- el llamado para que se dotara a la educación de una VISIÓN MÁS AMPLIAEsta aversión al canon positivista marcará la política educativa del futuro Ministro de Educación.2 La frontera entre México y Estados Unidos fue el paisaje en que Vasconcelos aprendió las primeras lecciones sobre nacionalidad. Vivióen el entonces poblado mexicano de Piedras Negras, pero estudió en la escuela primaria estadounidense de Eagle Pass, experiencia quemarcó indeleblemente su mexicanidad: “El diario choque sentimental de la escuela del otro lado [en Eagle Pass, EE.UU.] me producíafiebres patrióticas y marciales. Me pasaba horas frente al mapa recorriendo con la mente los caminos por donde un ejército mexicano,por mí dirigido, llegaría alguna vez hasta Washington para vengar la afrenta del cuarenta y siete y reconquistar lo perdido.La infancia de José Vasconcelos transcurrida en este ambiente no se verá exenta de la influencia extranjera. Su asistencia a laescuela elemental de Eagle Pass en Texas reforzará la injerencia norteamericana en su formación. El protestantismo y elracismo marcarán profundamente su vida. A la vez la mayor exigencia a la que se encontraba expuesta en la escuela formarásu carácter y le ayudará en su restante vida estudiantil e intelectual. El individualismo norteamericano, la adopción de algunascostumbres extranjeras, un catolicismo arraigado ante el protestantismo, y un nacionalismo creciente, fueron los legados que la zonanorte del país dejó en José Vasconcelos.3 Fundada el 3 de febrero de 1868 por un discípulo de Augusto Comte, don Gabino Barreda (1818-1881), la Escuela NacionalPreparatoria (ENP) fue el primer intento por educar a los futuros ciudadanos eliminando el monopolio de las conciencias que ejercía laiglesia católica.4 En el Ateneo y bajo su administración edificó la Universidad Popular Mexicana (1912-1920), dependencia con la misión social deeducar mediante conferencias, conciertos etcétera, a los adultos, pero principalmente a los obreros. A esta Universidad, Vasconcelos leimpuso una mística educativa orientada hacia el pueblo, rasgo también latente en su rectoría en la Universidad Nacional.
  3. 3. Vasconcelos y la generación del Ateneo proponía:  LIBERTAD DE CÁTEDRA  LIBERTAD DE PENSAMIENTO  LA REAFIRMACIÓN DE LOS VALORES CULTRALES, ÉTICOS Y ESTÉTICOS EN LOS QUE AMÉRICA LATINA EMERGIÓ COMO REALIDAD SOCIL Y POLÍTICA.Les interesaba la literatura clásica, la filosofía y la metafísica.Aquí es importante destacar que una de las características del porfiriato, para algunos el lado oscurode éste, es justamente un cierto:  DESDÉN POR LO NACIONAL MEXICANO,  FASCINACIÓN POR LO EUROPERO, LO FRANCÉS, LO ALEMÁN O, SI NADA DE ESTO ES POSIBLE, CON LO ESTADOUNIDENSE, COMO ALTERNATIVA VIABLE PARA ALCANZAR EL PROGRESO.Vasconcelos y la generación del Ateneo sientan las bases para una ambiciosa recuperación de lonacional mexicano y de lo latinoamericano como una identidad Desde 1909 apoyó activamente a Francisco I. Madero en la lucha electoral por conseguir la presidencia en 1910. José Vasconcelos formó parte de las filas del Partido Antireeleccionista ante el gobierno de Estados Unidos y desde su puesto de editor del periódico del partido hizo todo cuanto pudo por asegurar la victoria de Madero. No obstante, el encarcelamiento del candidato y el fraude electoral cometido por el régimen de Díaz, obstruyó toda posibilidad de un cambio democrático y pacífico.Tomó parte activa en la revolución de 1910Es de este primer período de la vida pública de Vasconcelos del que ha surgido, como una suerte deleyenda, la idea de que fue él quien acuñó el lema más célebre del maderismo: "Sufragio Efectivo, NoReelección".5Díaz renunció, y el gobierno provisional instalado al efecto convocó a nuevaselecciones presidenciales en las que Madero triunfó en 1911. El triunfo de la revolución maderistasignificó para Vasconcelos el triunfo de la civilización sobre la barbarie. Sin embargo, esta última fueganando terreno poco a poco. La traición de Victoriano Huerta, el asesinato de Madero, y el triunfode la revolución constitucionalista encabezada por Venustiano Carranza obligaron a Vasconcelos alostracismo. Fueron varios los años los que el futuro Ministro de Educación pasó fuera de México. Cuando Vasconcelos logró el reconocimiento de Carranza como presidente de facto, éste volvió a nombrar a Vasconcelos director de la Escuela Nacional Preparatoria (solo durante pocos5 El genio de Vasconcelos radicó, sin embargo, en haber rescatado esa frase usada originalmente por el joven Porfiriocomo un ariete contra el anciano Juárez, cuando éste insistía en prolongar su permanencia en el poder.
  4. 4. meses). Pero discrepancias políticas con Carranza llevaron una vez más al exilio a Vasconcelos, que regresó para encargarse de la Secretaría Instrucción Pública (desde el 7 de septiembre de 1914 hasta el 15 de enero de 1915) durante la breve gestión de Eulalio Gutiérrez Ortiz como presidente de la Convención Nacional. Durante este periodo, Vasconcelos no pudo en realidad desarrollar sus ideas en materia de educación pública, pues las pugnas internas de los revolucionarios de la Convención de Aguascalientes y la derrota de Francisco Villa ante Álvaro Obregón, hicieron imposible cualquier ejercicio de funciones de gobierno. En mayo de 1920, regresaba a México tras un destierro de 5 años. Poco después al proclamarse el Plan de Agua Prieta en 1920, Vasconcelos se alineó con Álvaro Obregón contra Carranza. Tras la muerte de Carranza, el presidente interino Adolfo de la Huerta le encargó el Departamento Universitario y de Bellas Artes, cargo que incluía la rectoría de la Universidad Nacional de México (entre 1920-1921)El mismo año en que asumió la dirección de las políticas educacionales en México sentenció: “lapobreza y la ignorancia son nuestros peores enemigos, y a nosotros nos toca resolver el problema dela ignorancia”.Pero el escenario que había que enfrentar para derrotar a la ignorancia era, por lo bajo, desafiante.Había un sistema educativo nacional desorganizado, con escasa cobertura, mala infraestructura, unadeficiente y mal pagada dotación de maestros, una escasa preocupación de la universidad por losproblemas nacionales y, por si fuera poco, un menguado respaldo económico.Imbuida en un contexto elitista la Universidad era percibida como una institución separadacompletamente del ámbito social. Nulo era el aporte de los universitarios, maestros y alumnos, en lamejora del nivel de vida de la población. Vasconcelos trató de cambiar tal actitud proclamando que laUniversidad debería interesarse y participar activamente en la solución de los problemas sociales. “Enestos momentos –pronunció Vasconcelos en su discurso de toma de posesión del cargo de Rector- yono vengo a trabajar por la Universidad, sino a pedir a la Universidad que trabaje por el pueblo”Parte importante en la tarea educativa de la Universidad era dar el sustento teórico para replantear elsistema educativo mexicano. “De esta Universidad debe salir la ley que dé forma al Ministerio deEducación Pública Federal que todo el país espera con ansia”El corto período que Vasconcelos ocupó la rectoría universitaria fue dedicado en gran parte a lograrla creación de un Ministerio de Educación que guiará la política educativa a nivel nacional. Sinembargo, también atendió otras cuestiones como fueron la creación del escudo y lema universitario.Su elaboración no sólo responde a cuestiones estéticas, sino también a una concepción filosófica:“Se resuelve que el Escudo de la Universidad Nacional consistirá en un mapa de la América Latinacon la leyenda: “POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU”; se significa en este lema la convicción de quela raza nuestra elaborará una cultura de tendencias nuevas, de esencia espiritual y libérrima.Sostendrán el escudo un águila y un cóndor, apoyado todo en una alegoría de los volcanes y el nopalazteca”“Los educadores de nuestra raza deben tener en cuenta que el fin capital de la educación es formarhombres capaces de bastarse a sí mismos y de emplear su energía sobrante en el bien de losdemás”.
  5. 5.  SECRETARIO DE EDUCACIÓN PÚBLICA con Obregón (1921-1924). Las peticiones y demandas constantes de Vasconcelos en trono a la reorganización del sistema educativo mexicano y a la creación de un Ministerio de Educación fueron tomadas en cuenta por el presidente Obregón. El 25 de julio de 1921 se creó la Secretaría de Educación Pública, siendo el 11 de octubre nombrado para ocupar el nuevo cargo: José VasconcelosA fin de entender la concepción educativa que José Vasconcelos fomentó al frente de la Secretaríade Educación es necesario tomar en cuenta el contexto en que desarrolló su labor. Los años de lucharevolucionaria habían contribuido a acentuar las diferencias existentes en el país. México era unanación fragmentada. Los regionalismos, el caudillismo, las facciones políticas y los grupos étnicoscontribuían a este carácter fragmentario. Carácter que impedía la consolidación y el desarrollo delpaís.México se encontraba a merced de las disputas entre los diversos grupos que lo componían. Bajo laóptica de Vasconcelos era necesario, como requisito indispensable para que la nación sedesarrollara, acabar con estas disputas. Sin embargo, reconocía que la aparición de un hombrefuerte, que pudiera poner fin a los enfrentamientos, era un peligro. Era necesario entoncesunificar. Había que lograr la comunión de intereses de los diversos grupos, y esto sólo era posible pormedio de la educación. La política educativa vasconcelista respondería a tratar de unificar a lapoblación del país, creando una cultura y conciencia nacionales. A fin de crear y cimentar launidad entre los mexicanos, Vasconcelos desarrollará su labor educativa bajo tres aspectos: el físico,el ético y el estético. El individuo debía de desarrollarse en cada uno de estos campos, sólo así sueducación sería completa, sólo así se lograría que el individuo se reconociera como parteintegrante de la sociedad mexicana.Este método pedagógico será definido por Vasconcelos en el texto: De Robinsón a Odisea. Pedagogíaestructurativa. “Lo que he buscado –comentaba en la introducción de su ensayo- es definir un planque sería aplicado a no importa cual país del continente hispánico”. Frente a un método deenseñanza caracterizado por el empirismo y la inducción, Vasconcelos oponía otro cuyos principalesrasgos eran la reflexión y la deducción.Nunca antes el aspecto educativo en México había tenido tanta atención gubernamental.Durante los años que Vasconcelos estuvo al frente de la nueva Secretaría (1921-1923) se dedicó aeste aspecto cerca del 8 por ciento del presupuesto anual nacional. Esta cantidad le permitióaumentar en casi un 50 por ciento el número de maestros, escuelas y alumnos durante su período.Las funciones y la estructura interna de la Secretaría de Educación fueron elaboradas por Vasconcelossiguiendo su concepción educativa y sus planes. Eran tres los departamentos en que se dividió elMinisterio: el de escuelas, el de bibliotecas y el de bellas artes; además de uno temporal: el deeducación indígena. El primero de ellos trataba todo lo concerniente a todos los centros escolares; elsegundo se encargaba de renovar el acervo bibliográfico de cada biblioteca, y además de fundarotras; el tercer departamento cobijaba y fomentaba toda manifestación artística; y el últimoimpartía educación a los grupos indígenas.  un ambicioso proyecto de difusión cultural en el país,
  6. 6.  con programas de instrucción popular,  edición de libros y  promoción del arte y la cultura.El objetivo era integrar a México de manera más amplia en las grandes transformaciones quesiguieron al fin de la primera Guerra Mundial.  hizo de los maestros rurales un ejército de paz y de cada profesor, según su propia metáfora de raíz católica, inspirada en el sacrificio de los misioneros del período colonial, un "apóstol de la educación".  Al trabajo de los maestros rurales sumó el apoyo, nunca antes visto en México, de la edición masiva de algunas de las más grandes obras del pensamiento europeo y occidental, que fueron distribuidas por todos los rincones del país en lo que Vasconcelos no dudó en calificar como Misiones Culturales.  Además, inició un ambicioso programa de intercambio educativo y cultural con otros países americanos, las llamadas "embajadas culturales", que llevaron a algunos de los más brillantes estudiantes mexicanos de la época a entrar en contacto a edad temprana con sus pares de Argentina, Brasil, Colombia, Perú y otros países de América Latina.  Apoyó, además, a multitud de artistas e intelectuales. Tal fue el caso de muralistas como David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera. El apoyo de la Secretaría de Instrucción Pública de Vasconcelos no se limitó, sin embargo, a los artistas mexicanos, como lo demuestra su relación con la chilena Gabriela Mistral, ni tampoco al campo de lo artístico; un ejemplo entre otros muchos es su relación con el político peruano Víctor Raúl Haya de la Torre.Un aspecto clave de su gestión, fue la reconstrucción o construcción de edificios de uso público parala difusión de la cultura, como el Estadio Nacional, escuelas publicas de diferentes niveles, bibliotecasy, de manera más general, los edificios destinados a albergar el aparato burocrático del sistemaeducativo a lo largo y ancho de la nación.Vasconcelos, sin embargo, encontró difícil conciliar su condición como pensador independiente conlas exigencias de los cargos de gobierno que ejerció. Además, su relación con ÁlvaroObregón y Plutarco Elías Calles estuvo siempre mediada por la desconfianza que le inspiraban losmexicanos del norte de la república.Es por eso por lo que, luego de su brillante inicio como funcionario público, Vasconcelos decidióretirarse del ejercicio de los cargos públicos, para dedicarse a satisfacer su pasión por la escritura, elanálisis filosófico y la polémica. A pesar de ello, tuvo una participación destacadísima en las luchaspor obtener la autonomía de la Universidad Nacional.En su filosofía como educador propone:  Sentir la cultura mestiza como base del concepto de mexicanidad.  Mexicanizar el saber, es decir, hacer objeto de estudio la antropología y el medio natural del país.  Hacer de Latinoamérica el centro de una gran síntesis humana.
  7. 7.  Emplear el sentido del servicio y amor fraterno del ser humano como medio de ayuda a los más desprotegidos,  y Valerse del industrialismo -como simple medio, nunca como un fin- para promover el progreso de la nación. En 1929 decidió postularse como candidato a la presidencia de la república. Eso lo llevaría a enfrentarse al candidato de Calles, Pascual Ortiz Rubio en una desigual campaña que recordó a muchos la que Madero desarrolló en 1909 contra Porfirio Díaz, no solo por el apoyo del aparato del Estado al candidato Ortiz Rubio, sino también por la violencia que muchos vasconcelistas debieron padecer en carne propia.Los resultados oficiales de la elección arrojan un 93 por ciento de los votos para Pascual OrtizRubio y el resto para Vasconcelos y otros. Los resultados, sin valor alguno para la mayoría de loshistoriadores del periodo, dejaban ver--sin embargo--el claro mensaje que Calles y su grupo enviabana Vasconcelos: no se respetarían elecciones democráticas, sino sucesión presidencial previamenteacordada por el jefe de Estado, lo que se convirtió en modelo político mexicano tocante al tema dela sucesión presidencial a lo largo del siglo XX. Nuevamente decide exiliarse a Estados Unidos y Europa, que le permitió dedicarse de lleno al análisis filosófico (y adentrarse en el análisis del pensamiento filosófico hindú), a escribir su monumental autobiografía, un referente obligado para comprender el México del siglo XX, y una serie de artículos y comentarios sobre temas diversos. Volvió a México en 1940 y se encargó de la dirección de la Biblioteca de México (1941- 1947). Perteneció a incontables agrupaciones culturales extranjeras y del país; fue miembro del Colegio Nacional y a la Academia Mexicana de la Lengua. De esta etapa de su vida lo menos recordado es su contradictoria admiración por los resultados obtenidos por los regímenes fascistas en Europa, que incluyó la dirección de un periódico patrocinado por la embajada Alemana de entonces. Vasconcelos admiraba de esos regímenes su capacidad para movilizar y organizar a grandes grupos de ciudadanos que, de otra manera, se encontraban sumidos en crisis profundas que le recordaban la situación que México vivía.Vasconcelos, por cierto, no estaba solo en estas simpatías, como lo atestiguan las ediciones dedistintos diarios de la capital de la república, especialmente las ediciones vespertinas deldiario Excélsior, llamadas Últimas Noticias de la Mañana y Últimas Noticias de la Tarde, queabiertamente expresaban sus simpatías por la Alemania nazi. Hay quienes consideran que fueronestas simpatías fascistas las que le impidieron permanecer en Estados Unidos y le obligaron aregresar a México. Sin embargo, cuando se conocieron detalles sobre los excesos cometidos en loscampos de concentración y en el tratamiento de los prisioneros de guerra, Vasconcelos expresó surepudio a los excesos del nacionalsocialismo alemán y del fascismo italiano.Una vez concluida la guerra, Vasconcelos continuó como director de la Biblioteca Nacional, cargo quecombinó con una activa carrera como profesor universitario y polemista.  Murió en el barrio de Tacubaya, en la ciudad de México, el 30 de junio de 1959.
  8. 8. ObraSu obra dejó una marca profunda en la vida cultural mexicana. Su doctrina filosófica lo caracterizacomo cercano a Arthur Schopenhauer y Miguel de Unamuno. El humanismo vasconcelista tieneperspectiva vivencial en:  su monumental serie autobiográfica Ulises Criollo (1935), La Tormenta (1936), El desastre (1938), El proconsulado (1939) y La Flama. Los de Arriba en la Revolución. Historia y Tragedia (1959).  La Raza Cósmica (1925) adelanta la más poderosa crítica hasta ahora del racismo con el que, desde el siglo XVI, se ha tratado de justificar la sumisión de los pueblos de América Latina frente a Europa y la América sajona. Se trata en su conjunto de una obra que ha sido influyente para la conformación del pensamiento filosófico, humanista y político en Latinoamérica, que recorrió y cultivó intelectualmente como se atestigua en las narraciones de «La raza cósmica».Ensayos y tratados escritos a lo largo de su vida dan cuenta de su pensamiento, del cual puede decirseque cambió y evolucionó desde un espíritu idealista a uno tortuoso;Su filosofía está contenida en  «Pitágoras, una teoría del ritmo» (1916),  «El monismo estético» (1918),  «Tratado de metafísica» (1929),  «Ética» (1932) y  «Estética» (1935) que es considerada por estudiosos de su pensamiento como la mejor de sus obras;  Uno de sus principales logros es la literatura de género divulgativo, lo que logra con «Estudios indostánicos» (1921),  «Historia del pensamiento filosófico» (1937),  «Manual de filosofía» (circa 1945) y  «Breve historia de México» (1956)
  9. 9. En “La Raza Cósmica”Además de la educación, el tema de la raza es otro de los componentes que el filósofo desarrollarácon profundidad a lo largo de su obra, son la esperanza, en general, de todos los puebloslatinoamericanos.José Vasconcelos se constituyó en uno de los polos claves del círculo mestizófilo-indigenista quefuncionó durante los años 20.La mestizofilia, –como la denomina Agustín Basave– en sentido amplio, como la idea de que elfenómeno del mestizaje y/o culturas- es un hecho deseable, y sostiene que la tesis central de AndrésMolina Enríquez parte de la premisa que considera a los mestizos de México como a los mexicanospor antonomasia, los auténticos depositarios de la mexicanidad, y pretende demostrar histórica ysocioetnológicamente que México puede convertirse en una nación desarrollada y próspera mientrasno culmine su proceso de mestizaje, mediante la reducción a una de todas las minorías de las mezclasentre indios y criollos.A diferencia de lo que sucede en Europa, en el ámbito de los nacionalismos, en América Latina y enMéxico también, el fenómeno fue contrario; primero se obtuvieron los Estados y luego se intentócrear las naciones, pero los pueblos carecían de conciencia nacional, siendo la idea de nacionalidadpatrimonio exclusivo de las élites coloniales. Al principio la corriente mestizófila subrayaba losaspectos negativos del mestizaje, haciendo de la mezcla de razas la causa del desorden de México;luego evolucionó hacia los aspectos positivos del ser mestizo hasta llegar a propugnar el mestizajecomo la quintaesencia de la mexinanidad.José Vasconcelos, portavoz de la unificación mestizoamericana: de la mezcla mundial de razas nopodrá salir, nada más que por la selección de todas ellas, un nuevo tipo, la quinta raza mundial, enAmérica Latina, y la tiene en consideración porque el mestizaje tienen una avasalladora realidad. Paraalguno autores se trata de una mestizofilia relativa, más bien una hispanofilia amestizada. En unsegundo momento, con el fracaso político, reniega de la mestizofilia en pro de un criollismo. Si antesla había aceptado era porque el proceso de mestizaje era un hecho, inevitable e irreversible.Si tesis de la raza cósmica no tiene el propósito de justicia social, pero eleva el mestizo a rangouniversal.Es en este sentido que Vasconcelos comprende la desaparición de las antiguas civilizaciones de lahumanidad como Egipto, India, Grecia o la imaginaria Atlántida6, no como una catástrofe, sino como6 Atlántida (en griego antiguo Ατλαντίς νῆσος, Atlantís nēsos, ‘isla de Atlantis’) es el nombre de una isla legendaria desaparecida en elmar, mencionada y descrita por primera vez en los diálogos Timeo y el Critias, textos del filósofo griego Platón.La precisa descripción de los textos de Platón y el hecho que en ellos se afirme reiteradamente que se trata de una historia verdadera,ha llevado a que, especialmente a partir de la segunda mitad del siglo XIX, durante el Romanticismo, se propongan numerosas teoríassobre su ubicación. En la actualidad se piensa que el relato de la Atlántida, según la interpretación literal de las traducciones ortodoxasde los textos de Platón, presenta anacronismos y datos imposibles, sin embargo se ha apuntado que la leyenda pueda haber sidoinspirada en un lejano fondo de realidad histórica, vinculado a alguna catástrofe natural pretérita como pudiera ser un diluvio, una graninundación o un terremoto. La Atlántida ha servido de inspiración para numerosas obras literarias y cinematográficas, especialmentehistorias de fantasía y ciencia-ficción.
  10. 10. parte del plan de una historia total. Este plan de una historia total designa un proceso de mestizaje enascenso, dividido en diferentes periodos históricos y razas "con una dirección, un ritmo y unpropósito" (La raza, 15). Si bien por un lado, Vasconcelos divide y caracteriza las edades de lahumanidad en tres períodos de desarrollo: uno material, dominado por la violencia y una voluntadconfusa; otro racional, regido por las reglas, normas y tiranías; y un último, estético, gobernado por laarmonía, el gusto por lo bello y la voluntad libre.Por otro lado, tales edades están asociadas a la presencia de cuatro razas o culturas [el negro, elindio descendiente de Atlantes, el mongol y el blanco], más una "quinta raza" todavía por gestarse,que la denomina "étnico superior" o raza cósmica. En su intento por oponerse al paradigmapositivista del blanqueamiento racial, Vasconcelos entiende el progreso de la historia total de lahumanidad como la suma mestiza de estas diferentes edades y razas, cuyo resultado final es elnúmero ocho, símbolo armónico del infinito. "Lo que da cinco razas y tres estados, o sea el númeroocho, que en la gnosis pitagórica representa el ideal de la igualdad de todos los hombres" (La raza,52). Esta “igualdad” o “armonía”, en definitiva, supone la afirmación de un mestizaje utópico comobase capaz de proveer el fundamento histórico y cultural de una democracia racial futura.Las etapas más espléndidas de las civilizaciones de la humanidad, según Vasconcelos, fueron siempreetapas mestizas; y por el contrario, grandes imperios como Roma, Alejandría, India o Grecia decaencuando niegan el mestizaje. “Las épocas más ilustres de la humanidad han sido, precisamente,aquellas en que varios pueblos disímiles se ponen en contacto y se mezclan” (La raza, 43).El esplendor de la cultura es, para Vasconcelos, sinónimo de mezcla racial y cultural: el mestizaje esuna metafísica histórica de progreso.En definitiva, por raza cósmica entiende a una raza síntesis o raza integral que expresaría lo propiocontinental en sentido sociogenético y cultural. Esta raza termina con la dispersión y realiza la unidaddel género humano. Pero en tanto no se haya desarrollado esa quinta raza, continúa la oposiciónentre hispano-latino-indígena, por un lado, y la sajón, por otro.Al igual que otros intelectuales de su época como Manuel Gamio o Andrés Molina Enríquez, el“hombre nuevo” que Vasconcelos afirma es un héroe mestizo, un héroe moderno engendrado por laRevolución Mexicana, pero sedimentado a la vez en la cultura ancestral de la Atlántida y susdescendientes.El problema mayor de esta historia metafísica del mestizaje americano de Vasconcelos es que obviaestratégicamente el conflictivo proceso de conquista, colonización y explotación de las poblacionesamericanas, tanto nativas como transplantadas. Marentes afirma: "los conquistadores del continenteamericano son, para Vasconcelos, figuras heroicas comparables a la mítica figura de El Cid" (99).Hablar de la conquista y colonización de las poblaciones nativo-americanas es en último término, paraVasconcelos, pensar en procesos necesarios que posibilitan y completan la obra civilizadora de unasíntesis racial superior. El discurso utópico del mestizaje afirmado por Vasconcelos borra lascrueldades vividas en la historia del colonizado y trivializa el genocidio de la Conquista.
  11. 11. Vasconcelos afirma: “¡Cuántos distintos los sones de la formación iberoamericana! Semejan elprofundo scherzo de una sinfonía infinita y honda: voces que traen acentos de la Atlántida” (La raza,31).Estos distintos sones, entendidos bajo la forma del humanismo, anti-positivismo, antiimperialismo,clasicismo griego y americanismo, serán para Vasconcelos las coordenadas ideológicas de dichorenacimiento cultural. En realidad, la figuración de la Atlántida aparece en las letrashispanoamericanas de finales del siglo XIX en autores tan notorios como Rubén Darío, OlegarioAndrade, Ricardo Rojas, entre otros.La Atlántida, en el pensamiento de Vasconcelos, emerge como aquel continente de ideas, autores ylibros que la narran y sitúan dentro de la tradición cultural del pensamiento humanista grecolatino.La idea de la Atlántida en el ensayo de La raza cósmica podría entenderse así como la búsqueda deun pensamiento utópico, intuitivo y humanista; una manera de afirmar la existencia de unpensamiento excedente del científicopositivo. De esto que, en tanto que escenario ideológico de lasideas, el mito de la Atlántida recupera dos viejas pulsiones del grupo Ateneo, grupo de la formaciónjuvenil de Vasconcelos: el gusto exótico por lo griego, con Platón a la cabeza; y el rechazo alpositivismo del Porfiriato, como "filosofía oficial" del gobierno derrocado.Si bien Vasconcelos defiende un mestizaje positivo, utópico, en el que participarían de manerademocrática todas las razas y culturas de la humanidad; por otro lado, afirma contradictoriamenteel privilegio de ciertas mezclas, repudiando la presencia bárbara de otras.En palabras de Vasconcelos:Resulta entonces fácil de afirmar que es fecunda la mezcla de los linajes similares y que es dudosa lamezcla de tipos muy distantes según ocurrió en el trato de españoles y de indígenas americanos. […]Sucede que el mestizaje de factores muy disímiles tarda mucho tiempo en plasmarEsta fobia escondida a las "malas mezclas" es, sin duda, la razón por la cual Vasconcelos sitúa elelemento dominante de la civilización occidental en una tradición cultural "blanca".Afirma Marentes: "El modelo de Vasconcelos niega a los nativo americanos –como también a losafricanos y asiáticos– un rol en la producción del conocimiento moderno y en la posesión de la bellezafísica" (97). La raza blanca, para Vasconcelos, no sólo que “ha puesto las bases materiales y moralespara la unión de todos los hombres en una quinta raza universal” (La raza, 16); sino que, además, espara él una raza dominante, originaria y fundadora de toda la civilización occidental.Una tesis que regresa a Vasconcelos al positivismo racial que intentaba cuestionar. Vasconcelosafirma:En Grecia se funda el desarrollo de la civilización occidental o europea, la civilización blanca, que alexpandirse llegó hasta las playas olvidadas del continente americano para consumar una obra derecivilización y repoblación (La raza, 16)
  12. 12. La idea de una Atenas Negra o africana como origen de la “recivilización” y “repoblación” americanaes impensable para Vasconcelos.No es casual que él explícitamente sugiera que “quizás entre todos los caracteres de la quinta razapredominen los caracteres del blanco” (La raza, 36).“Recivilizar”, “repoblar”, son así conceptos raciales que ponen a la civilización “blanca” de los griegosy europeos como el origen cultural dominante de la raza cósmica americana futura. En su ensayo,Vasconcelos justifica precisamente la existencia de una "quinta raza" como producto de una selecciónestética natural dada por la "Ley del Gusto" o sentido de belleza. Sólo aquellos físicamente bellos semezclarán para procrear la nueva identidad racial universal, síntesis de lo mejor de la creatividad,imaginación y amor de la humanidad. Vasconcelos afirma: “vemos con profundo horror el casamientode una negra con un blanco; no sentiríamos repugnancia alguna si se tratara del enlace de un Apolonegro con una Venus rubia, lo que prueba que todo lo santifica la belleza” (La raza, 41).Vasconcelos convierte la utopía racial de su profecía en una forma maquillada, estetizada, deexclusión étnica y cultural, donde sólo aquellas razas consideradas bellas y compatibles, tendríanderecho a mezclarse. Afirma el autor de La raza cósmica,Por encima de la eugénica científica prevalecerá la eugénica misteriosa del gusto estético. Dondemanda la pasión iluminada no es menester ningún correctivo. Los muy feos no procrearán, nodesearán procrear, qué importa entonces que todas las razas se mezclen si la fealdad no encontrarácuna? (La raza, 41). El mestizaje americano es, en definitiva, una forma de redención estética; una vía de glorificar el"linaje" de cierta raza, a la vez que de evitar que se propague la "fealdad" de otras. El discursoutópico del mestizaje de Vasconcelos es una manera de borrar y desindianizar, de incorporaciónforzada de los sectores étnicos, antiestéticos, a la hegemonía de la cultura nacional emergente. Losindios, como afirma Bonfil Batalla, “primero son mexicanos, luego indios” (México Profundo 168). Laspolíticas del mestizaje que implementa la post-revolución en el poder, con Vasconcelos como uno desus altos dirigentes en la década del veinte, no afirma una síntesis heterogénea de iguales sino lasuperioridad de la cultura mestiza, letrada y urbana, considerada “cósmica”, sobre los sectoresétnicos y sociales tradicionalmente subordinados. La idea de Vasconcelos sobre una pretendidaselección estética de las razas, racializa y esencializa su discurso del mestizaje americano.En síntesis, la utopía de la Atlántida, sinónimo de una nueva comunidad imaginada basada en lascoordenadas ideológicas del humanismo, anti-positvismo, clasicismo griego y americanismo, quehabían sido afirmadas años antes por los ateneístas, deviene en el orden simbólico hegemónico unsistema social de diferenciación y segregación ciudadana, un mecanismo ideológico de opresión,incorporación forzada y desprecio encubierto hacia aquellos sectores sociales considerados"antiestéticos". Recuérdese que, según Vasconcelos, el mítico “florecimiento” y “superior cultura” delos Atlantes viene a convertirse en los pobres restos y despojos de las civilizaciones de los Incas yAztecas posteriores, “indignos totalmente de la antigua y superior cultura” (La raza cósmica 16).
  13. 13. No existe ni un sólo pasaje en La raza cósmica que valore el aporte indígena en su singularidad encuanto tal. Lo indígena sólo adquiere reconocimiento cultural como elemento incorporado a lacultura de la herencia greco-europea, pero es una realidad despreciada en su especificidad culturalheterogénea. La integración de lo indígena que Vasconcelos propone, si bien es “nueva” en laretórica oficial de la ideología dominante, resulta a la vez una incorporación abstracta, prejuiciosa yde profundo desprecio por lo étnico. Habría pues un doble registro en el discurso del mestizaje deVasconcelos: por un lado, su discurso afirma una integración nacionalista y síntesis utópica feliz delas diferencias raciales y culturales; por otro lado, sugiere una degradación o ansiedad racialencubierta hacia la especificidad de los pueblos indígenas existentes. Situado en la vieja tradicióndel siglo XIX de fundar una genealogía étnica de la nación, para Vasconcelos, sólo el indioestetizado, redimido por la alta cultura e investido de mexicanidad, es el indio sublime.Vasconcelos sólo les reconocerá “valor estético” a aquellos indios o negros que tengan la gracia deproducir ciertos bienes culturales para el gusto de la “alta cultura”. Tal es el caso del baile indígena delas zandungas tehuanas o la música afro-norteamericana de los spirituals, considerada por él como un“arte poderoso, intenso, sin duda el más intenso y original que se haya producido en el NuevoMundo” (Arte y Alma 281).Para Anthony Smith (2000), la unidad, esplendor y antigüedad de las naciones modernas estaconstruida sobre la invención mítica de un descendiente étnico. La invención de los Atlanteslegendarios provee al discurso utópico de Vasconcelos esa antigüedad de sangre e identidad culturalcompartida, promocionada por el estado post-revolucionario de su época.Un Vasconcelos más agudo en su postura anti-estadounidense observa, en un segundo momento, queel indigenismo, así como el protestantismo religioso, eran promovidos efusivamente por ciudadanos einstituciones estadounidenses, lo que lo incita a pensar que éstos serían parte de una estrategia deconquista espiritual librada por el país del Norte. Por ello juzgó que, tanto el indigenismo como elprotestantismo, tenían como objeto principal la generación de facciones en el seno iberoamericano,al modo de “dividir para gobernar”. “El indigenismo, por obra de los extranjeros que lo cultivan, seconvierte en propaganda antiespañola y en motivo de división de la amalgama que es base de nuestrasoberanía continental; la amalgama que debiera ser insoluble, de lo español y lo indígena.”Los designios universales que abrigaba para “nuestra raza” debían materializarse en esfuerzosenfocados a contrarrestar al temido y repudiado imperio estadounidense, y para ello el indio y elespañol debían dejar de ser ellos mismos para fundirse en la poderosa raza cósmica.Cada raza que se levanta necesita constituir su propia filosofía […] Nosotros nos hemos educado bajola influencia humillante de una filosofía ideada por nuestros enemigos, si se quiere de una manerasincera, pero con el propósito de exaltar sus propios fines y anular los nuestros.De esta suerte nosotros mismos hemos llegado a creer en la inferioridad del mestizo, en lairredención del indio, en la condenación del negro, en la decadencia irreparable del oriental. Larebelión de las armas no fue seguida de la rebelión de las conciencias […] Comencemos entonces
  14. 14. haciendo vida propia y ciencia propia. Si no se liberta primero el espíritu, jamás lograremos redimir lamateria.Esta retórica se inscribió en el discurso nacionalista de todo el continente a principios del siglo XX.En Indología (1926) –libro escrito a petición de la Universidad Nacional de Puerto Rico-, Vasconcelossostendrá que es el Estado el que debe fomentar la educación, al destinarle una considerable parte delos recursos fiscales. La SEP –acorde con la propia filosofía Vasconceliana- será un intento porcoordinar la heterogeneidad educativa del país.Consciente de que los iberoamericanos requieren de una “expresión filosófica propia”, piensa desde ypara Iberoamérica. Su libro Indología es precisamente el conjunto de reflexiones sobre los orígenes,la vida y el porvenir de la raza iberoamericana. El pensador reflexiona con el objeto de que estospueblos se eleven al nivel de la humanidad, partiendo de un pensamiento propio, que no excluyaninguna tradición precedente, sino que las asimile. Sólo así puede conquistarse la cultura y elevarlasobre la misma civilización; sólo así Iberoamérica se reconocerá como tal, sin imitar modelosnorteamericanos. Iberoamérica no debe escatimar la civilización, pero sí ponerla al servicio de lacultura, y la cultura empieza con la educación del individuo, pues la sociedad sólo vale por lo que sirvea los individuos.En su Indología propone “depurar la democracia castigando al capitalismo, que, por no reconocer ellímite al acaparamiento y la codicia, burla los propósitos de la democracia”. Más lejos aún de losvalores norteamericanos, en La tormenta establece que la nacionalización de la riqueza debería serpor lo menos el principio de todo programa socio-económico en pueblos como los nuestros. Para él,la historia es un proceso que no debe darle la espalda al pasado. Uno de los grandes erroreshistóricos de México y de otros países latinoamericanos es que le dieron la espalda al pasado y sedejaron conducir por los modelos estadounidenses, cuyo pasado es totalmente distinto.Su gusto por España se muestra claramente en los antecedentes del prólogo a la Indología (1926),donde expresa su sentir en relación a ella resaltando un momento de su vida en el que decidióexpatriarse estableciéndose en Madrid, ”la más generosa ciudad de la tierra”. A estas palabras deVasconcelos, un tanto exageradas, se unen estas otras, en las que refiriéndose a la confianza que se leda a los iberoamericanos en España señala: “¡Lo que más se agradece en España es el trato de hijopródigo que se da a los iberoamericanos, pues no se nos mira como a extraños!”En el primer capítulo pone a consideración el tema de la cultura iberoamericana, en el segundo haceuna caracterización del territorio donde está esa cultura, en el tercer capítulo presenta al hombre, enel cuarto trata acerca del pensamiento, en el quinto acerca de la educación, en el sexto reflexionasobre el conflicto, y en el capítulo séptimo presenta el ideal.
  15. 15. ConclusiónHemos señalado que dentro del ciclo identitario que se produce en el pensamiento latinoamericanode las primeras décadas del siglo, los años que transcurren entre 1915 y 1930 están marcados por elénfasis en lo social, cuya expresión más importante es el indigenismo. Las diferentes tendencias,escuelas, influencias temáticas de principios de siglo XX en América latina fueron articuladas por esteafán indentitario, que casi siempre cuestionaron la adopción de costumbres, ideas, pautas venidas delos países mas desarrollados, inadecuadas para entender y para proyectar las nuestras. Es esto los quelos unifica en un espíritu identitario.En el centro de las reflexiones de Vasconcelos está la pregunta sobre la identidad iberoamericana:¿quiénes somos, qué somos?, y la preocupación por elproblema de la unidad ideológica, cultural,económica y política del continente hispanoamericano. Sus consideraciones en torno a este tematendrán, a partir de La raza cósmica (1925), un sello diferente pues esta obra marcará de manera clarasu definición de latinos y sajones, manifestando ya en ese momento su aversión a estos últimos.Sin embargo, como se ha puesto de manifiesto José Vasconcelos es una de las figuras máscontrovertidas en el ambiente político e intelectual del siglo XX mexicano. Las opiniones en torno a suactuación política y a su producción filosófica son dispares. También son diversas las opiniones enrelación a sus tesis sobre América. Los seguidores del Maestro de América destacan su denuncia delantiimperialismo y la penetración sajona y su concepción de la teoría de la raza cósmica comoinstancia emancipadora. Sus detractores ponen especial énfasis en su hispanismo, su menospreciopor el indígena, el apoyo que prestó a Hitler y la Alemania nazi y el giro que constituyó su adhesión,después de la derrota del Eje, a los Estados Unidos.Además, a partir del positivismo mecanicista era coherente pensar que los pueblos de nuestrocontinente debían seguir el mismo destino que habían señalado los más modernos. Al reivindicar encambio lo espiritual, lo idealista, lo volitivo, la libertad creadora se hace mucho más fácil imaginar undestino propio que debe construirse entre todos generando esa mezcla racial y esa integraciónétnico-cultural.

×