Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 1 
La orientación profesional pedagógica como parte 
de...
2 Pedro Manuel Fonseca Lora 
only if it gets ready to maintain the current generation of educators. The theoretical susten...
Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 3 
pueblo sin educación, imposible convertirnos en un p...
4 Pedro Manuel Fonseca Lora 
Toda formación implica desarrollo y todo desarrollo conduce en última instancia a la formació...
Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 5 
El autor se adscribe a la tercera tendencia. El cita...
6 Pedro Manuel Fonseca Lora 
El concepto de formación vocacional pedagógica está relativamente poco tratado en la literatu...
Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 7 
–– La clase debe ser un culto a la enseñanza de la m...
8 Pedro Manuel Fonseca Lora 
estado del campo de acción de la investigación, permitió determinar que para la solución del ...
Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 9 
Colectivo de autores, 2001a. “El maestro, alma de la...
10 Pedro Manuel Fonseca Lora
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La orientación profesional pedagógica como parte del trabajo universitario

262 visualizaciones

Publicado el

Pedro Manuel Fonseca Lora
pedro@sbpvya.gr.rimed.cu
Profesor Filial Universitaria Yara. Centro Universitario Municipal Yara
Universidad de Granma
Cuba

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
262
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La orientación profesional pedagógica como parte del trabajo universitario

  1. 1. Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 1 La orientación profesional pedagógica como parte del trabajo universitario Autor Pedro Manuel Fonseca Lora pedro@sbpvya.gr.rimed.cu Profesor Filial Universitaria Yara. Centro Universitario Municipal Yara Universidad de Granma Cuba RESUMEN Este trabajo está referido al tratamiento que debe dársele a la motivación y orientación pro-fesional pedagógica para la continuidad de las tradiciones educativas de los pedagogos que han ayudado a forjar la nación cubana, reconociendo que solo es posible mantener la edu-cación si, se prepara al relevo de la actual generación de educadores. El sustento teórico de la investigación está basado en el Enfoque Histórico Cultural, los fundamentos pedagógicos y filosóficos dialéctico-materialistas y sus resultados se obtuvieron a partir de la utilización de métodos teóricos como el analítico-sintético, inductivo-deductivo y sistémico estructural fun-cional. Entre los empíricos la observación, la entrevista, la encuesta y la revisión documental. En los matemáticos se utilizó el procedimiento del cálculo porcentual, que garantizaron obtener la información y el procesamiento para su análisis. El proceso de la investigación fue revelando la necesidad de capacitación pedagógica, superación y auto preparación del personal docente. Las particularidades y las características del trabajo en la motivación y orientación profesional hacia carreras pedagógicas, revelan la necesidad de profundizar en los conocimientos peda-gógicos y en las características socioculturales y económicas de la comunidad Para la solución de la problemática abordada se propone y aplica un sistema de actividades que involucra a la escuela y su personal docente como protagonista principal y a los padres por la influencia que ejercen sobre sus hijos, así como a la sociedad y a los elementos que lo componen, sabiendo que orientar es ayudar, no suplantar la decisión del joven que es quien tiene la última palabra. Palabras claves: Orientación Profesional Pedagógica, Trabajo Universitario. ABSTRACT This work is referred to the treatment that we should give to the pedagogical and professional motivation and orientation for the continuity of the educational traditions of the educators that have helped to forge the Cuban nation, recognizing that it is possible to maintain the education
  2. 2. 2 Pedro Manuel Fonseca Lora only if it gets ready to maintain the current generation of educators. The theoretical sustenance of the investigation is based on the Cultural Historical Focus, the dialectical-materialistic peda-gogic and philosophical foundations and its results were obtained starting from the use of theo-retical methods as the analytic-synthetic, inductive-deductive and systemic structural functional; among the empiric ones, the observation, the interview, the survey and the documental revision. In the mathematicians methods, the procedure of the calculation percentage was used obtain the information and the prosecution for its analysis. The process of the investigation was revealing the necessity of pedagogical training, get higher degree and the educational personnel’s self prepa-ration. The particularities and the characteristics of the work, in the orientation and professional motivation toward pedagogic carrier, reveal the necessity to deepen in the pedagogic knowledge and in the sociocultural and economic characteristics of the community. For the solution of the approached problem it intends and applies a system of activities that involves the school and their educational personnel as main character and to the family, specially the parents, for the influence that exercise on their children, as well as to the society and the elements that compose it, knowing that to guide is to help, not to supplant the youth’s decision that is who has the last word. INTRODUCCIÓN Desde el surgimiento de la especie humana sobre el planeta, la supervivencia del hombre ha estado condicionada a su capacidad para transmitir y asimilar la experiencia acumulada de una generación a otra. En ese sentido la educación es una parte esencial de la vida, un componente de la práctica social que permite no solo la conversión y reproducción del conocimiento expre-sado en las técnicas, procedimientos y habilidades para la producción de bienes materiales a partir de los recursos que ofrece la naturaleza, sino también de las costumbres, los patrones, las normas y valores que caracterizan al sujeto como portador de una cultura específica, y repre-sentante de un pueblo o de una nación. La educación es un proceso de preparación para la vida en sociedad, lo que requiere de esti-mada dedicación y aprendizajes muy diversos, normas y valores que identifican al sujeto. La sociedad le confiere a la educación un carácter permanente, dinámico y contradictorio en el que intervienen múltiples actores de la comunidad. Cuba arriba al nuevo milenio, a 49 años de Revolución, con un conjunto de propuestas inno-vadoras en materia de política educativa, respondiendo a la necesidad de desarrollar un ser humano más preparado para la era del conocimiento, más culto y con una formación integral, que fortalezca sus ideas para que se integre mejor a la sociedad en que vive y aporte a ella todas sus potencialidades. “Hay en estos momentos gran comprensión acerca de la educación como arma poderosa para crear una nueva ética, para crear una conciencia, para crear un sentido de organización, de la disciplina, de la responsabilidad. (...) Imposible elevar la capacidad de producción de nuestro
  3. 3. Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 3 pueblo sin educación, imposible convertirnos en un pueblo altamente industrializado sin edu-cación imposible organizar un pueblo y un país hacia los grados más altos sin educación.” El educador es el primer activista de la política del Partido, es el maestro un baluarte en la Bata-lla de Ideas, es el educador eslabón fundamental en la formación y desarrollo de valores en la nueva generación. Todo ello demuestra la necesidad actual de motivar y orientar a los alumnos hacia las especialidades pedagógicas. No obstante a todo lo que se ha avanzado en la educación cubana, todavía existen deficiencias en el trabajo relacionado con la motivación y orientación profesional pedagógica. En un primer acercamiento el investigador determinó las siguientes: •• Los alumnos que aspiran a estudiar carreras pedagógicas no conocen la vigencia de las ideas educativas de los principales pedagogos cubanos. •• En la entrega pedagógica no se tiene en cuenta caracterizar desde el punto de vista de las aspiraciones profesionales de los alumnos. •• No todos los alumnos que aspiran a estudiar carreras pedagógicas han impartido cla-ses y la mayoría no son ni han sido monitores. •• Existe un débil trabajo en la orientación con los familiares y la comunidad. Por todo lo anteriormente planteado se determinó el siguiente problema científico. ¿Cómo favorecer el proceso de motivación y orientación profesional hacia carreras pedagógicas, en alumnos de noveno grado? El objeto es el proceso de formación y orientación profesional peda-gógica, donde se manifiesta el problema a investigar, para lo cual se propone el cumplimiento eficiente del siguiente objetivo: Diseñar un sistema de actividades extradocentes para favorecer el proceso de orientación y motivación profesional hacia carreras pedagógicas en los alumnos de noveno grado de la ESBU “Pedro Véliz Hernández”. DESARROLLO El ser hombre es tener que educarse (CHÁVEZ, 2003). La educación es una categoría eterna de la sociedad y no cesa durante toda la vida. En su sentido amplio tiene categorías que se relacionan y constituyen una unidad dialéctica: la formación, el desarrollo y la socialización. Para el autor es muy importante lo planteado por Chávez, pues el alumno necesita en su orien-tación profesional información, vivencias significativas y modelos, lo cual coincide con lo plan-teado por José Martí que expresó que ¨quien quiera nación viva, ayude a establecer las cosas de su patria de manera que cada hombre pueda labrarse en un trabajo activo y aplicable una situación personal independiente. Que cada hombre aprenda a hacer algo de lo que necesitan los demás¨. (MARTÍ, 1975b)
  4. 4. 4 Pedro Manuel Fonseca Lora Toda formación implica desarrollo y todo desarrollo conduce en última instancia a la formación. La formación psíquica de orden superior expresa la dirección del desarrollo, es decir, hacia dónde este debe dirigirse (Vigotski, 1995). El planteamiento anterior el autor lo considera de vital impor-tancia para el presente trabajo pues traza el camino hacia el cual debe dirigirse toda acción en función de la formación vocacional y la orientación profesional hacia carreras pedagógicas. La educación del individuo comienza desde su nacimiento. Este principio fue asimilado por los pedagogos fundadores de la patria cubana con la convicción de que la educación empieza en la cuna y acaba en la tumba. José Martí y Pérez (1853-1895), convencido de la necesidad e importancia de la educación en la formación del hombre escribió que: “Educar es depositar en cada hombre toda la obra que le ha antecedido; es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive; es ponerlo a nivel de su tiempo para que flote sobre él y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida”. (MARTÍ, 1975a p.281) A criterio del autor, la selección de la profesión es una tarea que nadie puede hacer por otro. La orientación significa ayuda y no imposición del punto de vista de una persona sobre otra. No es tomar decisiones por alguien, sino ayudarlo a resolver los problemas, a desarrollar sus puntos de vista y a responsabilizarse con sus propias decisiones. Su esencia es ayudar al sujeto a cono-cerse y mejorarse a sí mismo, en relación con el medio en que se desenvuelve, orientar significa ayuda, guiar al individuo para que movilice conscientemente sus posibilidades, enfrente sus limitaciones y decida el curso de su vida. La orientación profesional implica juicios y valoraciones propias de la profesión, con una fuerte carga afectiva (CASTRO, 1991). El sujeto es capaz de defender su elaboración sobre la base de su experien-cia, conocimientos, habilidades y valores adquiridos, que a criterio del autor, se puede alcanzar en la comunicación profesor – alumno en el proceso pedagógico durante el tránsito por la escuela. Es consideración del autor que entre motivos e intereses existe una estrecha relación y que el interés se manifiesta como un motivo especifico de la actividad cognoscitiva, constituyendo una orientación especifica de la personalidad. Este análisis es comprensible al conocer la correspon-dencia de la unidad de lo cognitivo y lo afectivo como principio planteado en párrafos anteriores. JORGE LUIS DEL PINO CALDERÓN (1998) refiere que existen tres tendencias que resumen la interpretación de la génesis del proceso de formación vocacional; estas son: •• La primera tendencia plantea que la vocación es innata, que se nace con ella y que no se puede cambiar. •• La segunda tendencia expresa que la vocación se crea o se puede dar directamente. •• La tercera tendencia tiene como argumentos que la vocación se puede construir, con-formar, activar de forma creadora a través de la subjetividad del sujeto, expresa que es cambiable, no es absoluta y están implícitas en ella diferentes alternativas.
  5. 5. Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 5 El autor se adscribe a la tercera tendencia. El citado autor expresó que: “a pesar de sus diferen-cias teóricas y metodológicas han centrado la problemática en los primeros 70 años del siglo XX, en dos aspectos fundamentales: la selección de la profesión y la motivación profesional como aspecto determinante en la calidad de la selección”. (MATOS, 2003: 13) A criterio del autor, para trabajar la motivación y orientación profesional se debe partir del diag-nóstico integral de cada alumno, de sus potencialidades y limitaciones, unido a las necesidades del territorio. Para apoyar este trabajo el Ministerio de Educación dictó la Resolución Ministerial 170/2000, según la cual las actividades de formación vocacional deben desarrollarse desde los círculos infantiles y las casitas de juegos hasta la enseñanza media general a través de: –– Juegos de roles. –– Círculos de interés científico-técnico. –– Exposiciones de círculos y sociedades científicas. –– Encuentros con trabajadores. –– Divulgación profesional. –– Visitas vocacionales. –– Forum de ciencia y técnica. –– Movimiento de pioneros creadores. –– Días de puertas abiertas. –– Palacios de pioneros. La Filosofía de la Educación aporta al trabajo de motivación y orientación profesional pedagó-gica una comprensión del hombre, de los ideales y valores éticos que defiende. Esto orienta los fines, objetivos y normas del trabajo vocacional, con métodos elaborados por y dentro del pro-ceso pedagógico, para que se vinculen lo más armónicamente posible lo individual y lo estatal, sobre la base de una concepción martiana y marxista -amparado y respaldado por el Decreto Ley 64, la RM 170/2000 y la RM 177/2007. El amor a la profesión y a su asignatura, el papel de guía y conductor desde un modelo ideal, democrático y participativo, es eslabón fundamental para el acercamiento del alumno, primero al maestro y después a su materia, siendo clave la participación activa del educando, en el pro-ceso de apropiación del conocimiento. José Martí al respecto escribió: “Y no hay mejor sistema de educación que aquel, que enseña al niño a aprender por sí solo”. (MARTÍ, 1975c: 243)
  6. 6. 6 Pedro Manuel Fonseca Lora El concepto de formación vocacional pedagógica está relativamente poco tratado en la literatura especializada. Maritza Álvarez Nogueras, lo define como:”Proceso en el desarrollo de la perso-nalidad del niño, el adolescente y el joven que lo orienta cognitiva y afectivamente hacia una carrera pedagógica”. (ÁLVAREZ, 2000: 10) Para la motivación y orientación profesional pedagógica, es indispensable fortalecer el modelo del profesor, como condición básica, ya que es una etapa clave en el desarrollo de intereses cognoscitivos, conocimientos y habilidades específicas, relacionadas con aquellas asignaturas o esfera de la actividad humana, en las cuales el sujeto muestra marcadas inclinaciones y posi-bilidades en el orden intelectual. (GONZÁLEZ, 1997) En primer término hay que tener presente que en la escuela es el maestro, es el profesor quien concreta los lineamientos trazados por el Partido, en la medida que sepa dar cumplimiento a los planes de estudio, indicaciones metodológicas y documentos normativos. En el discurso del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la graduación del Destacamento Pedagógico “Manuel Ascunce Doménech”, el 7 de julio de 1981, expresó las siguientes ideas: –– El educador debe ser, además, un activista de la política revolucionaria del Partido, un defensor de la ideología, de la moral, de las convicciones políticas de la Revolución Cubana. Debe ser, por tanto, un ejemplo de revolucionario, comenzando por el requi-sito de ser un buen profesor, un trabajador disciplinado, un profesional con espíritu de superación, un luchador incansable contra todo lo mal hecho y un abanderado de la exigencia. –– La ejemplaridad se demuestra en la puntualidad, disciplina, calidad de las clases, cum-plimiento de las normas, asistencia al trabajo productivo, en las relaciones con los alumnos y compañeros maestros, en su higiene personal y en la exigencia para consigo mismo y para con los demás. En la formación vocacional en general y en la formación vocacional pedagógica en específico, cada actividad que se realiza posee una relación particular con el desarrollo del estudiante, que incluso varía de acuerdo, no solo con los estadios por los que pasa su vida, sino con sus propias particularidades individuales y en el contexto social en el que se desarrolla. Por ser la clase la vía principal para la motivación y orientación profesional, la misma debe caracterizarse por: Ser el espacio sistemático y conscientemente planificado donde el estudiante se encuentra con la cultura general a través de las diferentes asignaturas. Otros factores que deben tomarse en cuenta para lograr una clase que oriente vocacionalmen-te hacia las carreras pedagógicas serían los siguientes: –– El modelo que el maestro proyecte en el aula debe ser feliz, eficiente, comunicativo y autorrealizado.
  7. 7. Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 7 –– La clase debe ser un culto a la enseñanza de la materia que se estudia. No solo debe destacar la significación de la ciencia y aplicaciones que contiene, sino también la ne-cesidad de enseñarlas. –– La clase no puede ser un hecho aislado, tiene que ser un eslabón dentro de un sistema. Es decir, el profesor debe precisar, desde el trabajo metodológico, todas las potenciali-dades del programa para la orientación profesional y las vías para desplegarlas en cada clase, garantizando desde el diagnóstico continuo de sus estudiantes la problematiza-ción de su relación con su profesión. –– La clase debe ser una expresión del compromiso del profesor con su época y con la pro-fesión pedagógica. Es decir, en el caso de Cuba, debe servir para demostrar la posición revolucionaria y patriótica del profesor y del estudiante. No olvidar que el magisterio cubano tiene una gran tradición de lucha en el país. El autor después de analizar el criterio de estudiosos del tema en la Pedagogía Cubana y en el ámbito universal, donde indistintamente se abordan los criterios de formación vacacional, orientación profesional, orientación profesional pedagógica, propone para su trabajo como síntesis el término “Motivación y orientación profesional pedagógica”. Para ello se basa en la relación de ayuda que se establece con el estudiante para facilitar el proceso de desarrollo de la identidad profesional con el magisterio, a través de diferentes técnicas y vías integradas al pro-ceso pedagógico. Motivación y orientación profesional Pedagógica significa ayudar al alumno a resolver sus problemas, a desarrollar sus puntos de vista y a responsabilizarse con sus propias decisiones. Su esencia es ayudar al estudiante a conocerse y mejorarse a sí mismo, en relación con el medio en que se desenvuelve; orientar y motivar significa guiar al estudiante a que co-nozca sus posibilidades, enfrente sus limitaciones y decida consagrar su vida a favor de la noble causa del magisterio cubano. Por otra parte es muy importante que los estudiantes conozcan las tradiciones de los pedago-gos cubanos desde José Agustín Caballeros y Rodríguez hasta el presente, pasando por Félix Varela y Morales, José de la Luz y Caballeros, José Martí y otros. El autor propone profundizar en los fundadores de la pedagogía cubana a través de diferentes sociedades científicas. El trabajo cuenta con variadas actividades para desde lo extraescolar fortalecer la orientación y motivación profesional pedagógica. CONCLUSIONES La motivación y orientación profesional hacia carreras pedagógicas, constituye una necesidad impostergable dentro del proceso de la Educación Cubana. El estudio de los fundamentos teó-ricos y metodológicos de la problemática abordada, unido a los resultados del diagnóstico del
  8. 8. 8 Pedro Manuel Fonseca Lora estado del campo de acción de la investigación, permitió determinar que para la solución del problema científico presentado debía concebirse un Sistema de Actividades que involucre a la escuela y a los factores de la sociedad. La literatura científica que aborda la motivación y orientación profesional hacia carreras peda-gógicas es abundante. No obstante, en el Municipio Yara se registran pocos estudios científicos realizados al efecto, por lo que se considera pertinente la investigación realizada con la finalidad de aplicar las concepciones teóricas existentes a un contexto específico. La concepción y apli-cación del Sistema de Actividades para favorecer la motivación y orientación profesional hacia carreras pedagógicas, propicia un acercamiento del investigador con la posible solución de un problema social tan importante como lo es la formación del personal docente. REFERENCIAS BIBLIOGRAFÍCAS Álvarez Nogueras, Maritza, 2000. “La Educación avanzada, una alternativa para la preparación de los gestores de formación vocacional pedagógica.” Tesis de Maestría. Biblioteca Vir-tual CUJAE, Ciudad Habana, p. 10. Castro Alegret, P. L, 1991. “El Sistema familiar en el proceso de la vocación de los hijos.” Tesis de doctorado. Biblioteca MINED, La Habana. p. 24. Castro Ruz, Fidel, 1981. “Discurso pronunciado en la graduación del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Doménech.” Empresa impresoras gráficas del MINED, julio 1981, p. 14 Castro Ruz, Fidel. 2003. “Discurso pronunciado en la clausura Pedagogía 2003, “Teatro Karl Marx, 7 de febrero del 2003. Periódico Granma Colectivo de autores, 1979. “Tercer Seminario Nacional a Dirigentes, Metodólogos e Inspecto-res de las Direcciones Provinciales y Municipales de Educación, primera parte.” MINED. Ciudad Habana. P 47, 50. Colectivo de autores, 1988. “Pedagogía” Editorial Pueblo y educación. Ciudad Habana. Colectivo de autores, 1999a. “Diagnóstico integral” Seminario Nacional para el personal docen-te. MINED. Ciudad Habana. Colectivo de autores, 1999b. “Dirección del aprendizaje y la dirección en valores.” Seminario Na-cional para el personal docente. MINED. Ciudad Habana. Colectivo de autores, 1999c. “Papel del maestro.” Seminario Nacional para el personal docente. MINED. Ciudad Habana.
  9. 9. Revista Congreso Universidad. Vol. I, No. 2, 2012. ISSN: 2306-918X 9 Colectivo de autores, 2001a. “El maestro, alma de la escuela cubana. Su labor educativa.” Semi-nario Nacional para Educadores. MINED. Ciudad Habana. Colectivo de autores, 2004a, “Profesionalidad y práctica pedagógica.” Editorial Pueblo y educa-ción. Ciudad Habana. Colectivo de autores, 2005a. “Bases de la investigación educativa y sistematización de la prácti-ca pedagógica.” Modulo I. Segunda Parte. Maestría en Ciencias de la Educación. MINED. Ciudad Habana Del Pino Calderón Jorge Luis, 1988. “Motivación y orientación profesional en el ámbito educati-vo.” Ciudad de La Habana, Facultad de Ciencias de la Educación. s/p Del Pino Calderón, Jorge Luis y Recarey Fernández, Silvia, 2005. “Diagnóstico individual y grupal. Orientación y prevención en el contexto escolar.” Modulo II Segunda Parte. Maestría en Ciencias de la Educación. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad Habana. Del Pino Calderón, Jorge Fluís, 2002. “Sistema de instrumentos para las potencialidades institu-cionales para la aplicación de las estrategias de Orientación Profesional Pedagógica.” Proyecto de investigación. Del Pino, J. L, 1998. “La Orientación Vocacional en las Carreras Pedagógicas.” La Habana. González Rey, F, 1983. “Motivación Profesional en adolescentes y Jóvenes.” Editorial Ciencias So-ciales, La Habana. González Rey, Fernando, 1985a. “Motivación profesional en adolescentes y jóvenes”. La Habana. Editorial Ciencias Sociales, p. 14. p. 17 Martí y Pérez, José, 1975a. “Obras Completas. Tomo 8” Editorial Ciencias Sociales, La Habana. p. 243, 281. Martí y Pérez, José, 1975b. “Obras Completas. Tomo 10” Editorial Ciencias Sociales, La Habana. p 224. Martí y Pérez, José, 1975c. “Obras Completas. Tomo 12” Editorial Ciencias Sociales, La Habana. p 348. Matos, Z, 2003. “La orientación profesional – vocacional. Un modelo pedagógico para su desa-rrollo en el preuniversitario del territorio guantanamero,” Tesis Doctoral, p 8, 13, 20.
  10. 10. 10 Pedro Manuel Fonseca Lora

×