EL HUNDIMIENTO DEL TITÁNIC CIEN AÑOS DESPUÉSComo todo el mundo sabe, en la madrugada del 15 de abril de 1912, a las 2:20, ...
Las actividades culminan con el viaje cultural de un amplio grupo de alumnos aBarcelona, donde se celebra este 14 de abril...
Artículo Rafa Titánic
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Artículo Rafa Titánic

226 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
226
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Artículo Rafa Titánic

  1. 1. EL HUNDIMIENTO DEL TITÁNIC CIEN AÑOS DESPUÉSComo todo el mundo sabe, en la madrugada del 15 de abril de 1912, a las 2:20, sehundía el Titanic en las frías aguas del Atlántico norte, cerca de Terranova. Fue eltrasatlántico más grande y lujoso hasta entonces conocido y del que se dijo que “ni Diospodría hundirlo”. Pero, con un impacto similar de vulnerabilidad al del 11-S en 2001, lamuerte de casi 1.500 personas sobrecogió entonces al mundo entero. En un siglo quetuvo millones de muertos en las dos grandes guerras; con numerosos exterminiosétnicos, religiosos o nacionalistas; desastres naturales de todo tipo o infinitas hambrunasen amplias zonas del planeta, el naufragio resultó premonitorio. El hundimiento delTitanic, prodigioso poema de Hans Magnus Ezenberger, lo dice ya en su Canto primero:“Eso fue sólo el principio./ El principio del fin/ es siempre discreto”.Cien años después, numerosos datos indican que la colisión pudo evitarse: parece serque no se le permitió al capitán reducir la velocidad de 23 nudos, excesiva para unazona con placas frías, agravada la noche sin luna por una niebla gélida que dificultaba lavisión. De haber dispuesto de algunos segundos más, la nave hubiera podido evitar lacolisión. Y con algunos menos el choque hubiese sido frontal. Asimismo, si el oficial almando no hubiera virado al tiempo que daba la orden de parar el barco, permitiendo asíque impactara de frente y no como lo hizo de costado, posiblemente no se hubiesehundido pues estaba diseñado para navegar con hasta cuatro compartimentos inundados.Y naufragó al inundarse el quinto. La investigación posterior decretó que la nave nohubiera colisionado con las máquinas avanzando a ralentí. Además, no se pidió socorrohasta 47 minutos después del choque. En fin, una cadena de errores e infortunios -elefecto Titanic- que llevaron al desastre.Pero hoy, un siglo después de aquel trágico hundimiento, y tras los inmensos naufragiosmencionados, como ha escrito Jacques Attali, “el Titanic somos nosotros, es nuestratriunfalista, autocomplaciente, ciega e hipócrita sociedad, despiadada con sus pobres,una sociedad en la que (…) todos suponemos que, oculto en algún recoveco del difusofuturo, nos aguarda un iceberg contra el que colisionaremos y que hará que noshundamos al son de un espectacular acompañamiento musical”. Por eso, estaconmemoración podría fijar un marco de reflexión en torno a un pasado no tan lejanoque quizás pueda arrojar alguna luz en unos tiempos –los actuales- no tan distintos nitan distantes a los de 1912. Aquel barco, y la película de James Cameron lo describe a laperfección, acabó simbolizando la arrogancia de un modelo socioeconómico lleno ya deprofundas contradicciones, entre ellas la flagrante desigualdad social que generaba yque tan bien retrata la película. O la hipócrita moralidad, tan clasista y llena deprejuicios, entonces imperante.Desde aquí arranca el enfoque didáctico que el IES Mosatil de Elda está desarrollandopara conmemorar este centenario. Así, dentro del marco del programa plurilingüe que seestá llevando a cabo en el Centro desde 2007, ha organizado diversas actividades desdelos cinco departamentos de lenguas: inglés, francés, valenciano, latín y castellano. En unproyecto con ánimo integrador con otras disciplinas científicas y humanísticas, se harecreado en el vestíbulo de entrada al instituto la famosa escalera del buque con algunospersonajes de cartón (el capitán y dos de sus viajeras) y una iluminación que la hacemás verosímil. Y también se ha confeccionado un calendario conmemorativo delhundimiento del barco con fotos de los alumnos.
  2. 2. Las actividades culminan con el viaje cultural de un amplio grupo de alumnos aBarcelona, donde se celebra este 14 de abril La noche del Titanic en el puerto de laciudad y donde acudirán después al Museo Marítimo a ver la exposición TITANIC,THE EXHIBITION entre otros actos programados. Un proyecto, en fin, que ha contadocon la colaboración desinteresada de varios comerciantes eldenses emblemáticos y de laAsociación de Padres del instituto.Quiso el destino que, en este año del centenario, también otro barco terminasenaufragando en las costas italianas. Pero qué diferencia entre la actitud de amboscapitanes: comparen si no la honrosa de Edward John Smith, al mando del Titanic yúltimo en morir, con la de Francesco Schettino, el tragicómico y hortera capitán delCosta Concordia, de los primeros en abandonar una nave con 20 pasajeros muertos. Tanincreíble como desolador. Más que héroes o villanos, deberíamos rescatar de nuestrofondo abisal, y poner en valor, esos ejemplos de dignidad y nobleza que tanto hancontribuido a humanizarnos. Hoy como ayer. Rafael Carcelén

×