XV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y
    el Conocimiento: “Redes sociales para el aprendizaje”

Tí...
XV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y
   el Conocimiento: “Redes sociales para el aprendizaje”




...
Como pez en el agua



Texto de la comunicación
1.- INTRODUCCION

      Aunque parezca más lejano en el
tiempo, al menos e...
Como pez en el agua



        En esta misma línea, otro aspecto que me ha llamado la atención es que en
el plazo de tan s...
Como pez en el agua



3.- “AGUA QUE NO HAS DE BEBER, DÉJALA CORRER”

       Y es que pese a todo ese “sonido”, a ese ruid...
Como pez en el agua



5.- “AGUA PASADA NO MUEVE MOLINO”

        Relacionado con ese peligro de infoxicación, puede darse...
Como pez en el agua



de subir a un sitio concreto (Fernández, 2009), y sin pecar de ingenuidad, dado
que en general se t...
Como pez en el agua



manera activa en las redes sociales, porque ¿cuántos no han oído hablar de
Tuenti? Ahora bien, ¿cuá...
Como pez en el agua



cada caso en concreto; también en la calle nos podemos encontrar en situaciones
semejantes.


11.- ...
Como pez en el agua



línea]            (fecha             de             consulta:            30/04/2010)
<http://aula21...
Como pez en el agua




Anexo: Enlaces reseñados




                                   11
1 http://twitter.com (servicio gratuito que permite a las personas dadas de alta enviar y
publicar mensajes de 140 caracte...
Como pez en el agua
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Como pez en el agua

1.338 visualizaciones

Publicado el

Comunicación presentada en el XV Congreso Internacional de Tecnología para la Educación y el Conocimiento

Publicado en: Viajes, Tecnología
3 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.338
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
3
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Como pez en el agua

  1. 1. XV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento: “Redes sociales para el aprendizaje” Título “Como pez en el agua” Autor Iñaki Murua H.A.B.E. (Helduen Alfabetatze eta Berreuskalduntzerako Erakundea – Instituto para la Alfabetización y Euskaldunización de Adultos). Gobierno Vasco. Índice XV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento: “Redes sociales para el aprendizaje”........................................................................1 1.- INTRODUCCION..............................................................................................3 2.- “ALGO TIENE EL AGUA CUANDO LA BENDICEN” ......................................3 3.- “AGUA QUE NO HAS DE BEBER, DÉJALA CORRER”..................................5 4.- “AGUA Y NIEVE EXCESIVA, NO DEJAN CRIATURA VIVA”..........................5 5.- “AGUA PASADA NO MUEVE MOLINO”..........................................................6 6.- “AGUA CORRIENTE NO MATA LA GENTE, AGUA SIN CORRER PUEDE SUCEDER”.............................................................................................................6 7- “NO BEBAS AGUA QUE NO VEAS…”.............................................................7 8.- “AGUA VERTIDA, NO TODA COGIDA”...........................................................7 9.- “AMOR DE NIÑO, AGUA EN EL CESTILLO”...................................................8 10.- “EL PEZ EN EL AGUA Y EL HERRERO EN LA FRAGUA”...........................8 11.- A MODO DE CONCLUSIÓN..........................................................................9 12.- REFERENCIAS ..............................................................................................9 Anexo: Enlaces reseñados..................................................................................12 Síntesis El objetivo de la presente comunicación es compartir algunas reflexiones que surgen de mi práctica cotidiana para ofrecer pistas y llegar a moverse “como pez en el agua” en los mares de las redes sociales. Dado que se habla que estamos en tiempos líquidos, y que una de las claves en los mismos a mi juicio viene dada por la prudencia y el sentido común, uno ambos aspectos a través del uso de distintos refranes relacionados con el agua. Descriptores y áreas de conocimiento − redes sociales 1
  2. 2. XV Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento: “Redes sociales para el aprendizaje” 2
  3. 3. Como pez en el agua Texto de la comunicación 1.- INTRODUCCION Aunque parezca más lejano en el tiempo, al menos es la impresión que tengo por los cambios percibidos, no han pasado más que dos años desde que presenté mi experiencia de nadador y navegante en los mares de Internet en el XIII Congreso Internacional de Tecnologías para la Educación y el Conocimiento, caracterizado como “la web 2.0”. Finalizaba cuestionándome qué me ofrecía la web 2.0, y apuntaba ya entonces a la riqueza de relaciones personales como una de las razones básicas (Murua, 2008) He continuado con singladuras y chapuzones, y, como no podía ser menos, me ha tocado moverme y sumergirme por ese mar de las redes sociales; incluso, he diseñado y participado en procesos formativos de personas adultas sobre las posibilidades que ofrece la Red. Al mismo tiempo, esta etapa coincide con el paso por la adolescencia de mis dos hijos, lo cual ha enriquecido mi visión personal. Así, una de las principales conclusiones a las que he llegado es que entre las claves principales que podemos utilizar a modo de salvavidas está el sentido común. Por ello, en la presente comunicación utilizaré un recurso relacionado con este sentido común que menciono y la sabiduría popular; me refiero a los refranes. En otras palabras, espero poder comunicar algunas ideas para que quien se sumerja ande “como pez en el agua”, en vez de que la experiencia “quede en agua de borrajas” o que la persona “cuando vaya a por agua no salga escaldada” ni llegue a sentir que “se ahoga” aunque sea en un vaso de agua. Y, de todos modos, como con relativa frecuencia nos encontramos con personas escépticas, cuando no contrarias, con respecto al uso de las redes sociales, siempre queda advertir aquello de “nunca digas de esta agua no beberé”. 2.- “ALGO TIENE EL AGUA CUANDO LA BENDICEN” Y es que aunque el cambio es rápido, incluso vertiginoso en ocasiones, en estos tiempos que se han caracterizado como líquidos (Bauman, 2006), parece que no hay dudas sobre la importancia que han tomado las redes sociales en cuanto a los usos que se hacen de Internet, tal y como podemos concluir de la lectura de Lenhart et al. (2010) por ejemplo. 3
  4. 4. Como pez en el agua En esta misma línea, otro aspecto que me ha llamado la atención es que en el plazo de tan solo dos años un informe como Forrester (Bernoff, 2010) haya incluido una nueva categoría de usuarios, llamados "conversadores" (“conversationalists” en la versión original), definidos como aquéllos que participan en Twitter1 o actualizan su perfil en las redes sociales. En este mismo informe, refiriéndose a España, se cifra en un 24% a los "participantes" ("joiners"), personas que tienen un perfil en una red social o visitan este tipo de sitios web. Si bien es cierto que el porcentaje citado está significativamente por debajo de los del resto de países estudiados, no deja de suponer que una de cada cuatro personas usuarias tiene elaborado de algún modo su perfil y entra en las citadas redes, porcentaje que además llega al 50% si nos referimos a la franja de edad entre 18 y 24 años. Por otra parte, atendiendo a los datos de la Segunda Oleada del Observatorio de Redes Sociales (The Cocktail Analisys, 2010) los datos crecen, puesto que elevan a un 55% el número de usuarios entre 16 y 45 años que accede a diario a una red social o comunidad on line; más aún, llega hasta el 80% si se amplia la frecuencia a semanal, siendo tan sólo un 7% quienes declaran no haber accedido en ninguna ocasión. De este modo, cabría considerar que se ha extendido una opinión del tipo "hay que estar" entre quienes ya no son tan jóvenes, o de vía de socialización, poco menos que imprescindible, entre los y las adolescentes en los países con cierto nivel de desarrollo; qué no decir de empresas, organismos y colectivos varios. Más aún, ese ruido y confusión aumenta en la medida que no siempre queda claro qué queremos decir con “redes sociales”. Y es que si entendemos con ese concepto que nos referimos a la integración de aplicaciones y servicios en un único sitio web, se complica el asunto; incluso en no pocos sitios web se van ampliando los servicios que inicialmente se ofrecían, y permiten seguir a otras personas dadas de alta, enviarles mensajes, formar grupos etc.; pienso, por citar algunos casos, en Box.net2 (almacenamiento de archivos), Flickr3 (fotografías y vídeos) o Slideshare4 (presentaciones en un principio, hoy admite archivos de más formatos) Twitter mismo es considerado como red por no pocas personas, aunque según indicaba uno de sus creadores, es un sistema de comunicación (Muñoz y Riveiro, 2009) No obstante, ese debate excede el objetivo que aquí me planteo. Para mi propósito basta señalar, que pese a las objeciones que pueden ponerse a algunos de los datos obtenidos (Merodio, 2010), una red social como Facebook 5, ocupa el segundo lugar en España, tras Google en cuanto a tráfico o cantidad de visitas y Tuenti6 figura en el undécimo, a tenor de la información aportada por la web Alexa7. En definitiva, que también podría haber comenzado este apartado con aquello de que “cuando el río suena, agua lleva”. 4
  5. 5. Como pez en el agua 3.- “AGUA QUE NO HAS DE BEBER, DÉJALA CORRER” Y es que pese a todo ese “sonido”, a ese ruido más bien, a esa sensación de tener presencia casi de modo obligado que citaba con anterioridad, considero que lo realmente importante es tener claros nuestros objetivos; en otras palabras, por qué y para qué estar en una red social. Vaya por delante que casi todos los propósitos me parecen respetables, siempre y cuando no se incurra en falsedad y engaño, por supuesto. Retomaremos esta última cuestión más adelante. Se puede señalar que no existe un solo tipo de red, pero no deja de ser cierto que nada ni nadie nos obligan, en principio, a participar en alguna. Es innegable la existencia de redes sociales de distintos tipos, más generalistas o más enfocadas a la actividad profesional o a un interés común, aquéllas que están vedadas a ciertas franjas de edad por estar consideradas como espacio de jóvenes u otras con un abanico de personas usuarias más amplio. Por lo tanto, reitero la idea de que convendría considerar lo que esperamos y pretendemos con nuestra participación. Es más, si no nos interesa participar, si no vemos claro el por qué, a mi juicio no merece la pena estar por estar o por mera moda… aunque nos incluyan en ese reducido grupo que nunca ha accedido a una red social. 4.- “AGUA Y NIEVE EXCESIVA, NO DEJAN CRIATURA VIVA” Una vez tomada la decisión de participar en una red social, sea del tipo que sea, como quiera que "quien en agua no se metió no se ahogó", conviene tomar algún tipo de “precaución” más. Uno de los peligros que a modo de tsunami pueden aparecer en estos mares es el de infoxicación, ese nuevo modo de intoxicación provocado por la falta de tiempo para digerir toda la información que recibimos, concepto acuñado por Alfons Cornella (Fumero, Roca y Saez; 2007:14) Debemos ser conscientes que con las interconexiones entre sitios web, aplicaciones diversas y la posibilidad de derivar los avisos de todo tipo a nuestro buzón de correo electrónico, el riesgo de desbordamiento es ciertamente considerable; podría llegar a convertirse en una tarea poco menos que titánica conseguir distinguir entre lo importante y lo accesorio. Coincido, por tanto, con Genís Roca (2009a) cuando señala que "las redes sociales han dado un peso excesivo al dato cuantitativo y han contribuido a generar una jerarquía absurda basada en el tamaño". Yo soy de los que abogo por la calidad más que la cantidad. No es casualidad que a modo de refrán moderno esté extendida esa frase de “eres más falso que un amigo en Facebook”, y no sé qué pueden aportar cientos y cientos de contactos… de personas con las que no tenemos en realidad contacto de ningún tipo. 5
  6. 6. Como pez en el agua 5.- “AGUA PASADA NO MUEVE MOLINO” Relacionado con ese peligro de infoxicación, puede darse el caso de que se produzca una falta de respuesta con respecto a quien ha contactado con otra persona en una determinada red a través de las distintas vías que se le ofrecen. Así, ese silencio, aunque solo sea una demora, provocar efectos no deseados, incluso contrarios a los propósitos que hayan llevado a formar parte de una red social. Bien sabemos, además, que a pesar de que este intervalo de tiempo considerado como prudencial dependa de la persona o el contexto, por lo general quien utiliza Internet espera que la respuesta sea rápida. Y una persona infoxicada corre el riesgo de no ser capaz de responder por falta de capacidad de escucha. 6.- “AGUA CORRIENTE NO MATA LA GENTE, AGUA SIN CORRER PUEDE SUCEDER” O al menos puede colaborar a matarla de aburrimiento; me refiero a perfiles o información sobre la persona usuaria sin completar, perfiles que se crean y se abandonan pero sin eliminarlos definitivamente…. Así que si, tras nuestras dudas, optamos por participar, mejor que “fluya” nuestra participación. En uno de los estudios que hemos citado (The Cocktail Analysis, 2010) se apunta que el 45% de las cuentas abiertas no se utilizan. No es que vea imprescindible estar permanentemente conectado y actualizado, al modo del sketch en el que un accidentado está preocupado por conseguir conectividad para actualizar su “estado” en las redes 8, pero sí tener un mínimo de actividad. En caso contrario, mejor dejarlo y cancelar esa cuenta, incluso si no es tan sencillo como darse de alta. 7- “NO BEBAS AGUA QUE NO VEAS…” "... ni firmes escrito que no leas". Si ya lo sé, y es que es una advertencia de la que rara vez hacemos caso cuando nos damos de alta en servicios web o navegamos en la Red en general; como siempre vamos justos de tiempo y este tipo de explicaciones con frecuencia nos resultan largas, cuando no farragosas, enseguida clicamos en la opción "aceptar". Un ejemplo claro y reciente: miles de compradores por Internet vendieron su alma a una empresa que así lo incluyó en una cláusula con motivo del día de los inocentes británico, tal y como informó la prensa9. Por ello no está de más recordar que hay que tener cuidado con los derechos y obligaciones que adquirimos, con el material que subimos o dejamos 6
  7. 7. Como pez en el agua de subir a un sitio concreto (Fernández, 2009), y sin pecar de ingenuidad, dado que en general se trata de empresas, con sus intereses, no de organizaciones sin ánimo de lucro. Podríamos extender la primera parte a la veracidad de los datos que se aportan. Así, convendría tener en cuenta a quienes admitimos dentro de nuestros contactos o amigos; incluso tener unos criterios previamente establecidos. En mi caso, soy de quienes tienen decidido aparecer en el ciberespacio tal y como son. No vamos a ocultar que existen posturas diversas al respecto, pero está claro que por lo que a mí respecta prefiero que los y las demás actúen con reciprocidad, de manera que suelo optar por relacionarme con quien sé quién es. Sin ir más lejos, si estamos en una red de personas, no encuentro muy lógico que una entidad se cree un perfil y pretenda interactuar como si de una persona física se tratase. Otro ejemplo lo dan casos de falsificaciones que, incluso, pueden llegar a ser detectadas por personas usuarias; uno de los casos más conocidos se ha referido a padres que han tratado de pasar como adolescentes en Tuenti tratando de comprobar lo que hacían sus vástagos en ese entorno. 8.- “AGUA VERTIDA, NO TODA COGIDA” Otro de los aspectos que no se pueden dejar de lado se refiere a la reputación en la red. O si se prefiere, a la construcción de la identidad digital, a lo que somos en la red, constituido por todo aquello que hacemos… o que no hacemos. Mi propuesta es que la construyamos, la gestionemos, decidiendo qué es lo que queremos enseñar de nosotros y nosotras. Siguiendo con lo que recoge Fernández en su wiki, “hay que analizar la baba del caracol que existe de nosotros en Internet, porque como dijo Richard Clarke, si se une toda la información no clasificada, muchas veces emergerá algo que debería estar clasificado”. Me parece que es preferible que esta gestión la hagamos nosotros, de manera personal, y no que la dejemos, de modo consciente o inconsciente, en manos y teclas de terceras personas. Incluso considero que puede servir como medida de protección ante supuestos casos de suplantación de identidad, fenómeno que, por desgracia, no es extraño en la Red. 9.- “AMOR DE NIÑO, AGUA EN EL CESTILLO” La popularización que vengo comentando ha supuesto no pocas controversias y discusiones; incluso temores, en no pocas ocasiones alentados, entre padres y madres sobre lo que supone que sus hijos e hijas participen de 7
  8. 8. Como pez en el agua manera activa en las redes sociales, porque ¿cuántos no han oído hablar de Tuenti? Ahora bien, ¿cuántos han llegado a entrar en ese espacio, en ese “algo” sobre lo que hace tiempo Francisco Muñoz (2008) escribió que “no tenemos cabida los de cuarenti”? Otro apunte al respecto de los distintos usos nos lo da Campanillas (2010) En este campo de las redes sociales percibo una conjunción de los entornos que describía Echeverría (1995), de lo virtual y lo presencial, de cómo el aprendizaje entre iguales hace que niños y niñas comiencen a usar las redes, incluso falsificando la edad en sus datos para poder acceder, a pesar del control que me consta se trata de ejercer, pero en un sentido lúdico sobre todo. Sin entrar a clasificar o etiquetar a las nuevas generaciones, que incluso aquello de “nativos digitales” de Prensky (Murua, op. cit.) parece que quedó obsoleto, sí pienso que conviene fijarse en que en los y las jóvenes falta, por lo general, de desarrollarse una madurez digital que lleve a un uso consciente y avanzado de las redes, no sólo lúdico, y que pueda evitar problemas, relacionados entre otros aspectos con su inocencia y su consistencia. Esta tarea, como en otros tantos campos de la vida, no compete solo a la escuela. 10.- “EL PEZ EN EL AGUA Y EL HERRERO EN LA FRAGUA” Estoy cada vez más convencido de que si mantenemos cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa, es posible que nademos y naveguemos de manera más cómoda. Fijémonos en los datos que aporta Roca (2009b) sobre sus actividades en las redes en noviembre de 2009: 1011 amigos en Facebook, 140 seguidores y 116 seguidos en Slideshare etc. Resulta claro que es difícil gestionar ese volumen de contactos, mensajes que conlleva el mismo... En mi opinión ser ordenado desde un principio ayuda, como clasificar los “contactos” en Facebook o los “seguidores” en Twitter sin esperar a que su número llegue a ser del todo inmanejable. También podemos recordar en este punto lo apuntado sobre las distintas redes, la adecuación de los objetivos a las características de cada una en concreto. Ello nos permitirá evitar problemas, como el de cierto organismo municipal que creó un perfil como persona y quien se encargó de ello puso en lo referente a estado algo así como “en busca de relación”. Relacionado con el punto anterior y con la identidad digital que citaba, nos encontraremos con que en ocasiones es difícil separar el ámbito profesional y el más privado en las redes. En esta línea, ya se ha venido planteando en foros educativos el tipo de relación a mantener con alumnos y ex-alumnos si somos personas usuarias de redes sociales generalistas. En todo caso, parece que una vez más, el sentido común nos puede ayudar a dar con la solución adecuada a 8
  9. 9. Como pez en el agua cada caso en concreto; también en la calle nos podemos encontrar en situaciones semejantes. 11.- A MODO DE CONCLUSIÓN Aunque quién sabe cuál será el futuro cauce de las aguas en lo que a las redes sociales afecta, antes de poder asegurar si volverán o no al mismo, es posible que nuestra tendencia a experimentar nos lleve a meternos en aguas más o menos procelosas, de modo que mientras tanto no estará de más tener a mano, como si de un flotador se tratase, ese recurso tan lógico y cercano como es el sentido común. Porque sin temores infundados pero con prudencia, como en el mar, será más factible disfrutar de la experiencia y las oportunidades que se nos ofrecen en la Red. 12.- REFERENCIAS BAUMAN, Z. (2007). Tiempos líquidos. Tusquets: Barcelona. BERNOFF, J. (2010). "Social Technographics: Conversationalists get onto the ladder" [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://blogs.forrester.com/groundswell/2010/01/conversationalists-get-onto-the- ladder.html> CAMPANILLAS, J. (2010). “Redes sociales y menores” Blog de Iurismática.com. [en línea] <http://www.iurismatica.com/blog/redes-sociales-y-menores> (fecha de consulta: 30/04/2010) ECHEVERRIA, J. (1995). Cosmopolitas domésticos. Anagrama: Barcelona. FERNANDEZ, L. (2009). “Hablando de redes sociales en el Correo de Andalucía” El blog de Loretahur. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://blog.loretahur.net/2009/09/hablando-de-redes-sociales-en-el-correo-de- andalucia.html> “Taller de redes sociales virtuales” El wiki de Loretahur. [en línea] (fecha de consulta: 28/04/2010) <http://loretahur.wikispaces.com/Redes+Sociales#toc13> FUMERO, A.; ROCA, G.; SAEZ, F. (2007) Web 2.0. Fundación Orange España. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://www.fundacionorange.es/areas/25_publicaciones/publi_253_11.asp> LENHART, A.; PURCELL, K. ; SMITH, A.; ZICKUHR, K. (2010). Social media and mobile internet use among teens and young adults. Pew Internet & American Life Project. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://www.pewinternet.org/Reports/2010/Social-Media-and-Young-Adults.aspx> MERODIO, I. (2010). “Vender las audiencias de Facebook” Soluciones Comunicativas. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://ikermerodio.wordpress.com/2010/02/05/vender-las-audiencias-de- facebook> MUÑOZ, F. (2008). “En Tuenti no tenemos cabida los de cuarenti” Aulablog 21. [en 9
  10. 10. Como pez en el agua línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://aula21.net/aulablog21/archives/2008/07/16/en-tuenti-no-tenemos-cabida- los-de-cuarenti> MUÑOZ, R.; RIVEIRO, A. (2009). “Twitter no es una red social sino una herramienta de comunicación” El País. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) < http://www.elpais.com/articulo/internet/Twitter/red/social/herramienta/comunicacion /elpeputec/20090325elpepunet_2/Tes > MURUA, I. (2008). “Reflexiones de un nadador y navegante en el mar 2.0” [DVD] ALONSO, C. y GALLEGO, D.J. (ed.) Ante la Web 2.0. Anaya-UNED. Nº registro 08/54748. ISBN: 978-84-691-4388-9. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://www.scribd.com/doc/3671677/Comunicacion-para-XIII-Congreso- InternacionalIMurua> ROCA, G. (2009a). "Ética y métrica en las redes sociales". Blog de Genís Roca [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://www.genisroca.com/2009/08/15/ etiqueta-etica-y-metrica-en-las-redes-sociales> (2009b). "No importa el tamaño sino el cariño". Blog de Genís Roca. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://www.genisroca.com/2009/11/01/no- importa-el-tamano-sino-el-carino> THE COCKTAIL ANALYSIS (2010). “Segunda oleada del Observatorio de Redes Sociales” Blog The Cocktail Analysis. [en línea] (fecha de consulta: 30/04/2010) <http://www.tcanalysis.com/2010/02/01/segunda-oleada-del-observatorio-de- redes-sociales> 10
  11. 11. Como pez en el agua Anexo: Enlaces reseñados 11
  12. 12. 1 http://twitter.com (servicio gratuito que permite a las personas dadas de alta enviar y publicar mensajes de 140 caracteres, mensajes que, en principio, pueden ser leídos en el perfil de la persona usuaria o en la de aquellas personas que han elegido la opción de recibirla) 2 http://www.box.net 3 http://www.flickr.com 4 http://www.slideshare.net 5 http://www.facebook.com 6 http://www.tuenti.com 7 http://www.alexa.com/topsites/countries/ES (fecha de consulta: 28/04/2010) 8 http://www.youtube.com/watch?v=ZTUJU0ypg6Y (fecha de consulta: 28/04/2010). Este es un vídeo del programa “Vaya Semanita”, de EITB-Radio Televisión Pública Vasca. 9 http://www.expansion.com/2010/04/21/empresas/tecnologia/1271843740.html (fecha de consulta: 30/04/2010) Noticia en la versión digital del diario Expansión.

×