Inventor Internet
Próxima SlideShare
Cargando en...5
×

¿Le gusta esto? Compártalo con su red

Compartir
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

reproducciones

reproducciones totales
10,479
En SlideShare
10,479
De insertados
0
Número de insertados
0

Acciones

Compartido
Descargas
11
Comentarios
0
Me gusta
0

Insertados 0

No embeds

Denunciar contenido

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Publicado en La Nación, 27 de enero de 2003 Pioneros Habla el inventor de Internet Leonard Kleinrock diseñó en 1961 la tecnología en la que se basa la Red . Por años sus ideas fueron ignoradas En 1969 lo llamaron para construir ARPAnet, la antecesora de Internet. Envió el primer mensaje desde su oficina Es cinturón negro en karate. Fue maratonista y le gusta andar en bicicleta. Tiene 68 años, está casado, tiene un hijo y tres hijas, y cinco nietos. Nació en una familia pobre de inmigrantes ucranianos. A los 6 años, después de ver el diagrama en una revista de historietas, armó su primera radio y encontró su pasión en la electrónica. Estudió en la escuela pública apelando a diversas becas y se recibió de ingeniero. Hasta aquí, una historia que no difiere de muchas en el mundo. Continúa cuando su protagonista obtiene el título de ingeniero electrónico y se va, en 1958, a cursar una maestría y luego un doctorado en el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Al elegir un tema para su tesis de doctorado desecha el de moda (detección y corrección de errores en una transmisión) por otro menos popular: el flujo de información en una red de comunicaciones. En 1961 publica su trabajo, que pasa inadvertido, pero que sienta las bases tecnológicas de un invento que revolucionará el mundo: Internet. En 1959, mientras buscaba un tema para su tesis doctoral, Leonard Kleinrock observó la gran cantidad de computadoras de última generación que había en el MIT. quot;Me di cuenta que era una pena que esas máquinas no pudieran hablar entre sí, porque era un desperdicio de capacidad - recuerda conversó telefónicamente con Mi PC desde su casa Estados Unidos-. Y sobre todo porque cuando computadora no la hacemos trabajar todo el pensamos, dudamos en qué escribir en el teclado o nos para buscar una taza de café, la máquina está sin hacer fue mi motivación para empezar a estudiar la entre redes de computadoras, que es totalmente diferente de se establece entre personas. -¿En qué se diferencian? -En ese entonces, la única red disponible era la de voz (la telefonía). Y en ese tipo de red cuando uno habla con otra persona, si para porque cambia de teléfono o hace una pausa al hablar, la línea sigue estando reservada para esa conversación, y se desperdicia el tiempo de conexión. Aproximadamente un tercio del tiempo es silencio, contando las pausas entre lo que cada uno dice, cuando piensa, duda, etcétera. Eso es aceptable para las personas, pero con transmisiones de datos para mí era muy claro que la mayor parte del tiempo no habría nada siendo transmitido, mientras la gente estaba tipeando algo o simplemente sentada frente al teclado pensando. Son transmisiones muy de golpe, muy cortas, y la mayor parte del tiempo la conexión está libre. Este esquema es terriblemente ineficiente para comunicaciones de datos, así que adopté la noción de lo que llamé recursos compartidos , también conocida como acceso por demanda: una computadora usa recursos sólo cuando los requiere. Y cuando no, otros pueden aprovechar esa conexión. Demostré que se podía ahorrar mucho tiempo de conexión de esta manera, sobre todo en redes muy grandes. La segunda idea era que ningún dispositivo estaría en control de toda la red, porque así es más fácil que ella crezca Paquetes de datos Esta es la estructura que tiene hoy Internet. Las conexiones entre las computadoras son compartidas, y la información puede viajar por cualquier camino, porque se rompe en paquetes de datos, para hacer más eficiente su transmisión. El término paquetes para denominar la fragmentación de los datos y su posterior rearmado en la computadora de destino es de 1966 y
  • 2. corresponde a Donald Davies, del National Physical Laboratory inglés, que desarrolló una idea igual a la de Kleinrock más o menos para la misma época, lo mismo que Paul Baran, de la corporación RAND. Los tres tuvieron la misma idea, pero no supieron de los otros hasta bien entrada la década del 60. Kleinrock fue el primero en publicar un trabajo sobre el tema, en 1961. Y aunque sus colegas lo encontraron sumamente útil (se convirtió en libro en 1964), en el resto de la comunidad científica fue ignorado. -¿Cómo se recibió su propuesta? -No le importó a nadie. Era un poco como predicar en el desierto. Le mostré mi trabajo a la gente de la telefónica AT&T y no me prestaron atención, porque claro, para ellos no había ganancia, porque todavía no parecía haber ninguna aplicación práctica. Pero mientras Kleinrock desarrollaba su teoría, una serie de sucesos paralelos preparaba el camino para el nacimiento de Internet. El 4 de octubre de 1957 la Unión Soviética puso en órbita al Sputnik, el primer satélite artificial. Los Estados Unidos, temiendo quedarse atrás en la carrera tecnológica, crearon la ARPA (agencia de proyectos de investigación avanzados, según sus siglas en inglés) un año más tarde. Allí llegó J. C. R. Licklider en 1962, para dirigir la agencia. Escribió varios trabajos en los que detallaba su idea de una red galáctica de computadoras, compartiendo recursos y con herramientas interactivas con sus usuarios. Entre otras cosas, Licklider (que falleció en 1990) predecía que hacia fines del siglo XX la mayor parte de la población estaría en línea. -¿Estaba al tanto de su trabajo? -No, y yo tampoco sabía que él estaba con esas ideas. Y lo mejor de todo es que ambos veníamos del MIT... Pero fue fundamental: por él, ARPA empezó a investigar en tecnología de computadoras. Cada vez que traían un investigador nuevo, le daban una computadora (que no eran como ahora, sino que eran carísimas, grandes como una heladera). Y cada máquina era muy especializada, en tal universidad tenían unas que hacían buenos gráficos, en otro lugar buenos simuladores... Entonces a Ivan Sutherland, de ARPA, se le ocurrió poner a todas las computadoras en red, para aprovechar los diferentes recursos de cada una. Necesitaban a alguien que dirigiera la puesta en red de las máquinas, y trajeron a Larry Roberts, que había sido compañero mío en el MIT y conocía mi trabajo. Así que me llamaron, y escribí las especificaciones para el primer nodo de Internet. Este nodo estaba en sus oficinas de la Universidad de Los Angeles, y fue el primero de los cuatro Interface Message Processor (IMP) que debía construir la empresa Bolt, Beranek and Newman, la misma donde Ray Tomlinson inventó el e-mail tres años después. El IMP estaba basado en una computadora Honeywell de 12 KB de memoria (más de 10.000 veces menos que una PC convencional de hoy) que había sido presentada a fines de 1968 en una exposición tecnológica. quot;Para demostrar lo robusta que era, tenían a un tipo pegándole con una masa -recuerda Kleinrock-. Yo creo que esa misma unidad fue la que nos enviaron a la Universidad para hacer el primer nodo de Internet.quot; El IMP fue conectado a otra computadora de la Universidad el 2 de septiembre de 1969, y un mes más tarde llegó el acceso al segundo nodo en el Stanford Research Institute, donde estaba Douglas Engelbart, el inventor del mouse. Internet acababa de nacer. El 29 de octubre llegó el primer mensaje de texto entre dos computadoras de la red, cuando el nodo de Kleinrock trató de conectarse al de Engelbart. Tenían que escribir la palabra login para acceder a la máquina en Stanford. Para confirmar que llegaba cada letra hablaban por teléfono con el operador de esa computadora. Escribieron la l y desde Stanford avisaron que la habían recibido. Luego enviaron la o , y todo andaba bien... hasta que emitieron la g y la red se cayó. Siempre hay una primera vez para todo. La red del futuro -¿Suponía entonces en qué se transformaría la ARPAnet? -No realmente. En septiembre de 1969 la UCLA emitió un comunicado por la primera transmisión de ARPAnet, y allí yo dije que la red tendría 5 componentes: sería ubicua, siempre conectada, disponible todo el tiempo, con acceso para cualquiera desde cualquier lado y cualquier dispositivo, y que sería invisible. Logramos los primeros tres, y sobre los otros dos todavía estamos trabajando.
  • 3. Pero nunca pensé que mi madre, que hoy tiene 96 años, estaría en Internet. No fue hasta 1972, con la difusión del e-mail, que me di cuenta de que había algo más, que ARPAnet podía servir para la gente, para la comunidad. Ahí comencé a pensar en su influencia. -¿Cómo vio su familia esa labor? -Es una pregunta muy interesante, porque ellos me vieron trabajar en mi cama, tarde a la noche, en esos primeros años, diseñando. Vieron cómo Internet cobraba vida en un dormitorio de su casa, y para ellos es una parte integral de sus vidas, igual que la mayoría de los chicos hoy no puede pensar un mundo sin Internet. -Les resulta natural. -Precisamente, y ése creo que es el fuerte de la Red. Si uno le pregunta a cualquiera hoy cuándo comenzó Internet, cuál fue el primer mensaje enviado, no tienen idea. Y lo peor, jamás se les ocurrió preguntárselo. Mucha gente sabe cuál fue el primer mensaje de teléfono, o lo que dijo el primer hombre en la Luna. Y la razón es que Internet evolucionó lentamente, vino desde atrás, no tuvo la atención de los medios desde el principio, no tuvo campañas de marketing, ninguna industria tratando de explotar su consumo. Creció como una cosa natural, algo gradual. -¿En qué está trabajando ahora? -Bueno, en 1991 comencé a trabajar en el área de la computación nómada, es decir, en la tecnología que apoya a los usuarios móviles de informática. En 1995 fundé Nomadix, una compañía que desarrolla hardware y software para esto. Ahora trabajo en espacios inteligentes, es decir, en hacer que nuestro medio ambiente tenga tecnología en todos lados. Entro a un cuarto y puedo hablarle, pedirle información sobre lo que sea y el cuarto me responde. Indica un libro en la biblioteca, o me da el dato, o me muestra un holograma. El hardware está en las paredes, en mi ropa, en mis anteojos, en mi auto y en todos lados por donde me mueva, usando nanotecnología y polvo inteligente, de tal manera que Internet está siempre disponible. Y tendrá una inteligencia que entienda lo que quiero. La mayor parte del tráfico no estará generada por humanos, sino por estos dispositivos embebidos intercambiando datos. -Sería una tecnología que, literalmente, nos cubre... Puede resultar chocante para muchos. -Sí. Sobre todo por la privacidad. Francamente, creo que la privacidad se perdió. No sé si es bueno o malo, pero es un hecho. La única manera en que se puede tener privacidad hoy es tirándose desnudo al mar. Y rezar que no haya un sonar detectándolo. Cada vez que uno usa el celular, o la tarjeta de crédito, muestra dónde está, y qué hace. No es nuevo: se ha ido perdiendo a lo largo de los últimos siglos. La diferencia es que ahora desapareció más rápido. Pero lo que podemos llegar a obtener como beneficio es fantástico. -Trabaja en este tema hace 40 años... ¿nunca pensó en retirarse? -Bueno, dentro del campo de las redes cambié un poco, voy cubriendo todos los puntos que aparecen. Y dejé de dar clases en la Universidad, aunque sigo supervisando estudiantes de doctorado. Pero no pensé en retirarme: quiero estar en la frontera, donde se pueden hacer cosas interesantes. Es la misma idea que tenía hace 40 años cuando me metí en esto. Por Ricardo Sametband Historia Nadie sabe quién acuñó el término Internet El término Internet tiene un origen difuso. Nadie sabe exactamente cuándo comenzó a usarse como sinónimo de la red de redes. Kleinrock lo considera una deformación de internetworking , que era como Bob Kahn, el desarrollador junto a Vinton Cerf del protocolo base de la Red, el TCP/IP, se refería a la unión de la ARPAnet (la red original) con otras redes de conexión satelital y radial (packet radio). Pero esto fue a principios de la década del 70. Ninguno de ellos conocía la existencia de la fábrica argentina de ropa interior Internet SRL, que patentó la marca en 1953. Cuando Kleinrock se enteró de esto, durante la conversación por teléfono que tuvo con el suplemento, sólo atinó a asombrarse y reír de buena gana, y exclamó: quot;Dios mío, no lo puedo creer...quot;