EL TRABAJO DEL PROFESOR UNIVERSITARIO EN EL CONTEXTO DELSIGLO XXI, EN LA UNIVERSIDAD DE PANAMALas transformaciones que est...
En medio de estos grandes avances, el mundo laboral educativo hacambiado su esquema, cada día se hace más complejo y explo...
ofrecer alternativas a la sociedad para enfrentar los retos de laglobalización que nos ha tocado vivir. Las instituciones ...
sociedad, porque es así como surgen las nuevas propuestas y métodosde estudio que constituyen verdaderos aportes a la soci...
corresponde conforme a las normas vigentes.( Art 214,acápite a), de losEstatutos vigentes ).Considero que un profesor real...
Lo más ideal sería que cada uno de los profesores de dedicación detiempo completo deba contar con oficinas para cumplir a ...
Cuando hablamos de calidad debemos pensar primero en la calidad deltrabajo que desarrolla el profesor universitario porque...
El profesor universitario debe actuar con responsabilidad ante lasociedad, porque su labor está más allá de lo económico, ...
Todo lo anterior nos lleva a reflexionar que es imprescindible que lasuniversidades promuevan incentivos a sus docentes co...
actualmente ha dado resultado, dado que la mayoría de los estudianteslo utilizan con el sentido académico y científico par...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El trabajo del profesor universitario en el contexto del siglo xxi, en la Universidad de Panama

235 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
235
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El trabajo del profesor universitario en el contexto del siglo xxi, en la Universidad de Panama

  1. 1. EL TRABAJO DEL PROFESOR UNIVERSITARIO EN EL CONTEXTO DELSIGLO XXI, EN LA UNIVERSIDAD DE PANAMALas transformaciones que está viviendo el mundo en materia económica,educativa, social, política y cultural, aunado a los grandes avances de laciencia, la tecnología y la información en estos tiempos ha producido unnuevo contexto socio histórico donde la sociedad humana cada día debeasumir los cambios y retos que le impone la sociedad de la informacióny el conocimiento.Todos estos cambios han impactado al sistema educativo universitarioen el mundo estableciendo una nueva concepción filosófica en losdocentes y en las instituciones de educación superior. Esta realidadconlleva al surgimiento de nuevos requerimientos y prácticas de gestiónpara el docente, para responder de forma eficiente y efectiva a loscambios que experimentamos hoy en día en este sector.El cambio en el concepto del rol de docente en el siglo XXI, tieneenormes implicaciones en el mundo moderno tanto a nivel global,regional y local la competitividad por el conocimiento ha producido lanecesidad de introducir un hombre nuevo con más competenciacognitivas, humanas con el objetivo de articularse de forma efectiva alos fenómenos que se producen en la sociedad del conocimiento.El mundo está experimentando cambios constantes, cambios queestamos presenciando día a día, estos diversos procesos sociales,políticos, tecnológicos y económicos, están produciendo en el mercadolaboral internacional, nacional y local con nuevas competenciaprofesionales, donde los nuevos docentes universitarios del siglo XXI,deben reunir una serie de características, habilidades y experienciaspara lograr un espacio oportuno en esta sociedad de la información, elconocimiento y del talento humano.
  2. 2. En medio de estos grandes avances, el mundo laboral educativo hacambiado su esquema, cada día se hace más complejo y explosivo,porque las demandas y los Estándares en la calidad educativauniversitaria necesitan contar con equipo de gestión en lo interno de suestructura de organización, ha profesionales proactivos, eficientes,creativos que acepten los cambios y los retos de las nuevas prácticas ylas exigencias del mercado laboral.A nuestra manera de ver el docente del siglo XXI, debe poseer unconjunto de competencias tales como: ética y valores, autodidacta,autocritico, comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, conocimientosde los Tics, Aprendizaje, motivación, visión sistemática, humanista,facilitador y no un dificultador del conocimiento, orientador hacia lastransformaciones, acompañante del estudiante a través de todo elproceso de enseñanza-aprendizaje.El profesor universitario, como se denominará según el articulo 166 delos estatutos Universitarios, Transformada por la Ley 24 del 2005, es unagente de cambio y para ello, debe conocer los nuevos modelos de lasociedad del siglo XXI, en ese proceso de cambio e innovación de losparadigmas que impone la globalización, la cual alcanza a la educacióncomo base fundamental para el progreso y desarrollo de las naciones.Todo ello exige del profesor más y mejores niveles cognitivos. Losvertiginosos cambios que se dan en todos los campos del saberrequieren que el profesor universitario esté en consonancia con losadelantos de la ciencia y la tecnología. Aunque es sabido que laresponsabilidad de la educación no es exclusiva del profesor, lo cierto esque ésta, en gran medida, recae en él.La ciencia y la investigación constituyen la base del compromiso de todoprofesor universitario que tiene una visión amplia de la necesidad de
  3. 3. ofrecer alternativas a la sociedad para enfrentar los retos de laglobalización que nos ha tocado vivir. Las instituciones universitariasdeben propugnar por dotarse de profesores comprometidos con lainvestigación como herramienta básica para la producción deconocimientos innovadores que coadyuven a profundizar los diversossaberes.Las universidades deben poner mayor empeño en mejorar los perfilesdel profesor que ingresa a las aulas a impartir conocimientos a nivelsuperior. Hay que reconocer que la Universidad de Panamá, haestablecido parámetros para seleccionar de manera científica a susprofesores a través del banco de datos y los concursos de cátedrasformales.( Art.179 de los Estatutos Universitarios ).El proceso de selección científica de los profesores garantiza, en ciertamedida, la calidad del docente universitario. Considero que laUniversidad de Panamá puede perfeccionar los perfiles del docenteuniversitario y las otras universidades hacer el intento de tomar elejemplo de la Universidad de Panamá, si realmente se pretendeenfrentar las exigencias de la nueva sociedad que requiere deprofesionales competentes, con creatividad, emprendedores con un altonivel de conocimiento en las nuevas herramientas tecnológicas de losdistintos campos del conocimientoSe reconoce que vivimos en el siglo del conocimiento y si esto es así,entonces el trabajo del docente cobra mayor vigor, porque su labor nodebe consistir únicamente en transmitir las informaciones contenidas enlos textos, pues el compromiso del profesor debe rebasar los límites delaula de clases, porque éste debe cumplir con la misión, los fines yobjetivos de la educación universitaria. Esto significa que el profesor,debe ser un investigador de su disciplina y los resultados de susindagaciones deben divulgarse no solo a los estudiantes, sino a la
  4. 4. sociedad, porque es así como surgen las nuevas propuestas y métodosde estudio que constituyen verdaderos aportes a la sociedad.El trabajo del profesor universitario sería más efectivo si este seproyecta con una actitud científica en el aula de clases. Es decir, que elprofesor debe considerar su espacio como un laboratorio, en el cual vaadquirir una serie de experiencias que contribuirán, desde luego, aproponer metodologías y técnicas innovadoras que ayuden a mejorar laenseñanza universitaria. Si el profesor se convierte en un meroexpositor de conocimientos sin pensar en su compromiso yresponsabilidad para con la sociedad, simplemente está faltando a esecompromiso con la nación de ser un verdadero agente de cambio, quepuede contribuir de manera eficaz a la formación de profesionales decalidad.En el caso de la Universidad de Panamá y otras institucionesuniversitarias estatales, el estatuto reconoce el concepto de libertad decátedra,( art. 36 de la Ley 24 del 2005. ), por lo que no debeconfundirse con libertinaje, por el contrario, este concepto marca elprincipio de la responsabilidad del docente de hacer de su clases unverdadero laboratorio que le permita practicar diversas técnicas yenfoques de los contenidos que se sugieren en los programas de lasdiversas asignaturas en las que imparte enseñanzas.Hay que plantearse si realmente las autoridades están conscientes deque para que el profesor se sienta comprometido con susresponsabilidades de docencia, investigación, extensión y servicios, lacarga horaria que se le impone semestralmente a un profesor de tiempocompleto, permite que el mismo pueda cumplir con su compromisocomo formador de profesionales. La verdad es que actualmente, no seconsidera la carga horaria para el cumplimiento del deber que le
  5. 5. corresponde conforme a las normas vigentes.( Art 214,acápite a), de losEstatutos vigentes ).Considero que un profesor realmente no puede cumplir con su misión,sino se contempla que tiene otras responsabilidades que van más allá delas horas de contacto directo con sus alumnos. Si las autoridadesquieren que la universidad esté inmersa dentro de los parámetros de lasociedad del siglo XXI, tiene la obligación de viabilizar a los profesores,en el horario, el tiempo necesario para que puedan incursionar en lainvestigación, actividades de extensión y servicio que a veces permitenla transferencia de conocimientos a empresas e instituciones del sectorprivado y oficial.Es innegable que el docente para poder cumplir con su labor, tiene quetener presente que uno de los compromisos insoslayable, lo constituyesu constante actualización, es decir, que el mejoramiento académicocontinuo debe ser una característica de todo profesor universitario,porque para cumplir con la responsabilidad de la formación de losfuturos profesionales se requiere que el docente se preocupe por esteimportante aspecto tan necesario en el nivel superior.( Art 205, de losEstatutos Universitarios ).Le corresponde a las universidades crear programas que incentiven a losprofesores para que se preocupen por la investigación y la publicaciónde los resultados de las mismas, ya que en el caso de la Universidad dePanamá, es sabido que existen muchas investigaciones inéditas que apesar de su incalculable valor, los profesores no las han podido publicary que las Universidades, como es el caso de la nuestra en cuestión,como institución de educación superior, no ha podido destinar los fondospara la publicación de esos aportes al conocimiento.
  6. 6. Lo más ideal sería que cada uno de los profesores de dedicación detiempo completo deba contar con oficinas para cumplir a cabalidad conlas responsabilidades que les confieren las normas y leyes vigentesconcernientes a las tareas y compromisos del profesor en losquehaceres universitarios. Así como la sociedad demanda del trabajo delprofesor universitario, es importante que las autoridades de alto niveltengan conciencia de que es necesario que se le dote de lasherramientas adecuadas para que su labor de compromiso con eldesarrollo cultural y académico de la nación sea efectivo en el entornosocial en el que se desenvuelve.Cada día se siente el clamor de los diversos sectores sociales,económicos, culturales, políticos, industriales, de producción, etc., quepropugnan por un mejor perfil de los egresados universitariosenmarcados en habilidades de competitividad, creatividad,emprendedores, en fin que coadyuven al desarrollo exitoso de loscampos laborales en los que se desenvuelven. Todo ello significa que lamisma sociedad exige del trabajo del profesor una constante renovacióndel conocimiento, porque se trata de un compromiso con la sociedad.El mismo profesor requiere de un perfil académico que esté enconsonancia con la sociedad del Siglo XXI. En consecuencia si se quiereque los egresados universitarios respondan a las necesidades de lanueva era, pues no hay dudas de que los primeros que tienen que estaren constante renovación del conocimiento son los profesoresuniversitarios. Ellos tienen la obligación de adoptar una actitud desuperación, de perfeccionamiento académico y profesional. El profesordebe ser un constante investigador y sobre todo aprovechar los distintoscongresos, y foros para divulgar sus conocimientos, productos de lasindagaciones realizadas en los diversos tópicos de su campo deespecialidad.
  7. 7. Cuando hablamos de calidad debemos pensar primero en la calidad deltrabajo que desarrolla el profesor universitario porque si analizamos conprofundidad es allí donde está la clave del asunto; porque el resultadofinal del egresado universitario depende de la calidad de la enseñanzaofrecida por el docente. Si las universidades cuentan con profesorescomprometido con su labor educativa superior, esto es dedicadosconsagradamente a su labor universitaria, con el uso racional del tiempoque le corresponde brindarle a la institución superior donde labora(investigación, docencia, extensión, servicios, administración), estamosmás cerca de garantizar profesionales de óptima calidad.En el contexto social de nuestras realidades, observamos con frecuenciaque las universidades, muchas veces, contratan profesores dededicación parcial que laboran en tres y hasta cuatro institucioneseducativas a la vez. Esto me lleva a las siguientes interrogantes: ¿Quétiempo le dedican estos profesores a la planificación de sus actividadesen el aula?; ¿En qué tiempo investigan para garantizar una labor deenseñanza efectiva?; ¿En qué momento atienden las dificultades yproblemas de los alumnos?; ¿El trabajo de estos profesores será eficazpara preparar el tipo de egresados que exige la sociedad del siglo XXI?;¿Cuál será el compromiso de estos profesores con la sociedad?Todas estas reflexiones constituyen las bases para replantearse, lanecesidad de buscar mecanismos que regulen las exigencias de lasinstituciones universitarias al momento de contratar profesores.Mientras existan docentes con una concepción mercantilista de laeducación, jamás podremos asegurar que el trabajo del profesoruniversitario esté acorde con las realidades de este siglo. Lo más seguroes que el rendimiento de estos profesores sea deficiente, lo cualconstituye una desventaja para el cumplimiento de la visión y misión decualquier institución de educación superior.
  8. 8. El profesor universitario debe actuar con responsabilidad ante lasociedad, porque su labor está más allá de lo económico, por cuanto quesu proyección es de carácter social, sin duda, un profesor universitarioes un servidor social, que tiene una de las responsabilidades más arduasy delicadas de todo contexto social, pues se trata de un formador deespecialista de una determinada área del conocimiento. Por ello, elprofesor debe constituirse en una autoridad académica; ser un expertoen la aplicación de las metodologías adecuadas para el desarrollo de sudisciplina, así como de la investigación científica. Debe estar actualizadocon relación a las innovaciones del campo en la que se desenvuelvecomo docente de la universidad.( Art 214, del los Estatutos Univ.).Por todo lo anterior insistimos en que las acciones del docente van másallá de los claustros universitarios, por cuanto que su compromiso essocial e institucional y debe cumplir con las normas legales vigentes quedefinen claramente sus funciones académicas, administrativas, deinvestigación y extensión. Si atendemos a este aspecto, se denotaclaramente que los profesores deben procurar cumplir con una serie deobligaciones que coadyuvan a fortalecer el compromiso social que tienencon la nación.Podemos observar que las políticas adoptadas por las universidades,como es el caso de la Universidad de Panamá, es la de exigir un mejorperfil del profesor que ingresa al ejercicio de la docencia universitaria.Ello conduce a que el educador , por una parte, procure una mejorformación profesional en su campo de especialidad y por la otra,contribuya de una manera más eficaz en la formación profesional, lainvestigación y actividades de extensión, dentro del contexto social coneficiencia y calidad con los más altos niveles de una verdaderaeducación universitaria.
  9. 9. Todo lo anterior nos lleva a reflexionar que es imprescindible que lasuniversidades promuevan incentivos a sus docentes como las becas,licencias con sueldo, sabáticas y demás oportunidades conducentes apromover la actualización, superación profesional, investigación yespecialización a nivel de postgrados de sus docentes. Con ello, sefortalece la labor docente del profesor universitario, porque se garantizaen cierta medida una mejor proyección y producción intelectual de esteprofesor de educación superior en las diversas asignaturas que seimparten dentro de una universidad.( Art 227, de los Estatutos ).El sistema de evaluación del desempeño docente constituye unaherramienta de medición del rendimiento del profesor universitariodentro del aula de clases, que si se administra de manera profesional,los resultados serían efectivos para garantizar el perfeccionamiento delprofesor universitario en aquellos aspectos donde se considera que tienedebilidades, no obstante, en la actualidad este instrumento sirve comouna herramienta que le permite al estudiante expresar sudisconformidad con el desempeño del profesor solo cuando losresultados de la evaluación personal de éste no es satisfactorio duranteel semestre; pero en cambio, cuando siente que el curso ha sidoaprobado sin dificultad alguna, la ponderación que le da al profesorevaluado es excelente, lo cual se convierte en un instrumento deevaluación subjetivo entre algunos estudiantes.( Art. 215, Acápite h, i,de los estatutos ).Me parece que la evaluación del docente universitario contribuye a queel profesor procure mejorar la calidad de su trabajo como docente deeducación superior, además conduce al mejoramiento profesionalcontinuo. Se trata de un instrumento de medición de la calidad deltrabajo del profesor que no se debe percibir como represalia delestudiante hacia le profesor. Considero que este instrumento
  10. 10. actualmente ha dado resultado, dado que la mayoría de los estudianteslo utilizan con el sentido académico y científico para el que se creo, apesar de que, como expresé con anterioridad, suele ocurrir entrealgunos estudiantes que no son objetivos.En conclusión el trabajo del profesor universitario debe ser decompromiso con la sociedad. Debe ser de entrega a la docencia, a lainvestigación científica, como herramientas básicas para generarconocimientos innovadores que contribuyan al desarrollo de las cienciasen las diversas disciplinas donde se desempeña el profesor.No cabe duda de que el profesor universitario del siglo XXI, tenga laobligación de someterse a los cambios que exige esta nueva sociedad enque vivimos; tiene que procurar cambiar la planificación, los enfoquesmetodológicos, actualizar los contenidos curriculares; adecuar su trabajoal perfil del egresado que se requiere en la sociedad.Para responder a los requerimientos de este siglo del conocimiento, encuanto a la formación de los egresados universitarios, es preciso que elprofesor esté consciente que él juega un papel protagónico dentro delcontexto social en que se desenvuelve, porque el éxito de la universidadcomo institución superior de educación, dependerá de la actitud positivadel profesor, es decir, los objetivos, la misión y visión de la universidadse concretará en la medida en que el docente asuma con plenaconvicción sus deberes y también derechos, los cuales se tipifican en lasnormas legales vigentes de las universidades.

×