PROGRAMA DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL PARA LA MEJORA DE LA
CALIDAD DE VIDA DE MUJERES CON CÁNCER DE MAMA




El cáncer sigu...
En el caso concreto del cáncer de mama los efectos sobre la calidad de vida de las
mujeres que lo padecen son bien conocid...
3. Berrino F, Sant M, Verdecchia A, Capocaccia R, Hakulinen T, Esteve J. Survival of

cancer patients in europe: The EUROC...
11. Pocino ML. La relevancia de la intervención psicosocial en pacientes con cáncer

de mama. Psicooncología. 2007;4(1):59...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Citas y Bbliografía Uniform

989 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
989
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Citas y Bbliografía Uniform

  1. 1. PROGRAMA DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL PARA LA MEJORA DE LA CALIDAD DE VIDA DE MUJERES CON CÁNCER DE MAMA El cáncer sigue representando uno de los principales problemas de salud pública en los países desarrollados que genera elevados costes, tanto sanitarios como de índole afectiva y social, y requiere de un abordaje multidisciplinar y coordinado. El cáncer de mama, tanto por su incidencia, como por los efectos que produce en la mujer, constituye un relevante problema de salud en la actualidad en nuestro medio, con una tasa estandarizada de incidencia de 67,06 casos/100.000 hab (1). Asimismo es la primera causa de muerte por neoplasia en mujeres de nuestra Comunidad Autónoma y el tumor más frecuente en las mismas (2). Pero, a pesar de constituir la primera causa de muertes en mujeres en Andalucía por neoplasias, actualmente se considera una enfermedad de carácter crónico, que se desarrolla en múltiples fases y durante un periodo prolongado. Según los últimos estudios de supervivencia disponibles (European Cancer Registry-based Study of Survival and Care of Cancer Patients, EUROCARE) que hacen referencia al período 1991-94, que si bien no son en este momento muy significativos no están aun disponibles otros fiables más actualizados, la supervivencia a 5 años presenta importantes variaciones entre los distintos cánceres, situándose en los extremos el cáncer de pulmón en los hombres (10%) y el de mama en las mujeres (74%) (3). Las previsiones actuales son que la supervivencia a los 5 años por patología tumoral se vea incrementada a un ritmo del 1% anual, y la mortalidad bruta por la misma causa descienda en igual porcentaje (4). Esta nueva situación que se está plateando en general en los pacientes oncológicos y en particular en las mujeres que sobreviven a un cáncer de mama, está propiciando el desarrollo de un nuevo modelo asistencial, fundamentalmente en EEUU, donde se empieza a hablar de una disciplina de medicina de la supervivencia, inspirada en una filosofía que Hortobagyi, presidente de la Asociación Americana de Oncología, resume en “que curar el cáncer es necesario, pero ya no es suficiente”. Ya son varios los grandes centros monográficos oncológicos (Cancer Center) que han constituido unidades específicas para atender a los supervivientes (5 o 10 años tras el tumor) y orientar a los que acaban de ser diagnosticados o han concluido la primera fase de diagnóstico y tratamiento, para mejorar su adaptación y reducir el impacto de la enfermedad en su calidad de vida.
  2. 2. En el caso concreto del cáncer de mama los efectos sobre la calidad de vida de las mujeres que lo padecen son bien conocidos y están descritos en múltiples estudios (4-8). Destacan las dificultades de afrontamiento, niveles elevados de ansiedad (estado y rasgo), estrés, aumento en la incidencia de depresión, trastornos en la relaciones de pareja, trastornos de la imagen corporal, dificultades de reincorporación a la vida laboral, trastornos del sueño etc. Todo esto se traduce en una disminución en la calidad de vida desde las primeras etapas, en el inicio de la terapia adyuvante, que se mantiene en el tiempo a los 6, 12, 18, 24 meses. En algunos estudios se mantiene esta disminución de la calidad de vida en etapas posteriores. La conjunción de todos estos factores, que como se indicó anteriormente motivan una disminución de la calidad de vida desde los primeros estadios del proceso, han motivado que se desarrollen diversas estrategias para intentar minimizar los efectos (9). En este sentido la mayoría de la literatura que se ha revisado (10-13)(6, 10) informa sobre los resultados de la prestación de apoyo psicosocial a mujeres que han padecido un cáncer de mama y todos ellos abogan por desarrollar programas para mejorar la información, el afrontamiento, la autoestima, la aceptación de la imagen corporal y facilitar el desarrollo de mecanismos de adaptación a la vida cotidiana y laboral. Así trabajando sobre estas áreas de manera específica se consigue disminuir los niveles de ansiedad rasgo y estado, se acerca la incidencia de depresión a la de la población estándar, se mejora el afrontamiento, disminuyen significativamente los trastornos del sueño y en definitiva se consigue mejorar la calidad de vida en mujeres con cáncer de mama (14, 15). Bibliografía 1. López-Abente G, Pollán M, Aragonés N, Gómez BP, Barrera VH, Lope V, et al. Situación del cáncer en España: Incidencia state of cancer in Spain: Incidence. An.Sist.Sanit.Navar. 2004;27(2):165-73. 2. Expósito Hernández J, et al. II Plan Integral de Oncología de Andalucía 2007-2012. Sevilla: Junta de Andalucía, Consejería de Salud. 2007.
  3. 3. 3. Berrino F, Sant M, Verdecchia A, Capocaccia R, Hakulinen T, Esteve J. Survival of cancer patients in europe: The EUROCARE study. International Agency for Research on Cancer Lyon; 1999. 4. Knobf MT. In: Psychosocial responses in breast cancer survivors. Seminars in oncology nursing; Elsevier; 2007. p. 71-83. 5. Adachi K, Ueno T, Fujioka T, Fujitomi Y, Ueo H. Psychosocial factors affecting the therapeutic decision-making and postoperative mood states in japanese breast cancer patients who underwent various types of surgery: Body image and sexuality. Jpn J Clin Oncol. 2007. 6. Palesh OG, Collie K, Batiuchok D, Tilston J, Koopman C, Perlis ML, et al. A longitudinal study of depression, pain, and stress as predictors of sleep disturbance among women with metastatic breast cancer. Biol Psychol. 2007;75(1):37-44. 7. Grabsch B, Clarke DM, Love A, McKenzie DP, Snyder RD, Bloch S, et al. Psychological morbidity and quality of life in women with advanced breast cancer: A cross-sectional survey. Palliative and Supportive Care. 2006;4(01):47-56. 8. Ganz P, Rowland J, Desmond K, Meyerowitz B, Wyatt G. Life after breast cancer: Understanding women's health-related quality of life and sexual functioning. Journal of Clinical Oncology. 1998;16(2):501. 9. Zabalegui Yarnoz A, Sánchez Quinto S, Sánchez Castillo P, Juando Prats C. Grupos de apoyo al paciente oncológico: Revisión sistemática. Enfermería Clínica. 2005;15(1):17-24. 10. Font A, Rodríguez E. Eficacia de la terapia de grupo en cáncer de mama: Variaciones en la calidad de vida. Psicooncología. 2004;1(1):67-85.
  4. 4. 11. Pocino ML. La relevancia de la intervención psicosocial en pacientes con cáncer de mama. Psicooncología. 2007;4(1):59-73. 12. Bellver A. Eficacia de la terapia grupal en la calidad de vida y el estado emocional en mujeres con cáncer de mama. Psicooncología. 2007;4(1):133-42. 13. Collie K, Kreshka MA, Ferrier S, Parsons R, Graddy K, Avram S, et al. Videoconferencing for delivery of breast cancer support groups to women living in rural communities: A pilot study. Psycho Oncology. 2007;16(8):778-82. 14. Edwards A, Hailey S, Maxwell M. Psychological interventions for women with metastatic breast cancer. Cochrane Database Syst Rev. 2004;2. 15. Gotay CC, Moinpour CM, Unger JM, Jiang CS, Coleman D, Martino S, et al. Impact of a peer-delivered telephone intervention for women experiencing a breast cancer recurrence. Journal of Clinical Oncology. 2007;25(15):2093.

×