Fieles Difuntos
2 de noviembre – ciclo A
Que no tiemble vuestro
corazón, creed en Dios y
creed también en mí. En
casa de mi padre hay
muchas estancias, y me
voy a ...
La festividad de los Fieles Difuntos nos invita a rezar
por los seres queridos que nos han precedido. Es
una continuación ...
Tras la muerte, los
difuntos transitan por un
camino hacia la luz, que
los conducirá hasta Dios.
Se hallan en ese paso
int...
La muerte es una situación vital que a todos, creyentes y no
creyentes, nos interpela profundamente. Ante ella nos
sentimo...
¿Qué hay detrás de la muerte, ese fino velo que separa
la vida terrena del más allá? Ante este misterio, nos
sentimos sobr...
Los cristianos encontramos la respuesta en Jesús:
en la resurrección del cuerpo y del alma.
Para nosotros, la muerte es un...
No debería preocuparnos tanto la muerte, porque ya
sabemos el final que nos regala Dios. Lo que ha de
preocuparnos es cómo...
Hemos de temer lo que nos
engaña y nos hace infelices,
lo que provoca una vida
llena de enfrentamientos y
conflictos de co...
La victoria de Cristo es la
gran respuesta al
interrogante sobre la
muerte. Cristo quiere
salvarnos a todos: nos
quiere da...
El deseo de Jesús es que no seamos cobardes: tengamos
fe en él y en Dios Padre, porque en casa de su Padre hay
muchas mora...
Jesús nos prepara una estancia: ya ocupamos un lugar
en su corazón. San Pablo añade que la resurrección del
cuerpo de Cris...
Textos: Joaquín Iglesias Aranda
http://homilias.blogspot.com
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Fielesdifuntos

125 visualizaciones

Publicado el

Diapositivas que nos ayudarán a reflexionar sobre el sentido de la muerte

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
125
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Fielesdifuntos

  1. 1. Fieles Difuntos 2 de noviembre – ciclo A
  2. 2. Que no tiemble vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí. En casa de mi padre hay muchas estancias, y me voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que adonde estoy yo estéis también vosotros. Juan 14, 1-6.
  3. 3. La festividad de los Fieles Difuntos nos invita a rezar por los seres queridos que nos han precedido. Es una continuación de la fiesta de Todos los Santos, los que ya disfrutan del abrazo eterno de Dios y han entrado en la intimidad más genuina con él, en su mismo corazón.
  4. 4. Tras la muerte, los difuntos transitan por un camino hacia la luz, que los conducirá hasta Dios. Se hallan en ese paso intermedio, en el que poco a poco se van adaptando a la luz potentísima de Dios, fuego ardiente de amor. Nuestras misas y oraciones los acompañan en este proceso.
  5. 5. La muerte es una situación vital que a todos, creyentes y no creyentes, nos interpela profundamente. Ante ella nos sentimos desconcertados e inseguros. Nos inquieta el dejar de existir. Nos asalta la cuestión fundamental: ¿qué sentido tiene nuestra existencia mortal?
  6. 6. ¿Qué hay detrás de la muerte, ese fino velo que separa la vida terrena del más allá? Ante este misterio, nos sentimos sobrecogidos e indefensos. Ni siquiera la ciencia puede aportar respuestas definitivas ante ella. Pero los cristianos encontramos una respuesta…
  7. 7. Los cristianos encontramos la respuesta en Jesús: en la resurrección del cuerpo y del alma. Para nosotros, la muerte es un paso necesario para un encuentro en el más allá, el abrazo de Dios con su criatura. Porque Dios nos ama tanto que nos ha regalado una vida eterna para disfrutar de su presencia sin fin.
  8. 8. No debería preocuparnos tanto la muerte, porque ya sabemos el final que nos regala Dios. Lo que ha de preocuparnos es cómo vivir la vida. No hay que temer la muerte, sino vivir una vida equivocada, al margen de los demás, hinchada de soberbia y vacía por dentro, sin sentido, apagada y sin amor.
  9. 9. Hemos de temer lo que nos engaña y nos hace infelices, lo que provoca una vida llena de enfrentamientos y conflictos de convivencia. Con la perspectiva de la eternidad, nuestras relaciones cambiarían radicalmente. Nuestra vida puede volverse mucho más serena y fructífera. Tenemos un tiempo limitado para hacer el bien, sin temor y sin dudar.
  10. 10. La victoria de Cristo es la gran respuesta al interrogante sobre la muerte. Cristo quiere salvarnos a todos: nos quiere dar a todos vida eterna: «He venido para que tengáis vida, y vida en abundancia». El camino más seguro para afrontar la muerte en paz es pasar la vida haciendo el bien, entregándonos por amor a los demás.
  11. 11. El deseo de Jesús es que no seamos cobardes: tengamos fe en él y en Dios Padre, porque en casa de su Padre hay muchas moradas, y él nos hará un lugar. Solo es necesario nuestro sí para preparar el encuentro definitivo, el abrazo eterno con Dios.
  12. 12. Jesús nos prepara una estancia: ya ocupamos un lugar en su corazón. San Pablo añade que la resurrección del cuerpo de Cristo es promesa de la resurrección de nuestro cuerpo mortal. Esta es la dicha del cristiano: viviremos para siempre en el gozo del Padre.
  13. 13. Textos: Joaquín Iglesias Aranda http://homilias.blogspot.com

×