Documento descargado de http://www.elsevier.es el 03/03/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este d...
Documento descargado de http://www.elsevier.es el 03/03/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este d...
Documento descargado de http://www.elsevier.es el 03/03/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este d...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La rotacion rural en la asignatura de Medicina de Familia. Revista FMC. 2011

440 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
440
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La rotacion rural en la asignatura de Medicina de Familia. Revista FMC. 2011

  1. 1. Documento descargado de http://www.elsevier.es el 03/03/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. Editorial La rotación rural en la asignatura de medicina de familia Jaume Banqué Vidiellaa y Rafael Alonso Rocab aMedico de Familia. Institut Català de la Salut. CAP Xerta. ABS Tortosa Oest. Gerència Terres de l´Ebre. Tarragona. España. Coordinador del Grupo de Trabajo en Medicina Rural de semFYC y Camfic. Barcelona. España. Miembro del Comité Ejecutivo de European Rural and Isolated Practitioners Association (Euripa). bMedico de Familia. Consultorio de Torrejón de la Calzada. EAP Griñón. Área 10 Madrid. Madrid. España. Miembro del Grupo de Trabajo en Medicina Rural de semFYC. Barcelona. España. D os de las novedades más importantes que trajo consigo la publicación en el año 2005 del nuevo programa for­ mativo para la obtención del titulo de especialista en Medici­ na Familiar y Comunitaria en nuestro país fueron la amplia­ ción en la duración del período de aprendizaje para los futuros médicos de atención primaria de tres a cuatro años, y la inclusión por primera vez en el programa de la especiali­ dad de un período de rotación obligatorio en el medio rural de tres meses de duración, a realizar preferentemente duran­ te el segundo año de residencia1. En estos cinco años, la rotación rural se ha implantado progresivamente a lo largo de toda la geografía española: en un estudio aún no publicado del Grupo de Trabajo en Medi­ cina Rural de semFYC, en 2010 aproximadamente el 80% de las unidades docentes habían organizado la rotación obli­ gatoria de entre uno y tres meses de duración. La implantación de esta rotación rural en el posgrado ha ido pareja en el tiempo con la incorporación, esperemos de­ finitiva, de la medicina de familia a la universidad española. Sin embargo, el desarrollo de esta incorporación ha sido muy heterogéneo y desigual: sólo tres facultades la tienen como asignatura obligatoria y siete como asignatura optati­ va, aunque en 25 de las 27 facultades hay algún tipo de ac­ tividad docente relacionada con la misma2. Al contrario que en la mayoría de países occidentales3, la presencia de la medicina de familia en la universidad ha sido escasa aunque se reglamentó en 19904 en base a centros de salud acreditados por cada universidad, y a pesar de la dis­ ponibilidad de los entornos de aprendizaje y conocimiento de las unidades docentes de medicina de familia y comunita­ ria. La estructura endogámica de la universidad española y su resistencia al cambio supuso un escollo difícil de superar. En estas circunstancias, la medicina rural está muy lejos de representar una oportunidad de aprendizaje para los futuros médicos; no obstante, algunas de estas facultades estaban llevando en cierto modo prácticas rurales desde hacía ya al­ gunos años5, aprovechando en ocasiones las estancias vaca­ cionales de los alumnos para realizar una rotación voluntaria por la que se obtenía un determinado numero de créditos, no estando clarificados ni el reconocimiento oportuno al médi­ co rural ni los objetivos docentes a conseguir. Cabe señalar que en estas rotaciones, el alumno destaca aspectos como las relaciones humanas y empáticas, la confidencialidad, el tra­ bajo en equipo, etc., aspectos poco desarrollados en el currículum de pregrado6. La adaptación al denominado Espacio Europeo de Educa­ ción Superior o Declaración de Bolonia está dando lugar a cambios profundos tanto curriculares como de aprendizaje en todas las partes implicadas en la obtención de los estudios de grado de Medicina2, lo que supone una oportunidad, tra­ ducida en la publicación en 2008 de la Orden ECI/332/2008, en la que se incluye como competencia obligatoria en todos los planes de estudio a la medicina de familia, incluyendo un rotatorio de unos dos meses por los centros de salud. Como resultado de todos estos procesos, la realización por parte de los estudiantes de medicina de rotaciones regla­ das en atención primaria reconocidas en el currículo y dentro de la asignatura de medicina de familia, está siendo progre­ sivamente implantada en la mayoría de universidades espa­ ñolas. La medicina rural en España siempre ha tenido una gran tradición, debido en gran manera a que hasta hace unos po­ cos años la distribución de la población a lo largo de la pe­ nínsula era mayoritariamente rural y como consecuencia de ello un gran número de médicos de cabecera trabajaban en este medio. Mucho han cambiado las cosas desde entonces, FMC. 2011;18(2):51-3   51 01 EDITORIAL 3977(51-53).indd 51 14/2/11 07:53:57
  2. 2. Documento descargado de http://www.elsevier.es el 03/03/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. Banqué Vidiella J y Alonso Roca R. La rotación rural en la asignatura de medicina de familia tanto en la distribución de esta población como en la estruc­ turación de los servicios del sistema sanitario nacional y en el nivel de formación de los médicos de cabecera, ahora de­ nominados especialistas en Medicina Familiar y Comuni­ taria. A pesar de todos estos cambios, el médico de familia rural y con él, la práctica de la medicina en el medio rural, ha con­ tinuado manteniendo especificidades cualitativas y estructu­ rales que la hacen diferente7: presencia clara del médico en la comunidad en forma de referente local, alto grado de res­ puesta del profesional mediatizada por el entorno, atención a todos los componentes de una misma familia (incluyendo ni­ ños), necesidad de habilidades profesionales específicas y de organización para el manejo de las urgencias y emergencias, trabajo en muchas ocasiones en solitario sin soporte comple­ to de enfermería ni administrativo y con un alto grado de in­ certidumbre, desplazamientos habituales entre centros dentro de la jornada laboral, dificultades para la asistencia a las ac­ tividades de formación continuada presencial y reuniones de equipo, etc.8, son algunas de estas especificidades que, junto con otras muchas, hace que consideremos el trabajo que rea­ liza actualmente el médico rural, un buen modelo de apren­ dizaje y conocimiento para los futuros profesionales de la salud, sean médicos de familia o no, al contener la mayoría de características básicas y fundamentales de la especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria y la Atención Primaria para la Salud. Hemos de resaltar también que estas estancias formativas en el medio rural, a llevar a cabo tanto durante el período de pregrado como en el de posgrado por parte de los futuros médicos de familia, representan para la medicina rural y para los médicos rurales en sí, un merecido reconocimiento a los esfuerzos realizados durante tantos años, algunos de ellos en horario de 24 horas al día, al servicio de la administración y de las pequeñas comunidades. Refiriéndonos específicamente a la organización y promo­ ción de esta rotación dentro la asignatura de medicina de fa­ milia y teniendo en cuenta diferentes experiencias previas, no nos tiene que extrañar que en sus primeros pasos surjan interrogantes e incertidumbres, algunas de las cuales vamos a comentar a continuación: ¿Cuáles serían los objetivos y la duración que debería de tener esta rotación para estudiantes? Aparte de los propios de la asignatura de medicina de fami­ lia, de donde procederán los participantes, dos de los princi­ pales objetivos serían: promover una visión positiva de la práctica de la medicina en el medio rural y conocer la idio­ sincrasia propia del trabajo del médico de familia en ese en­ torno. Sea cual sea el perfil profesional que elija el estudian­ te, cuando trabaje en el futuro con enfermos procedentes de las zonas rurales, debe tener un cierto grado de conocimiento sobre su realidad para influir de una manera positiva en la forma de tratarlo9. Para conseguir todo ello creemos que la duración mínima de este período de rotación debería ser de al menos 4 semanas. ¿Qué actividades realizarían los estudiantes de la asignatura de medicina de familia durante esas semanas de rotación? Las máximas actividades posibles que se puedan llevar a ca­ bo en el centro o zona rural de salud donde realicen la rota­ ción. Los documentos desarrollados por los grupos de traba­ jo en medicina rural de las sociedades científicas pueden ser de gran ayuda en este apartado10. ¿Dónde tendrían lugar estas prácticas? En la actualidad, existe un importante número de centros do­ centes rurales donde trabajan médicos de familia reconoci­ dos y acreditados por las unidades docentes para la reali­ zación de la rotación rural dentro del programa de la especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria, que pue­ den servir como punto de partida para la instauración de esta rotación para estudiantes dentro de la asignatura de Medici­ na de Familia. Factores como la proximidad al domicilio o las raíces fa­ miliares del propio alumno podrían tenerse en cuenta si se cumplen unos mínimos requisitos de calidad docente. ¿Qué otros problemas habremos de afrontar tanto al inicio como a lo largo del desarrollo de la rotación? Algunas de las dificultades a superar pueden ser: vencer las resistencias que presente un pequeño numero de estudiantes y de responsables docentes debido a su visión sesgada sobre la medicina rural y el trabajo del médico de familia en ese entorno9, el problema de los costes de transporte y manuten­ ción que van a tener que soportar los estudiantes para reali­ zar estas prácticas, el reconocimiento y gratificación a los docentes, la necesidad de una monitorización periódica de la calidad de la rotación y satisfacción de los docentes y alumnos. 52   FMC. 2011;18(2):51-3 01 EDITORIAL 3977(51-53).indd 52 14/2/11 07:53:57
  3. 3. Documento descargado de http://www.elsevier.es el 03/03/2011. Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. Banqué Vidiella J y Alonso Roca R. La rotación rural en la asignatura de medicina de familia Se deduce de todo lo expuesto, que la implantación de este período formativo no es una tarea fácil ni exenta de dificulta­ des, aunque creemos que las ventajas superan en gran manera las dificultades a resolver, por lo que podemos concluir afir­ mando que la realización de un período de rotación rural por parte de los estudiantes de grado de Medicina y dentro de la asignatura de medicina de familia, además de un reconoci­ miento al trabajo diario del médico de familia rural, represen­ ta para las universidades españolas un nuevo reto que afrontar con el objetivo de mejorar el conocimiento y el aprendizaje de los futuros profesionales de la salud en nuestro país. La experiencia adquirida durante la implantación de la rotación rural para residentes en Medicina de Familia y Comunitaria que ha tenido lugar en las unidades docentes españolas du­ rante estos últimos años, puede tener un papel clave para la consolidación de este nuevo período formativo. Bibliografía 1. Boletín Oficial del Estado. Programa de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria. [Consultado Julio 2010]. Disponible en: http:// www.boe.es/boe/dias/2005/05/03/pdfs/A15182-15225.pdf 2. Bonal P. Medicina de Familia y Espacio Europeo de Educación Supe­ rior. Aten Primaria. 2010;42:5-6. 3. Spann SJ. Importancia y función del Departamento de Medicina de Fa­ milia en la Facultad de Medicina: una perspectiva internacional. Aten Primaria. 2009;41:235-7. 4. Gosalves V, Navarro J. II Conferencia de Medicina de Familia y Uni­ versidad. Aten Primaria. 2008;40:541-2. 5. Blog del Grupo Rural semFYC. Florence: Jaume Banque. 2006 Agosto. [Consultado Julio 2010]. Disponible en: http://gruporuralsemfyc.wor­ dpress.com/participacion-en-diferentes-eventos 6. Vázquez A, Alonso R. Docencia en el medio rural, ¿hay algo que apor­ tar al residente? Revista Clínica Electrónica en Atención Primaria (http://www.rceap.es) 2007;14: monográfico de Medicina Rural. [Con­ sultado Julio 2010]. Disponible en: http://www.fbjoseplaporte.org/ rceap/articulo2.php?idnum=14&art=03 7. Alonso R, Bertral C, García L, Fajardo A, Martín-Carrillo P, Medina D, et al. (Grupo de Trabajo de Medicina Rural de la semFYC). El medio rural: una visión mirando al futuro (I y II). Aten Primaria. 2000;26:12030, 187-293. 8. Arroyo MP, Gracia R. La comunicación en el medio rural… una entre­ vista ampliada. Revista Clínica Electrónica en Atención Primaria (http://www.rceap.es) 2007;14: monográfico de Medicina Rural. [Con­ sultado Julio 2010]. Disponible en: http://www.fbjoseplaporte.org/ rceap/articulo2.php?idnum=14&art=01 9. Couper ID. Rural hospital focus: students. Rural and Remote Health 3. (http://www.rrh.org.au/home/defaultnew.asp) 2003;204. [Consultado Julio 2010]. Disponible en: http://www.rrh.org.au/publishedarticles/ article_print_204.pdf 10. Documentos Camfic en castellano. Guión para la rotación rural en Cataluña. [Consultado Julio 2010]. Disponible en: http://www.camfic. cat/CAMFiC/Seccions/DocumentsCAMFiC/Arxius/Documents_Cast. aspx FMC. 2011;18(2):51-3   53 01 EDITORIAL 3977(51-53).indd 53 14/2/11 07:53:57

×