EL SUPERVISOREs un país muy lejano existía un poblado muy humilde, la gente de ese lugar era muytrabajadora y muy unida. E...
yo hago lo que se me venga en gana y si atreven a comentar algo de esto yo mismo los voya despedir, ¡así que a trabajar in...
aumento de suelto y le dijo que si le ofrecía algo más que se lo dijera, entonces Pedro searmo de valor y sintiendo confia...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cuento el-supervisor creado por joan joseph.

610 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
610
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cuento el-supervisor creado por joan joseph.

  1. 1. EL SUPERVISOREs un país muy lejano existía un poblado muy humilde, la gente de ese lugar era muytrabajadora y muy unida. En ese poblado existía una empresa ensambladora de zapatos y lamayoría de la gente trabajaba en ese lugar, ya que la capital de ciudad quedaba muy lejospara ir a buscar trabajo.En la empresa la relación de trabajo era muy armoniosa, se tenía mucha confianza con lostrabajadores, todos se llevaban bien y por eso en la empresa existía una buena relación detrabajo y una excelente producción. Pero un día el supervisor de los trabajadores tuvo queirse a la capital a trabajar en otra fabrica ensambladora de zapatos y lo suplió otra persona.Este nuevo supervisor tenía un pésimo carácter, se dirigía de forma grosera a lostrabajadores y en algunos cosas los humillaba en frente a los demás.El día llego y los trabajadores iban a conocer a su nuevo supervisor cuando todos fueron adarle la bienvenida y se iban acercar él, y la sorpresa que tuvieron cuando se dirigió a ellosde forma grosera ± a trabajar bolas de inútiles, no pierdan su tiempo que para eso les pagan-y los trabajadores se asustaron y empezó a trabajar. A cada hora que pasaba por los obrerosse acercaba y se dirigía a ellos por medio de insultos y los humillaba.Terminaba la jornada laboral y los empleados se iban a sus casas y entre ellos comentabanque el nuevo supervisor era una persona muy arrogante y prepotente. Pedro el másrespetado de los trabajadores decidió juntar a todos para poder llegar a un acuerdo con elnuevo supervisor y deje de humillarlos, insultarlos y presionarlos a hora del trabajo. Encaso de dio y hubo una junta con el supervisor pero él les dijo ± parecen señoritas, además
  2. 2. yo hago lo que se me venga en gana y si atreven a comentar algo de esto yo mismo los voya despedir, ¡así que a trabajar inútiles!Y pasaron varios meses y siguieron las cosas tal y como estaban, pero un día un empleadose rebeló contra el supervisor y por circunstancias legales y políticas de la empresa elempleado quien fue que agredió primero a golpes fue despedido y por eso todos teníanahora miedo a revelarse contra el.Un lunes por la tarde muy lluvioso después de terminar la jornada laboral, Pedro se dirigíaa su casa en ese momento se percato que había un carro muy lujoso estacionado, y unseñor estaba pidiendo ayuda porque se le había acabado la gasolina, Pedro que tiene muchaética y es muy servicial y fue al auxilio del señor y como quedaba cerca la casa le ofrecióalojo para esperar que se acabe la lluvia y luego le haría el favor de conseguirle gasolina.Entro el señor a la casa de Pedro, y le pregunto ± ¿Por qué estas tan sucio? ¿Acaso trabajasen la fábrica? Y Pedro sonriendo le dio que si y el señor dirigiéndose a Pedro le dijo queles trabajadores son muy entregados a su trabajo, responsables, puntuales y se ve reflejadoen la producción, y Pedro interrumpiéndolo le dice -¿y cómo sabe esto? Y le contesta ± Esque yo soy el dueño de la fabrica- y Pedro muy sorprendido ± ohohoh nunca me imaginaque usted fuese el dueño, esto es algo fabuloso, es la primera vez que lo veo, ¿Cómo sellama jefe? Dijo en tono gracioso, y le contesta ± me llamo Enrique Monsalve y claro queno me conoces, es que mi oficina central está en la capital y casi no voy a visitar las demásensambladoras por que están muy lejos.Terminando la lluvia y consiguiendo Pedro la gasolina para el carro del Señor Monsalve sedespidieron y recalco el dueño de la ensambladora la amabilidad y por eso el tendría un
  3. 3. aumento de suelto y le dijo que si le ofrecía algo más que se lo dijera, entonces Pedro searmo de valor y sintiendo confianza en sí, le dijo todo lo que pasaba en la fábrica y elambiente que trabajo que existía con el nuevo supervisor.El Señor Monsalve muy apenado con lo que le conto, tubo que cerciorarse que lo que leestaban contando sea verdad. Tendiéndole una trampa al supervisor se dio cuenta lo queverdaderamente pasaba en la fábrica. El dueño no despidió al supervisor si no que lo bajocomo obrero de la fábrica y a Pedro por ser un excelente trabajador fue el nuevo supervisory gracias a él la empresa duplico su producción y todos los empleados trabajaronarmoniosamente.JOAN JOSEPH DZUL NAHUAT

×