Su caracter y su ley.

119 visualizaciones

Publicado el

Estoy viviendo de acuerdo como Dios quiere?

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
119
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
10
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Su caracter y su ley.

  1. 1. UN TRASUNTO DE SU CARÁCTER La inmutabilidad de la Ley de Dios Por Abell Rodma Nuestro Eterno Dios en su inmensurable sabiduría ha establecido principios eternos los cuales se manifiestan en cuidado y amor por sus criaturas. Estos principios al ser quebrantados por el hombre debieron ser escritos en tablas de piedra, ya que, por el pecado que moraba en el ser humano no era posible que se mantuviesen grabados en el corazón, pues este se había corrompido por el pecado. La Sagrada Escritura nos declara la perpetuidad de los estos principios Divinos y nos dice de ellos: “Fieles son todos sus mandamientos, afirmados eternamente y para siempre, hechos en verdad y en rectitud".1 La Ley de Dios es inmutable porque es un trasunto de su carácter.2 , la Biblia declara que, al ser de origen divina, ella posee los mismos atributos de su Autor. Dios y su Ley Atributos de Dios 1.- Dios es Santo Levítico 11: 44 2.- Dios es Justo Salmos 145: 17 3.- Dios es Bueno Lucas 18: 19 4.- Es Dios de Verdad Salmos 31: 5 5.- Dios es perfecto Mateo 5: 48 6.- Dios es Espíritu Juan 4: 24 7.- Dios es Eterno Isaías 40:28 8.- Dios no cambia Santiago 1: 17 9.- Dios es Amor 1º Juan 4:8 Atributos de su Ley 1.- La Ley es santa Romanos 7: 12 2.- La Ley es justa Romanos 7: 12 3.- La Ley es buena Romanos 7: 12 4.- La Ley es verdad Salmos 119:142 5.- La Ley es perfecta Salmos 19: 7 6.- La Ley es espiritual Romanos 7:14 7.- La Ley es eterna Salmos 111: 7, 8 8.- La Ley no cambia Salmos 89: 34 Mateo 5: 17,18 9.- La Ley es amor Romanos 13: 10 El amor es el principio que sustenta el gobierno de Dios. Él, como soberano del universo, requiere que sus criaturas le adoren y obedezcan pero no por imposición, sino por amor. Toda respuesta hacia Dios debe ser generada por sincero y profundo amor hacia su persona. Jesús mismo lo señaló de manera clara y sencilla diciendo: “si me amáis guardad mis mandamientos” 3 . El Salvador añadió: “el que tiene mis mandamientos y los guarda,
  2. 2. ése es el que me ama, y será amado por mi padre, y yo le amaré y me manifestaré a él.” 4 . El Señor amplió más aún esta idea enseñando que es guardando sus mandamientos como permanecemos en su amor: “Si guardareis mis mandamientos permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi padre y permanezco en su amor” 5 . Juan, el discípulo amado, comprendió estas palabras y lo plasmó en una de sus cartas de la siguiente forma: ”Y en esto sabemos que le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: yo le conozco, y no guarda sus mandamientos el tal es un mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en Él” 6 . Existe una relación indivisible entre Dios y su ley; el amor, la obediencia y la verdad son una cadena que no puede ser cortada, porque es la manera en que Dios se relaciona con el hombre. Satanás sabe esto, y desea romper estos eslabones porque así separaría al hombre de su Creador. Es por ello que el padre de la mentira ha lanzado feroces ataques a la ley de Dios con el propósito de desvirtuar la imagen y carácter de Dios en el hombre, y ha obrado para que estos principios de amor sean pisoteados y olvidados por el ser humano. Para esto se ha valido de diferentes estrategias, usando poderes terrenales que, como señalaba la profecía 7 mudarían la ley divina. Así hoy, quienes desechan la vigencia de los mandamientos de Dios, fundan sus creencias en textos que hacen mención a la caducidad de la ley, sin detenerse a analizar profundamente dichas citas. Para poder entender correctamente estos pasajes que algunos “tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición. ” 8 Debemos clarificar que la Ley Moral o Diez Mandamientos es diferente a la Ley ritual o ceremonial, conocida también como Ley de Moisés, la cual tenía relación con la ejecución de sacrificios y ceremonias del templo las cuales eran símbolos de la obra salvífica de Cristo. En el siguiente diagrama podemos observar 5 puntos que nos ayudan a determinar claramente la diferencia entre ambas: Ley Moral 10 Mandamientos Ley Ceremonial 1.- Fue hablada por Dios pueblo. Deuteronomio 4:12 ; 5: 22 Éxodo 20: 1 1.- No la habló Dios directamente al pueblo. Éxodo 24:3 2.- Fue escrita por Dios. Éxodo 31:18 ; 32:16 Deuteronomio 10:1-5 Deuteronomio 5: 22 Deuteronomio 9: 10 2.- Fue dada por Dios y escrita por Moisés. Éxodo 24: 3, 4 Deuteronomio 31: 9 Deuteronomio 31: 24 3.- Fue escrita en tablas de piedras. 3.- Fue escrita en el libro de la ley. Deuteronomio 31: 24 2ª crónicas 35: 12
  3. 3. Éxodo 31:18 ; Deuteronomio 5: 22 Éxodo 32:16 Deuteronomio 9: 10 4.- Fue puesta dentro del arca. Deuteronomio 10: 2, 5 4.- Fue puesta al lado del arca. Deuteronomio 31:26 5.- Define o señala el pecado. 1 Juan 3:4 Romanos 7:7 Romanos 3:20 Romanos 4:15 5.- Señalaba como pagar por el pecado. Levítico 4:27-29 Levítico 5:1, 4-6. Mientras la ley Moral señalaba al hombre su falta mostrándolo como deudor, la ley ceremonial le indicaba la manera de “pagar” su falta. Estas leyes ceremoniales y servicios del santuario tenían la función de mantener la vista y la fe puesta en el verdadero y único sacrificio capaz de cancelar completamente la deuda del pecado del hombre: el sacrificio del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Quizás un sencillo ejemplo nos hará comprender de mejor forma la relación y función de estas leyes. Imaginemos que avanzamos a 120 km/h por una carretera en la cual La Ley de Tránsito solo nos permite una velocidad máxima de 100 km/h. Hemos transgredido la Ley por lo cual debemos pagar una pena. Está la posibilidad que para no sufrir la pena cancelemos una cantidad de dinero. Pero lo lamentable es que no tenemos ese dinero para cancelar el pago de nuestra trasgresión a la Ley, por lo cual se nos permite firmar un pagaré que simboliza el pago de la deuda y debemos seguir firmándolo hasta que la deuda sea cancelada de forma real. Nosotros no tenemos con qué pagarla y debemos seguir firmando esos pagaré en espera de que la deuda sea cancelada... Cierto día alguien llega con el dinero y tomando nuestra deuda paga el costo por nosotros. La deuda ya está cancelada... Ahora caben unas preguntas ¿Cuándo tienen valor y vigencia los pagarés? Los pagarés tienen valor y vigencia mientras la cancelación de la deuda en forma real no se efectúe. ¿Al ser cancelada la deuda en forma real que sucede con los pagarés? Los pagarés dejan de tener valor al ser pagada la deuda en forma real, ya no se necesitan, quedan nulos. ¿El hecho de que la deuda haya sido cancelada y con ello se hayan anulado los pagarés, quiere decir esto que queda nula también la Ley de Tránsito la cual señalaba la falta? Obviamente que no. El que se haya pagado la deuda no anula la ley de tránsito, pues ella es necesaria siempre para determinar la manera correcta de conducirse a través de la carretera. Esta es la relación que existía entre la Ley Moral y la Ceremonial, mientras la primera era la que señala el pecado la segunda era “el pagaré” hasta que la deuda fuese realmente saldada. Esto se cumple con la Muerte de Cristo como cordero de Dios que quita el pecado del mundo Todas los sacrificios y ofrendas del santuario eran símbolo de Cristo y, como lo señalaba la profecía de Daniel 9, la muerte del Mesías haría “cesar el sacrificio y la ofrenda” 9
  4. 4. LA LEY CLAVADA EN LA CRUZ Habiendo entendido lo expresado anteriormente, podríamos repasar los textos que generalmente utilizan quienes desean quitar su mirada y corazón de la obediencia a los mandamientos de Dios señalándolos como “clavados en la cruz”, pero solo nos abocaremos a uno de los más requeridos por los que alegan nulidad de la Ley, Colosenses 2:14-17 14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. 16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, 17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. Verso 14: El acta de decretos que estaba contra quienes transgredían los mandamientos no era otra que la ley de Moisés (ceremonial), esto lo dice Deuteronomio 31:26 "Tomad este libro de la ley, y ponedlo al lado del arca del pacto de Jehová vuestro Dios, y esté allí por testigo contra ti". Esta es la Ley que fue clavada en la Cruz, ya que en la cruz se realizó el verdadero sacrificio, por lo cual todo el sistema ceremonial o ritual , que era símbolo de Cristo, acabó en la cruz. Verso 16: El apóstol Pablo viene hablando en su carta a quienes estaban siendo víctimas de un grupo conocido como judaizantes, quienes señalaban como obligatorios los ritos y ceremonias judías a los creyentes y nuevos conversos al cristianismo. Por esta razón Pablo les exhorta que nadie puede juzgarles obligándoles a observar esos ritos, ya que no estaban en pie porque Jesús mediante su muerte había hecho cesar las ofrendas y los sacrificios por el pecado (Daniel 9:27). Es importante señalar acá la mención que hace la cita respecto a los Sábados,esta mención no se refiere al sábado semanal, día de Reposo instaurado, santificado y bendecido por Dios en la semana de la creación; sino que está aludiendo a los sábados ceremoniales que formaban parte de las 7 fiestas ceremoniales del santuario 10 .. Del mismo modo anterior se comprende correctamente la mención a las “comidas y bebidas”, siendo esta una referencia a las comidas y bebidas relacionadas a las fiestas ceremoniales, Pablo usa esta misma expresión en el libro de hebreos, señalándolas como parte del culto ritual del santuario.11 Verso 17:.Todos los sacrificios, ofrendas y las fiestas ceremoniales apuntaban a la venida y obra de salvación de Cristo a favor del hombre, y eran una sombra de aquello que iba a venir. Por esta razón cuando la sombra se juntó con la realidad, las sombras desaparecieron dando paso a la realidad misma, el verdadero sacrificio y ofrenda, el verdadero cordero, Cristo Jesús. El estudio de la palabra de Dios nos hace comprender el verdadero propósito de la Ley Divina el cual es mostrarnos nuestra condición pecaminosa, hacernos sentir impotentes ante
  5. 5. nuestra culpa y sentir la necesidad de un Salvador. La Ley nos lleva a los pies de Cristo pues Él es el Único capaz de proporcionarnos completo perdón, lavarnos con su preciosa sangre, cubrirnos con el manto de Su Justicia y libertarnos de la condenación. Por esto el apóstol Santiago la llama La Ley de la Libertad (Santiago 2:10-12) Dios hoy desea confirmar un nuevo pacto y grabar su Ley eterna ya “no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón” 12 . Al renovar su pacto con sus hijos Jehová dice: “Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo” 13 El libro de Apocalipsis señala que el pueblo remanente de Dios guardará sus mandamientos y esto será motivo de odio y persecución por parte del enemigo de Dios, tal como lo ha sido a lo largo de toda la historia. Juan lo describe y dice: "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo." 14 . Pero a pesar de esa guerra que hará Satanás, usando poderíos terrenales para perseguir, oprimir y destruir al remanente de Dios, éste remanente saldrá victorioso. De ellos se dice: "Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús" 15 . Si realmente deseamos ser parte de ese remanente victorioso permitamos hoy que Nuestro Dios cumpla su propósito de grabar su Ley en nuestras mentes y corazones, que nos haga su pueblo mediante la renovación de su pacto eterno en nuestras vidas y por ello podamos nosotros clamar como el salmista “Guardaré tu ley siempre, para siempre y eternamente. Y andaré en libertad, porque busqué tus mandamientos... Nunca jamás me olvidaré de tus mandamientos, porque con ellos me has vivificado.16 Referencias: 1-. Salmos 111:7,8 Versión Reina Valera 1960 2-. 1MS pág. 283. 3-.Juan 14:15 Versión Reina Valera 1960 4-.Juan 14:21 Versión Reina Valera 1960 5-.Juan 15:10 Versión Reina Valera 1960 6-.2ª Juan 2: 3-5 Versión reina Valera 1960 7-. Daniel 7:25 Versión Reina Valera 1960 8-. 2º Pedro 3:16 Versión Reina Valera 1960 9-. Daniel 9:27 Versión Reina Valera 1960 10-. Ver Levítico 23:4-44 11-. Ver Hebreos 9:1-10 12-. 2º corintios 3:3 Versión Reina Valera 1960 13-. Hebreos 8:10 Versión Reina Valera 1960 14-. Apocalipsis 12:17 Versión reina Valera 1960 15-. Apocalipsis 14:12 Versión Reina Valera 1960 16-. Salmos 119:44,45, 93 Versión Reina Valera 1960

×