Libro de la
NOMBRE
Según la tradición griega, el libro se titula, con
algunas variantes, Sophia Salomonos, “Sabiduría de
Salomón”, si ...
CANONICIDAD
El libro comparte el destino de los libros
deuterocanónicos. Aunque los LXX hacen
distinción entre canónicos y...
Sin embargo, dada la relación temática de
algunos textos del NT con Sabiduría –
especialmente Juan, Romanos, 1 Corintios,
...
AUTOR
Como ocurre con otras obras de la tradición sapiencial
(Proverbios y Qohelet) y con el Cantar, la autoría
salomónica...
Si se examinan con detenimiento la lengua, el
estilo, las ideas religiosas y el pensamiento
filosófico subyacente, está cl...
FECHA
Si tenemos en cuenta que la obra manifiesta
cierta dependencia de los LXX, el término de su
composición debería ser ...
LUGAR
Si tenemos en cuenta el profundo
conocimiento de las ideas griegas de la época
por parte del autor, su cultura ampli...
PRIMERAS IMPRESIONES
Quizá lo más sorprendente del libro de la
Sabiduría sea su vocabulario. La persona
habituada a leer o...
Pero, sobre todo, es el mundo de ideas el que
llama la atención. La afirmación de la
inmortalidad no supone un desliz o un...
En este punto, el libro de la Sabiduría
abandona la teología de Ben Sira al respecto:
“no hay hombre inmortal” (Eclo 17,30...
La figura de la Sabiduría es clave
para la comprensión del libro.
Sin embargo, su origen divino y
su relación con la creac...
Por otra parte, al mencionar
la presencia y la actividad de
la Sabiduría en la historia del
pueblo, pone de manifiesto
su ...
ESTRUCTURA LITERATIA
1. Parte (1-5) trata de las relaciones entre la
sabiduría y la justicia y opone el destino de los
jus...
2. Parte (6-9) es un magnífico elogio de la
sabiduría, puesto en boca de Salomón, que
ofrece a los gobernantes (c. 6) y a ...
3. Parte (10-19) se distingue de las anteriores
por la desaparición de escena de la sabiduría.
En conjunto es una amplia m...
Dos series de contrastes sobre la distinta
suerte israelita y egipcios con ocasión de las
plagas, enmarcan una polémica co...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sabiduría

492 visualizaciones

Publicado el

El libro de la Sabiduría hace parte el Antiguo Testamento. Se encuentra dentro de los libros sapienciales.

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
492
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
17
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sabiduría

  1. 1. Libro de la
  2. 2. NOMBRE Según la tradición griega, el libro se titula, con algunas variantes, Sophia Salomonos, “Sabiduría de Salomón”, si bien en la traducción latina se conoce sin más como Liber Sapientiae, “Libro de la Sabiduría”. Si nos atenemos al contenido de la obra, que nunca menciona explícitamente a Salomón –el cual se esconde tras un anónimo yo-, el testimonio latino es más adecuado. Según la tradición griega, el libro se titula, con algunas variantes, Sophia Salomonos, “Sabiduría de Salomón”, si bien en la traducción latina se conoce sin más como Liber Sapientiae, “Libro de la Sabiduría”. Si nos atenemos al contenido de la obra, que nunca menciona explícitamente a Salomón –el cual se esconde tras un anónimo yo-, el testimonio latino es más adecuado.
  3. 3. CANONICIDAD El libro comparte el destino de los libros deuterocanónicos. Aunque los LXX hacen distinción entre canónicos y deuterocanónicos, y se sabe que éstos recibieron el respaldo de “literatura sagrada” en las juderías de Alejandría, la ortodoxia judía palestina de finales del s. I d.C. no aceptó los deuterocanónicos en la lista de inspirados.
  4. 4. Sin embargo, dada la relación temática de algunos textos del NT con Sabiduría – especialmente Juan, Romanos, 1 Corintios, Colosenses y Efesios- y el uso indiscriminado que de nuestro libro hicieron los primitivos escritores eclesiásticos – p.ej. Clemente Romano-, posibilitó sin duda el reconocimiento de su canonicidad (Trento), a pesar de su exclusión de la tradición judía.
  5. 5. AUTOR Como ocurre con otras obras de la tradición sapiencial (Proverbios y Qohelet) y con el Cantar, la autoría salomónica debe ser entendida como pseudoepigrafía
  6. 6. Si se examinan con detenimiento la lengua, el estilo, las ideas religiosas y el pensamiento filosófico subyacente, está claro que el autor tuvo que ser un judío de lengua griega, probablemente nacido y educado en la diáspora, piadoso, orgulloso de la tradición en la que ha sido educado. Pero resulta imposible, aparte de irrelevante, pretender identificar el autor. Si se examinan con detenimiento la lengua, el estilo, las ideas religiosas y el pensamiento filosófico subyacente, está claro que el autor tuvo que ser un judío de lengua griega, probablemente nacido y educado en la diáspora, piadoso, orgulloso de la tradición en la que ha sido educado. Pero resulta imposible, aparte de irrelevante, pretender identificar el autor.
  7. 7. FECHA Si tenemos en cuenta que la obra manifiesta cierta dependencia de los LXX, el término de su composición debería ser establecido hacia el 200 a.C. Por otra parte, si aceptamos que Rom 1,8-32 y Ef 6,11-17 parecen utilizarla, nuestra obra debió ser escrita antes que dichas cartas. De ahí que la mayoría de los especialistas se inclinen por la última mitad del s. I a.C. Además, no faltan quienes apunten a la segunda mitad del s I d.C.
  8. 8. LUGAR Si tenemos en cuenta el profundo conocimiento de las ideas griegas de la época por parte del autor, su cultura amplia y cosmopolita y la atención que presta a Egipto en los cc. 11-19, es razonable suponer que el libro fue escrito en Alejandría, un importante centro judío de la diáspora y decisivo foco intelectual del mundo antiguo.
  9. 9. PRIMERAS IMPRESIONES Quizá lo más sorprendente del libro de la Sabiduría sea su vocabulario. La persona habituada a leer otras páginas del AT queda desconcertada ante la cantidad de términos ajenos a la literatura bíblica, independientemente de la lengua en que fueron transmitidos: expresiones y adjetivos de nuevo cuño, términos compuestos, léxico de características filosóficas.
  10. 10. Pero, sobre todo, es el mundo de ideas el que llama la atención. La afirmación de la inmortalidad no supone un desliz o una mención pasajera, pues tanto athanasia como athanatos aparecen en lugares claves del libro (1,15; 3,4; 8,13.17; 15,3).
  11. 11. En este punto, el libro de la Sabiduría abandona la teología de Ben Sira al respecto: “no hay hombre inmortal” (Eclo 17,30). El autor de la Sabiduría habla de un juicio en el que las almas de los justos brillarán y juzgarán a los reinos impíos de la tierra, mientras los malvados recibirán el castigo de sus acciones criminales. Ideas del esquema teológico de la literatura apocalíptica judía.
  12. 12. La figura de la Sabiduría es clave para la comprensión del libro. Sin embargo, su origen divino y su relación con la creación cuentan con textos previos como Prov 1,20ss; Job 28, Eclo 24. También la identificación de la Sabiduría con la Ley se debe a Ben Sira (24,23). Pero el libro, al propio tiempo que acepta este sistema especulativo, rompe decididamente con sus tintes nacionalistas.
  13. 13. Por otra parte, al mencionar la presencia y la actividad de la Sabiduría en la historia del pueblo, pone de manifiesto su carácter soteriológico (salvador). Esta relación entre sabiduría y salvación, tímidamente sugerida por Ben Sira (44,1 – 50,24), recibe la carta definitiva de ciudadanía en nuestro libro.
  14. 14. ESTRUCTURA LITERATIA 1. Parte (1-5) trata de las relaciones entre la sabiduría y la justicia y opone el destino de los justos al de los impíos que los persiguen. Exhorta a practicar la justicia que “es inmortal” (1,15) y a quienes la practican, es decir a los justos, les reserva la inmortalidad.
  15. 15. 2. Parte (6-9) es un magnífico elogio de la sabiduría, puesto en boca de Salomón, que ofrece a los gobernantes (c. 6) y a todos los mortales (c.7) una completa descripción del origen, naturaleza y propiedades de la sabiduría y de los dones que la acompañan. Estos capítulos representan la fase más desarrollada en la reflexión bíblica sobre la sabiduría.
  16. 16. 3. Parte (10-19) se distingue de las anteriores por la desaparición de escena de la sabiduría. En conjunto es una amplia meditación sobre el éxodo, en estilo cercano a los comentarios que hacían los rabinos judíos sobre los pasajes de la Sagrada Escritura y que reciben el nombre de midrashim.
  17. 17. Dos series de contrastes sobre la distinta suerte israelita y egipcios con ocasión de las plagas, enmarcan una polémica contra los ídolos (cc. 13-15) y mantienen un mismo esquema: lo que provoca el castigo de los enemigos sirve, a su vez, de salvación para Israel. Dios demuestra así su justicia, el gobierno de la historia y el cuidado del pueblo.

×