Desembarco 
156,000 – Total de Soldados que participaron en el desembarco. 
132,000 – Número de soldados aliados desembarc...
La Conferencia de Teherán 
Otra cosa que se vio necesaria fue que el ataque comenzaría desde Inglaterra por 
razones logís...
Dwight D. Eisenhower al mando de la operación, como comandante supremo de las Fuerzas 
Aliadas Expedicionarias (SHAEF). 
F...
camuflaba como una fábrica de helados. Tal cantidad de material acumulado en 
Inglaterra hizo que Churchill llegará a deci...
Por qué se necesitaban puertos artificiales? 
Desde el primer momento de la invasión, la 
zona tomada por los aliados debí...
conocidas como“ballenas”, de 60 por 18 
metros, las cuales estaban diseñadas para 
subir y bajar uniformemente con la mare...
ENSEÑANZAS 
Como en toda operación conjunta, se reunieron fuerzas de distintos componentes (aéreas, navales 
y terrestres)...
el general Dwight D. Eisenhower era el comandante en jefe. En resumen, se contó con un total de 
12 divisiones acorazadas,...
Los aliados sabían del creciente riesgo de que se supieran los detalles del desembarco, así 
que prepararon la Operación F...
Así es como el primer ministro británico propuso la creación de las primeras unidades 
especializadas de asalto (llamadas ...
Dia d operacion Overlord apoyo logistico
Dia d operacion Overlord apoyo logistico
Dia d operacion Overlord apoyo logistico
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Dia d operacion Overlord apoyo logistico

573 visualizaciones

Publicado el

APOYO LOGISTICO DIA D

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
573
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
10
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Dia d operacion Overlord apoyo logistico

  1. 1. Desembarco 156,000 – Total de Soldados que participaron en el desembarco. 132,000 – Número de soldados aliados desembarcados el día D. 73,000 – Número de soldados británicos desembarcados el día D. 59,000 - Número de soldados americanos desembarcados el día D. 34,250 - Número de soldados americanos desembarcados el día D en Playa Omaha. 28,845 - Número de soldados británicos desembarcados el día D en Playa Sword 24,970 - Número de soldados británicos desembarcados el día D en Playa Gold 23,250 - Número de soldados americanos desembarcados el día D en Playa Utah. 21,400 - Número de soldados canadienses desembarcados el día D en Playa Juno. 10,500 – Número de bajas de soldados aliados el Día D (muertos, heridos, desaparecidos y prisioneros) 10,000 – Número estimado de bajas alemanas durante el día D. 117 – Número de soldados francese del comando Kieffer que desembarcaron el día D en Playa Sword.
  2. 2. La Conferencia de Teherán Otra cosa que se vio necesaria fue que el ataque comenzaría desde Inglaterra por razones logísticas cuando el Primer Ministro de Gran Bretaña, Winston Chuchill, junto con el Presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roseevelt, prometieron un abrir un segundo frente al líder de la Unión Soviética, Iósif Stalin, con el fin de aliviar la presión del Eje sobre el Frente Oriental. eográficamente el avance de las fuerzas aliadas fue una verdadera pesadilla logística Esta batalla se distinguió por la inmensa cantidad de ingenios utilizados. Tanques que flotaban, camiones transformados en lanchones de desembarco, tanques que tendían puentes o un camino para transitar sobre la arena, o que abrían brechas en campos minados, muelles prefabricados “Mulberry” y el sistema “Pluto”(Pipe Under The Ocean) o sistema de tuberías de combustible que traía combustible bajo el agua directamente de Inglaterra a Cherburgo y de ahí hacia el interior de Francia, son quizás los más notables ejemplos del ingenio para resolver problemas en este tipo de operaciones.
  3. 3. Dwight D. Eisenhower al mando de la operación, como comandante supremo de las Fuerzas Aliadas Expedicionarias (SHAEF). Finalmente, ¿por qué los aliados fueron exitosos? Por la conformación de un “sistema de sistemas” que incluía mando único y conjunto, junto a un acertado liderazgo, el buen uso de la inteligencia, medios de apoyo terrestres, aéreos y marítimos en cantidad y calidad suficientes, una logística nunca antes vista, ingenio y, lo más importante, soldados que, superando los temores la fatiga y los horrores propios de la guerra, pudieron mantener el ímpetu necesario para lograr los objetivos previstos para la primera parte de la conquista de Europa. Ello permitió, pese a las diferencias de doctrina, idioma, especialidad y otros factores, conformar la fuerza conjunta y combinada que sería decisiva en la derrota de las fuerzas alemanas y, de paso, sentar un modelo de conducción que hoy es el adoptado por casi todas las fuerzas armadas del mundo: la conducción conjunta, que bajo un mando único permite usar la capacidades centrales de cada institución (ejército, armada, fuerza aérea) y aprovechar su sinergia para lograr el éxito en cualquier empresa estratégica. Gracias a que toda la industria de Estados Unidos y Canadá se puso al servicio de la invasión, se construyeron ingenios de todo tipo para albergar las casi 2 millones de toneladas de suministro. Por ejemplo estaban los puertos artificiales “Mulberries” que se colocarían cerca de Arromanches y Saint-Laurent para repostar barcos. Se fabricaron rompeolas móviles que pudiesen ser transportados por mar. Pero lo más novedoso era un ingenioso cable flexible acuático por el que se bombearía petróleo desde Inglaterra a Francia, curiosamente la estación de bombeo de este oleoducto se
  4. 4. camuflaba como una fábrica de helados. Tal cantidad de material acumulado en Inglaterra hizo que Churchill llegará a decir: “Si Ias Islas Británicas no se hunden por el peso es gracias a los globos cautivos”. Para suplir los problemas de almacenamiento venidos por aire se hubieron de construir 133 aeropuertos ideados por los mejores expertos en logística procedentes de Texas, California y Arkansas. Los puertos para guardar el material y también el factor humano fueron principalmente los de Dover, Plymouth, Portsmouth y Southampton, aunque en menor medida también Harwich, Liverpool, Eastbourne, Falmouth, Cornualles, Belfast, Clyde y Scapa Flow en las Islas Orcadas. Los acuartelamientos y campos de entrenamiento, a veces muy parecidos a la orografía francesa, se ubicaban básicamente en Oxford, Reading, Exeter, Wiltsh, Sussex, Dorset, Devon, Birmingham y Nottingham, recintos en los cuales los soldados no podían salir más que a los restaurantes, bares o pubs más cercanos.
  5. 5. Por qué se necesitaban puertos artificiales? Desde el primer momento de la invasión, la zona tomada por los aliados debía ser reforzada a toda costa por una gran cantidad de armas, municiones, comubstible, comida, material sanitario, equipo, etc. Para llevar a tierra esa cantidad de material era necesario contar con un puerto con suficiente profunidad como para anclar grandes buques sin tener problemas con la marea. Sin embargo, solo había dos puertos con esas características en Normandía, Le Havre y Cherbourg, ambos muy alejados de la zona de desembarco, y el segundo de ellos de acuerdo al plan inicial no estaría en manos aliadas sino hasta 8 días después del Día D. Durante este periodo la zona de desembarco debía ser consolidada a toda costa. Mountbatten, un Lord inglés y prestigiado marino tuva la idea de crear los puertos artificiales y tomó sobre sí la responsabilidad de crear dos puertos móviles que pudieran ser ensamblados rápidamente en la zona de invasión. El nombre clave de esta operación fue “Mulberry”. Mountbatten formó un equipo de ingenieros ingleses y americanos y se propuso una fecha límite para estudiar el problema. Posteriormente mando producir 230 bloques gigantes de concreto bautizados como“Phoenix”, los cuales debían ser ensamblados uno a uno para formar un semicírculo de 7 km de largo. El objetivo de estos bloques era formar un dique que protegiera de las corrientes y tormentas. Dentro de esta Barrera semicircular debía generarse una superficie de agua tan calmada como la de un lago, donde los buques podrían descargar el material de manera continua en otras plataformas Se fabricó todo el equipo necesario para construir dos “Mulberries”, uno localizado en los Arromanches y otro en Saint- Laurent-sur-Mer. Por este motivo, la ciudad de los Arromanches no sería bombardeada por la artillería naval aliada el día D, ni se planearon labores de desembarco en la zona donde estaría el puerto para facilitar los trabajos de instalación a los ingenieros. Instalación de los Puertos Artificiales Los bloques Phoenix, las Ballenas y los puentes flotantes serían remolcados uno a uno por el Canal de la Mancha. Los remocadores recibieron una serie de informaciones imprecisas de las comunicaciones de radio de los soldados en Omaha, así que durante barias horas, los encargados del traslado creyeron que el desembarco había sido un fracaso. Por la tarde del Día D, los Arromanches fueron rodeados de fuego de infantería y artillería, y los primeros botes cargados para ser hundidos (conocidos como “Gooseberries”) y generar una zona protegida del flujo llegaron a su posición y se comenzaron a construir los dos puertos artificiales de los Arromanches y Saint- Laurent-sur-Mer.
  6. 6. conocidas como“ballenas”, de 60 por 18 metros, las cuales estaban diseñadas para subir y bajar uniformemente con la marea mediante un mecanismo, lo cual permitiría un flujo continuo de desembarco de material a toda hora. Los bloques Phoenix , de tamaño variable, de los cuales el más largo era de 60 metros de largo y 20 de altura, estaban equipados con torretas de cañones antiaéreos para repelear ataques aéreos alemanes. El material descargado en las ballenas sería trasladado con vehículos por medio de puentes flotantes. Tres plataformas fueron proyectas, dos de las cuales sólo permitían flujo de vehículos en un sentido.
  7. 7. ENSEÑANZAS Como en toda operación conjunta, se reunieron fuerzas de distintos componentes (aéreas, navales y terrestres) bajo un mando único, conformándose las Fuerzas Aliadas Expedicionarias, con el mando concentrado en el Cuartel General Supremo de la Fuerza Expedicionaria (SHAEF), del cual
  8. 8. el general Dwight D. Eisenhower era el comandante en jefe. En resumen, se contó con un total de 12 divisiones acorazadas, 23 divisiones de infantería, 8 brigadas acorazadas y 3 divisiones aerotransportadas, apoyadas por 188 escuadrones de caza, 42 escuadrones de bombarderos medianos, 7 escuadrones de cooperación, 56 escuadrones de transporte y 233 escuadrones de bombarderos pesados, y la fuerza naval, que contaba con cerca de 76 buques de guerra y una fuerza de transporte y apoyo de 5000 barcos y 4000 embarcaciones de desembarco de varios tipos. En total eran cerca de 3.500.000 efectivos. El frente oeste alemán estaba defendido por el Grupo de Ejércitos del Oeste, al mando del general mariscal de campo Gerd von Rundsted. El Grupo de Ejércitos B estaba en el frente de Normandía, al mando del general mariscal de campo Erwin Rommel, con 12 cuerpos de ejército. Entre sus fuerzas destacaban 12 divisiones acorazadas Panzer, 5 batallones acorazados pesados, 23 divisiones de infantería, de las cuales 10 estaban asignadas al “Muro del Atlántico”. La Luftwaffe tuvo una escasa, sino nula, participación en la batalla. La inteligencia La capacidad aliada de descifrar los códigos alemanes le permitió conocer el despliegue de las fuerzas en el frente oeste. Por otra parte, los aliados realizaron una gigantesca operación de diversión, creando un ejército fantasma dirigido a Calais, o sea, a la parte más angosta del Canal, con campamentos imaginarios y otros medios de engaño, como tráfico de telecomunicaciones y modelos de caucho inflables de vehículos y tanques. Lo anterior mantuvo a los alemanes, hasta el último momento, indecisos sobre el real lugar del desembarco. El terreno En el norte de Francia, entre la península de Cotentin y el puerto de Calais, se definieron las playas para el asalto anfibio. Todas ellas eran de acceso fácil, salvo la playa designada como Omaha, con acantilados y fuertemente defendida. El terreno inmediatamente al interior de las playas estaba constituido por ciénagas y pantanos, como especialmente en el Merderet (sector oeste). Los alemanes se preocuparon de anegarlas para dificultar el avance de las fuerzas aliadas y evitar que fueran usadas como zonas de lanzamiento de paracaidistas y de aterrizaje de planeadores. Además, toda esta zona de la campiña francesa, conocida como el “bocage” por sus grandes setos, arbustos y árboles que servían como cercos divisores de potreros y caminos, constituían un obstáculo formidable para la movilidad, tiro y maniobra de las fuerzas. El tiempo atmosférico El clima también jugó en contra. La decisión final se tomó pocas horas antes del 6 de junio cuando, finalmente, se abrió una ventana de buen tiempo dentro de la peor tormenta que había azotado a las islas británicas y al Canal de la Mancha en muchos años.
  9. 9. Los aliados sabían del creciente riesgo de que se supieran los detalles del desembarco, así que prepararon la Operación Fortaleza, encargada de engañar a los alemanes. En esta operación se creó una “armada fantasma” equipada de “vehículos blindados” inflables y armas de madera entre otras cosas. Estos señuelos se colocaron a gran escala en las costas cercanas al Pas-de- Calais, cerca de Dover. Los aviones de reconocimiento alemán observaron este incremento de armamento falso, y los analistas de inteligencia llegaron a la conclusión de que eran divisiones reales dirigidas por el general Patton. Por este motivo, el 15 ejército fue estacionado cerca del Pas-de-Calais, preparado para una invasión. De esta manera la Operación Fortaleza fue un éxito completo, pues al mismo tiempo engañó a los alemanes sobre el punto de ataque, y mantuve alejadas a las mejores guarniciones alemanas. Durante la primera mitad de 1944 el espionaje americano e inglés estuvo intentando hacer creer a Adolf Hitler que la invasión sería en el Paso de Calais. Entre los divagadores de la noticia estaba el espía español Juan Puyol, apodado “Garbo” que hablando con el mismo Hitler le convenció en parte. Otro hábil movimiento a destacar fue el del general estadounidense George Patton que colocó fuerzas no destinadas a la invasión en el sur de Gran Bretaña para despistar al enemigo, entre las cuales incluyó tanques hinchables que confundieron a los espías del Eje haciéndoles creer que eran divisiones blindadas. Algo parecido se simuló con una falsa actividad radiofónica muy intensa en el condado de Kent. También los continuos bombardeos sobre objetivos alejados de Normandía hicieron creer a los alemanes que ese lugar no interesaba a los Aliados, pero lo cierto es que los ataque aéreos tenían esa misma intención de bajarles la guardia y de paso dañar seriamente nudos ferroviarios que enlazaban con la costa normanda como los de Le Mans, Angers, Saumur, Tours, Vierzon, Orlènas, Arpajon, Trappes, París, Pontoise, Rouen, Amiens, Creils, Meaux, Fargniers, Laon, Reims, Mézières, Hirson, Le Cateau, Leval, Mons, Cambrai, Lille, Arras, Boulogne, Metz, Chaumont, Belfort, Epinal, Estrasburgo, Sarreguemines, Courtrai, Brujas, Gante, Malines, Bruselas, Charleroi, Lieja, Lovaina, Hasselt, Amberes, Luxemburgo, Colonia, Aquisgrán, Bitburg y Treveris.
  10. 10. Así es como el primer ministro británico propuso la creación de las primeras unidades especializadas de asalto (llamadas ahora comúnmente “comandos”), que comenzaron a operar desde julio de 1940. Las primeras operaciones exitosas de estas unidades se efectuaron en la isla de Guernesey.

×