El sábado enseñaré...
Textos clave: Jeremías 42:13-22; Éxodo 16:3; Hechos 7:39.
Enseña a tu clase a:
Saber cómo terminó la...
Material auxiliar para el maestro // Lección 12
Ciclo de aprendizaje
Pasaje destacado: Jeremías 40:7-16; 41.
Concepto clav...
a Gedalías, hijo de Pashur". Todos los objetos están datados en el tiempo de
Jeremías. Tenemos así un sólido testimonio ar...
Materia! auxiliar para e! maestro // Lección 12
Considera: En el versículo 20 les dice, en realidad, que se estaban enga­
...
berado a la esclavitud del pecado y a rehusar en forma desafiante a escuchar
la voz de Dios. Esteban, en su discurso ante ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El sábado enseñaré | Lección 12 | De vuelta a Egipto | Escuela Sabática

574 visualizaciones

Publicado el

El sábado enseñaré | Lección 12 | De vuelta a Egipto | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
574
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
215
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El sábado enseñaré | Lección 12 | De vuelta a Egipto | Escuela Sabática

  1. 1. El sábado enseñaré... Textos clave: Jeremías 42:13-22; Éxodo 16:3; Hechos 7:39. Enseña a tu clase a: Saber cómo terminó la historia de Judá después de la destrucción de Jerusalén a manos de los babilonios, caracterizada por asesinatos e intrigas, y un éxodo inverso de regreso a Egipto. Sentir estremecimiento ante la realidad del pecado y ia naturaleza humana, que rehúsa aprender de la historia. Hacer la resolución de aprender de la historia y aceptar las duras lecciones que Dios necesita enseñarnos. Bosquejo de la lección: I. Saber: Regresar a Egipto A. Regresar a Egipto no solo fue popular en el tiempo de Jeremías. ¿En qué otras ocasiones el pueblo de Dios quiso volver a Egipto? B. ¿Por qué se puede hablar de una inversión del éxodo en el libro de Jeremías? II. Sentir: Realidad, negación y perpetuación del pecado A. ¿Qué función cumplió Jeremías después de la destrucción de Jeru­ salén? ¿Cómo se habrá sentido cuando los judíos decidieron volver a Egipto? B. ¿Cuál fue el resultado final del retorno a Egipto? ¿Por qué los judíos no encontraron paz en Tafnes? III. Hacer: Romper el círculo vicioso A. ¿Qué se requiere para aprender de la historia? ¿Por qué tendemos a cometer los mismos errores una y otra vez? B. ¿De qué manera es posible quebrar el círculo vicioso del pecado perpe­ tuado? ¿Qué esperanza hay? Resumen: Jeremías 40 al 44 cuenta una historia muy triste: los eventos posteriores a la destrucción babilónica de Jerusalén demuestran el modo en que la naturaleza humana continúa profundizándose en el pecado hasta volver a la esclavitud de este, como lo ilustró el regreso de los judíos a Egipto. Hay un rayo de esperanza: Dios sigue con nosotros, así como Jeremías siguió con el pueblo, todavía tratando de ganarnos. 144
  2. 2. Material auxiliar para el maestro // Lección 12 Ciclo de aprendizaje Pasaje destacado: Jeremías 40:7-16; 41. Concepto clave para el crecimiento espiritual: El asesinato sin sentido de Gedalías impactó a toda la comunidad de judíos que habían queda­ do en Judá después de la destrucción de Jerusalén por los babilonios. Demos­ tró los efectos desastrosos del pecado sobre toda una comunidad. í 1: ¡Motiva!) • Solo para los maestros: Hasta hoy el Judaismo conmemora el asesi­ nato de Gedalías, gobernador de Judá, que había sido puesto por Nabucodonosor después de la destrucción de Jerusalén. Sucedió en el séptimo mes (Tishri) del año 586 a.C., o posiblemente en el año 582 a.C., coincidiendo con una deportación adicional de judíos a Babilonia, que puede haber ocurrido como represalia de la muerte del gobernador babilonio (ver Jer. 52:30). Ese homicidio, que violaba las leyes de la hospitalidad del antiguo Cercano Oriente, desató una cadena de eventos que finalmente condujeron a la desin­ tegración de la comunidad judía en Egipto adonde habían huido para escapar de la ira del Imperio Babilónico. Analiza con la clase la historia de Gedalías y destaca los efectos de largo alcance que tuvieron sobre toda la comunidad. El pecado nunca es un tema aislado y siempre tiene un impacto sobre la familia y la comunidad. Diálogo inicial: No sucede cada día que la arqueología puede hacer una conexión directa con una personalidad bíblica. Los sellos del antiguo Cercano Oriente tienen 1,5 centímetros de tamaño y, a menudo, se hacían con piedras semipreciosas grabadas con detalles minuciosos para crear una imagen com­ pleja que, generalmente, consistía en un nombre personal, una imagen o una combinación de ambos. Se colocaban alrededor del cuello con una cuerda y se usaban para firmar documentos o autenticar al dueño del sello. Tres sellos inscritos, o más bien, las impresiones dejadas por ellos, se des­ cubrieron y que se conectan con la historia de Jeremías, ofreciendo una cone­ xión arqueológica casi sin precedentes entre el texto bíblico y los artefactos. El primero es una impresión de un sello que dice: "(Perteneciente) a Berekhyahu (Baruc), el hijo de Neriyahu, el escriba". Fue descubierto en 1975 en un negocio de antigüedades y documenta la historicidad del escriba de Jeremías. En 2005 y 2008, se encontraron respectivamente dos impresiones de sellos más durante excavaciones en Jerusalén; la primera dice: "Perteneciente a Yehucal, hijo de Shelemiyahu, hijo de Shovi". Este es el mismo Jucal que quería matar a Jere­ mías (ver Jer. 37:3; 38:1). Finalmente, la última impresión dice: "Perteneciente 145
  3. 3. a Gedalías, hijo de Pashur". Todos los objetos están datados en el tiempo de Jeremías. Tenemos así un sólido testimonio arqueológico de la triste historia que se desarrolló hacia el fin del ministerio de Jeremías. El otro Gedalías que se encuentra en la historia de Jeremías era hijo de Ahicam, que llegó a ser el gobernador de lo que quedaba de Judá. Este Gedalías fue brutal­ mente asesinado por Ismael, uno de los oficiales del rey Sedequías, después que inocentemente le ofreció hospitalidad, una de las costumbres más sagradas en el antiguo Cercano Oriente (ver Jer. 40:7-16).¿Cómo reaccionarías si alguien cercano a ti abusara de tu confianza y te dejase profundamente chasqueado? ( 2: ¡Explora!} • Solo para los maestros: Jeremías 40 al 45 demuestra cómo los ju­ díos que no fueron deportados a Babilonia continuaron con sus vidas. Uno podría pensar que recibieron el mensaje, con la destrucción de la ciudad y del Templo, pero es asombroso ver cómo siguieron transitando por el camino de pecado en el que Israel había estado por muchos años. Solo podían tener un final triste y así como Dios los había sacado milagrosamente de la esclavitud egipcia, volunta­ riamente eligieron regresar a Egipto en contra del consejo de Dios, pero todavía acompañados por Jeremías. Comentario de la Biblia I. Escuchar selectivamente (Repasa, con tu clase, Jer. 42.) Después del asesinato de Gedalías, todos fueron a consultar a Jeremías. El texto deja bien claro que aun el pueblo que lo había despreciado antes ahora estaba ansioso de consultarlo (Jer. 42:1). Hay una alternación interesante de frases: "Jehová tu Dios" y "Jehová nuestro Dios", que ilustra la relación vaci­ lante entre Judá y Dios. Los versículos 5 y 6 son un piadoso ruego de obediencia a cualquiera sea la respuesta de Dios. Las palabras son un eco de la confirmación del pacto que hizo Israel en el monte Sinaí (Éxo. 24:7), que fue seguido, de inmediato, por una desobediencia similar: el episodio del becerro de oro. Esta respuesta es un paralelo de lo que ocurre después que Jeremías les advierte que no vayan a Egipto, sino que más bien se queden en Judá. El pueblo comenzó a acusar a Baruc de incitar a Jeremías en contra de ellos, y esto nos recuerda la historia del Éxodo, cuando el pueblo le echó la culpa a Moisés por sacarlos de Egipto. La apelación final de Jeremías es más que simplemente un ruego. La frase "No vayáis a Egipto" en el versículo 19 es una prohibición categórica que usa el mismo lenguaje absoluto como en los Diez Mandamientos. Esto no era una opción, sino ir a Egipto sería una clara violación del mandato de Dios. Lección 12 // Materia! auxiliar para el maestro 146
  4. 4. Materia! auxiliar para e! maestro // Lección 12 Considera: En el versículo 20 les dice, en realidad, que se estaban enga­ ñando a sí mismos (BJ), al ser hipócritas en su pedido. ¿En qué forma eran hipócritas en su trato con Jeremías (y Dios) en este capitulo? II. Otro acto simbólico (Repasa, con tu clase, Jer. 43:8-13.) Los últimos reyes de Israel siempre habían considerado a Egipto como e! súper poder que les ayudaría contra los babilonios. En consecuencia, ese era el lugar al que pensaron que debían escapar. Pero Isaías ya había identificado a Egipto como una caña débil y cascada que se le entraría a la mano que en ella se apoyara (ver Isa. 36:6). Uno de los últimos actos simbólicos lo realizó cuando estaba en Egipto y sirvió para disipar cualquier falsa esperanza que tuvieran los judíos con respecto al poder protector de Egipto. Tafnes (la moderna Tell Defneh) era una ciudad en el noreste del delta del Nilo, que servía como puerta de entrada a Egipto, y Jeremías debía enterrar piedras grandes en el pavimento de ladrillos frente al edificio de gobierno. Sería el mismo lugar donde Nabucodonosor pondría su trono real cuando finalmente conquistara Egipto, lo que sucedió en 586/7 a.C. El mensaje era claro: Judá estaba "destinado al exilio" (Jer. 43:11, NVI), y la huida a Egipto no cambiaría nada. Considera: ¿Cuáles son las cosas, instituciones o personas en las cuales depositamos nuestra confianza? ¿Cómo podemos saber que son dignos de confianza? III. De regreso en Egipto (Repasa, con tu clase, Jer. 44; Éxo. 16:3; Hech. 7:39.) Uno de los elementos más asombrosos en la historia del retorno a Egipto es que Jeremías acompañó a su pueblo. Tuvo la posibilidad de evitarlo (ver Jer. 39:11 a 40:5) y vivir el resto de sus días en Babilonia, bajo las provisiones del rey Nabucodonosor. Pero él escogió permanecer con su pueblo en Judá, que finalmente lo llevó a Egipto. El capítulo 44 registra el último mensaje de Jeremías, dirigido a los judíos que se habían establecido y dispersado en Egipto con el tiempo. El capítulo ha sido fechado alrededor de 580 a.C. Es un último mensaje final que reitera que los que pensaron que una huida a Egipto les daria un lugar seguro, finalmente tendrían que afrontar el castigo de Dios allí, como ocurriría con los que habían sido deportados a Babilonia (Jer. 44:11-14). La reacción del pueblo estuvo dramáticamente en armonía con su conducta anterior: abiertamente confesaron su lealtad a la "reina del cielo" (vers. 15- 19), posiblemente Asera, la diosa cananea de la fertilidad. Habían regresado completamente a Egipto. Era un Éxodo inverso, un "eisodos", un regreso deli­ 147 «9
  5. 5. berado a la esclavitud del pecado y a rehusar en forma desafiante a escuchar la voz de Dios. Esteban, en su discurso ante el concilio expresó esta realidad, recordando en forma conmovedora la historia del Éxodo: "y en sus corazones se volvieron a Egipto" (Hech. 7:39). Israel y Judá por siglos habían regresado en sus corazones a Egipto, y el retorno físico después de la destrucción de Jerusalén fue solo una confirmación externa de lo que había ocurrido en sus corazones hacía mucho tiempo. Considera: ¿Qué significa, en términos prácticos, volver a Egipto en nues­ tros corazones? { 3: ¡Aplica!} • Solo para los maestros: No se sabe nada de la suerte de Jeremías después de su mensaje, ni del destino de la comunidad judía en Egipto. Según las últimas palabras del profeta, no debe de haber sido bueno. Preguntas para reflexionar y aplicar: 1. ¿Has tenido alguna vez la intención de seguir el camino de Dios pero, cuando él te lo mostró, no te gustó? ¿Cómo trataste esa situación? 2. Volver a Egipto en el corazón es todavía una seria realidad. ¿Qué hay en el "Egipto espiritual" que tiene tanta atracción para nosotros? { 4: ¡Crea!} • Solo para los maestros: El regreso a Egipto fue el centro de esta lección. Como adventistas del séptimo día, a menudo hemos salido del "Egipto" espiritual -de adicciones pecaminosas, de crimen y odio, de marginalización so­ cial- y, sin embargo, hay todavía muchos que necesitan ser liberados de Egipto en un sentido espiritual. Actividad grupal o individual: Piensa en un lugar en tu comunidad que podría ser considerado como "Egipto", y planifica un programa para alcanzar a la gente que vive allí y que podría estar esperando ser llamada a salir de ese lugar. Lección 12 // Material auxiliar para el maestro 148

×