El sábado enseñaré...
Textos clave: Jeremías 19:1-15; Romanos 9:18-21.
Enseña a tu clase a:
Saber el uso de los símbolos y...
Material auxiliar para el maestro // Lección 6
Ciclo de aprendizaje
Pasaje destacado: Números 21:1-9.
Concepto clave para ...
y/o actos simbólicos que son importantes en nuestra cultura. La serpiente de
bronce señaló simbólicamente a la muerte de C...
Material auxiliar para el maestro // Lección 6
ser parte de la profecía, a veces con consecuencias dolorosas: piensen en e...
ubicada sobre ese río), predecía una vislumbre de esperanza de que vendría
un día cuando Israel volvería del exilio.
Consi...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El sábado enseñaré | Lección 6 | Actos simbólicos | Escuela Sabática

359 visualizaciones

Publicado el

El sábado enseñaré | Lección 6 | Actos simbólicos | Escuela Sabática

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
359
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
120
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El sábado enseñaré | Lección 6 | Actos simbólicos | Escuela Sabática

  1. 1. El sábado enseñaré... Textos clave: Jeremías 19:1-15; Romanos 9:18-21. Enseña a tu clase a: Saber el uso de los símbolos y los actos simbólicos en el libro de Jeremías, especialmente el de las vasijas rotas. Sentir la extensión del pecado de Judá, que hizo que Dios finalmente ejecutase juicios sobre el pueblo en la forma del exilio babilónico. Hacer la resolución de prestar atención a las señales y mensajes que Dios pone en nuestro camino para ayudarnos a no llegar al punto de no retorno. Bosquejo de la lección: I. Saber: Actos simbólicos A. ¿Cuál era el propósito de Dios al pedir a Jeremías que usara actos sim­ bólicos para comunicar su mensaje al pueblo? B. ¿De qué maneras podemos usar símbolos y actos simbólicos en la proclamación del mensaje de Dios para hoy? II. Sentir: Vasijas quebradas A. ¿Qué significa la imagen de las vasijas quebradas en forma irreparable? B. ¿Es posible que lleguemos a un punto en nuestra relación con Dios en el que las cosas ya no tengan arreglo? ¿Por qué sí, o por qué no? III. Hacer: Envueltos con Dios A. ¿Qué significa el símbolo del cinturón de lino podrido en la relación entre Dios y Judá? B. ¿Qué mensaje positivo podemos aprender de ese símbolo en nuestra relación con Dios? Resumen: Los símbolos y los actos simbólicos pueden comunicar mensa­ jes poderosos, y Jeremías es el profeta que los usó con mayor frecuencia. Una vasija de barro quebrada y un cinturón podrido no son lindas imágenes, pero comunican en forma positiva la soberanía de Dios y su deseo de estar cerca de nosotros. 72
  2. 2. Material auxiliar para el maestro // Lección 6 Ciclo de aprendizaje Pasaje destacado: Números 21:1-9. Concepto clave para el crecimiento espiritual: Los símbolos en la Biblia sirven para señalarnos una realidad diferente, a la realidad de Dios, que a veces es captada mejor por medio de símbolos. Como en el caso de la serpiente de bronce, puede ser salvador el reconocer y comprender la impor­ tancia espiritual de un símbolo bíblico que, en última instancia, señala a Cristo y la salvación en él. { 1: ¡Motiva!} • Solo para los maestros: La serpiente de bronce es un símbolo difícil de comprender: nos señala a la muerte de Cristo en la cruz (ver Juan 3:14, 15), pero también se usa para referirse a Satanás (ver Apoc. 12:9). ¿Cómo un mismo símbolo puede señalar a dos extremos tan opuestos? Cristo fue hecho pecado (ver 2 Cor. 5:21) y tomó nuestros pecados a la cruz, pero el hecho es que un símbolo puede representar dos realidades muy diferentes. En nuestro análisis de los símbolos esta semana, debemos percibir que no es el símbolo el que nos salva, sino la realidad que está detrás de él. De hecho, el significado del símbolo puede ser cambiado (comparar el león como símbolo de Cristo y también de Satanás en la Biblia) y las cosas se deterioran si ponemos nuestra fe en el símbolo en vez de hacerlo en la realidad espiritual representada por él. Considera lo que sucedió con la serpiente de bronce en la historia de Israel: finalmente tuvo que ser destruida en el tiempo de Ezequías, porque había llegado a ser un ídolo. Diálogo inicial: Una burbuja azul con una ventana estilizada en su centro, que consiste de cuatro paneles de colores rojo, verde, amarillo y azul... sí, lo adivinaron, está en el inicio de un sistema operativo que aparece en la gran mayoría de las computadoras (ordenadores) del mundo. Cinco barras que suben con longitudes crecientes de izquierda a derecha, que idealmente están todas iluminadas... -sí, otra vez adivinaron: la conectividad- en celulares, equipos ina­ lámbricos, etc. Una manzana que parece haber sido mordida en el lado derecho -no hace falta dar más detalles, el cuadro ya es claro...-; este no es un ejercicio sobre computación, sino para reconocer el poder de los símbolos. Nuestra vida parece estar gobernada por pequeñas imágenes abstractas, que brillan y titilan con colores vividos y que nos comunican lo que hemos de hacer, adonde hemos de ir, cuándo empujar y qué esperar cuando apretamos un botón. Un símbolo, en general, es un objeto que representa otra cosa. Un acto simbólico es capaz de comunicar una realidad compleja y abstracta en forma condensada y sencilla. Como clase, piensen acerca de algunos de los símbolos 73
  3. 3. y/o actos simbólicos que son importantes en nuestra cultura. La serpiente de bronce señaló simbólicamente a la muerte de Cristo en la cruz. ¿Cómo fue posible que los Israelitas fueran sanados con solo mirar la serpiente de bronce? { 2: ¡Explora!} • Solo para los maestros: Es importante comprender el tiempo de Jeremías dentro del contexto de la historia de Israel, que se caracterizó por inter­ minables repeticiones de apostasía y rebelión. Esas rebeldías repetidas incluían una conquista parcialmente completada; el tiempo de los jueces con todas sus atrocidades; la monarquía unida con la apostasía de Saúl; el adulterio de David y la idolatría de Salomón seguidos por la división del reino, con interminables listas de reyes malos, interrumpida por unos pocos buenos; la cautividad asiria de las tribus del norte; y la degradación de Judá, que finalmente llevó al exilio babilóni­ co. Durante todos esos tiempos, Dios había enviado hombres, mujeres, jueces, profetas, sacerdotes y reyes para llevar a Israel al arrepentimiento y de regreso a Dios, pero sin éxito. No nos sorprende que finalmente Dios haya usado símbolos y mensajes que señalaban la irreversibilidad de sus juicios y castigos. Comentario de la Biblia Aunque los actos simbólicos en el libro de Jeremías son mayormente de carácter negativo, señalando lo irreversible que era el juicio de Dios, el símbolo que Dios eligió también comunica aspectos muy positivos de su carácter. El jui­ cio y la misericordia, en última instancia, son los dos lados de la misma moneda. I. Actos simbólicos en Jeremías (Repasa, con tu clase, Jer. 13:1-9; 19:1-15; 27:1-15; 28:10-17; 32:1-15; 43:8- 13; 51:59-64.) Además de las vasijas rotas y del cinturón podrido. Jeremías, bajo la inspi­ ración divina, usó varios otros actos simbólicos: el yugo que llevó en su cuello mostraba que Judá y las naciones que lo rodeaban debían servir a Nabucodono- sor (ver Jer. 27:1-15; 28:10-17); el campo de Anatot que el profeta debía comprar de un pariente, mientras el ejército babilonio ya estaba sitiando a Jerusalén, señalaban una restauración futura (ver Jer. 32:1-15); las grandes piedras que debía enterrar bajo el pavimento de ladrillos del palacio de faraón, en Tafnes, anunciaba el destino de Egipto (ver Jer. 43:8-13); y luego estaba el rollo que contenía una profecía acerca del destino de Babilonia, leído por Seraías, un her­ mano de Baruc, quien debía leerlo a los babilonios, atar una piedra a su alrededor y luego sumergirlo en el Éufrates, en el camino a Babilonia (ver Jer. 51:59-64). Aunque todos estos actos simbólicos eran buenos para atraer la atención, servían para comunicar el mensaje de Dios en forma tangible, a menudo dra­ matizado visualmente, y en forma muy personal. El profeta mismo llegaba a Lección 6 // Material auxiliar para el maestro 74
  4. 4. Material auxiliar para el maestro // Lección 6 ser parte de la profecía, a veces con consecuencias dolorosas: piensen en el caso de Oseas que debía comprar de nuevo a su esposa en el distrito de luces rojas. La vida de Jeremías estaba siempre conectada con su mensaje y sus actos simbólicos a menudo comunicaban mejor el mensaje de lo que podían hacerlo las palabras. Considera: Piensa en algunos símbolos importantes en tu experiencia cris­ tiana. ¿Qué importancia tienen los símbolos en tu vida? II. La vasija quebrada del alfarero (Repasa, con tu clase, Jer. 19:1-15; Rom. 9:18.) Este acto simbólico lleva la imagen del alfarero un paso más adelante. El valle de Hinnom, al sur de Jerusalén, donde Jeremías reunió a los dirigentes de Judá, era un lugar históricamente muy sensible, ya que allí se habían ofre­ cido sacrificios de niños (más tarde profanado por Josías, ver 2 Rey. 23:10). El discurso introductorio de Jeremías fue un repaso que helaba la sangre por lo que había pasado en este valle a lo largo de los siglos; en otras palabras, la idolatría en su forma más degradada, incluyendo sacrificios de niños, bajo los auspicios de los reyes.de Judá. Luego realizó el acto simbólico de tomar la vasija que en hebreo se llama baqbuq, indicando el sonido gutural que hacía cuando uno bebía de ella. Se usaba para guardar agua o miel, elementos valiosos en el antiguo Israel. El dramático cambio de imagen aquí es que quiebra la vasija en forma irreparable. Mientras el alfarero, en Jeremías 18, podía cambiar la forma de su vasija -en otras palabras, el destino de la nación y de la persona, dependiendo de su arrepentimiento o no-, la vasija quedó inutilizable y "que no se puede restaurar más". Jerusalén y Judá iban a ser como el valle de Hinnom, lugares de descomposición y cuerpos podridos bajo el ataque babilónico, que ya no podría ser evitado. Considera: Por severo que puede parecer su castigo, ¿por qué el juicio divino sobre Judá era justo, y aun misericordioso, dado el contexto histórico? III. El cinto podrido (Repasa, con tu clase, Jer. 13:1-11.) El acto simbólico del cinturón de lino podrido precedió a la rotura de la vasija. Sin embargo, servía como un buen recordativo de lo que Dios tenía la intención de hacer en su relación con Israel. Si se lo toma literalmente, Jeremías habría hecho dos viajes largos, a pie, hasta el Éufrates, demostrando una vez más cuán involucrada estaba la vida del profeta con el mensaje de Dios. La recuperación del cinto podrido señalaba la irreversibilidad del juicio inminente mediante el exilio babilónico. No obstante, el cinto, echado al Éufrates y recuperado de él (la ciudad de Babilonia estaba 75
  5. 5. ubicada sobre ese río), predecía una vislumbre de esperanza de que vendría un día cuando Israel volvería del exilio. Considera: ¿Cómo ves estos actos simbólicos que subrayan lo inevitable que eran los juicios de Dios sobre Judá? ¿Cómo te revelan la misericordia y la justicia de Dios? { 3: ¡Aplica!} • Solo para los maestros: Es sorprendente hasta qué punto Jeremías, como persona, estaba involucrado en el mensaje que predicaba: cuatro caminatas de unos 560 kilómetros cada una, recorrer la ciudad con un yugo en el cuello, romper vasijas delante de las autoridades en un hediondo basural. Jeremías se mantuvo fiel a su misión aun cuando se le dio la oportunidad de librarse de ella. El verdadero cristianismo es algo que debe penetrar en todas las áreas de nuestra vida. Preguntas para reflexionar y aplicar: 1. ¿Hasta dónde llega tu participación personal en la iglesia de Dios y su mensaje? ¿De qué modo podría ir más lejos? 2. ¿Por qué Jeremías no abandonó su tarea después de que Dios asegurara que el exilio babilónico sería de todas formas una realidad? { 4: ¡Crea!} • Solo para los maestros: Los símbolos tienen una parte importante en nuestra vida y nuestra iglesia. Sería bueno percibir su presencia y significado en las conversaciones de la clase, y usar en forma más intencional los símbolos en la proclamación del mensaje de Dios. Actividades grupales o individuales: 1. Invita a la clase a crear, durante la semana, un símbolo de su fe (o encon­ trar uno que ya exista) y traerlo el sábado próximo a la clase. 2. Piensen, como clase, en un acto simbólico que se podría usar en un even­ to de la iglesia para ilustrar el mensaje de salvación de Dios. Luego, presenten ese acto simbólico a la iglesia. Lección 6 // Material auxiliar para el maestro 76

×