Para el 2 de agosto de 2014
Cómo ser salvo
PARA ESTA SEMANA: Lucas 5:27-32; 13:1-5; Mateo 22:2-14; Zacarías 3:1-5;
Juan 8:...
D O M IN G O
27Julio
¡JESUS, TOMAME QUE ME CAIGO!
De a momentos, la historia de la salvación no podría ser más irónica. No...
“SÉ FERVIENTE Y ARREPIÉNTETE”
¿Cómo puede una persona ser justa? ¿Cómo puede un pecador vivir
con rectitud? Solo a través ...
m a r t e s quienes c re e n , recib en l a salvació n
La Biblia declara que solo puede haber perdón cuando hay derrama­
m...
SEPARADO POR CRISTO
Miles de personas están vivas físicamente, pero muertas espiritualmen­
te. El enemigo las lleva más y ...
JU E V E S
31Julio
A
nR
LA SALVACION ES UNA
ELECCIÓN PERSONAL
Muchos cristianos aseveran que la salvación es personal, sin...
RECUERDA VIERNES
01
o
Nicodemo era un erudito religioso empapado en el conocimiento de la
tradición y las Escrituras. Pero...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 5 | Joven | Cómo ser salvo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

517 visualizaciones

Publicado el

Lección 5 | Joven | Cómo ser salvo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
517
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
130
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 5 | Joven | Cómo ser salvo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

  1. 1. Para el 2 de agosto de 2014 Cómo ser salvo PARA ESTA SEMANA: Lucas 5:27-32; 13:1-5; Mateo 22:2-14; Zacarías 3:1-5; Juan 8:30, 31; Lucas 14:25-27. TEXTO CLAVE: "Como levantó Moisés la serpiente en el desierto, así también tiene que ser levantado el Hijo del Hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna" (Juan 3:14, 15). PREVIEW M e desperté abatido. Una pesadilla recurrente me había asus­ tado de nuevo. Había soñado que era parte de un grupo de personas que esperábamos que Jesús regresara y nos llevara a casa. Pero en el sueño, yo me volvía impaciente y me alejaba del grupo en otra dirección. Más tarde, cuando volvía, el grupo había des­ aparecido. "¿Dónde se habrán ido?", me preguntaba, entonces entendía. Jesús había venido y se había ¡do, dejándome en este planeta terrible. Recordé un versículo bíblico: "¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?" (Mar. 8:36). Esta pesadilla me persiguió por años. Cuando crecí, me bauticé. Pero un poco después, me di cuenta de que no era la persona que pensé que sería luego del bautismo. Esperaba ser perfecto, pero seguía haciendo las mismas cosas que sabía que no eran correctas a los ojos de Dios. Todos pensaban que yo era el cristiano perfecto, un gran ejemplo para otros. No tenían idea de lo lejos que estaba de la perfección. La agonía de esta pesadilla seguía carcomiéndome. ¿Cómo podía vivir una vida tan miserable, mientras esperaba que llegara una vida mejor? ¿Era realmente un cristiano, o me había bautizado solo para que mi nombre apareciera en las listas de la iglesia? ¿Qué puedo hacer para estar seguro en los brazos de Jesús hoy y por la eternidad? Era una sorpresa para mí tener que luchar con estas preguntas después de haberme bautizado. Sé que no soy el único que lucha con estas preguntas. Esta semana estudiaremos qué es lo que nos lleva a la salvación. Mi oración es que reconsagremos nuestras vidas a Dios, y que nuestras "pesadillas" nunca se cumplan. ¡Alistémonos para el regreso de Cristo! S A B A D O 26Julio Lección para jóvenes / 33
  2. 2. D O M IN G O 27Julio ¡JESUS, TOMAME QUE ME CAIGO! De a momentos, la historia de la salvación no podría ser más irónica. No es probable que la función de una serpiente, que es considerada venenosa, sea comparada con la del santo Hijo de Dios. ¡Qué comparación tan inusual! Sin lugar a dudas, es una metáfora peculiar. Satanás, generalmente, es imagina­ do como una serpiente venenosa y astuta; así que es sorprendente aprender que la serpiente de bronce recibió poder de Dios para salvar a los moribundos, penitentes israelitas (Núm. 21:7-9). En una situación desesperanzada, en la que el pueblo de Dios estaba a punto de rendirse a la letal mordedura de las serpientes, el Dios que no falla apareció con su plan divino de salvación. En un momento de adversidad, en el desierto, él se manifestó ante Israel. Si hubieran permanecido ciegos a sus faltas, hubieran perecido (Sal. 14:3; Rom. 3:23). Dios salvó a los israelitas en el árido desierto donde nadie esperaba vivir. Así también él nos da esperanza en un mundo infectado por el pecado. La fórmula de las cuatro "a" (Miq. 7:18,19; Luc. 5:27-32; Rom. 10:9; 1Juan 1:9) Todos necesitamos urgentemente la gracia salvadora de Dios. Esto nos llama a: » Admitir nuestra necesidad de ser rescatados (Luc. 5:27-32; Juan 16:5-11). » Arrepentimos de nuestros pecados (Mat. 4:17; Mar. 6:7-12). » Aceptar lasalvación que solo Cristo puede ofrecer (Luc. 7:36-50; Juan 1:12). » Aceptar la compañía de Jesús y abrazar su presencia en nuestra vida (Isa. 26:3, 4; Juan 8:30, 31). ¡La victoria hoy es nuestra! (Isa. 61:10; Hech. 2:36-38; Col. 2:9-15) El Espíritu de Dios, si habita en nuestros corazones, trae sensatez. Jesús, el Refinador, nos purificará como oro y plata. Al levantarnos de las aguas del bautismo, ofreceremos un espectáculo público acerca del triunfo sobre el pecado y Satanás, ¡porque emergeremos victoriosos! Luego del bautismo, llega la esperanza cimentada en Cristo, fe firme, y lo más importante, amor hacia Dios y a nuestro prójimo, lo cual nos lleva a la obediencia y el sacrificio (Luc. 14:25-27; Juan 14:15). No tenemos por qué temer, ya que el Consolador preparará el camino hacia el discernimiento cuando estudiemos sinceramente las Escrituras (Juan 16:13-15). El Dios omnisciente, el único que es capaz de ayudarnos a no caer, nos elevará a grandes alturas y plantará nuestros pies en el camino eterno. A Biblia en mano y Lee Lucas 5:27 al 32. ¿Cómo puedes saber a qué grupo perteneces? j ¿De qué forma pueden ser abiertos nuestros ojos espirituales de modo que reconozcamos nuestra desesperada necesidad de un Salvador? Juan 16:8. ! Aunque la culpa a menudo es algo malo, ¿de qué manera el Espíritu Santo ha podido usarla para tu propio crecimiento espiritual? 34 / Lección para jóvenes
  3. 3. “SÉ FERVIENTE Y ARREPIÉNTETE” ¿Cómo puede una persona ser justa? ¿Cómo puede un pecador vivir con rectitud? Solo a través de Cristo es que podemos estar en armonía con Dios. Pero ¿cómo acudimos a Cristo? Muchos se hacen las mismas preguntas que la multitud en el día del Pentecostés cuando, convencidos de pecado, exclamaron: "¿Qué debemos hacer?" La primera palabra de la respuesta de Pedro fue "arrepiéntanse" (Hech. 2:36-38). "El arrepentimiento comprende tristeza por el pecado y abandono de este. No renunciamos al pecado a menos que veamos su pecaminosidad. Mientras no lo repudiemos de corazón, no habrá cambio real en nuestra vida" (CC 23). "Un arrepentimiento así está totalmente fuera de nuestro alcance. Lo obtenemos solo de Cristo, quien ascendió al cielo y nos ha dejado dones. "Elena de White nos recuerda que "tan imposible es arrepentirse si el Espíritu de Cristo no despierta la conciencia, como lo es obtener el perdón sin Cristo. Él es la fuente de todo buen impulso. Es el único que puede implantar en el corazón enemistad contra el pecado. Todo deseo de verdad y pureza, toda convicción de nuestra propia pecaminosidad evidencian que su Espíritu está obrando en nuestro corazón" (Ibíd. 26). "Después de la ascensión de Cristo, los discípulos se reunieron en un lugar para suplicar humildemente a Dios. Y después de escudriñar el corazón y de realizar un examen personal durante diez días, quedó preparado el camino para que el Espíritu Santo entrara en los templos del alma limpios y consagrados" (Ev 506). "Mientras los discípulos esperaban el cumplimiento de la promesa, humillaron sus corazones con verdadero arrepentimiento, y confesaron su incredulidad. Al recordar las palabras que Cristo les había hablado antes de su muerte, entendieron más plenamente su significado. "Si solo pudieran ver al Señor de nuevo, cuán fervorosamente tratarían de mostrar la profundidad de su amor y la sinceridad de la tristeza que sentían por haberle apenado con palabras o actos de incredulidad. Pero se consolaron con el pensamiento de que estaban perdonados. Y resolvieron que, hasta donde fuese posible, expiarían su incredulidad confesándolo valientemente delante del mundo" (HAp 29). Biblia en mano . I Considera las fuertes palabras que usó Jesús para enfatizar la necesidad universal de arrepentirse, a fin de ser salvo. ¿Qué mensaje nos está dando? Luc. 13:1-5. ! ¿Cuáles son las evidencias del amor de Dios? ¿Qué has visto, experimentado y aprendido, que te dé poderosas razones para confiar en su bondad? ¿Por qué es tan importante recordar siempre esas razones, especialmente en circunstancias difíciles? Lección para jóvenes / 35
  4. 4. m a r t e s quienes c re e n , recib en l a salvació n La Biblia declara que solo puede haber perdón cuando hay derrama­ miento de sangre. Esto se volvió necesario luego del primer pecado en el Jardín del Edén. Adán tuvo que matar un animal para que se derramara sangre para el perdón. Esa sangre simbolizaba la sangre de Jesús. La lana del cordero fue usada para cubrir la desnudez de Adán y Eva. Ese fue un acto de gracia de Dios, y un símbolo del sacrificio que Jesús haría por nosotros. El sacrificio de animales continuó durante el Antiguo Testamento. Estos sacrificios ya no fueron necesarios, luego de que Jesús pronunció: "Consumado es" (Juan 19:30). En la cruz, el Cordero de Dios pagó el precio del pecado. Esto nos permitió recibir salvación. Esto hizo de Dios nuestro Yeshuah, la palabra hebrea para "rescatar" o "liberar". ¿Cómo podemos recibir salvación? En Lucas 7:36 al 50 encontramos la historia de una mujer que vivía en pecado, pero buscó a Jesús. Aunque él estaba rodeado de personas, ella se humilló ante él. Mientras ungía los pies de Jesús, el fariseo en cuya casa se encontraban pensó: "Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la que lo está tocando, y qué dase de mujer es: una pecadora" (v. 39). Obviamente, no había entendido el punto. El orgullo lo había cegado a la verdadera humildad y gracia que acababa de observar. La palabra hebrea para "creer" es batah, que significa "confianza y protección". Mientras el fariseo juzgaba a Cristo, Cristo le dijo a la mujer que su fe la había salvado (v. 50). Muchas veces enfrentaremos obstáculos y los sortearemos. Durante esos momentos no debemos olvidar que, si creemos que Jesús es nuestro Salvador, todo es posible, y la salvación es nuestra. Y estas palabras son tan ciertas hoy como cuando Jesús se las dijo a Tomás: "-Yo soy el camino, la verdad y la vida -le contestó Jesús-. Nadie llega al Padre sino por mí" (Juan 14:6). Biblia en mano ............................................ A una mujer que había vivido una vida pecaminosa, Jesús le aseguró: "Tus pecados te son perdonados. [...] Tu fe te ha salvado" (Luc. 7:48, 50). ¿Qué significa eso? ¿Nos salva nuestra fe? ¿Por qué debemos entender bien la función de la fe en la oración, especialmen­ te cuando pedimos la sanidad? ¿Por qué es incorrecto concluir, a partir de los versículos leídos hoy que, si no ocurre la curación que hemos pedido, es porque no tenemos suficiente fe? 29Julio 36 / Lección para jóvenes
  5. 5. SEPARADO POR CRISTO Miles de personas están vivas físicamente, pero muertas espiritualmen­ te. El enemigo las lleva más y más lejos de la verdad. Permanecen esclavas del pecado, aunque tengan conocimiento de la Biblia y del maravilloso sacrificio del cual habla. Dios ha hecho provisión para que todos tengamos la oportunidad de reunimos con él en perfecta armonía, separados del pecado para siempre. En este mundo dominado por el pecado, es importante que estemos preservados y protegidos para escapar del enemigo. Así como una perso­ na sufre dolor al tener una varilla de metal en su pierna, nosotros también sufrimos, como resultado del pecado y sus efectos. ¿Cómo podemos separarnos de la causa del dolor, la destrucción y el pecado? Aquí hay tres pasos a seguir, para lograrlo: Remueve la causa del dolor. Una varilla de metal seguirá causando dolor hasta que sea removida. El pecado continuará dominando y destruyendo nuestra vida hasta que le pidamos al Señor que nos ayude a deshacernos de él. Los seres humanos somos pecadores por naturaleza, así que Dios es nuestro único rescatista. Nuestro deber es arrepentimos de nuestros pecados y alejarnos de ellos (Hech. 3:19). Comienza de nuevo. Una vez que removimos la varilla, hay que limpiar la herida para que sane de manera adecuada. En Ezequiel 36:26, Dios nos dice lo que hará por nosotros: "Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne". Esfuérzate por estar cerca de Dios cada día. Luego de una operación, la pierna puede estar débil, así que el paciente debe realizar kinesiología diariamente para que la pierna sane apropiadamente. De la misma ma­ nera, cuando recién acudimos a Cristo, somos débiles. Por eso, desde ese día en adelante, debemos pasar tiempo con él en oración, estudio de la Biblia, y meditación. Biblia en mano .............— — ■ j Lee Mateo 22:2 al 14. ¿Por qué el rey quería estar seguro de que cada invitado estuviera vestido de boda para la fiesta? ¿Qué representa ese vestido? Isa. 61:10; Zac. 3:1-5. / ¿Por qué debemos entender que nuestra salvación solamente es posible, si estamos cubiertos con la justicia que Cristo nos da como un regalo? ¿Por qué necesitamos recordar esto, siempre? Lección para jóvenes / 37
  6. 6. JU E V E S 31Julio A nR LA SALVACION ES UNA ELECCIÓN PERSONAL Muchos cristianos aseveran que la salvación es personal, sin entender las serias implicaciones que esto conlleva. Mateo 26, Marcos 14 y Lucas 22 describen las últimas decisiones que Judas tomó. El Salvador mismo lo eligió para que fuera su discípulo. Y Judas supo el propósito de ese llamado. Durante los tres años de caminar y trabajar con él, Judas vio lo que Jesús podía hacer: los milagros que realizó, los enfermos que sanó, y los muertos que resucitó. Como discípulo de Jesús, Judas tuvo suficientes experiencias y oportu­ nidades para seguir en sus pisadas (Mat. 10:5-20). ¿De qué manera nos podemos identificar con la vida de Judas? Judas tenía mucha experiencia. De hecho, él caminó y habló con el Salvador. Además, era el tesorero de los discípulos. Las enseñanzas de Jesús eran directas; no solo se trataban de teoría, sino también de prác­ tica. Es por eso que Judas tenía un conocimiento pleno de lo relacionado con la salvación. Pero todas las experiencias y oportunidades que Judas tuvo de interac- tuar con el Salvador no le garantizaban, automáticamente, la salvación. Ser fiel a Cristo era una decisión que solamente él podía tomar y honrar. Cristo conocía las intenciones de Judas, y le presentó oportunidades para arrepentirse. Sin embargo, Judas eligió complacer la carne (Mat. 26:20-25). ¿Cuán a menudo recibimos oportunidades de arrepentimos y, aun así, las rechazamos? ¿Qué lecciones podemos extraer de Lucas 22:1 al 4 sobre nuestro ene­ migo, el diablo? Cuando ataca, se asegura de destruir (Juan 10:10). Nunca deberíamos darle lugar al diablo. No podemos permitirnos ser sus amigos. Personalmente creo que, aunque he estado en la iglesia por muchos años, lo que realmente importa es que acepte a Cristo como mi Salvador personal y mi Amigo. Después de todo lo que ha hecho por mí y de la vida que me ha regalado, ¿no merece mi amor? Él me creó y murió por mí; le pertenezco doblemente: por creación y por redención. Yo elijo servirle y darle parte en mi vida. ¿Y tú? Biblia en mano / ¿Qué dos elementos son esenciales a fin de ser un discípulo de Jesús? Juan 8:30,31. j ¿Cuál es el elevado costo de ser un discípulo de Jesús? Luc. 14:25-27. ! ¿Cuál ha sido, para ti, el costo de seguir a Jesús y ser su discípulo? ¿Quérevela tu respuesta acerca de tu relación con el Señor? 38 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA VIERNES 01 o Nicodemo era un erudito religioso empapado en el conocimiento de la tradición y las Escrituras. Pero cuando fue a ver a Jesús en secreto, Jesús Agosto tuvo que mostrarle que no estaba hablando teóricamente. La infección del pecado daña y mata el cuerpo y el alma. La serpiente en el poste y Jesús en la cruz son figuras repulsivas, pero necesarias. No podemos salvarnos a nosotros mismos. Debemos reconocer nuestra necesidad de salvación y creer y recibir el remedio de Cristo. La corta conversación entre Jesús y Nicodemo nos revela cómo podemos ser salvos y cómo podemos creer que lo somos, con cada parte de nuestro ser. CONSIDERA » Lee Juan 3:7 al 15. Nota con cuánta simpleza Jesús revela el método que Dios ha provisto para restaurarnos y darnos vida eterna. Luego, explica cómo una persona puede ser salva. Memoriza ese resumen y utilízalo como una herramienta para ganar almas. » Medita en la muerte de Jesús y en los pasos para la salvación que has resumido. Hazte las siguientes preguntas: (1) ¿Entiendo mi relación con Dios de la manera como Cristo se la explicó a Nicodemo? (2) ¿Me parezco a Nicodemo: saturado con las Escrituras, la tradición de la iglesia y mi rol en la organización eclesial; pero necesitado de levantar mis ojos para ver a Jesús y su sacrificio? (3) ¿Confío en que Jesús ha hecho suficiente y estoy tranquilo en su obra a mi favor? (4) ¿Cuál es mi rol en el proceso de rescate y restauración? » Haz una representación, en tu Escuela Sabática, sobre la interacción entre Nicodemo y Jesús. » Dedica unos momentos a compartir de qué manera te impactó la Inte­ racción entre Jesús y Nicodemo, en base a la representación. Discutan si ver la representación cambió la forma de considerar la manera como se relacionan con Jesús, y cómo entienden su caminar con él. » Haz una lista de canciones del himnario o de otras de adoración con­ temporánea que se enfoquen en el sacrificio de Jesús o en temas como el arrepentimiento, el rescate o la redención. » Dirige un servicio de cantos y oración, utilizando algunas de las can­ ciones que elegiste que enfatizan la cruz y la salvación. AMPLÍA Hechos 4:1-12. Elena de White, El camino a Cristo. Colaboraron esta semana: Bakang Maboane, Windhoek, Namibia; Jessica Lekobane, Windhoek, Namibia; Stephanie Kotze, Windhoek, Namibia; Gene Keet, Windhoek, Namibia; T. J. Shihepo, Namibia; Swakopmund, Joshua Mario, Windhoek, Namibia; Jean A. Kellner, Fulton, Maryland, EE.UU. Lección para jóvenes / 39

×