Para el 16 de agosto de 2014
Vivir como Cristo
PARA ESTA SEMANA: Mateo 9:36; Marcos 10:21; Lucas 10:30-37; Mateo
25:31-46;...
D O M IN G O
10Agosto
t E--------- 1—
A
¿CÓMO VIVIÓ JESÚS?
¿Alguna vez te preguntas cómo vivió Jesús? Lee las historias en...
TENER UN CORAZÓN COMO EL DE JESÚS 4fNELs
"Jesús no suprimía una palabra de la verdad, pero siempre la expresaba
con amor. ...
MARTES
12Agosto
f i
POR QUÉ LA BONDAD ES
BUENA TAMBIÉN PARA TI
Ser amables con otros es la mejor manera de sentirnos felic...
CRECER CON NUESTROS ENEMIGOS
Necesitamos a nuestros enemigos: personas complicadas que nos
irritan, personas complicadas q...
AMAR Y PRESTAR
Como cristianos, nos esforzamos por ser amables y considerados, y por
ser ejemplos vivos del amor de Cristo...
RECUERDA
El amor fue la fuerza motivadora que permeó la vida de Jesús. ¿Podría
haber logrado tanto por la humanidad caída,...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 7 | Joven | Vivir como Cristo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

530 visualizaciones

Publicado el

Lección 7 | Joven | Vivir como Cristo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
530
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
197
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 7 | Joven | Vivir como Cristo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

  1. 1. Para el 16 de agosto de 2014 Vivir como Cristo PARA ESTA SEMANA: Mateo 9:36; Marcos 10:21; Lucas 10:30-37; Mateo 25:31-46; Lucas 6:32-35; Juan 15:4-12. TEXTO CLAVE: "Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros" (Juan 13:34). PREVIEW L o que Charity más quería era ser como Jesús. Leyó los evangelios e hizo una lista de sus características: él era compasivo, perdonador, comprensivo, sabio, amante, sacrificado, consolador y servicial. Charity trataba con todas sus fuerzas de ser como él, pero aun así, su vida parecía vacía e inadecuada. Desanimada y exhausta, se acurrucó en el sillón y lloró hasta dormirse. Una mano tibia acarició su mejilla y enjugó una lágrima. Brazos fuertes la sostenían. Charity no estaba segura de si estaba despierta o dormida, pero podía sentir el corazón de Jesús latiendo por billones de personas. Charity abrió sus ojos y lo miró. Él le sonrió como si ella tuviera su aten­ ción completa; pero ella sentía, al mismo tiempo, que él era consciente de mucho más, como si estuviera directamente conectado con el dolor atroz y el gozo inmensurable del universo entero. Ella se dio vuelta y se recostó sobre su pecho para poder ver lo que él estaba mirando. Vio la desolación silenciosa del anciano que acababa de ser diagnosticado con Alzheimer. Sintió el terror de una joven mujer acosada por su colega; y su corazón se desgarró por la agonía de un amigo cuyo hijito había muerto por culpa de un automovilista borracho. Gritó, pero los fuertes brazos la mantuvieron cerca y segura. Ella quería enterrar su rostro en su pecho y quedarse allí para siempre, protegida de la angustia infinita. -Quiero ser como tú. -Yo sé, Charity. Por eso te traje aquí, para sostenerte con mis brazos, para que veas a las personas a través de mis ojos y sientas su dolor a través de mi corazón. Ahora debes amarlos como yo los amo. Tienes que hacer una diferencia en sus vidas. Pero puedes volver aquí cada vez que quieras. De hecho, cuanto más lo hagas, más te asemejarás a mí. SABADO 09Agosto <S£t> Lección para jóvenes / 47
  2. 2. D O M IN G O 10Agosto t E--------- 1— A ¿CÓMO VIVIÓ JESÚS? ¿Alguna vez te preguntas cómo vivió Jesús? Lee las historias en Mateo 9 y Juan 13. Perdonó pecados, reconoció la fe, sanó a un hombre disca­ pacitado, llamó a un cobrador de impuestos para que fuera su discípulo, fue a una fiesta, permitió que una mujer impura tocara sus jeans (del primer siglo), resucitó a una niña, permitió que los fariseos discutieran con él, refregó los pies sucios de sus discípulos, e hizo provisión para su madre. Enseñó sobre el reino de Dios y sanó a muchos enfermos. ¿Por qué? Porque tenía compasión de ellos. ¿Quieres vivir como Jesús? Entonces, "vé y haz lo mismo" (ver Lucas 10:36-38). Es cierto, no puedes perdonar pecados como Jesús hacía, pero puedes perdonar a tus amigos e, incluso, a tus enemigos. No puedes curar el cáncer, pero puedes restaurar una relación rota, permitir que un intocable te toque, y hablarle de Jesús a la multitud. ¿Por qué? Porque si eres siervo de Jesús, si él vive en ti, ¡no lo puedes evitar! ¿Jesús solo estaba d efiniendo "prójim o"? (Luc. 10:30-37) Cuando escuchamos la historia del buen samaritano, se nos pide que consideremos quién es nuestro prójimo. ¡Estoy seguro de que ya conoce­ mos esa respuesta! ¡Es cualquiera que necesite ayuda! Pero no es común que nos pidan que consideremos quiénes somos nosotros en esa historia. Espero que Dios me enseñe cómo dejar de ser como el fariseo y el levita, y cómo comenzar a ser como el samaritano. Palabras de odio, palabras de am or (Luc. 6:27, 28, 32-36) Observa algunas de las palabras clave de Lucas 6:27 al 36: amor, am i­ go, venganza, am abilidad, recom pensa, ciego, obedecer, preguntar, tratam iento, juicio, perdón, lástima, dar. Algunas de estas son palabras de "odio" y otras, de "amor". Es interesante que Jesús nunca tuvo que enseñarles a sus oyentes quiénes eran sus enemigos y cómo eran, porque ya todos lo sabían. En lugar de eso, pasó tres años y medio diciéndoles y mostrándoles cómo tratar a la gente. Cuanto más leemos y contemplamos sus palabras y acciones, más aprendemos qué significa vivir como él. Todo 10 que debemos hacer es ponerlo en práctica. Biblia en m ano — - ~ ™ - — y ¿Qué nos enseña Mateo 9:36,14:14 y 15:32 acerca de la forma en que Jesús consideraba a las personas? i ¿Qué principio de acción guiaba a Jesús al relacionarse con las personas? Mar. 10:21; Juan 11:5. y "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos" (Juan 15:13). ¿Cómo entendemos lo que esto significa en términos prácticos diarios? ¿De qué manera podemos aplicarlo día a día? 48 / Lección para jóvenes
  3. 3. TENER UN CORAZÓN COMO EL DE JESÚS 4fNELs "Jesús no suprimía una palabra de la verdad, pero siempre la expresaba con amor. En su trato con la gente hablaba con el mayor tacto, cuidado y misericordiosa atención. Nunca fue áspero ni pronunció innecesariamente una palabra severa, ni ocasionó a un alma sensible una pena inútil. No censuraba la debilidad humana. Decía la verdad, pero siempre con amor. Denunciaba la hipocresía, la incredulidad y la iniquidad; pero las lágrimas velaban su voz cuando profería sus penetrantes reprensiones. Lloró sobre Jerusalén, la ciudad amada, que rehusó recibirle, a él, que era el Camino, la Verdad y la Vida. Sus habitantes habían rechazado al Salvador, mas él los consideraba con piadosa ternura. Fue la suya una vida de abnegación y preocupación por los demás. Toda alma era preciosa a sus ojos. A la vez que se condujo siempre con dignidad divina, se inclinaba con la más tierna consideración sobre cada uno de los miembros de la familia de Dios. En todos los hombres veía almas caídas a quienes era su misión salvar. "Tal fue el carácter que Cristo reveló en su vida. Tal es el carácter de Dios" (CC 12). "La misericordia es un atributo que el agente humano puede compartir con Dios. Como Cristo lo hizo, así también uno puede asirse del brazo divino y estar en comunión con el poder divino. Nos ha sido señalado un servicio de misericordia que realizar por nuestros semejantes. Al cumplir dicho servicio, estamos trabajando juntamente con Dios. Por lo tanto, hacemos bien en ser misericordiosos así como nuestro Padre en los cielos es misericordioso. "Dios dice: 'Misericordia quiero, y no sacrificio' (Mat. 9:13). La mi­ sericordia es bondadosa, compasiva. La misericordia y el amor de Dios purifican el alma, embellecen el corazón y limpian la vida de egoísmo. La misericordia es una manifestación del amor divino, y se muestra en los que, identificados con Dios, le sirven reflejando la luz del cielo sobre la senda de sus semejantes. "La condición de muchas personas requiere el ejercicio de la genuina misericordia. Los cristianos, en su trato el uno con el otro, deben ser regidos por principios de misericordia y amor. Deben utilizar cada oportunidad para ayudar a sus semejantes en desgracia [...]. 'Como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos' (Luc. 6:37, 38, 31). Estos son los principios que haremos bien en fomentar" (SJ 182). 11Agosto Biblia en mano ¿De qué forma explicó Jesús quién es nuestro prójimo? ¿Qué implicancias tiene la parábola del buen samaritano para nosotros? Luc. 10:30-37. ¿De qué manera se relaciona el mandamiento "amarás a tu prójimo como a ti mismo" con la regla de oro? Mat. 7:12. A / Piensa en alguien que te haya tratado mal. ¿De qué modo has tratado tú, a su vez, a esa persona? ¿De qué forma el ejemplo de Cristo y la manera como él trató a quienes lo maltrataron nos enseña cómo podemos relacionarnos mejor con aquellos que no nos tratan con amabilidad? Lección para jóvenes / 49 Í Í 7
  4. 4. MARTES 12Agosto f i POR QUÉ LA BONDAD ES BUENA TAMBIÉN PARA TI Ser amables con otros es la mejor manera de sentirnos felices y evitar la depresión. Un estudio realizado en el 2008 indicó que aquellos que gastaban más dinero en otros eran más felices, y aquellos que gastaban menor cantidad de dinero en otros eran menos felices.1Otro estudio des­ cubrió que planificar realizar cinco actos de bondad en un día específico, cada semana, hacía que las personas se sintieran más felices. Este estudio también enfatizó la importancia de dedicar esfuerzo a la bondad, y a descubrir nuevas maneras creativas de ser amables con otros.2Ser amable también es bueno para nuestra salud física. Puede ayudar a proteger el corazón, mejorar el sistema inmune, y detonar la liberación de endorfinas.3 Uno de los aspectos más importantes de la bondad es la compasión que crea en nuestro corazón. Esto libera la hormona oxitocina, que nos ayuda a sentirnos "calentitos" y felices. Ser amables hace que pensemos en las necesidades de otras personas y hagamos cosas que construyan nuestra relación con ellas. Y cuanto más conectados nos sentimos con otros, más felices somos. Un documento reciente producido por el gobierno del Reino Unido para promover el bienestar positivo aconseja que hagamos "algo bueno por un amigo o un extraño. Agradécele a alguien. Sonríe. Ofrece tu tiempo. Únete a un grupo comunitario. Mira hacia afuera y también hacia adentro. Verse a uno mismo y su propia felicidad, unido a una comunidad más amplia, puede ser increíblemente gratificante y crea conexiones con las personas a su alrededor".4 Esta es una buena forma de comenzar a vivir como Jesús. Biblia en m ano — — — ..................... — .............. j ¿Cuál es el mensaje básico de Mateo 25:31 al 46? ! Piensa en algún momento en el que te encontrabas en gran necesidad de ayuda y alguien vino para auxiliarte. ¿Qué significó esa ayuda para ti en tu sufrimiento y dolor? ¿De qué manera esa experiencia te demostró por qué es tan importante que estemos dispuestos a ayudar de todas las formas posibles a otros que están pasando necesidad? ’ E. W. Dunn, L. B. Aknin, y M. I. Norton, "Spending money on others promo­ tes happiness", Science, 319, 1687-88 (2008). 2Kennon M. Sheldon y Sonja Lyubomirsky, "H ow to increase and sustain po­ sitive emotion: The effects of expressing gratitude and visualizing best possible selves". The Journal o f Positive Psychology, abril del 2006. 3Melinda Smith y Jeanne Segal, "Laughter isthe Best Medicine," consultado el 20 de noviembre de 2013 en http://www.helpguide.org/life/humor_laughter_health.htm 4 "Mental Capital and Wellbeing: Making the most of ourselves in the 21s' century", Government Office fo r Science, 2008, p. 24. 50 / Lección para jóvenes
  5. 5. CRECER CON NUESTROS ENEMIGOS Necesitamos a nuestros enemigos: personas complicadas que nos irritan, personas complicadas que nos agotan, y personas complicadas Agosto que solo quieren usarnos. Estas personas nos ayudan a crecer y madurar espiritualmente, aunque muchos de nosotros, probablemente, desearía­ mos que nuestros enemigos desaparecieran. Jesús estuvo rodeado de personas complicadas, pero no sucumbió a orar para que sus enemigos se alejaran. Al contrario, mostró amor, mi­ sericordia y perdón a sus enemigos, y nos encomendó hacer lo mismo. ¿Cómo podemos lograr esto? Aquí hay algunos pasos: Reconoce las "malezas" que dificultan tu crecim iento espiritual. No hay que mirar muy lejos para encontrar a alguien que se mete en nuestros nervios. Piensa en por qué cierta persona te molesta, y sé consciente del tipo de espíritu que esa persona revela en ti. ¿Te ha enviado Dios una persona "imposible de querer" para ayudarte a desarrollar tu amor incondicional? ¿Te ha enviado una persona desagradecida para ayudarte a crecer y desarrollar tu paciencia (Sant. 1:3, 4)? Sé honesto. Escribe tus observaciones y ora por ellas. Identifica el tratam iento correcto para las malezas de tu vida. En el tiempo de Jesús, era común que ¡as personas maldijeran a sus enemigos en sus oraciones. Esto se ve reflejado en el dicho de Jesús: "Ustedes han oído que se dijo: "Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo" (Mat. 5:43). Pero Jesús nos invita a am ara nuestros enemigos y hacer el bien a quienes nos odian. Entrega tu espíritu vengativo. Pídele a Dios su fuerza y gracia para llegar al perdón y la reconciliación. Quédate conectado al M aestro Jardinero. Jesús nos promete que pros­ peraremos y creceremos, si permanecemos conectados a él. La única ma­ nera como realmente podemos amarnos unos a otros es permaneciendo conectados, al alimentarnos de su Palabra y orar por su amor y sabiduría (Juan 15:4-12). Pídele que te inspire a descubrir nuevas maneras de mos­ trar su amor y gracia extravagantes, a aquellos que te odian. Biblia en m ano ..... ...- - — .......-...— .....>..-.......-..— ....................... j ¿Cuál es la relación entre permanecer en Cristo y en su amor, y amar a nuestro prójimo? Juan 15:4-12. j Vuelve a leer Juan 15:4 al 12. ¿Cuál es el gozo del que habla Jesús allí? ¿De qué manera podemos experimentar el gozo que viene de servir a Cristo, incluso cuando no nos sentimos, necesariamente, alegres por nuestras circunstancias inmediatas? MIÉRCOLES 13 Lección para jóvenes / 51
  6. 6. AMAR Y PRESTAR Como cristianos, nos esforzamos por ser amables y considerados, y por ser ejemplos vivos del amor de Cristo por otros. Mucho de esto se trata de vivir en un mundo de opiniones y estilos de vida diferentes, de apoyar una sociedad en la cual podemos vivir como elegimos, porque creemos en los derechos de los otros a vivir como quieren. No tener enemigos puede deberse a mantener nuestras vidas fáciles, mientras esperamos demostrar la inclusión y gracia increíbles de Dios. Mantener nuestras relaciones dulces reduce los riesgos para nosotros mismos, nuestra iden­ tidad y nuestras creencias, y evita conflictos abiertos con aquellos cuyas creencias son diferentes de las nuestras. Sin embargo, Lucas sugiere un modelo diferente. En lugar de mantener un sistema en el que nuestro estilo de vida y decisiones están protegidos en un ambiente de bajo riesgo (Luc. 6:32), recibimos la orden: "denles prestado [a sus enemigos] sin esperar nada a cambio" (v. 35). Este versículo dice, específicamente, que deberíamos prestarles dinero a nuestros ene­ migos, sabiendo que no nos lo devolverán. Para demostrar la misericordia de Dios, debemos "hacer el bien" (v. 35) yendo tan lejos como responder financieramente a personas con las que no estamos de acuerdo para nada. Y ¿para quién es esta demostración de la misericordia de Dios? Nos gusta pensar que mostrar misericordia hacia nuestros enemigos es bueno para ellos, ya que les muestra el amor de Dios en acción. Pero también es bueno para nosotros, porque nos muestra el modo lleno de riesgos como Dios procede respecto de nosotros. Nos permite experimentar, en cierto sentido, lo que Dios experimenta al prestarnos todos sus recursos, cuando sabe que no tenemos cómo pagarle. Entonces, aunque hacer el bien, conscientemente, a nuestros enemi­ gos puede llegar a ayudarlos a cambiar sus corazones, la función más importante de tratar bien a nuestros enemigos es que nosotros poda­ mos realmente llegar a ser los "hijos del Altísimo [...] bondadoso con los ingratos y malvados {...] compasivos, así como su Padre es compasivo" (v. 35, 36). ¿Quiero entender la complejidad del amor de Dios por mí? Entonces necesito estar dispuesto a prestarles mi tiempo, mi dinero y otros recursos a personas "indignas", con el fin de experimentar las tensiones que Dios supera al ser misericordioso conmigo. Entonces podré participar del desarrollo divino de su carácter, tanto en mí como en mis enemigos. Biblia en m ano ............................................................ j ¿De qué maneras prácticas se puede manifestar amor hacia los enemigos, según Cristo? Luc. 6:27,28. I ¿Qué razones mencionó Jesús para explicar por qué debemos amar a nuestros enemigos? Luc. 6:32-35. 52 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA El amor fue la fuerza motivadora que permeó la vida de Jesús. ¿Podría haber logrado tanto por la humanidad caída, asumiendo otra motivación para vivir? ¿Lo recordaríamos, si hubiese estado dedicado solamente a la justicia o la bondad? Lo cierto es que todos estos nobles principios estu­ vieron presentes en la vida de Cristo, porque surgían de un corazón que amaba. Dios es amor (Juan 4:8). Porque Jesús fue enviado del corazón del Padre, es tan cierto, como que la noche sigue al día, que el amor fue el poder motivador en su vida y ministerio. Al revelarnos el amor del Padre, Jesús estableció un patrón a seguir. Dios, a través del Espíritu Santo, nos da el poder para amar como él amó. ¡Qué Salvador! CONSIDERA » Lee Mateo 23:13 al 36. Estas pueden ser las palabras más duras que Jesús haya pronunciado. ¿Cómo concillas estas palabras con su carácter de amor? » Graba un video corto, entrevistando a una persona que te ame. Pídele a esta persona que comparta las razones por las cuales te ama. Pon este video en una cápsula de tiempo. » Escribe un final para la siguiente situación: "Todo lo que quedaba, ahora, era la separación. Un matrimonio destrozado por la infidelidad, situados a un kilómetro de distancia uno del otro. Estaban sentados en la oficina del consejero, cuando Jesús entró y..." » Visita al capellán de un hospital local. Pregúntale a quién puedes visitar en el hospital, o cómo puedes arreglar para hacer esa visita. » Medita en Juan 15:10. ¿Qué conexión hay entre obedecer los Diez Mandamientos y permanecer en el amor de Cristo? >>Contesta la siguiente pregunta: Cuando pensamos en el amor de Jesús, pensamos en su amor por la gente, pero ¿de qué manera su ministerio demostró su amor por la naturaleza? AMPLÍA Mateo 22:23-40; Juan 17; 1 Corintios 13; 1 Juan 3:11-24. El cam ino a Cristo, capítulo 1: "Amor supremo". ViERNES 15Agosto O Colaboraron esta semana: Karen Holford, Crieff, Escoda; Mike Lewis, Escocia; Bernie Hoiford, Crieff, Escocia; Bethany Craggs, Oxford, Inglaterra; Elizabeth Iheoma, Dunbartonshire, Escoda; M uriel Logan, Crieff, Escoda; Dwain Esmond, Hedgesville, West Virginia, EE.UU. Lección para jóvenes / 53

×