Para el 13 de septiembre de 2014 
El sábado 
PARA ESTA SEMANA: Juan 1:1-3; Mateo 12:1-5; Lucas 4:16-21; Juan 5:16, 
17; Ma...
d o m in g o SÁBADO: EL DÍA SAGRADO 
La creación del ser humano fue la culminación de la semana de la 
Septiembre creación...
UN DÍA DE SANIDAD Y GOZO 
"Tanto en el hogar como en la iglesia, debe manifestarse un espíritu de 
servicio. El que nos di...
m a r t e s DESESTRÉSATE y r e c ib e l a b en d ic ió n 
Muchas personas consideran que el sábado fue abolido o cambiado ...
RESTAURACIÓN 
En 1930 el artista español Elias García Martínez pintó la obra de arte 
"He aquí el hombre". En agosto de 20...
j u e v e s p r in c ip io s Y ORIENTACIONES 
Yo creo que Dios les contó a Adán y a Eva cómo los creó. También 
Septiembre...
RECUERDA v|R nk 
El sábado. ¿Qué significa este día para ti? ¿Es un día más en la semana, J tmm 
aburrido o estresante, o ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 11 | Joven | El Sábado | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

469 visualizaciones

Publicado el

Lección 11 | Joven | El Sábado | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
469
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
141
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 11 | Joven | El Sábado | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

  1. 1. Para el 13 de septiembre de 2014 El sábado PARA ESTA SEMANA: Juan 1:1-3; Mateo 12:1-5; Lucas 4:16-21; Juan 5:16, 17; Mateo 24:20. TEXTO CLAVE: "El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado -añadió-. Así que el Hijo del Hombre es Señor incluso del sábado" (Mar. 2:27, 28). PREVIEW Luego de dedicar seis días a crear, Dios descansó en el séptimo día y lo bendijo y lo santificó. Nos dio el sábado como un día especial, en el cual debemos dejar de lado nuestras preocupaciones y luchas de la semana, para tener 24 horas con él. Jesús les dijo a los discípulos que "el sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado. Así que el Hijo del Hombre es Señor incluso del sábado" (Mar. 2:27, 28). Como hijo de un anciano de iglesia, sabía que la tardecita del viernes era el momento cuando recibíamos el sábado. Pero un viernes de noche, un amigo me invitó a asistir a "Fridaynightlights", donde se desarrollaban com­petencias de básquet; y yo acepté ir con algunos amigos de la universidad. Pero mientras estaba allí, sentía que no estaba haciendo lo correcto, que tendría que estar en la iglesia. De repente, uno de mis amigos de la iglesia me llamó por teléfono para saber si me encontraba en la iglesia para recibir el sábado. Estaba a punto de decirle que estaba yendo, cuando un grupo de espectadores aclamó a su equipo que había logrado un punto. Cuando mi amigo me preguntó por los gritos, le dije que estaba en un partido de básquet. Él me respondió recordándome lo importante que es el sábado. Dios le dijo a Moisés: "Ustedes deberán observar mis sábados. En todas las generaciones venideras, el sábado será una señal entre ustedes y yo, para que sepan que yo, el Señor, los he consagrado para que me sirvan" (Éxo. 31:13). ¿Estás tentado a no tomar el sábado con seriedad?, ¿a sustituir las ac­tividades del sábado con tus actividades regulares? Al estudiar la lección de esta semana, deja que Jesús te inspire a meditar en el significado del sábado en tu vida. SA B A D O 06 Septiembre Lección para jóvenes / 75
  2. 2. d o m in g o SÁBADO: EL DÍA SAGRADO La creación del ser humano fue la culminación de la semana de la Septiembre creación. Dios planeó que fuéramos sus socios para cuidar de la creación durante seis días y descansar el séptimo. Juan presenta a Cristo como el Creador de todas las cosas. En la eter­nidad pasada, el Verbo no fue una entidad pasiva e inactiva, sino que estuvo activa e íntimamente relacionada con el Padre, en el desarrollo y en el manejo de todas las cosas. El sábado puede llegar a ser para nosotros un pequeño santuario en el desierto de este mundo, donde por un tiempo podemos estar libres de sus cuidados y podemos entrar, por así decirlo, en los gozos del cielo. Si el descanso del sábado fue deseable para los seres sin pecado del paraíso (Gén. 2:1-3), ¡cuánto más esencial es para los falibles mortales que se preparan para entrar de nuevo en esa bendita morada! Cuando pensamos en el sábado como un día especial para pasar con nuestro amigo especial, Jesús, realmente se convierte en una delicia. Guardar el sábado: la costumbre de Jesús (Luc. 4:16-20; 6:1-10; 13:10-17) La Biblia señala claramente que Jesús guardaba el sábado: "y un sá­bado entró en la sinagoga, como era su costumbre" (Luc. 4:16). Guardar el sábado era un hábito, una parte semanal de su vida. También era un signo de lealtad a su Padre y una confirmación de la validez del cuarto mandamiento de la ley moral de Dios: los Diez Mandamientos. Jesús afirmó a menudo, con palabras y con acciones, que es lícito ayudar a otros en sábado. Cuando ayudamos a otros, nos convertimos en socios con Dios bendiciendo a la humanidad. Su intención con esto era demostrar un amor desinteresado por otros. Sus actividades de sana-miento no quebrantaron el sábado ni lo abolieron. Lo que sí hicieron fue terminar con los gravosos reglamentos que habían torcido el significado del sábado como un instrumento divino de refrigerio espiritual y deleite. La recompensa por guardar el sábado (Isa. 58:13,14) La verdadera observancia del sábado es mucho más que asistir a la iglesia. El sábado es un día para compartir las buenas nuevas con personas que no conocen a Dios, personas que necesitan ayuda porque son pobres o están enfermas. Cuando observamos el sábado como Dios estipula, él se deleita en nosotros. Nos eleva y comparte con nosotros la herencia de su pueblo. Biblia en mano ......—.■................. ................. ....... ! ¿Qué indican los siguientes versículos acerca del papel de Jesús en la creación? ¿Por qué esto es tan importante, especialmente al considerar el origen del sábado? Juan 1:1-3; Col. 1:16; Heb. 1:1, 2. y El descanso sabático nos une al principio de la creación de la Tierra, a las mismas bases de nuestra existencia. ¿Qué mejor momento para meditar en la importante pregunta: "¿Qué estoy haciendo con la existencia que Dios me ha dado?"? 76 / Lección para jóvenes
  3. 3. UN DÍA DE SANIDAD Y GOZO "Tanto en el hogar como en la iglesia, debe manifestarse un espíritu de servicio. El que nos dio seis días para nuestro trabajo temporal, bendijo Septiembre y santificó el séptimo día y lo puso aparte para sí [...]. La misericordia ---------------- divina ha indicado que se debe cuidar a los enfermos y dolientes; el tra­bajo requerido para que estén cómodos es una obra necesaria, y no una violación del sábado" (C/ 267). "Tales obras están en perfecta armonía ton la ley del sábado. Nuestro gran Ejemplo siempre estuvo activo en el sábado, cuando las necesidades de los enfermos y dolientes se presen­taban ante él" (SJ 148). "Por esta razón, había escogido el sábado para realizar el acto de curación de Betesda. Podría haber sanado al enfermo en cualquier otro día de la semana; podría haberlo sanado simplemente, sin pedirle que llevase su cama, pero esto no le habría dado la oportunidad que deseaba. Un propósito sabio motivaba cada acto de la vida de Cristo en la tierra. Todo lo que hacía era importante en sí mismo y por su enseñanza. Entre los afligidos del estanque, eligió el caso peor para el ejercicio de su poder sanador, y ordenó al hombre que llevase su cama a través de la ciudad a fin de publicar la gran obra que había sido realizada en él. Esto iba a levantar la cuestión de lo que era lícito hacer en sábado, y prepararía el terreno para denunciar las restricciones de los judíos acerca del día del Señor y declarar nulas sus tradiciones. "Jesús les declaró que la obra de aliviar a los afligidos estaba en armo­nía con la ley del sábado. Estaba en armonía con la obra de los ángeles de Dios, que están siempre descendiendo y ascendiendo entre el cielo y la tierra para servir a la humanidad doliente. Jesús dijo: 'Mi Padre hasta ahora obra, y yo obro'" (DTG 176). "'Es lícito' quiere decir que está de acuerdo con la ley. Cristo nunca reprobó a los judíos por guardar la ley de Dios, o por honrar el sábado; al contrario, siempre respaldó la ley en toda su plenitud" (UE 64). LU N E S 08 Biblia en mano A j Lee Mateo 12:1 y 2. ¿Qué estaba sucediendo aquí? ¿Por qué los fariseos consi- derarían "no lícita” esta acción? / ¿Qué importancia tienen los ejemplos que Jesús utilizó al responder a los fariseos? Mat. 12:3-5. I ¿De qué maneras tu observancia del sábado puede corroborar que el Señor del sábado es también el Señor de tu vida? Lección para jóvenes / 77
  4. 4. m a r t e s DESESTRÉSATE y r e c ib e l a b en d ic ió n Muchas personas consideran que el sábado fue abolido o cambiado Septiembre Por domingo; pero la Biblia no indica en ninguna parte que esto haya sucedido. Cristo observaba el sábado (Luc. 4:16). Él no vino a abolirlo, sino a sostenerlo. J L j Regularmente hacemos una revisión de nuestros autos y otros medios de transporte, para que funcionen de manera eficaz y segura. El sábado es como esa revisión. Cuando lo observamos como Dios espera que lo hagamos, el sábado nos enriquece espiritual, física y emocionalmente. Imagina tener que trabajar cada día de la semana. Sin el descanso del sábado, el estrés y el cansancio rápidamente nos agotarían mental, física y espiritualmente. Siempre estamos muy ocupados durante los seis días de trabajo. Tenemos clases a las que asistir, trabajos prácticos que escribir, y trabajo que hacer con el fin de ganar educación y dinero para nuestros gastos de vida. La vida no para de domingo a viernes. Pero el sábado, todos podemos sonreír por el descanso que conlleva guardar ese día. La verdadera observancia del sábado incluye la participación de toda la familia. Los padres deben ser ejemplos para sus hijos, en lo referente a guardar el sábado de manera adecuada. Los hijos deben aprender que el sábado es un día santo, en el cual se pueden concentrar en Dios y en todo lo que él ha hecho por ellos. Es un día ideal para aprender del mundo natural que Dios creó. El sábado fue separado para fortalecer nuestra relación con nuestro Creador y con nuestra familia. El séptimo día es un tiempo especial para mostrar nuestro amor y devoción a Dios. A través de la observancia del séptimo día, confesamos nuestra fe en él. Todas nuestras relaciones prosperarán si le dedicamos el sábado a Dios. A Biblia en mano y ¿Qué nos dice Lucas 4:16 acerca de la actitud de Jesús hacia el sábado? ¿Por qué esto es tan importante para nosotros hoy? Juan 14:15; 1 Ped. 2:21. / ¿Qué leyó Jesús en esa ocasión especial en la sinagoga? ¿Por qué es importante? Luc. 4:16-21. 78 / Lección para jóvenes
  5. 5. RESTAURACIÓN En 1930 el artista español Elias García Martínez pintó la obra de arte "He aquí el hombre". En agosto de 2012, Cecilia Jiménez de Borja intentó Septiembre "arreglar" la pintura deteriorada. A pesar de sus buenas intenciones, falló en su intento. ¿No está pasando esto en nuestras vidas? El sexto día de la creación Dios creó al ser humano a su imagen, y lo puso a cargo de todo lo que había creado. Dios también creó el sábado para que pudiésemos descan­sar del trabajo de todos los otros días y dedicar 24 horas para estar con él. Desafortunadamente, esta obra de arte sufrió tantos daños por el pecado, que incluso el sábado se considera un día de trabajo o de diversión. ¿Cómo podemos evitar arruinar el plan de Dios para nosotros y mantener santo el sábado? A continuación hay algunas maneras de observar el sábado, para que la imagen de Dios pueda ser restaurada en nosotros. Guardare! sábado consistentemente. Lucas4:16 nos enseña que Jesús iba a la sinagoga cada sábado. Así nuestro Salvador nos dio su ejemplo. Damos cuenta del significado del sábado. El sábado no es una ley a observar; es tiempo dedicado solamente a Dios. Si nos concentramos en él y en lo que ha hecho por nosotros, las horas del sábado realmente serán una delicia, en lugar de ser horas en las que no podemos hacer esto o aquello. "Si dejas de profanar el sábado, y no haces negocios en mi día santo; si llamas al sábado 'delicia', y al día santo del Señor, 'hono­rable'; si te abstienes de profanarlo, y lo honras no haciendo negocios ni profiriendo palabras inútiles, entonces hallarás tu gozo en el Señor; sobre las cumbres de la tierra te haré cabalgar, y haré que te deleites en la herencia de tu padre Jacob. El Señor mismo lo ha dicho" (Isa. 58:13, 14). Conectarte con Dios. Estudia su Palabra diligentemente. Ora sin cesar. Y recuerda orar por los miembros y líderes de la iglesia. Ora para que el Espíritu Santo te inspire a observar el sábado correctamente. La oración constante con confesión nos ayuda a tener una relación más cercana con Cristo. Biblia en mano ........... .................. ..................... ................ I ¿Qué argumentos se presentan en cada uno de estos textos, para justificar los milagros de sanidad realizados por Jesús en sábado? Mat. 12:10-12; Luc. 13:15,16; Juan 5:16,17. y Aunque es fácil ser legalistas en cuanto al sábado, otras personas podrían ser muy negligentes para guardarlo. ¿De qué modo podemos lograr la observancia correcta? M IE R CO L E S 10 Lección para jóvenes / 79
  6. 6. j u e v e s p r in c ip io s Y ORIENTACIONES Yo creo que Dios les contó a Adán y a Eva cómo los creó. También Septiembre creo ciue compartió con ellos las razones por las cuales les dio el sábado. Incluso luego de que el pecado entró en la tierra, el sábado jugó un papel importante en la relación de la humanidad con Dios. El sábado no señalaba solo la creación de la humanidad, sino también la salvación de la misma (Hebreos 4). Jesús acostumbraba guardar el sábado. Así sabemos que no vino a abolir el sábado, sino a cumplirlo y a mostrarnos cómo guardarlo. Como cristianos, debemos tener en mente que el sábado es un símbolo de sal­vación entre Dios y su pueblo, y que debe hacernos acordar la salvación de formas especiales. Cristo enfatizó el carácter de la redención al hacer el bien en el sábado, y al darle a la gente nueva esperanza para el hoy y para la eternidad. El sábado fue separado para enriquecer nuestra relación con Dios. Hechos 13:14 al 52 nos muestra que después de la muerte de Jesús, sus seguidores continuaron observando el sábado, asistiendo a reuniones en las que se animaban unos a otros y aprendían cómo Dios había guiado a su pueblo en el pasado. Podemos aprender lo siguiente acerca del mandamiento del sábado, en Éxodo 20:8 al 10: (1) la actitud que debiéramos tener para con el sá­bado, (2) que la observancia del sábado incluye todo lo que poseemos, (3) que el sábado señala a Dios como nuestro Creador y nuestro Ejemplo en relación a cómo debiéramos guardarlo, y (4) que al comienzo de cada semana, deberíamos planear nuestros compromisos diarios para que, al llegar el viernes de tarde, estemos esperando ansiosamente que comience el sábado. Con el fin de recordar el día sábado para santificarlo conforme al mandamiento (ver Éxodo 20:8), debemos pensar en él a través de la semana, y hacer los preparativos necesarios para observarlo de manera que agrade a Dios. Debiéramos tener cuidado de no agotar nuestras energías durante la semana, hasta el punto en que no podamos ocuparnos en el servicio a Dios durante el sábado. A Biblia en mano ¿Qué tiene para decir Mateo 24:20, acerca del sábado en los años posteriores a la resurrección de Jesús? j ¿Qué otras evidencias podemos encontrar en el Nuevo Testamento que mues­tran que el séptimo día permaneció sagrado, luego de la resurrección de Cristo? Hech. 13:14,42; 14:1; 17:1,2; 18:4. ! ¿De qué modo podemos mejorar nuestra comunión con el Señor en su santo día? Al mismo tiempo, ¿de qué manera el guardar el sábado nos puede ayudar a ser cristianos más compasivos, amantes y afectuosos? 80 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA v|R nk El sábado. ¿Qué significa este día para ti? ¿Es un día más en la semana, J tmm aburrido o estresante, o te emociona un poco más que tu trabajo de todos Septiembre los días? Debemos recordar que el sábado fue hecho para nosotros, no, al revés. Si el sábado es una carga para ti en la tierra, un periodo de tiempo que no te gusta porque no puedes mirar la televisión o salir a comprar í % ropa nueva, ¿será también una carga en el cielo? El sábado existirá siempre ' . J (Isa. 66:22, 23), así que disfrutarlo debe comenzar hoy. Qué triste sería que en el cielo, al llegar el viernes, odiaras la puesta del sol. CONSIDERA » Pasa el sábado solo con Dios. Puedes hacerlo en tu cuarto, en la natu­raleza, o viajando. Habla con Dios y ten la "iglesia" dondequiera que estés. Apaga tu teléfono celular y escucha a Dios sin interrupciones. » Participa en la iglesia. Pasamos muchos sábados atornillados al asiento mirando cómo otros dirigen. Pregúntale a tu pastor o anciano cómo puedes contribuir al servicio de adoración. Puedes hacerlo con música, en oración, dando la bienvenida, etc. » Envía un poema o un artículo sobre el sábado a la Lección de Jóvenes. Es posible que podamos ponerlo en nuestro sitio web o en la página de Facebook, para que sea una bendición para otros. » Practica una nueva mentalidad para la semana. Cada domingo, en lugar de pensar "Otra semana difícil comienza", enfócate en el sábado. Nunca es demasiado temprano para prepararte mental y espiritualmen­te para el sábado. Que esta sea tu motivación al transitar la semana. » Comienza un estudio bíblico los sábados de tarde. Luego de la iglesia, en lugar de dormir la siesta, invita a algunos amigos y estudien la Palabra juntos. AMPLÍA Jeremías 17:22; Mateo 12:1-11; Hebreos 4:1-11 Yara Young, ¡Oh, no! ¡Otra vez es sábado y todavía no estoy lista! Creencias de los adventistas del séptimo día, "El sábado", pp. 280-300. Colaboraron esta semana: Kabenge Solomon, Kampala, Uganda; Lwanga Jonathan, Kampala, Uganda; Wamala Enoch, Kampala, Uganda; Lwanga Robert Musisi, Kampala, Uganda; Samuel Nsubuga, Kampala, Uganda; Ssajjabbii ssekasi Stephen, Kampala, Uganda; Darío Peña, Colombia, Sudamérica. Lección para jóvenes / 81

×