Para el 3 de octubre de 2015
SiEl llamado
profético
de Jeremías
PARA ESTA SEMANA: Isaías 1:19; Jeremías 7:5-7; 1 Reyes 2:2...
DOMINGO
27Septiembre
“ANTES DE FORMARTE...”
Imagina que fuiste reclutado para el ejército antes de nacer. Tú contra
el mun...
“TE ELIJO A TI”
"Entre los que habían esperado que se produjese un despertar espiritual
permanente como resultado de la re...
MARTES
29Septiembre
A
m
FE A TRAVÉS DE LA CALAMIDAD
El reinado malvado de Manasés había concluido y le siguió el reinado
d...
ARMADO PARA LA BATALLA
Somos llamados al campo de batalla día tras día. Pero la guerra en la
que estamos involucrados no e...
JUEVES
01Octubre
A
m
EL MENSAJE DE ESPERANZA DE JEREMÍAS
Cuando se presentan dificultades, podemos llegar a perder fe en D...
RECUERDA
El llamado a Jeremías al ministerio profético fue enfático. Aunque era
solamente un "joven", Dios dejó en claro q...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Joven | Lección 1 | El llamado profético de Jeremías | Escuela Sabática | Cuarto trimestre 2015 | Jeremías

2.443 visualizaciones

Publicado el

Joven | Lección 1 | El llamado profético de Jeremías | Escuela Sabática | Cuarto trimestre 2015 | Jeremías

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.443
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.945
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Joven | Lección 1 | El llamado profético de Jeremías | Escuela Sabática | Cuarto trimestre 2015 | Jeremías

  1. 1. Para el 3 de octubre de 2015 SiEl llamado profético de Jeremías PARA ESTA SEMANA: Isaías 1:19; Jeremías 7:5-7; 1 Reyes 2:26; Jeremías ln-5; Isaías 6:5; Jeremías 1:6-19; Mateo 28:20. TEXTO CLAVE: "Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones" (Jer. 1:5). PREVIEW N o hay mucho que Jeremías no haya visto o experimentado: desde ser llamado a una edad temprana para dar un mensaje a una nación que no quería escuchar, hasta ser odiado y rechazado por su propio pueblo, y tener visiones. Su vida estuvo llena de dolor y desesperanza. Pero estaba determinado a obedecer a Dios. El mensaje de Jeremías es para nosotros, así como fue para Israel: "¡Vuelve, apóstata Israel! No te miraré con ira -afirma el Señor-, No te guardaré rencor para siempre, porque soy misericordioso -afirma el Señor-, Tan solo reconoce tu culpa, y que te rebelaste contra el Señor tu Dios [...] Yo creía que me llamarías 'Padre mío', y que nunca dejarías de seguirme" (Jer. 3:12, 13, 19). Su vida nos muestra que nunca somos demasiado jóvenes para ser usados por Dios. "Antes de formarte en el vientre, ya te había elegido; antes de que nacieras, ya te había apartado; te había nombrado profeta para las naciones" (Jer. 1:5). El remanente de Dios debiera poder permanecer impávido ante la oposición. Debiéramos ser rápidos en entregar el mensaje; y debiéramos poder decir: "En cuanto a mí, estoy en manos de ustedes; hagan con­ migo lo que mejor les parezca" (Jer. 26:14). Esta semana estudiaremos el llamado profético de Jeremías, el mensaje profético que entregó y su primera visión. ¡Prepárate! SABADO 26Septiembre <x& Lección para jóvenes / 5
  2. 2. DOMINGO 27Septiembre “ANTES DE FORMARTE...” Imagina que fuiste reclutado para el ejército antes de nacer. Tú contra el mundo. ¿Cómo te sentirías cuando llegara el momento de empezar el servicio? Esta era la realidad de Jeremías. Dios lo eligió para el ministerio antes de haber nacido, y lo llamó durante el decimotercer año del reina­ do del rey Josías. Jeremías, siendo un joven en ese momento, exclamó: " '¡Ah, Señor mi Dios! ¡Soy muy joven, y no sé hablar!' Pero el Señor me dijo: 'No digas: "Soy muy joven", porque vas a ir adondequiera que yo te envíe, y vas a decir todo lo que yo te ordene. No le temas a nadie, que yo estoy contigo para librarte'. Lo afirma el Señor" (Jer. 1:6-8). La misión encomendada a este joven era tan grande que él temía a la tarea, así como Moisés cuando Dios lo llamó a liberar a su pueblo de la esclavitud (Éxo. 3:1-11). Sin embargo, cuando Dios llama a una persona al servicio, provee también de los medios. El Anciano de Días tocó la boca de Jeremías, llenándola con palabras de juicio y condenación, así como con sus palabras de esperanza, misericordia y seguridad para aquellos que eligieran arrepentirse. Así, Jeremías estaba preparado para la gran tarea; la tarea de ponerlo sobre naciones y reinos para exterminar y destruir, construir y plantar. "Así dijo el Señor" (Isa. 1:19; Jer. 7:5-7; Eze. 18:23; Mat. 3:7-10) Jeremías recibió una vislumbre del futuro de la nación y su pueblo. Dios lo eligió para ayudar a evitar la destrucción que caería sobre su pueblo; porque, como siempre. Dios no hace nada sin revelar sus secretos a sus siervos, los profetas. El mensaje que Jeremías reveló fue uno que había sido repetido una y otra vez durante las edades por los profetas antes y después de él. El pueblo de Dios se había hundido tanto en el pecado que sus corazones estaban endurecidos ante los mensajes. Aunque al principio parecía que estos eran completamente de destrucción, no es así. Dios no se deleita en la perdición de sus hijos. Él prefiere retrasar su juicio para implorar a quienes no se arrepienten. Si su pueblo está dispuesto a cambiar y mejorar. Dios derrama bendiciones en lugar de maldiciones. La nación había caído en un estado de complacencia. El pueblo se había acostumbrado a la maldad. Se hacían llamar el pueblo escogido de Dios, pero se habían alejado tanto de él que ya no tenían en claro cuáles eran sus requisitos. Los ritos y las ceremonias no podían expiar sus tendencias pecaminosas. Lo único que podía salvarlos del castigo era una reforma total, una entrega total a Dios. Biblia en mano / ¿Cuál era el mensaje de los profetas al pueblo? ¿De qué maneras ese mensaje es el mismo para nosotros hoy? Isa. 1:19; Jer. 7:5-7; Eze. 18:23. (Ver también Mat. 3:7-11.) / ¿Qué nos están diciendo los profetas, aun después de todo este tiempo? En esencia, ¿cuál es su mensaje básico para el pueblo de Dios? 6 / Lección para jóvenes
  3. 3. “TE ELIJO A TI” "Entre los que habían esperado que se produjese un despertar espiritual permanente como resultado de la reforma realizada bajo la dirección de Josías, se contaba Jeremías, llamado por Dios al cargo profético mientras era todavía joven, en el año decimotercero del reinado de Josías. Miembro del sacerdocio levítico. Jeremías había sido educado desde su infancia para el servicio santo. Durante aquellos felices años de preparación, distaba mucho de comprender que había sido ordenado desde su nacimiento para ser 'profeta a las gentes', y cuando le llegó el llamamiento divino, se quedó abrumado por el sentimiento de su Indignidad y exclamó: "¡Ah! ¡ah! ¡Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño" (Jer. 1:5, 6). En el joven Jeremías, Dios veía alguien que sería fiel a su cometido, y que se destacaría en favor de lo recto contra gran oposición" (PR 229). "Durante cuarenta años iba a destacarse Jeremías delante de la nación como testigo por la verdad y la justicia. En un tiempo de apostasía sin igual, iba a representar en su vida y carácter el culto del único Dios verdadero. Durante los terribles sitios que iba a sufrir Jerusalén, sería el portavoz de Jehová. Habría de predecir la caída de la casa de David y la destrucción del hermoso templo construido por Salomón. Y cuando fuese encarcelado por sus Intrépidas declaraciones, seguiría hablando claramente contra el pecado de los encumbrados. Despreciado, odiado, rechazado por los hombres, iba a presenciar finalmente el cumplimiento literal de sus propias profecías de ruina inminente, y a compartir el pesar y la desgracia que seguirían a la destrucción de la ciudad condenada" (¡bíd.). "Jeremías mismo escribió, acerca de su llamamiento a la misión profética: 'Extendió Jehová su mano, y tocó sobre mi boca; y díjome Jehová: "He aquí he puesto mis palabras en tu boca. Mira que te he puesto en este día sobre gentes y sobre reinos, para arrancar y para destruir, y para arruinar y para derribar, y para edificar y para plantar" '(Jer. 1:9,10). "Gracias a Dios por las palabras 'para edificar y para plantar*. Por su medio, el Señor aseguró a Jeremías que tenía el propósito de restaurar y sanar. Severos iban a ser los mensajes que debería dar durante los años que vendrían. Habría de comunicar sin temor las profecías de los juicios que se acercaban rápidamente. Desde las llanuras de Slnar iba a soltarse 'el mal sobre todos los moradores de la tierra'. Declaró el Señor: 'Proferiré mis juicios contra los que me dejaron' (vers. 14, 16). Sin embargo, el profeta debía acompañar estos mensajes con promesas de perdón para todos los que quisieran dejar de hacer el mal" (¡bíd. 300). Biblia en mano — — — ~~ j Lee 1 Reyes 1 y 2:26. ¿Cuál es el marco de fondo que motivó el exilio de Abiatar a su pueblo de Anatot? j ¿Cuáles son tus responsabilidades espirituales, ya sea en casa o en la Iglesia, o en ambos lugares, o en cualquier otra parte? Si un profeta fuera a hablarte ahora acerca de esas responsabilidades, ¿qué podría decir? Lección para jóvenes / 7 LUNES 28Septiembre L A m
  4. 4. MARTES 29Septiembre A m FE A TRAVÉS DE LA CALAMIDAD El reinado malvado de Manasés había concluido y le siguió el reinado de su hijo. Amén. Como el pueblo odiaba la maldad de Amón, conspi­ raron para asesinarlo y coronar como rey a Josías, de ocho años. Josías eliminó los lugares sagrados, limpió y reparó el Templo de Dios, y restauró las ceremonias del Templo, de forma tal que por primera vez en años el pueblo celebró la Pascua. Sin embargo, sus corazones todavía estaban corrompidos porque el mal de la falsa adoración los había atrapado. Luego de la muerte de Josías, se volvió a practicar la falsa adoración de manera más abierta. Este fue el tiempo en que vivió el profeta Jeremías. La gente no lo escuchaba. Fue rechazado, odiado y malinterpretado. Pero él cumplió la voluntad de Dios a través de la fe. Estaba lleno de tristeza por la condición caída de la nación, y a pesar de todas las dificultades que pasó, persistió en hablar fielmente la palabra de Dios. Este es el tipo de actitud que debemos tener al enfrentar calamidades. "Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes -afirma el Señor-, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza" (Jer. 29:11). Si tan solo confiáramos en el Señor con todo nuestro corazón, él nos libraría, como lo ha hecho tantas veces: "Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón" (vers. 12, 13). Él prometió: "Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes" (Jer. 33:3). Jeremías es un ejemplo de cómo confiar en el Señor en circunstancias desgarradoras: especialmente en una época en que muchos cristianos no están realmente comprometidos con las cosas de Dios y ceden fácilmente cuando la situación se complica. A veces, como Jeremías, debemos estar dispuestos a ser testigos de pie, solos, en medio de una gran oposición. Biblia en mano .................... ..................... y LeeJeremías 1:1 al 5. ¿Qué nos diceacerca del llamamiento de Jeremías? y LeeJeremías 1:4y 5. ¿Qué seguridad y consuelo debióde haber recibido él de esas palabras? y Dios sabe el fin desdeel principio. ¿Qué consuelo podemos obtener en medio de las pruebas que inevitablemente afrontamos? 8 / Lección para jóvenes
  5. 5. ARMADO PARA LA BATALLA Somos llamados al campo de batalla día tras día. Pero la guerra en la que estamos involucrados no es contra carne sino contra principados y potestades de las tinieblas. Para estar equipados para esta batalla, necesitamos las armas de batalla espirituales que Dios mismo nos envía. Necesitamos estar firmes en su autoridad y declarar la guerra contra el pecado y la maldad de este mundo. Pero, aunque Dios nos asegura que estará con nosotros en la batalla, debe haber momentos de cese de fuego para reabastecernos y sanar. A continuación hay una lista de cosas que debemos recordar para esos momentos: Asegúrate de saber por qué estás peleando. ¿Sabes de qué se trata esta guerra? ¿Cómo puedes convencer a otros de unirse a la causa, si tú mismo no entiendes de qué se trata? Estudia la Palabra de Dios para estar seguro del plan de batalla. Estate listo y preparado. Incluso cuando te estás reabasteciendo, per­ mite que Dios te use. Estate listo para aceptar tu llamado, y confía en el conocimiento de que él te equipará para cualquier batalla a la que te envíe. Nunca desistas. No importa qué dificultades enfrentes cuando estás del lado de Cristo, no desistas. Defiende lo correcto sin importar las consecuencias; y cuando las dificultades parezcan demasiadas, pinta una imagen mental de la Nueva Jerusalén y continúa luchando. Confia en Dios. "Yo le respondí: '¡Ah, Señor mi Dios! ¡Soy muy joven, y no sé hablar!’ Pero el Señor me dijo: 'No digas: "Soy muy joven", porque vas a ir adondequiera que yo te envíe, y vas a decir todo lo que yo te ordene' " (Jer. 1:6, 7). Confía en que Dios te dará exactamente lo que necesites, cuando necesites hacer lo que él quiere que hagas. Biblia en mano «— ................. —...... ...-........................ ............— — • ! Compara Jeremías 1:6 con Isaías 6:5 y Éxodo 4:10 al 15. ¿Qué puntos en común tienen todos estos incidentes? / Lee Jeremías 1:7 al 10. ¿Cuál fue la respuesta de Dios a Jeremías? ¿Por qué esa respuesta nos da cierta esperanza, y representa una promesa en cualquier situación a la que seamos llamados por Dios para hacer algo por él? Lección para jóvenes / 9 MIÉRCOLES 30Septiembre Sb A m
  6. 6. JUEVES 01Octubre A m EL MENSAJE DE ESPERANZA DE JEREMÍAS Cuando se presentan dificultades, podemos llegar a perder fe en Dios y sentir que estamos solos, Pero, a través del profeta Jeremías, Dios deja en claro que incluso en esos momentos él nos ama con un amor eterno y que busca darnos esperanza y un futuro. Hoy quizá no tenemos profetas dándonos mensajes directamente de Dios, pero tenemos su Palabra, que nos da ánimo. Jeremías 1:19 dice: "Pelearán contra ti, pero no te podrán vencer, porque yo estoy contigo para librarte, afirma el Señor". Jeremías 7:5 al 7 dice: "Si en verdad enmiendan su conducta y sus acciones, si en verdad practican la justicia los unos con los otros, si no oprimen al extranjero ni al huérfano ni a la viuda, si no derraman sangre inocente en este lugar, ni siguen a otros dioses para su propio mal, entonces los dejaré seguir viviendo en este país, en la tierra que di a sus antepasados para siempre". Este mensaje tiene dos partes: (1) para recibir los beneficios debemos obedecer, y (2) hay esperanza mientras nos arrepintamos y permanezcamos fieles a Dios. "El mensaje en Jeremías es claro. Dios quiere que su pueblo lo adore de todo corazón. Él no quiere que cumplan un ritual de adoración y luego se dediquen a actividades mundanas y se olviden de él. No quiere que confíen en un edificio o en su membresía de una iglesia, y piensen que eso les garantiza la salvación. Quiere que su pueblo confíe en él y tenga una relación personal, comprometida con él, que incluye un cambio de estilo de vida a causa de que la Ley de Dios está grabada en sus corazones [...] "No queremos ser cristianos tibios, cumpliendo las formas de adoración pero sin tener una relación vital y personal con Cristo. Todos debemos salir de la complacencia y, con el poder convencedor del Espíritu Santo, debemos analizar nuestros corazones buscando esos pecados que están escondidos en los rincones oscuros, y acudir a Cristo con humildad y since­ ro arrepentimiento. Él perdonará y limpiará a todo aquel que haga esto [...] "Cristo vuelve pronto, y aunque ese será un día terrible para aquellos cuyos corazones no están en armonía con Dios, será el día más glorioso para quienes han entrado en una relación de pacto con él".' Biblia en mano ----—....................................... j ¿Sobre qué fue la primera visión de Jeremías? (Ver Jer. 1:11-19.) / Lee Mateo 28:20. ¿Qué seguridad encontramos para nosotros en estas palabras, viviendo en el tiempo en que vivimos? 1 "Jeremiah, Prophet to a Nation Facing Destruction", Adventist Biblical Truths, recuperado el 18 de enero de 2015, http://dedlcation.www3.50megs.com/jeremiah.html. 10 I Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA El llamado a Jeremías al ministerio profético fue enfático. Aunque era solamente un "joven", Dios dejó en claro que tenía un plan y un propósito para su vida, en un momento crítico de la historia. Jeremías iba a guiar a Judá a través del desastre. Iba a ayudar a mantener la perspectiva de Dios en la mente de la gente en días muy oscuros. Sería malinterpretado y la gente se opondría fuertemente a él. Pero Dios estuvo con él fielmente a través de su ministerio, al llorar por su pueblo y dar algunos de los re­ proches más duros y las promesas más hermosas de la Escritura; palabras que todavía nos hablan hoy. VIERNES 02Octubre CONSIDERA » Pinta o dibuja una imagen de las visiones de Jeremías de la rama de almendro o de la olla hirviente (Jer. 1:11-16). » Lee Jeremías 1 y escribe todas las promesas que Dios hizo al profeta cuando lo llamó a un ministerio difícil. » Lee 2 Reyes 22 al 25 para entender el contexto histórico del ministerio de Jeremías. » Ayuda a losjóvenes de la iglesia a organizar un servicio de adoración o una reunión de evangelismo, o a comenzar un ministerio basado sobre la promesa de Dios a Jeremías en Jeremías 1:6 y 7. » Entrevista a alguien que conozcas que haya sentido el llamado a un ministerio particular, y comparte la entrevista en un video o un artículo. » Elije un versículo de Jeremías 1 que toque tu corazón y úsalo para escribir una canción o un poema. AMPLÍA Jeremías 1:5. Elena de White, Patriarcas y profetas, capítulo 34: "Jeremías". Colaboraron esta semana: Deandrea Smith-Richards, Trelawny; Jamaica; Ackeem Lindo, Trelawny, Jamaica; Renor Cleghorne, Trelawny, Jamaica; Wiibert Richards, Trelawny, Jamaica; Kimmilee Parkinson, Trelawny, Jamaica; Sonia Huenergardt, Chehalis, Washington, EE.UU mLección para jóvenes / 11

×