ira el 25 de julio de 2015
VJ i
La epopeya
de Jonás
PARA ESTA SEMANA: Jonás 1-4; 2 Reyes 14:25; Isaías 56:7; 44:8; Mateo
1...
UN MENSAJERO A UNA NACIÓN CRUEL
Durante el siglo octavo, Nínive era la capital de Asiria, el máximo poder
de Medio Oriente...
LUNES
20Julio
DE FUGITIVO A DADOR DE ESPERANZA
La historia de Jonás es un claro ejemplo del amor amplio y profundo
que Dio...
LA GENERACIÓN DE JONÁS
"Mientras el profeta pensaba en las dificultades e imposibilidades
aparentes de lo que se le había ...
MIÉRCOLES
22Julio
§b
A
04
LAS SEGUNDAS OPORTUNIDADES DE DIOS
Como estudiante, a menudo tienes trabajos prácticos y tareas ...
JONÁS: CON DEFECTOS,
PERO NO UN FRACASO
Imagina que estás concentrado en oración y sientes que Dios te está
hablando. Él d...
VIERNES
24Julio
RECUERDA
La historia de Jonás muestra el amor de Dios en muchas de sus facetas.
El increíble plan de Dios ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Joven | Lección 4 | La epopeya de Jonás | Escuela Sabática

419 visualizaciones

Publicado el

Joven | Lección 4 | La epopeya de Jonás | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
419
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
139
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Joven | Lección 4 | La epopeya de Jonás | Escuela Sabática

  1. 1. ira el 25 de julio de 2015 VJ i La epopeya de Jonás PARA ESTA SEMANA: Jonás 1-4; 2 Reyes 14:25; Isaías 56:7; 44:8; Mateo 12:40; Apocalipsis 14:6-12. TEXTO CLAVE: "Ahora comprendo que en realidad para Dios no hay favoritismos, sino que en toda nación él ve con agrado a los que ie temen y actúan con justicia" (Hech. 10:34, 35). SABADO p R E V IE W 18Julio E l profesor Robinson acababa de ver cómo Mateo me golpeaba en la cabeza con una goma de borrar que me arrojó desde el otro lado del aula. Con voz firme, el profesor dijo: "¡Mateo, ponte de pie!" Luego, su voz se suavizó y dijo: "No quiero ver eso otra vez". ¡No podía creerlo! Parecía que Mateo se iba a salir con la suya una vez más. Me había quejado tantas veces, pero nunca nadie hacía nada al respecto. "¡Pero, señor! ¡Él hace esto todas las clases!", exclamé. El Sr. Robinson miró mi rostro angustiado, y le dijo: "Te veré después de clase. Tendrás que quedarte después de hora, como castigo". Al día siguiente, me enteré que el Sr. Robinson se había olvidado de escribir la nota correspondiente, así que Mateo nuevamente se había ido a la casa sin castigo; y mi antipatía hacia él crecía cada vez más. Jonás se sintió de la misma forma para con la gente de Nínive, cuando Dios no los castigó después de haber dicho que los destruiría. El profeta hervía de enojo porque Dios no había hecho lo que había dicho que haría. Al estudiar la lección de esta semana, recordemos que la misión de rescate de Dios, su plan de salvación, es para todos, incluso para los "Ma­ teos" o los "ninivitas" de nuestras vidas; incluso para esas personas que no nos caen bien; incluso para aquellos que consideramos no merecedores y para aquellos que desearíamos no tener que ver cada día. También, recordemos que en muchas ocasiones Dios nos elegirá a nosotros para dar las buenas nuevas de salvación a ellos. 26 / Lección para jóvenes
  2. 2. UN MENSAJERO A UNA NACIÓN CRUEL Durante el siglo octavo, Nínive era la capital de Asiria, el máximo poder de Medio Oriente. Estaba ubicada en la rivera izquierda del rio Tigris, al noroeste de Mesopotamia (lo que ahora llamamos Irak). Los asirios eran conocidos por sus acciones malvadas y despiadadas; entre los dioses que adoraban estaba Assur. Y tenían una importante reputación por torturar a sus enemigos. Colgaban las cabezas de sus víctimas al costado de las rutas, como advertencia para otras naciones.' Dios dio un mensaje claro a Jonás: "Anda, ve a la gran ciudad de Nínive y proclama contra ella que su maldad ha llegado hasta mi presencia" (Jon. 1:2). Jonás sabía quiénes eran los asirios y los habitantes de Nínive, conocía sobre sus actos crueles; así que, se negó a ir y predicar el men­ saje que Dios le había dado. Y, para evitar esta misión, Jonás decidió ir a Tarsis, el extremo del mundo occidental y, probablemente, el lugar más alejado que conocía. Como profeta, Jonás también sabía sobre Dios. Pero su corazón es­ taba lleno de sentimientos egoístas sobre el abundante amor y la gran misericordia de Dios. La Biblia confirma que Dios envió sus mensajeros no solo al pueblo de Israel, sino también a naciones paganas. Él no quiere que nadie se pierda; anhela que todos se arrepientan (2 Ped. 3:9). Como creador de la raza humana, el amor y la compasión de Dios lo inducen a enviar su mensaje de redención a cada raza, tribu y nación. El libro de Jonás nos ayuda a comprender que aunque no podamos entender la magnitud del amor y la misericordia de Dios, él es capaz de derrotar todo nuestro mal para darnos la posibilidad de aceptar su salvación, un regalo que no podemos entender. Pero, a pesar del mal y el odio en muchos seres humanos, somos lla­ mados a no juzgar, sino que nuestra misión es llevar el mensaje a todos. Biblia en mano ............... y Lee 2 Reyes 14:25. ¿Qué nos dice esto acerca de Jonás? ¿Bajo qué luz se lo presenta? y Lee Jonás 1:1 al 3 ,9 y 12; 3:3 al 10; y 2:1 al 9. ¿Qué clase de cuadro nos presen­ tan estos versículos acerca del profeta, tanto bueno como malo? j ¿Qué otros personajes bíblicos usó Dios a pesar de sus fallas? ¿Qué esperanza podemos obtener nosotros del hecho de que Dios usa personas con deficiencias y limitaciones, al trabajar para alcanzar a otros? ' Holman lllustrated Bible Dictionary (Nashville, Tenn.: Holman Bible Publishers, 2003), pp. 910, 911. Lección para jóvenes / 27 DOMINGO 19Julio A na
  3. 3. LUNES 20Julio DE FUGITIVO A DADOR DE ESPERANZA La historia de Jonás es un claro ejemplo del amor amplio y profundo que Dios tiene para con cada alma humana. A través de los años, se ha enfatizado el hecho de que Jonás huyó cuando Dios lo envió a Nínive y sus deseos egoístas de ver la ciudad destruida. Pero esta historia com­ prende mucho más. Dios claramente conocía los pensamientos y el corazón de Jonás; él sa­ bía que huiría. Pero, al mismo tiempo, conocía los grandes resultados que darían las acciones de Jonás. Al leer la historia, probablemente veamos a Jonás como un profeta egoísta y cobarde. Sin embargo, Dios vio en sus defectos una gran oportunidad para el evangelismo y el trabajo misionero. Jonás pensó ingenuamente que podía huir de Dios, y se encontró en un barco con marineros que se dirigían a Tarsis. Descansando en el fondo del barco, se convenció de que su plan estaba funcionando bastante bien. Pero Dios vio en su huida una situación perfecta para recordar a Jonás que no podía escapar de la presencia de Dios y que, a través de su imperfección, Dios podía todavía lograr su plan. Antes de revelar su increíble estrategia de rescate para Jonás, Dios le da la oportunidad de testificar sobre el Dios a quien servía. Los marineros eran conscientes de que la tormenta que estaban experimentando no era normal, y cuando cuestionan a Jonás responde, en el versículo 9: "Soy hebreo y temo al Señor, Dios del cielo, que hizo el mar y la tierra firme". Cuando arrojan a Jonás fuera del barco, luego de probar con otras opcio­ nes, confirman la veracidad de su respuesta: el mar se calma. Dios había mostrado su poder. Ahora los marineros adoran a Dios y Jonás testificó aun por medio de su imperfección. El reavivamiento de Jonás (Jonás 2) El rescate de Jonás ¡lustra toda la influencia y el poder que Dios está dispuesto a utilizar para salvar a un alma perdida. Fácilmente Dios podría haber decidido usar a otro profeta para llevar el mensaje a Nínive. Podría haber enviado una visión al rey de Nínive sobre lo que sucedería a su na­ ción si no se arrepentía. Pero, Dios nunca se dio por vencido con Jonás y con el propósito que tenía para él. Entendió que Jonás no era perfecto y que necesitaba tiempo para entender el importante rol que cumplía en el plan de salvación para Nínive. Biblia en mano j Lee Jonás 1:3 al 17. ¿Qué lecciones obtenemos de esta narración? ! Hay un solo Dios, el Creador de los cielos y la Tierra (ver Isa. 44:8; 45:5,6). Cualquier otra persona o cosa que alguien adore es idolatría y error. Cualquier otro "dios" a quien se ore es imaginario, es una mentira. ¿Por qué es tan impor­ tante esta verdad, que debemos tener interiorizada, en el contexto de misión? 28 / Lección para jóvenes
  4. 4. LA GENERACIÓN DE JONÁS "Mientras el profeta pensaba en las dificultades e imposibilidades aparentes de lo que se le había encargado, se sintió tentado a poner en duda la prudencia del llamamiento. Desde un punto de vista humano, parecía que nada pudiera ganarse proclamando un mensaje tal en aquella ciudad orgullosa. Se olvidó por el momento de que el Dios a quien servía era omnisciente y omnipotente. Mientras vacilaba y seguía dudando, Satanás lo abrumó de desaliento [...]. "El encargo que había recibido imponía a Jonás una pesada respon­ sabilidad; pero el que le había ordenado que fuese podía sostener a su siervo y concederle éxito. Si el profeta hubiese obedecido sin vacilación, se habría ahorrado muchas experiencias amargas, y habría recibido abun­ dantes bendiciones. Sin embargo, el Señor no abandonó a Jonás en su hora de desesperación" (PP 199). ¿Te suena conocido? Somos Jonases modernos. Nos desanimamos fácilmente; pero así como Dios tenía un plan para Jonás, tiene un pro­ pósito para nosotros. "Hermanos míos, no hay ninguna razón para desalentarse. Se está sembrando la buena semilla. Dios velará sobre ella, haciéndola brotar y producir una cosecha abundante" (77 7:230). "Estemos llenos de esperanza y valor. El desánimo en el servicio del Señor es irracional y pecaminoso. Dios conoce cada una de nuestras necesidades. Él posee la omnipotencia" (77 8:46). "Sed fuertes y hablad palabras de esperanza. Abrid paso en medio de los obstáculos. Estáis en un matrimonio espiritual con Jesucristo. La Palabra es vuestra seguridad. Acercaos a vuestro Salvador con la plena confianza de una fe viviente, uniendo vuestras manos con las de él. Id donde él os guíe. Haced todo lo que os dice. Él os enseñará tan volunta­ riamente como enseña a cualquier otra persona" (TI 6:460). No pensemos como Jonás. No miremos los pecados de las personas. Gente con diferentes creencias y pasados necesitan de la corrección de Dios. Miremos a nuestro Redentor, quien quita todo pecado. Hagamos nuestra parte con fe y valentía; Dios hará el resto. MARTES 21Julio Biblia en mano — -------------- ------ ------- ------~——----- ™ ------ / Lee Mateo 12:40. ¿De qué modo toma Jesús la historia de Jonás y la aplica a sí mismo? Ver también Juan 2:19 al 22. Lección para jóvenes / 29
  5. 5. MIÉRCOLES 22Julio §b A 04 LAS SEGUNDAS OPORTUNIDADES DE DIOS Como estudiante, a menudo tienes trabajos prácticos y tareas que debes entregar en determinada fecha. Pero hay días que dejas la tarea en tu casa o tu dormitorio, y cuando el profesor pide el trabajo debes decir que lo olvidaste. Como no quieres una mala nota, preguntas al profesor si puedes entregarlo más tarde. Tu profesor te mira con una sonrisa y dice: "Tráelo mañana". ¡Qué alivio! Así como Dios dio una segunda oportunidad a Nínive, nos da múltiples oportunidades para compartir con otros las cosas grandiosas que hace por nosotros. El mundo necesita que aprovechemos esas oportunidades de hablar sobre Dios. El mismo Jesús que dijo a sus discípulos que fueran a hacer discípulos de todas las naciones (Mat. 28:19), nos pide que no tema­ mos llevar el evangelio a personas que no saben de su maravilloso carácter. Hay cuatro cosas importantes que debemos aprender de la experiencia de Jonás: Dios dio una segunda oportunidad a Jonás (Jon. 3:1). Él puede darte una segunda oportunidad, también. Puedes tener un amigo a quien nunca te has atrevido a hablar sobre el amor de Dios; Dios te dará la oportunidad y el valor para hacerlo. Tú eliges aprovechar la oportunidad y aceptar la ayuda de Dios o no. Dios dio el poder a Jonás para llevar el mensaje a Nínive (vers. 2). Dios también nos puede dar el poder que necesitamos para vencer nuestro orgullo y nuestros miedos. Él nos dará fuerza y fe para obedecer sus preceptos. Dios puede transformar el corazón más duro (vers. 8). Aunque los habi­ tantes de Nínive eran personas malvadas, cuando escucharon el mensaje de Dios, a través de Jonás, experimentaron verdadero arrepentimiento. Puede haber personas que conoces que parecen no querer escuchar la Palabra de Dios; pero recuerda que Dios puede obrar milagros en sus corazones mientras tú compartes el mensaje. El amor de Dios no tiene límites (vers. 10). El plan de salvación es para ti y para cada persona que te rodea. Dios quiere que todos seamos salvos y disfrutemos de la vida eterna. Cada día es una oportunidad de ser un misionero y compartir el evan­ gelio con quienes no conocen a nuestro Salvador. Todo lo que necesitas hacer es plantar una semilla, y Dios segará una cosecha abundante de la vida de cada persona. Biblia en mano — — *— — «««— / Lee Jonás 3. ¿Qué gran mensaje hay aquí, en el contexto de la evangelización? / Dios nos dio promesas maravillosas, pero también severas advertencias. ¿Qué debe enseñarnos esta historia acerca de la condicionalidad de estas promesas y advertencias? 30 / Lección para jóvenes
  6. 6. JONÁS: CON DEFECTOS, PERO NO UN FRACASO Imagina que estás concentrado en oración y sientes que Dios te está hablando. Él deja en claro lo que espera de ti: quiere que vayas a Las Ve­ gas y hables contra los males de esa ciudad. No lo puedes creer. ¿Quiere Dios que vayas al lugar conocido como la "Ciudad del Pecado" y digas a las personas que dejen de apostar, tomar y acostarse con prostitutas? Si eres como la mayoría de las personas, inmediatamente comienzas a pensar en cómo salir de esta situación. Jonás debió de haberse sentido así cuando Dios le dijo que fuera a Nínive, una ciudad perteneciente a los asirios, y que diga a los habitantes que Dios estaba planeando destruir su ciudad por causa de su maldad. No había forma de que hiciera eso. Los asirios tenían una de las naciones más crueles y, a los ojos de Jonás, personas tan malvadas no merecían un ultimátum de Dios; él no tenía ningún problema con que fueran borrados de la faz de la Tierra. Si alguien iría a predicar a los ninivitas sobre su maldad, ¡con seguridad no sería él! Entonces, ¿qué fue lo que hizo Jonás? Huyó. O al menos intentó huir; porque nadie puede huir de Dios. Hizo sus maletas y se fue a Jope, una ciudad portuaria. Allí tomó un barco hacia Tarsis, más de 1.500 kilómetros en dirección opuesta a Nínive. Claramente, quería poner tanta distancia como pudiera entre él y los asirios. Jonás pensó que esto sería lo último que escucharía sobre ir a Nínive, pero Dios siempre encuentra la forma de cumplir su voluntad, aunque eso signifique emplear métodos extraños. Dios no nos pide que seamos perfectos para servirlo. Jonás ciertamente tenía sus fallas; dio la espalda a Dios y huyó... en más de una manera. Pero Dios pudo usar a Jonás para testificar a otros sobre su gracia, mientras enseñaba y transformaba al profeta para ayudarlo a entender mejor su carácter perfecto. Dios puede hacer lo mismo por nosotros, si así lo que­ remos. Todo lo que tenemos que hacer es entregarle el control absoluto de nuestras vidas. Él hará el resto. Biblia en mano .*-— **-— ...-....... j Lee Jonás 4:10 y 11. ¿Qué nos enseñan estos textos acerca del carácter de Dios en contraste con la naturaleza humana pecaminosa? ¿Por qué debería­ mos alegrarnos de que Dios, y no un ser humano como nosotros, sea nuestro Juez final? j Lee de nuevo la reprensión que Dios dio a Jonás. ¿De qué maneras Dios podría decirnos algo similar? Es decir, cuán a menudo nos encontramos más preocupados por nuestros problemas personales -muchos de los cuales realmente pueden ser triviales- que por las almas perdidas, por las cuales Cristo derramó su sangre. Lección para jóvenes / 31 JUEVES 23Julio A
  7. 7. VIERNES 24Julio RECUERDA La historia de Jonás muestra el amor de Dios en muchas de sus facetas. El increíble plan de Dios al usar a Jonás para testificar ante los marineros nos muestra que puede usar a cualquier persona, a pesar de nuestras debilidades. El arrepentimiento y el reavivamiento de Jonás comenzaron dentro del gran pez. Él fue egoísta con el amor y la misericordia de Dios, pero esta historia revela que Dios es paciente y está dispuesto a darnos muchas oportunidades, sin mostrar favoritismos. Las experiencias de Jonás nos recuerdan que no somos llamados a juzgar, sino a compartir la salvación de Dios con todas las personas. CONSIDERA » Haz un dibujo sobre algo intimidante o peligroso que podría haber cau­ sado que Jonás tuviese miedo de predicar el mensaje de Dios en Nínive. » Compara el miedo de Jonás de predicar el mensaje de advertencia en Nínive con los obstáculos que enfrentas y que te desaniman a compartir el plan de salvación. » Haz una representación utilizando el libro de Jonás como libreto. » Piensa en diferentes maneras por las que Dios puede usar tu debilidad para su gloria. » Ora cada día, durante un mes, por amigos o familiares que no son cristianos. » Pinta una ilustración simbólica sobre cómo el amor de Dios puede transformar un corazón duro. » Planta semillas y describe el progreso del crecimiento, y cómo eso te recuerda el plan de salvación de Dios. AMPLÍA Mateo 12:38-41; Lucas 11:29-32; 2 Pedro 1:21; 3:9. Elena de White, Profetas y reyes, pp. 106-110. Colaboraron esta semana: Zukeidys Palacio, Panama City, Rep. de Panamá; Johann De Dier, Panama City, Panamá; Margarita Latibeaudiere, Panama City, Panamá; Alberto Dudley, Panama City, Panamá; Juan Alejandro Olarte-Cortes, Panama City, Panamá; Debbie Battin Sasser, Friendswood, Texas, EE.UU. 32 i Lección para jóvenes

×