Para el 29 de agosto de 2015de 2015
Pedro y los
gentiles
PARA ESTA SEMANA: Hechos 2:5-21; 10:1-8, 23-48; Romanos 2:14-16;
...
DOMINGO
23Agosto
TW
A
no
EL EVANGELIO DESTRUYE
LOS PREJUICIOS
"¡Cuán cuidadosamente obró el Señor para vencer los prejuici...
IR ADONDE NUNCA NADIE FUE
En principio, la Gran Comisión de Jesús a los discípulos era simple: "Va­
yan y hagan discípulos...
MARTES
25Agosto
LAS PUERTAS DE LUZ
¿Quién mejor que un gentil convertido al cristianismo para registrar el
esparcimiento d...
SUSTANCIA, NO ESTILO
A través de todas las culturas del mundo, con seguridad podemos
encontrar diferencias en idioma, diet...
JU EVES
27Agosto
A
nq
¿DÓNDE VIVE DIOS?
Un aspecto llamativo de la misión de Pedro a los gentiles fue la manera
en que enc...
RECUERDA
Servimos a un Dios viviente, a quien no podemos esperar comprender
totalmente. Su Espíritu nos enseña, instruye e...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Joven | Lección 9 | Pedro y los gentiles | Escuela Sabática

362 visualizaciones

Publicado el

Joven | Lección 9 | Pedro y los gentiles | Escuela Sabática
escuelasabatica.es

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
362
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
141
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Joven | Lección 9 | Pedro y los gentiles | Escuela Sabática

  1. 1. Para el 29 de agosto de 2015de 2015 Pedro y los gentiles PARA ESTA SEMANA: Hechos 2:5-21; 10:1-8, 23-48; Romanos 2:14-16; Hechos 10:9-22; 11:1-10; 15:1-35. TEXTO CLAVE: "Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados -les contestó Pedro-, y recibirán el don del Espíritu Santo. En efecto, la promesa es para ustedes, para sus hijos y para todos los extranjeros, es decir, para todos aquellos a quienes el Señor nuestro Dios quiera llamar" (Hech. 2:38, 39). P edro fue el primer apóstol en proclamar la salvación a los genti­ les. Siguió su liderazgo en la iglesia durante mucho tiempo, aun después de que Pablo llegara a ser el misionero por excelencia a los gentiles. Pedro, junto con Pablo, ayudó a la iglesia primitiva a comprender la universalidad de la Gran Comisión. Pedro trabajó con el fin de formar una iglesia integrada, al unir a los conversos gentiles, que no percibían los detalles de la cultura judía, con los conversos judíos, que tendían a tomar sus costumbres como abso­ lutos divinos. El apóstol tuvo que discriminar entre los absolutos divinos inmutables y aquellas prácticas que eran culturales y relativas, y que no tenían consecuencias importantes en el creyente, ya fuera este judío o gentil. Pedro, en el Concilio de Jerusalén, afirmó que Dios "ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos [los gentiles], purificando por la fe sus corazones" (Hech. 15:9), y ayudó así a la unidad de la iglesia primitiva. PREVIEW SÁBADO 22 Lección para jóvenes / 61
  2. 2. DOMINGO 23Agosto TW A no EL EVANGELIO DESTRUYE LOS PREJUICIOS "¡Cuán cuidadosamente obró el Señor para vencer los prejuicios contra los gentiles, que tan firmemente había inculcado en la mente de Pedro su educación judaica! Por la visión del lienzo y de su contenido, trató de despojar la mente del apóstol de esos prejuicios, y de enseñarle la importante verdad de que en el cielo no hay acepción de personas; que los judíos y los gentiles son igualmente preciosos a la vista de Dios; que por medio de Cristo los paganos pueden ser hechos partícipes de las bendiciones y privilegios del evangelio [...]. "Cuando los hermanos de Judea oyeron decir que Pedro había ido a la casa de un gentil y predicado a los que en ella estaban congregados, se sorprendieron y escandalizaron. Temían que semejante conducta, que les parecía presuntuosa, hubiese de contrarrestar sus propias enseñan­ zas. En cuanto vieron a Pedro después de esto, lo recibieron con severas censuras, diciendo: '¿Por qué has entrado a hombres Incircuncisos, y has comido con ellos?' "Pedro les presentó todo el asunto. Relató su visión, e Insistió en que ella lo amonestaba a no observar más la distinción ceremonial de la circuncisión y la incircuncisión, y a no considerar a los gentiles como Inmundos. Les habló de la orden que le había sido dada de Ir a los gentiles, de la llegada dé los mensajeros, de su viaje a Cesárea y de la reunión con Cornello. Relató el resumen de su entrevista con el centurión, en la que este último le había referido la visión donde se le indicaba que mandase llamar a Pedro. "'Y como comencé a hablar -dijo, relatando el Incidente-, cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio. [...] Así que, si Dios les dio el mismo don también como a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbara Dios?' "Al oír esta explicación, los hermanos callaron. Convencidos de que la conducta de Pedro estaba de acuerdo con el cumplimiento directo del plan de Dios, y que sus prejuicios y espíritu exclusivo eran totalmente contrarios al espíritu del evangelio, glorificaron a Dios, diciendo; 'De ma­ nera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida'. "Así, sin discusión, los prejuicios fueron quebrantados, se abandonó el espíritu exclusivista establecido por la costumbre secular, y quedó expedito el camino para la proclamación del evangelio a los gentiles" (.HAp 111, 114, 115). Biblia en mano y Lee Hechos 2:5 al 21. ¿De qué modo este evento muestra el deseo de Dios de que el evangelio vaya al mundo entero, y el papel que los judíos de esa época tendrían en su proclamación? ¿Qué revela la historia de Pentecostés acerca de nuestra absoluta necesidad del Espíritu Santo en nuestras vidas? ¿Qué elecciones podemos hacer, a fin de estar más sintonizados con la conducción del Espíritu? 62 / Lección para jóvenes
  3. 3. IR ADONDE NUNCA NADIE FUE En principio, la Gran Comisión de Jesús a los discípulos era simple: "Va­ yan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" (Mat. 28:19). En el Pentecostés, el rol del Espíritu Santo fue llenar a los discípulos con poder para predicar el evangelio al mundo, para que "todo el que invoque el nombre del Señor [sea] salvo" (Hech. 2:21). Para los discípulos en esa época, la Gran Comisión significaba casi construir una iglesia donde personas de toda raza y religión fueran iguales. Dios ha prometido que el Espíritu Santo nos guiará a toda verdad (Juan 16:13), y no hay dudas de que en esa época la iglesia realmente necesitaba de la ayuda del Espíritu para desarrollar una visión para la Gran Comisión. La historia de Pedro y Cornelio nos cuenta cómo sucedió esto. Cornelio era un centurión romano; también, era una persona devota y temerosa de Dios (Hech. 10:2). Él adoraba al Dios de los judíos, asistía a la sinagoga, oraba en los momentos designados y daba a los pobres (vers. 30). Sin embargo, como gentil, no podía ser aceptado como un miembro de la sinagoga. Un ángel se apareció a Cornelio y le dijo que buscase al apóstol Pe­ dro. Los judíos creían que los ángeles no se asociaban con gentiles, así que, el hecho de que un ángel hablara directamente a Cornelio era muy significativo. Mientras tanto, Pedro tuvo su propia visión: una gran sábana que contenía todo tipo de animales impuros, de los cuales se le indicó que matase y comiera. Cuando se rehusó, Dios lo amonestó: "Lo que Dios ha purificado, tú no lo llames impuro" (vers. 15). Cuando los mensajeros de Cornelio llegaron en busca de Pedro, él en­ tendió el significado de la visión. Y al ver al Espíritu Santo descender sobre Cornelio y su casa, los aceptó en la iglesia, diciendo: "Ahora comprendo que en realidad para Dios no hay favoritismos, sino que en toda nación él ve con agrado a los que lo temen y actúan con justicia" (vers. 34, 35). Esta nueva visión transformaría el cristianismo, de ser una rama oscura del judaismo, a una iglesia verdaderamente universal. Hoy también necesitamos del poder transformador del Espíritu Santo para guiarnos, como misioneros interculturales, en situaciones complejas. Buscar alcanzar a otras personas es un riesgo, pero el ejemplo de Pedro nos muestra que es un riesgo que vale la pena tomar. Quizá tendríamos que ver a la iglesia menos como una ciudad en una colina, separada del mundo, y más como un centro comunitario, donde todos son bienvenidos y donde el evangelio es la sal de la Tierra. Biblia en mano--------------------------- — ——— ^ j Lee Hechos 10:1 al 8 y 23 al 48. Esta historia, sobre la manera en que alguien llegó a ser un seguidor de Jesús, ¿qué nos enseña acerca de la salvación y la testificación? ¿Cuáles son algunas de las características que tenía Cornelio, aun en su ignorancia, que haríamos bien en seguir en nuestra propia vida espiritual? Lección para jóvenes / 63 LUNES 24Agosto L A
  4. 4. MARTES 25Agosto LAS PUERTAS DE LUZ ¿Quién mejor que un gentil convertido al cristianismo para registrar el esparcimiento del evangelio más allá de Israel? Lucas era un gentil; Pablo se refiere a él como un amigo no "del grupo de la circuncisión" (Col. 4:11). El Evangelio de Lucas y el libro de Hechos fueron escritos con un estilo literario griego. Solo Lucas registra que Simeón reconoció a Cristo como el Salvador que traería "luz para revelación a los gentiles" (Luc. 2:32, RVR). La historia de Lucas en Hechos 10 enfatiza que Cornelio estaba listo para seguir a Cristo más allá de la guía de Pedro. No sabemos cómo Cornelio conoció sobre Dios, pero es descrito como un "hombre devoto, que temía a Dios" (vers. 2). "La conversión de Cornelio señaló una nueva etapa en la expansión del crecimiento de la iglesia [...]. De todos modos, según los judíos, era un gentil e incircunciso".' Lucas nos dice que un ángel instruyó a Cornelio para que se contactara con Pedro; nota que Dios dio el primer paso en esta actividad misionera. Pedro, simplemente, siguió instrucciones del Espíritu Santo en respuesta a la invitación de Cornelio. Las puertas eran importantes en Israel. Servían como torres de vigilancia (1 Sam. 18:24, 2 Rey. 9:17) y como lugares de negocios (2 Rey. 7:1). Las audiencias públicas sucedían en las puertas (1 Rey. 22:10), al igual que las transacciones legales (Rut 4:1-11). La gente se reunía en los lugares abiertos alrededor de las puertas para reuniones públicas, y recibían protección contra el peligro. La gente consideraba las puertas como lugares de reunión, y las puertas simbolizaban poder e, incluso, nuevas direcciones. Lucas se preocupa en registrar que los mensajeros gentiles pararon en la puerta de la casa en la que Pedro estaba hospedado. Allí explicaron por qué habían ¡do, y Pedro y sus compañeros se encontraron con Cornelio fuera de su casa. La decisión de romper las convenciones judías e intercambiar hospitalidad fue un paso enorme entre creencias y prácticas religiosas exclusivas e inclusivas. Las "puertas de luz" se abrieron, para revelar una nueva visión para el pueblo de Dios. Con el salmista, podemos orar: "Ábranme las puertas de la justicia para que entre yo a dar gracias al Señor" (Sal. 118:19). Biblia en mano j Lee Hechos 10:33. ¿Qué dijo Cornelio a Pedro que mostraba que comprendía, a pesar de su ignorancia, que seguir a Dios también significa obedecerlo? j Lee Hechos 11:14. ¿De qué forma esto nos muestra la necesidad de difundir el evangelio, incluso a personas piadosas como Cornelio? ! ¿Qué se dice en Romanos 2:14 al 16, que nos ayuda a comprender lo que le sucedía a Cornelio? Comentario bíblico adventista del séptimo día, t. 6, p. 245. 64 / Lección para jóvenes
  5. 5. SUSTANCIA, NO ESTILO A través de todas las culturas del mundo, con seguridad podemos encontrar diferencias en idioma, dieta, vestimenta y conducta social. Llamamos a estas diferencias "cuestiones de estilo". Pero, algunas cosas son iguales en todos lados; después de todo, todos somos hijos de Dios, creados a su imagen, con el mismo sentido moral. Como Pablo señaló, incluso personas que nunca han escuchado de la iglesia distinguen el bien del mal. "De hecho, cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por naturaleza lo que la ley exige, ellos son ley para sí mismos, aunque no tengan la ley" (Rom. 2:14). Demostrar respeto por la vida y por los demás es lo que llamamos "cuestiones de sustancia". Para ser misioneros efectivos debemos reconocer entre estas dos, y asegurarnos de que nuestro mensaje se enfoque en cuestiones de sustancia, como los Diez Mandamientos (Éxo. 20:1-17) o el fruto del Espíritu (Gál. 5:22, 23), en lugar de en cuestiones de estilo, que reflejan tradiciones adventistas o cultura occidental y elecciones de estilo de vida. Entonces, por ejemplo, el mensaje de amar a nuestros enemigos sería más importante que no usar joyas o tener un tatuaje. Los cinco puntos que presentamos a continuación están diseñados para ayudarnos a asegurarnos de que nuestra misión esté centrada en las cuestiones importantes que realmente tienen el poder de transformar la vida de las personas. Distinguir entre qué es importante y qué no en tu propia creencia y práctica. Reconocer los frutos del Espíritu trabajando en las vidas de otras perso­ nas: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. Busca modelos a seguir donde estos puedan ser encontrados, y sin enfatizar qué doctrinas siguen. Ejemplos podrían ser Malala Yousafzai, la niña pakistaní nominada dos veces al premio Nobel de la paz, que recibió una bala de un talibán por apoyar la educación para niñas; o Nelson Mándela, el pacificador sudafricano que estableció un ejemplo de perdón que muchos creen que previno la guerra civil en su país. Demuestra tus creencias a través de tus actitudes y conductas, antes de predicar sobre estilo de vida. Prepárate para encontrar a Dios y aprender algo nuevo sobre él en lugares inesperados. Biblia en mano ——■ ...................................— .................. ! Lee Hechos 10:9 al 22, y 11:1 al 10. Nota cuán arraigadas estaban sus actitudes, que fue necesario algo como esto para que abriera su mente. j ¿De qué manera podemos mostrar respeto por las personas cuya fe cree­ mos que es equivocada, sin dar la Impresión de que respetamos esas creencias? ¿Cuál es la diferencia entre respetar a las personas y respetar sus creencias? Lección para jóvenes / 65 MIÉRCOLES 26Agosto Sb A no
  6. 6. JU EVES 27Agosto A nq ¿DÓNDE VIVE DIOS? Un aspecto llamativo de la misión de Pedro a los gentiles fue la manera en que encontraba a Dios en lugares inesperados. ¿La casa de Simón, el curtidor? ¿La familia de Cornelio? Con seguridad, no. Para los judíos del Antiguo Testamento, Dios vivía en el arca del pacto. En el viaje a la Tierra Prometida, Dios se comunicaba con Moisés "en medio de los dos querubines" (Éxo. 25:22), en la tapa del arca. Cuando se construyó el Templo, Dios habitó en el Lugar Santísimo, con el arca. En una ocasión, luego de las oraciones del rey Salomón, bajó fuego del cielo, y "tan lleno de su gloria estaba el templo, que los sacerdotes no podían entrar en él" (2 Crón. 7:2). Es por eso que cuando Jacob huyó a Betel escapándose de su hermano Esaú y se encontró con Dios en un sueño, exclamó con sorpresa: "En realidad, el Señor está en este lugar, y yo no me había dado cuenta" (Gén. 28:16). De manera similar, cuando Jonás quiso huir del mandato de Dios de ir a predicar a Nínive, se dirigió a Tarsis para escapar "de la presencia del Señor" (Jon. 1:3)... solo para descubrir que Dios ya estaba allí también. Otras iglesias también tienen sus lugares santos. En Europa, las iglesias cristianas solían ser construidas en lugares donde había ocurrido un mila­ gro o donde una persona santa estaba enterrada. Para los musulmanes, la Meca es su ciudad sagrada, mientras los hindúes tienen cierta cantidad de sitios sagrados sobre el río Ganges. Pero, como la historia de Cornelio clarifica, Dios no vive solamente en un lugar en el mundo. Como creador de todos los animales de aquella sábana en la visión de Pedro y de todas las naciones del mundo. Dios está en todos lados. Para que nuestra misión sea efectiva, necesitamos estar preparados para encontrar a Dios en algunos lugares inesperados. "La conversión de Cornelio señaló una nueva etapa en la expansión del crecimiento de la iglesia. Cornelio, oficial romano, no era totalmente pagano. Era 'piadoso y temeroso de Dios' y daba 'limosnas al pueblo' [...]. De todos modos, según los judíos, era un gentil e Incircunciso; por lo tanto, su admisión en la iglesia marca una nueva etapa en la expansión del cristianismo [...]. Las notables circunstancias sobrenaturales de la conversión de Cornelio tuvieron que ser un factor importante que indujo a los apóstoles a aceptar el hecho de que un gentil no circuncidado podía llegar a ser cristiano".’ Biblia en mano ............................................ ........................... ...................... / ¿Qué sucedió en el Concilio de Jerusalén que ayudó a resolver este importante tema? (Hech. 15:1-35). j ¿Qué lección podemos obtener del Concilio de Jerusalén que puede ayudar a la iglesia de hoy al tratar temas controversiales? ¿Qué hicieron ellos que puede servir como un modelo para nosotros? ' Comentario bíblico adventista del séptimo día, t. 6, p. 245. 66 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA Servimos a un Dios viviente, a quien no podemos esperar comprender totalmente. Su Espíritu nos enseña, instruye e ilumina, capacitándonos así para crecer en nuestro entendimiento de él. Estas nuevas percepciones, llamadas "verdad presente", crecen constantemente al llegar a conocer a Dios en grados más profundos e íntimos. La verdad presente es fascinan­ te; pero si no tenemos una fe inamovible y confianza en Dios, también puede parecer atemorizante. Al revelarnos Dios sus misterios debemos, como Pedro, confiar en él completamente y estar dispuestos a dejar de lado nuestras comprensiones incompletas y recibir nuevas revelaciones. VIERNES 28Agosto CONSIDERA » Haz una lista de nuevas percepciones que Dios dio en la Biblia y a través de nuestra historia como adventistas del séptimo día. ¿De qué manera cada nueva verdad fue revelada y recibida? » Representa la escena de Hechos 10. Luego cambien de roles, para que cada persona pueda experimentar los distintos puntos de vista que se presentan en la escena. Hablen sobre si la posición que representaron tiene algo que ver con si crees o no que los gentiles pueden ser salvos. » Busca nuevas ideas para alcanzar a personas sobre las que puedes tener algún prejuicio o que están fuera de tu zona de comodidad. Antes de poner en práctica alguna de tus ideas, pide a Dios que te dé un espíritu de amor y aceptación hacia otros, a pesar de cómo te puedan recibir. » Compila una lista de versículos bíblicos en los que Dios invita a todas las personas a responder a su mensaje de salvación. Haz un cartel con la lista completa, y encuentra algún lugar donde colgarlo en tu iglesia, como un recordatorio de que Dios no excluye a nadie. » Busca alcanzar a alguien que sea, o parezca ser, diferente de ti, ya sea por su vestir, su estatus social o la manera en que se muestran al mundo. Haz un esfuerzo por ser su amigo sin tratar de cambiarlo, sin importar lo que suceda. » Recoge varios elementos de la naturaleza que sean similares, pero diferentes. Piensa en cómo Dios nos creó a cada uno para que seamos únicos, y cómo nuestra diversidad puede ser útil en su Gran Comisión de llegar a cada persona con el mensaje del evangelio. AMPLÍA Mateo 7:1-5; 1 Tesalonicenses 5:20-22; 2 Timoteo 2:7; 1 Juan 4:1. Creencias de los adventistas del séptimo día, cap. 22 "La conducta cristiana", pp. 312-329. Colaboraron esta semana: Erica Mole, Binfield, Reino Unido; Roy King, Bracknell, Inglaterra; Margaret Arbuckle Paterson, Bracknell, Reino Unido; Rob Waller, Reading, Inglaterra; Jenny VZaller, Reading, Inglaterra; Céleste Perrino-Walker, Rutland, Vermont, EE.UU. Lección para jóvenes / 67

×