Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática
enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos d...
quedando sin dinero; por eso los estamos ayudando: compartiremos el amor de Dios con ellos,
al compartir nuestra cena.
Déb...
SÁBADO
Cada día de esta semana, lean la historia de la lección
y usen lo siguiente a fin de repasar el versículo para me-
...
Lección 1 | Infantes | Nuevos amigos | Escuela Sabática Menores
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 1 | Infantes | Nuevos amigos | Escuela Sabática Menores

262 visualizaciones

Publicado el

Lección 1 | Infantes | Nuevos amigos | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabaticakids.com/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
262
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
56
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 1 | Infantes | Nuevos amigos | Escuela Sabática Menores

  1. 1. Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante toda la semana, a partir de la fecha indicada. iL@eg[j@ra <j Sábado 03 octubre Nuevos amigos *B*E*ENCXA 5 . Hechos 2:42-47; 4:32-35; Los hechos de los apóstoles, pp. 59-64. ¿Te gusta tener invitados a comer el sábado al mediodía? Hace mucho tiempo, algunas personas recién estaban aprendiendo a conocer a Jesús. Veamos cómo el pueblo de Dios compartía con ellos todo lo que tenía. az un buen trabajo ahora, Débora -dijo mamá con una sonrisa-. Tendremos visita nuevamente a cenar esta noche. Débora levantó la vista. -¿Quién vendrá? -preguntó. -Todavía no lo sé -respondió mamá con un brillo en sus ojos. Mamá se sentó en su silla favorita. Tomó a Débora, la sentó sobre su regazo y besó su mejilla rosada. -Te lo explicaré -dijo mamá. -Tú sabes que los apóstoles están predicando las buenas nuevas de Jesús por toda la ciudad; sabes que están predi­ cando con gran poder: cientos y cientos de personas están conociendo aJesús cada día -comenzó mamá. Débora asintió con la cabeza. Sabía que los apóstoles esta­ ban hablando acerca de Jesús a todos. -Bien -continuó mamá-, muchos de los nuevos creyentes vienen de muy lejos. Llegaron ajerusalén para la gran fiesta. Es­ cucharon a los apóstoles y aprendieron acerca de Jesús, y aho­ ra quieren quedarse aquí por un tiempo y aprender más de él. Algunos nuevos creyentes que vienen desde lejos ya se están MENS AJ E Los hijos de Dios comparten lo que tienen. 9
  2. 2. quedando sin dinero; por eso los estamos ayudando: compartiremos el amor de Dios con ellos, al compartir nuestra cena. Débora se bajó de la falda de su mamá. -Es mejor que me apure y termine de barrer -dijo. Mamá preparó una receta para hacer pan. Amasó y golpeó la masa, y la separó en bollos; los puso en el horno. El maravilloso olor del pan horneado pronto llenó la casa. Alguien llamó a la puerta. Entró la amiga de mamá. -Tengo más maíz -ofreció, y colocó un saco pesado sobre la mesa-. Pensé que podrías usarlo -dijo sonriendo, y se fue. -¡Esto es mucho maíz, mamá! -dijo Débora. -Tienes razón -asintió mamá, y levantó el saco pesado y lo tomó en sus manos para sentir cuán pesado era-. Dios nos está dando comida extra. Con esto, haremos mucha sopa. Dios debe de estar trayendo mucha gente a cenar esta noche -dijo. -¿Cómo está mi hermosa familia? La voz retumbante de papá llenó toda la casa. Alzó a Débora en sus brazos y le dio un abrazo gigante. Rodeó con un brazo a mamá, y también la abrazó. -¡Caramba! ¡Esa sopa huele muy bien! -exclamó papá al mirar curiosamente dentro de la gran olla-, ¡Tú haces la mejor sopa de toda Jerusalén! -¡Compartiremos nuestra cena! -exclamó Dé mientras daba vueltas a su alrededor-. Estamos < partiendo el amor de Dios con los nuevos creyer -Lo sé -asintió papá. Se puso en cuclillas, y tomó la carita de Débo entre sus manos. -Me voy a asear, y luego tú, mamá y mos adonde están enseñando los apósl Encontraremos creyentes hambrientos, traeremos y les daremos de comer. -Y, mientras comemos, hablaremos acerca de Jesús -prosiguió Débora-. ¡Esa mi parte favorita! 10
  3. 3. SÁBADO Cada día de esta semana, lean la historia de la lección y usen lo siguiente a fin de repasar el versículo para me- morizar: Tenían...................(Señalar a otros) todas las cosas.. .(Manos extendidas hacia otros) en común.............(Brazos extendidos) Hechos 4:32........ (Palmas juntas, luego abiertas) DOMINGO “Las buenas nuevas”, un rectángulo de periódico y dóblalo por la mitad. Ayuda a tu hijo a pegar una hoja de papel blanco en el interior. Escribe “Jesús te ama”, y ayu­ da a tu hijo a hacer un dibujo para ilustrarlo. Estimúlalo a compartir con alguien el “Libro de las buenas nuevas”. Durante la cena, hagan de cuenta que están compar­ tiendo su casa y su comida con los nuevos creyentes. Incentiva a tu hijo a compartir con alguien la comida que hicieron en la Escuela Sabática (si todavía no lo ha hecho). O ayúdalo a preparar alguna comida sencilla, como galletitas con queso, y que la comparta con al­ guien. Comenten cómo la gente de Jerusalén compartía todo lo que tenía con aquellos que lo necesitaban. LUNES Lean Hechos 2:42 al 47 y 4:32 al 35. Pregunta a tu niño: ¿Cómo piensas que te sentirías estando lejos de casa, y sin tener comida ni un lugar donde hospedarte? ¿Qué podemos compartir con alguien necesitado? Compartan los creyones, mientras colorean un dibujo con tu hijo. MIÉRCOLES Comparte una comida especial con tu hijo. Pregún­ tale: ¿Cómo te sientes cuando las personas no compar­ ten algo contigo? ¿Cómo te sientes cuando sí lo hacen? ¿Por qué Jesús quiere que seamos generosos? JUEVES Invita a alguien nuevo de la iglesia a almorzar el sá­ bado; o que tu hijo invite a un amigo a tu hogar, y que comparta la comida y los juguetes. Antes de orar, entonen una canción que hable acerca de compartir. VIERNES Representa la historia bíblica con tu familia. Incluyan cosas que pueden compartir: alimentos, frazadas, ropas, etc. Nombren y cuenten las personas con las que tu fami­ lia ha compartido cosas buenas esta semana. Oren por esas personas.

×