J
e ha sucedido alguna vez que estabas en la
cama y no tepodías dormir? ¿Qué sonidos
escuchabas? ¿A mamá y a papá que con­...
Mensaje
Jesús es el regalo más
especial de Dios para mí.
Queridos padres: Recuerden que los maes­
tros de Escuela Sabática...
l á j l a X oj í OM J /j G OJ
Si es posible, salgan a dar un paseo, para
ver animales. Observen y miren dónde viven. ¿Qué
...
AJ-1- vJLJJ
^ Trata de poner música a las palabras de tu
versículo para memorizar; crea tu propia melodía
o utiliza una qu...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 11 | Primarios | El mejor regalo de todos | Escuela Sabática Menores

1.150 visualizaciones

Publicado el

Lección 11 | Primarios | El mejor regalo de todos | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabaticakids.com/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.150
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
552
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 11 | Primarios | El mejor regalo de todos | Escuela Sabática Menores

  1. 1. J e ha sucedido alguna vez que estabas en la cama y no tepodías dormir? ¿Qué sonidos escuchabas? ¿A mamá y a papá que con­ versaban en otra habitación? ¿Ruidos del tránsito? ¿Algún ave que cantaba? Se escuchan todo tipo de ruidos durante la noche. ¿Qué sonidos podrías ha­ ber escuchado la noche en queJesús nació, la no­ che en quese cumplieron todas las promesas de Dios? Imagina que estás allí. S i escuchas cuidadosamente, podrás oír el sonido del tránsito que pasa por la calle. O, si lo imaginas, los sonidos de los burros y los caballos, que relinchan y se mueven en s establos; y el cru­ jido de la paja, mientras José y María encuen­ tran un lugar cómodo donde descansar. Has­ ta podrías escu­ char las pala­ bras amables de José al nacer el bebé. ¡Estoy se­ gura de que es­ cucharías el pri­ mer llanto del bebé! Ahora, con­ templa al niñito. Es como cual­ quier bebé: pe­ queño, con un manchoncito de cabello oscuro sobre su cabeza; los ojos es­ tán cerrados. Sus pies y sus brazos se extien­ den en el aire por primera vez. Mira un poquito más de cerca. ¡Ese bebé es Jesús, el Señor! Mira a tu alrededor. Éste no es el lugar don­ de debiera nacer Jesús. Está lleno de burros y caballos que pertenecen a la gente que está hospedada en la posada cercana. Está sucio y maloliente. Si miras hacia arriba, podrás ver ni­ dos de pájaros sobre los travesaños de madera que sostienen el techo; hasta podrías divisar una estrella curiosa que espía a través de una rendija del techo. Observa de cerca ahora. Jesús está envuelto
  2. 2. Mensaje Jesús es el regalo más especial de Dios para mí. Queridos padres: Recuerden que los maes­ tros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en lafecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante la semana que comienza a partir deesesábado. en una larga tira de tela. María lo hamaca sua­ vemente en sus brazos; al rato, lo lleva al pe­ sebre lleno de paja, donde se queda dormido. ¡No parece ser el Hijo de Dios! ¡Esto es im­ posible! ¡Seguramente nadie tendría que cuidar al Hijo de Dios! Antes de que Jesús naciera en un establo en Belén, él era sólo una promesa para la huma­ nidad. Tan pronto como Eva pecó, Dios le pro­ metió que algún día nacería un niño especial. Ese bebé destruiría a Satanás y todas sus ten­ taciones. Ésa no fue la única promesa que se cumplió aquella noche: Dios había dicho a David que uno de sus descendientes sería el Mesías (Mesías significa "prometido'). José y María eran ambos descendien­ tes de David. El siervo de Dios, Miqueas, había escrito que el Mesías nacería en Belén; y así fue. ¡En un día se cum­ plieron todas esas promesas! Jesús ha­ bía vivido en el cielo. Había creado a Adán y a Eva. Los ángeles lo adoraban con gozo. Era el go­ bernante del univer­ so. Pero, en un día, se transformó en un bebé. Necesitó una mamá y un pa­ pá para que lo cuidaran; y durmió en un lugar donde normalmente comían y descansaban los animales. ¿Por qué? Porque Jesús nos amaba dema­ siado como para estar separado de nosotros. Él deseaba vivir con nosotros, para poder mos­ trarnos cómo vivir con él. Tenía que cum­ plir sus promesas; promesas que fueron hechas para todos. Así como cumplió su promesa de venir a nacer como un be­ bé para salvar­ nos, también cumplirá la promesa de venir otra vez; y lo hará pron­ to, imuy pronto!
  3. 3. l á j l a X oj í OM J /j G OJ Si es posible, salgan a dar un paseo, para ver animales. Observen y miren dónde viven. ¿Qué es lo que comen? ¿Cómo huele donde están los animales? Comparte tu lección con tu familia. ¿Qué habrán visto los animales en el establo, cuando nació Jesús? Entonen una canción acerca de los anima­ les. Después, agradezcan a Dios por los anima­ les y por las personas que los cuidan. W Pide a tu mamá un pedazo viejo de tela. Escribe el versículo de memoria sobre él, para recordar las telas en las que Jesús fue envuelto. Enseña el versículo para memorizar a tu familia. Observa figuras de ropa de bebés. ¿En qué se diferencian de las fajas que se utilizaban en la antigüedad? Durante la hora del culto, mira algunas de tus fotos de cuando eras un bebé. Pregunta a tu familia por qué era tan importante el bebé Jesús. | Agradezcan a Dios por el don de su Hijo para todos nosotros. # Durante el culto de hoy, lean y comenten el texto de Lucas 2:1 al 7. Ubiquen, en un mapa de la Biblia, las ciudades de Nazaret y Belén. Midan la distancia entre las dos ciudades. Utilicen un mapa de tu país para en­ contrar otra ciudad que se encuentre a esa misma distancia de la tuya. ¿Cómo puedes llegar hasta allí? ¿Cuánto tiempo te llevaría si lo hicie­ ras caminando? Agradece a Dios por la facilidad de los transportes actuales para ir de un lugar a otro. ATXJJ 0 Lean Lucas 2:1 al 3 durante el culto. ¿Por qué María José tuvieron que ir a Belén? MXt RJ. O Dibuja un mapa de tu país. Marca en él los dife­ rentes lugares en los que viven tus tíos, tus tías y tus abuelos. ¿Cómo viajas cuando vas a verlos? Dios nos dio el regalo de su Hijo. Nosotros tam­ bién podemos dar regalos a otros. ¿Qué podemos re­ galar a otros, que no nos cueste nada de dinero? ¿Puedes realizar un acto bondadoso para alguien? Planifica hacerlo hoy. Pide a Dios que bendiga tu re­ galo. ^ ¿Cuántos sonidos diferentes podrías haber escuchado en el establo? Trata de imitarlos. Permite que tu familia adi­ vine de qué se trata. Utilicen sillas y almohadones, para armar un establo. Imagina que tú eres uno de los animales. ¿Irías a olfatear el pesebre? ¿Buscarías alimento en el pesebre? Canten juntos “ El niño Jesús” (A J I4 2 ). Oren por los bebés recién nacidos y los niños pequeños que conozcas.
  4. 4. AJ-1- vJLJJ ^ Trata de poner música a las palabras de tu versículo para memorizar; crea tu propia melodía o utiliza una que ya conozcas. Enséñaselo a tu familia. Durante el culto, encuentren y lean I Corin­ tios 2:% al 10. ¿Cuáles son los doce regalos que se mencionan allí? ¿Qué debemos hacer con ellos? Pregunta a tu familia qué dones, que recibieron de Dios, han usado durante esta semana. Oren para que cada miembro de la familia acepte y use los dones que Dios les regala. % Armen un establo con sillas y almohadones. Lue­ go, lean Lucas 2:1 al 7 con tu familia. Pregúntales qué significa el regalo que Dios hizo en Jesús para ellos. ¿Qué significa para ti? Canten y repitan tu versículo para memorizar juntos. Entonces, canten sus canciones navideñas favoritas. Agradezcan a Dios por enviar a su Hijo, Je­ sús, para ser nuestro Salvador. Oren para que él ayude a toda la familia a estar lista cuando venga por segunda vez. El mejor regalo de todos Acertijo Cine los puntos, para descubrir el regalo especial de Dios. 53

×