m ----------
''* m É
3 1
A
■ )v
Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática
enseriarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos ...
-Ponte las sandalias, ponte tu capa, y sígueme -prosiguió.
Pedro hizo como se le dijo. ¡Creía que estaba soñando!
Pedro y ...
SÁBADO
Cada día de esta semana lean la historia de la lección
y repasen el versículo para memorizar:
La iglesia___ (Puntas...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 4 | Infantes | Dentro y fuera de la cárcel | Escuela Sabática Menores

805 visualizaciones

Publicado el

Lección 4 | Infantes | Dentro y fuera de la cárcel | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabaticakids.com/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
805
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
398
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 4 | Infantes | Dentro y fuera de la cárcel | Escuela Sabática Menores

  1. 1. m ---------- ''* m É 3 1 A ■ )v
  2. 2. Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseriarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante toda la semana, a partir de la fecha indicada. D©K> ¡3 Sábado 24 octubre Dentro y fuera de la cárcel ^ E R E N C I A s. Hechos 12:1-19; Los hechos de los apóstoles, pp. 118-127. ¿Has conocido a alguien que estuvo en problemas? ¿Cómo pudiste ayudarlo? Los amigos de Pedro oraron mucho, mucho por él, y ocurrió algo realmente asombroso. I malvado rey Herodes se frotó las manos e I planes. ¡Se desharía del pueblo que creía en Le tocaba encargarse de ese predicador, Pee -¡Guardias! -gritó el rey Herodes-. ¡Guardias! Pedro caminó en silencio, escoltado por los soldados q fueron a arrestarlo. Cuando llegaron a la prisión, Pedro fue encadenado a dos soldados: uno de cada lado. Las cadenas apretaban los brazos de Pedro; pero él quejaba. Se sentó sobre el frío piso de piedra, y se contra la pared. Cerró los ojos y se puso a dormir. Las noticias del arresto de Pedro se divulgaron rápi­ damente por toda la ciudad. Muchos creyentes se apre suraron a ir a la casa de la madre de Juan Marcos. Iban allí con frecuencia para orar, porque parecía ser el lugar apropiado para orar por Pedro. Los creyentes oraron con mucho fervor. Oraron hasta bien entrada la noche. En la prisión, de repente una luz brillante iluminó la celda de Pedro. Un ángel tocó a Pedro en el hombro. -¡Rápido! ¡Levántate! -indicó el ángel. Y las cadenas cayeron de las muñecas de Pedro. VERSÍCU LO PARA MEMORIZAR ' “La iglesia hacia sin cesar oración a Dios por él" (Hechos 12:5). 21 MENSAJE En la familia de Dios, oramos unos por otros.
  3. 3. -Ponte las sandalias, ponte tu capa, y sígueme -prosiguió. Pedro hizo como se le dijo. ¡Creía que estaba soñando! Pedro y el ángel pasaron por entre dos grupos de soldados, y llegaron a la puerta de hierro que daba a la calle. ¡La puerta se abrió sola, y Pedro y el ángel salieron juntos de la prisión! Luego, el ángel lo dejó. Pedro cerró los ojos y los volvió a abrir. ¡Realmente estaba en la calle! -¡Es verdad! -susurró para sí-. ¡El Señor envió a un ángel para ayudarme! Pedro se apresuró a ir a la casa de Juan Marcos, y llamó a la puerta. Rodé, una sierva, fue a abrir. Ella escuchó su voz, pero, en lugar de abrir la puerta, volvió corriendo adentro. -¡Pedro está afuera! -gritó. Los amigos de Pedro miraron a Rodé con incredulidad. -¡Esto es una locura! -dijeron-. No es posible. -¡Es verdad! ¡Es verdad! -insistió Rodé. Pedro comenzó a golpear mente. Cuando finalmente abrie­ ron la puerta, alguien tomó a Pedro del brazo y rápidamente lo hizo en­ trar en la casa. Los creyentes reían y llo­ raban de alegría. Y, entonces, los creyen­ tes volvieron a orar. ¡Alabaron al Señor por haber escuchado y res­ pondido sus oraciones! 22
  4. 4. SÁBADO Cada día de esta semana lean la historia de la lección y repasen el versículo para memorizar: La iglesia___ (Puntas de los dedos juntas, como haciendo el techo de una iglesia) hacía sin cesar oración............(junte las manos en señal de oración) a Dios.............(Señale hacia arriba) por él............. (Señalar a otros) Hechos 12:5. .(juntar las manos y luego abrirlas como si fueran un libro) DOMINGO Incentiva a tu hijo a compartir con alguien las manos en oración que hicieron en la Escuela Sabática y a orar por esa persona cada día; o marca las manos de tu hijo con los dedos juntos, recórtalas (no recortes los pulgares separados) y escribe en ellas: “ESTOY ORANDO POR TI”. LUNES Lean y analicen juntos Hechos 12:1 al 19. Pregunta a tu pequeño: ¿Por qué piensas que Dios envió a un ángel para liberar a Pedro? Ayúdalo a comen­ zar una cadena de oración. Corta tiras de papel de cuatro centímetros. Escribe nombres de per­ sonas o situaciones por las cuales orar. Cada día de la semana, agreguen un papel enlazado a la cadena. MARTES Pregunta a tu hijo: ¿Por quién (o por qué cosa) estás orando hoy? ¿Cuántas veces has orado por él (o por ello) hoy? Ayúdalo a contarlas con los dedos. Ayúdalo a trazar el contorno de sus manos en un pe­ dazo de papel; colóquenlo en un lugar que él lo pueda ver con frecuencia, para recordarle que tiene manos que oran. MIÉRCOLES Ata la pierna de tu hijo a tu pierna, y luego traten de ponerse de pie juntos. Comenten cómo Pedro estuvo encadenado en prisión y no podía caminar. Pregúntale: ¿Qué ocurrió cuando llegó el ángel? Luego, desata las piernas. Haz que tu hijo haga de cuenta que es Pedro, que gol­ pea a la puerta cuando los amigos están orando por él. Menciona su nombre, pero no abras la puerta inmediata­ mente. Cuando abras la puerta, pregúntale: ¿Qué crees que pensó Pedro cuando la sierva no lo dejó entrar en un primer momento? JUEVES Cuenten los eslabones de la cadena de oración que comenzaron el día lunes. Oren por los nombres de la cadena nuevamente; busquen las respuestas a las oracio­ nes. Comparte con tu hijo tu experiencia cuando oraste fervorosamente en favor de alguien. VIERNES Ayuda a tu hijo a teatralizar la histc de la lección durante el culto familiar. Usa una silla o un espacio delimitado con cuerdas, para representar la cárcel. Haz que tu hijo se disfrace; enciende una linterna cuando apa­ rezca el “ángel”. Entonen una canción que hable acerca de la oración; luego, agradezcan a Dios por escu­ char sus oraciones.

×